Está en la página 1de 4

El aprendizaje significativo 1

ENSAYO SOBRE TEORÍAS DEL APRENDIZAJE Nº 1

Introducción
De acuerdo con Mata (1998), las fundamentaciones teóricas sobre el
aprendizaje tienen su origen en las concepciones que los primeros filósofos dieron
para explicar la conducta de los hombres. Una teoría se podría conceptuar como una
concepción y/o comprensión sistemática de una disciplina científica, que en el caso
de la psicología se admite como una interpretación lógica de la conducta humana, la
cual incluye la manera o estrategia que se utiliza para analizar, evaluar y explicar el
proceso de aprendizaje que ocurre en el individuo. Las teorías de aprendizaje parten
de dos posiciones extremas que originalmente trataron de darle respuesta a la
pregunta ¿Es posible el conocimiento?, esas posiciones se denominan Escepticismo
y Dogmatismo; el escepticismo, concibe que el conocimiento no es posible, pues el
sujeto no puede aprehender el objeto, mientras que el dogmatismo, admite que el
conocimiento si es posible pero pasando por alto el objeto y su función, y su
fundamento es la realidad, la cual puede ser del tipo sensible admitidas por los
empiristos (las impresiones, sensaciones y percepciones) y la realidad intelegible,
propia de las ideas utilizadas por los racionalistas. De las realidades anteriores,
surgen dos disciplinas filofóficas: Idealismo y racionalismo.
Para Brigge (1997), todos los que enseñan o profesan la enseñanza tienen una
teoría del aprendizaje. Un maestro por ejemplo, puede ser capaz o no de describir su
teoría en términos explícitos, en caso de que no pueda hacerlo, resultará posible
deducir de sus actos la teoría que todavía no es capaz de expresar. Todo lo que hace
el maestro se ve matizado por la teoría psicológica que sostiene o en la que éste
cree. Por consiguiente si un maestro no utiliza un caudal sistemático de teorías en
sus decisiones cotidianas, estará actuando ciegamente.
La teoría del aprendizaje pertenece al campo de la psicología teórica. En los
últimos años muchos psicólogos se han dedicado a estudiar la teoría del aprendizaje,
concentrando sus esfuerzos en el desarrollo de teorías sistemáticas, respaldadas en
algunos casos por la experimentación, con lo cual, se ha demostrado que a
diferencia de lo que muchas personas creen, las teorías no son conjeturas indefinidas
e indefinibles, que existían antes de la utilización de las evidencias y los métodos
científicos. Mata (1994), clasifica las teorías del aprendizaje en tres grandes áreas:
A) Conductuales, en la cual se inscriben: el condicionamiento clásico de Watson y
Pablo; el condicionamiento instrumental de Thorndike y el condicionamiento
operante de Skinner; B) Sociales: aprendizaje por imitación de Barndur;
interaccionismo social de Feuerstein y el aprendizaje psicosocial de Mc. Millan; C)
Cognitivas: Constructivismo de Piaget; aprendizaje por descubrimiento de Bruner;
zona de desarrollo potencial de Vygotsky y aprendizaje significativo de Ausbel,
Novak y Reigeluth.
El presente ensayo, pretende dar una breve descripción de la teoría del
aprendizaje significativo de Ausbel, los fundamentos epistemológicos en los que se
sustenta y las consecuencias de su aplicación en el diseño instruccional.

Nova Southeastern University


Prof. Omar Miratía (MS.c)
14-06-2002
El aprendizaje significativo 2

Teoría: El aprendizaje significativo (AS) de David Ausbel


Antes de describir la teoría de Ausbel, definamos lo que se entiende por aprendizaje.
Para Woolfolk (1996), en el contexto más amplio, el aprendizaje siempre ocurre
cuando la experiencia causa un cambio relativamente permanente en el conocimiento o la
conducta de un individuo. Este cambio puede ser deliberado o involuntario, para mejorar o
empeorar, pero para calificarse como aprendizaje, este cambio necesita ser resultado de la
experiencia y de la interacción de una persona con su entorno. Por esta razón, los cambios
resultantes del aprendizaje tienen lugar en el conocimiento o la conducta de un sujeto. Para
Bower y Hilgard (1997), el aprendizaje a menudo “se relaciona con la adquisición de
conocimientos, y la adquisición alude a un cambio referido a la posesión” (p. 20).
De acuerdo con Ausbel, Novak y Hanesian (1998), “existen principios generales del
aprendizaje significativo en el salón de clase que se pueden derivar de una teoría razonada
acerca de tal aprendizaje.” (p. 17). Tal como afirma Ertmer y Newby (1993), esta teoría
(AS) se encuentra enmarcada en la clasificación o enfoque cognitivo del aprendizaje, el
cual fija su atención en los procesos mentales del individuo que aprende, y establece los
mecanismos mediante los cuales la información es recolectada, recibida, almacenada y
localizada. Como lo afirma Schunk (1997), aprender para esta teoría es, cambio perdurable
de la conducta o en la capacidad de conducirse de manera dada como resultado de la
práctica o de otras formas de experiencia.
Según Palomino (1996), para Ausbel, el aprendizaje del alumno depende de la
estructura cognitiva previa que se relaciona con la nueva información, entendiendo por
estructura cognitiva, al conjunto de conceptos e ideas que un individuo posee en un
determinado campo del conocimiento, así como su organización. En este sentido, Driscoll
(2000), afirma que el AS ocurre si la información o las experiencias a ser estudiada por el
individuo se le presenta en un material bien estructurado u organizado, que resulte
significativo para el individuo, permitiéndole relacionar la información nueva con sus
estructuras cognitivas de modo organizado. A este proceso interno que ocurre en el
individuo Ausbel lo llamo subsunción, y el mismo ocurre cuando la información nueva se
conecta con un concepto relevante pre-existente en la estructura cognitiva organizadas del
sujeto. Esto hace suponer que la característica más resaltante del AS es que produce una
evocación e interacción entre los conocimientos más relevantes de las estructura cognitiva y
las nuevas informaciones que recibe el sujeto, logrando su integración al mismo, y con esto
un aprendizaje significativo.
De acuerdo con Mata (2002), Driscoll (2000), Ausbel (1998) y Schunk (1997), el
enfoque de AS de Ausbel se fundamenta en que las personas adquieren conocimientos
principalmente mediante la recepción más que a través del descubrimiento. En la recepción
se le presenta la idea, hecho o circunstancia al estudiante en forma gradual, utilizando
organizadores temáticos o avanzados, y éste la internaliza e integra a su estructura
cognitiva, produciendo un AS. En el descubrimiento, el contenido u objeto de conocimiento
no se da al estudiante, sino que debe ser descubierto por él, mediante una estrategia
instruccional definida para tal fin, ya sea en la formación de conceptos o principios o en la
resolución de problemas. Para Mata (1993), según la opinión de Ausbel, la mayoría de los

Nova Southeastern University


Prof. Omar Miratía (MS.c)
14-06-2002
El aprendizaje significativo 3

conocimientos que adquiere un individuo es por recepción en tanto que los problemas
diarios se resuelven por aprendizaje, por descubrimiento.
Para Driscoll (2002), Ausbel ha propuesto su modelo de enseñanza por exposición para
promover el aprendizaje significativo en vez del aprendizaje de memoria. Este método de
exposición de Ausbel implica que el maestro presente el material y la información al
estudiante de manera organizada, secuencial y casi terminada, y los estudiantes reciban por
tanto un material que promueve la eficiencia en el aprendizaje. Aunque Ausbel insiste en el
aprendizaje verbal, la instrucción puede o debe ir acompañada de dibujos, diagramas o
fotografías. Así mismo, este modelo de Ausbel tiene cuatro características principales; a)
La interacción; b) La instrucción es por exposición; c) La enseñanza es deductiva; d) La
instrucción es secuencial.
Se puede concluir con la definición que da Mata (1993), luego de revisar las
conceptualizaciones de Ausbel y sus colaboradores, en cuanto define “el aprendizaje
significativo como el proceso que ocurre en el interior del individuo donde la actividad
perceptiva le permite incorporar nuevas ideas, hechos y circunstancias a su estructura
cognoscitiva y a su vez matizarlas exponiéndolas y evidenciándolas con acciones
observables, comprobables y enriquecidas, luego de cumplir con las actividades derivadas
de las estrategias de instrucción planificadas por el facilitador y/o sus particulares
estrategias de aprendizaje.” (p. 17)
Fundamentos epistemológicos en los que se sustenta la teoría de AS (Ausbel)
Por todo lo anteriormente expuesto, se puede afirmar que la teoría del aprendizaje
significativo de Ausbel, se enmarca dentro de la teoría cognitiva, con un enfoque
constructivista del aprendizaje, y de acuerdo a los conceptos epistemológicos desarrollados
en Driscoll (2002), es objetivista, pues parte de realidad objetiva del estudiante y de su
experiencia como fuente de información y del conocimiento.
Consecuencias de su aplicación en el diseño instruccional
Para poder aplicar esta teoría (AS) en una unidad didáctica, es necesario considerar las
siguientes situaciones:
1.- Motivar al estudiante y hacerle entender que es el protagonista de su propio
aprendizaje. De esta manera, el estudiante tendrá una buena disposición para relacionarse
sustancialmente con el material, y éste, con su estructura cognitiva.
2.- Examinar los conocimientos previos del estudiante con el propósito de presentar
contenidos relacionados con los mismas y diseñar estrategias instruccionales que le
permitan establecer la interacción y transferencia, entre los contenidos y el objeto de
estudio, de acuerdo a su estructura cognitiva.
3.- Presentación ordenada, jerárquica y de calidad de los materiales, de manera que
faciliten la interacción y relación de los conceptos existentes en las estructuras cognitivas
del estudiante, para que éste logre internalizar e integrar los mismos, a su estructura
cognitiva, produciendo un AS.

Nova Southeastern University


Prof. Omar Miratía (MS.c)
14-06-2002
El aprendizaje significativo 4

4.- El maestro debe asumir el rol de medidor del aprendizaje y el estudiante ser ente
activo del proceso.

Referencias

Ausbel, D. P., Novak, J. D., & Hanesian, H. (1998). Psicología educativa: Un punto de
visita cognoscitivo. (2ª. ed.). México: Editorial Trillas.
Bigge, M. L. (1997). Teorías de aprendizaje para maestros. México: Editorial Trillas.
Bower, G., y Hilgard, E. (1997). Teorías del aprendizaje. México: Editorial Trillas.
Driscoll, M. (2000). Psychology of learning for instruction (2a. ed). Boston, MA,
EE.UU.: Alleyn & Bacon.
Ertmer, P. A., y Newby, T. J. (1993). Behavorism, Cognitivism and Constructivism: A
comparison of the critical aspects from the perspective of instructional design. Performance
Improvement Quaterly, 6(4), 50-72.
Mata G., Luis B. (1993). Aprendizaje significativo como línea de investigación.
Maracaibo, Venezuela: Editorial Universo.
Mata G., Luis B. (1994). Lecturas: Socio-Psicológicas del aprendizaje. Tomo III. .
Maracaibo, Venezuela: Editorial Universo.
Mata G, Luis B. (1998). El aprendizaje, teóricos y teorías. Maracaibo, Venezuela:
Editorial Universo.
Mata G., Luis B. (2002). Procesos incidentes en el aprendizaje significativo.
Maracaibo, Venezuela: Editorial Universo.
Palomino N, W. (1996). Teorías del aprendizaje significativo de David Ausbel. [En
línea]. Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos6/apsi/apsi.shml
Schunk, D. H.(1997). Teorías del aprendizaje. (2a. ed.). México: Prentice Hall.
Woolfolk; A. E. (1996). Psicología educativa. (6a. e.d). México: Prentice Hall.

Nova Southeastern University


Prof. Omar Miratía (MS.c)
14-06-2002