P. 1
Pruebas de la Existencia de Dios

Pruebas de la Existencia de Dios

|Views: 1.291|Likes:
Publicado porAntonio Colao

More info:

Published by: Antonio Colao on May 05, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/23/2013

pdf

text

original

Hago pública esta carta como ejemplo de un matrimonio que
a todos nos enseña lo que debemos de hacer con los pobres, espe-
cialmente los ricos que asisten a misa y se sienten cristianos.

La unión sacerdotal Lumen Dei, viene distribuyendo octavi-
llas, folletos y monografías desde el comienzo de su fundación, hace
aproximadamente unos veinte años. También aparecen fotografías
con niños -y mayores- tan sumamente carnisecos que nos produ-
cen un impacto escalofriante, y como la concienciada sensibilidad
de los asturianos es muy vulnerable a las llamadas caritativas, con
harta frecuencia sentimos el teléfono para pedirnos información y
prestarnos ayuda.

Hace tres años -después de convenir por teléfono- se acercaba
a nuestro apartamento un matrimonio asturiano para conocer en
profundidad la Obra piadosa antedicha y la forma de colaborar
que les ofrecía la mencionada propaganda.

- Ustedes nos dicen -subrayó la señora- que con CINCO MIL
PESETAS mensuales se hacen cargo de un niño esquelético que bien
parece sentenciado a morir de hambre, y nos aseguran que será
modestamente alimentado, calzado, vestido, alfabetizado, instrui-
do en la religión católica y, finalmente, saldrá con un oficio o pro-
fesión de los talleres y escuelas que tienen instalados en el Tercer
Mundo. También nos prometen la fotografía del niño apadrinado,
su dirección y una síntesis biográfica con todas las circunstancias
que le rodean, amén de las oraciones que ustedes le enseñan a reci-
tar por los padrinos que le sustentan.

Pues aquí tenemos -en esta octavilla- la dirección de la sede
de Lumen Dei, en la calle Maestro Ripoll 14, de Madrid, y su teléfo-
no en Gijón (5344033) para informarnos. Ahora le pedimos que nos
informe concretamente de la Obra, y le preguntamos: ¿está apro-
bada por la Iglesia? ¿Quién la fundó? ¿Cuántos sacerdotes y reli-
giosas tiene?.

357 -

Lumen Dei ha sido reconocida y aprobada por 48 diócesis, y
la respuesta que les han dado en Roma por boca del Prefecto de la
Congregación para la defensa de la Fe, cardenal Ratzinger, ha sido
esta: «Me agrada ver una prospección de espiritualidad tan grande
y completa. Dios quiera darles la fuerza necesaria para cumplirla.
Veo que desde el comienzo hay una buena orientación de espiri-
tualidad recta y muy recomendable».

La Obra fue fundada por el jesuita, padre Rodrigo Molina.
Tiene 42 sacerdotes, entre los que se encuentra un sobrino nuestro,
ordenado por monseñor Díaz Merchán, a quien estamos muy agra-
decidos. No puedo precisar el número de religiosas, pero creo que
sobrepasa el centenar. También tiene 37 seminaristas y varias de-
cenas de familias que se han consagrado a la Obra y, distribuyen
gratuitamente 9.000 comidas diarias para los pobres.

Después de tres años -anteayer- me llamaron por teléfono el
susodicho matrimonio para compartir conmigo la gran satisfacción
que sentían, y después de mostrarme en fotografía los cien niños,
que apadrinaron a raíz del encuentro que tuvimos, me dieron a
leer una porción de cartas que recibieron de sus ahijados, y resu-
miendo todo lo posible transcribo algunos fragmentos de las mis-
mas:

- Queridos padrinos: Rezo por vosotros todos los días y agradezco
mucho el poder comer todos los días y estudiar el 2º grado de enseñanza
primaria.

- Feliz Navidad padrinos. Ya sé rezar y les agradezco mucho por
comer todos los días en el comedor de Lumen Dei.

- Gracias padrinos por los víveres y ropa que las religiosas de Lumen
Dei nos dan con vuestro dinero. Mis papás son muy pobres y no nos dan
nada.

- Queridos padrinos: Os envío una fotocopia de la Virgen de Fátima.
Escribidme, no me abandonéis. Rezad por mí. No tengo papás, murie-
ron tuberculosos de hambre.

- 358

- Gracias porque puedo comer todos los días. Rezad mucho por mi,
padrinos, yo rezo por ustedes.

- Queridos padrinos: Estudio el 4º grado de primaria. La hermana
religiosa dice que me darán un oficio si ustedes siguen pagando las cinco
mil pesetas por mes. Quiero ser mecánico. No me abandonéis, rezo por
vosotros. No tengo papás, murieron leprosos. Muchos besos.

Así nos ha mostrado el feliz matrimonio las cien cartas que
recibieron de sus ahijados, y mientras yo las leía, la señora,
candorosa, humilde y conmovida, con los ojos lacrimosos por la
compasión y el consuelo que infunden las obras de caridad, me
decía: «Estamos tramitando la jubilación de mi esposo y, si Dios
quiere, pronto podremos apadrinar veinte niños más».

359 -

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->