Está en la página 1de 25

ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

INTRODUCCIÓN.

Algunas de las propiedades de las emulsiones fotográficas y de la


estructura de la imagen influyen en la calidad final de la impresión fotográfica. Estas
propiedades surgen, de una manera u otra, de la naturaleza granulada heterogénea
de la capa sensible de las emulsiones.

La emulsión fotográfica, como ya sabemos, consiste en una capa de


gelatina que contiene cristales de haluro de plata, o “granos”, distribuidos por toda
la superficie. Cuando la emulsión es expuesta a una luz actínica y es procesada, se
forma una imagen de la distribución de la exposición. Esta imagen está formada por
granos de plata metálica, engendrados por el revelado, es decir, por reducción de
los granos de haluro de plata afectados por la exposición. Los granos de plata de la
imagen ocupan prácticamente la misma posición que los granos de haluro de plata
originales de los que proceden, pero raramente retienen la misma forma.

Cuanto mayor es el nivel de exposición, mayor es el número de granos de


plata producidos. Los cristales de haluro de plata de una emulsión no suelen ser
todos del mismo tamaño; cualquier emulsión exhibe una serie de tamaños de grano.
Las diferencias de tamaño dependen del método de fabricación, y ello determina las
propiedades de una emulsión. Los granos más grandes son más sensibles que los
más pequeños, debido a que los de mayor volumen ofrecen una mayor superficie
para absorber la luz. Una emulsión que contenga granos grandes, es decir, una
emulsión rápida, contiene también granos pequeños. Por esta razón, la alta rapidez
de una emulsión suele asociarse no sólo a granos de gran tamaño sino también a un
contraste relativamente bajo. Por otra parte, sólo es posible obtener una distribución
uniforme de tamaños de grano cuando todos los granos son pequeños. De ahí que
un contraste alto suela asociarse a baja sensibilidad y grano fino.

Tradicionalmente, como sustancia sensible en las películas, se ha


utilizado el bromuro de plata (una sal compuesta de bromo y plata), cuya principal
característica, como otras sales de plata, es su propiedad de alteración al ser
expuesta a la luz.

El sistema positivo-negativo se fundamenta en un film transparente, sobre


el cual se extiende una finísima capa de gelatina que contiene en suspensión
cristales de sales de plata (haluros de plata), así como sensibilizadores y
conservadores.

Es suficiente una breve exposición a la luz para que los cristales formen
una “imagen latente”. El revelado consiste en sumergir la película en una solución
química que actúa sobre los haluros a los que la luz a afectado en mayor o menor
medida, convirtiendolos en plata metálica de estructura filamentosa, con la
consiguiente eliminación en el fijado de los haluros de plata que la luz no afectó. El

1
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

aspecto lechoso de la película después del proceso es debido precisamenre a la


falta de fijación. Esta falta de fijado deja adheridas las sales de plata en la emulsión
por lo que donde deberíamos ver una película transparente vemos que tiene un
aspecto opaco en toda la superficie; en este caso deberemos inmediatamente volver
a fijar ésta película.

Vemos como en la primera imagen los negativos tienen un contraste adecuado y dejan pasar la luz de forma idónea; en las dos imágenes
siguientes apreciamos una capa opaca y de aspecto lechoso debido a la falta de fijado .

En las películas color el proceso es algo más complejo: el revelador forma


primero una imagen monocromática y luego los granos de plata son sustituidos por
pigmentos. A las zonas claras les corresponde una mayor opacidad y aquellas que
recibieron menos o nada de luz, la densidad es gradualmente menor. El resultado es
una imagen negativa.

aspecto de un negativo color (poces-C41)

En las películas diapositivas se produce la inversión de los colores (de ahí


que también se llamen “reversibles”), obteniendose un positivo directo. Esto hace
que las películas diapositivas, el slide original consiste en la propia película, mientras
que en el sistema negativo, la película es una etapa intermedia o matriz para lograr
el positivo en papel fotográfico por ampliación.

Ejemplo de marquitos para diapositivas de 35 mm ( tipos cs y universal de plástico) antigüos marquitos universales de cartón

2
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

Diapositivas b&n Scala de Agfa Película diapositiva de Kodak Elite Chrome 100 ( proceso E-6 ).

También existen materiales que contienen los productos químicos para el


proceso. Al ser extraída la película del chasis, los químicos son extendidos sobre la
emulsión realizandose todo el proceso de revelado en pocos segundos, es el caso
de las películas polaroid o instantáneas.

Película instantánea de Fuji nodelo 100.

Por ultimo decir que desde la aparición del digital existe una bifurcación
tecnológica de suma importancia; el registro o captura por medios digitales, a través
de un sensor electrónico que convierte cada valor de iluminación, de tonalidad y de
color en dígitos o números del sistema binario (de aquí su nombre); esta información
es almacenada en un disco o tarjeta de memoria, eliminando de un plumazo todo el
proceso químico al cual estábamos supeditados. De todas formas el resultado final
es siempre una imagen impresa o proyectada.

Para terminar con esta introducción y el repaso a los tipos de película,


veamos unas imágenes que nos muestran sus aspecto para poder identificarlas ya,
definitivamente. De izquierda a derecha, negativo color (proceso de revelado C-41),
negativo b&n, diapositiva (positivo color, proceso de revelado E-6) y APS.

Y ésta última imagen, veremos el aspecto de una película positiva color, o


sea, diapositiva, revelada como negarivo color (de E-6 a C41). Lo que se llama
proceso cruzado.

3
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

TURBIDEZ FOTOGRÁFICA.

Turbidez fotográfica es la capacidad de una emulsión de difundir la luz de


exposición. La difusión surge de las propiedades de reflexión, refracción, difracción y
dispersión de los cristales de haluro de plata, y depende de factores tales como el
tamaño del grano, proporción de haluro de plata en la gelatina y de la opacidad de la
emulsión a la luz actínica.
La siguiente figura nos muestra la formación de la imagen fotográfica de
un pequeño disco de luz. En el esquema puede verse que la difusión y la
subsiguiente absorción producen una imagen revelada bastante mayor que la
verdadera imagen óptica.
La dispersión de la imagen hacia áreas que no reciben exposición directa
es lo que se llama irradiación, y suele ser más marcada con imágenes fuertemente
expuestas de puntos y bordes.

La difusión de la luz de exposición tiene aún más importancia que la de


reducir la calidad del detalle de una imagen fuertemente expuesta. La difusión se
produce a cualquier nivel de exposición, y representa uno de los factores más
importantes que influyen en la capacidad de los materiales fotográficos de reproducir
el detalle contenido en las escenas fotografiadas.

4
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

PODER DE RESOLUCIÓN.

En términos generales, el poder de resolución mide la capacidad de los


materiales fotográficos de reproducir el detalle. Se determina fotografiando un objeto
de ensayo que contenga una secuencia de grupos idénticos de líneas de tamaño
variable y apreciando el tamaño más pequeño reconocible en el negativo por el ojo
bajo cierto grado de ampliación.

Naturalmente, el poder de resolución apreciado viene influido por cada


etapa del sistema “objetivo/material/visual”. También depende del tipo de revelador,
grado de revelado y del nivel de exposición.

El límite de resolución de una imagen fotográfica se define como la


mínima distancia entre dos imágenes puntuales justamente discernibles por el ojo
con un aumento adecuado. El aumento se elige de modo que la granulación de la
imagen no se manifieste excesivamente y es del orden de unas 30 veces para
materiales fotográficos normales. El número máximo de líneas paralelas y
equidistantes discernibles por milímetro es lo que se conoce como poder resolutivo.
El poder resolutivo depende del contraste y de la relación, la longitud y la anchura de
la carta de ensayo utilizada. En la siguiente figura vemos una de estas cartas.

GRANEADO.

Los granos de una emulsión fotográfica no son visibles a simple vista ya


que los más grandes tienen sólo unos dos micrones de diámetro. Para observarlos
es necesaria una ampliación. Esto es posible por varias razones.

- Dado que los granos están distribuidos al azar, tanto en profundidad como en
superficie, éstos aparecen aglutinados en grupos más grandes.

- Esta aglutinación es debida no solamente a la manera en que los granos están


distribuidos en la emulsión sino que también pueden producirse como
consecuencia del revelado.

5
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

Factores que afectan al graneado de la copias.

1. La granulosidad del negativo. Cuándo ésta aumenta, el graneado de la


copia aumenta. Éste es el factor más importante.

2. Grado de ampliación del negativo.

3. El sistema óptico empleado para el copiado y el contraste del papel.

4. La nitidez del negativo. Cuanto mayor es la nitidez de la imagen en la


película, mayor es la cantidad de detalle captado en la fotografía y
menos notable el graneado. Decir que el graneado suele ser más
aparente en grandes áreas uniformes de medios tonos, donde el ojo
tiende a buscar detalle.

5. Las condiciones de visionado de la copia.

Factores que afectan a la granulosidad de los negativos.

1. La emulsión empleada. Éste es el más importante de los factores. Un


gran tamaño de grano, una película rápida; un grano pequeño, una
película lenta.

2. La solución reveladora empleada. Empleando reveladores de grano


fino es posible obtener una imagen en la cual las variaciones de
densidad en áreas microscópicas resulten ligeramente reducidas.

3. La temperatura del revelador. A mayor temperatura de proceso mayor


obtención de grano.

4. El grado de revelado. Dado que la granulosidad es una consecuencia


de variaciones de densidad en pequeñas áreas, su magnitud será
mayor en una imagen de elevado contraste que en una imagen suave.
Sin embargo, aunque los negativos suaves presentan menos
granulosidad, requieren también papeles más duros y, por lo tanto, las
copias de estos negativos exhibirán un graneado similar al de las
copias de negativos de contraste normal.

5. El nivel de exposición. En general, la granulosidad aumenta con el


nivel de densidad. Los negativos sobreexpuestos pueden producir
copias con excesivo graneado.

6
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

NITIDEZ Y ACUTANCIA.

El estudio de los efectos de turbidez fotográfica indica que la imagen


fotográfica de un borde no exhibe un cambio abrupto de densidad. El término
acutancia se emplea para designar la característica de un borde determinado.

El grado de nitidez depende de la forma y extensión del perfil de un borde.


El perfil de densidades de la imagen de un borde depende no sólo de la turbidez
fotográfica de la emulsión sino también de la naturaleza del revelado.

Una de las maneras de valorar objetivamente la definición de las


emulsiones es por medio del concepto de la acutancia, medida por la modulación de
transferencia. Se basa en un método diferente al que se emplea en la medición de
poder resolutivo (donde se habla de cantidad de líneas por milímetro).

La acutancia se determina "por la exposición del material en contacto con


un borde afilado, la transición de densidad a través del borde de la imagen”; se
representa gráficamente en la siguiente curva. Cuanto menor es la inclinación de la
curva, la acutancia es mayor.

7
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

Debido a que la acutancia depende de la irradiación, vinculada con el


halo, cuanto más gruesa es la capa de emulsión será menor puesto que las películas
de capa gruesa dispersan más la luz en su interior. Esa es la razón por la cual las
películas de capa fina, y de baja sensibilidad proporcionan una acutancia superior.
Además, explica el hecho de que la sobrexposición reduce la nitidez puesto que se
incrementa la irradiación.

Para explicarlo en términos más sencillos, la acutancia puede ser


comparada con la forma como una sombra se proyecta en una pared: si la luz es
puntual, entonces prácticamente no existe transición entre la sombra y la luz, por lo
que estaríamos ante una elevada acutancia, pero cuando la transición es suave,
debido a sombra causada por una luz difusa, podríamos decir que "la acutancia es
muy baja".

Los reveladores de grano fino disminuyen la pendiente como se aprecia


en la figura al hacer más suave la transición entre dos zonas de diferente densidad.
Ello reduce precisamente la acutancia. Con la técnica de Beutler y de los
reveladores de alta acutancia, lo que se intenta precisamente es hacer que esa línea
presente una fuerte hondonada en la parte adyacente de menor densidad y un
cordón sobre el perfil de mayor densidad.

En lo respecto a la película, el sistema Beutler se sustenta en emulsiones


de grano fino, y por lo tanto, de menor sensibilidad, que se distinguen por
ennegrecerse en el revelador con mayor rapidez que las demás y alcanzan niveles
de densidad superior al de una película de alta sensibilidad expuesta y revelada de
forma idéntica. Como consecuencia de esto, las películas de baja sensibilidad al ser
más contrastadas, deben ser procesadas en un revelador que sea capaz de
desarrollar primero las bajas luces antes que las altas. Ese tipo de revelador se
denomina compensador.

La mayoría de los reveladores tienen una superior capacidad para


producir una elevada densidad en las altas luces antes que en las sombras. Un
revelador en base a metol-hidroquinona, como el D-76 o el ID-11, si se prolonga el
tiempo de revelado para lograr mayores detalles (densidades) en las bajas luces o
sombras, proporcionará un mayor incremento de la densidad de las altas luces. Ello
significa que siempre que se extiende el tiempo de revelado, las densidades no se
incrementan en forma proporcional sino que es mayor el incremento de las altas
luces y, por lo tanto, se aumenta el contraste. De hecho, la escala de tonos se ve
perjudicada.

Lo que se pretende con este tipo de reveladores es que existan detalles


en las sombras sin que las densidades de las altas luces sean tan excesivas que
imposibiliten discriminar tonalidades de grises tenues.

8
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

Para lograr esto se acostumbraba emplear reveladores esencialmente


suaves, de escasa energía, que incluyen agentes retardadores como el bromuro de
sodio que reducen la rapidez de acción del revelador. Lo perjudicial de estos
reveladores es que disuelven una parte de la plata y provocan aquello que Beutler
ha definido como "revelado borroso".

Otra alternativa es un revelador que se agote primero en las altas luces,


en tanto que continúe activo en las bajas luces. Esto se obtiene, por ejemplo, con un
revelador de alta energía muy diluido. Sin embargo, cuando se supera cierto grado
de dilución, el revelador ya no es capaz siquiera de actuar en las bajas luces.
Otro método consiste en incorporar un ácido a la solución, que actúa de
tampón al ir liberando energía a medida que se va agotando. Es la técnica de una
variación del D76, denominada D76d, que incorpora ácido bórico.
Podemos concluir que para lograr una alta definición en películas de capa
delgada, el revelador no debe contener disolventes de la plata y al mismo tiempo
debe ser compensador.

INTRODUCCIÓN A LA SENSITOMETRíA

La sensitometría se define como el estudio científico de los materiales


sensible a la luz, y en concreto a la relación entre el oscurecimiento o
ennegrecimiento producido y la intensidad luminosa recibida; en definitiva, podemos
decir que es el estudio objetivo de la respuesta, o sensibilidad, de los materiales
fotográficos a la luz. Este estudio consiste en medir la exposición que ha recibido el
material y la densidad resultante de la exposición.
Es perfectamente posible realizar buenas fotografías sin ningún
conocimiento de sensitometría, pero ésta es de un gran valor para obtener el mejor
rendimiento de los materiales fotográficos, sobre todo en aplicaciones de la ciencia y
de la industria.
Dado que la sensitometría se refiere a la medición del “rendimiento” de
los materiales fotográficos, es necesario definir las cantidades que intervienen. En la
apreciación de una fotografía intervienen factores físicos y psicológicos, y es por
esto que tampoco el éxito de aquella pueda ser determinado por una serie de
mediciones. De todos modos, esto no quiere decir que no podamos aprender nada
del estudio de los factores que se prestan a estas mediciones; solo quiere decir que
hay limitaciones donde la sensitometría puede ayudarnos.

La sensitometría fue iniciada por los fotógrafos, Ferdinand Hurter (1844-


1898) y Vero Charles Driffield (1848-1915), quienes ante la carencia de información
precisa suministrada por los fabricantes de material sensible, en 1876 decidieron
iniciar ellos mismos unas evaluaciones sobre el comportamiento de las emulsiones
fotosensibles. Estas investigaciones fueron publicadas en 1890 inaugurando así un
nuevo capitulo tecnológico dentro de la fotografía.

9
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

La misión de la sensitometría radica en analizar el rendimiento de una


emulsión, definiendo sus características: nivel ennegrecimiento máximo, las cotas de
ennegrecimiento a intervalos progresivos de exposición, la rapidez a la respuesta
de la luz, etc. Nos resulta especialmente útil, porque establece las repercusiones de
la exposición y del revelado sobre una emulsión dada; es decir, nos proporciona
unos resultados necesarios para predecir objetivamente unos resultados sobre la
emulsión testada.
La sensitometría está concebida para los materiales negativos corrientes,
pero por extensión puede aplicarse a cualquier tipo de emulsión fotográfica.

El Sujeto.

El sujeto o escena a fotografiar consiste en una serie de áreas de


diferente luminosidad y color. Esto es así tanto si se trata de un retrato como de un
bodegón. De la misma manera una fotografía estará formada por áreas de diferentes
luminosidades y, a veces, de diferente color.
Las variaciones de luminancia que presenta cualquier sujeto son debidas
a las diferentes características de reflexión de las diferentes áreas que lo componen,
a los diferentes ángulos de visión o la intensidad de la iluminación. Una superficie
que difunde la luz por igual, como el papel secante, aparece con el mismo brillo sin
importar la dirección desde la que se mire; pero una superficie que refleje la luz a
modo de un espejo puede parecer muy brillante o muy oscura, según la relación
angular existente entre la fuente de luz, la superficie y el ojo. La relación entre las
luminancias máximas y mínimas de un sujeto es el alcance de luminancia.
Estas variaciones se plasman en la cámara, o el ojo al ver una foto en
b/n, con la diferencia de que la mente se basa no solo en los ojos para obtener una
conclusión sino en la experiencia.
La meta final de la sensitometría es relacionar la luminancia del sujeto
con la luminancia de la copia. Esto requiere primero el estudio de la respuesta del
material negativo, a continuación la respuesta del material positivo y por último la
relación entre ambas. Comenzaremos esta consideración comenzando por el
material negativo. Es costumbre referirse a las área iluminadas de la escena como
“altas luces” y a las áreas oscuras como las “sombras”. Para evitar confusiones es
conveniente que estos mismos términos sean aplicados a áreas correspondientes
del negativo y la copia, incluso aunque en el negativo las altas luces sean densas y
las sombras claras.

Exposición.

Al tomar una fotografía, luz de diferentes partes del sujeto incide en las
correspondientes partes de la película durante un cierto tiempo. El efecto producido
en la película es, dentro de unos límites, proporcional al producto de la iluminación I
por el tiempo t.
E=I x t

10
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

Dado que la luminancia de un sujeto varía de un área a otra, la


iluminación sobre la película también debe variar, de modo que la película recibe no
sólo exposición de toda su superficie sino un número infinito de diferentes
cantidades de energía luminosa, es decir, toda una serie de exposiciones. En
fotografía normal, el tiempo de exposición es constante para todas las áreas de la
película; variaciones de exposición sobre la película son debidas únicamente a
variaciones de iluminación. La iluminación se mide en lux, y el tiempo en segundos,
de modo que la exposición se expresara en lux segundos.

Ennegrecimiento de la Imagen.

Cuando una película ha sido revelada, las áreas que han recibido
diferentes cantidades de luz presentan diferentes grados de ennegrecimiento. El
ennegrecimiento de un negativo, es decir, su capacidad de rechazar luz puede
expresarse numéricamente de diferentes maneras. Las siguientes son de interés
fotográfico:

1. Transmisión.

La transmisión T de un área de negativo se define como relación entre la


luz transmitida I t y la luz incidente I i :
I
T= t
Ii
! !
La transmisión es siempre inferior a 1 y suele expresarse en porcentaje.
Así, cuando el negativo recibe 10 unidades de luz y transmite 5, se dice que el
!
negativo tiene una transmisión del 50%. Aunque la transmisión sea un concepto útil
en ciertos campos, en sensitometría no es la unidad más expresiva ya que
disminuye a medida que aumenta el ennegrecimiento, y cambios iguales de
transmisión no producen cambios iguales de ennegrecimiento.

2. Densidad.

La densidad se define como el logaritmo de la opacidad O. Es decir:

1 I
D = logO = log = log i
T It

Para medir el ennegrecimiento resultante Hurter y Driffield propusieron el


!
concepto de opacidad, que se basa en la comparación de la cantidad de luz
incidente que llega sobre una zona con un determinado tono que se está midiendo,
con la cantidad de luz transmitida (si se trata de una imagen sobre soporte
transparente) o de luz reflejada (sobre soporte opaco).
11
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

Para negativos:
Luz " incidente
Opacidad =
Luz " transmitida

Para positivos:
Luz " incidente
! Opacidad =
Luz " reflejada

3. Opacidad.

! como la relación entre la luz incidente I i y la luz


La opacidad O se define
transmitida I t por el negativo:
I
O= i
It !
!
De donde se deduce que la opacidad es la reciproca de la transmisión:
! 1
O=
T

La opacidad es siempre superior a 1 y aumenta con el ennegrecimiento.


Es una unidad más lógica para sensitometría que la transmisión, aunque tampoco
!
refleje cambios iguales de ennegrecimiento.
Pero la magnitud más usual, sobre todo por su aplicación en gráficos, es
la densidad.
El ennegrecimiento de la copia depende de la manera con la que el ojo la
juzgue, de modo que se trata de un factor esencialmente psicológico. La ley que
gobierna el efecto producido en el ojo al ser estimulado no es muy sencilla, pero en
condiciones generales de visión la respuesta del ojo es aproximadamente
logarítmica.

Así, si examinamos una serie de grises de densidad creciente en pasos


iguales, el ojo los acepta como tales. Por lo tanto, desde este punto de vista una
unidad logarítmica será la más satisfactoria para medir el ennegrecimiento.
12
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

La correlación de los distintos tiempos de exposición con los valores de


densidad resultantes nos permiten trazar un gráfico de rendimiento de la emulsión
que recibe el nombre de curva característica. La curva característica nos permite
relacionar de un modo muy simple el funcionamiento de cada emulsión.
Tomemos un eje de coordenadas. En abscisas colocamos las variables
de exposición (también expresadas en términos logarítmicos) y en ordenadas las de
densidad.
Para efectuar una medición estándar conviene exponer un trozo de
emulsión a través de una cuña de grises. La cuña de grises es una tira de material
transparente dividida en una seria de 15 escalones, cuyos tonos varían en
progresión geométrica a razón de 2, es decir, cada escalón deja pasar la mitad de
luz que el escalón anterior y el doble que el siguiente; los tonos irán desde la
transparencia casi absoluta a la opacidad total.

Se impresiona esta cuña sobre un trozo del material que deseamos testar
y se revela con unas condiciones que deben permanecer siempre escrupulosamente
controladas para poder realizar así todas las pruebas necesarias para llegar a un
conclusión definitiva. El resultado es una tira sensitométrica, obteniendo una tira de
grises muestra de nuestro test. Deberíamos ahora medir los valores de los diferentes
escalones de densidad obtenidos; para ello se emplea un densitometro, si bien un
fotómetro que permita un ángulo de lectura reducido también serviría.

De esta manera obtendríamos las distintas relaciones entre luz incidente


y luz transmitida y calcularíamos su logaritmo correspondiente para la realización
gráfica de nuestra curva característica.
Por lo general, las curvas características presentan una forma típica de
“escalera mecánica”, con un talón, una parte recta y un hombro; pasemos ahora a
analizarla parte por parte.

Esta es la típica curva de respuesta empleada en fotografía. Suele


denominarse curva característica, curva D log E o curva de Hurter y Driffield quienes
primero publicaron curvas de este tipo. La curva característica es simplemente un
diagrama que muestra el efecto sobre una emulsión de cada grado de exposición,
13
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

para cualquier tipo de revelado y cualquier tipo determinado de revelador. El uso del
log E en lugar de E como unidad del eje horizontal de la curva de respuesta de un
material fotográfico ofrece varias ventajas:

1. En la practica consideramos los cambios de exposición en la cámara en


términos del factor por el cual la exposición es alterada, es decir, la progresión
natural de la exposición es geométrica, no aritmética (cuando, por ejemplo,
aumentamos en tiempo de exposición de 1/60 seg. a 1/30 seg. lo que hacemos
es duplicar la exposición y no aumentarla en 1/60 seg.). Una curva logarítmica
ofrece, pues, una representación más razonable de como aumenta la densidad
con la exposición. La serie de tiempos de exposición de una cámara, 1/250,
1/125, 1/60, etc., es en realidad una serie logarítmica, como también lo es la
serie de exposiciones de copiado, 2, 4, 8, 16,...,segundos.

2. Una curva D log E muestra una escala más amplia que una curva densidad-
exposición, es decir, capta valores más pequeños. Dado que la sensibilidad de
una película suele juzgarse por la exposición necesaria para engendrar
pequeños cambios de densidad, una mayor claridad en esta región es muy
importante.

3. El uso de unidades logarítmicas en los dos ejes, vertical y horizontal, permite


transferir valores de densidad de negativo al eje de log de exposición de la
curva característica de la copia. Esto hace que sea más fácil relacionar las
luminosidades de la escena, las densidades de transmisión del negativo y las
densidades de reflexión de copia.

En esta gráfica vemos esta relación, al igual que en la figura anterior:

Esta curva es el resultado de comparar las densidades de transmisión del


negativo y las densidades de reflexión de la copia. Como vimos antes, por lo
general, las curvas características presentan una forma típica de “escalera
mecánica”, con un talón, una porción recta y un hombro.

14
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

La curva no parte de 0 en cuanto a densidad; esto significa que incluso


sin exposición; la emulsión tiene ya de base un ligero tono, que se denomina
base+velo . En una película indicaría que aún sin exposición a la luz, el soporte no
es ciento por ciento transparente y que el simple contacto del revelador con la
emulsión ocasiona un ligero incremento de densidad.

En el talón el crecimiento de la densidad es muy lento y hasta puede


suceder que sólo por encima de una cierta exposición mínima llegue a apreciarse un
aumento de densidad. La exposición necesaria para llegar al punto de inercia nos da
datos sobre la rapidez de respuesta a la luz del material estudiado, que se conoce
como sensibilidad y se mide en ISO.

La porción recta da correspondencias proporcionales: pequeñas o


grandes diferencias de exposición causan respectivamente pequeñas o grandes
diferencias de densidad.

La pendiente de esta recta (o sea el ángulo c o " , como podremos ver en


diferentes manuales, que forma con el eje de log E) indica el contraste y se expresa
con un valor gamma ( γ ) que se define como la tangente del ángulo c.

Según el contraste, las emulsiones se ! dividen en “duras”, “normales” y


“suaves”. Naturalmente, estas categorías son relativas y precisamente por ello
deben objetivizarse en el intervalo de unos umbrales de gamma. Así, para películas
de uso corriente, las duras o contrastadas tienen una gamma de 1,00 o más; las
normales o de contraste moderado, gamma entre 0,85 y 0,75, y las suaves o de bajo
contraste, inferior a 0,70.
En ocasiones se utiliza un dato distinto al de la gamma, que es el llamado
gradiente medio (G). En este caso daríamos preferencia no al ángulo sólo de la
porción recta, sino al del segmento hipotético que se formaría entre los puntos de
15
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

inflexión de la curva característica, siendo por lo tanto más representativo del


rendimiento de la emulsión que se analiza. Los valores G son ligeramente inferiores
a los de gamma. Probablemente de este concepto deriva el termino “gradación” que
se utiliza con frecuencia en el vocabulario especifico para designar una relación de
contraste (papel de gradación normal o dura...).
Otro valor importante que nos suministra la curva característica es la
latitud de exposición. Corresponde a la receptividad o longitud del tramo recto,
dentro del cual quedarán registradas correctamente las diferencias de iluminación
que recibe la emulsión o las luminancias del motivo. La latitud nos indica los
márgenes de flexibilidad de exposición (por accidente o voluntariamente) entre los
cuales se sigue obteniendo una traducción tonal correcta.
Por ultimo, el hombro de la curva nos señala el valor de densidad máxima
y el valor de exposición con el cual se consigue esta densidad máxima.
Exposiciones superiores producen los efectos de la solarización, cuando la curva
comienza a descender de nuevo.

En definitiva, la sensitometría nos aporta un conocimiento especialmente


valioso para:
- Un mayor control de las condiciones de iluminación, exposición y
revelado, y la previsión de resultados en condiciones distintas a las
establecidas.

- La comparación de las respuestas de diversas emulsiones en términos


de sensibilidad, nivel de velo, contraste, latitud y densidad máxima.

- La determinación del tiempo de exposición más adecuado para


satisfacer unas necesidades concretas.

16
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

EFECTOS DE DISPERSIÓN EN EL NEGATIVO.

Cuando la luz atraviesa un negativo sufre una dispersión parcial. Una


consecuencia de esto es que el valor numérico de la densidad depende de la
distribución espacial de la luz incidente (especular o difusa), y del método de
medición de ésta y de la luz transmitida. Se han definido tres tipos de densidad y
están representadas en los siguientes esquemas.

1. Densidad especular.
Ésta se determina empleando iluminación paralela y midiendo sólo la
emergente normal.

2. Densidad difusa.
Llamada a veces totalmente difusa, puede determinarse de estas dos
maneras:
a) Aplicando iluminación paralela y midiendo la emergente total (ya sea
normal o dispersada).

b) Aplicando iluminación difusa y midiendo sólo la emergente normal. El


valor numérico de la densidad difusa es el mismo cualquiera que sea
el método de medición aplicado.

17
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

3. Densidad doblemente difusa.

Ésta se determina aplicando iluminación difusa y midiendo la emergente


total. En la practica estas mediciones se basan en la relación entre la lectura de un
fotómetro cuando la muestra no está situada ( I i ) y la lectura del mismo fotómetro
cuando la muestra está situada ( I t ).

!
!

En realidad, la diferencia entre densidad difusa y doblemente difusa suele


ser bastante pequeña.

Los tipos de densidad que encontramos en la practica son los siguientes:

- Copiado por contacto la densidad efectiva será difusa.

- Ampliación: ampliadora de condensadores la densidad será especular


y ampliadora difusora (especialmente la de cátodo frío) densidad
difusa.

- Proyección de cine o estática de cualquier tipo la densidad será


especular.

Algunos tipos de fotografía presentan una combinación de diferentes tipos


de densidad, como es el caso, por ejemplo, de una ampliadora de condensadores
empleada con una lampara opal o una pantalla difusora.

Por tanto, a excepción de las ampliadoras verdaderamente de


condensadores y las proyecciones, el resto de aplicaciones normales en fotografía
se considera como densidad difusa.

SENSIBILIDAD A LA LUZ.

La capacidad de registro de la película está determinada por el tamaño y


la forma de los haluros o sales de plata. A mayor tamaño y grosor de la emulsión, se
logra mayor sensibilidad. Por otra parte, la forma del grano, a igual sensibilidad,
determina diferencias de definición (ejemplo, los granos de plata en forma de
tabletas conocidos como T-Grain, de Kodak).
18
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

La sensibilidad de la película es el concepto que permite conocer la


iluminación que necesita. La escala que más se emplea para caracterizar la
sensibilidad es la escala ISO. La sensibilidad es determinada por medio de ensayos
normalizados. Históricamente, se impusieron las normas DIN (Deutsche Industrie
Normen) Y ASA (American Standard Association).

En la norma alemana DIN, la escala es logarítmica, duplicandose cada


tres números: una película de 21 DIN es la mitad de sensible que una de 24 DIN y el
doble de sensible que una de DIN 18.

La norteamericana ASA es aritmética: cada vez que se duplica el número


también se duplica la sensibilidad. Una película de ASA 100 es el doble de sensible
que una de ASA 50 y la mitad que una de ASA 200.
Desde 1980, se ha optado por la norma ISO (Internacional Standard
Organization), donde la sensibilidad se expresa por la escala ASA y DIN separadas
con una barra. Las películas pueden ser divididas en tres grandes grupos:

1- Baja sensibilidad (de ISO 15/25º a 64/19º). Tienen emulsión delgada y haluros
de plata pequeños, proporcionando alto poder resolutivo, mayor contraste y,
como desventaja, menor latitud de exposición.

2- Sensibilidad media (de ISO 80/20º a 200/24º). De uso general, en retratos,


paisajes, etc; con excelente registro de los medios tonos y elevado poder
resolutivo y rendimiento moderado en el revelado forzado.

3- Alta sensibilidad (más de 320/26º). Para uso en condiciones adversas, con


iluminación natural o artificial. La emulsión es más gruesa, los haluros de plata
son de mayor tamaño, proporcionen un contraste relativamente bajo, poder
resolutivo de bueno a moderado y amplia latitud de exposición, que se traduce
en una amplia capacidad para el revelado forzado.

Ademas las películas las podemos clasificar en tres grandes grupos


según su respuesta al espectro electromagnético:

1. Películas ortocromáticas: sitúan su respuesta en el azul y son extensivos al


verde.

2. Películas pancromáticas: sitúan su respuesta a lo largo de todo el espectro


visible siendo extensivos al rojo.

3. Películas infrarrojas: sitúan su respuesta en la banda infrarroja del espectro en


los 650 nm hasta los 1200 nm.

19
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

Hay unas películas denominadas espectroscópicas que son emulsiones


de blanco y negro que han sido especialmente fabricadas para la detección de
débiles fuentes luminosas como son las estrellas, nebulosas, galaxias, etc.

Dentro de las existentes, hay algunas que llevan la letra “a”, viene de
“astronómica”, y significa que estas emulsiones aminoran o presentan una pequeña
desviación a la ley de reciprocidad, y son muy apropiadas para exposiciones largas.
Las de la serie 103a de kodak son las más asequibles al aficionado,
comercializandose en el formato 24x36. Entre ellas destaca: 103a E, cuyo pico de
sensibilidad se sitúa en la banda roja del espectro, terminando su respuesta hacia
los 670 nm; es la película ideal para el registro de nebulosas brillantes de emisión.
La 103a F, cuya sensibilidad se sitúa a lo largo de toda la banda visible del
espectro, su empleo se extiende para todos los objetos de “cielo profundo”. 103a O,
es una película ortocromática, situandose su máxima sensibilidad entre los 300 y
500 nm; es adecuada para captar nebulosas de reflexión y para todos los objetos
que emitan en la banda azul del espectro.

FALLO DE LA LEY DE RECIPROCIDAD.

La ley de reciprocidad, enunciada por Bunsen y Roscoe en 1862,


establece que el efecto fotográfico depende simplemente de la energía luminosa
total empleada, es decir, del producto del tiempo ( t ) de exposición por la
iluminación ( I ) sobre la película. Suponiendo que la ley de reciprocidad se
mantenga, tanto el tiempo como la iluminación pueden ser alterados sin que se
altere la densidad obtenida, siempre que el producto I x t = E se mantenga
constante.
Abney fue el primero en llamar la atención sobre el hecho de que el efecto
fotográfico depende sólo de los valores de I y t, y no de su producto. A esto se le
llamó fallo de la reciprocidad. El fallo de la reciprocidad es debido a que el efecto de
la exposición sobre el material fotográfico depende en realidad de la energía
suministrada.
Todas las emulsiones exhiben un cierto grado de fallo de reciprocidad, el
cual sólo es importante a niveles muy altos o muy bajos de iluminación; en
circunstancias normales puede decirse que la ley de reciprocidad se mantiene. No
obstante, en un laboratorio sensitométrico, los efectos de fallo de la ley de
reciprocidad no deben ser ignorados, así como tampoco en ciertas aplicaciones
fotográficas.

El fallo de la reciprocidad aparece en la práctica como una pérdida de


sensibilidad a niveles de iluminación extremadamente altos o bajos, y como un
aumento de contraste a niveles bajos. El grado de perdida de sensibilidad y la región
en que se obtenga la máxima sensibilidad varía de un material a otro. Los efectos
del fallo de reciprocidad están representados en la siguiente figura.

20
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

Esta figura muestra como la variación de sensibilidad con el tiempo de


exposición (y por lo tanto con el nivel de iluminación) es bastante diferente en los
dos tipos de emulsión. Las emulsiones se fabrican de manera que la intensidad
óptima se aproxime a la intensidad normalmente empleada. Así, la película negativa
rápida ilustrada en la figura está concebida para ser usada a altas intensidades, con
exposiciones de una fracción de segundo, mientras la placa astronómica está
concebida para ser utilizada a bajas intensidades, con exposiciones de minutos u
horas.
La caída de contraste con tiempos de exposición cortos adquiere
importancia con lámparas de flash electrónico potentes, las cuales pueden dar
exposiciones del orden de 1/5000 seg. y más cortas. La caída de contraste es tal
que suele ser necesario aumentar el tiempo de revelado hacia un 50% para
compensarla. En la practica siempre que revelemos una película en b/n expuesta
con flash deberemos compensar este hecho en el revelado, es decir, deberemos
aumentar el tiempo de revelado entre un 10% y un 50% según el material empleado
y las exposiciones realizadas.

21
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

Como consecuencia del fallo de reciprocidad, una serie de exposiciones


escaladas por tiempos produce un resultado diferente de una serie escalada por
intensidades de exposición. Esto se tiene en cuenta en sensitometría produciendo
una escala adecuada a las condiciones de trabajo.

Por la misma razón, los factores de filtro dependen también de que el


aumento de exposición se obtenga con el tiempo o con la intensidad (o abertura de
diafragma). Para ciertos tipos de trabajo se especifican filtros de “escala-intensidad”
y filtros de “escala-tiempo”.

Debido al fallo de reciprocidad, los tiempos de exposición para


ampliaciones gigantes son a veces extremadamente largos.

Las variaciones de sensibilidad y contraste con el tiempo de exposición


suelen ser diferentes para cada una de las tres emulsiones de los materiales en
color. En consecuencia, desviaciones en las condiciones de exposición aconsejadas
pueden producir alteraciones en la reproducción de los colores, sin posibilidad de
compensación.

CONTRASTE DEL NEGATIVO.

Se define como contraste correcto del negativo aquel que permite


producir una copia de calidad en el papel de grado medio. Son diversos los factores
que intervienen que influyen en el contraste del negativo, por lo que con una misma
película es posible obtener distintos niveles de contraste modificando alguno o
varios de esos factores. Este control es imprescindible para lograr la calidad final
deseada según el trabajo.

El contraste está determinado por los siguientes factores: el intervalo del


brillo del sujeto o proporción de luminancias, contraste inherente a la película,
condiciones propias del tema que contribuyen para la reflexión interna del objetivo y
el revelado de la película (formula del revelador, dilución, agotamiento; temperatura,
tiempo y grado de agitación).

En general, se usa el revelado como medio de controlar el intervalo de


densidades del negativo, las tablas de tiempos, normalmente, son fijadas por los
fabricantes para producir negativos de contraste medio con temas de contraste
normal, incluso para un positivado con una determinada luz y gradación del papel
determinados; por lo que siempre es recomendable que al empezar a trabajar con
un revelador del cual no conocemos sus características en profundidad, realizar
pruebas para adaptar las tablas del fabricante a nuestra forma de revelar y según el
contraste que necesitemos en cada momento.

22
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

El tiempo óptimo para un negativo determinado se obtiene realizando una


serie de exposiciones con varias películas iguales de un motivo “típico” que
contenga toda la escala tonal. Estas series de negativos se hacen con variaciones
de exposición y de revelado. Esto permite determinar el negativo con la mejor
exposición y revelado para la finalidad deseada. Se toma una serie de 10 películas
de prueba y se exponen frente a un sujeto que tenga un intervalo completo de
luminancias (7 pasos entre la parte más clara y más oscura con detalles), y se
realiza una serie de tomas escalando las exposiciones. Para una película de
ISO100, por ejemplo, las exposiciones deberían ser a ISO 50, 64, 80, 100, 125, 160
y 200. Las películas son reveladas con tiempos que van de -30%, -20%, -10%,
tiempo de la tabla y +10%, +20%, +30%. Se obtienen una serie de negativos con
diversas densidades, que se copian en papel de “grado 3” y se escoge aquella que
nos proporciona la consideramos con mejor calidad para nuestros propósitos.

Una misma película expuesta en idénticas condiciones de iluminación


proporciona resultados diferentes, según la formula y dilución del revelador,
temperatura, agitación y tiempo de procesado. Cada uno de estos puntos, si bien
están íntimamente relacionados, podemos analizarlos de forma separada. La
velocidad y profundidad en que se desarrollan los haluros de plata está
condicionado por la formula del revelador.

Existen soluciones enérgicas, las cuales se distinguen por permitir


alcanzar rápidamente una densidad elevada antes que se comiencen a revelar las
zonas de sombras profundas (por ejemplo, HC 110 en dilución 1+15), otras que se
agotan en las altas luces y continúan trabajando en las bajas luces (D-76).

La temperatura y el tiempo de revelado, dentro de ciertos márgenes,


pueden compensarse para que proporcionen exactamente el mismo indice de
contraste (a mayor temperatura se reduce el tiempo de revelado). En general, el
rango de temperaturas varía de 18º a 24º C, si bien algunos reveladores, como el X-
Tol se pueden utilizar hasta 29º C (lo mismo sucede con el T-Max con la película de
3200 ISO). La agitación, en cambio se ha normalizado con un ritmo de 5 segundos
por cada 30 de revelado o de 10 segundos por cada minuto.
Si mantenemos constante el tipo de revelado y dilución, temperatura y
agitado, el tiempo de revelado es lo que nos permite controlar con precisión el
indice de contraste.

Existen varios métodos para clasificar el contraste de los materiales


negativos. Los tres más prácticos son: Gamma, Indice de Contraste e Intervalo de
Densidad. El primero es históricamente el más antiguo que si bien es válido para
algunos tipos de fotografía, como la aérea, el indice de contraste (IC) y el intervalo
de densidad son los más adecuados para controlar el contraste de los negativos.

23
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

La fórmula Beutler.

En la edición Nº 5 de la revista "Leica Fotografie" del año 1953, Willi


Beutler dijo que: "considero que una fórmula a base de una solución de metol y
carbonato de sodio... produce negativos delicados pero con una gradación completa
y extrae todas las posibilidades de rapidez de emulsión de las películas. La
definición del negativo es muy elevada".

El sistema Beutler se basa en el empleo de películas de emulsión delgada


y grano extremadamente fino, junto a un revelador con características especiales.

1) Concentración elevada de sales alcalinas como el carbonato de sodio o el


hidróxido de sodio.

2) Baja concentración de agentes reveladores del tipo del metol, lograda por una
elevada dilución.

3) Ausencia de disolventes de la plata metálica, como tiocianuro de sodio potasio o


de bromuro de potasio, así como inclusión de la cantidad mínima de sulfito de
sodio como conservante debido a que, además, tiene propiedades disolventes.

La fórmula de Beutler es muy sencilla: metol, sulfito de sodio y carbonato


de socio. Debido a que el porcentaje de sulfito es muy bajo, las propiedades de
conservación de la solución resultan acotadas, Beutler sugería la preparación de su
fórmula en dos baños. La Solución A compuesta por 10 gramos de metol y 50
gramos de sulfito de sodio anhidro en 1.000 ml de agua y la Solución B, compuesta
por 50 gramos de carbonato de sodio en 1.000 ml de agua. Para usarlo, se toman 50
ml de cada solución y se mezclan con 500 ml de agua, siendo el tiempo de
procesado entre 7 y 10 minutos a 20° C.
Otra manera de prepararlo es disolver 5 gr de metol, 25 de sulfito de sodio
(anhidro) y 25 gr. de carbonato de sodio en 1.000 ml. Para su empleo, se diluye 1:10
(y parte de solución de reserva y 10 partes de agua). La conservación, en este último
caso, es de aproximadamente 30 días mientras que si se prepara en dos soluciones
prácticamente es infinita.
La empresa alemana Tetenal, poco tiempo después que Beutler publicara
su fórmula, puso en el mercado un revelador que se inspiraba en sus ideas, el
Tetenal Azul (Bleu, Blau), en ampollas de 30 ml que se diluyen para su empleo en
500 ml de agua. De todas maneras, el Tetenal produce negativos más suaves y de
grano más fino que el Beutler original. Una variante es el Tetenal Rojo (Red, Röt),
para películas de alta sensibilidad.

Existen muchas otras variantes del Beutler como reveladores de alta


acutancia, pero todas son bastante similares y se basan en los mismos principios,
aunque la más fácil de preparar es la que dio sustento a la teoría.

24
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero
ESCUELA DE ARTE “SEVILLA”. DEPARTAMENTO DE DISEÑO GRÁFICO, Fotografía y Procesos de Reproducción.

Unidad 8. Acutancia y poder de resolución; introducción a la sensitometría.

La obtención de una elevada acutancia, microcontraste o efecto de


adyacencia se basa en ciertos principios que se relacionan entre sí. Por un lado,
como lo hemos señalado, se necesita una película de emulsión delgada, de
contraste entre moderado y alto, de grano fino y, por otro, de un revelador suave del
tipo compensador. El metol en alta dilución satisface estos requerimientos y, con
excepción del revelador Windish, todos los de alta acutancia lo utilizan.

Sucede que el metol muy diluido tiende a agotarse rápidamente, razón por
la cual la solución debe ser lo suficientemente alcalina para que el agente reductor
mantenga su actividad. Cuando la solución reveladora ingresa en la gelatina para
reducir los haluros de plata que han recibido exposición, se agota más rápidamente
en las zonas que han recibido una fuerte exposición: Esto se debe a que en esa
zona existe una mayor cantidad de haluros de plata revelables por volumen de
solución. En cambio, en las zonas que han recibido menor exposición, el revelador
permanece activo por más tiempo debido a que se produce el efecto contrario, esto
es, que la relación cantidad de haluros/volumen de revelador beneficia a éste último.
Lo descrito en el párrafo anterior es lo que produce un efecto
compensador: revelado contenido de las altas luces y mayor actividad en la zona de
sombras o bajas luces.
Cuando ese mismo efecto compensador es trasladado a dos zonas
adyacentes de diferente densidad, se produce el efecto de alta acutancia por
subrevelado de la zona contigua de la alta luz y el subrevelado de la zona contigua
de menor densidad. Esto se debe a que el revelador activo de la zona de menor
densidad ingresa en el borde de la de mayor densidad, donde el revelador
comenzaba a agotarse, y provoca un sobrerevelado del perfil.

Al contrario, del lado del perfil de menor densidad el revelador más activo
se contamina, por decirlo de alguna manera, con el revelador agotado que proviene
de la zona de mayor densidad, produciendo el subrevelado. La consecuencia es un
superior contraste de borde, como si se trazara una sutil línea en las zonas
adyacentes que incrementa el efecto óptico de la nitidez.
La agitación, con los reveladores compensadores de alta acutancia, es un
factor para nada desdeñable: debe darse tiempo a que el revelador se agote donde
corresponde y eso se logra únicamente dejando posar la solución el tiempo
necesario. En general se sugiere una agitación de 10 segundos por cada minuto de
revelado.
La técnica de Beutler se sugiere para fotografía de arquitectura y de
paisajes, así como de objetos y en macrofotografía, y todas aquellas situaciones
donde el registro de los detalles más pequeños y sutiles constituya un aspecto
importante de la escena. También si se deben hacer grandes ampliaciones a partir
de negativos de 24 x 36 mm o, en el formato medio, si se desea lograr una calidad
superlativa. No se justifica en escenas o tomas de acción con películas de media y
alta sensibilidad, ya que en esos casos los factores que importan no pasan por una
extrema riqueza de detalles.

25
TÉCNICA FOTOGRÁFICA 1º. Maestro: Israel Domínguez Caballero