Está en la página 1de 3

Bogotá D.C.

03 de mayo de 2010

REVERENDOS

OFICIALES

DE LA OBRA DEL MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL

BOGOTA COLOMBIA

Reciba un cordial y fraternal saludo

Hermanos a través de esta nos permitimos expresar los motivos por los
cuales, mi esposa Mercedes Vargas y Miguel Antonio Escalante e hijos nos
ausentamos de la iglesia de Carlos Alban desde el mes de enero del 2009

• Desde tiempos atrás el pastor Rosendo Guerrero venia tomando


actitudes de rechazo a las actividades espirituales que se proponían
como visitas domiciliarias a las familias de la iglesia de los que
conocíamos que se habían retirado, le pedíamos explicación y nos
evadía comentando que eran unos rebeldes y por tanto no lo hacía él ni
nos dejaba visitarlos.

• Las discrepansas entre nosotros se acrecentó cuando en la calidad de


líder del grupo de caballeros le hice invitación especial al Hno Humberto
a que nos visitara para un culto misionero, se sobre salto disgustado,
sacando las disculpas que la ofrenda tenía que ser voluptuosa y que él
hermano no tenía tiempo por su labor etc, pero al igual se le sugería a la
Hna Raquel invitar a la Hna. Idalith Ocampo tampoco accedieron en
ningún momento invitar a un oficial de la obra, solo se limitaba a invitar
a sus amigos.

• También tuvieron la falta de cortesía de invitar al Hno Humberto para el


día que se celebró los diez años de fundada la iglesia, e invitaron a otro
pastor amigo de él. Creo que de pronto fue porque ese día hacia el
lanzamiento del nuevo nombre de la iglesia “Misión & Vida del
Movimiento Misionero Mundial” que es el nombre con el que se conoce
ahora.

• En varias ocasiones nos hizo ridiculizar ante los hermanos por algún
error por pequeño que fuera como de ortografía o por no leer bien
alguna lectura.

• Cuando se le pidió que nos ayudara para abrir un campo blanco en el


barrio la Primavera nos menosprecio el ministerio ridiculizándonos,
frente a otros hermanos y nos ponía metas como si ya fuera una iglesia,
que de lo contrario eso no servía para nada que era perder el tiempo.
Nos hizo poner en enemistad con los que veía que teníamos una buena
relación. Nos prohibió que tuviéramos alguna visita o llamada a algún
hermano de la iglesia.

• Pero no resaltaba la labor cuando se entregaban hasta familias


completas, discipuladas listas para bautismo, ofrendando y diezmando.

• Se deja notar en él que le interesa visitar y orientar, es a las familias que


ve que tienen cierto nivel económico, porque a las familias necesitadas y
humildes no las visita y si las visita por persistencia de las mismas las
ridiculiza por su condición de pobreza física y luego lo expresa
públicamente desde el púlpito.

• Con la colaboración y apoyo de la obra y del hermano Rey Adam se inició


en el mes de diciembre una obra en el barrio Islandia, y los comentarios
del hermano Rosendo son como los siguientes: esa es una cueva de
rebeldes y que el que allí se acerque le cae maldición, por andar con los
rebeldes y argumenta que no tenemos ningún ministerio y que lo que
somos es unos divisores de la obra que lo que tenemos es demonios y
que no servimos para nada, todo esto lo ha comentado con hermanos
que sabe que de una u otra manera se relacionan con nosotros y desde
el pulpito en sus predicaciones de los dos (Rosendo y Raquel)

• Por todo esto los hermanos que nos encontramos en las calles y que sin
nuestros vecinos, nos miran y nos huyen con desprecio y personalmente
el mismo muestra una actitud de menosprecio.

• En la asamblea con la iglesia y los oficiales, en los argumentos que dio


respecto a nosotros dijo mentiras como: “que el se había acercado a mi
para presentarme el plan de cambio de líder de caballeros”, en ningún
momento, lo que noté fue que en una reunión privada que tuvimos
antes de que hiciera los nombramientos respectivos el siguiente
domingo le hice notar las inconformidades respecto con los que se
habían retirado y de la incomodidad presentada por la invitación hecha
al Supervisor de la obra, no me mencionó nada sobre el cambio sino que
lo efectuó sin previo aviso. Otra mentira dicha por el fue “ que mi
esposa le había pedido receso para no asistir a la iglesia por un tiempo
que por enfermedad”, ella si le dijo fue que por lo que estaba pasando,
que tenia dolor en su corazón era mejor un receso en el trabajo con el
grupo familiar. La otra mentira fue que “tan pronto que vino de la
convención nos hizo una llamada”, si nos hizo una llamada pero a los
veinte días después, en todos esos días atrás estuvimos esperando una
llamada departe de el o una visita porque solo estamos como a seis
cuadras, pero cuando ya la hizo yo ya me había acercado a la oficina a
comentarle al hermano Humberto de las situaciones que estaban
pasando en Carlos Alban respecto al pastor y el manejo que le estaba
dando a la iglesia fundadora, le manifesté que mi familia y yo nos
seguiríamos congregando en la Chucua.

• En esa semana siguiente a esta asamblea con los oficiales de la obra, en


una noche a altas horas cuando todos dormíamos tuvimos un atropello a
golpes en las puertas de nuestra casa, de inmediato salimos a ver que
pasaba y notamos que el que lo hizo salió corriendo y no se dejó ver.
Vemos la ira que los hermanos de Carlos Alban nos tienen y donde
pueden y saben que tienen algún vínculo con nosotros siempre nos
están manchando nuestra reputación, que si nos tratan o van a Islandia
les cae maldición porque somos divisores y rebeldes.

• Y así como nosotros muchas otras familias de las antiguas en la iglesia


tienen su historia de maltrato y abuso de autoridad por parte de este
pastor, que fue puesto allí para restaurar a la iglesia después del caso
con el pastor Eliecer, pero no fue así sino que fue tomando uno por uno
para hacerles la vida imposible y que se retiraran y fue expresado por
Raquel en alguna ocasión que la meta era formar una iglesia nueva y así
lo hicieron y están cumpliendo su propósito.

• La verdad a este señor le falta mucha ética profesional y equidad para


manejar este cargo como lo es el manejo de diversos tipos de personas
y de condiciones socioculturales heterogeneas.

Hermanos de ustedes necesitamos su apoyo y su respaldo moral y


espiritual para que todas estas situaciones que se presentan no nos hagan
más daño a nuestra vida espiritual y que gracias a Dios y si no hubiésemos
estado firmes en Cristo ya fuéramos descarriados.

Agradezco la atención dispensada a la presente.

Cordialmente

Miguel Antonio Escalante y mercedes Vargas

Kra 78i # 73ª – 67 sur Villa Anny Bosa teléfonos 7768617 - 3162674866