P. 1
Influencia de la separacion de los padres en el rendimiento academico

Influencia de la separacion de los padres en el rendimiento academico

|Views: 24.021|Likes:
Publicado pordaniellpaucar

More info:

Published by: daniellpaucar on May 04, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/30/2015

pdf

text

original

UNIVERSIDAD NACIONAL FEDERICO VILLAREAL

FACULTAD DE EDUCACION MATEMATICA- FISICA

“INFLUENCIA DE LA SEPARACION DE LOS PADRES EN EL RENDIMIENTO ACADEMICO EN LA I.E. AICHI NAGOYA”
PROYECTO DE TESIS

PARA OPTAR EL TITULO DE LICENCIADO EN EDUCACIÓN

PRESENTADO POR VASQUEZ HILARIO, ALEX JESUS

LIMA-PERÚ

2009

REFERERENCIAS
TITULO

“INFLUENCIA DE LA SEPARACIÓN DE LOS PADRES EN EL RENDIMIENTO ACADÉMICO EN LA I.E. AICHI NAGOYA.”

AUTOR VASQUEZ HILARIO, ALEX JESUS ASESOR --------------------------------------------INSTITUCION EDUCATIVA I.E. AICHI NAGOYA

Dedico este trabajo a mis padres por todo el apoyo que me brindar en mi formación universitaria

PRESENTACIÓN

La presente tesis titula “influencia de la separación de los padres en el rendimiento académico en la I.E.Aichi Nagoya” tiene por objetivo establecer la relación e influencia de la disolución del matrimonio o separación de los padres, en el desarrollo socio-emocional de los niños y jóvenes, así como también también determina cuales serian las mejores condiciones para que dicha separación no afecte negativamente en el proceso de aprendizaje de los hijos.

La separación de los padres, es algo que afecta siempre desfavorablemente la personalidad de un niño, pero sus efectos pueden ser más o menos perturbadores de acuerdo con el comportamiento de cada uno de los padres hacia el otro, duran te y después de la experiencia de separación.

Los niños con frecuencia creen que son las causas del conflicto entre sus padres, asumiendo la responsabilidad de reconciliar a sus padres. En la perdida traumática de uno de los padres, los niños pueden volverse vulnerables tanto a enfermedades físicas como mentales que afectan su desarrollo socio-emocional. Los niños pequeños pueden reaccionar al divorcio o separación poniéndose más agresivos.

INDICE
CAPÍTULO I: EL PROBLEMA

1.1.-REALIDAD PROBLEMÁTICA……………………………………………3 1.2.-FORMULACION DEL PROBLEMA………………………………………5 1.3.-OBJETIVOS DE LA INVESTIGACION…………………………………..5 1.4.-JUSTIFICACION…………………………………………………………..5 1.5.-LIMITACIONES……………………………………………………………5 1.6.-VIABILIDAD………………………………………………………………...6 CAPÍTULO IIMARCO TEÓRICO 2.1.-ANTECEDENTE…………………………………………………………..7 2.2.-BASES TEÓRICAS………………………………………………………..9 1.- DIVORCIO……………………………………………………………………10 1.2.-EL DIVORCIO DE LOS PADRES EN TEMPRANA NIÑEZ…………...10 1.3.-RUPTURA MATRIMONIAL………………………………………………12 1.4.-INFLUENCIA DEL DIVORCIO EN LOS NIÑOS……………………….12 1.5.-LA RELACIÓN DE LOS HIJOS………………………………………….16 2.-LOS HIJOS Y LA RUPTURA MATRIMONIAL……………………………17 3.-APRENDIZAJE………………………………………………………………17 3.1.-IMPORTANCIA DEL APRENDIZAJE…………………………………..17 3.2.-TIPOS DE APRENDIZAJE……………………………………………..17 3.2.1.-APRENDIZAJE PERCEPTUAL……………………………………..17

3.2.2.-APRENDIZAJE DE CONCEPTOS………………………………….18 3.2.3.-APRENDIZAJE DE REGLAS………………………………………..18 3.3.-PROBLEMAS DE APRENDIZAJE DE CAUSA EMOCIONAL……………………………………………………….18 4.-FAMILIA…………………………………………………………………….19 4.1.-IMPORTANCIA DE LA FAMILIA……………………………………….21 4.2.-COMPLEMENTARIEDAD DE LOS PADRES………………………..22 4.3.-FUMCIONES DE LA FAMILIA………………………………………….23 5.-IDENTIDAD Y FUNCIONES DE LAS PERSONAS QUE COMPONEN LA COMUNIDAD………………………..24 6.-LOS TRASTORNOS EN NIÑOS Y SUS CARACTERÍSTICAS………………………………………………………….28 2.3.-DEFINICION DE TÉRMINOS……………………………………………29 2.4.-PLANTEAMIENTO DE HIPÓTESIS…………………………………….31 CAPÍTULO III METODOLOGÍA 3.1.-DISEÑO…………………………………………………………………….32 3.2.-POBLACION Y MUESTRA……………………………………………….32 3.3.-OPERASIONALIZACION DE VARIABLES…………………………….33 3.4.-TECNICAS DE RECOLECCIÓN DE DATOS…………………………..33 3.5.-TECNICAS PARA EL PROCESAMIENTO DE DATOS……………………………………………….33 3.6.-MATRIZ DE CONSISTENCIA…………………………………………….34 RECURSOS COSTOS Y CRONOGRAMA FUENTES DE INFORMACIÓN ANEXO

CAPÍTULO I
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

1.1.- Realidad problemática: En el mundo, los últimos quince años han evidenciado un incremento de los porcentajes de separación, en 1987 de cada cinco matrimonios se producía un divorcio, diez años después, en 1997 la relación era, de cada dos matrimonios un divorcio. Esta tendencia se ha mantenido constante, al hecho de las uniones consensuales han aumentado durante este periodo. El presente trabajo pretende destacar y analizar los efectos de la separación de la pareja parental en la estructura familiar y fundamentalmente se impacto en los miembros más jóvenes (niños y adolecentes). Otro hecho que debemos destacar, es la existencia de hogares con jefatura femenina en aumento, aspecto que se extiende a todo el contexto de América latina. Perú se caracteriza por presentar uno de los mayores porcentajes de hogares con jefatura femeninas en todos los grupos de edades, alcanzando los porcentajes más altos entre los 15 y los 29años y volviendo a elevase a partir de los 65 años, a esta edad, seguramente por el fallecimiento del cónyuge. Las mencionadas anteriormente se encuentran relacionadas con la temática de las grandes crisis por la que se encuentra atravesando la vida colectiva de fines del siglo XX y de inicios del siglo XXI. Con su impacto en la vida familiar. En la familia nuclear contemporánea se viene procesando cambios, que dan cuenta de nuevas configuraciones familiares mono parentales, familias reconstituidas, familias ampliadas, donde se incorporan otras personas consanguíneas o no.

La mayor parte de las parejas que se separan viven un real proceso de duelo que abarca también a los hijos y en oportunidades a otros miembros de la familia extensa abuelos, tíos que también participan. La misma separación tiene diferentes significados para cada miembro de la pareja. 1.- puede ser sentida como perdida de esperanza, de expectativas y de un ideal que no pudo alcanzarse. 2.- en algunos casos se puede vivir como una liberación, pero ello no impide la necesidad de elaborar el proceso de duelo, de cambio y fundamentalmente el sufrir por los hijos. 3.- son frecuentes las vivencias de baja autoestima, de cuestionamiento y de revisión o evaluación de la vida pasada. Todo el sistema familiar requiere de cambios y de un reajuste en los roles, tanto en el aspecto económico, como pueden llegar a ser cambios de vivienda, de colegio, a nivel laboral necesidad de trabajar más horas o tener otro trabajo, y también emocionales y conductuales, ya que se necesitan instrumentar nuevos comportamientos y hábitos. Aparecen entonces, padres deprimidos, frustrados o padres liberados, también pudiendo encontrarse ante nuevas oportunidades, aspectos que no siempre son compartidos por ambos miembros de la pareja conyugal. Durante las fases previas y posteriores a la ruptura, es posible que se manifiesten intensos estados en todos los involucrados, sufrimiento psicológico, confusión o desconcierto. Y el surgimiento de trastornos en diferentes esferas, en el cuerpo, trastornos psicosomáticos, ( dolores de cabeza, malestares estomacales, erupciones de la piel y otros) trastornos del sueño (dificultad para conciliar el sueño o mantener un sueño reparador, despertarse varias veces por la noche, o un exceso de sueño y somnolencia durante el día) trastornos de la alimentación ( falta de apetito o excesos en la comida o bebida como el alcoholismo) consumo de psicofármacos como tranquilizantes u otras sustancias. En los niños, hay consenso en considerar, que la mayor vulnerabilidad, se plantea no solo con la separación en sí, si no que se agrava con la peleas, las discusiones y agresiones, podemos decir que el dolor propio de la separación se perpetua en una familia con dificultad en mantener un diálogo respetuoso y un intercambio afectivo adecuado en el compromiso conjunto de sostener la crianza de los hijos. Es por este motivo que nos hemos centrado en realizar este trabajo de investigación en la I.E. Aichi Nagoya, puesto que este problema se encuentra en todos los centros educativos y no solo en jóvenes sino en niños que están en una etapa de formación

1.2.- Formulación del problema ¿Cómo influye la separación de los padres en el rendimiento académico de los alumnos en la I.E. “Aichi Nagoya” de Ate Vitarte? 1.3-Objetivos:

1.3.1.-Objetivo general. -Conocer de que manera la separación de los padres influye en el rendimiento académico en los alumnos de la I.E. “Aichi Nagoya” de Ate Vitarte

1.3.2.-Objetivo especifico a) Conocer las causas que origina la separación de los padres. b) Conocer los problemas que se presenta en el rendimiento académico de los alumnos de la I.E. “Aichi Nagoya” de Ate Vitarte.

1.4-Justificación: El divorcio trae consecuencias que causan daño a los hijos y en muchos de los casos problemas psicológicos. Estos problemas se pueden observar en su conducta, su relación en la sociedad y en la formación académica (educación). Dentro de la educación el alumno pierde el interés por aprender porque se siente mortificado por la separación de sus padres, también tiene problemas como perdida del autoestima, tienen dolores psicosomáticos (dolores de cabeza, malestares estomacales), problemas con el sueño. Estos problemas dificultan en su aprendizaje y muchas veces pierden el interés por aprender nuevos conocimientos. También un grupo reducido de ellos se dedican a la drogadicción. Lo que queremos lograr con esta investigación es que el alumno recupere su autoestima y que no pierda el interés en los estudios.

1.5-Limitaciones del estudio -Son pocos los jóvenes que contaran sobre su problema (muestra) -Apoyo de asesoría psicológica. -El acceso al centro educativo.

-Apoyo por parte de los profesores.

1.6-Viabilidad del estudio El presente trabajo de investigación es viable en cuanto se tiene conocimientos previos que están relacionados con el problema se conoce el colegio que se visitara se tiene acceso, a este, los alumnos están dispuestos con brindar la información. La economía esta solventada con recursos propios del investigador ya que no se necesita muchos gastos para realizarlos. Dispondremos de los materiales como papel, USB, cámara digital, hoja de preguntas para hacerlo a cada alumno. Se tendrá el apoyo por parte de alumnos de la facultad de psicología de la universidad nacional Federico Villareal.

CAPITULO II
MARCO TEÓRICO

2.1.- ANTECEDENTES

Según Robles, E (1993)1 entre los efectos más adversos que tiene el divorcio sobre los hijos, el complejo de las culpa es el más grave. Por lo tanto, la gran responsabilidad de los padres es asegurarles a sus hijos que ellos son inocentes. Lo que más detestan los hijos de los matrimonios divorciados es que se los haga sentir distintos y que s eles tenga lastima debido a la separación de los padres. La mayoría de los psiquiatras opinan que las peores edades para que un niño experimente un divorcio familiar son entre los tres y seis años, siendo los años más cruciales en el desarrollo emocional del niño. Según Vera, V (2005)2 Las calificaciones que obtienen los alumnos, como resultado de su rendimiento escolar , están relacionado con la dinámica familiar, se ha comprobado esto con la presente investigación, ya que en aquellas familias en donde los alumnos se comunican frecuentemente con sus padres, en donde las formas de decisiones es asumida por ambos padres, el rendimiento es aceptable ya que el clima familiar al ser el más adecuado, contribuye a las relaciones familiares favorables que influyen en la forma de la personalidad del niño. González, M (2006)3 Son muchos los profesores de centros escolares que se quejan de la falta de disciplina de sus alumnos, que adoptan actitudes desafiantes y groseras ante los docentes y compañeros, esto debido a los problemas de separación, maltrato en el hogar y falta de cariño por parte de los padres.

Según Ramírez, J (2005)4El niño que recibe una adecuada motivación tendrá un óptimo rendimiento escolar. Teniendo en cuenta que la autoestima es un factor importante para el aprendizaje, se debe enfatizar en elevar dicha autoestima. Las relaciones familiares servirán de base para el desenvolvimiento social del niño. Según la Velarde, I (2005)5 la gran cantidad de padres de familia niegan y otros creen en el poder formador del hogar y en la pobreza influencia que realiza este con el niño. La responsabilidad de los padres como primeros formadores en la educación de sus hijos es primordial para el desarrollo y desenvolvimiento en la sociedad. En un hogar con violencia, trae consecuencias a hijos violentos con comportamiento agresivo. Según Salcedo, D (2005)6La mayoría de los padres encuestados no tienen, ni tampoco, cuentan con ninguna clase de educación familiar, aunque ellos se inclinan por recibir dicha orientaciones que la consideran de mucha utilidad. Debe darse amor, cariño a los niños para que logren desarrollarse sin problema que puedan interrumpir su desarrollo. Según Lucano, R (2004)7 El resultado de una separación o divorcio, no es una amargura constante, sino por el contrario tiene su lado positivo, ya que las parejas que se separan al pasar el tiempo, ofrecen un balance positivo de la crisis conyugal, así como también en cuanto a la relación con los hijos muchas veces la comunicación con ellos es igual o mejor que antes, claro que esta va a depender de la conciencia, madures y responsabilidad de los padres. La calidad de relación que se mantiene entre los padres y de estos con los hijos antes, durante y después de la separación de los padres es de vital importancia para el normal desarrollo de este, si bien es normal que el niño reaccione mal ante la separación de sus padres dependen de ellos al ayudar al niño a sobre llevar su proceso de adaptación con todo lo que ello conlleva. Según Soria, A (2004)8Que es importante que los padres se lo tomen en serio pero sin mostrar reacciones exageradas, ya que esto último puede hacer que el problema empeore. La lista de posibles causas es larguísima; tenemos entonces que van desde las personales a las no personales y que involucran tanto lo familiar como lo educativo y lo social, es decir tanto personales como no personales, lo que hace necesario ante un adolescente que no rinde adecuadamente se tenga que hacer una valoración muy cuidadosa que nos lleva a identificar las mencionadas causas y así tener la posibilidad de poder manejarlas más adecuadamente y resolverlas para evitar la complicación más lamentable en estos casos: el, fracaso escolar . Según Sánchez, E (2003)9 El divorcio o separación es la consecuencia del desmoronamiento de un matrimonio, esto es claro, como lo es que siempre han existido parejas que han fracasado en su proyecto de vida común. En general

antes de la separación, existe un periodo de conflicto y desacuerdo entre los miembros de una familia.

2.2.- BASE TEÓRICA

1.- DIVORCIO Según Laruz, R (1996)10 Un matrimonio se divorcia cuando los integrantes de la pareja deciden que ya no pueden continuar viviendo juntos y no quieren seguir estando casados. Acuerdan firmar ciertos papeles con validez legal que les permiten volver a ser solteros y casarse con otras personas si lo desean. Aunque esto puede parecer sencillo, no resulta fácil para una pareja decidir ponerle fin a su matrimonio. A menudo, antes de decidir divorciarse, se toman un largo tiempo para intentar resolver los problemas que existen. Sin embargo, en ocasiones, no pueden resolver esos problemas y deciden que el divorcio es la mejor solución. En ciertos casos, ambos padres desean divorciarse; en otros, sólo uno lo desea. Por lo general, ambos se sienten desilusionados porque su matrimonio no duró para siempre, incluso cuando uno de ellos desee divorciarse más que el otro. Muchos niños no desean que sus padres se divorcien. Algunos niños tienen sentimientos encontrados acerca del tema, en especial cuando saben que sus padres no eran felices juntos. Algunos niños pueden llegar incluso a sentirse aliviados cuando sus padres se divorcian, en especial si ellos se peleaban mucho cuando estaban casados. Es muy importante que los niños sepan que el hecho de que sus padres se hayan divorciado no significa que se han divorciado de sus hijos. Algunos niños piensan que, si sus padres se están divorciando, tanto su papá como su mamá también querrán abandonarlos a ellos. Si bien es cierto que un niño cuyos padres se han divorciado suele vivir con uno de ellos la mayor parte del tiempo, el que no vive con él sigue siendo su mamá o su papá para siempre. Eso nunca cambiará.

1.2.-EL DIVORCIO DE LOS PADRES EN TEMPRANA NIÑES Según Gonzales, m (2000)11Los seres humanos quizás podamos adatarnos a todo en nuestra infancia, pero lo normal es que las diversas circunstancias nos marquen para toda la vida.los efectos no son detectables a corto plazo, pero a la larga resulta imborrable. Las huellas de la ruptura reaparecen en la edad adulta, o bien ya forma parte de la personalidad de los individuos. El divorcio es una profunda alteración porque rompe el triangulo de equilibrio entre padres e hijos, aun que sea la mejor solución para los casos graves de convivencia. Padre, madre e hijos son un triangulo de equilibrio fundamental para la evolución de la personalidad del niño o la niña. La feliz intimidad rota por la separación o el divorcio, necesita de una nueva forma de vivir. En la vida de los niños el desarrollo físico, la afectividad y las relacione sociales son ya un desarrollo continuo. El cuerpo se identifica con el lugar donde vive. La casa donde se habita es el espacio conocido. Cada objeto es apreciado y amado y ocupado en lugar en el interior del niño. Un divorcio es algo que afecta desfavorablemente la personalidad de un niño, pero sus efectos pueden ser más o menos perturbadores de acuerdo con el comportamiento de cada uno de los padres hacia el otro durante y después de las experiencias del divorcio. Según Jaimes, A (1999)12 Con respecto a lo enunciado por el autor, cabe decir que es más difícil la adaptación, a tener sus padres separados, de un niño que ha crecido teniendo la imagen de ambos padres juntos. A otro niño que solo ha tenido uno de ellos. Por lo que si ya el niño tiene que adatarse una nueva vida familiar, lo más recomendable seria que el permanezca en la casa que ha crecido, la escuela donde ha asistido por lo general no cambie su ambiente social, ya como ha mencionado el autor el niño se identifica con todas estas cosas, ya que el niño piensa que por culpa de la separación de mis padres ha dejado mi casa, mis amigos y mis juguetes. Es corriente oír decir “se puede lamentar el divorcio por el niño que tiene doce años y se da cuenta de todo, no por el bebito que todavía no percibe el problema y por lo tanto no sufre”. La realidad es opuesta, sufren mucho mas, en el desarrollo de su personalidad, los niños, en los primeros meses y años de su vida, por percibir sin entender la alteración de los padres; que los niños mayores que llegan a una edad y que están más formados en un hogar constituido y esto lo ayuda a soportar mejor el divorcio o separación. Los niños mientras más pequeños son menos resistentes a las perturbaciones dentro de una familia y su personalidad mostrara más la presencia de un trauma en su futuro desarrollo. A todos los afecta y los deprime, pero el caso es más problemático quizás en los niños más pequeños, hablamos de niños entre tres y siete años, que muchas veces no entienden a conciencia que sucede, solo notan la ausencia del padre y

eso los deprime. Los niños con padres divorciados por lo general tienen mayores problemas de aprendizaje y conducta en la escuela. A los más pequeños les crean un gran daño, mucho mayor al que de la madre o el padre pudieran imaginar. Además, esto funciona como un boomerang: mientras los niños son pequeños no es difícil de que su padre o madre es el o la gran culpable. Pero cuando los niños crecen y tiene elementos de juicio para llegar a sus propias conclusiones, la situación puede tomarse en contra de la madre o padre si hubo mentiras y malas intenciones de por medio. Según Bernárdez, A (1976)13 Al enfocar el desarrollo de este apartado, preferimos hablar de quiebra de matrimonio en lugar de separación, divorcio etc. La razón es obvia. Cuando se habla de separación o de divorcio se da por sentado que antes ha existido todo un proceso de fricción, que originado inexorablemente la ruptura emocional de la convivencia. Que esto se especifique en diversas formas legales es algo secundario en comparación al hecho de que el matrimonio ha naufragado. Si la recomposición del mismo, a pesar de la voluntad de los cónyuges, es imposible, optaran por uno u otro sistema a la hora de materializar su situación que dependerá del mismo tipo de unión existía entre ellos (matrimonios eclesiástico, civil, simple relación de convivencia). De aquí que haya autores que señalen que el trauma de divorcio debe por fuerza relacionarse con conflictos matrimonial. Y así como, hablando en términos generales, el proceso de divorcio es un acto público, la crisis matrimonial se desarrolla en privado aunque en ocasiones lleva aparejado el entre familias y amigos mutuos. Está claro que si el deseo a nivel social es el de orientar y proteger a la familia, se debieran estudiar más las causas de las quiebra del matrimonio que el hecho de la explicación de esa quiebra puesto que es está la que, sin duda, mas perjudica a los hijos y a los propios cónyuges. Aunque no faltan autores que intenten ver aspectos positivos en el hecho del divorcio, no son mayoritarios. Aducen que diversas investigaciones han puesto de relieve que los hijos de divorcias viven más serenos que los que están en un hogar conflictivo y que es necesario aprender a aceptar el hecho del divorcio como una cosa más de la vida, sin dramatismo y con serenidad. En este tipo de planteamiento se juega un poco con los hechos. Hemos de remontarnos a la diferencia ya señalada entre quiebra de matrimonio y separación para comprenderlo. Porque nadie discute, ni los mayores defensores del divorcio, que la quiebra del matrimonio supone un mal para los hijos. Lo que se afirma es que vale más una buena separación, asumida con dignidad por sus protagonistas, que una convivencia llena de tensión. Pero eso es muy diferente. Y defendiendo, como defendemos, que el ambiente normal para que la vida del niño se desenvuelva óptimamente es la existencia de un verdadero “hogar”, no podemos negar la realidad de que, cuando aquel se destruye, muy difíciles se vuelven las cosas para los hijos.

1.3.-RUPTURA MATRIMONIAL Según Fernández, L (1974)14 En cualquier matrimonio, incluso en aquellos que parecen más serenos y equilibrios, hay momentos difíciles en su convivencia. Pequeñas crisis que son normales por que el hombre es un ser que crece y madura constantemente y, con frecuencia, el propio crecimiento individual tiende a provocar unos mecanismos de ajuste a veces realizados no sin traumas. Otro tanto y, quizá con mayor motivo, puede decirse cuando de lo que se trata es de construir una vida de pareja. Pero tales crisis son normales y pueden transformarse en positivas. La familia queda más unida si sabe establecer los mecanismos de ajuste. En la mayoría de los casos constituyen ocasiones para acceder a un aprendizaje realista de la vida del que los propios niños saldrán favorecidos. Pero si bien la mayoría de las crisis pueden ser, de hechos superadas, no es menos cierto que hay algunas que casi fatalmente terminan en la ruptura definitiva sin que nadie sea capaz de impedirlo. Esta ruptura puede explicitarse o puede quedar casi de una manera larvada dando lugar a lo que J. L. Despert llama “divorcio emocional”. Lo que es cierto es que, de una u otra manera, desde la ruptura más violenta a la más superficial cortesía, siempre que hay un naufragio de la convivencia aparece esta situación de divorcio emocional. De este modo enlazamos con el más doloroso de los problemas que acarrea la ruptura de la convivencia; los hijos. No hemos de caer en la ingenuidad de creer que, a base de guardar los modales corteses de la convivencia, se va a poder ocultar a los niños la realidad de la situación. Antes señalamos que la función afectiva es típica de la familia y que tenía un trayecto doble: entre los propios esposos, por un lado, y entre padres e hijos, por otro. Ambos caminos se complementan y los niños tienen un sexto sentido que les hace distinguir con claridad cuando hay fallos en la comunidad afectiva. La simple cortesía no es amor; podemos tener un comportamiento impecable con nuestro mayor enemigo. No caigamos en la ilusión de creer engañar a los hijos. La situación es otra. Desde que nace, el niño vive un proceso continuo de adaptación al ambiente y a esta presión externa se suman las debidas a los habituales comportamientos de los padres.

1.4.- INFLUENCIA DEL DIVORCIO EN LOS NIÑOS Según Martínez, V (1995)15 Son muchos los errores que se cometen con los niños, y más si existen conflictos matrimoniales y la separación. Los conflictos de los padres afectan muy directamente a los hijos y tiene graves consecuencias psicológicas y de comportamiento. El negativismo evidente en unas circunstancias y otras, altera las emociones y produce comportamientos

anómalos. Llegando a un punto de la crisis familiar, les da igual que sus padres vivan juntos o separados; a ser posible, lo que más desean es que le dejen tranquilos y que después se arreglen de la forma que sea. Muchos niños rotos por dentro añoran la tranquilidad y la alegría, y desean que se pase el tiempo. Quieren hacerse mayores para sentirse independientes y olvidar cuanto antes su etapa de niñez catastrófica. Lo realmente dramático son las impresiones generales en sus cerebros. La desconfianza e inseguridad que se fraguo en la tierna infancia es muy difícil de erradicar. Toda la seguridad del hogar en condiciones normales de amor y respeto se tornan inseguras. Roto el equilibrio y la armonía es imprescindible ir al encuentro y a la conquista de nuevos horizontes. Solo aquellos hijos que son ayudados y apoyados por la familia, los amigos y especialistas podrán de nuevo encontrar otro equilibrio personal. Según Jaimes, A (1999)16 Cuando la división del hogar se debe a la muerte y cuando los niños se dan cuando los niños se dan cuenta que su progenitor no volverá nunca, lamentan la perdida y transfieren su cariño al progenitor que quedo, esperando de este modo recuperar la seguridad que tenían anteriormente. Un hogar destruido por el divorcio puede ser más perjudicial para los niños que cuando la destrucción se debe a la muerte, debido a que el periodo de ajuste al divorcio es más prolongado y difícil para los niños, que el aceptar la muerte de uno de sus progenitores. Se ha descubierto que la mayoría de los niños atraviesan una fase en esa adaptación: rechazo al divorcio, ira contra que los participan en la situación, negación, tratando de volver a reunir a sus padres, depresión y finalmente aceptan en divorcio. La depresión por la falta del padre puede influir en el rendimiento escolar. Se observa, por ejemplo, que el problema en el colegio existe mientras los conflictos entre los padres persisten. No es precisamente el divorcio lo que le baja su rendimiento, sino las discusiones entre los padres. Los aspectos que deben evitar los padres para no agravar la situación son: primero, nunca deben utilizar a sus hijos como emisarios; segundo, nunca deben opinar en contra de la ex pareja. Cualquier desavenencia o falta de acuerdo deben solucionarlo al margen de los hijos. No pueden olvidar de que hay hijos de por medio y que el vinculo será para toda la vida. Según Gonzales, M (2000)17 Los efectos, a largo plazo, de la separación se recuerdan con huellas amargas que unos pudieron superar y otros llevan grabadas como algo insuperable. Los efectos de las amargas desavenencias crean desordenes, impulsividad y ceguera, para tener en cuenta los problemas ajenos; por ese motivo muchos hijos, hartos de ser víctimas inocentes, desean que todo termine y si no es así se tornan agresivos. La prepotencia violenta surge de toda la problemática personal y como rebeldía continua, revestida de odio y

dirigida hacia la familia y la sociedad entera que no les ayudo ni entendió sus problemas. La distancia y la frialdad de las familias conflictivas, y la posterior separación, crean una inquietud y sufrimiento que atormenta a los niños. A menudo lloran su tristeza y sufren pesadillas. La discordia entre los padres mino los sentimientos. Los hijos de la discordia son mas depresivos, impulsivos, hiperactivos y sus problemas repercuten en la familia, en la escuela y siendo adultos, su influencia puede socavar a la sociedad entera, ignorante de cómo se gestan los monstruos humanos. Según Luis, M (2000)18 La disolución del matrimonio siempre afecta a la psicología de los hijos. Pero no solamente a los pequeños, aunque estos sean la parte más sensible y débil; a todas las edades, en la totalidad de los casos repercuten de una forma negativa. Los psicólogos y los psiquiatras bien lo saben porque a sus consultas llegan pacientes con problemas psíquicos o de conducta. Un niño o niña en el vientre de la madre se ve afectado/a por la separación, y esto es muy sencillo, el estado de ánimo de la madre es una alteración y esto afecta al niño en una pérdida de peso o en el desarrollo cognoscitivo y emotivo. Muchos niños pequeños sufren una regresión y se vuelven tímidos además de tener continuas pesadillas nocturnas. Según Jaimes, A (1999)19 El divorcio se traduce en el niño como una pérdida parcial y separación de una relación con los padres, ya que de alguna forma estarán ambos padres ausentes. Todo ello le provocara confusión, angustia, tristeza y enojo contra uno de los padres o con ambos, por lo que se puede decir que el niño está en fase de duelo. El divorcio tiene diferentes formas de impacto en los niños, los cuales dependen del género, la edad y la etapa de desarrollo en la que se encuentran. Sin embargo, es común y normal que los pequeños se preocupen debido a la separación de sus padres. Pueden reaccionar de diversas maneras como con tristeza, enojo, silencio, cambios de humor, y un estado emocional acelerado. Se presentan diferencias en las calificaciones escolares, así tenemos que niños que siempre han tenido éxito en la escuela, después del anuncio del divorcio o separación de sus padres, tienen problemas académicos. Los niños que enfrentan la separación suelen sentirse deprimidos, presentan problemas para dormir o mojan la cama. Algunas reacciones extremas pueden incluir el consumo de alcohol o de drogas, la violencia y pensamientos de suicidio. Según Goleman, D (2000)20 Las circunstancias de separación golpean violentamente y más dramáticamente la vida emocional del niño, y si a esto le sumamos los problemas psicológicos, emocionales, económicos de los padres, es ciertamente preocupante.

Es importante saber que las experiencias que viven los niños después de la separación de los padres son muy diversas y casi todos los hijos salen de estas circunstancias reforzadas y más maduras que los demás niños de su tiempo cuyos padres no se separaron. Unos se rebelan descuidando sus estudios y su animosidad desordenada les lleva a no poder interrelacionarse con normalidad, entrando en conflicto al más mínimo contratiempo. Muchos incluso demuestran su grado de irritabilidad cometiendo pequeños robos. Normalmente este tipo de reacciones aparecen en niños cuyos padres están distraídos en ellos mismos, absortos en su complejidad y en los múltiples problemas que soportan. Son niños abandonados a su suerte, que buscan protección y apoyo en amigos y familiares próximos, pero la incomprensión y la deshumanización los rechaza y son muy pocos los que, en esta circunstancia, logran equilibrar sus vidas y pueden integrarse de una forma normal. Estos seres humanos al final se pueden convertir en hijos del infortunio, violentos y resentidos contra la sociedad entera, a la que culpan de todas sus desgracias. Cuando no se tienen en cuenta los sentimientos y se produce el violento rechazo por parte de todos, el aprendizaje emocional es inolvidable y determina el curso de una vida. Las cárceles están llenas de adultos que fueron marcados por las huellas de la insensibilidad, y todo empezó quizá en una crisis de familia que siguió en una separación desastrosa pero la vida sigue y los niños se hacen adultos; en estas circunstancias tan adversas, necesitan aprender de los demás lecciones de cariño, amistad y amor necesitan apoyo para superar su tristeza y poder remontar el vuelo hacia una nueva normalidad Cabe mencionar que dependiendo de las características propias del niño y de su medio lograra superar y resolver esta situación conflictiva, considerándose las siguientes variables: La edad y nivel de desarrollo antes del divorcio. La naturaleza del ambiente y las inferencias de desarrollo antes del divorcio. Capacidad y habilidad de los padres para mantener el niño fuera de las hostilidades del matrimonio y divorcio o separación. Características de personalidad del padre con y sin custodia. Apoyo de otros miembros de la familia y amigos cercanos, en los que en niño pueda confiar y que en ocasiones puedan poyar al padre o madre con la custodia.

Las reacciones que presentan los niños ante un evento tan significativo en ellos varían con la edad, por lo que se presentan algunas características que se observan.

1.5.- LA REACCIÓN DE LOS HIJOS Según Osman, M (1983)21 Ya hemos indicado en algún lugar que al niño le cuesta trabajo comprender las sutilezas de la relación adulta, por ello sus reacciones ante algo que no acaba de entender bien pueden venir dotadas de las más diversas motivaciones. Un primer sentimiento –porque no hemos de olvidar que nos movemos fundamentalmente en ese orden de cosas – es el de creer que su padre, o más raramente, su madre, le ha abandonado generando una reacción de hostilidad hacia él. Pero en la urdimbre de las relaciones paternos-filiales, si la ruptura se produce en el momento en que psicológicamente el padre tiene un profundo significado, por ejemplo, para la hija, la madre puede ser el blanco de su hostilidad. De este modo el adulto, poco ducho en conocimientos de psicología infantil, puede verse sumido en una gran confusión puesto que se le hace difícil comprender las motivaciones de la agresividad de sus hijos. Tampoco es infrecuente que los propios padres tengan un sentimiento de culpabilidad por la situación a la que han llegado y los hijos no son ajenos a la misma. De esta manera pueden los pequeños sentirse de algún modo responsables del conflicto de sus padres. Sucesos pasados, reproches recibidos por su comportamiento, pequeños sucesos carentes de transcendencia objetiva pero que aparecen desmesurados ante los ojos del niño que busca de algún modo justificación de lo que sucede, pueden acarrear una peligrosa dinámica de culpabilización. Tampoco es imposible que, en las discusiones adultas, aparezcan frases como: “si no fuera por el niño las cosas irían mejor”, o, “te aguanto por los hijos”… etc., que, si llegan a los oídos de los interesados, pueden contribuir a creas la dinámica de culpabilización a la que nos venimos refiriendo.

2.-LOS HIJOS Y LA RUPTURA MATRIMONIAL Según Oleary, k (1980)22 Los datos: la existencia de familias que viven situaciones de conflictos es un dato incuestionable. Que algunas parejas viven en situación disarmónica permanentemente, pero que, por múltiples razones, loa situación no acaba en ruptura, también es un dato fácilmente constatable a poco que se observe nuestro entorno social. Que otras parejas optan por romper su convivencia, es evidente, porque la realidad está a la vista y las estadísticas, también. ¿En qué proporción? Los datos son muy claros y números por lo que se refiere a otros países. Así, por ejemple, en naciones como EE.UU.; Francia o

Inglaterra –por citar algunas –sabemos que la tasa de divorcios va aumentando. Sólo, unas mínimas cifras representativas: En Francia desde 1972 la tasa de matrimonios disminuye y la de divorcio va en continua progresión. En el año 1980de 333.000 matrimonios acabaron en divorcio, 90.142. En Estados Unidos la cuota anual de divorcio se duplico entre 1965y 1967 y, aunque a nosotros nos parezca en principio exagerado, hay autores como R. D. Parke que afirman, por lo que se refiere a este país, que la mitad de los matrimonios actuales acabaran probablemente en divorcio. Siguiendo con esta pequeña muestra, en gran Bretaña la cifra se triplicó entre 1967 y 1976 y uno de cada cinco matrimonios acaba en divorcio. Por la que se refiere a la custodia de los niños las madres continúan detentándola en un 90% de los casos aunque, últimamente, se está observando el aumento de padres que a esta responsabilidad.

3.-APRENDIZAJE 3.1.-Importancia del aprendizaje Según Bastin, G (1971)23 Si la buena marcha de esta evolución está precedida por las conexiones hereditarias del cerebro, no se puede, sin embargo, subestimar la importancia de las conexiones cerebrales debidas al medio social y a la experiencia. Como muchos estudios lo han demostrado suficientemente, está fuera de duda que el nivel socio-cultural de la familia juega un papel, fundamental en las posibilidades del desarrollo intelectual. El tipo de “hábitat” provoca, de este modo, sensibles desfases, porque los abundantes estímulos de la ciudad, el ambiente más culturizado que impregna el medio urbano es un importante factor de maduración. La cantidad y la calidad de lo aprendido son determinantes, puesto que el pensamiento es, ante todo, una forma de acción (operar es actuar). Por la manipulación de las operaciones, para la mecánica constante de la inclusión, de la “seriación”, de la reversibilidad, de la asociación, de la facultad combinatoria, de las inversiones y de la reciprocidad, es como mejor se le ayudara al muchacho a pasar de uno a otro estadio. El que no se haya aprovechado de ejercicios intelectuales bien escogidos, sea por no disponer de una educación familiar o escolar o por su inercia ante los programas escolares, corre un cerio peligro de ser un disminuido en el transcurso de su desarrollo.

3.2.-TIPOS DE APRENDIZAJES

3.2.1.-Aprendizaje perceptual

Según Lloyd, P (1994)24 El aprendizaje de discriminación implica múltiples procesos: aprender una respuesta, descubrir el aspecto relevante del estimulo y asociar esta señal relevante con la respuesta. El aprendizaje perceptual, por otra parte, implica solamente uno de estos tres procesos, a saber: aprender acerca del estimulo. El aprendizaje perceptual constituye un cambio en la habilidad para obtener información de la estimulación ambiental (Gibson, 1969). Naturalmente que para evaluar objetivamente el cambio se requiere algunas respuestas sea la que ocurrió durante el aprendizaje perceptual; desde luego el aprendizaje debe ser independiente de la respuesta involucrada en su mediación. Afín de evitar la interacción del aprendizaje perceptual con el aprendizaje de respuestas, se usa alguna respuesta simple para reflejar la percepción. Por ejemplo, se puede instruir al sujeto para que compare dos estímulos y responda “igual” o “diferente”. Una situación sencilla en la que se ha estudiado el aprendizaje perceptual, es aquella donde se emiten juicios psicofísicos. En el levantamiento de pesas, el juzgar las diferencias entre los pesos constituye una mejora, aunque no se den a conocer los resultados. La practica con la corrección puede acelerar este aprendizaje, pero puede haber mejoras sin ninguna retroalimentación (Bjorkman y Ottander, 1959). No se pretende ninguna respuesta manifiesta con respecto a un peso determinado, de modo que no está involucrado el aprendizaje asociativo.

3.2.2.-Aprendizaje de conceptos El niño desarrolla a una temprana edad la capacidad para clasificar eventos y objetos en el mundo que los rodea. Se ha encontrado niños hasta de doce meses ya clasifican objetos (Ricciuti, 1965). Si se esparcen al azar cuatro cuentas y cuatro bolas de barro, el niño responderá a la sugerencia de que juegue con los objetos. Los niños pueden separar las cuentas de los otros objetos, ya sea tocándolas o agrupándolas a un lado. Esta conducta de clasificación antecede al desarrollo del habla, y consiste básicamente en la identificación de atributos relevantes.

3.2.3.-Aprendizaje de reglas

En la identificación de atributos simple, la clasificación no se vasa en los valores de una dimensión de variación: se clasifica a los objetos sobre la base del color, la forma, la figura, u otra dimensión individual. Los conceptos complejos se pueden clasificar sobre la base de varias dimensiones; por ejemplo, tanto el color como la forma puede ser atributos relevantes y puede haber una regla que los enlace.

Las tareas bidimensionales se pueden estudiar, informando a los sujetos cuales atributos son relevantes, y pidiéndoles que descubran una regla que los relacione. La regla puede ser de conjunción, como cuando los patrones, que son ambos reojos y cuadrados podrían ser ejemplos de conceptos; o la regla pudiera ser de disyunción, de manera que los patrones podían ser rojos o cuadrados serian ejemplos del concepto. Se tiene como hallazgo interesante el hecho de que los sujetos aprenden como descubrir reglas.

3.3.- PROBLEMA DE APRENDIZAJE DE CAUSA EMOCIONAL Según Olortegui, F (2000)25 Entre las cosas que no son de causa orgánica es importante mencionar el “autismo infantil”, síndrome descrito por Leo Kanner, que es una forma de esquizofrenia infantil. Algunas de las alteraciones menores de la conducta son las neurosis. Que se presenta en los niños solapados, tímidos, misántropos, destructores, dañinos. Al mismo grupo pertenecen los insociables. Suspicaces, resentidos, pesimistas, temerosos, crueles, violentos, propensos a las pataletas. Las neurosis son los cambios o desplazamientos de conducta con detrimento y sufrimiento de la persona afectada. Obedecen a un sistema psico-dinamico en el cual colisionan cargas emocionales que pugnan por actuar caotizando, desjerarquizando, regresionando y desorganizando a la persona. En vez de realizarse adecuadamente, incurre en círculos viciosos, estériles y mortificantes, cargados de angustia y otros sufrimientos. En la psico-patologia infantil el término “trastornos de la conducta” es polivalente. Dos grupos de manifestaciones, por ser, parecidos, se prestan a confusión, las alteraciones de la conducta ocasionadas por las lesiones cerebrales y las que implican lo que se denomina “conducta disocial”, “antisocial”, “asocial”, “conducta peligrosa”, “estado peligroso” y “caracterosis”. Estos últimos son los niños que no han recibido cariño sino maltrato. Y se portan de acuerdo a eso. Es más complejo cuando se trata de los disóciales. En la mayor parte de ellos, el problema asume un juego dinámico parecido a las neurosis, lo cual se puede corroborar por medio de lo terapéutico. Son niños que hacen daños a los demás, destructores, impulsivos, mentirosos, indisciplinados, ácratas, paratémicos, hurtadores, aventureros sexuales, curtidos, etc., con frecuencia provienen de hogares desmoronados, divididos, incompletos, descuidados, donde hay vicios y/o extrema pobreza, abandono, hacinamiento. Lo mencionado por el autor, ya hace referencia a casos graves, es decir, a trastornos psicológicos que los niños han desarrollado después de la separación y los padres no han sabido tratar de superar con ayuda de un psicólogo. Creer que los hijos de un matrimonio disuelto, son por lo general niños problemas o

difíciles, es un error, ya que estos no son diferentes a los otros, incluso, pueden ser más maduros y responsables, como ya mencione todo depende de la manera de cómo los padres reaccionen a su divorcio y como se relacionan con sus hijos. Se puede ocasionar mucho daño en las relaciones futuras del ahora niño y después adulto. Algunos de estos, de jóvenes guardan cierto temor de entablar alguna relación amorosa, y ya de adultos no creen en el matrimonio, piensa que para casarse si al final se van a divorciar igual que sus padres.

4.-FAMILIAR

4.1.-Importancia de la familia Según Oleary, k (1980)26 A pesar de los ataques que, con frecuencia, soporta la institución familiar, es un hecho que la misma observación imparcial de la realidad, nos da sucesivos mensajes que hablan de su importancia en orden a la construcción equilibrada del niño. Ni el ser humano podría desarrollar armónicamente prescindiendo de ella, ni tampoco la sociedad, puesto que la institución familiar es un elemento vital para su organización. El bebé nace física y psicológicamente inmaduro, el mayor de toda la escala de los seres vivos. La lentitud de su proceso hasta alcanzar la autonomía personal, hace imprescindible la existencia de una instancia educadora idónea. Pero hay más. La psicología ha puesto de relieve que el proceso de maduración solo se realiza correctamente si existe un contacto afectivo-personal adecuado y si la imagen masculina y femenina son portadoras de modelos de referencia sanos y contructivos. Todo equilibrio afectivo futuro, toda la correcta maduración intelectual, estética, física… están dependiendo de esa instancia familiar. Como también la futura integración social del nombre, responsable y libre, obedece, en última instancia, a las pautas referenciales de que se le ha dotado en los años de formación. Cualquier estrategia educativa requiere necesariamente el facto y ello porque está ya sobradamente demostrado, tanto desde la perspectiva médica, como la pedagógica o psicológica, que del potencial humano es misión fundamental de las estimulaciones de los primeros años de vida; con lo que cabe reflexiona sobre el peso considerable que ejerce la familia en el proceso madurativo del niño y su personal integración escolar y social. Pero es innegable que la institución familiar se encuentra sometida a un proceso de cambio o, tal vez de adaptación a los nuevos modos de vida que, inexorablemente, van surgiendo en el proceso evolutivo del cambio social. A nuestro entender esto no quiere decir que el papel de la familia haya perdido

importancia. Como ya hemos dicho antes, cada vez la sociedad se va concienciando más de su necesidad, salvo excepciones individuales. Pensemos en las posibles motivaciones intimas de sus detractores, ¿no existirá en última instancia un rechazo a sus propias experiencias pasadas? ¿Serán miembros de familias felices y armónicamente constituidas? Quizá sea aventurar demasiado pero el hombre prescinde con dificultad de sus propias experiencias, a la hora de emitir juicios de valor. Es cierto que la familia cambia. Y de un modelo de familia extensa se ha pasado a uno nuclear por las imposiciones de la sociedad industrial. Esta ha sido muy criticada y no sin razón. Sume a sus miembros en la incomunicación, las relaciones sociales se mutilan en gran medida. Así, el núcleo formado exclusivamente por los padres e hijos tiene múltiples ocasiones de generar conflictos en su convivencia porque carece de “válvulas de escape” que podrían proporcionar el modelo extenso, donde las relaciones familiares abarcaban a otros miembros de la familia. Sin embargo, como dice René Konig los documentos más recientes de la sociología de la familia apuntan a la aparición de un nuevo modelo al que llama “familia extensa modificada”. Bajo este término se hace referencia a la facultad de decidir sobre aquellos parientes lejanos o cercanos con los que cada núcleo familiar quiere establecer relaciones, sin que estás vengan impuestas de una madera mecánica como ocurría antes. Tal vez esta fórmula vaya acogiendo las ventajas del modelo extenso, en cuanto a convivencia y ayuda mutua, y del nuclear en cuanto suponía una salvaguardia de la intimidad personal. De una u otra forma, los niños necesitan a los adultos par formarse y estos aquellos para materializar el deseo de supervivencia que tiene el ser humano. Según Ríos, J (2000)27 En lugar de insistir sobre los temperamentos hereditarios y sus componentes físicos, la psicología contemporánea tiende más bien a evitar toda visión estadística del individuo y a apoyarse sobre su futuro y en las múltiples interferencias entre el organismo y el medio en el que está inmerso. Medio físico y medio humano que le modelan y que él, a su vez, somete parcialmente. En realidad, los refranes populares “de tal palo, tal astilla” y “de padre avaro, hijo pródigo” no son contradictorios. Subrayan la preponderancia no de la herencia, sino del medio y de la educación familiar. ¿Es que esta menos influenciado por su padre avaro el hijo pródigo que el que sigue sus mismas huellas? La familia es el crisol en el que se forja la personalidad. No es caso de ponernos ahora a demostrarlo en esta época nuestra. Padres y educadores saben que para comprender a un niño, para tener la clave de su comportamiento, de sus actitudes, es indispensable conocer bien el medio que le ha conformado, y en particular el medio familiar. La unión de la pareja, el grado de equilibrio personal de cada uno de los conyugues, el contenido cultural de la familia, su buena integración en la sociedad la estabilidad de su sistema de valores, constituyen las mejores garantías de una infancia feliz y de un desarrollo armonioso de la

personalidad. Por estas razones es casi imposible disociar las diferencias caracteriales de ciertos escolares de sus raíces familiares.

Influencia materna

Según Bergeret, A (1997)28 El amor materno es la base de la formación del pequeño ser humano. El bebe tiene tanta necesidad de la presencia humana de la madre que la tranquilice como de que le alimente. Todos conocemos, partiendo de las observaciones hechas por René Spitz, las catastróficas consecuencia de la carencia de cuidados maternos, tanto del desarrollo físico e intelectual cuanto sobre la maduración afectiva. Fuente de las primeras sensaciones agradables, pero también de las primeras frustraciones, fuente de bienestar corporal y de seguridad moral, la madre, por la pobreza o riqueza de su naturaleza, tiene en sus manos el equilibrio afectivo de su hijo. Ella puede darle muy poco: abandono, rechazo consciente o inconsciente, enfermedad o muerte. O puede darle demasiado: exceso de escrúpulos, superprotección, amor captativo. Y puede, también darse poca maña: hipernerviosa, irritable, ansiosa, rígida, agresiva, infantil. No exageramos demasiado si decimos se transmiten más fácilmente sensibles a ello. ¿Es preciso citar el caso de aquella madre que dio a luz por primera vez a los cuarenta años y que no se atrevía a tocar a su bebé por temor a herirle? Aterrada ante la idea de una terrible indigestión, seguía al pie de la letra, rígidamente el régimen propuesto por el médico, al punto de provocar en el niño una anorexia que le duro hasta los trece años. Como le ha venido alimentando boca a boca durante tantos años, trata ahora de atiborrarle con las materias escolares. ¿Habremos de admirarnos si el niño se atraganta y digiere mal ambas?

Influencias paterna

Si el papel educativo del padre es mucho más discreto durante los primeros mese de la infancia, su madurez efectiva no es un factor menos importante de equilibrio familiar. En nuestra se civilización se tiende demasiado a minimizar la función paterna. ¡Cuántos jóvenes inmaduros no han podido salir de su infancia por carecer de contactos con el padre! Este, demasiado absorbido con sus deberes profesionales, ha dejado a la madre el cuidado de criar al hijo. No interviene sino muy raramente, y solo en grandes ocasiones. Médico, continúa sus visitas hasta el anochecer; comerciante, lleva la contabilidad varias horas después de haber cerrado el negocio; obrero, el trabajo nocturna le obliga a ver a sus hijos solo de sábados a lunes. A veces incluso las pesadas cargas profesionales, un compromiso político o sindical, sus obligaciones sociales o su pasión por la caza o la pesca, mantiene alejado al padre durante los fines

de semana. Si por desgracia la madre es demasiado débil para sostener sola la gravosa responsabilidad de la instrucción y educación de sus hijos, acabaran por darse cuenta al llegar a los catorce o quince años de que el muchacho no tiene noción alguna ni de autoridad ni de trabajo; de que sigue siendo infantil, incapaz de tomar la iniciativa en materia escolar; de que sigue siendo estando anormalmente apegado a las faldas de su madre, o de que quiere gozar precozmente de una autonomía que es completamente incapaz de asumir.

4.2.-Complementariedad de los padres

Según Manrique, O (2000)29 En realidad, padre y madre son igualmente necesarios a sus hijos. Cada uno de ellos tiene una función educativa que cumplir; la ausencia de uno de ellos perjudica al hijo y sitúa al cónyuge en la obligación de asumir simultáneamente los dos papeles. Muy pocos son capaces de esto. No es finalidad de este libro dar un curso de educación familiar. No entrare, pues, en detalles, remitiendo a libros como los de A. Berge o de P. Osterrieth. Bástenos con subrayar el hecho de que los padres son los primeros modelos y los primeros compañeros sociales de sus hijos. A ellos es que ante todo van a imitar, con los que se irán comparando en el curso de las múltiples etapas que jalonan la vida afectiva del niño: destete en el aspecto alimenticio; educación para la limpieza; rivalidad con el padre del mismo sexo; resolución, después, del complejo de Edipo, pasando de la rivalidad a la identificación con el padre del mismo sexo; la formación de un yo solido, es decir, de la capacidad del niño para “adquirir conciencia de su actividad psico-fisiológica y conseguir su dominio” (G. Mauco, Education de la sensibilité chez I`enfant), u la constitución del superego, especie de interiorización de los imperativos paternos, núcleo de la conciencia moral, que tiene como fundamento la resolución armoniosa de las tensiones padres-hijos y el mantener unas relaciones que permitan al muchacho virilizarse por la identificación con el padre, y a la chica feminizarse al tomar la imagen de la madre como modelo. Una madre

Demasiado absorbente –o demasiado varonil, si se quiere –puede hacer fracasar la virilidad del hijo, tanto como el excesivo desdibujamiento del padre. En suma, el

equilibrio psíquico de ambos progenitores y la armonía de la pareja son la mejor garantía de una educación familiar lograda. Es lamentable que ya desde el noviazgo no se informe mejor a los chicos y chicas jóvenes. Se organizan muchas reuniones de información prematrimonial, pero la mayoría se centran sobre todo en los problemas de la vida conyugal. En todos los países existen. Igualmente, excelentes equipos matrimoniales que se esfuerzan por sensibilizar a los jóvenes ante la importancia de su función educativa, y ayudarles en sus dificultades. La actividad de estos centros es muy digna de encomio al prestar considerables servicios en todas partes, pero sería de desear que, desde antes de casarse, los jóvenes fueran conscientes de las dificultades que entraña el “oficio de padres”. Este noble “oficio”, quizá el más difícil, es el único que se pone en práctica sin preocuparse mayormente de informarse.

4.3.-Funciones de la familia Según Oleary, k (1980)30 La importancia familiar es incuestionable pero eso quiere decir que su contenido sea sencillo. Cada vez se le exige más puesto que el propio contexto social así se muestra respecto a los individuos. La vida es compleja, el hombre necesita saber más cosas para subsistir dignamente; ser padres en la actualidad es una asignatura harto complicada para la que no se nos prepara. La formación para la vida en común no es una idea delirante, nuestra sociedad y al que algún día tendrá que hacer frente de manera decidida, si no queremos perder el ritmo que exige el propio proceso evolutivo de la perfección humana. Por otro lado, no es utópico pensar que muchos conflictos de pareja se podrían haber obviado si los jóvenes hubieran sido más conscientes de las responsabilidades que asumen al encarar una relación de vida estable.

• Procreativas: Desde nuestra concepción de la familia, esta tiene como misión inherente a sí misma, la de perpetuar la especie humana. Desde este presupuesto puede hablarse sin duda de la familia. Las experiencias colectivas en este terreno son solamente eso, excepciones que confirman la regla. Pensemos que las exigencias económicas, asistenciales, educativas, de alojamiento, planteadas por la presencia de un niño, encuentran en la familia su lugar de desarrollo idóneo.

• Asistenciales:

Hace referencia al cuidado que necesitan los niños en cada fase de su desarrollo. No es lo mismo un recién nacido que un adolescente, pero tiene en común que, cada uno desde su proceso madurativo, necesitaran una atenciones propias. Si esto ocurre en una familia bien constituida tanto más que, por algún motivo, sufren situaciones traumáticas. Por ellos tendremos que plantearnos claramente la acción a desarrollar según la edad del niño. Una separación matrimonial tendrá perspectivas muy diferentes dependiendo de la edad de los hijos.

• Educativas: Misión clásica y fundamental dentro del contexto familiar y misión que ha sufrido avatares muy diversos a través de la historia. Durante siglos, la familia fue casi autónoma en este sentido; la educación pasaba por la simple adaptación a la comunidad y el aprendizaje del oficio paterno. A medida que la cultura se ha hecho más amplias y que las propias esculturas sociales sean complejizado, la familia ha tenido que delegar en otras instrucciones: la escuela esencialmente. Sin embargo, cada vez se pone más en reliévela importancia decisiva que tiene para el desarrollo humano la función familiar. Educar no es solo adquirir una cultura, casi podríamos decir que tanto es lo más decisivo. Educar supone una maduración afectiva, la adquisición de una autonomía, la conquista de unos valores, el equilibrio de las tendencias, la integración social, el desarrollo de las potencialidades individuales… y esto exige de la acción familiar. Hay que preparar a los padres para serlo, sin dramatismos, sin cargar las tintas, con serenidad y realismo, pero con eficiencia. Este desafío futuro tendrá que resolverlo la sociedad.

5.-IDENTIDAD Y FUNCIONES DE LAS PERSONAS QUE COMPONEN LA COMUNIDAD

Según Rodrigez, J (1974)31 Establecer las interrelaciones estructurales entre la familia y la escuela, presupone la identificación de las diversas personas que la constituyen, definir sus respectivas funciones, y las exigencias, derechos y obligaciones que le son propios, variables todas que se fijan al constituirse la comunidad educativa. Estas personas son, básicamente, los educandos, los padres, los tutores, los profesores, el orientador, el coordinador de estudios, el director y la titularidad, así como la el personal no docente. Entre ellas, sobre todo, ha de establecerse una acción coordinada, personal y estructuralmente, para que pueda realizarse una verdadera acción educativa. Esta coordinación implica la participación de todas las personas en la vida de la comunidad según el grado de pertenencia que cada una tenga con la misma.

Esta mayor amplitud en el grado de participación hay que establecerla con sinceridad y prudencia. Con sinceridad, buscando una participación real de los miembros de la comunidad, para que esta no sea un mito, por más que la autentica participación suponga un riesgo. En segundo lugar, hay que establecerla con prudencia. La entidad titular y la propia comunidad deben medir el estado de madurez existente en ella, de suerte que se establezca una participación adecuada a esa madurez, participación que tiene que ser dinámica a tono con el crecimiento de la comunidad.

Dos son, pues, las bases formales sobre las que se asienta la organización de las relaciones comunitarias escolares: la legislación vigente y el estatuto propio, órgano legal de régimen interno que se da a sí mismo la comunidad.

Con estas bases y sobre los principios del ideario alternativa ideológica del centro la comunidad educativa tiene que organizarse a sí misma para poder realizar su proyecto educativo: objetivos, contenidos del trabajo escolar, estilo educativo.

Educandos

Identidad

Los educandos son a la vez los sujetos y principales agentes de su propia educación, en cuanto que toda la acción de la comunidad educativa incide directamente sobre ellos y son su razón de ser. Si todos los miembros de la comunidad son sujetos de educación, como seres en continuo perfeccionamiento, los educandos lo son de modo especifico, por el momento en que se encuentran de su proceso evolutivo, en el que lo educativo forma parte de su esencia como entes que viven un presente con fuerte proyección hacia un futuro.

Y los educandos son también sus primeros educadores. Es cada persona quien gesta su propio perfeccionamiento, porque la educación no viene de fuera, es algo que ya está en el propio sujeto que se educa. De fuera viene solo el estimulo que `pone en juego el dinamismo perfectivo que en si mismo lleva el educando.

Funciones

En razón de su esencia, la función de los educandos dentro de la comunidad educativa no tiene carácter meramente receptivo. Antes al contrario, están llamados a desempeñar un papel eminentemente activo, tanto en cuanto tenga capacidad para ello, participando con su opinión, actitud y aportaciones personales y de grupo en todo aquello que se relaciona con su formación, fundamentalmente en los siguientes campos: • • • • • • Objetivos de su educación. Línea educativa de la escuela. Trabajo escolar. Actividades generales. Normas de convivencias. Evaluación del rendimiento educativo.

Padres Identidad

Son los principales educadores de sus hijos, supuestos que estos lo son de si mismo prioritariamente, a la vez que sujetos de su propia educación como tales padres.

Los padres son los educadores natos de sus hijos, por cuanto la esencia de la paternidad es el engendrar la vida, que es el hijo, y la vida no es algo que se engendra de una vez para siempre, sino que es un continuo engendrar hasta que el hijo se autogenere sin ayuda paterna.

Pero a la vez que educadores, los padres son sujetos de educación como tales padres, porque la paternidad también es un proceso perfectivo en el ser humano. No se es ya padre perfecto desde el primer momento de la paternidad, antes bien, cada padre tiene ante si el compromiso de perfeccionar constante mente su paternidad.

Es importante que tenga una actitud de aprendizaje, de renovación, de interés activo de protagonismo en la propia educación.

Funciones

En virtud de esta esencia, los padres, dentro de la comunidad educativa están implicados en la:

a)

Información:

Acerca del proceso educativo de los hijos, lo que supone estar al tanto de los conocimientos adquiridos en las diversas materias, hábitos intelectuales, capacidad de expresión, hábitos de estudio, técnicas de trabajo, sociabilidad.

Acerca de su conveniente futuro profesional, porque ese futuro debe determinarlo el educando con la orientación conjunta de todos sus educadores.

-

Acerca de la vida general de la escuela.

-

Acerca de la política educativa nacional.

b)

Participación:

-

En la determinación de los objetivos generales de la escuela.

En la designación de las grandes líneas metodológicas que ha de seguir el profesorado.

En las actividades extraescolares de los educandos: convivencias, biblioteca, excursiones, deportes.

-

En la evaluación de la obra educativa que realiza la comunidad.

-

En la integración en las asociaciones de padres con derechos propios.

c)

Formación:

Psicológica, para tener, siquiera sea de forma elemental, un conocimiento científico del psiquismo humano y de su proceso de maduración.

Pedagógica, con el fin de apuntalar científicamente la intuición educativa que da la paternidad.

Cultural, porque los padres no dejan de ser personas, sujetos también de un perfeccionamiento continuo, y porque deben entender el lenguaje del mundo en que están inmersos ellos y sus hijos.

Profesores

Identidad El ser del profesor es el ser educador. Profesor es, simplemente, un nombre funcional para distinguir a un educador de otro, por matices accidentales de un quehacer propio. Un simple enseñante no cabe en la comunidad educativa. Y el ser del educador es también la paternidad, porque la educación es la vida del educando. Al mismo tiempo, el educador es sujeto de educación, como tal educador de la comunidad educativa, pues ninguna función como la suya necesita de tanta actualización. Funciones El profesor está comprometido en: -la educación, como función de estimulo y ayuda a cada educando para que llegue a ser la persona que está llamada a ser; -la participación comprometida e integrada en todo el proyecto educativo y en toda la acción de la comunidad educativa; -la evaluación de esa acción; -la formación cultural, científica y psicopedagógica que conlleva su ser de educador.

6.- LOS TRANSTORNOS EN NIÑOS Y SUS CARACTERISTICAS Según Romain, R (1998)32 Son bien conocidas las preocupaciones que a veces ocasionan la conducta y el carácter de ciertos niños. Estos trastornos se presentan de manera variadísima. Pero en su forma más simple se reducen a unos cuantos síntomas que se repiten en centenares de niños. Algunos tipos de trastorno que se presentan a menudo son:

La inestabilidad, es la más frecuente acompañada muchas veces de turbulencias, brutalidad e imposibilidad de fijar la atención. En general es psíquica y motora, del tipo pseudo crónico o acompañado de una excitación maniática.

Las cóleras, acompañado por lo general de actos impulsivos y violentos, rupturas de objeto y crisis de nervios. A veces los trastornos consisten en terquedad, malicia, autoritarismo, reclamaciones y celos.

Los robos, comienzan clásicamente por pequeños hurtos de golosinas en los armarios, después se extienden al dinero de la familia.

Las escapadas, desde hacer novillos en la escuela, hasta el vagabundeo.

Las mentiras, van desde la negativa a decir la verdad para defenderse, la mentira calumniadora, la confabulación y la mitomanía.

La pasividad, opositora y masoquista

La depresión, que puede llegar a tentativas de suicidio.

Trastornos de sueño, agitación terrores nocturnos, sonambulismo.

La de estos y otros trastornos en la conducta del niño, después de la separación de los padres, es aceptable y hasta se podría decir normal. Digo normales, ya que mediante estos cambios de conducta, el niño expresa su sentir y malestar, y a partir de estos indicios los padres pueden recurrir a las diversas técnicas para ayudar a sus hijos a superar esta etapa tan doloroso a que puede ser la separación de los padres. Se toma como normales los cambios de conducta en los niños, dados estos por un tiempo, es decir, hasta que el niño se adapte al nuevo estado familiar, ya que de por si los seres humanos nacemos con la facultad de adaptarnos al medio ambiente. Si estos cambios en el niño son persistentes y no vuelve a su vida cotidiana y normal conducta, se recomiendo recurrir al psicólogo, ya que el niño podría tener algún problema psicológico causado por la separación de los padres.

2.3.-DEFINICION DE TERMINOS

1.- Matrimonio.- Es una institución social que crea un vínculo conyugal entre sus miembros. Este lazo es reconocido socialmente, ya sea por medio de

disposiciones jurídicas o por la vía de los usos y costumbres. El matrimonio establece entre los cónyuges y en muchos casos también entre las familias de origen de éstos una serie de obligaciones y derechos que también son fijados por el derecho, que varían, dependiendo de cada sociedad. De igual manera, la unión matrimonial permite legitimar la filiación de los hijos procreados sus miembros, según las reglas del sistema de parentesco vigente. 2.- El divorcio.- Es una causa de disolución del matrimonio. En la mayoría de los países, el matrimonio es una unión entre dos o más personas con un reconocimiento social, cultural y jurídico, que tiene por fin proporcionar un marco de protección mutua o de protección de la descendencia. En ocasiones los cónyuges (o uno de ellos) pueden desear deshacer el vínculo matrimonial, lo cual se lleva a cabo, si en la legislación está permitido, a través de la figura del divorcio. 3.- Cónyuge.- A cualquiera de las personas físicas que forman parte de un matrimonio. El término cónyuge es neutro y puede referirse tanto hombres como a mujeres, sin hacer distinción entre los sexos. 4.- Nupcias.- Se refiere al matrimonio como un fenómeno poblacional, incluyendo su cuantificación, las características de las personas unidas en matrimonio y la disolución de esas uniones, mediante el divorcio, la separación, la viudez y la anulación. 5.- Perturbar.-Inmutar, trastornar el orden y concierto, o la quietud y el sosiego de algo o de alguien. 6.- Deprimir.- Disminuir el volumen de un cuerpo por medio de la presión, Producir decaimiento del ánimo 7.-Aprendizaje.- proceso a través del cual se adquieren nuevas habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores como resultado del estudio, la experiencia, la instrucción y la observación. Este proceso puede ser analizado desde distintas perspectivas, por lo que existen distintas teorías del aprendizaje. El aprendizaje es una de las funciones mentales más importantes en humanos, animales y sistemas artificiales. 8.- Dinamismo.-es un sistema filosófico que considera el mundo corpóreo como formado por agrupaciones de elementos simples, realmente inextensos, y cuyo fondo esencial es la fuerza; de suerte que los fenómenos corpóreos resultan del choque de fuerzas elementales, y se reducen en definitiva a modos del movimiento. 9.-Trauma.- Choque o sentimiento emocional que deja una impresión duradera en el subconsciente, generalmente a causa de una experiencia negativa: la separación de sus padres le supuso un enorme trauma.

10.- Impulsividad.- Es un estilo cognitivo, término usado en psicología. En las situaciones de incertidumbre o ambigüedad el individuo debe elegir entre actuar, aunque cometa errores, o sólo dar los pasos que considere y evalúe como correctos, minimizando los errores (pero también perdiendo un tiempo precioso en ocasiones, claro). 11.- Rendimiento.- hace referencia al resultado deseado efectivamente obtenido por cada unidad que realiza la actividad, donde el término unidad puede referirse a un individuo, un equipo, un departamento o una sección de una organización. 12.-Custodia.- Acción y efecto de custodiar. 13.- Infortunio.-Suerte desdichada o fortuna adversa, Estado desgraciado en que se encuentra alguien 14.- Celos.- Son una respuesta emocional, mental y conductual que surge ante la percepción de parte de la persona "celosa" de una amenaza externa que pone en peligro una relación personal importante con la persona "celada". Estas relaciones personales pueden ser románticas (entre esposo y esposa); o no románticas, (entre amigos, hermanos o compañeros de trabajo). 15.- Conducta.- Manera de conducirse o comportarse una persona o de reaccionar ante las situaciones externas un animal: la conducta de este niño es imprevisible; su conducta en clase es magnífica. 16.-Estabilidad.- Permanencia o duración en el tiempo, Seguridad, firmeza, Constancia, permanencia en un estado de ánimo. 17.- Paternidad.-- Estado y cualidad del hombre por el hecho de ser padre: su paternidad lo ha llenado de alegría.

2.4.-PLANTEAMIENTO DE HIPÓTESIS

Hipótesis General La separación de los padres influye significativamente en el rendimiento académico de los alumnos del 5to año de secundaria de la I.E. Aichi Nagoya, 2009. Hipótesis Específica H1. Los hijos de padres con infidelidad conyugal tienen bajo rendimiento académico H2. La falta de comprensión entre los padres no ocasiona un bajo rendimiento académico en los alumnos

Hipótesis Nula H0. Los hijos de padres con infidelidad conyugal no tienen bajo rendimiento académico H0. La falta de comprensión entre los padres no ocasiona un bajo rendimiento académico en los alumnos

CAPITULO III

METODOLOGIA

3.1. DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN
El presente trabajo de investigación titulado “Influencia de la separación de los padres en el rendimiento académico en la I.E. Aichi Nagoya” responde al diseño descriptivo correlacional, porque consiste en la caracterización de un hecho, fenómeno, individuo o grupo, con el fin de establecer su estructura o comportamiento. Los resultados de este tipo de investigación se ubican con un nivel intermedio en cuanto a la profundidad de los conocimientos se refiere.

Investigación Correlacional.- este tipo de estudio descriptivo tiene como finalidad determinar el grado de relación o asociación no causal existente entre dos o más variables. Se caracterizan porque primero se miden las variables y luego, mediante pruebas de hipótesis correlacionales y la aplicación de técnicas estadísticas, se estima la correlación. Aunque la investigación correlacional no establece de forma directa relaciones causales, puede aportar indicios sobre las posibles causas de un fenómeno. Este tipo de investigación descriptiva busca determinar el grado de relación existente entre las variables. 3.2. POBLACION Y MUESTRA 3.2.1. Población: La población que se ha tomado como referencia para este trabajo de investigación comprende a todos los estudiantes de las tres secciones A, B, C del 5to año de educación secundaria de la I.E. “Aichi Nagoya” ubicado en el distrito de Ate Vitarte. El total de alumnos entre hombres y mujeres es de 97 alumnos. 3.2.2. Muestra: La muestra que se ha tomado para la investigación es de 30 estudiantes del 5to año de secundaria, quienes serán los que respondan a las preguntas del cuestionario

3.3. OPERACIONALIZACION DE VARIABLES.

VARIABLES

PLANTEAMIENTO INDICADORES • Infidelidad Separación de los conyugal INDEPENDIENTE padres • Falta de comprensión • Maltrato psicológico Rendimiento académico • Comunicación integral • Personal social • Lógico matemático

VALORES

Nominal

Nominal

DEPENDIENTE

3.4. TÉCNICAS DE RECOLECCIÓN DE DATOS. 3.4.1. TECNICAS Para obtener la información acerca de la influencia de la separación de los padres en el rendimiento académico, hare uso de la encuesta, ya que es una técnica de investigación por social por excelencia debido a su utilidad, versatilidad, sencillez y objetividad de los datos que con ella se obtiene.

3.42. CUESTIONARIO Este instrumento de investigación me permitirá una respuesta directa de la influencia de la separación de los padres en el rendimiento académico, puesto que no necesito dialogar directamente con la persona encuestada, en donde mis preguntas están relacionada con mis variables e indicadores y aun mas sin perder de vista cada una de las hipótesis, problemas y objetivos específicos de mi trabajo de investigación.

3.5. TECNICAS PARA LOS PROCEDIMIENTOS DE DATOS Utilizare el ji cuadrado, debida que mis variables son cualitativas y mi trabajo de investigación es descriptiva

3.7. MATRIZ DE CONSISTENCIA:
TITULO PROBLEMA OBJETIVO HIPOTESIS VARIABLES METODOLOGIA

Problema general. ¿Cómo influye la separación de los padres en el rendimiento académico de los alumnos del 5to año de secundaria en la I.E Aichi Nagoya, 2009?

Objetivos generales

Hipótesis General Vi = V1

Población

Determinar de qué manera la separación de los padres influyen en el rendimiento académico en los alumnos de la I.E. Aichi Nagoya de Ate Vitarte, 2009.

La separación de los padres influye significativamente en el rendimiento académico, de los alumnos del 5to año de secundaria de la I.E. Aichi Nagoya, 2009.

separación de los padres

El total de alumnos entre las tres secciones del 5to año es 97

Muestra

Influencia de la separación de los padres en el rendimiento académico en la I.E. Aichi Nagoya.

Problemas específicos ¿Cómo influye la infidelidad conyugal en el rendimiento académico de los alumnos?

Objetivos específicos

Hipótesis Nula Los hijos de padres con infidelidad conyugal no tienen bajo rendimiento académico Vd = V2

Conocer las causas que originan la infidelidad conyugal y su influencia en el rendimiento académico

La muestra de alumnos que tomare para mi investigación esd e 30 estudiantes.

Rendimiento académico

¿De qué manera la falta de comprensión entre los padres influye en el rendimiento académico de los alumnos?

Determinar la influencia que existe entre la falta de comprensión entre los padres y el rendimiento académico.

La falta de comprensión entre los padres no ocasionan un bajo rendimiento académico en los alumnos

Diseño Descriptivo correlacional

CAPITULO IV

RECURSOS, COSTOS, CRONOGRAMA

CRONOGRAMA Nº 01 ACTIVIDADES RUBROS Planteamiento del A) Recursos problema Humanos Realidad problemático, justificación, limitación, Digitador viabilidad y objetivos Antecedentes, base teórica, definición de B) Bienes términos. Material De Escritorio Diseño, población , Plumones muestra y Corrector operacionalización de Lapiceros variables C) Servicios Recurso, cronograma, Movilidad fuentes de información, Viáticos anexos. Impresión copia Recolección de datos S/ 15 20 20 8 Ago. X S/ X 30 30 X S/ 10 X 4 2 2 X S/ 63 X TOTAL = S/ X 07 Tratamiento de datos y análisis X 08 Informe final 111 S/ TIEMPO DE MESES Sep. Oct. Nov. Dic. Abr May. PARCIAL TOTAL S/ Jun.

02

03 04

18

05

06

CAPITULO V

FUENTES DE INFORMACIÓN

1.- Robles Valenzuela, Edith Ángel, La influencia del divorcio en el desarrollo socioemocional del niño menor de 10 a 15 años. Perú UNFV 1993 pág. 14 2.- Vera Espinoza, Valeria, Influencia de las relaciones familiares en el rendimiento académico escolar. Perú UNFV 2005 pág. 17 3.- López Gonzales, María Del Pilar, El comportamiento de los alumnos dentro del aula de clase. Perú UNIFÉ 2006 pág. 25-26 4.- Ramírez Cárdenas, José Antonio, La agresividad y la influencia en el aprendizaje. Perú UNMSM 2005 pág. 17 5.- Velarde Ruiz, Iris, El hogar como institución formadora del niño, UIGV 2005 6.- Salcedo Suarez, Delia, Interrelación entre familias y la educación de los niños menores de 5 años UNE 2005 7.- Lucano Pocay, Roció Luisa, La disolución del matrimonio y el desarrollo socioemocional en niños de 5 a 11 años. UNFV 2004 pág. 18 8.- Soria Magaña, Arturo, El rendimiento académico. Servicio de medicina, 2001 pág. 31- 32 9.- Sánchez Gallardo, Elena, Familias rotas y educación de hijos, España editorial Narcea pág. 56-57,2003 10 Laruz Quintanilla, Reines, Separación matrimonial 11.- Gonzales Ramírez, Mario, Divorcio, ¿Qué huella deja en los hijos?, España Editorial Edimat Equipo, 1º edición, pág81-82, 2000.

12.- Jaimes Medrano, Aurora, El niño y el divorcio, España, Editorial Narcea, 3ºEdición, Pág104, 1999. 13.-Bernardez Cantón, Alberto, Los hijos ante el divorcio, España, Editorial Karpós, 1ºEdición Pág.390-391, 1976. 14.-Fernandez Vilches, Luis, Conflicto matrimonial y comunicación, España, Editorial Narcea, 3ºEdición, Pág. 45-46,1974.

15.-Martínez Gomes, Víctor, El divorcio, España, Editorial Edimat Equipo, 1º Edición, Pág.43-44, 1995 16.- Jaimes Medrano, Aurora, El niño y el divorcio, España, Editorial Narcea, 3ºEdición, Pág.234-236, 1999. 17.- Gonzales Ramírez, Mario, Divorcio, ¿Qué huella deja en los hijos?, España Editorial Edimat Equipo, 1º edición, pág.93, 2000. 18.-Luis Rojas, Marcos, Educación y orden familiar, Equipo, 2º edición, Pág.54, 2000 España, Editorial Edimat

19.- Jaimes Medrano, Aurora, El niño y el divorcio, España, Editorial Narcea, 3ºEdición, Pág.225-226, 1999. 20.- Goleman Romain, Daniel, La agresividad en los niños y violencia infantil, España, Editorial Karpós, 2ºEdición, Pág.75, 2000 21.- Osman Jerome, Marcel, Fracaso escolar y vida familiar, España, Editorial Narcea, 2ºEdición, Pág.144, 1983. 22.- Oleary Daniel, Kory, Conflicto de la pareja y problemas comporta mentales de los hijo, España, Editorial Karpos, 3ºEdiciòn, Pág.88, 1980. 23.- Bastin Troufe, Georges, Porque fracasan nuestros hijos en los estudios España, Editorial Charles Dessart, 1ºEdición, Pág.123, 1971. 24.- Lloyd Konig, Peterson, El aprendizaje, Argentina-Buenos Aires, Editorial Kapeluz, 2ºEdición, Pág. 68. 25.- Olortegui Miranda, Felipe, Problemas de aprendizaje, Lima-Perú, Editorial San Marcos, 1ºEdición, Pág.123-124, 2000. 26.- Oleary Daniel, Kory, Conflicto de la pareja y problemas comporta mentales de los hijo, España, Editorial Karpos, 3ºEdición, Pág.47-48, 1980. 27.- Ríos Gonzales, José Antonio, La familia en nuestro tiempo, Perú, Editorial Sam Marcos, 1ºEdicion, Pág.56, 2000.

28.-Bergeret Lazarine, Alberto El papel del padre y la madre en la educación, España, Editorial Planeta, 2ºEdicion, Pág.98, 1997. 29.- Manrique Acuña, Osvaldo, Importancia de la familia para la educación, Perú, Editorial San Marcos, 1ºEdicion Pág.67, 2000. 30.- Oleary Daniel, Kory, Conflicto de la pareja y problemas comporta mentales de los hijo, España, Editorial Karpos, 3ºEdición, Pág.57-58, 1980. 31.-Rodríguez Días, Juan José, Familia escuela una relación vital, España, Narcea, Pág. 91-92,1974. 32.-Romain Cohen, Rachel, Hijos ante el divorcio, España-Barcelona, Editorial Planeta, 2ºEdición, pág. 671998.

CONCLUSIÓN

1. Los niños y jóvenes que pasan por este problema, muchas veces se

sienten culpables por la separación de los padres. 2. Los niños y jóvenes pueden volverse vulnerables tanto a enfermedades físicas como mentales que afectan a su desarrollo socio-emocional. 3. Los niños pequeños pueden reaccionar al divorcio o separación poniéndose más agresivo. 4. Los niños mayores pueden sentir mucha tristeza o experimentar un sentimiento de pérdida. 5. Los niños y jóvenes de padres separados tienen generalmente problemas de aprendizaje. 6. Los jóvenes debido a la separación de los padres tienden escaparse de casa y de las clases. 7. Los niños que enfrentan la separación de sus padres suelen sentirse deprimidos y presentan problemas para dormir o mojan la cama. 8. Algunos jóvenes se dedican al consumo de alcohol o de drogas, la violencia y pensamiento de suicidio. 9. Se presentan diferencias en las calificaciones escolares, así tenemos que niños que siempre han tenido éxito en la escuela, después del anuncio del divorcio de sus padres, tiene problemas académicos. 10.Los hijos no aceptan que sus padres se vuelvan a comprometer con otra pareja.

CUESTIONARIO APLICADO A LOS ALUMNOS DE LA INSTITUCION EDUCATIVA AICHI NAGOYA ATE VITARTE PARA OBTENER INFORMACIÓN SOBRE LA SITUACIÓN FAMILIAR Y ACADÉMICA DE ALUMNOS. I.RELACIÓN FAMILIAR DEL ALUMNO En los paréntesis marcar con (x) la respuesta que usted crea conveniente.
1. Usted con que persona o familiares vive actualmente.

a) Con sus padres b) Con sus tíos c) Con sus abuelos

( ) ( ) ( )

d) Otros……………………………..

2. Como es la relación con la persona que vives.

a) Muy buena
b) Buena c) Regular d) Pésimo

( ) ( ) ( ) ( )

3. Tienes hermanos SI ( ) Si la respuesta es SI Cuantos………………………. 4. Como es la relación con tus hermanos NO ( ) A veces ( )

a) Muy buena b) Buena

( ) ( )

c) Regular d) Pésimo

( ) ( )

5. Tus padres te ayudan en tu proceso de aprendizaje

SI ( )

NO ( )

A veces ( )

II. DATOS SOBRE EL RENDIMIENTO ACADEMICO 6. Como es la relación de confianza con tus profesores

a) Muy buena b) Buena c) Regular d) Pésimo

( ) ( ) ( ) ( )

7. Cuentas con la ayuda de cada uno de tus profesores cuando no comprendes en clases.

SI ( )

NO ( )

A veces ( )

8. Como es la relación con tus compañeros de clase

a) Muy buena b) Buena c) Regular d) Pésimo

( ) ( ) ( ) ( )

9. Como es la metodología de clase de tu profesor

a) Muy buena b) Buena c) Regular d) Pésimo

( ) ( ) ( ) ( )

10. Tu profesor se preocupa por el estado de ánimo de cada uno de ustedes.

SI ( )

NO ( )

solo por algunos ( )

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->