Está en la página 1de 3

Kénosis

Diego Salgar

Va subiendo,
Lentamente.
Brasa encendida por el viento
Calentando el rastrojo
Hasta iniciar la llama
Que corre por el bosque
Hasta devorarlo.

Una palabra,
Un recuerdo,
Enciende la sangre;
Más recuerdos
Ideas fijas
Hierven la sangre,
Imágenes tumultuosas
Dolor profundo;
Todo en llamas.

Consumido por la pena,


Destilando rencor,
La respiración se agita
La imaginación contaminada
Rueda sola y sin dominio

La razón, que se ha perdido


Lucha afanosa por volver
Llora la angustia y grita:

¡Ayúdame, líbrame de esto!


¡Abrázame hasta que cese el
fuego!
¡Calla mi dolor con tu suave
canto!
Yo sólo
no puedo:
¡Sálvame!