Está en la página 1de 2

A quien

madruga,
Dios le
ayuda.

Recomienda levantarse temprano y hacer las cosas


pronto sea posible.