Está en la página 1de 1

El pie de rey es una herramienta de medición que está formada

por una parte central por donde se coge y un cabezal. El cabezal


consta de 2 piezas: las mordazas y las orejetas. Las mordazas están
en parte inferior del cabezal, son dos salientes paralelos uno fijo y
otro móvil, ambos con forma triangular y punta roma; sirven para
medidas externas. Las orejetas están en la parte superior del cabezal,
frente a las mordazas; igual que éstas son dos, en paralelo, una fija y
otra móvil y forma triangular, pero puntiagudas; sirven para tomar
medidas internas.
El cuerpo central está formado por cuatro piezas: el nonio, el
botón de freno, la escala y la aguja. El nonio es una pieza móvil, está
situado en la parte superior e inferior del cuerpo central, tiene una
regla abajo y otra arriba; la de arriba mide en pulgadas i la de abajo
en sistema métrico decimal. La escala es fija y se sitúa en el cuerpo
central; ofrece dos tipos de mediciones: la superior en pulgadas y la
inferior en sistema decimal.
Finalmente, el botón de deslizamiento es pequeño y rodando sirve
para frenar la regleta y con esto poder medir. Finalmente, la aguja
está en el extremo opuesto al cabezal; es un saliente del cuerpo
central, pieza pequeña de forma alargada y estrecha y sirve para
medir profundidades.

Jeisson Londoño