DE ESPERAR A QUE SE APARTE

SOLEDAD SÁNCHEZ PARODY

* NOTAS: Los textos que aparecen a continuación están publicados bajo el título “De esperar a que se aparte”, en Ediciones Trashumantes (C/Mayor,32 • 46110 Godella • Valencia (España) www.edicionestrashumantes.com ) ISBN13:978-84-932514-6-8 Esta obra está bajo una licencia Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España de Creative Commons. Para ver una copia de la misma,visite http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5/es/

1

PREMISA

Comprenden mi nombre pero me abrazan. Precisamente por mi nombre por las puntas de mi nombre se me abrazan. Me acogen como cuevas. Apagan la intención para mirarme.

2

A María Julia Espinosa de los Monteros, que en paz descansa, por el verde, y por el verde.

3

GÉNESIS

(Te profanaste a tiempo para dejar de serlo, que no te conociera ni en la nada).

Cuando mediaba y tú estabas surgiendo, históricamente la tierra, ideológicamente no sé, quizás partidas de un juego que arrasaba las manos, prometí cuidarte que no existieras con dolor por tanto que no existieras
(ni me hicieras cortemangas desde el verbo, cuando te profanabas para dejar de serlo, para que no te viera ni en la dactiloscopia),

prometí que te daría arquitecturas para el alma herméticas, para los pies teledirigidas, y así las diseñé las señales de tráfico que no te avocarían al camino perfecto. ----Es decir ni La Tierra ni aquel juego de amarras me eran propios enteramente; sólo poseía fragmentos de actividad no empírica 4

no armada, no infalible y las promesas agrias por faltar conservante, y a ti naciendo en donde lo perdido
(de lo profano a tiempo naciendo en un lugar mal aplaudido),

de cada mente. Fuera de unas hipótesis fáciles, pero naciendo
(para dejar de serlo. Que no te conociera ni en la sombra de sombras del lugar que no era parte.)

----Y así una cuna hirviendo más invierno no fue posible.
(Cómo podría)

----Y yo, en la cima cóncava, te dejé ir. Te dejé decir las llamas y que no, y devolverme el proyecto, intacto, y las líneas de las manos sin haber sido estudiadas.

5

PRIMER INTENTO (que trata de cómo partiendo del pánico no)

6

Comprendes pequeño tierno pánico que se estrena tan joven tan garras diminutas púas alambres en trenza amasijo de zanjas, que no por estar vivos en simbiosis acabaremos antes, no por beber de cunas siamesas, no por toser afuera, suavizaremos la alarma. Pequeño miedo mío pequeño pánico. A través del plasma he visto tu sonrisa, a través del hueco del tapón de los bolígrafos he adivinado tus años, pequeño miedo mío pequeño pánico asustado de su sombra torpe y quieta, de cara a las esquinas de los cuartos, debajo de las sillas donde comen los que habitan esta casa. ¿Comprendes que no por saber querernos redimimos el daño, pánico dueño pánico en que nadan los otros como tú, agujero escondido que me achicas si creces? Con la cara amarilla de la luz he conocido tu sombra, te he fotografiado, he urdido a mi cargo un plan de fin absoluto. Bebamos algo lúcido, pequeño miedo pánico que abrasas sin querer mis cacharros de dentro, démonos a elegir, asumirás mi parte, asumirás mi marcha si quieres estar solo, si quieres estar solo yo sólo tu tóxica hambre. Entiendes que bajemos para que yo no caiga, comprendes que te arme ? No tenemos cabida, no tenemos lugar en los respiraderos, esponjas en la cama cielos de filo romo sueños de más hechura más hora de sin sombra, mapas de carreteras que nunca se crucen con ríos.

7

Pequeño habitante de mí descomunal para un alma. Pequeño tierno inviable que ya no computará el resto,
PEQUEÑO MIEDO MÍO PEQUEÑO PÁNICO CAIGO

(tú quédate extramuros no bajes no bajes caigo)

8

Porque viene contra las anclas contra los sótanos contra los animales contra todos los latidos que he tirado por el váter contra igual que aguja y luz mi otra desnudez extrema rala

9

(a)

Todo está en la bañera. Yo estoy hecha trozos de barco y tardo. Me han estampado la marca de los pequeños la luz no es blanca. La luz tintinea como una inseguridad. Estoy hecha en cajones y buscando cirugía que me cure la marca (La marca) La marca significa que nunca tendré otro ombligo que nunca seré mi confinante. Todo está en la bañera. Yo soy una cosita que no flota, se abrocha.

(b)

Yo he dejado al reloj que me pelara lo líquido por dentro carezco de columna soy la fiebre, lana del animal ni mitológico. Me he quedado sin cáscara / no me ha obligado nadie he tenido que hacerme asidua al humo. Vago por madrugadas donde prendemos asco los que vamos sin piel, donde el silencio envasa series innumerables de un mismo pensamiento.

10

Yo he sido yo sin cómplice, porque conozco el riesgo de la herida perenne / o de quedarme fría porque el invierno o el amor sin tacto. La cara yo y el reloj sin su prisa muestra mi piel colgada al minutero. Que es marina por dentro. Que ya ni los anzuelos le hacen mella.

(c)

Conozco a esta niña que recela de básculas y espejos. Me promete decrecer y extinguirse con el paso de los años. La he tenido muchas veces apretada contra la alfombra en esta habitación que no tiene lugar cuando está ella para el aire. La he guiado a por todos los billetes de regreso para todos los países de los que se iba flotando en un descuido de helio . He aceptado sus regalos inútiles he asido su cabeza batida por vómitos de palabras y avestruces.

La conozco a esta niña y la odio aunque sean más las veces en que me causa lástima. La voy a abandonar cuando llegue el verano en

11

alguna cuneta con su hatillo de gérmenes del mal y tarritos de lágrimas

12

(Lloro como las casas de varias plantas. Como la marca que esconde un diferente. El lápiz para los ojos. Palabras esdrújulas de tiempo. Mis hijos. Mi limpio barco mi. Esquela abaratada. Incurables corta – fuegos – líquidos de llanto, uso). ¡OH VERANO! / Y LA VIDA ES FÁCIL / (LOS) PECES SALTAN / Y CRECE EL ALGODÓN / OH, TU PAPI ES RICO / Y TU MAMI ES BONITA / TRANQUILA PEQUEÑA, NO LLORES MÁS / ¡OH VAYAMOS! / QUE LA TIERRA ES ÁGIL / (LOS) MESES MANAN / Y DUERMEN EL COLOR / OH, TU PARTE ES RIPIO / Y TU MARTE ESTA CRIBA / CAMINO PERFECTO, NO DIGAS MÁS / OH CALLADO! / Y LA RUINA ES CASI / (LOS) ENTES TARDAN / Y TUERCE EL AMARGOR / OH, TU CATRE ES CHICO / Y TU AMANTE ESTÁ ARRIBA / EN VILO EL MOMENTO / NO SIENTAS MÁS /

OH ONE OF THESE MORNINGS YOU’RE GONNA RISE UP SINGING THEN YOU’LL SPREAD YOUR WINGS AND YOU’LL TAKE TO THE SKY BUT TILL THAT MORNING THERE’S A’NOTHING CAN HARM YOU WHITH DADDY AND MAMMA STANDING BY – STA-ANDING BY
(“Summertime”, desmembrada)

13

Ya no hay cariciahisteria ni tretacarcoma ni chillidos de garganta. Sólo blister con treinta sirenas redondas cantando para el sueño paz sueño paz o sueño. o eco o la alma en recodo o las voces sin el techo Y NO. a NO h ay. no hay ya ni cuerp o.

(FIN DEL PRIMER INTENTO)
14

SEGUNDO INTENTO (que trata de cómo partiendo del equipaje no, tampoco)

15

1- Mi fealdad que no conoce límites. 2- Mi ruptura (yo también vivo junta y pongo las macetas en los escaparates y en todo lo demás y en los teclados) que no equivale al dolor de sus trozos que no pesa lo suficiente para tenderla al sol 3- Una lupa infrarroja no es necesario estarlo, destapar 4- Mi droga de los domingos para fingir anquilosis, la que me amarillea eso que menos sirve cuando estoy lloriquera eso que (no era así cuando, recuerdas, el meñique dominaba a la parte más obesa de tanta prisa, y no era, ni la cabeza rapada ni el espejo, y daba: aire) 5- La máscara para lo poco 6- Una meseta en el tren metafóricamente inexplicable 7- el peso de una montura (siete) y media abuelo s en compota y (menos) cuarto sus toros en cuclillas y 8- (la cena) esa luz la-luz una-luz tú-luz de Tez de Ovillo (puertas, cállate, y tira y la sábana y un plato que vuela de palabras, la tos la cal el váter en la entrada, las mondas amarillas de una verdad-limón, la hostia de mentiras vestidas como niños de comunión no digas que no puedes ahijarme - no me gustan tus dientes ni mártires ni antípodas, y caminos o apartes que nunca pude hacer porque nadie pedía

16

que me fuera). 9- Una pared de grasa en la garganta. 10- Una instrucción que yo un nombre que ni yo debía redondear de esta manera.

17

(a)

Viniste cuando en el parque se me colaron árboles dentro del ojo. (Días atrás me había amputado los músculos, me había limado las plantas de los pies según El Molde). Estabas a través de los colores de un círculo lleno de números sin rastro de muerte sin garantía de vida sin llamarme pero tendiéndome las llaves de tu coche unos nudillos nuevos. Acotabas mis ganas de inundar las reservas de tratar de revestirme con tu vaho, del ridículo luchar contra los vanos de las letras, agarrarme al café que hervía en las almohadas. Días atrás. Semanas, repletas de engendrarse una vez y otra vez en la misma raíz del tronco, si te vi, fue porque había la luz. Tu luz tú luz.

18

Me preguntaste a tiempo. Si ya podías entrar, yo en la escafandra. Si había otra manera. Había un sin reloj. Aún era pronto.

(b)

En el bosque parecías siempre ajustado al tiempo lo troncal grandes golpes de rodilla cada vez que pensaba en dominarla. Yo sólo te sabía de noche y allí, sólo de cronómetro de semen pero había alguna nota dulce supongamos: que quizás en las ramas con que tanteabas antes o en la humedad pautada cuando a gatas rompías otra vez la membrana sin ruido o la succión de todo o el colapso de tanta lengua apática o mal domesticada, o si no, que alguna vez te pude adivinar ojos más adelante. Yo nunca quise más luces ni tú más comentaristas y la boina de dióxido estaba a lo lejos. Y etcétera. Los bosques dan un margen de razón para el bestiario. Dije una vez en voz baja tan baja, no inquirí

19

si alguna vez pudiste adivinar por detrás de mi espalda cuanto faltaba el suelo. Porque al girar las ramas, porque al no tener tiempo para pensar excusas yo chorreando tenía que esperar que cediera el rojo del cigarro / las bragas del cigarro / las ganas del cigarro y ni aún así; eras tú que volvías al círculo del círculo con la otra mano libre, con la otra lengua libre, con la otra prisa libre. O Triste. O el horario. O que nunca tuviéramos gana de opinar en palabras acerca de esa forma de ir desapareciendo.

(c)

Cuando por la noche daban nanas había una descarnada telaraña en la luna debajo de las sábanas salones de papel / arruinados por fuera árboles que cantaban room’s my paradise. ¿Quién estaba igualmente convencido del techo, terco y espiraloide, secando sin parar las minas de los lápices?

20

(Si contaba las ramas se giraba pero no se había ido mi tristeza viajera tan crápula, salía; salía cada día con la maleta a cuestas y decía: Me sienta bien la casa, me gusta tu mirada que no aprieta).

21

Yo decía: la tengo. La blando como una bandera recién como pertrechos de un radio uniforme, y tú: oh la rompías. Yo no lloraba porque / era un cajón de mapas yo decía: míralo como vuelves ¿si la sabías / si era tan tuya que / ni la tuve ni blandí, ni a la hora destapada de tu beso tuerto SOME TIMES SOMETIMES IT’S HARD TO BE A WOMAN / SOMETIMES IT’S HARD TO BE A LÁMELO TONTITA / SOMETIMES IT’S HARD Y DAR / SOME TIMES TODO TU AMOR / IT’S HARD TO BE A WOMAN / AND GIVING ALL YOUR LOVE TO JUST ONE MAN SOMETIMES / YOU’LL HAVE SOMETIMES MUY MALOS RATOS / HE’LL HAVE GOOD TIMES HE’LL HAVE ALGÚN DESLIZ / (OH DOING THINGS THAT YOU WON’T UNDERSTAND) / DOING THE THINGS THAT YOU Y ESTO ES ASÍ OH DOING THINGS BUT NENA TÚ SÉ BUENA

CAUSE IF YOU LOVE HIM SURE YOU WILL FORGIVE HIM / AND IF YOU LOVE HIM OH BE PROUD OF HIM / AND IF YOU LOVE HIM OH MIRA ES TU HOMBRE OH, CIERRA EL OJO, OH Y OH, NO LE CULPES, OH, Y OH CHUPA EL OJO, OH BE PROUD OF HIM BE, OH, NENA COUSE AFTER ALL HE IS / HE CON SU SO BIG POLLA / HE CON TU CABECITA / HE OH NENA SÉ BUENA, OH NENA WILL FORGIVE HIM, OH NENA PROUD OF HIM / YES AFTER ALL HE IS HE’S

JUST A MAN
(Tammy Wynette, “Stand By Your Man”, desmembrada)

22

Prohibido que me levantara / Silo tumbada besada largamente arropada de nuevo pedido que por favor no me moviera No te muevas / Misiles yo rota yo deshuesada yo obediente tú solideces alfombrado grande y largo con la tienta suave y una mano en la fiebre. Yo mirada y nariz yo pequeñas mordidas sin óxido tú recién descubiertas las costillas las minas más vacías / Pasos Déjame contarles y tú cifras que no podían no que no sumaban nada Tú de pronto, tú entonces deshuesado y ellos Qué y Quiénes sois y Cómo Pero prohibido que me volviera prohibido delatar la hora de la sangre / que no es mi sangre / y no cambiar la excusa

23

Quinientos hijos trozos de tu eco Tú cuántos yo los míos. Yo enana yo pacífica Yo más desmesurándome que nunca.

(FIN DEL SEGUNDO INTENTO)

24

TERCER INTENTO (que trata de cómo ni siquiera partiendo de lo que hay)

25

Venga: es TO SEra todo, llegar y LA PLAZA enterrada en niebla corriente, CON ECOs peregrinos y aguas
SUBTERRÁNEAs como único espejo y LA COSTUMBRE y las viejas

sentaDAs A LA SOMBRA y las veces que UNA misma FRASE ocurre traS dI fere Ntes ESQUINAS .

26

(a)

La calma es este sol tocándote como un gato de otro la espalda. Hoy tu cara de atrás tuvo elección: para dónde echar las comisuras? decidiendo que arriba: es hilarante dar quiebros al pronóstico Lo amable es este olor con plátano la bondad la mayúscula es tirar el insomnio sin cuenta, los cojos a caballo, y a quien vive en el polvo de la alfombra, fuera, Hoy treinta desconocidos pastan en tus fotografías. Hoy treinta El viaje es ese tres si no haces etiquetas y La calma, La lista de analíticas, La destrucción, El tiempo, es cuanto se te da

27

(b)

Hace. Bueno despierto. Me desabrazo olvido. Que no tengo hijos y les hago la leche. Me vean. Revisar las encías y el plástico yo canto del revés. Me cercioro de nadie haciendo eco es. Un garabato que se viste y. Que yo provoco. Para que se masturbe. Sí me cansa bailar sobre las yemas. Dos horas antes nada. Sí se escucha la música andamiada del baño del vecino.

(c)

De una marca de nieblas se acercan a este vado y me contratan. Las cláusulas son amarillas en perpetua firmo – yo por fin un disfraz remunerado. Y toman mis medidas para hacer el cubilete en que desfilen las horas mis o sus las horas y sopesan neurosis para hacerme compañeros de código - mi número después del anterior que es antes del siguiente: orden - paz. Si así la vida es fácil con la tarea de estar, si es fácil soy feliz. Es tan dignificante es una mano-padre del tamaño de Arizona. Y OH pues sí, nos hemos de abrazar celebrantes de OH la admirable jornada que ya admite lo vomitivo: hacemos según cada terapia

28

indica. Cada dios. Nos comemos los dedos nos teñimos los dientes jugamos a los muertos. Miramos hacia el techo insospechado en tropa fascinados tremendo cuajado de jeringas.

(queja de a)

La culpa que yo tengo del código bilingüe no me digáis la suerte ¿la suerte es ser la luz de la ceguera entonces? No me digáis el tiempo ni el poco a poco ni / el quizás ni el más tarde. No sé hablar otro idioma más y este / no me da otra manera de estar más que entendiendo !

(queja de b)

Ni todo son perdones / ni aún así; ni con calle abierta para que entre el balcón, ni con la paz / qué queda: mi voz produce grumos y otra noche.

29

He plantado raíces en las ramas.

(queja de c)

Me quedan pocas horas de esta mar y toda vía se traga a sí misma esperando. Es todo lo que sabe contar y se digna a revelarse me ocurre que su ritmo pronunciara otra cosa distinta a no (quién sabe) en otro tiempo (puede) no

30

Azul si como siempre antes me atrapa quieto en red, supondrá que le pido que me regale un ánimo (y no pido) ni el azul por el todo ni aceras ni diafragmas ni ojo dentro del ojo azul en donde dentro yo prefiera no quererlo trigos y campanadas el resto de la vida o bien que no me agrade estar así tumbada en la bañera del enojo recolectando (cosas) Recolectando sótanos midiendo lo perverso ASÍ DESCUBRES EN TU RIDÍCULO PASADO TANTA RIDICULEZ, ENGAÑO Y CREDULIDAD, QUE DESEARÍAS ACASO DEJAR DE SER JOVEN AL INSTANTE, ESPERAR A QUE SE APARTE, LA

JUVENTUD, ESPERAR A QUE TE ADELANTE, VERLA IRSE, ALEJARSE, CONTEMPLAR TODA TU VANIDAD, LLEVARTE LA MANO A TU VACÍO,

VERLA PASAR DE NUEVO JUNTO A TI, Y DESPUÉS MARCHARTE TÚ,
ESTAR SEGURO DE QUE SE HA IDO DE UNA VEZ, TU JUVENTUD, Y
TRANQUILO ENTONCES, POR TU PARTE, VOLVER A PASAR MUY DESPACIO AL OTRO LADO DEL TIEMPO, PARA VER, DE VERDAD, COMO SON LA GENTE Y LAS COSAS.
(Louis-Ferdinand Céline, “Viaje al Fin de la Noche”, desestructurado)

31

Es lástima es lástima que me devuelvas el maniquí que me digas que ahora se llama un adjetivo que lo hayas vestido de plástico por no sé qué en la lana que ya sólo le guste morder ácaros y esnifar el reflejo de los escaparates que le hayas dibujado con un rotulador vello en el pubis el bigote en las cejas que lo hayas ahuecado para leña en invierno que: lo amaras. Es lástima que insistas ay ya no me funciona ¿y aquel otro y de nuevo me mientas - y de nuevo – que ya este ya seguro será el definitivo

FIN DEL TERCER INTENTO

32

BALANCE DE PÉRDIDAS: (PARÁBOLA DE LAS MALEDUCADAS):

Resultaron ser mariposas maleducadas. Volaban sin rima, domesticaban el aire. (Érase un cuento). Los viejos, temblones advirtieron que arañaban el alma. pero ignoramos. Preferimos inundar los balcones de mirillas. y guiñarles silbidos para que se acercaran. Era tan acorde mirarlas volando. Parecían virutas u olas de fiesta o crespones. de revolución naciente. Parecían entes, metáforas. lo hablamos. No eran las mariposas de nada más materia. Materia: enloquecimos. Vivíamos solamente. para ir contando alas. llenábamos tuberías y neones con su polvo. Anudaba, tan rítmico tan de poesía mirarlas. Los viejos casi muertos suplicaron esconder la ciudad. Desdeñamos sus gritos. fue fácil. ahogarlos con cuchillos y paredes. Y pasaron decenios, en cada calle sólo. dictaduras de bucles. Tú atiéndelo: no usan los oídos. es nulo no dormían ni con nanas. Creímos que eran nosotros y eran sólo colores. Nunca hilvanes la risa cuando las mariposas. Te atan detrás un alma. Fue porque no había viejos ni quedaba más aire que el que ellas removían. Las ventanas mordidas. El agua en las persianas. la luz lima perenne.

33

Pactaron con el sol un espejismo de brillos y movimiento inconexo. Y nos dejaron ciegos. Nos mataron a todos. Tú memorízalo: (érase un cuento). Eran venían de un cuento mariposas muy viejas.

34

CONCLUSIÓN:

El viejo avanza. El viejo pintado en la pared. El viejo del estómago sin prisa del sillón rinconero la ventana la tinta el gato verde. El viejo que nunca en adelante será joven, el viejo del Malestar mutable que le gana la partida, que le dice huesudo, que le sopla la lluvia en el oído el loro en el hombro la cura o: más que el loro locura más que el amor el álbum más que una carta tú que serás lo mismo de viejo, tú exacto y viejo la noche y de madrugada buscarás en el jardín curvado los bulbos del último día.

Pero el viejo avanza.

35

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful