Está en la página 1de 41
LA GAVIOTA, PERSONAJES nasa Nous AREA, ae pelo de casada es Teepe Koxerastts Galion TRL, so, hombre joven, roms NmoLAarnGH Som, henmano def Askina [NEw MinkomeZaadencc, muchacha oven, ha de un sco terte fd Araxisrnas Siusaden, tenente retiado, sdminisvader de la propiedad de Sonn Pouna ANDREI, 0 expos Mass 1 bia Boris AEH TacOMS, novelist Evcuma Seacutevicr Dors, médico ‘Seve Saacsowet MEDNEDESKO, macs. 1Uxo., peéa. Un cocinero ‘ra sven La acibn se desl en fea ral de Sorin. Ente tecer at ye cvano pasa dos aos PRIMER ACTO Un rincén del parque en la finca de Soxts. Amplia avenida que conduce al fondo del parque, donde esta el lago, Estd cortada por un escenario improvisado, destinado a un espectaculo domeéstico, impidiendo la visin del lago. Algunes arbustas a derecha y a tz quierda del escenario. Una pequeia mesa, algunas sillas ‘Recién se ha puesto el sol. Sobre el escenario, cuyat cortina esta abajo, IAKOV y otras inguilinos. Se oyen toses y golpes. MASHA.y MEDVEDENKO aparecen por la izquierda, de vuelta de un paseo. MEDVEDENKO, -iPor qué viste usted siempre de negro? MASHA. -Mi vida es un duelo. Soy tina mujer desdichada, MeDvenenko, -{Cémo es eso? No la comprendo, Usted tiene buena salud, y tiene un padre que, si bien no es rico, tiene un buen pasar La vida es mucho mas iffel para mi que para usted, Gano solamente veint tués rublos al mes, y encima, me descuentan para la jubilacin, Ast y todo, no lievo tuto. (Se sientan.) Mastia. -No se trata de dinero, un hombre pobre también puede ser feliz MenveneNko, -Ps0 es en teoria, pero en la prictica las ‘cosas son asi: somos mi made, mis dos hermanas, mi hermanito y yo, y el salario, veintiteés cublos. Tene- ‘mos que comer y beber; hay que tener té y azticar. Y tabaco. Es preciso hacer milagros para eso. 15 Masita. ~1Contempla el escenario.) Pronto comenzari el especticulo, MEDVEDENKO, ~Asies. Actuarin Nina Zaréchnaia y la obra fue escrita por Konstantin Gavrilovich. Ellos dos se aman y hoy sus almas se fundirin en el anhelo de ‘rear la misma imagen del ate. Pero mi alma y la de usted no tienen puntos de contacto. Yo la amo; la desazén no me permite quedarme tranquilo en cas cada din camino seis kilémetros de ida y seis de vuelta, para encontrar tan sélo indiferencia de su par- te. Peto yo la entiendo. No tengo medios para viv mi familia es numerosa... :Quién querria casarse con, alguien que no tiene ni para comer él misao? Masia. ~Tonterias. (Toma rapé.) Su amor me conmueve, Peto yo no puedo corresponderle: eso es todo, (Le bende la tabaguera) Desea? MEDVEDENKO, -No, gracias. (Pause) Masia, Esti sofocante; seguramente por la noche habe tormenta, Usted esti siempre filosofando o hablando de dinero, En su opinin, no hay mayor desdicha que la pobreza. pero, en la mia, es mil veces més facil vestr harapos y pedir limosna que... pero no, usted ‘no comprenderia, Por la derecha entran SORIN y TREPLEN. SORN, ~/Apoytindose en un baston.) A mi, amigo, hay algo en el campo que no me sienta bien, ¥ estoy Gierto que nunca me acostumbraré a esto, Ayer me fui a ly cama a las diez y hoy me desperté a las fueve, con la sensacién de que de tanto dormir se me habian pegado los sesos al craneo, 0 algo parec- do. (Rie) Y después del almuerzo, sin querer me volvi a donmir y ahora estoy casi deshecho, Esto es una pesadilla ‘Taepiey. -Es verdad, 10 tendrfas que vivir en la ciudad. (Al ver @ MASHA ya MEDVEDENKO,) Sefores, cuando el especticulo comience, se les va a avisar. Por ahora, no pueden permanecer aqui, Retirense, si son tan amables. SOR. (A Masia.) Maria Ilinichna, por favor, pida a su padre que mande desatar e} perro; de lo contrario se pone a aullar. Mi hermana ha pasado otra vez la noche en vela Mastia, -Hable usted mismo con él, yo no lo haré. Haga ime cl favor de no meterme en eso, (A MEDVEDENKO.) Vamos. MrDvEDENKO, ~(4 TREPLEV.) Asi que nos hard avisar antes que empiece. Ambos salen Sonn. -De manera entonces que otra vez aullara el perro toda la. noche. jBonito cuento! Nunca he vivido a gusto en el campo, En ocasiones, me tomaba unas vacaciones de cuato semanas y venia aqui dispuesto a descansar, pero ahora, en cuanto llegas, te comien- zan a fastidiar con tanta tonteria, que dan ganas de salir corriendo... (Se ria) Siempre me alegraba mucho * cuando llegaba el momento de partir... Pero ahora (que estoy retirado, no tengo dénde meterme, y final- ‘mente, quieras 0 no, tienes que vivir aqui. Ikkov. -(A TrEntEV,) Konstantin Gaviilovich, nosotros nos vamos a dar un baio. TatPutv. ~Esté bien, pero dentro de diez minutos debe- rn estar en sus lugares. (Mira el reloj.) Empezare- ‘mos pronto. Kov. -Si, sefior. Sale.) ” 2 THIPLEY. ~(Recorre con la vista ef escenario.) He aqui un teatro. El tel6n, después el primer bastidor, luego cl segundo, y mas alli, el vacio; nada de decorados. La vista se abre directamente sobre el lago y ef horizon. te. La contina la abriremos justo a las ocho y media, ‘cuando salga la luna, Sows, ~jEspléndido! ‘TREPLEN. ~Si Nina Zaréchnaia lega tarde, por supuesto se erderé todo el efecto. Ya debera estat aqui. Su padre y su madrastra la vigilan, y para ella es tan dificil escapar de su casa como de una prisién, (Are. la la corbata de su tio,) Tienes el cabello y la batba revueltos, Deberias conarte el pelo SOnN. ~“aregldndose la barba.) Es la tragedia de ai vida. También en mi juventud tenia un aspecto que hacia pensar que me emborrachaba todos los dias, las mujeres nunca me han querido. (Se sienta.) ;Por (qué esti mi hermana de tan mal humor ‘TREPLEY. Por qué? Porque se aburre. (Se sienta a su Jado.) Esti celosa; también esti contra mi, contra el especticulo y contra mi obra, porque no es ella quien acti, sino Nina. No conoce mi obta, y. sin embargo, ya ke detest, SOWN, ~(Riéndose.);Ahora si esti inventanclo! ‘THEPLEY, -Le fastidia que sobre este pequeno escenario el éxito sea de Nina y no suyo. (Mirando el velo.) Mi male es un caso psicoldgico curioso. Es, sin lugar a duds, talentosa, inteligente, capaz de sollozar leyen= ddo un libro, puede recitar de una vez todo Nekrisov de memoria, cuida 2 los enfeemos como un angel Pero atrévete 2 elogiar a la Duce delante de ella Dios nos libre! Debes elogiarla solamente a ella, es cris sobre ella, gritar, enardecer ante su magnifica interpretacion en La dama de las camelias 0 en El filo de la vida, pero como aqui en el campo no hay nada de eso, se aburre, se ifita, y todos nosotros ‘nos convertimos en sus enemigos; todos tenemos la cailpa, Ademds, es supersticiosa, se asusta si hay tres velas encendidas, porque son presagio de muerte; le teme al niimero trece. Es avara, Tiene en el Banco de Odesa setenta mil; lo sé con seguridad, pero ve y pidele que te preste: se pone a llorar. SomiN, ~Se te ha metido en la cabeza que tu obra no le gusta a tu madre, y ya estis nervioso. Tranquilizate, tu madre te adora twénsy. (Desbojando una flor) Me quiere. No me tule? (te) est Ni adee no me quiere dito! Quire vir, amar, evar bluss olor cao, Y Yo ya tengo veinikinco aos y le hago recordar cons- Entemente que ya no es joven, Cuando yo 90 ey, tene folamente tina y dos afos, pero cuando toy cerentay ey por exo me oda. Tambien sabe {Que para mi el teatro no dene ningsn valor Ela ama fe estena, cre estar siviendo fs hemanidad aun ane sag, par men cambio el teato contempo- tineo es mert rina, convenconalismo, Cusndo se tevarta el telon, ya luz ani, en un recto de tes paedes, esos grandes tlenos, eso hiroants dei sagrado’ ane repreentan como la gente come, bebe, ama, camina, leva sus chaquetas; undo de Cuadios y patamentos tives trian de devvar una Imoral una moral pequeha, muy comprensbley it para el uso domésco. cuando en ml variaiones me Stecen siempre lo miso, siempre Io mismo, sim: pre lo mismo, slgo corendo, tal coma fo hizo Nat passant de la ore Bill, cya vlgaridd le aplasaba Slcerebro 19 Sok. -No se puede pasar sin teatro, Tyr: Haven fla formas aves Hacen fas formes nuevas, y si no las hay, es mejor que no haya nada. (ine et) Quem monet ui nh pero ela eau vid olay sicmpe con Is ens ne a Pt ee ah corm egtamo de un simple onal eter en lan mentee que i made ses un A Oe wenombeyrenones peo que a ir mor creo yo situs, eigme uted Saf ap mis cert 9 eit Sue omnes ete Ss nna, taos celebs asa es run ln saimenin ys qu no oy ead, Src Sopa trent pou Sy 0 hi. in Soy yo soyt abandons lr Unveil treet Spin mi paces, sy, un bugs. de le, i pac ime sabe tnlén or ut bugis Ge Ke, pesca sean ator conto, fuer be, clad Ceres cael m de el, ttcs eats aise yt toes condescendan a preame ancien, me pe Cue con stp mrs sto median tiga es fos sus pesmi Y ne et hin ado. SORN. -A propésito, dime, por f , por favor... «qué clase de hombre es este novelista? Cuesta comprenderlo, Siem: pre esta callado, ‘Tae. un hombre inline, senclo, un posto, "bed melanedico, Muy decene: Tolvia ex Te {5d cmp os csrents, per ya eso, Se eat cameo, Bn fo que asus cbs se refieres M pedo decile Son agadables, eno en lal talento, pero... después de Tolstoi 0 Zola, uno no siente deseos de leer a Trigorin, Sonn, -Pues a mf, amigo, me gustan 1os iteratos, Dos Miisas dese aniaho apesionadamente: casarme y Con Seite en literato, pero no consegui ni fo uno ni to Siar Porque, finalmente hasta set un pequetio itera- to es también agradable -puusv. -(Bscuchamdo) Oigo pasos. Abraza a su td.) NO "puedo vivir sin ella. Hasta el sonido de sus pasos es Pato. Soy Tocamente feliz. (Va répidamente al encien- pode NINA ZARECHNAIA, que entra.) Hada mia, mi veo. Nisa. ~(Nerviosa.) 2No he Hegado tarde?... Claro que no he llegado tarde! “patnuy. -(Besando sus manos.) jNo, 20, 80.1 {Tenia tanto mie Nixa, Todo el dia he estado inquieta Pero tot Temia que mi padre no me dejara vent SSiba de salir con Ia madrastra. El cielo rojo, ya comienva a salir la luna, y yo azuzando el caballo, Spuzandolo, (Riéndose.) Pero estoy feliz. (strech Jiuertemente la mano de SORN) Sonn, ~(Rie,) Parece que esos ojtos estin Horosos.. AY, ay! Es0 no esta bien Niwa. No es nada, Me cuesta respirar...véanlo, Dentro ve media hora me iré; debemos damos prisa. No, 80, fs imposible, por Dios, no me retengan. Mi padre no sabe que estoy aqui. -rnéstev, -En efecto, ya estamos en la hora, Hay que it Nlamiar a todos. ismo, (Sale por la derecha Sons, -Iré yo, es0 8. Ahora mi " (Vuelve la cantando.) "A Francia dos granaderos: a cabeza.) Una vex me puse a cantar como ahora, y un fiscal suplente me dijo: Vaya, Excelencia, tiene usted luna voz potente... =y despues de pensar un instant. aiadio-: pero repelente!” (Rie y sale.) NINA, -Mi padee y su mujer no me dejan venit aqui Dicen que reina una atmésfera de bohemia... Temen {que me dé por hacerme actriz... Y a mi algo me atrae hacia aqui, hacia el lago, como una gaviota... Mi corazon esti leno de su nombre, (Vuele la cabeza.) TaErLFY, ~Estamos solos. Nis. -Me parece que hay alguien... THErEY. Nadie. (Un beso.) Nisa. Qué dhol es ése? TaFPLEY. Ua olmo. NINA. -ePor qué es tan oscuro? THEPLEY. -Ha caido la noche y todas las cosas oscurecen. No se vaya tan pronto, se lo suplic. INA. -No es posible, TuEMEY. - si yo la acompano, Nina? Toda la noche eae de pie en su jardin, mmirando so ventana, “Es imposible, el sereno lo descubritis, “Trezor” fin nolo conoce y va a laa “Then. -La amo. ie (Al of pasos.) :Quién e8;Es usted, 14kov? TAKOV. (Tras el escenario.) Si, efor. “TREPLEY. -Ocupen sus puestos. Es la hora, Sale a luna, NINA. Tutrisy, ~cHay alcohol? zAzufre? Cuando aparezcan tos 6j0S s0j0s, deberd oler a anufre. (A NINA, Vaya usted. Todo est listo. Esté nervioss? NINA. -Si, mucho. Su mamé no es nada, no Te temo; pero ‘std aqui Trigorin... Me atemoriza y' me cohibe repre- sentar delante de él. Es un escritor de renombre, as jover? “THEPLEY, Nava. “Qué cuentos maravillosos tiene! “Taetev. ~(Friamente.) No sé, no los he leido. TREPLEV. ~Personajes vivos! Hay que pintar la vida, no tal ‘como es ni como deberia ser, sino tal como la sofamos. NINA, -Su obra tiene poca accién, sélo patlamentos. En mi ‘pinién, en una obra siempre debe figurar el amor... Amibos se colocan detrds del escenario y desaparecen ‘Buran Pouns axpgievna y Doss ‘ANbRétEVNa, ~Esté huiitédo. Vuelva y péngase los chan- los. Doan. “Tengo calor. ANDREIEVNA. —Usted no se cuida. Es obstinacién. Usted es médico y sabe bien que le hace dafo el aire hrimedo, B pero le gusta que yo sufra; a propésito se pass ayer toda la tarde en la terraza, Does, (Canturrea.) wa.” Xo digas quee has perdido ta juven: ANDHEIEVA. -Eso no €s nada, para un hombre ¢s0 no significa la vejez. Usted se ha conservado muy bien y todavia gusta a las mujeres, DORN. ~Veamos... qué es lo que usted quiere en mi? ANDIEMEVNA. “Ante una actriz, todos ustedes estén dis puestos a caer de rodills. Todos! Down. -/Canturrea.} -Otra vex estoy ante i.” Si en la sociedad se quiere 2 los antstas y se les trata distinta mente que, por ejemplo, a los comerciantes, es natu- ral, es idealism, ASDREIEVNA. -Las mujeres siempre se han enamorado de usted y se le han colgado del cuello. Tambien eso es idealismo? Dony. ~/éncogiondose de bombros) ¥ que En la actitud de las mujeres hacia mi habia mucho de bueno, Que- rian en mi, ante todo, al excelente médico. Hace diez © quince afos, ztecuerda? yo era el inico ginecdlogo decente en toda la provincia. Ademas, siempre fui un hombre honrado. ANDRBEVNA. ~(Le agarra la mano.) ;Quetido mio! DORN. ~Cuidado. Vienen. Entran ARKADINA del brazo de SORIN, TRIGORIN, SHAMRAIEV, MEDVEDENKO y MASHA SHAMRAIEV. -En el ao 1873, en Poltava, durante las fe- a fas, trabajé asombrosamente, Una delicia!yActus ma- ravillosamente! ;No sabré usted por casvalidad donde est ahora el cémico Chadin, Pavel Semiénovich? Ha- ciendo de Raspliiev estaba incomparable, mejor que Sadowski, se lo juto, estimada seftora, Donde estard? AakipiNA, “Usted siempre me pregunta por gente antedi- luviana! ¢Cémo voy a saberlo? (Se stemta,) Shauikitev. ~(Suspirando.) ;Pashka Chadin! ;Ahora ya no los hay como él! jEl teatro ha decaido, Irina Niko- Iievna! Antes tentamos robles poderosos y ahora no vemos més que cepas Doks. ~Hoy en dia tenemos pocos talentos brillantes, es verdad, pero el actor mediano ha mejorado mucho, SHAMRAIEV. -No concuerdo con usted, pero es cuestién de gustos, De gustibus aut bene, aut nihil! “Tneeuev sale por detrds del escenario, ARKADINA. ‘mos? sit bifo) Querido hijo, ccuindo comenza: ‘TREPLEY, ~Dentro de un minuto. Les pido un poco de paciencia ARKADINA. ~(Reciter um pasaje del papel de la reina en Hamlet.) “Hijo mio; mis ojos 2 mi alma dliriges, iy alli veo tan horrendas y negras manchas que borrar no puedo!” "Sobre los gusos hay que hablar bien o nada" Shanvdiew merca dos tfrans latinos "Sobre gustos no se dscute" y+ muerios, hablar bien o nad. (N de los T) 2% ‘TREruey. ~(Déindole la respuesta dle Hamlet.) “No tal, viviendo en el calor inmundo de un hediondo lecho, enardecido por la vil corrupcién.” Tras el escenario se oye yn toque de cuemo. ‘TeiPLE. -iSettores, comenzathos!;Pido atencisn! (Pausa,) Comienzo, (Golpea con una varita y dice en voz alta.) Oh, vosotras, venerables y ancianas sombras que en las horas noctumas flotiis sobre este lago: adorme- ednos y haced que sofiemos con lo que ocurtiré dentro de doscientos mil aos!" SOR. -Dentro de doscientos mil afos no habré nada ARKADINA, ~Que asi sea. Ya estamos durmiendo. Se abre la contina, dejando a la vista la perspectiva det ago. La luna, sobre el horizonte, se refleja en el agua: NINA ZARECHNALA, enteramente vestida de blanco, etd sentada sobre una gran piedra NISA. Hombres, leones, ‘iguilas y perdices, comudos iervos, gansos, arafias. peces silenciosos que antes poblaban el agua, esirellas de mar y aquellos que no eran perceptibles a la vista; en fin, todas las. vidas, todas las vidas, todas las vidas, después de describir su trite Grbita, se han apagado.... Ya hace miles de siglos que la tierra no lleva sobre sf ningiin ser vivien- te, y esta pobre luna indtilmente enciende su faro. Lis grullas ya no se despiestan en el prado con un ito ¥ ¥a.NO se oye a los escarabajos de mayo en los tiles. Frio, frio. Vacio, vaio, vacio. ;Pavor, pavor, pavor’ (Pausa.) Los cuerpos de los seres vivientes se hun hundido en el polo y la materia etema los transforma en piedras, en agua, en nubes, y las almas dle todos ellos se funden en'una. La comin alma Universal soy yo... yo... Dentro de mi estin el alma de Alejandro Magno, y la de César, y la de Shakespeare, y la de Napolesn, y Ia de la wiltima sanguijuela. La onciencia de los hombres se ha fundido en mi con el instinto de los animales, y lo recuerdo todo, todo, todo, y dentro de mi vuelvo a vi vidas, Aparecen Juegos fatuos, ARKADINA. ~(En voz baja.) Bs algo decadente, ‘Tutrtrv. ~(Suplicando, con tono de reproche.) (Mama! NINA. ~Estoy sola. Una vez cada cien aos despego los labios para hablar, y mi voz. suena desolada en este esiento; nadie me oye... ¥ vosotros, pélidos fuegos, ‘vosotros tampoco me ois... Al mort la noche, os pare cl pantano podrido y vagiis hasta el alba, pero sin tuna sola idea, sin voluntad, sin Ja palpitacion de la Vida. Por el temor de que en vosotros vaya a surgir la Vida, el padre de la materia eterna, el demonio, pro- duce a cada instante en vosouros, asi en la piedra como en el agua, el cambio de los dtomos, y os ‘wansforméis continvamente. S6lo el espirity permane- ce constante © inmutable en el universo. (Pausa,) Como un cautivo arrojado a un pozo vacio y profun- do, yo no sé dénde estoy ni qué me espera. L0 tinico que no esté oculto para mi es que, en la lucha encar nizada y cruel contra el demonio, principio de las fuerzas materiales, esti predestinada mi victoria, y que, después, materia y espirtu se unirin en una maravillosa armonia y se instaurard el reinado de fa voluntad tnica. Pero eso vendra solamente cuando, poco a poco, tras un largo, largo curso de miles de aos, tanto la luna como el Iuminoso Sitio, como la ‘Tierra, se conviertan en polvo... Pero hasta entonces, 2 hhortor, horror... (Pausa: sobre el fondo det lago apes ‘cen das puntos rojas.) He aqui que se acerca mi pode- row rival, el demonio, Veo sus teribles, sus purpi F208 ojos. ARKADINA, ~Huele a azufre.:Asi tiene que ser? “Tuer, 8, AnKADINA, ~Riéndose.) Si, es un efecto de vers ‘Treruey, “Mami! NINA. -Se aburte sin el hombre. ANDREIEYSA. (A Dow.) Se ha quitado usted el sombrero. Pongaselo, que va a coger un resfriado, ARKADINA. -EI doctor se ha quitado el sombrero ante el ‘demonio, el padre de la materia eterna, “TREPLEY, ~Unflamsindose, en vox alta.) jla obra ha termi: ‘rad! Basta! ,Telon! ARKADINA, “Pero, cpor qué fe enojas? TwEPLEY. Basta! ,Tel6n! ;Bajen el tel6nt (Pateando,) {Te- lin! (Cae et tel6n,) (Perdonenme! Olvidaba que escri- bir obras y actuar en escena es privilegio de unos pocos elegidos. He violado el monopolio... A mi. Yo... (Quiere decir algo mas, pero hace un gesto de ‘nutilidad con ta mano y sale por la tzquserda,) ARKADINA. -,Qué le pasa? Sonn. “nna, hi, nose puede tar asi el amor propio de un joven, r ae ARKADINA. -Pero, qué le he dicho? a SoRIN, -Lo has ofendido, Aacéoina. -f mismo advertia que se taba de una Doma, y yo he tatado su obra como tl SokiN. -Sin embargo, ARKADINA. ~jAhora resulta que ha escrito una gran obra! Pero, spor favor! Significa entonces que ha organizado teste especticulo y nos ha perfumado de azufre, no como broma, sind como una demostraci6n.... Queria enseitamnos cémo hay que escribir y qué hay que representat. {Al fin y al cabo, esto se vuelve un tedio! Ess continuas salidas contra mi y ¢s0s alfilerazos “piensen ustedes lo que quieran-, terminan por can: we Galquiec f5 un tuchacho caprchoso y de ‘masiado orgulloso. SOR. “Ha querido complacert. ‘Ansa, {SP Pero en lugar de elegir una obra corrien- te, nos ha hecho escuchar este delirio decadente. Cuando de bromas se trata, estoy dispuesto a escu- char incluso un deliio, pero en este caso hay preten- siones de nuevas formas, de una nueva era en el arte. Y, para mi, aqui no se ata de eso, sino seneillamen- te de mal cardeter, “TwcoRi, -Cada cual escribe como quiere y como puede, AREADINS, ~Pues entonces que escriba como quiera y ‘como pueda, pero que me deje en paz. Doan. —"Jopiter, te enojas. ARKADINA. -No soy Jpiter, soy una mujer. Enciende un ‘cigarmillo) No me enojo, pero me fastidia que un joven pase el tiempo de un modo tan aburrido, No 14 sido mi intencidn ofenderle, 2» Nadie: tiene fundamento suficente para pint de la materia, porque es probable espintu sea un conjunto de étomos foamente, a TUCONN.) :Y qué le parece scrbir en una obra, que se represente mo vivimos nosotros, los maestros? (Es ; durat ‘ARKADINA. ~(A ThiGORIS.) Siéntese a mi lado. Hace diez, quince afos. aqui en el lago, la musica y el canto se ofan continuamente casi todas las noches. Aqui, en la tibera, seis terratenientes tenian sus casas de campo. Recuerdo las risas, el bullcio, los disparos del tiro al blanco. y siempre amores, amores... EI primer galén y cl idoto de esas seis fincas era entonces, se lo presen- on. (Seriala a DORN.) El doctor Evgueni Sergudievich Ahora también es encantador, pero en aquel entonces ea imesistible. Sin embargo, empieza a atormentarme ta conciencia. Por qué he ofendido a mi pobre mu: chacho? No estoy tranquila, (En voz alta.) ;Kostia! ‘Blo! (Kosta! MASILA. ~Iré a buscarlo, ARKADINA. ~(Yendlo por la ézquierda.) jHtola, Konstantin Gavrilovicht Hola! Sale.) [NIN8, ~(Saliendo por detnas det dscenario,) Por lo visto no Continuaremos y puedo sali. ;Buenas noches! (Se beset (COM ARKADIXA y POUSA ANDREIEVNA, ) Som. ~;Bravo, bravo! » Ankiins. =Bravo, bravol La hemos admirado. Con ese porte, con esa vox maravllost es imposible, es un cvimen quedarse en el campo. Usted tiene talento. ‘Me oye? Usted esté obligada a dedicarse al teatro Niva. “Oh, es mi suefio! (Suspira.) Pero nunca se rea ARKADINA. Quién sabel Y permitame presentarlos: Tigo- rin, Boris Alexéievich, Niva. Oh, soy tan felia! (Confundida_) Siempre lo leo. ‘Ancknins, -(Hlaciéndola sentarse a su lado.) No se azore, (querida. Es una eminencia, pero su alma es sencilla Como ve, él mismo se ha turbado. Doaw. -Supongo que ahora podemos levantar “el telén"; esto da miedo. SHAMRALLY, -(En voz alta.) A ver, lékov, hermanito, levan- ta el tel6n. Se levanta la cortina, Niwa, (4 Taicomn.) No es verdad que es una obra extrana? TRIGONN. -Yo no entendi nada. Sin embargo, he mirado ‘con gusto. {Usted actué con tanta sinceridad!... Y el decorado también era maravilloso. (Pausa.) Segura ‘mente habri muchos peces en este lago. NINA + TriconIs. -Me gusta pescar. Para mi no existe mayor ‘goce que sentarme en [a orilla al anochecer y mirar el flotador de la cana a iva. Pero yo creo que para el que ha experimentado el ‘goce de crear, no existen otfos que puedan comps rirsele AnxipiNa. ~(Riendo.) No hable ast. Cuando lo elogian, se siente perdido. SiakAtey, -Recuerdo que una vez en Mose, en el Tea tro de la Opera, el famoso Silva dio un do profundo, Y¥ como a propasito, en el teatro, en el paraiso, esta ba sentado un bajo de nuestros chantres del Sinodo. Y de pronto, imaginense nuestra extrema sorpresa, cimos desde el paraiso: “Bravo, Silva", una octava mis bajo... Asi. (Con woz de bajo profimdo,) “Bravo, Silva!™.. Todo el teatro quedé pasmado... (Pausa.) Doky. Ha pasado el Angel del silencio, como se dice ceuando todos se quedan callados. Nisa. -Ya es hora. Adios. ARKADINA, -