BAMBOO

Mirando a Oriente DIRECTORA EDITORIAL Orquídea Fong Varela DIRECTORA DE ARTE Maribell Carreño Arango DIRECTOR DE COMERCIALIZACIÓN Rodrigo Sánchez COLABORADORES Jorge Fong Gloria Varela Pablo Chávez Cristina A. Engfui Manuel Conde Ileana García Franco Rodrigo Sánchez Alvarock ****** ASESOR Teodoro Husemann ******* Stock fotográfico Sxc.hu, yunphoto,net, freeimages.co.uk, freepixels.com chinapictures.org, cepolina.com BAMBOO Foto ********* Ventas y publicidad revista_bamboo@live.com Tel: (01) 44 37 30 63 Cel: 55 16 91 79 39 (México D.F.) Correspondencia revista_bamboo_editorial@live.com *********** BAMBOO es una publicación de Red Bright S.C. Derechos reservados. ******* Está permitida la redistribución de nuestros contenidos previo convenio con la empresa.

Editorial

Somos como el bambú. 4 Las comunidades chinas del mundo reciben el año nuevo. 5 Bambú: planta de máximo valor. 6 Obama recibe al Dalai Lama y China enfurece. 7 Tercer año del desfile oficial de Año Nuevo Chino en el DF. 10 Crónica de Año Nuevo desde el Barrio de Dolores. 12 China hace crecer su economía en el 2009 y va por más. 16 Dejar atrás la economía basada en baratijas, propone el primer ministro chino. 20

aQUÍ Y EN CHiNa

oro Y JadE

2

BUENaS PalaBraS

José Luis González, de la Federación de Wushu de la República Mexicana, en entrevista con Bamboo. 22

GraN MUralla/Dossier Año Nuevo, primavera. 24

De

Año Nuevo LuNAr

Los usos chinos durante la celebración de Año Nuevo. 26 Mongolia, Corea, Tailandia y Japón. 31 La marcial Danza del León. 34 Suplicando por lluvia: bailando el Dragón. 38 Wushu tradicional vs. Wushu Contemporáneo. 42

El tiGrE Y El draGÓN

dESdE Mi KWoN

El Wushu, la más alta expresión. 44

¿oN toY?

Hablando sobre costumbres chinas. 46

El CiElo Y la tiErra

Hu Ming y su sensual expresión pictórica. 48

CiNCo ElEMENtoS Tan suave y tan poderoso: el Chi Kung. 50
Las nueve áreas de la casa, según el Feng Shui. 51 Una visión astrológica del año 2010. 53 La relación México-China, según predicción del I Ching. 56

GallEta dE la FortUNa

EStÁ EN CHiNo

La caligrafía Gran Sello. 59 Murder Up my Sleeve: La cerbatana china. 60 Fragmentos de la famosa novela policíaca del maestro Erle S. Gardner

rollo dE SEda

3

aCCiÓN

La casa de las dagas voladoras. 66 Rollos de Primavera: Un favorito de Año Nuevo y siempre. 68 Una almohada antigua. Hermosa, pero algo incómoda. 70

CHoPStiCKS la PaGoda

Como

el

BamBú

4

Alto, flexible, fuerte, lento para echar raíces, pero una vez arraigado, de largo aliento. Así es el bambú, símbolo de sabiduría, paciencia y perseverancia en China y todo Oriente. Y pareciera que así, como la del bambú, ha sido la evolución de esta publicación, que ha tomado este hermoso nombre. Muy largo ha sido el camino para llegar hasta aquí. Hemos trabajado mucho tiempo, paciente y calladamente, equivocándonos con frecuencia, perdiendo a veces el rumo, pero, finalmente, aquí estamos. Hoy presentamos BAMBOO ante el lector, una revista que posa la mirada en Oriente y sobre todo, en el dragón gigante que es el indiscutible líder: China. Una revista que mira desde aquí, México, en donde miles de chinos inmigraron, contribuyeron a la vida nacional, sufrieron, amaron y formaron familias. En México, que siempre ha sentido por China una fascinación especial, que tiene entre sus tradiciones una China Poblana, que se ha aficionado al Feng Shui, destaca en Wushu y se cura con acupuntura. BAMBOO es una publicación hecha desde el profundo interés que Oriente genera en México. Consciente de que China es ya la segunda economía mundial, que genera asombro, odio, amor apasionado…violentos detractores y encendidos defensores pero que nunca, nunca, deja a nadie indiferente. Antes de estar ante ustedes, pasamos por muchas etapas. Mucha gente demostró por esta empresa un gran interés y cariño. Desde aquí, agradecemos a los que estuvieron y a los que están, convencidos de que llegarán muchos más amigos a sumarse a esta labor. Es objetivo de BAMBOO presentar una visión completa del acontecer pasado y presente de China, un país que está llamado a provocar enormes turbulencias en el mundo, para bien y para mal. Oriente y China. Un continente y un país que no debemos dejar de observar, puesto que lo ocurrido allá nos afecta, del mismo modo que durante muchos años nos ha tocado lo que sucede en los Estados Unidos. Vemos cómo cambia el equilibrio de poder en el mundo y nos preguntamos adónde nos llevará. BAMBOO es una modesta y esforzada ventana para asomarnos al curso de los hechos. Empezamos nuestra ruta. Orquídea Fong/Directora Editorial Maribell Carreño/Directora de Arte

fotogrAfíA :

stock

exchANge / www . sAxc . hu . com

F
El Año Nuevo Chino es una fiesta mundial. No se limita, si es que puede hablarse de limitaciones, al extenso territorio chino y a los mil 300 millones de habitantes de esa nación. No. Cada ciudad importante del mundo celebra y divulga este acontecimiento. En México, la Comunidad China de México, la Asociación Cultural China y diversas escuelas de artes marciales celebran el año nuevo. Lo mismo sucede en Monterrey, Tapachula, Guadalajara y no se diga Mexicali, en donde la comunidad china es muy numerosa, fuerte e influyente. Desfiles de dragón y león, cohetes, farolillos, pancartas… la parafernalia es similar en todas partes. La podemos ver en Londres, Copenhague, San Francisco, Nueva York, Lima, Caracas, Madrid, y en todas aquellas naciones donde alguna vez los chinos hayan llegado para quedarse. Las olas migratorias chinas tuvieron distintos destinos según las épocas. Naturalmente, el destino preferido siempre fue Estados Unidos, pero muchos se quedaron en el camino

a en todo e st l ie

aqui y en china

m
un
do
5

fotogrAfíA :

chiNA Pictures/

www . chiNAPictures . org

y se establecieron en México. Otros muchos fueron empleados como jornaleros en naciones de Centro y Sudamérica y jamás regresaron a China. La diáspora china ha tenido como resultado una globalización de muchos elementos culturales chinos, entre

ellos y destacadamente, la celebración del Año Nuevo. En México, las primeras celebraciones públicas datan de fines de los 50. El dragón y el león, como elementos individualizados, también hacen su aparición en desfiles y en carnavales, como el

de Mazatlán. Ahora, rara es la persona que no sabe o es informada, por los medios de comunicación, de la llegada del Año Nuevo Chino. Y los chinos y sus descendientes se esfuerzan por conservar esta tradición como signo de identidad.

aqui y en china

Sembrados al frente de la casa aseguran larga vida a sus moradores, o al menos eso asegura la tradición respecto al bambú, una planta emblemática de China y altamente valorada en todo Oriente por sus asociaciones simbólicas. El bambú, que tarda largo tiempo en desarrollarse, es apreciado por su altura, flexibilidad y resistencia. Desde tiempos ancestrales, los chinos han extraído conclusiones filosóficas y morales de la observación de esta planta, que está catalogada como una variedad de hierba, por sorprendente que esto parezca. La pintura china es pródiga en bambúes y son innumerables los objetos, tradicionales y modernos, elaborados con la madera de este árbol. Sin embargo, hay más razones para valorar al máximo al bambú. De acuerdo con datos proporcionados por la Sociedad Mexicana del Bambú (1), más del mil millones de personas en el mundo viven en casas construidas con madera de bambú. Es muy conocida su denominación como la “madera del pobre”, un mal apodo, por cierto, ya que esta madera es sumamente versátil y su uso ayuda a la conservación de bosques de otras especies.
1.- Gilberto R. Cortés Rodríguez y Rosa Inés Aguilar Amar, BIO Bambú,

6

revista

electrónica,

número

4,

artículo 14. ”El bambú en números”, 2005. http://www.bambumex.org 2.- Rosa Inés Aguilar. BIO Bambú, revista electrónica, número 2,

Los defensores y simpatizantes del bambú (hay asociaciones de estudiosos, comerciantes y sembradores en todo el mundo), argumentan que esta planta puede “salvar al planeta” ya que su aportación de oxígeno a la atmósfera es 35% más elevada que cualquier otra clase de árbol. Además, el bambú está a la cabeza en cuanto a sus partes aprovechables ya que todo tiene uso: tronco, brotes y hojas. Y a pesar de que China se considera como la patria del bambú, lo cierto es que México tiene especies propias. Según la investigadora Rosa Inés Aguilar (2), en México tenemos 14 especies endémicas de bambú, las cuales forman parte de un grupo de 36 especies que crecen en el país. OFV

artículo 8. “Especies endémicas de México”. http://www.bambumex.org

aqui y en china

fotogrAfíA: LA cAsA BLANcA.

7

De “seria injerencia en los asuntos chinos”, calificó el gobierno chino la reunión que el presidente norteamericano Barack Obama tuvo con el líder espiritual tibetano Tenzin Gyatso, el Dalai Lama, el pasado 18 de febrero. El gobierno chino dijo sentirse profundamente herido por el encuentro y advirtió que las relaciones bilaterales se verían fuertemente afectadas. Por su parte, el gobierno norteamericano aseguró que está convencido de que la relación entre su país y China es lo bastante madura como para soportar desacuerdos. Pese a los insistentes llamados que el gobierno asiático hizo en los días previos, Obama llevó adelante el encuentro, si bien lo hizo con la mayor discreción posible. Y a su vez, el líder espiritual tibetano dio muestras de su desapego por las fricciones de alto nivel político. Dijo comprender perfectamente que ambas naciones deben

“La reunión tuvo el perfil más bajo posible”

aqui y en china

8

cuidar sus relaciones, que no se sentía afectado por el bajo perfil que se le dio al encuentro y que para él era bastante con haber podido conversar de frente con el presidente norteamericano. El Dalai Lama declaró que el presidente Obama debe cuidar la relación con China, debido a la importancia económica de la nación asiática, pero sin que esto implique dejar de lado sus convicciones democráticas. “Hay que desarrollar relaciones cordiales y estrechas, principalmente en el ámbito económico, al mismo tiempo que salvaguardar los principios, esos valores universales de democracia y estado de derecho”, dijo, en conferencia de prensa ofrecida un par de días después del encuentro. Según informó la Casa Blanca en breve comunicado de prensa, durante la reunión, ambos personajes abordaron el tema de la defensa de la identidad étnica del Tíbet y de los derechos humanos. Obama habría expresado su “firme respaldo” al Tíbet. El Dalai Lama dijo luego estar muy contento por el apoyo que el mandatario expresó hacia una “causa justa y vinculada con la paz”. El presidente Obama, dijo, expresó su apoyo para la “conservación de la singular identidad religiosa, cultural y lingüística de Tíbet y la protección de los derechos humanos de los tibetanos”. De acuerdo con la visión china, la causa que defiende el Dalai Lama—en el exilio desde hace 60 años—provoca inestabilidad y sentimientos separatistas entre los tibetanos. El líder asegura que su movimiento aspira a la autonomía étnica, no al separatismo político.

El gobierno chino es inamovible en lo que respecta a su postura sobre la cuestión tibetana. Por ello, el gesto de Obama fue tomada como una grave ofensa, y como tal, se hicieron las protestas diplomáticas del caso. Al día siguiente, el 19 de febrero, el viceministro de Asuntos Exteriores, Xui Tiankai hizo llegar al embajador norteamericano en Beijing una “solemne protesta oficial” por el encuentro. Al tiempo, en comunicado de prensa, la dependencia señalaba que la reunión entre Obama y Gyatso es “una seria injerencia en los asuntos internos chinos, hiere seriamente los sentimientos del pueblo chino y perjudica gravemente las relaciones chino-estadounidenses”. China hizo saber a Estados Unidos que espera esfuerzos notables para enmendar este error. El enojo chino podría complicar los planes norteamericanos en varios frentes internacionales. Estados Unidos desea el apoyo chino para imponer mayores controles al programa de desarrollo nuclear de Irán y también para solucionar el conflicto norcoreano, entre otros temas relevantes de su agenda. OFV

aqui y en china

Año Nuevo ChiNo
La celebración del Año Nuevo Chino es una de las festividades “más importantes” para el gobierno de la ciudad, afirmó la secretaria de Cultura del Gobierno del Distrito Federal, Elena Cepeda de León. Esta celebración tiene como fin básico estrechar los lazos de amistad y colaboración con el gobierno y la comunidad china. Cepeda aseguró que esta celebración es ya una “tradición” dentro de la capital. Desde 2008, el gobierno capitalino determinó incluir en sus actividades culturales la celebración de la más importante festividad china, gesto que envía fuertes y claras señales de acercamiento al gobierno de la segunda economía del mundo. Esta festividad se ha celebrado por décadas en diversos puntos de la ciudad, como Coyoacán o la calle de Dolores. Los gobiernos delegacionales ocasionalmente brindaban ciertos apoyos, como el uso de parques o el préstamo de escenarios, pero es hasta la presente administración que se le da al festejo carácter oficial. En conferencia de prensa celebrada a principios de febrero, la responsable de Cultura capitalina dijo que, al apoyar esta celebración, el gobierno toma muy en consideración el hecho de que China se ha convertido en el segundo socio comercial de México, aunque, matizó, “lo más relevante para esta ciudad y para quienes habitamos en ella es el fortalecimiento de los intercambios culturales” con dicho país. “Entre los retos del Siglo XXI se encuentra el desarrollo económico y el entendimiento entre los pueblos, los cuales se generan mediante el respeto y el conocimiento de sus tradiciones y culturas. Este entendimiento ha quedado reflejado en el convenio de hermanamiento entre la ciudad de Beijing y esta ciudad, firmado el pasado 10 de octubre del 2009”. Sin embargo, el secretario de Turismo,

10

Alejandro Rojas, dejó en claro que el GDF tiene muy presente la importancia económica de China para la capital y para el país. Refirió que se han habilitado unidades de Turibús con servicio en idioma chino, que se está trabajando fuertemente con la industria hotelera para capacitarles en servicio especializado en los gustos

aqui y en china

del turista chino y se negocia que la Ciudad de México sea el destino principal de China Airlines para América Latina. Rojas Durán informó que el promedio de visitantes chinos que recibe la capital es de 18 mil al año y que esperan poder incrementar ese flujo de turistas hasta llegar a los 250 mil, en un plazo de cinco años. En este contexto, se comprende bien la importancia que la administración de

donados por el gobierno asiático a la Ciudad de México; regalo por demás valioso, si se toma en cuenta el profundo simbolismo que tiene el león para la cultura china. Durante la inauguración de este arco, Ebrard señaló que al colocarlo en las calles de la Ciudad, México rinde “homenaje a la migración china” a nuestro país. De esta forma, y por tercer año consecutivo, el pasado 13 de febrero tuvo lugar el desfile del Año Nuevo Chino 2010, con la participación de chinos residentes en la capital y mexicanos de origen chino. Se presentaron carros alegóricos, rutinas de arte marcial y las obligadas danzas del Dragón y del León, además de una muestra de artesanía y gastronomía. Como dato a considerar se encuentra el que el evento estuvo coordinado por el Instituto de Idioma y Cultura China, dirigido por la profesora china Jessie Hung Lee. Este instituto tiene sede en Taiwán, país que se encuentra en disputa con la República Popular China, por considerar ésta que la isla forma parte de su territorio y no debe tener un gobierno independiente. Al parecer, la participación de chinos de Taiwán en el desfile capitalino no molesta al gobierno de la República Popular, pues no se ha pronunciado al respecto. Y al celebrar el desfile, la institución tampoco ha hecho hincapié en su origen taiwanés, sino que se ostentan como chinos, simplemente. OFV

11

Marcelo Ebrard da a la llegada del Año Nuevo Chino una importancia que no dio ningún gobierno local antes de ahora. La relevancia de las relaciones bilaterales fue manifiesta desde el primer desfile, en 2008. En este año, Ebrard y el embajador chino Ying Heng Ming inauguraron un arco celebratorio con dos leones chinos

FOTOGRAFÍAS: GOBIERNO DEL DISTRITO FEDERAL

aqui y en china

12

Excelente, realmente un gran Año Nuevo Chino. Como cada año, en nuestro dinámico Distrito Federal se realizó esta hermosa fiesta. En esta ocasión tuvimos como protagonista al Tigre, el feroz animal que corresponde en el horóscopo. Mucha gente se reunió tanto en la calle de Dolores que es el barrio Chino de México, como en Reforma para festejarlo con desfiles y un grato espectáculo. Por la mañana el barrio de Dolores lucía bellísimo. A pesar de que regularmente la extensión del barrio es una calle, para la gran celebración se extendió a dos. Llegué temprano. Conforme caminaba observé la presencia de los pequeños puestos que permitieron colocar para ese día. El querido barrio se encontraba lleno de colores y repleto de faroles colgados en la calle. Me encontré con artículos típicos chinos y recuerdos de todo tipo: llaveros con la figura del tigre, amuletos, monedas, ropa con motivos chinos, galletas de la suerte, artículos de magia y hechicería. En el ambiente había mucho ruido que se mezclaba con música china, perfecta para la ocasión. A pesar de la hora temprana, ya había tanta gente que era complicado avanzar. Las personas estaban atentas a

aqui y en china

Texto y fotos: Sau-Yen R. Loo

13

El tigre llegó a dolores

aqui y en china

las tarimas donde los danzantes actuaron. Muchas otras personas estaban amontonadas esperando su turno para tener acceso a los restaurantes. Cuando pude avanzar para acercarme, pude percibir el delicioso aroma de los platillos: Chow mein, rollos de primavera, costillas agridulces y los imperdonables panes al vapor de frijol y carne. No me negué en absoluto a probar y claro que fue encantador. En la primera tarima una de las comunidades chinas comenzó a hacer una demostración de la danza del león, el león sureño que suele practicarse en Oriente para competir. Pronto, la Comunidad China de México, mi grupo, salió a escena. Yo, sobre la tarima junto con mis compañeros, percibí la cantidad enorme de gente viendo el espectáculo, aplaudiendo y gritando como en otros años no se había visto. Sentí la cálida emoción de ser parte de todo esto, el orgullo de ser china-mexicana. La comunidad mostró tener un toque especial al hacer el espectáculo de la danza del león y del dragón. Las vibraciones del gong y el tambor se disparaban hacia todas las personas quienes gritaban con entusiasmo. La condición de los danzantes era evidente, estas danzas requieren claramente un gran esfuerzo, práctica y organización. Por la noche, el espectáculo se repitió con mayor esplendor: se hicieron presentes los fuegos artificiales, momento inolvidable. Naturalmente, se tomaron las medidas necesarias para que existiera seguridad para los asistentes. A esa hora las luces de flash de cámara parecían no cesar. Los muchachos comenzaron a bajar con la danza del león las lechugas que se encontraban colgadas en los restaurantes, símbolo de prosperidad y apertura del nuevo camino. Los danzantes demostraron la gran cualidad de seguir bailando a pesar de que el humo y las chispas de los fuegos artificiales llegaban a ellos. Los dueños de los negocios estaban completamente felices, arrojando regalos al viento a quienes pudieran alcanzarlos. La gente enloquecía en las ventanas de las casas y edificios que dan hacia esta calle. ¡Qué buen año! La riqueza cultural milenaria de China estuvo presente en esta celebración. Con una sonrisa saqué la última galleta de la fortuna y salí de ahí sorprendida de lo que habían visto mis ojos.

14

aqui y en china

15

oro y jade

16

El Año del Tigre y la economía china
Pablo Chávez
El año del Buey terminó en febrero 13. De acuerdo con el calendario chino, ese año no fue bueno, y prueba de ello fue la crisis económicofinanciera que vivió el mundo, a la que China no fue ajena, aún y cuando tuvo un crecimiento del 8.7 por ciento. Por más que para México sería una cifra envidiable, el gobierno chino no está satisfecho, ya que fue el peor índice de los últimos 17 años. La buena noticia, para muchos, es que en febrero 14 de 2010 llegó el año del Tigre. Al ser el elemento regente del año el Metal, muchos astrólogos ven grandes cantidades de oro en perspectiva. Se ha augurado que será un año de gran prosperidad económica. Los expertos en economía se muestran más optimistas que el año anterior.

oro y jade

De acuerdo con los astrólogos orientales “es un año estable para los tigres, siempre y cuando no creen expectativas demasiado altas”. Y esto parece tenerlo muy presente el gobierno chino, quien para este 2010 estima un crecimiento del orden del 10 por ciento, que comparado con el estimado para México del cuatro por ciento, pareciera ser un buen resultado, sin embargo, las autoridades chinas no lo ven así. “China podría enfrentar serios problemas, ya que lo que para muchos países representaría una

tasa extraordinaria de crecimiento, para la economía china resultaría insuficiente para absorber a la nueva población que se inserta en las urbes, aumentando la inestabilidad social”, lo que significa que el gigante asiático necesita crecimientos superiores a los estimados. Sin embargo, Pekín ha pasado de temer los efectos de una crisis severa sobre la estabilidad social a preocuparse por un posible “sobrecalentamiento,

que derive en inflación o burbuja inmobiliaria”. Hace unas semanas, el Fondo Monetario Internacional (FMI), elevó sus perspectivas de crecimiento económico para los países desarrollados como las economías emergentes –China y México entre ellas-. Este organismo internacional dijo que para el próximo año continuará la aceleración de estas economías.

“Los marcos económicos más sólidos y las rápidas medidas de política han ayudado a muchas de estas economías a amortiguar el impacto del shock externo sin precedentes y a volver a captar flujos de capital”, señaló. Este organismo internacional puntualizó que las economías desarrolladas

17

fotogrAfíAs: stock exchANge/www.sxc.hu.com

oro y jade

18

avanzarán a menor ritmo que el de los países emergentes; ejemplificó que mientras en Estados Unidos –el principal socio comercial de México- este 2010 su crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) será del uno por ciento; mientras que para China su crecimiento estará ubicado en el 10 por ciento y México en cuatro por ciento, luego de la caída del 6.5 por ciento en el 2009. De esta forma, se espera que este 2010, China tenga un PIB del 10 por ciento, cifra que quedaría por debajo del mayor crecimiento registrado en el 2007, cuando se dio el boom en su economía con un crecimiento del 13 por ciento. Sin embargo, en pleno año del Buey, 2009 para el mundo occidental, China vio en la crisis una gran oportunidad para incrementar su relevancia en la economía mundial. Y prueba de ello fue que a lo largo del año pasado esta nación intensificó sus inversiones en otros países, particularmente en sectores estratégicos como recursos naturales y energías.

Además, con estas cifras, China se acerca a desbancar a Japón como la segunda economía mundial. De acuerdo con el Buró Nacional de Estadísticas (BNE), en el 2009, esta nación alcanzó los 4,91 billones de de dólares y hasta que la nación nipona no dé a conocer sus cifras exactas del año pasado, no se podrán hacer las respectivas comparaciones. A lo largo del año pasado, este gigante asiático no se escapó de la tendencia mundial de contracción en los flujos financieros. China está dentro de las naciones identificadas como los BRIC (siglas referentes a Brasil, Rusia, India y China, donde México queda fuera pese a ser una de las economías emergentes) y en 2009 registró una caída del 2.6 por ciento en la inversión productiva. En términos comparativos, en 2009, México tuvo un desplome en la Inversión Extranjera Directa (IED) del 50.7 comparada con el 2008, lo que se tradujo en una captación por 11 mil 417.5 millones de dólares, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía (SE).

oro y jade

Pablo Chávez

a superar la eConomia basada en baratijas

China,

20

l 2010 es un año “crucial” para superar la economía basada en la exportación de mercancías baratas, dijo el primer ministro chino Wen Jiabao, ante legisladores y líderes del Partido Comunista Chino, reunidos el pasado 5 de marzo en la Asamblea Nacional Popular, en Beijing. En el mismo evento, el líder comunista Li Changchun dijo que China apostará al fuerte desarrollo de los programas culturales, la industria cultural, la investigación científica y la educación. El objetivo, según reportó la agencia oficial Xinhua, es acelerar la transformación de la modalidad de crecimiento económico. Es evidente que los líderes chinos saben que la economía basada en la exportación de artículos baratos y de ínfima calidad no sostendrá la economía permanentemente. Mucho menos cuando se ha extendido la convicción, a nivel mundial, de que lo hecho en China está mal hecho y se colocan fuertes obstáculos a la entrada masiva de productos chinos. El primer ministro abordó, en su discurso ante

E

oro y jade

la ANP, el importante tema de la economía y el crecimiento del país. Entre los objetivos se encuentran el lograr un crecimiento de hasta un 10 % en 2010, con inflación de alrededor de 3 % y puestos de trabajo para 9 millones de jóvenes recién diplomados. Se buscará, dijo, intensificar la reconversión y el desarrollo de nuevos productos. “Es preciso desarrollar vigorosamente industrias como las nuevas energías, nuevos materiales, ahorro energético, biomedicina, redes informáticas y manufacturas, avanzar en el desarrollo de vehículos de nuevas energías, integración de las redes de telecomunicaciones, televisión por cable y el uso de internet”, agregó. “Este es un año crucial para continuar controlando la crisis financiera internacional, para mantener un desarrollo rápido y estable y para acelerar la transformación del modelo del desarrollo económico”, dijo el líder. Es claro que China no se conformará con ser la maquiladora del mundo y la fábrica de todo lo que es barato y desechable. De hecho, desde años anteriores ya se ha ido imponiendo la presencia china en industrias como la automotriz, la electrónica, la cinematográfica. Pero la abrumadora cantidad de chucherías made in China que inundan las calles del mundo y que son poco menos que desechables, aunado a los escándalos sanitarios de años pasados, han contaminado los avances de otras industrias mejor reguladas y con mayor calidad. El gobierno chino sabe y reconoce que la forma que ha llevado la economía hasta ahora no es la mejor para lograr un desarrollo sostenido. Por ejemplo, en una columna publicada en el sitio People Daily, se reconoció que este boom económico se apoya de forma indebida en la

mano de obra barata y la sobreexplotación ecológica. A pesar de que el crecimiento económico chino es, en cifras, impresionante, aun no es suficiente para cobijar a toda su población. De ahí que una constante en los discursos oficiales sea la promesa de una mayor equidad en el reparto de la riqueza. Y es que, al igual que ocurre en México, la desigualdad social se hace mayor cada día. La brecha es muy notoria entre las zonas urbanas, tan sofisticadas como cualquier ciudad del primer mundo, y las rurales, carentes de empleos, educación y servicios. Ante los líderes comunistas, Wen Jiabao prometió que su gobierno actuaría a favor del empleo y de la protección social, tanto en las ciudades como en el campo. Ocurre que en China todavía persiste un sistema de residencias que hace que una persona no pueda trabajar en cualquier parte, sino únicamente en aquel lugar donde se le ha autorizado una residencia y permiso de trabajo. Pero, ante la economía deprimida de las zonas rurales, muchos campesinos migran a las ciudades donde son vulnerables a la explotación y no pueden reclamar ningún derecho laboral o social. El gobierno necesita de la mejora económica de su población para hacer crecer la demanda interna, bajar la dependencia de las exportaciones y reducir los riesgos de ingobernabilidad. Para ello, debe, entre muchas acciones más, fortalecer las industrias de gran alcance, desarrollar tecnología propia e implementar sistemas estrictos de control de calidad para dejar atrás la economía basada en baratijas.

21

fotogrAfíAs : stock exchANge / www . sxc . hu . com

buenas palabras

impulsando al Wushu mexiCano
Para el profesor José Luis González, Vicepresidente de la Federación de Wu Shu de la República Mexicana, el futuro del Wu Shu mexicano se encuentra en promover la estandarización plena del deporte y en integrar dentro dicha institución a todas las escuelas y asociaciones del país. El reconocido entrenador y practicante habló en exclusiva para Bamboo durante el Primer Encuentro Nacional de Artes Marciales y Cultura China, realizado en septiembre del 2008, en la Ciudad de México. “Es importante señalar que para que México tenga un despegue fuerte en el Wu Shu, es necesario que se integren todas las escuelas que se encuentran fuera del deporte organizado, esto es, fuera de la Federación”, señaló. Y es que el arte marcial chino en México se puede clasificar en dos grandes grupos: el contemporáneo y el tradicional. El primer grupo incluye a quienes siguen las especificaciones internacionales que permiten que el Wu Shu sea un deporte de competencia, susceptible de ser calificado y evaluado. En el sistema tradicional esto no es posible, ya que no existen bases comunes a partir de las cuales evaluar a los practicantes. Explicó que la Federación Mexicana de Wushu es parte de la Federación Internacional, con sede en China. Que fue en este país donde se inició y concretó el intenso trabajo de estandarizar el deporte: establecer rutinas oficiales, grados de avance, grados de dificultad en las ejecuciones, movimientos básicos obligatorios, tal como ocurre con la gimnasia olímpica, un deporte también muy difícil de calificar. Bb.-¿Cómo trabaja la Federación para impulsar el Wu Shu mexicano? JLG.-Actualmente, estamos impartiendo una serie de cursos y seminarios con un Licenciado en Wu Shu, que es el profesor Jiao Dong Dong, que viene de la provincia de Nan Jin para ayudarnos a estandarizar las rutinas oficiales,

22

buenas palabras

para que todos conozcan las mismas reglas del juego. Para que a partir de las mismas circunstancias todos puedan destacar y crecer. Fue el Instituto Chino de Investigación del Wu Shu el que se encargó de hacer toda la separación y marcar las divisiones de cada sistema, de cada estilo” Bb.-¿El sistema tradicional qué implica, más libertad? JLG.-Simplemente es lo que no está estandarizado, lo que no es oficial. Por ejemplo dentro del Tai Chi Chuan hay formas y rutinas que todo el mundo conoce y que se identifican con nombre y número. En cambio dentro del sistema tradicional pueden pasar veinte personas y las veinte personas pueden hacer rutinas diferentes que nadie conoce más que los propios maestros que las enseñaron. No se encuentran en algún material didáctico que haya sido emitido por la Federación Internacional quien es la que rige los patrones oficiales. Bb.- Pero eso tiene su valor, indudablemente… JLG.-Sí, pero ya son otros parámetros para calificar. Es más difícil evaluar porque no hay una base, como en el Wu Shu contemporáneo, en el que ya existe un reglamento. En el tradicional no existe. Apenas existe un comité preparatorio para formar la Federación Internacional de Sistemas Tradicionales, pero no hay nada en firme todavía.

23

El campeón Edgar Ruiz, durante el encuentro del 2008. fotografías: Bamboo foto.

gran muralla

Año Nuevo,

Primavera
Redacción Bamboo

24

El Año Nuevo Lunar también es conocido en China como la Fiesta de la Primavera, ya que el fin del invierno y el fin del año son una y misma cosa según la antiquísima tradición, nacida en los tiempos en que todo se regía por los ciclos de la agricultura. En el mundo moderno, en la China actual, la fiesta del Año Nuevo Lunar sigue conservando su importancia social, aun cuando el calendario que organiza las vidas de millones de chinos sea el mismo que en Occidente. En China, la llegada del Año Nuevo provoca un clima semejante al que vivimos aquí durante las fiestas de diciembre. Las familias se reúnen, los parientes viajan de lejos para visitarse. Se procuran los mejores alimentos, se renuevan las casas con limpieza a fondo y decoración, se intercambian regalos. Fuera de China, las comunidades de chinos y sus descendientes tratan de festejar también según sus posibilidades, ya que esta fiesta no es día de asueto y no tiene—aún, nos atrevemos a decir—la resonancia cultural que tiene en Oriente. Muy conocidos son los festejos que se realizan en el ‘barrio chino’, del centro de la Ciudad de México, en la calle de Dolores. Aquí, diversos grupos de descendientes de chinos, estudiantes de artes marciales y amigos de la cultura china se dan cita para realizar una celebración sui géneris, en la que está presente el dragón, el león, las exhibiciones de artes marciales, bailes, puestos de chucherías y ofertas especiales en los comercios.

gran muralla

No es tanto la perfección de las danzas, o que tan similares a las ‘verdaderas’ fiestas orientales logran ser estos festejos, que se verifican también en San Francisco, Copenhague, Lima, Buenos Aires, Madrid y muchos lugares más. Se trata de un intento de los chinos que viven fuera de China y de sus descendientes, de recordarse a sí mismos sus orígenes. Una manera de reafirmar la identidad. Los seres humanos somos básicamente iguales en todas partes. Las diferencias culturales son superficiales, pero nos gusta, a todos, sentirnos diferentes y especiales. Para los chinos—y sobre todo para sus descendientes—el Año Nuevo es una buena ocasión de destacarse y reafirmar su unidad como grupo. Es bella y única la parafernalia del Año Nuevo Chino. La particular estética de la fiesta, aun cuando ya muy comercializada y prefabricada, genera un ambiente enérgico, audaz, espectacular. Todos lo hemos visto: domina el rojo, el dorado y las telas brillantes. Faroles, luces, cohetes. Estruendo de tambores, gongs y platillos. En la Ciudad de México, esta fiesta no se celebró públicamente hasta mediados de la década de los 60. Antes de esos años, los grupos de chinos residentes en la capital mexicana

mantuvieron sus festejos privados. Pero fueron sus hijos, jóvenes mexicanos orgullosos de su origen, quienes decidieron convertir esta fecha en un festival público. Lo mismo ha sucedido en diversas capitales mundiales. A partir de la divulgación de estas costumbres las colonias chinas han adquirido visibilidad y respetabilidad luego de un periodo oscuro—de discriminación y persecución—vivido destacadamente en Estados Unidos y México, a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. No sólo ha sido el esfuerzo de los chinos y sus descendientes los que han convertido al Año Nuevo Chino un evento bien conocido en el mundo. También ha contado para esto, y mucho, la relevancia que ha ido tomando China dentro del equilibrio mundial de los poderes. A principios del siglo XX, una nación arrasada por la pobreza; luego del triunfo de la revolución maoísta (en 1949), un país convulsionado y cerrado al exterior. Ahora, símbolo de poderío y agigantado crecimiento. Actualmente vemos que mucha gente, por frivolidad, moda o interés real, ha tomado la costumbre de averiguar sobre su signo zodiacal chino. Revistas, programas de radio y televisión suelen ir tras la noticia de este festejo para darle ‘color’ a sus contenidos. Gente curiosa y atenta satura la calle de Dolores y el paseo de la Reforma durante estas fiestas, lo cual alegra a los comerciantes y también a los que gustan de exhibir su talento. Sobre decir que la venta de baratijas made in China es lo de todo el día. Difícilmente podríamos hallar aquí algo del ‘auténtico’ Año Nuevo, cualquier cosa que esto signifique. Y es que, como todas las tradiciones humanas, ésta se construye con el tiempo, con el vivir, con lo que está a la mano en el momento.

25

gran muralla
Fotografías: China pictures/ wwww.chinapictures.org

26

son 4708 años de tradición. Casi cinco milenios en que la cultura china ha recibido la primavera agrícola y el nuevo año, siguiendo el ancestral calendario lunar. Oficialmente, China se ha integrado al resto del mundo, y usa el calendario gregoriano para sus actividades cotidianas, pero sigue celebrando el ya por todos conocido año Nuevo Chino.

Ya

gran muralla

Las costumbres de Año Nuevo Chino.
Luy Kueylan

De hecho, la occidentalización y mezcla de costumbres va tan rápido, que hay chinos que celebran los dos años nuevos, junto con la Navidad. Incluso, en algunas grandes ciudades, se acostumbra ya dar regalos estilo navideño durante la Fiesta de la Primavera. El territorio chino es tan extenso que podemos encontrar cientos de usos y costumbres relativas al Año Nuevo. Las más conocidas son las pertenecientes a la etnia Han, la dominante en el país. Existen en China más de 50 etnias diferentes, todas ellas con sus vestimentas, alimentos y ceremonias. De ahí que, según la región del país se presenten variantes que sería largo reseñar. Pero existen algunos usos más extendidos, que incluso han trascendido a otros países, entre los chinos de ultramar y sus descendientes. Las costumbres se han ido construyendo a lo largo de estos casi cinco mil años. Como todo lo antiguo, los orígenes de esta celebración no están muy claros y tienen tintes de leyenda. La explicación más probable es que la China agrícola medía su tiempo de acuerdo a los ciclos de siembra y cosecha y lo más natural era fijar la más importante fiesta del año al fin del invierno e inicio de la época de siembra. Pero la leyenda añade otros elementos, que

explicarían, en parte, la particular parafernalia y estética asociada a estas festividades. Se cuenta que en cierta región de China, un terrible monstruo asolaba las aldeas, acabando con los cultivos y devorando aldeanos y su llegada siempre coincidía con el fin del año lunar. Nián era el nombre de esta criatura. Según una versión del mito, en una ocasión se topó con unos niños pastores que jugaban a chasquear los látigos con que controlaban a sus rebaños. El ruido espantó de tal forma a Nián que huyó rumbo a otra aldea en la que vio, tendida para secarse, una gran cantidad de ropa roja. El color y el movimiento de la ropa lo asustaron también. En su huida, ya entrada la noche, llegó a una tercera aldea en la cual ya estaban prendidos los faroles de las casas. La luz de los faroles fue el colmo de su miedo y Nián huyó para siempre. En celebración por la derrota de la criatura, los campesinos bailaron, cantaron y festejaron durante varios días. Además, tomaron la costumbre de usar faroles, petardos y ropas rojas al final de cada año lunar, tanto para conmemorar su triunfo, como para evitar el regreso del monstruo. Por este motivo, o por otro cualquiera,

27

gran muralla

28

lo cierto es que el rojo se ha asociado inseparablemente con la fortuna, y la fortuna— la buena suerte—es el tema principal en las celebraciones del nuevo año. Este color es infaltable y está presente en las vestimentas, los adornos de puertas y ventanas, los sobres de dinero que se regalan a los niños, los faroles, las varas de incienso y más. También, como en cualquier fiesta de cualquier cultura, la comida juega un papel preponderante. Las mejores viandas se eligen para esta fiesta. Y también en la comida se procura lo más auspicioso. Las formas, los colores y los nombres deben invocar esa prosperidad tan deseada, esa suerte que, a las miradas humanas, siempre se presenta caprichosa e impredecible. Como ejemplo de las costumbres alimenticias tenemos el bocadillo llamado jiaozi, que algunos en occidente llaman ravioles. Son bolas de masa hervida con relleno de carne, pescado o verdura. Son comunes en la comida china, en guisado o en sopa, pero para Año Nuevo se acostumbra prepararlos porque la palabra jiaozi significa también “sobrante” o “excedente”. En muchas casas se usa meter dentro de algunos jiaozi una moneda, una castaña, un cacahuate o un dulce. Son una especie de premios que obtienen sólo unos pocos de los presentes. El que obtiene la moneda será bendecido con abundancia económica, el que obtiene el cacahuate, con larga vida. Es de humanos celebrar el fin y el inicio de los ciclos. En occidente vivimos también la misma ansiedad por conjurar a la buena suerte al principio del nuevo año. En eso no somos distintos de los chinos, ni de ninguna otra cultura de la Tierra. Esta ansiedad es un resabio de viejas eras no tecnológicas, en que

una sequía inesperada podía descoyuntar por completo la economía de los pueblos. Ahora, con la producción alimentaria mucho más segura, no dejamos de sentir miedo por el porvenir. Pero nuestros fantasmas son otros: el desempleo, la inflación, el fracaso escolar. Las costumbres de Año Nuevo Chino son creación de una cultura eminentemente agrícola y aunque China ya es una nación plenamente industrializada, las tradiciones perviven. Hasta la fecha, las familias siguen presentando sus respetos a los antepasados en el altar familiar y procuran que los Dioses de la Cocina—Tsao Chun y su esposa--hablen bien de ellos ante el Emperador Celeste. Del reporte que estos dioses menores entreguen, dependerá la fortuna que le venga a la familia en el nuevo año. Esta es una curiosa tradición: es creencia extendida que existen dos deidades que están encargadas de vigilar las cocinas de las casas, los alimentos y de paso, el comportamiento de los miembros de la familia. Son una pareja, el dios y la diosa de la cocina. Son deidades guardianas, cuyo poder no es muy grande, pero que al estar tan cerca de la familia se enteran de todas sus faltas. Estos dioses deben rendir cuentas de lo observado subiendo al cielo una vez al año. Por ello, en vísperas de Año Nuevo, la familia pone un altar ante la imagen de los dioses de la cocina a manera de homenaje. En realidad, esta ofrenda toma tintes de soborno, pues se les ofrece abundante vino, para aturdir sus cabezas y se les unta miel en la boca, para evitar que hablen con claridad. Luego de la pequeña ceremonia, la imagen de papel se quema, para facilitar la subida al cielo de las deidades. Al día siguiente, el primero del nuevo año, se colocará una imagen nueva

gran muralla

sobre la estufa de la casa. Sin embargo, las cosas no quedan aquí. No se puede dejar ningún hilo suelto, por lo que no se considera bastante con cumplir con los dioses guardianes. Otra costumbre, que por supuesto, también busca propiciar la fortuna, consiste en pegar en las puertas frases auspiciosas pintadas en papel rojo. Buscan alejar el mal, los demonios, y llamar a la fortuna. Y es que la religiosidad popular china mezcla la creencia y el temor en los buenos y los malos espíritus, con la devoción a los budas, la noción del Tao y la creencia en el poder mágico de las palabras. Con tantas variables a controlar, cualquier precaución es poca. Hay palabras prohibidas, colores prohibidos, alimentos prohibidos, formas prohibidas y objetos prohibidos. Los cuchillos, navajas, tijeras y cualquier objeto afilado se esconden para que nadie resulte herido durante las festividades. No se usan ropas negras ni blancas, porque estos colores están asociados al luto. Cuando se pronuncia la palabra “año”, se hace junto con palabras como “paz” y “fortuna”, ya que en chino, la palabra “año” se pronuncia igual a la palabra “romper”. La gente considera además el signo del año que está por comenzar. De acuerdo al animal que rige, se toman precauciones especiales. Hay quienes evitarán tener hijos en determinado año, por miedo a tener un hijo de un signo no deseado, o al contrario, buscan que su hijo nazca bajo cierto signo, por considerarlo afortunado. Algunos de los signos más buscados para los hijos son el Dragón y la Rata. Se evita tener hijos en años de Caballo de Fuego, especialmente por el riesgo de que sean niñas y resulten rebeldes e incontrolables. Pero más allá de las supersticiones y creencias, el Año Nuevo es una fiesta familiar, en donde la gente procura estar con los suyos. En China este periodo es festivo y se dan al menos tres días libres, a pesar de que tradicionalmente las celebraciones duran diez días. La familia cena junta y juegan, platican y ríen. Tratan de no dormir, sino de contemplar la

llegada del amanecer del nuevo año. La mesa se mantiene llena de golosinas. Al día siguiente, la gente sale a hacer visitas o a disfrutar de las celebraciones callejeras. Puede haber desfiles, cohetes y venta de bocadillos. Grupos de jóvenes se organizan para presentar las danzas del León y del Dragón. Ambas danzas se han hecho características del Año Nuevo, por diferentes razones. El León tiene como objetivo básico espantar a los demonios. El Dragón es una manera de invocar la lluvia. Como el año nuevo civil—por llamarlo así---y el agrícola eran uno mismo en la antigua China, la necesidad de espantar el mal y llamar la lluvia iban juntas. Naturalmente, estas tradiciones siguen construyéndose y cambiando con los tiempos. Muchas familias chinas ahora contratan la cena en algún restaurante y se evitan limpiar y cocinar. Las frases de las puertas, las imágenes de los dioses se fabrican en serie y se venden en las tiendas, lo mismo que los sobres rojos. Y qué decir de los Leones y Dragones, antes salidos de los talleres de los artesanos de cada pueblo y que ahora son hecho en fábricas especializadas que surten pedidos por internet a todo el mundo. Pero lo que no cambia, ni cambiará, es el miedo a lo que viene, el intento de controlar un poco el futuro, la ancestral ansiedad de que el nuevo año sea mejor.

29

gran muralla

Sus festejos de Año Nuevo
Luy Kueylan

Los festejos de Año Nuevo Lunar no son exclusivos de China, si bien no están completamente extendidos por Asia. Japón, por ejemplo, a pesar de compartir con China un remoto pasado cultural, recibe el año el primero de enero. Tailandia, por su parte, celebra a mediados de abril una fiesta que era la del año nuevo hasta 1940. Para ellos, el año llega también el primero de enero, pero dicha celebración se conserva. Corea es un caso especial. La antigua nación coreana fue dividida en Norte y Sur. Corea del Norte está gobernada por una dictadura familiar férrea y sus principales fiestas no son religiosas o civiles, sino políticas. Corea del Sur, en cambio, celebra el Año Nuevo Lunar en las mismas fechas que China. En Malasia, un país habitado por musulmanes, chinos e hindúes, la gran comunidad china también celebra el año lunar. Pero coexisten con éste numerosas festividades aborígenes, islámicas e hindúes. Singapur, una pequeña ciudad-estado que ocupa una bella isla, presenta el mismo caso que Malasia. Mongolia, país que ha tenido una complicada historia de mutuas influencias con China, también celebra el año nuevo lunar, aunque sus habitantes niegan toda filiación con el Año Nuevo Chino, y de hecho, sus tradiciones son muy diferentes. A pesar de las diferencias entre estos países, sus celebraciones tienen en común la obligación de limpiar a fondo las casas y desechar todo lo viejo, presentar respetos a los mayores y atraer la buena fortuna.
Corea del Sur En la misma fecha que lo hace China, de acuerdo al calendario Lunar, Corea del Sur celebra la fiesta llamada Seollal, la llegada del Año Nuevo. Aunque persisten muchas viejas tradiciones, sobre todo en el ámbito gastronómico, el gran desarrollo industrial y comercial de Corea ha hecho que las nuevas generaciones urbanas desconozcan mucho de su herencia cultural. Por ello, el gobierno ha aprovechado en los últimos años los tres días de festejos para ofrecer actividades de difusión de las tradiciones en parques, museos, ferias y otros sitios públicos. Es costumbre escribir buenos deseos y propósitos para el Año Nuevo. Si la persona no puede o no quiere hacerlo, siempre encontrará un calígrafo en servicio durante las fiestas que sobre papel rojo escribirá frases de buena fortuna. La fiesta tiene un carácter marcadamente familiar. Un día antes, la familia se dedica a preparar la comida de Año Nuevo, la cual incluye a menudo “hangwa”—dulces y galletas—y una sopa de pasta de arroz llamada “ttegokguk”. Muchas personas lucen las vestimentas tradicionales coreanas durante esta celebración. Una costumbre fundamental del Seollal es la ofrenda a los antepasados. Se coloca una mesa con comida y bebida para los ancestros que vendrán a visitar a la familia. Se realizan rituales

31

Fotografías: every stock photo/www.everystockphoto.com

Grupo de cantos tradicionales coreanos

gran muralla

J

atsuhinode ón: H ap

32

Arreglo japonés para la buena suerte

de veneración para los difuntos y se les pide protección. Terminadas las obligaciones religiosas, se juega y se convive entre familia. Existen numerosos juegos tradicionales que se practican en estas fechas. También se pasea por lugares públicos, aprovechando los días libres en el trabajo y en la escuela. Japón Acorde con el calendario occidental, Japón celebra la llegada del nuevo año el 1 de enero. Hasta fines del siglo XIX esta fiesta coincidía con el año chino, pero después, con la modernización del país, se adoptó el calendario gregoriano. “En el último día del año se acostumbra hacer una limpieza general a la casa y decorar la entrada con dos kado-matsu y la parte superior de la puerta con un shimenawa. El kado-matsu lleva pino y tres tallos de bambú. El pino por su resistencia representa la longevidad, las ramas de bambú, la constancia y la virtud. También se usa el shimenawa que está compuesto por una soga ‘exorcizante’, hojas de helecho, una naranja daidai cuyo nombre también se pronuncia como “de generación en generación” y una langosta que por su espalda encorvada representa una vida larga con salud y prosperidad.” (1) En Japón, a diferencia de Occidente, esta fecha no es explosiva ni escandalosa. Básicamente es un tiempo de reflexión y trabajo espiritual que se dedica a la convivencia familiar y a las visitas a los templos. Los templos tradicionales reciben visitas multitudinarias de personas que acuden a presentar sus respetos a los dioses, quemar objetos que ya no pueden tener en casa y a expresar

sus buenos deseos para sus semejantes, sus familiares y sus compatriotas. Los objetos que ya no se pueden usar pero que han estado muy cercanos a sus dueños no se deben tirar a la basura, según se cree, sino que se queman en los fuegos sagrados de los templos. Esto, porque esas cosas tienen algo del espíritu de quien los poseyó. Cumplida la visita al templo, la familia espera en vela la llegada del primer amanecer del nuevo año: el Hatsuhinode. Mongolia Mongolia comparte con China y Corea el uso del calendario lunar y por ello, su año nuevo coincide con el chino en fecha, pero difiere en los símbolos y las costumbres. Si para los chinos el nuevo año es el inicio del año agrícola, para los mongoles— nación de pastores nómadas—esta fecha señala el tiempo en que sus animales vuelven a dar leche. Los productos lácteos (de yegua, de vaca y de oveja), son la base absoluta de la alimentación de los grupos que aún ahora, recorren las estepas mongolas cuidando sus rebaños. Antes del amanecer del primer día del año, los nómadas ofrendan leche a sus deidades en una ceremonia a cielo abierto. Ya amanecido, la familia comparte un té con leche y después procede a realizar visitas y salutaciones a las personas importantes de la comunidad. El Tsagaan Sar es una fiesta familiar. La gente prepara verdaderas montañas de alimentos—panes, dulces, quesos y carne, mayoritariamente—, brinda honores a los ancianos y

M

sagaan Sar lia: T ng o o

Pastel mongol de año nuevo, hecho con panes y dulces

gran muralla

realiza y recibe visitas. Se acostumbra intercambiar regalos y estrenar ropa. Hay dos tradiciones culinarias destacadas: el pastel de Tsagaan Sar (ver foto) y preparar al horno al cordero más veloz del rebaño. Los tres días de fiesta debe haber alimento disponible en abundancia, porque eso simboliza prosperidad para todo el año. Tailandia Tradicionalmente, Tailandia celebraba su nuevo año al terminar la estación seca y comenzar la estación de lluvias. A diferencia de China, Tailandia no vive un invierno propiamente dicho, por lo que sus ciclos agrícolas son distintos. Hasta 1888, el país celebraba su año nuevo el 13 de abril. De 1888 a 1940, el año nuevo llegaba el 1 de abril. Actualmente, esta fiesta sigue siendo muy importante, a pesar de que el año entra el 1 de enero. Durante el Songkran era costumbre sacar a pasear a los budas a las calles y visitar los templos. El agua formaba parte indispensable de los rituales: se derramaba agua perfumada en las manos de las deidades y muchas personas tomaban baños ceremoniales dentro de los templos. También se arrojaba un poco de agua sobre los hombros y manos de quien se quería

: Songkran andia ail T

Fiesta del agua en las calles de Tailandia

C or

pleaños del Amado Líder orte: cum lN ea de

honrar, purificar y llenar de bendiciones para el nuevo año. Aunque dichas tradiciones religiosas aún son observadas por mucha gente, entre las nuevas generaciones el Songkran es una fiesta de agua semejante a lo que era un tiempo en México el Sábado de Gloria: las personas se mojan a cubetadas en las calles Corea del Norte La particular situación de Corea del Norte hace que sea muy difícil tener información directa. El país está cerrado al exterior y se permite la entrada de grupos muy reducidos de turistas. La información oficial que se brinda al extranjero es totalmente controlada por el gobierno. Sin embargo, de lo poco que se sabe por medio de algunos periodistas infiltrados y agencias de viajes que trabajan en el país, se conoce que en Corea del Norte las celebraciones civiles y religiosas tienen una importancia casi nula ante las celebraciones políticas. Para decirlo con precisión, las celebraciones políticas toman un carácter casi religioso. El año nuevo se celebra el 1 de enero, y en esta fecha se presentan respetos a los mayores y a los antepasados, se cena en familia y se goza de varios días de descanso. Sin embargo, la verdadera fiesta llena de “alborozo popular”, como dice la propaganda oficial, toma lugar el 16 de febrero, cumpleaños del actual presidente, Kim Jong Il, nacido en 1942. Otra fecha fundamental es el 15 de abril, cumpleaños del difunto Kim Il Sung, padre del anterior. A partir del año de su nacimiento, 1912, los coreanos cuentan el tiempo, por lo que ellos estarían celebrando el año 98 de su calendario.
(1)”Festividades Japonesas”, Embajada japonesa en Colombia, www.colombia.emb-japan.go.jp

33

gran muralla

Luy Kueylan

34

oda fiesta china cuenta con ellos. Son los encargados de llamar a la suerte y espantar el mal. Su aspecto terrible y sus movimientos viriles, marciales, tiene el efecto de espantar a los demonios que siempre rondan cerca de los humanos, para arruinar sus intentos. Por eso, deben bailar vigorosamente mientras suenan los tambores, los platillos y el gong. Así, quedará muy claro a los espíritus malignos que esa casa, ese pueblo o ese negocio cuenta con un vigilante atento. Los leones chinos, esas curiosas criaturas supuestamente representativas de los auténticos leones pero ya muy transformadas por la creatividad china son quizá la imagen más conocida de esa cultura y lo más recordado de las fiestas de Año Nuevo. Se calcula que esta costumbre

T

gran muralla

Acrobacias durante la danza del león, Taiwán.

tiene más de dos mil años de antigüedad. El primer registro escrito de la existencia de esta danza—en sus inicios puramente marcial, no festivo—data de los albores de la dinastía Han, hacia el año 200 A.C. En esos tiempos, los monarcas chinos conocieron los leones gracias a los oficios de los comerciantes de la famosa Ruta de la Seda, una ruta comercial que unía Medio Oriente con China y que propició el intercambio cultural entre los países árabes, India y China. Es de suponerse que los leones impresionaron a los chinos por su arrogancia y ferocidad y pronto se los incorporó al imaginario artístico y religioso. Además de la Danza del León, este animal se encuentra repetidamente representado en las puertas de los templos y palacios ejerciendo la labor de cuidar la entrada y evitar que se acerquen los demonios. Se cree que la costumbre de bailar representando a un león partió de la práctica cortesana de ejecutar danzas con máscaras. Los bailarines entretenían a la corte usando máscaras de animales diversos y alguien notó que no había leones en el repertorio. Sin embargo, otro relato habla de que la danza nació dentro de los ejércitos. Al enfrentarse un ejército chino contra uno hindú, provisto de elefantes, a los soldados se les ocurrió

disfrazarse de leones (tácticas similares se encuentran en todos los tiempos) para asustar a los elefantes. La táctica habría tenido tal éxito que no se la olvidó y evolucionó hasta convertirse en forma artística. Es probable que la verdad sea una mezcla de ambas versiones. Este éxito militar sería representado ante los nobles de la corte como una forma de conmemoración y, ya en manos de artistas, la forma externa del león, sus colores simbólicos y sus numerosas variantes habrían tomado forma. También encontramos una explicación en el mito del Nián—ver artículo anterior—el feroz monstruo que atacaba en Año Nuevo. En una versión, un león salió en defensa de los seres humanos, aterrorizando al Nián con su aspecto. Para evitar nuevos ataques, los pobladores hicieron un león de bambú, tela y papel, el cual vistieron entre dos hombres para espantar a Nián, y a cualquier ente maligno. La forma más extendida en Estados Unidos, México y otros países de América Latina es la variante sureña, ya que la gran mayoría de los chinos migrantes a principios del siglo XX provenían de la provincia de Quandong. El león cantonés se popularizó en los barrios chinos de diversas ciudades de Estados Unidos y México.

35

gran muralla

36

Varias décadas más tarde, se dieron a conocer los leones del norte, los empleados en Beijing. Tipos de leones Las diferencias entre los leones sureños y norteños son tanto de apariencia como de ejecución. El león norteño es más parecido a un león, por la forma de la cabeza y el sureño se asemeja más a un dragón. Aunque hay variantes del norte que también tienen cierta semejanza con los famosos perros pekineses. “El estilo del norte imita al perro, y el del sur, al gato. La versión norteña—de Beijing—es achaparrado, rechoncho y peludo, como un perro pekinés gigante. Se usa principalmente en los espectáculos circenses y acrobáticos para entretener al público con sus gracias. Hay dos estilos de león sureño. Un estilo es de Fujian y el otro es de Guangdong, el cual es el más popular. El león cantonés puede ser dividido a su vez en dos estilos: el de Foshan, muy popular en Hong Kong y en las comunidades chinas de todo el mundo. El otro es el Heshan, popular en Malasia y Singapur”. (1) El león del sur suele darle mucho énfasis al

manejo de la cabeza. El sureño usa más las piernas. Estas diferencias están relacionadas con las variantes del norte y del sur del arte marcial, el wushu, ya que por tradición, la danza del león es bailada por practicantes del arte marcial y dentro del estilo del norte y del sur hay numerosas variantes, todas relacionadas con el wushu. Además, existen leones hembras y machos, jóvenes, adultos y ancianos, guerreros y pacíficos. Una representación completa de la danza del león idealmente debe contar con varios tipos de figuras interactuando entre sí. Show La danza del león, por su vistosidad y simbolismo, se ha convertido en un espectáculo. Los hemos visto en desfiles cosmopolitas. Se han presentado en televisión. Son parte de las rutinas acrobáticas del Circo Chino de Pekín. En Estados Unidos y México ya es posible contratar equipos profesionales de danzantes, para bodas o aperturas comerciales. Mientras más leones se pidan, más caro es. Y mientras más se pueda pagar, mayor fortuna se atrae.

gran muralla

El pago para los danzantes no se da de cualquier forma. O se entrega en un sobre rojo—hong bao— o se coloca dentro de una lechuga que el león deberá “comer” durante la danza. A veces la lechuga se coloca en el piso, pero las más de las veces el anfitrión la cuelga del dintel de una puerta, debidamente decorada con listones rojos. El danzante que lleva la cabeza deberá sacar la mano por la boca del león, tomar la lechuga, y sin perder la compostura, tomar el dinero, guardarlo y después, desmenuzar la lechuga, para dar la impresión de que el león se la ha comido. Debe tener mucho cuidado, ya que si el dinero se le cae al piso, la mala fortuna llegará. La danza La ejecución de esta danza sigue una secuencia establecida. Los leones se colocan en el piso, ante el público. Los danzantes saludan con una reverencia y después, con todo respeto, se visten con la cabeza y la cola del león. Todos van uniformados. La música

empieza, lenta, pues el león va despertando. Cada movimiento es enfatizado por un golpe de tambor, de platillos o de gong. Se suele quemar cohetes durante la danza. Los leones guerreros a veces se echan encima de la gente, fingiendo atacar. El león o leones desarrollan su danza cubriendo todo el espacio disponible. Cuando es posible, se presentan acrobacias diversas. El baile no tiene duración fija, se puede extender indefinidamente. Cuando ha llegado el momento de terminar, la música baja de ritmo, el golpe del tambor se suaviza y los leones se van adormeciendo hasta terminar posados en el suelo. Los bailarines se quitan el león, lo acomodan pulcramente y se vuelven hacia el público para presentar sus respetos. (1) http://yi_dao.tripod.com/index.html

37

gran muralla

38

Fotografía: Stock Exchange/www.sxc.hu

gran muralla

Danza del Dragón en las calles de Sidney, Australia.

Luy Kueylan
Junto con la danza del León, la del Dragón es imprescindible en las celebraciones chinas. Su vigor, elegancia y fastuosidad son una invocación a las lluvias necesarias para la primavera que comienza y también una forma de pedir salud. Sus colores tienen significados faustos. Su figura se asocia con la búsqueda de la sabiduría. El Dragón se considera una deidad, un espíritu benévolo, masculino y protector, relacionado con las lluvias y los ríos. A pesar de tenerlo por benévolo, se le consideraba algo caprichoso. Por ello, desde tiempos ancestrales, la cultura china inauguraba el nuevo ciclo agrícola en el Año Nuevo bailando esta danza. De esta forma se esperaba agradar al Rey Dragón para que nunca faltaran las lluvias. Existen, como en todo lo folklórico, numerosas versiones de los orígenes de la danza. Hay una leyenda que cuenta que una ocasión, el Rey Dragón, que habitaba en un palacio celestial, decidió bajar a la Tierra para consultar un médico, ya que sufría un terrible e insoportable dolor de espalda. Para no llamar la atención, se transformó en un anciano. Le explicó al médico su padecimiento y éste inició su examen tomándole el pulso. Asombrado, el doctor le dijo: “¡Usted no es humano!”. Y el Rey Dragón no tuvo más remedio que revelar su identidad. Cambió a su verdadera forma y así, el médico pudo revisarlo correctamente. Rápidamente localizó el problema: un ciempiés enroscado alrededor de la cintura del Rey, escondido entre las escamas. El doctor retiró la alimaña y extrajo el veneno. Luego, aplicó sobre la zona adolorida un ungüento que hizo desaparecer el dolor. Agradecido, el Rey Dragón, hizo esta promesa: “En tanto me sea ofrecida una danza imitando mi apariencia, no dejará de caer la lluvia y las cosechas serán abundantes”. La historia fue pronto conocida por las personas del pueblo y éstas lo contaron a otras y así, durante generaciones, se ha bailado la Danza del Dragón para pedir por lluvias y abundantes cosechas. Otro uso mágico dado a esta danza ha sido el de barrera contra las epidemias. Se cree que sacando al Dragón y bailando por las calles y los campos, ni la enfermedad ni la sequía se cebará sobre los pobladores. Importancia del Dragón en China Como ocurre en muchas culturas, el dragón, como representación de un reptil, está presente en las leyendas y el arte chino. Se cree que tomó su actual forma luego de un largo período de estilización, a partir de la representación

39

gran muralla

40

de serpientes y cocodrilos y la síntesis con elementos de otros animales. Tiene: cuernos de venado, garras de águila, mandíbulas de cocodrilo, cabeza de camello, orejas de toro, patas de tigre, cola de ballena, ojos de langosta y escamas de carpa. Existe una teoría que señala que la identificación del dragón con las lluvias proviene de la observación que hicieron los antiguos del comportamiento de los cocodrilos gigantes, que eran capaces de anticipar la lluvia. Primero fue tótem o animal protector de las tribus y luego, fue tomando carácter divino. Los atributos más viriles se asociaron al dragón: la fuerza, el poder total, el éxito, el dominio, el vigor, la fertilidad y la dignidad. Es una figura yang, masculina por completo. Por eso se le invoca al principio de la primavera, pues la Tierra, lo receptivo, lo femenino, requiere ser fecundada por la fuerza masculina representada por el dragón en la actividad simbólica de la lluvia. El culto al Dragón tomó diversas formas según la región de China, siendo mucho más marcado en las regiones cercanas al mar o a los ríos. Se crearon templos dedicados a esta deidad con el fin de agradarle y lograr así un buen trato de parte de los fenómenos naturales relacionados con el agua. Bailar el Dragón El cuerpo del Dragón se construye de bambú—a veces de plástico—y papel maché. El cuerpo se cubre con tiras de tela simulando escamas. Cada sección se monta en una vara larga y fuerte y la cabeza se pinta y se decora de la manera más vistosa. La construcción de una dragón al estilo tradicional es larga y complicada y se considera un arte.

Se procura lograr el mayor largo posible, aunque un dragón ya se considera tal si tiene 5 o 6 secciones. Los hay de 25 secciones. De acuerdo a la particular mentalidad china, mientras más largo el dragón, más eficacia tendrá en su petición. En el presente, ya no se baila específicamente para pedir lluvia y abundante cosecha, sino de forma más genérica, se pide suerte. Antes de bailar un dragón, los presentes deben saludarlo y rendirle homenaje. Se piensa que solamente así la danza será eficaz. El Dragón se baila moviendo las varas a uno y otro lado, para conseguir un movimiento ondulatorio, sinuoso. Al frente de la cabeza del Dragón, un bailarín carga otra vara con la Perla de la Sabiduría. Por donde vaya la Perla, debe ir el Dragón.

el tigre y el dragón

El Arte Marcial Chino se conoce actualmente como Wu Shu, pero no tiene mucho tiempo que se le llamaba Kung Fu y todavía hay mucha gente que así lo conoce. La expresión Kung Fu se divulgó en Occidente a partir del boom provocado por Bruce Lee y la serie del mismo nombre protagonizada por David Carradine. Su significado es aproximadamente “cosa bien hecha” y se cree que se le asoció con el arte marcial porque es “kung fu”, lo que los maestros exclaman para felicitar a un alumno cuando hace bien las cosas. Ahora bien, el término Wu Shu tiene un origen oficial. Durante la Revolución Cultural China impulsada por Mao Tsé Tung se intentó una sistematización y depuración de todo el saber cultural chino. Así, se acuñó el término Wu Shu que significa “Arte Nacional”. Fue una manera de unificar nacionalmente la noción del arte marcial, tan dividida a causa de los innumerables estilos de todas las provincias chinas. La revolución cultural pretendía generar una identidad nacional, no provincial y por eso unificó términos no sólo en el arte marcial, sino también en la medicina, y por supuesto, impuso un mismo pensamiento en lo político. Actualmente, sin embargo, en la mentalidad de sus simpatizantes, hay otra diferencia entre los significados de “Kung Fu” y “Wu Shu”. Se asocia al primero con todos los estilos tradicionales, a la antigua: mantis, grulla, serpiente, mono y más. Y se relaciona al Wu Shu con los estilos modernos, con lo oficial y lo estandarizado, con el deporte de competencia contemporáneo. Sin embargo, la diferencia no puede ser tan tajante. Ambos están enlazados, ya que el Wu Shu es una selección y estandarización de movimientos y técnicas provenientes de los estilos tradicionales. Básicamente el Wu Shu moderno destaca porque tiene muchos elementos que lo hacen vistoso, más de exhibición; menos violento y más artístico. Y aunque es verdad que con la estandarización del arte marcial se han perdido las inmensas variantes de lo tradicional, también es cierto que se ha ganado mucho. Gracias a esta estandarización se ha dado a conocer masivamente el arte marcial dentro y fuera de China. Otra ventaja, aún mayor, es que se desarrolló un sistema

42

el tigre y

el dragón

de entrenamiento y de enseñanza. Es decir, ahora contamos con una didáctica del Arte Marcial Chino, en donde el profesor sabe con qué técnicas impulsar la agilidad, la fuerza, la coordinación y la memoria de sus estudiantes. Dentro de las escuelas tradicionales la enseñanza estaba bastante a capricho del maestro. Actualmente, el maestro está obligado a cumplir ciertas etapas en todos los alumnos y a calificarlos a partir de los mismos criterios. Lo mismo vale para la evaluación en competencias internacionales. Al tener un bagaje de rutinas oficiales, es más sencillo calificar con equidad. Por otro lado, algo muy lamentable es que el practicante de Wu Shu de la actualidad ya no es un practicante de medicina, como era en la antigüedad. Antes, si alguien sabía Arte Marcial, también sabía acupuntura, moxibustión, herbolaria, masaje, Tai Chi Chuan, filosofía e historia. Todo era parte del mismo conocimiento. También hemos perdido, con el Wu Shu actual, la extensa variedad de movimientos de pies, manos y de armas que poseen entre todos los estilos tradicionales. Como ejemplo citaremos que dentro de la práctica moderna se contemplan 6 armas: vara, sable, lanza, espada, vara del sur y sable del sur, en tanto que las escuelas tradicionales saben usar, entre todas, más de 150. Ha habido ventajas y desventajas, pero la práctica debe seguir afinándose, mejorando y creciendo con la actuación de todos los practicantes del Wu Shu, a nivel mundial. Todavía hay mucho que lograr.

43

desde mi kwon

P

44

ractico el Wu Shu desde los 6 años y siempre me ha acompañado. Puedo decir con orgullo que he forjado mi vida al tiempo que he evolucionado en mi aprendizaje del arte marcial más desarrollado que existe. Y porque he estado siempre en el Wu Shu es que pienso, con modestia, que tengo mucho que decir. Porque amo este deporte, porque lo quiero ver crecer y porque quiero que sus beneficios estén más cerca de todo aquel que se interese. Porque pienso con sinceridad que se puede decir mucho, pensar y reflexionar mucho sobre el Wu Shu y su práctica en México. Aunque mi origen es totalmente mexicano, siento una gran admiración y cercanía por la grandiosa cultura china. A mí y a muchos colegas nos llenan de respeto todas sus manifestaciones y decidimos integrar al arte marcial chino en nuestras vidas como forma de mejorarlas y de mejorar nuestras personas. Me preguntaba uno de mis amigos el otro día si no ofrecen lo mismo otras artes marciales. Es decir, ¿Por qué Wu Shu y no otra cosa? Y le respondí: otras artes marciales te dan también autocontrol y disciplina, claro está. Y un buen maestro siempre te enseña el respeto a los demás y a jamás abusar de tu fuerza ni de

tus conocimientos. Pero, le dije, el Wu Shu es el más bello, el más completo, el más desarrollado. El Wu Shu es para mí, porque fue en él donde encontré un estilo de vida, un sistema de defensa que me proporciona herramientas para resolver situaciones difíciles de la vida. En efecto, para mí la práctica no se limita al gimnasio, ni al torneo. Y por supuesto, no significa una forma de tomar ventaja sobre otros en la calle. El Wu Shu está en el día con día, cuando estoy en el tráfico de nuestra Ciudad de México, cuando trato con gente difícil, cuando hago negocios, en todas partes. ¿Por qué? Porque enseña a pensar y a aquietar la mente. Y cuando me veo ante un problema, lo visualizo e imagino las maneras más viables de solucionarlo, sin atormentarme, sin que este problema me bloquee. A mi modo de ver, el Wu Shu es la más evolucionada de las artes marciales. En comparación, el karate es demasiado rígido y esquemático. El Tae Kwon Do, limitado, pues carece del uso de movimientos de brazos. Además, ambos sistemas, junto al Wu Shu, son muy simples, el cual elabora complicadas y vistosas coreografías, que no por espectaculares, dejan de ser efectivas. Y es que, como me gustan los retos, el Wu Shu es perfecto

desde mi kwon

para mí. Siempre hay un peldaño más, un desafío más, un estilo más que conocer. Saber que estoy en constante evolución es la sensación más placentera que conozco. Yo me expando en el Wu Shu, mi esencia se libera y mi personalidad mejora. Dentro del Wu Shu, el practicante puede sentir la armonía con los elementos de la vida. Te permite despojarte de lo material y los clichés que la sociedad impone para ser una persona grandiosa. En conclusión, obtienes libertad. Obtienes paz.

El Wu Shu es para mí

Rodrigo Sánchez Delgado

45

De

chez ,

izquierDA A DerechA ,

ADeLitA sANDovAL

gerArDo gArcíA, roDrigo sáNy m Arifer s áNchez .

fotogrAfíA : BAmBoo foto

¿on

toy ?

46

No ha sido la primera vez que he estado en radio hablando de costumbres chinas. Fue el pasado 15 de febrero, en el programa de Nino Canún, en donde participé con otras personas, entre ellas la también chino-mexicana Cristina Alvarado Engfui. No fue la primera vez, pero sí fue diferente. Los chinos y sus descendientes se han agrupado, en la ciudad de México, desde los años 40, por lo menos. La primera generación, los chinos que hicieron aquí su vida, mantuvieron un perfil bajo. Realizaban sus fiestas en privado. Muchos ni siquiera enseñaron el idioma a sus hijos. Y es que en aquellos años no era una buena idea hacerse notar. Muy reciente estaba la etapa en que muchos fueron deportados a China, con mujeres e hijos y el rechazo popular contra esta cultura

IMAGEN: FE DIGITAL PHOTOS/ SALVATORE

y su gente flotaba en el aire. La generación siguiente, personas nacidas en los 40 y 50, hijos de chinos y mexicanas en su mayoría, aunque padeció los estragos de la discriminación, ya contaba con las ventajas de estar integrados en la sociedad mexicana y de tener educación y dinero. La gran mayoría de los chinos habían logrado, si no riqueza, sí una estabilidad económica por medio de los negocios y usaron ésta para educar a sus hijos. La generación nacida en los 40 y 50 fueron jóvenes “sesenteros” que además, vivieron otra atmósfera a nivel mundial. Ellos fueron, en México, quienes decidieron rescatar los elementos más notables de la cultura de sus padres, para revivirlos y darlos a conocer públicamente, en festivales, carnavales y revistas. Los que somos hijos de estas personas, nacidos en los 70 y 80, ya participamos muy activamente en varias de estas agrupaciones y la convivencia dentro de éstas marcó nuestra infancia y nuestra identidad. No obstante, no tuvimos la infancia demasiado fácil, pues nuestros rasgos y apellidos nos hacían continuo objeto de bromas y burlas, aunque no de violencia física. A estos cambios hay que agregar la evolución que ha tenido la imagen mundial de China. Antes, nación pobre y desarticulada, se la veía como mera exportadora de curiosidades incomprensibles, de criados, panaderos y lavanderos chistosos. Luego, con el comunismo, fue nación cerrada a ultranza, que ahogó su herencia cultural en ideología política.

¿on Ahora, segunda economía mundial y ya un verdadero contrapeso del poder norteamericano en el mundo. Dedicada además, a una ambiciosa promoción de su imagen, de su idioma, de sus costumbres. Esta vez que estuve en radio, pude constatar cómo han cambiado las cosas. Antes, lo chino era curiosidad, cosa rara. Ahora, gracias a todos los cambios que he mencionado a grandes rasgos, lo chino inspira interés real. Y no estoy hablando de los estudiosos, de antropólogos, politólogos y demás profesionales, que siempre se han acercado a China con seriedad. Hablo del público en general, de la gente común, que desde sus casas, mientras mira telenovelas, se entera en algún corte noticioso que ya viene el Año Chino, de su signo, de la comida. No faltó, en el pasado, el comentario burlón, por parte de cierto conductor famoso, cuyo nombre no diré, en el sentido de que la música china sonaba como “si a la cinta le hubiera pasado un tráiler por encima”. Y agregaba la advertencia al auditorio: “no se vaya a espantar, señor, señora, así es la música china”. Ahora, el respeto del conductor, su buen sentido al conducir la plática, el hecho de que eran más mexicanos que chino-mexicanos en la mesa, todo ello, revela que la información sobre lo chino ha permeado lenta, pero profundamente en el bagaje cultural de la sociedad mexicana. La multiplicación de la información, propia de estos tiempos, más la evolución de la colonia de descendientes chinos en México, más el cambio de imagen pública que da China, han hecho el cambio. Tal vez no sea un gran logro, visto en un esquema cósmico, pero es muy satisfactorio. Es reconfortante ver que nuestra identidad como chinomexicanos recibe el respeto que cualquier manifestación humana merece. Más allá de estereotipos o caricaturas. Yo, y otros muchos, ahora nos movemos de forma muy distinta a como hicieron nuestros abuelos o bisabuelos, que se sentían, seguramente, acorralados y señalados, cuando no abiertamente perseguidos. Diferentes serán las cosas para los chinos que ahora, van llegando de China, buscando negocios, poniendo escuelas, invirtiendo. Tal vez hayamos logrado algo, después de todo, con nuestros festivales, nuestras danzas. Tal vez hayamos sido parte de una pequeña mejoría. Ya se verá.

toy ?

47

Nino Canún y Orquídea Fong/ Bamboo foto

el cielo y la tierra

Jorge Fong Para una artista fecunda, rebelde e imaginativa, sobrevivir a la Revolución Cultural China forzosamente tuvo que ser un gran desafío, en el que estaba en juego la libertad y hasta la vida. La afamada pintora china Hu Ming, conocida por sus eróticas pinturas de mujeres militares chinas, sobrevivió y se formó a pesar de todo. Su vocación plástica se enfrentó desde el principio con las limitaciones impuestas por el régimen maoísta. Sus estudios de dibujo y pintura tenían como práctica fundamental hacer dibujo tras dibujo del presidente Mao Tsé Tung. Recortados así sus horizontes, la joven Hu Ming entró a servir a la milicia, donde se manifestó como un auténtico fracaso en cumplir instrucciones y ser puntual. Aún así, siempre contó con suerte, pues nunca fue procesada por sus frecuentes errores y “delitos”, tal como robar y leer libros prohibidos. Muy conocidos son sus cuadros en donde se erotiza la figura de la mujer soldado china. Turgentes senos y muslos parecen querer romper los severos uniformes. Cuerpos atléticos, bronceados, fibrosos, muy alejados tanto de la delicadeza femenina en la pintura antigua como de la imagen asexuada que de la mujer quiso transmitir la propaganda maoísta. Esta negación de la feminidad era además, obligatoria para la mujer soldado y la mujer del pueblo, por lo que la reacción

48

buenas palabras

de Hu Ming hacia una sobre feminización se entiende en este contexto. La pintora se las arregló para estudiar anatomía humana emulando a los pintores de la edad oscura europea: con libros prohibidos y cadáveres, ya que fue sucesivamente bibliotecaria y asistente de la morgue. A lo largo de los años, logró estudiar en la Universidad y trabajar en la sección de cine

49

de propaganda del ejército. En 1993, fuera de China, en Nueva Zelanda, consiguió trabajo de dibujante en un estudio y

pudo pintar, por primera vez en su vida, de forma independiente. A partir de la realización de algunas exposiciones, su

prestigio creció y ahora vende obra en Estados Unidos, Canadá, Japón, Singapur y toda Europa.

cinco elementos

Gloria Varela Los hermosos e impresionantes despliegues del arte marcial chino no sólo tienen como base la práctica de los movimientos, sino también el uso del poder interno del cuerpo. Este manejo del poder interno, o chi, es la materia de la disciplina conocida como Chi Kung. Con su aparente suavidad, el Chi Kung permite al practicante fortalecer los órganos internos y dirigir su energía a voluntad. El Chi Kung está catalogado como una de las cinco ramas de la Medicina Tradiconal China, junto con la herbolaria, la acupuntura, el masaje terapéutico y el Tai Chi Chuan. Incluye numerosas técnicas de respiración y movimientos para manejo de la energía, técnicas de orígenes diversos, pero que en tiempos recientes fueron catalogadas y sistematizadas por el gobierno chino. La esencia del Chi Kung es hacer circular, la respiración por el cuerpo, dirigiéndola con la mente y los movimientos hacia los órganos internos o almacenándola donde más convenga. Este principio es absolutamente inmaterial. Mediante la circulación de la energía por el cuerpo se logra la limpieza de los canales o meridianos energéticos. Los meridianos son cauces por donde corre la energía del cuerpo. Estos cauces se pueden influir por medio de los puntos que trabaja la acupuntura. De acuerdo con el libro “El Qi Gong y sus conocimientos” del profesor , Hu Bin, (Ediciones en Lenguas Extranjeras de Beijing, China, 1990), la práctica del Chi Kung tiene como fin cultivar los tres tesoros: el jing o sustancias esenciales, el chi o energía vital y el shen o espíritu. De acuerdo con el lenguaje médico oficial, el jing son las hormonas masculinas o femeninas. El jeng es el cerebro y el sistema nervioso central y el chi no tiene equivalencia. Existen muchas clases de Chi Kung con sus propios objetivos. Una persona aquejada de alguna dolencia no debe practicar cualquier variante sin saber sus efectos. Hay sistemas para estimular y otros para relajar. Un paciente deprimido debería evitar el Chi Kung relajante, pero en una decisión así, por supuesto, debe participar un experto en Medicina Tradicional China.

50

galleta de

la fortuna

51

galleta de la fortuna

AÑO DEL TIGRE 2010. ¿O BIEN 4708 ?
Una introducción a las predicciones que veremos en estas páginas. Cristina Alvarado Engfui

Durante los días que van del 4 o 5 de Febrero y hasta la segunda luna nueva después del solsticio de invierno, las familias de China recorren miles de kilómetros para reunirse en el hogar de los padres. En la actualidad, la celebración de la fiesta de primavera provoca la movilización humana más numerosa del planeta. El calendario chino marca la llegada del año 4708, equivalente al año 2010 del calendario Gregoriano. Como el calendario chino contempla las fases de la luna en conjunción con los fenómenos solares, es un calendario movible. El calendario lunar era también llamado “Calendario de los diez mil años”- Después, durante la revolución cultural fue rebautizado con un nombre menos dramático: “Calendario agrícola”.

52

Cada año, la lectura de éste desprende una publicación llamada T’ung Shu, el cual es similar a nuestros almanaques occidentales. En este almanaque se predicen las fechas adecuadas para realizar tareas cotidianas y especiales. Desde un corte de pelo hasta una boda pueden ser planeados si se conoce el uso tanto del calendario, como del almanaque. En estas páginas veremos algunas aproximaciones a lo que se predice para el año 4708 o 2010. El cambio de este año ocurrió justo después de la entrada del Li Chun, o inicio de la primavera en el calendario agrícola. Es por eso que los festejos en China se llaman “Fiesta de primavera” y no “Año Nuevo Chino”, como le decimos en México. Este año, El 14 de febrero comenzó lo que conocemos como el Año del Tigre de Metal y terminará el 2 de febrero del 2011.

galleta de

la fortuna

El signo de los valientes
Durante estos meses, el Tigre de Metal reinará con garra dura. Los chinos veneran al tigre ya que es el signo de los valientes. Se dice que este año los ladrones serán reconocidos porque sus actos nerviosos los delatarán. No habrá un solo personaje público que evite el peso del escrutinio. Lo que va del año lo ha demostrado, algunas veces de manera estrambótica, como han sido los casos de escándalos sexuales dentro de la Iglesia Católica y las ligas de algunos políticos con organizaciones narcotraficantes. Seguirán más revelaciones por el estilo, sobre todo durante los meses del mono (Agosto) y el gallo (septiembre). Veremos que las malas noticias, las guerras corporativas y la exaltación de la frivolidad tratarán de opacar las expresiones de un orbe que clama por recobrar sus valores y con ello, su humanidad. Es por eso que este año será decisivo a la hora de ver al futuro. Tenemos que considerar con calma cada acción, cada línea en los periódicos.

53

galleta de la fortuna

LOS MESES DIFÍCILES
La recomendación general es la de actuar en bien de todas las comunidades y dejar de lado el individualismo.
Los meses más complicados serán los que representan a los signos que no se llevan bien con el tigre:

AGOSTO
Mono. Tradicionalmente se cree que el mono es el némesis del tigre porque está formado del elemento enemigo del felino: el metal. Pero, como este año es un año cuyo elemento es de metal, el mes de agosto no será tan brutal como lo fue agosto de 1998, que fue el año del tigre pasado. En este mes, los problemas serán sociales, provocados por errores cometidos por las altas esferas del poder en el mundo. Los poderes que van del ejecutivo hasta el clerical estarán, digamos, incómodos. Algunos hasta serán derrocados, sobre todo los que estén localizados en las zonas ya mencionadas: suroeste, este, noreste y norte del planeta.

FEBRERO
Mes del tigre. Dos tigres juntos en una misma jaula pelearán por la misma presa, pero no querrán compartirla. Un evento que fue grave, pero poco ponderado en la prensa internacional está ligado a la serie de terremotos devastadores en el cono sur. En este caso, de la zona donde está alojado el cinco amarillo (1) se desprendió el gigantesco iceberg llamado B17B que ahora va camino al sur de Australia.

también buenas noticias en los campos científicos y académicos. Como a los medios de comunicación eso les tiene sin cuidado, deberemos aprender a crear criterios de búsqueda bien delimitados en la internet y en publicaciones periódicas serias.

DIcIEmBRE
Rata. Si bien este signo no choca del todo con el año del tigre, es muy posible que se vean encarcelamientos y muertes de famosos durante todo este mes, ya que la energía del mes de la rata chocará con los elementos de salud y familia. Es posible que esto provoque más desplazamientos de humanos y animales migratorios. Algunos de estos desplazamientos serán dolorosos e inusuales. Cardúmenes enteros serán desviados de sus rutas comunes y es posible que eso afecte el comercio marítimo. Los desplazamientos en el norte del planeta se deberán a fuertes tormentas y heladas. Estos desplazamientos en el sur se deberán a incendios y deshielos.

54

mAyO
Serpiente. La serpiente desconfía del tigre. Será el mes de las teorías de la conspiración. Como los elementos conjugados durante este mes dependen mucho del clima, veremos incendios al oeste y noreste de Meso y Norteamérica e inundaciones en el extremo sur de Sudamérica y el Caribe. Los terremotos seguirán, sobre todo si se sigue afectando las zonas este y noreste del planeta donde está alojado el Gran Duque (2)

SEpTIEmBRE
Gallo. Este mes será también difícil, tal vez más difícil que el mes anterior. Eso se debe a que se conjuntan más energías destructivas. Sumado a los conflictos económicos y sociales, la energía del mes del gallo trae más eventos telúricos de importancia. Sin embargo, el mes entero traerá

1 El cinco amarillo representa la energía destructiva del propio planeta. Esta energía se relaciona directamente con la energía del gran duque. Durante este año, la energía del cinco amarillo estará en el suroeste. 2 Este es un concepto usado en lo que se conoce como Feng Shui (en castellano se pronuncia fong tzuey). Pero que no tiene que ver con lo que hemos visto hasta ahora en los medios masivos de comunicación. El Gran Duque es señalado por la posición del planeta Júpiter con respecto a nuestro planeta y dirige una energía cósmica que puede estar a nuestro favor o en contra de nosotros, dependiendo de cuánto respetemos a nuestro planeta. En Cantonés antiguo se llama Tai Sui (en Wade Giles: Tai Suey)

galleta de

la fortuna

LAS BUENAS NOTIcIAS
En cuanto a las noticias amables en esta predicción oscura, los meses que no he señalado: enero, marzo, abril, junio, julio, octubre y noviembre serán meses que poco a poco irán sacando de las clases media y baja lo mejor de sí mismas. Serán momentos de renacimiento en cuanto a conciencia social y cósmica se refieren. Serán meses que intercalados entre los meses violentos, serán de reconstrucción, sí. pero esta reconstrucción será la praxis de una sociedad humana más justa y despierta. Nos está preparando para llegar menos asustados al fatídico año del dragón que viene. Las sacudidas que hemos sufrido en nuestra región nos han traído una conciencia de conjunto humano cada vez más solidaria. Aun cuando las cosechas industriales serán tardías, cada vez más gente verá a sus azoteas y balcones como lugares para el huerto familiar,cambiando la mentalidad, digamos “lumpenizada” en las mentes de niños y adolescentes, al menos en nuestras ciudades principales. Esa es una predicción esperanzadora. El tigre de metal es un maestro gruñón que exige a otros enseñando. Sin ejemplos, sin consideraciones. Es un maestro que no toma en cuenta las colegiaturas. Incorruptible al extremo. No será propicio usar palancas, ni tratar de burlar a médicos y científicos. Este es el año para tomar responsabilidad de nuestro más preciado tesoro como humanos: El libre albedrío.
55

galleta de la fortuna

La relación México-China
Orquídea Fong El I Ching, el antiguo oráculo, puede responder cualquier pregunta. Pero hay que tener cierta práctica en interpretar la respuesta. Usualmente, la respuesta abarca mucho más de lo que uno considera al preguntar. En esta ocasión, nuestra pregunta y la consecuente predicción gira en torno a un tema que a muchos preocupa: la relación entre México y China. Hemos elaborado la pregunta de esta forma, sugerida por nuestro colaborador, Manuel Díaz Suástegui. ¿México podrá mantener con China una relación de respeto, enriquecimiento mutuo y equidad? La respuesta, conseguida mediante el método de las tres monedas, se compone de dos hexagramas. Esto significa que la se nos habla de una situación muy compleja, con diversas ramificaciones.
a) Hexagrama 44. El encuentro. Con la SEGUNDA línea móvil. El tema general de este hexagrama es el encuentro de dos elementos, dos personas, dos conceptos, dos países. Es un encuentro que para una de las partes ofrece peligros, ya que existen facetas tentadoras. Pareciera que este encuentro, para México, ofrecía grandes ventajas, pero el I Ching advierte sobre lo insidioso de la situación. El Ir al Encuentro. La muchacha es poderosa. No debe uno casarse con semejante muchacha. Es una situación inevitable. El encuentro, el relacionarse de los dos países es algo que se tiene que dar. Aparentemente, todo era muy sencillo, muy atractivo. Interpretamos que en el pasado, cuando China no tenía la influencia que tiene, era realmente muy atractivo realizar frecuentes intercambios culturales, mercantiles y estudiantiles. México no consideró el riesgo implicado en la relación con China. Esto lo podemos constatar fácilmente al revisar los años pasados. Se permitió avanzar demasiado las importaciones chinas, mucho más baratas, sin contar con el explosivo crecimiento de las manufacturas baratas de aquél país. Muchas industrias mexicanas se vieron fuertemente afectadas. Podríamos extender esta consideración a otros países del mundo. Por ello, tardíamente, se han aplicado medidas de protección contra la competencia desleal, se han puesto límites a la cantidad de productos que pueden entrar por las fronteras. Pero el I Ching dice claramente que hubo descuido. No se consideró, en el pasado, que China ofreciera peligro alguno. Parecía “débil e invitador”, algo en lo cual complacerse sin consecuencias. La persona—en este caso, el país—que era débil, fue tomando fuerza y pronto resultó difícil de controlar. Dice que I Ching que resulta incluso dañino y malintencionado, pero recordemos que estamos interpretando desde la óptica de la conveniencia de México. Así, pues, se dejó crecer la influencia china de forma perniciosa para México. Esto lo vemos en todas partes: frecuentemente se hacen llamados para “hacer frente a la competencia china” por parte de empresarios que han

56

galleta de

la fortuna

visto mermar sus ganancias. La muchacha fuerte y poderosa que menciona este hexagrama simboliza a China en este caso particular. Dicen varias versiones del oráculo que esta muchacha tiene muchos amantes, por eso, tomarla como esposa no es bueno. Es decir, es un país que—como todos los países, en realidad—tiene numerosos frentes de intereses y por ello, no puede ser leal con nadie, más que a sus propios fines. Pero como además es poderoso, se debe tener extremo cuidado y no dejar que avance a ocupar un lugar que no le corresponde (el matrimonio). De la interpretación del hexagrama y del análisis de la historia reciente extraemos la afirmación de que no se detuvo la avasalladora influencia de China a tiempo para México. Así, nuestro país resultó afectado. De seguir el consejo, sigue el oráculo, el consultante (en este caso México, pues en su nombre hicimos la pregunta), “verá crecer su influencia por todos los puntos de la tierra”. Tiempo de encuentros. El príncipe extiende su autoridad proclamándola a los cuatro orientes. Se han impuesto mecanismos de control del dumping chino, pero no han partido de nuestro país. Lo que México debió haber hecho era promover acciones para dominar a la ‘muchacha poderosa’. La historia reciente nos demuestra que las acciones realizadas por México fueron escasas e ineficientes. De

todas formas, hubo un “príncipe”, es decir, un país líder, que influyó mundialmente para contener las facetas incorrectas de la actividad comercial china. Línea 2. “Hay un pez en el estanque. No hay qué censurar. No estimula a los huéspedes. La forma china de construir imágenes y símbolos nos entrega ahora la idea de que la fuerza perniciosa se encuentra contenida, eso es lo que implica la frase ‘un pez en el estanque’. Es un control suave, que no se logró por la violencia. O bien, se está aconsejando que México mantenga la relación con China en un nivel donde todo esté controlado diplomáticamente. El pez en el estanque—en otras versiones, “en una bolsa”—también habla de una buena presa, un recurso que se tiene a la mano. Ambos significados valen simultáneamente, es decir, la relación con China es para México una ventaja al mismo tiempo que algo que tener bajo estrecha vigilancia y control. Pero no son buenas noticias, ya que se agrega la frase “no estimula a los huéspedes”. La frase “no estimula a los huéspedes”, es decir, a los que habitan la casa, significa que los mexicanos no se están beneficiando realmente de la relación con China. Esto, dice el I Ching, es culpa de dueño de la casa, del gobierno. El gobierno mexicano no ha sabido manejar la relación con China (ni con otros países poderosos) de

57

galleta de la fortuna

forma que el alimento llegue al pueblo. Sin embargo, el oráculo dice que “no hay qué censurar”, lo cual implica que no hay maldad, sino incompetencia, en todo caso. Hasta aquí el primer hexagrama, el cual nos ha presentado los antecedentes de la situación. Ahora, en el segundo hexagrama veremos la evolución próxima. No es halagadora, pero tampoco insoluble. b) Hexagrama 33. La retirada. La Retirada. Éxito. En lo pequeño es propicia la perseverancia Este es el hexagrama de la retirada estratégica, del hacerse hacia atrás para luego avanzar. México no está en posición de competir al mismo nivel con China, por ello, lo más sabio es retirarse a zonas de seguridad y hacer crecer el valor interno. Como país, México debe dejar de intentar “hacer frente a China”, detenerla, vencerla, equiparársele o bien, oponerse a sus iniciativas. No es sabio. No tiene la fuerza ni las condiciones son propicias. México debe retirarse, es decir, evitar gastar fuerza en oponerse y usar esa energía en construir DENTRO, en fortalecer el mercado interno, la justicia social, el empleo, resolver la inseguridad. China es un oponente y tiene muchas facetas que son negativas para México, pero la forma en que se ha estado enfrentando a esta potencia es equivocada, al menos de parte de muchos empresarios. Opinamos que la parte diplomática se ha llevado acertadamente. Los que se acercan a China, sin verla como enemigo, sino como oportunidad, deben, asimismo, ser reservados y cautelosos. Recordemos que este país tiene una economía en pleno crecimiento, en violento

58

crecimiento, diríamos y que al mismo tiempo, sus regulaciones legales y sanitarias no están maduras. No existen buenos controles de calidad, derechos laborales firmes, hay excesiva burocracia. Estos aspectos negativos pueden volverse en contra de los que se acercan a esta nación. Estos aspectos no son fácilmente controlables y es muy factible que los que hacen negocios con China deban a su vez, retirarse ante la imposibilidad de manejar estas circunstancias. Los empresarios mexicanos que tratan con China deberán tener todo esto en cuenta y considerar que se pueden tener pequeños éxitos, pero no el GRAN éxito, entendido éste como llevar a México por encima de China. Además, México debe negarse a participar conjuntamente con China en iniciativas y proyectos que exijan demasiado de sus fuerzas. Del clásico de Richard Wilhelm citamos: “La retirada no debe ser confundida con la huida, que significa salvarse a sí mismo en cualquier circunstancia, en tanto que la retirada es un signo de fortaleza… por ello, no abandonamos simplemente el campo al oponente; le hacemos el avance difícil al mostrar perseverancia en actos aislados de resistencia”. En conclusión y respondiendo la pregunta inicial: México pudiera ponerse en camino de lograr una relación equitativa con China si sigue las directrices marcadas en la presente lectura. Sin embargo, es sumamente difícil, ya que México no es UN individuo, existen miles de iniciativas actuando juntas. Consideramos que las acciones más destacadas corresponden al gobierno, a la diplomacia y a los empresarios.

HEXAGRAMA 44

HEXAGRAMA 33

esta en chino

Jorge Fong
Con un lugar propio entre las artes debido a su innegable belleza, la caligrafía china remonta su historia a más de 2000 años antes de nuestra era. Las primeras muestras, relativamente tardías, se remontan a los años 1400 A.C. y evidencian que el sistema de escritura se encontraba muy evolucionado en ese entonces. Hacia el 2600 A.C., durante el reinado del Emperador Amarillo, Shi Huang ti, uno de los ministros, K’ang Hsie, crea el estilo del Gran Sello. Dicho estilo, dice la leyenda, fue creado a partir de la observación de los astros en el cielo y de las impresiones de las pisadas de pájaros y otros animales en la tierra. Sin embargo, los estudiosos afirman que no es posible que un solo individuo haya sido capaz de crear todo un sistema de escritura. Lo más probable es que esta historia tenga como fondo un esfuerzo de sistematización que venía de mucho tiempo atrás y culmina en la Dinastía Qin. La escritura Gran Sello es la más antigua de China, pero no es arcaica, es decir, no es primitiva. Actualmente se sigue empleando para cierto tipo de documentos. La persona común no puede comprender esta escritura, pues sus trazos guardan muy poca relación con los caracteres hoy en uso. La escritura o caligrafía del Gran Sello se hacía por medio de estiletes o buriles y se caracteriza por sus trazos simples y vigorosos. Sus líneas son finas, con terminaciones puntiagudas y casi todas rectas, si bien hay algunos caracteres con líneas curvadas. Los materiales donde se escribía eran generalmente cilindros de piedras, huesos y conchas de tortuga, éstos últimos empleados usualmente con fines adivinatorios. Durante el invierno de 1898-1899 se descubrieron durante unas excavaciones en la aldea de Anyang, cercana a Henan al norte del Río Amarillo, una gran cantidad de caparazones de tortuga y omóplatos de venado con inscripciones. Los habitantes del lugar les llamaban “huesos de dragón” y los recolectaban y molían para luego venderlos como medica, mentos. Sin embargo, alrededor de 3 mil de estas piezas lograron llegar a Shanghai después de una larga peregrinación causada por la insurrección de los Boxers y la consecuente intervención extranjera de funestas consecuencias para China. El letrado Liu E, las examinó, concluyendo que lo que tenía entre manos era, ni más ni menos que una colección de muestras de la más antigua escritura china. En 1903 publica una obra con más de 800 reproducciones y grabados mostrando por primera vez al mundo lo que realmente eran. Las primeras traducciones de estos caracteres se realizaron en 1904. Wang Shi Chih, paradigma de los calígrafos chinos que vivió durante la dinastía Han, (321379 D.C.), sentenció en un famoso texto: “La caligrafía es como la guerra, en donde el papel representa el campo de batalla, los pinceles son las lanzas y espadas y la tinta y la mente son los comandantes en jefe; en tanto que la habilidad y destreza fungen como los oficiales en jefe y la composición, la estrategia. Tomando el pincel se entra en batalla; trazos y líneas siguen las órdenes del comandante y los giros y retrocesos son los estallidos mortales” .

59

rollo de seda

60

El afamado escritor Erle Stanley Gardner/autor no determinado

(La cerbatana china)

Erle Stanley Gardner fue, y sigue siendo, aun fallecido, un famoso autor estadounidense de novelas policíacas. Es creador del celebérrimo abogado-detective Perry Mason. En los 60, publicó la novela Murder up my sleeve, titulada en castellano La cerbatana china y publicada en España y América Latina por Editorial Aguilar. (1) En esta novela nos presenta al también abogado Terry Clane, quien tiene la particularidad de poseer de una capacidad de concentración muy desarrollada,

aprendida en un monasterio chino. Usando sus capacidades, Clane ayuda a esclarecer un asesinato cometido con un arma rara y poderosa: una cerbatana de muñeca, de fabricación china. La acción transcurre en San Francisco y participan tres personajes chinos: el viejo criado de Clane, Yat Toy; Sou Ha, una bella joven hija de Chu Ki, un rico comerciante del barrio chino. Los tres manifiestan su absoluta lealtad y devoción hacia Clane, quien por su respeto y dedicación, ha sabido ganarse su cariño y

rollo de

seda

aprender las costumbres chinas. Presentamos una selección de fragmentos de esta novela, para invitar al lector a conocerla en su totalidad. Incluimos el prólogo que Gardner realizó para la obra y algunas partes en las que el autor nos ofrece vislumbres de las costumbres y las personas que él conoció y amó. OFV.

las contrafiguras de los personajes descritos. He tenido amigos chinos que sin vacilar han arriesgado por mí sus vidas. A ellos les debo el más fascinador de los sistemas de disciplina mental, y en estas líneas reconozco mi deuda con ellos. E.S.G

DECLARACIÓN Los personajes chinos de esta novela son ficticios, pero el fondo no lo es. Toda incorrección que pueda haber será debida a mi falta de habilidad en concentrarme sobre lo que me ha sido enseñado. Los chinos de cierta cultura rara vez se mezclan con los extranjeros y, sobre todo, se muestran inaccesibles al turista. El gozar del privilegio de la amistad de numerosos chinos de esa clase es una fuente de continua satisfacción. Su lealtad con los amigos, la paciencia con que han perdonado mis infinitos errores, ha creado en mí una impresión imperecedera. Les resulta difícil comprender una memoria que es menos que fotográfica. Mis torpes esfuerzos por dominar su idioma, mis fallas en la etiqueta china, deben haber provocado su risa y embarazo. Que yo nunca haya observado en ellos ninguna muestra de eso, es un detalle de su innata cortesía. Por si alguno de los detalles de este libro resulta exagerado, debo decir que fue un chino quien me explicó largamente todo cuanto hace referencia con la concentración; y que los mejores amigos que he tenido eran también chinos. China es una gran nación. Sus súbditos comprenden numerosas clases sociales. Mucho se ha escrito sobre las más accesibles clases bajas; demasiado poco de las clases elevadas, de los aristócratas, que profesan una verdadera veneración por los profesores y sabios. No soy novelista. Ojalá lo fuese. Pero si algún lector considera exagerado el ambiente chino que se describe en mi libro, debo declarar he conocido

(En la oficina del fiscal, adonde Clane ha sido citado a declarar luego del asesinato de Jacob Mandra, cometido con una cerbatana china). (El fiscal lee un informe acerca de Terrence Clane). (…) “Las investigaciones realizadas en China indican que durante el tiempo que duró su alejamiento de la civilización, ingresó en un monasterio chino, como neófito, a fin de conseguir llegar hasta las ruinas de un templo donde se guardaban gran número de piedras preciosas. Sus profesores le consideraban un alumno muy capacitado. Se dice que había terminado ya sus prácticas religiosas cuando un incidente le obligó a huir a la costa”. El fiscal se disponía a leer el contenido de la segunda hoja, pero se contuvo, diciendo: —Creo que he leído ya bastante para hacerle comprender lo enterado que estoy de todo. —Parece increíble—comentó Terry. —Tengo motivos para creer que el informe es exacto, señor Clane. Terry movió la cabeza. Sus ojos expresaban diversión. No llegué a completar mi entrenamiento religioso—dijo—. No pasé de simple neófito. A lo máximo que llegué fue a cuatro segundos y medio de concentración. Mis maestros — ¡Cuatro segundos y medio!—exclamó el fiscal—. Querrá usted decir horas. A veces, señor Clane, me enfrasco de tal manera en el estudio de un problema, que pierdo toda la noción del tiempo.

61

rollo de seda

Terry percibió una nota de irritación en la voz del fiscal. Era evidente que deseaba volver al tema que más le importaba, aunque el mismo tiempo era indudable que se enorgullecía de su capacidad de concentración. Disgustado por haber hecho tan bien el juego del fiscal, permitiéndole presentar el informe escrito, leído de forma que le produjera cierta vaga inquietud. Terry sacó un lápiz y apoyó la punta sobre la mesa. —Usted creyó que se concentraba—dijo Clane—. En realidad solo tenía ocupada una pequeñísima parte de sus poderes mentales. Por ejemplo, concéntrese dos segundos sobre la punta de este lápiz. Dixon fue a decir algo, luego frunció el ceño y miró la punta del lápiz. —Ahora supongo que deseará usted que le describa la punta de ese lápiz, ¿no?—preguntó, mientras Terry lo guardaba. —Bien, la mina es algo más blanda de lo corriente. Hay un pequeño punto.. —Perdóneme—le interrumpió Terry— ¿Qué estaba yo haciendo con la mano izquierda mientras usted se concentraba en el lápiz que sostenía con la derecha? —La tenía usted metida en el bolsillo izquierdoafirmó Dixon. Terry sonrió. —En China—dijo con gran amabilidad— se supone que la persona que concentra todas sus facultades mentales en la punta de un lápiz, no puede fijarse en nada más. Le aseguro señor Dixon, que no es una cosa fácil (…)

—No. Le visité después de mi regreso a fin de comprobar una opinión que me había formado. Me escribió, pidiéndome que le buscara determinado objeto por el me ofrecía una generosa remuneración. — ¿Qué objeto era ese? —Prefiero que se lo pregunte usted al mismo señor Mandra. —Desgraciadamente eso es imposible. —Imposible es una palabra muy definitiva. El fiscal hizo como que no oía el comentario. —¿Era por casualidad una cerbatana de muñeca? Después de algunos segundos de vacilación, Terry contestó: —Sí, eso era. — ¿Qué clase de arma es esa? —Un tubo de bambú conteniendo un potente muelle y un tope que es soltado por una presión. Dentro de la cerbatana se coloca una flechita de metal. El muelle se comprime hasta el máximo, siendo retenido por el tope. La cerbatana mide unos veinticinco centímetros de largo. Se lleva atada al antebrazo y oculta por la amplia manga de un traje chino. Al apoyar el antebrazo sobre una mesa se acciona el disparador y la flecha es disparada. — ¿Es un arma mortífera? —Mucho. —Quiero decir si puede matar a un hombre. —Con ese fin se construyen.

62

( ...) —¿Conoce usted a Jacob Mandra, el financiero?—preguntó. —Lo he visto. — ¿Le conoció antes de marchar a China? Terry se esforzaba por mantener una inflexible frialdad, como barrera que no pudiera ser franqueada por el fiscal.

Terry Clane se detuvo en la acera, frente al edifico en el cual tenía Dixon su oficina. Aparentemente lo hizo para encender un cigarrillo. De pie allí, con la cerilla protegida por sus manos, aspiró hondo y colocó el problema de la muerte de Mandra en el primer lugar de sus

rollo de

seda

pensamientos. Luego, utilizando el método de concentración aprendido en Oriente, enfocó toda su fuerza cerebral sobre aquel punto. El ruido del tráfico se fue debilitando en sus oídos hasta apagarse por completo. Las figuras de los transeúntes, el río de coches, todo desapareció ante sus ojos, quedando tan solo la llama de la cerilla. Durante el espacio de tiempo que tardó la llama en descender hasta sus dedos, Terry Clane permaneció concentrado.

Fotografía de la portada de una de las primeras ediciones de la novela

Donde la calle Stockton, de San Francisco, sale de la parte norte del túnel, se convierte en una parte de China, como si hubiera salido en el centro del Celeste Imperio. Tiendas de objetos chinos, escaparates llenos de raras muestras del arte oriental, todo se ofrece a la curiosidad del turista. Rozándose con sus elegantes vecinas, se ven pequeñas tiendas dedicadas al comercio con los compradores chinos. Allá pueden encontrarse extrañas drogas de Oriente, astas de ciervo cortadas en rodajas, que sirven para dar fuerza y valor, gen-ts’en para hacer sangre, si uno se abstiene de comer verduras durante el tratamiento. En las esquinas se ven puestos al aire libre donde pueden comprarse golosinas chinas, langostinos secos, azúcar de arce. Detrás de los iluminados escaparates se hallan las rebosantes viviendas donde los chinos se agitan como atareadas abejas. Cuando un pueblo ha vivido durante generaciones en unas ciudades donde el espacio es sumamente valioso, y ha aprendido a ser feliz viviendo como sardinas en lata, semejante existencia se convierte en una costumbre que sigue cuando se podría vivir con más amplitud. Allí se ven puertas normales, que jamás se abrirían a ningún blanco; largos tramos de escaleras que conducen a pasillos llenos de puertas, que dan la sensación de amplio espacio y amor a la vida privada. Pero dichas puertas se abren a habitaciones comunes, en las que viven numerosas familias en armoniosa congestión

63

imposible de comprender por los cerebros occidentales (…)

(... ) Terry pulsó un botón. Del interior llegó el repiqueteo de un timbre. Un momento después, un criado chino, de arrugado rostro, le miró inexpresivamente, haciéndose después a un lado. Terry entró en un recibidor alfombrado lujosamente, torció a la izquierda y atravesó luego una cortina. Chu Ki estaba demasiado imbuido de supersticiones orientales para ocupar ninguna habitación en la que una puerta quedase en línea recta con la ventana, o en la cual dos puertas quedaran frente a frente. Y para asegurarse aún más, había hecho colocar un biombo en el interior, velando la puerta. Porque es un hecho reconocido por todos que esos espíritus sueltos y deshonrados, conocidos por el nombre de “Fantasmas sin Hogar”,

rollo de seda

destinados a vagar por las nieblas del más allá, solo pueden avanzar en línea recta. Semejantes fantasmas no pueden cruzar un puente en zigzag, ni salvar un biombo. Además, tampoco pueden levantar del suelo sus pesados pies para salvar un reborde de veinte centímetros, en un oscuro corredor. Chu Ki era un hombre lo bastante inteligente para comprender lo acertados que estaban los occidentales al burlarse de tales creencias; pero amaba demasiado las costumbres de su raza para olvidar ninguna de las tradicionales precauciones. Cuando Chu Ki vio a Terry, se quitó gravemente las gafas con montura de concha, con cuya acción concedió a Terry el honor de dejar a un lado su sabiduría de años, reconociendo así la sabiduría del joven. Terry unió sus manos y las agitó frente a él, en el saludo chino.
64

otoño, así tu visita da nueva vida a mi corazón— declaró Chu Ki en cantonés. En el mismo idioma, Terry respondió: —Yo he sido quien ha venido en busca del vivificador sol de tu gran sabiduría (...)

(... ) Chu Ki hizo sonar un batintín. Descorrióse un entrepaño de la pared y apareció el impasible rostro de un criado. Chu Ki musitó el nombre de su hija. En el entrepaño se cerró. Un momento después abrióse una puerta. El nombre de una hija china representa la imagen que dicha hija recuerda a su padre. Sou Ha, traducido a nuestro idioma, representa, aproximadamente: “Halo Bordado”. Terry se puso en pie mientras la joven, delicada como el pétalo de una flor y fresca como una aurora en las montañas, entraba en la estancia. Tenía los ojos negros como la obsidiana húmeda, y miró interrogadoramente al visitante. Los labios que le sonrieron habían sido coloreados con carmín. — ¿Por qué la llamada oficial? Si me he retrasado un poco ha sido porque deseaba hacerme más bella. —Purificadora de lirios, pintora de rosas, ¿quieres perfeccionar la perfección?”acusó Terry. La joven echóse a reír y su risa era como tintineo de las campanillas que cuelgan de una linterna china agitada por el viento. Chu Ki cortó las efusiones de ambos jóvenes. Sin pronunciar una palabra, con la simple dignidad de un ademán, puso de manifiesto la prerrogativa de su edad y dominó la conversación.

—Como el sol calienta las moribundas hojas de

Retrato de Mr. Goon Dip, su esposa e hija, 1911. Este ciudadano, muy querido y respetado en Milwaukee, pudo ser inspiración para el autor de La Cerbatana China, pues al igual que Chu Ki, era comerciante, líder del barrio chino y padre de una hermosa muchacha.

Faltaban diez minutos para el mediodía cuando Yat Toy se acercó silenciosamente a Terry Clane. Éste se hallaba tendido en un sillón de mimbre, tomando el sol, y levantó la tira de tela que

rollo de

seda

protegía sus ojos. La apergaminada piel de Yat Toy, cruzada por innumerables arrugas, colgaba fláccida de las mejillas y se extendía tirante en la frente. La edad había reducido su estatura hasta el punto de que apenas medía algo más de un metro y medio. Sin embargo, sus brillantes ojos no perdían el menor detalle. — ¿Qué ocurre?—preguntó Clane. —El hombre de la epidermis quemada por el sol y los ojos pálidos, cuyo nombre se enreda en mi lengua, te espera—dijo en cantonés—. Es el hombre que habla siempre de caballos y de dinero.

—Será Levering—dijo Clane en inglés—. Dile que aguarde un momento. No vendría a esta hora, Yat Toy, a menos que necesitase algo. El hacerle esperar un poco le hará bien—y para ilustrar su punto de vista, citó el proverbio chino de que cuanto más se cuece la carne, más tierna está. Yat Toy no sonrió, pero cierto suavizamiento en las líneas de su boca indicó que comprendía perfectamente.

65

Contraportada de la edición de Pocket Books, editorial especializada en novelas policíacas.

acción

fotogrAfíAs: © soNy Pictures

66

La Casa de las Dagas Voladoras es, por supuesto, un retrato de la vasta cultura china. Este no es un film para principiantes: requiere cierto conocimiento acerca de la cultura y más específicamente de las dinastías del país. Cultura y tradición es justamente lo que nos encontramos en este drama. No es un simple filme clásico acerca de artes marciales, ni el manejo de un tema base de la tradición oriental: es un viaje a la dinastía T’ang, uno de los imperios más significativos de la historia de China, la cual, ya en el 859 A.C. está en declive. La gran historia nos transporta a un país lleno de conflictos políticos y sociales, con un gobierno corrupto, y un emperador sencillamente incompetente. La decadencia de anteriormente esplendorosa dinastía T’ang desequilibra la nación, surgen facciones que luchan por el poder por lo que los ejércitos comienzan a moverse y a crear rebeliones.

Es ahí donde entra en acción la alianza de La Casa de las Dagas Voladoras, grupo que opera buscando quitar a los ricos para dar a los más desdichados. El gobierno enfurece pues ha luchado y terminado con el líder del grupo, sin embargo este esfuerzo no ha sido suficiente pues esta casa continúa actuando gracias a un líder misterioso. La sospecha comienza con la llegada de Mei, la nueva bailarina, al Peony Pavilion, de quien se cree es la hija del difunto líder. Un policía, Jin, está encargado de descubrir si Mei está involucrada con La Casa y para lograrlo, personifica a Viento, un guerrero. Pronto, una historia de amor surgirá entre el falso guerrero y la bailarina ciega, historia que termina al más puro estilo trágico, ya que los protagonistas se encuentran divididos entre su amor y su deber y este conflicto los lleva a la muerte.

acción

Sau-Yen R. Loo

67

¿Por qué vale la pena verla? Es un perfecto equilibrio entre la parte femenina y masculina de la cultura china. En esta producción encontramos tradición, alianzas secretas, artes marciales, la belleza de las bailarinas, los atavíos de las cortes, un lugar lleno de secretos y desde luego el antiguo manejo de los secretos políticos y de sectas por medio de las danzas con movimientos secretos. El gran director Zhang Yimou nos muestra una riqueza visual y coreográfica excepcional, pero nos encontramos no sólo con eso, sino con su objetivo realizado: “un filme acerca del amor y las pasiones”. La diferencia de identidades, el amor enfrentado al deber, y las intrigas que separan a los enamorados, pero un amor que existe hasta el momento final. La belleza estética presente en este filme es justamente la principal atracción del mismo, no el hecho de abordar el tema del amor, completamente explotado, sino la entera marcha de un espectáculo de danza, instrumentos delicados y magia de colores lo que la hacen verdaderamente impresionante.

chopsticks

Jorge Fong

Como hemos hablado en otros artículos de este primer número de Bamboo, los chinos ponen una atención muy especial en lo afortunado y lo desafortunado de hechos, palabras y objetos, sobre todo en la noche más importante del año, la llegada del Año Nuevo. Y en este sentido, se da una especial atención a la comida. Además de cuidar el equilibrio de sabores, colores y texturas, algo obligado en la cocina china, se toma en cuenta los simbolismos que tienen los diversos ingredientes y las pronunciaciones de sus nombres. También influye el deseo de contar con comida abundante para dos días, por lo que se prefieren los bocadillos fríos, para no cocinar en el primer día del año. Aunque naturalmente los platillos que prefiere la gente son diferentes en las diversas regiones de China, existen algunas costumbres generalizadas. Por ejemplo, se acostumbra incluir un platillo de pescado, porque su pronunciación –YÜ-es idéntica (en chino mandarín) a la de otra palabra que significa “excedente”. Otro infaltable son los jiaozi o ravioles, de los que hablamos en otro artículo. Y naturalmente, siempre están presentes los Rollos de Primavera, popularizados desde hace décadas en Occidente y conocidos también como Egg Rolls. Estos bocadillos son un favorito cantonés de Año Nuevo, ya que se pueden preparar en grandes cantidades, rellenarse de casi cualquier cosa y comerse fríos o calientes. Receta de Rollos de Primavera.( Chun Yuan). Los ingredientes y preparación de estos bocadillos son sencillos. La parte complicada en su ‘armado’, por llamarlo de alguna manera, ya que requiere cierta destreza. Es de esperar que los primeros que usted haga no queden demasiado estéticos, pero después de unos cuantos ensayos, dominará el rellenado y enrollado de las hojas de masa. En tiendas especializadas se venden hechas las láminas para rollos, de harina de arroz, aunque como ocurre en la cocina cantonesa, se pueden sustituir ingredientes. Ingredientes de la masa. (para aproximadamente 40 rollos) 1 kg de harina de trigo 100 gramos de manteca vegetal 2 huevos

68

chopsticks

Sal y azúcar. Agua. Ingredientes del relleno. En realidad, estos rollos están pensados para aprovechar los pequeños sobrantes de comida que quedan en las casas, por lo que pueden rellenarse de lo que sea, pero presentamos una receta especial para un relleno delicioso. Es un guisado salado, pero en China también se preparan rollos con rellenos dulces. ¾ de kilo de carne de puerco en trozo. ½ kilo de brote o germinado de soya. 8 cebollitas de cambray. 3 ramas de apio. 1 cucharada de jengibre en julianas. 3 pimientos verdes. 5 zanahorias medianas, frescas. 8 hongos negros, grandes. Salsa de soya espesa. 3 dientes de ajo en juliana. Sal. Pimienta. Licor fuerte de cualquier clase. (Incluso se puede usar tequila). Aceite de ajonjolí.

incluidos los tallos. Cortar el apio en rebanadas finas. Sin las hojas. Poner a calentar aceite hondo en una cacerola pesada o bien, un wok. Al estar humeante el aceite, echar a freír la carne, el ajo, el jengibre y el apio. Revolver rápidamente. Al ver la carne cambiar de color, agregar los hongos y las zanahorias. Dejar cocinar 5 minutos y agregar el pimiento y las cebollas con los tallos. Revolver frecuentemente. Sazonar con salsa de soya, pimienta y sal hasta quedar al gusto. El guisado está listo cuando los hongos y las zanahorias están cocidos. Al apagar, agregar el brote de soya, revolver y tapar. El calor residual cocinará ligeramente el brote y no perderá su frescura. Dejar enfriar. Hacer los rollos. Tomar una porción de masa y colocarla sobre una tabla enharinada. Extender con un rodillo hasta lograr una hoja uniforme, de unos 3 mm de alto. Una vez extendida, cortar con cuchillo rectángulos de aproximadamente 15 x 8 centímetros. En realidad, se pueden hacer rectángulos más pequeños y elaborar ‘minirollos’. Pero no es recomendable que sean más grandes, porque la cocción no resulta. Siempre sobre la tabla, colocar en un extremo de los rectángulos una cucharada de relleno ya frío, sin líquido alguno. (Si el líquido del guisado humedece la masa, produce que se ablande y se hagan agujeros). Luego, con los dedos enharinados, enrollar y pegar a lo largo y por los extremos. Si la masa no pega, con un pincel húmedo con agua repasar las orillas y presionar. Es recomendable tener los rollos hechos antes de proceder a freír, para evitar confusiones. Los rollos se fríen en aceite muy hondo y muy caliente. No se deben poner dentro de aceite tibio o frío porque entonces absorberán demasiada grasa. Tampoco deben freírse muchos al mismo tiempo, porque esto hace disminuir la eficacia del freído. Freír hasta que tomen un dorado ligero y queden crujientes. Escurrir sobre papel absorbente. Se pueden comer recién hechos o fríos y acompañados con ensalada de cualquier clase y aderezados con salsas dulces o picantes.
69

Preparación de la masa. Colocar la harina cernida con media cucharada de sal y media cucharadita de azúcar. Agregar la manteca vegetal e incorporar. Agregar una taza de agua fría e incorporar. Agregar los dos huevos y seguir trabajando la masa. Poner otra taza de agua. Amasar con las manos enharinadas. Debe quedar con consistencia de bola, pero suave al amasar y fácil de unir, que no se separe ni se sienta reseca ni tampoco pegajosa. Amasar repetidamente y tapar con un paño y dejar reposar. Preparación del relleno. Filetear la pieza de carne de puerco en rebanadas pequeñas y delgadas, de aproximadamente centímetro y medio de largo y medio de ancho. Poner la carne a marinar con un chorro de licor, sal, pimienta, dos cucharadas de salsa de soya y aceite de ajonjolí. Echar a remojar los hongos en agua caliente. Después de 20 minutos, rebanarlos en filetitos delgados. Rebanar los pimientos en julianas. Rebanar las zanahorias en julianas. Rebanar las cebollitas en filetitos transversales,

la pagoda

70

Fotografía cortesía de Tomo Yun, en www.yunphoto.net

Las almohadas eran parte integral del dormitorio chino antiguo, tal como es en la actualidad, con la diferencia que no siempre eran suaves. Se conservan almohadas antiguas hecha de bambú,madera, cerámica y seda. Y aunque siempre fueron pensadas para descansar la cabeza, en muchos casos eran también objetos decorativos y obras que reflejaban determinado estilo artístico regional. Las almohadas de cerámica eran usadas por los vivos, pero también se colocaban entre los efectos de los difuntos, al enterrarlos. Esta almohada de cerámica, con la forma de un niño acurrucado, se exhibe en el Museo Provincial de Historia de Shaanxi y se calcula que fue elaborada alrededor del año 1200. El uso de este tipo de almohadas rígidas fue rápidamente desechado en China desde que se introdujeron las suaves almohadas occidentales, en tiempos de los primeros contactos con Europa, a mediados del siglo XIX.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful