P. 1
Una Educación Integral

Una Educación Integral

|Views: 1.935|Likes:
Publicado porahcwarcry

More info:

Categories:Types, Research
Published by: ahcwarcry on May 23, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/05/2013

pdf

text

original

El ser humano desde que se tengan registros de su existencia, ha buscado inmortalizar su nombre, su sociedad, todo aquello que lo llega

a identificar. Los primeros de hacer grabados en piedra en las cuevas, la construcción de grandes monumentos como las pirámides de Gizeh, las mismas momias dentro de ellas, los jardines de Babilonia, la misma puerta de Ishtar, las pirámides de los aztecas en América y las miles de otras construcciones que encontramos alrededor de todo el mundo son testigos de este anhelo por ser recordados en el futuro y no quedar perdidos en la oscuridad del olvido. La historia universal está llena de personajes como Adolf Hitler, Alejandro Magno, Nerón, que se llegaron a destacar tanto que hoy en todavía son recordados, pero cuyas vidas no fueron plenas, sino más bien desdichadas, y muchos de ellos sólo trajeron dolor y sufrimiento al mundo y muy pocas cosas positivas. Hitler con el Holocausto de la II guerra mundial, Nerón con sus excentricidades egoístas y su carácter monstruoso, Alejandro Magno que se dice que conquistó todo el mundo conocido hasta su época, pero no supo controlar sus hábitos y murió alcoholizado. Estos grandes personajes desarrollaron tal vez al máximo sus capacidades. Establecieron su identidad y esta permanece hasta los días de hoy. Sin embargo, ¿podríamos afirmar que esto les fue suficiente para tener una vida plena, y servir a la humanidad? Definitivamente no. Con vidas desdichadas que acabaron de formas vergonzosas, como una borrachera o un suicidio, definitivamente vemos que a la Identidad de estos personajes les hizo falta un componente esencial. Una educación que no se quede solamente en adquirir un conocimiento sino que valla más allá y le permita a la persona ser de ayuda a sus semejantes, pues ¿de qué me sirve ser recordado por mi ingenio, si con este solamente causé dolor a la humanidad, a mí mismo y me granjeé el odio de mis congéneres? Tal vez lograremos comprender la importancia de tener una educación, una formación completa analizando lo que algunos personajes han declarado en cuanto a lo que es una educación de calidad, una educación integral. Una escritora no muy conocida en este ámbito, pero cuyos escritos son sorprendentemente acertados declaró que “la verdadera educación no desconoce el conocimiento científico o literario, pero considera que el poder es superior a la información, la bondad al poder y el carácter al conocimiento intelectual. El mundo necesita tanto hombres de gran intelecto como de carácter noble. Necesita hombres cuya capacidad sea dirigida por principios firmes”1. Aquí ya se dirige al sujeto a pensar que es incluso más importante que el conocimiento en sí, el desarrollo de un carácter, de principios firmes que guíen su vida, pero que también es importantísimo el conocimiento científico y literario. Es decir, debemos buscar un desarrollo equilibrado, que tenga en cuenta tanto lo intelectual como lo social. Sócrates frente al templo de Delfos, con el mensaje “conócete a ti mismo”, y luego al oír del oráculo que era el ser más sabio de toda Grecia, se embarcó en la búsqueda del conocimiento, pero todo

basándose en la premisa de conócete a ti mismo, y al final llega a la conclusión “sólo sé que nada sé”. Con la nueva educación por procesos se nos dice que es más importante el proceso en sí que el mismo resultado. Que se debe trabajar en la producción de competencias más que en lo memorístico. Es una educación tanto humana como disciplinar, en la que ambas partes se unen para evitar la repetición de historias de personas muy educadas que terminan en la cárcel por crímenes como robo de fondos públicos, o que terminan alzados en armas pensando que esa es la única solución que pueden encontrar. Por el año 930 AC cuenta el relato de un rey que adquirió mucha sabiduría, que fue reconocido por el mundo de su época y quien disertó sobre toda planta y árbol que conocido en su época. Sin embargo también le hizo falta un componente y se cuenta que llegó a caer en los vicios, y su vida sufrió un grave daño debido a esto. Nos narra: “Yo hablé con mi corazón diciendo: ‘He aquí que yo me he engrandecido y he aumentado mi sabiduría más que todos los que fueron antes de mí en Jerusalén, y mi corazón ha percibido mucha sabiduría y conocimiento.’ Dediqué mi corazón a conocer la sabiduría y el conocimiento, la locura y la necedad. Pero he entendido que aun esto es conflicto de espíritu. Porque en la mucha sabiduría hay mucha frustración, y quien añade conocimiento añade dolor”3 y Albert Einstein con su frase célebre “I want to know God’s thoughts… the rest are details” expresa la necesidad del hombre de tener una base sólida, de carácter y principios sobre la cual colocar sus conocimientos. Los antropólogos nos muestran al ser humano como un ser complejo; como seres activos en el mundo, con sus distintas dimensiones: corpóreo, sexual, cultural y amoroso. Esto que podrían llegar a llamar distintas identidades del ser, y en esto es donde mi desarrollo se ha visto más beneficiado por los temas vistos en este primer semestre de Licenciatura. Con estas bases, espero poder entrar cada vez más en el amplio campo del conocimiento y finalmente como Isaac Newton poder abrumarme con la grandeza del universo y exclamar: "Me parece que yo mismo he sido como un niño que busca guijarros y conchas a la orilla del mar, mientras el gran océano de la verdad se hallaba inexplorado delante de mí". 1- Ellen G. White-La Educación 2- Eclesiastés cp. 1

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->