Está en la página 1de 147
Organizaci6n Mundial de la Salud Sinebra CIEN® Trastornos mentales y del comportamiento DESCRIPCIONES CLINICAS Y PAUTAS PARA EL DIAGNOSTICO Publicado por la Organizacién Mundial de la Salud en 1993 con el wl: tees ip Classification of Mental and Behavioural Disorders: Dica~ @ Organizacisn Mundial de la Salud (1993). nostic eriteria for research’ El Uisector goneral de la Organizacion Mundial de Ia Salud ha otorgado # TIMDITOR' Ie ieencia para que pueda editar en espaol. Fl edi » of Mbiesor J.J, LOPEZ IBOR tienen conjuntamente Ia responsabilidad ars la edicion en espaol. pata publicaci6n de MEDITOR y el profesor J.J. LOPEZ IBOR g070 6 fata Reerim del devecho de eopia (copyright) de acwerdo con to esipalie la protetinato Tl de ia Convencién Universal de Derechos de Autor. Lis cn ienercsadas en reprodueir, en sti totaligad © en parte, 1a Dublicacién deben solicitarlo a los editores. Imprime: GRAPILAGO SL. Hell: 464 46 19 - Fax: 464 92 87 ISBN: 84-87548-13-X (obra completa) ISBN: 84-87548-20-2 (C.D.1) D. Le: M-1740-1994 S.V.P: 92.281 P Sq] cy Rataet Salgado, 7, 19 id dds 28036 Madrid Indice Introduccion Agradecimientos Notas para los usuarios Capitulo V (F) de la CIE-10 ¢ instrumentos de diagnéstico asociados Lista de categorias Criterios Diagnésticos de Investigacion Apéndice: 1, criterios provisionales para ciertos trastornos Apéndice: 2, trastornos especificos de determinadas culturas Investigadores principales Lista de centros coordinadores de los trabajos de campo, investigadores de los trabajos de campo y directores Indice alfabético Pagina 1B 19 23 25 47 217 221 231 234. 265 Introducci6n ‘A comienzos de la década de los sesenta, el programa de Salud Mental de la Organizacién Mundial de la Salud (OMS) participd activamente en un proyecto destinado a mejorar el diagnéstico y la clasificacion de los trastornos mentales. Durante ese periodo, la OMS patrociné una serie de reuniones para revisar los conocimientos en este terreno, con la participacién de represen- tantes de distintas disciplinas y de varias escuelas del pensamiento psiquiatrico de todas partes del mundo. Esto sirvi6 para estimular y dirigir investigaciones sobre criterios de clasificacién y sobre fiabilidad diagnéstica, y para disefiar y definir procediinientos para unificar evaluaciones de entrevistas videograbadas y de otros métodos utiles de investigacién. Del extenso proceso de consultas surgieron muchas propuestas para mejorar la clasifica- n de los trastornos mentales, que se tuvieron en cuenta en la redaczidn del borrador de la Octava Revisién de la Clasificacién Internacional de las Enfermedades (CIE-8), Tambigu se waliz6 un glosario que definia cada una de Jas categorias de los trastornos mentales descritos en el CIE-8. Las actividades del programa también dieron lugar al establecimiento de una red de personas y de centros que continuaron trabajando en publicacio- nes para el perfeccionamiento de la clasificacién psiquidtrica' En la década de los setenta, crecié aun mas el interés en todo el mundo por mejorar la clasificacion psiquidtrica, Esta tendencia se vi6 favorecida por el aumento de los contactos internacionales, Por la realizacién de varios estudios internacionales en colabora- cién y por la disponibilidad de nuevos tratamientos. Muchas Sociedades Psiquidtricas Nacionales impulsaron el desarrollo de criterios especificos para la clasificacién con vistas a mejorar la fiabilidad diagnéstica. En concreto, la Asociacién Psiquidtrica Americana desarrollo y publicé su Tercera Revision del Manual Diagnéstico y Estadistico, que incorporé criterios operativos en su sistema de clasificacién, En 1978, la OMS se comprometié en un proyecto de colaboracién largo plazo con la Administracion para la Salud Mental y Abuso de Aleohol y Drogas (ADAMHA) en los EEUU, con el propésito de perfeccionar la clasificacién y et diagnéstico de los trastornos mentales y de los problemas relacionados con el alcohol y Ia Introduccion drogas'. Una serie de sesiones de trabajo reunieron a investigado- res de diferentes culturas y escuelas psiquiatricas que revisaron la situacién en areas especificas y dieron recomendaciones para investigaciones futuras. En 1982 tuvo lugar en Copenhague (Dinamarca) un importante Congreso Internacional sobre Clasi- ficacién y Diagnéstico, para revisar las recomendaciones prove~ nientes de las sesiones de trabajo y para esbozar un programa de investigacion y unas directrices para futuros estudios’. Se llevaron a cabo importantes investigaciones para cumpli- mentar las recomendaciones del Congreso de Copenhague. Una de eilas, que comprendié centros de 17 paises, tuvo como objetivo el desarrollo de la Entrevista Diagnéstica Internacional Com- puesta, CIDI, un instrumento adecuado para llevar a cabo estu- dios epidemiolégicos sobre los transtornos mentales en grupos de poblacién general en diferentes paises’. Otro de los proyectos principales se centré en el desarrollo de un instrumento de evaluacién adecuado para ser utilizado por los clinicos (Escala de Evaluacién Clinica en Neuropsiquiatria, SCAN)". También se ha iniciado un estudio para desarrollar un instrumento con que evaluar los trastornos de personalidad en diferentes paises (Examen Internacional de Trastornos de Personalidad, IPDEY. ‘Ademés, se han preparado, o estén en preparacién, varios glosarios para proporcionar definiciones claras de la terminolo- gia’. Se han puesto de manifiesto unas interrelaciones mutuamen- te beneficiosas entre estos proyectos y el trabajo sobre detiniciones de los trastornos mentales y del comportamiento en la Décima Revisin de la Clasificacién Internacional de las Enfermedades y de los Problemas Relacionados con la Salud (CIE-10). La conversién de los criterios diagnOsticos en algoritmos diagnéstico incorporados en los instrumentos de evaluacién fue util para detectar inconsistencias, ambigiedades y solapamientos de la clasificacin que han permitido su eliminacién. El trabajo para perfeccionar la CIE-10 también ha sido de gran ayuda para dar la forma definitiva de los instrumentos de evaluacion. El resultado final ha sido un conjunto claro de criterios para la CIE-10 y los instrumentos de evaluacién que daran lugar a la recogida de los datos necesarios para la clasificacién de los trastornos de acuerdo con los criterios incluidos en el Capitulo V (F) de la CIE-10. | Congreso de Copenhague también recomendé que los puntos de vista de las diferentes escuelas psiquiatricas estuvieran presentes en las publicaciones que describieran los origenes de la 8 Trastornos mentales y del comportamiento clasificaciéa de la CIE-10, Esto dié lugar a varias importantes publicaciores, incluyendo entre elias un volumen que contiene una serie de capitulos que iluminan las fuentes de la clasificacion de la psiquiatria contemporanea". El libro Descripciones Clinicas y Pautas para el Diagnéstico fue el primero de una serie de publicaciones que desarrollan el Capitulo V (F) de la CIE-10". Esta publicacién fue la culminacién de los esfuerzos de numerosas personas que contribuyeron a darle su forma definitiva durante muchos afios. El trabajo precisé sucesivos borradores, cada uno preparado tras amplias consultas con grupos de expertos, sociedades psiquidtricas nacionales internacionales y personalidades relevantes. Fl borrador del afio 1987 fue la base de los estudios de campo llevados a cabo en unos 40 paises, Io que constituye el esfuerzo investigador mas amplio jamés realizado para mejorar el diagnéstico en psiquiatria’® ”. Los resultados de estos estudios se utilizaron para dar la version final de las pautas clinicas. El texto presentado aqui también ha sido ampliamente compro- ado, habienda implicadto en cllo a investigndares y elinicos de 32 paises. Al final del libro figura una lista de los mismos junto con las personas que han ayudado en los borradores o los han comentado. Pronto seguirén otras monografias. Entre ellas se incluye: una version para ser empleada por personal sanitario general, una presentacién multiaxial de la clasificacién, una serie de fasciculos gue tratan con mayor detalle problemas especificos (p.e., un fasciculo sobre la evaluacién y clasificacién del retraso mental), y una guia de «entrecruzamientos» que permita averiguar la corre pondencia de términos de la CIE- 10, la CIE-9 y la CIES. La forma de utilizacién de esta publicacién se describe en las Notas para los Usuarios. El Apéndice contiene sugerencias sobre criterios diagnésticos que pueden ser titiles en la investigacién de ciertas situaciones que no aparecen como tales en la CIE-10 (excepto como términos del indice), y las correspondencias permiten la transposicién de términos de la CIE-10 a la CIE-9 y la CIE-8, El capitulo de Agradecimientos tiene una particular significacién porque es el testimonio del grandisimo nimero de expertos y de institueiones de todo el mundo que han participado muy activamente en el desarrollo de la Clasificacién y de los diferentes textos que la acompafian. Estan representadas todas las escuelas psiquiatricas mas importantes, lo que confiere a este Introduccion trabajo un cardcter internacional tinico. La clasificacion y las pautas se han publicado y comprobado en muchas idiomas; el largo proceso para asegurar la equivalencia de las traducciones ha proporcionado una mejora en la claridad, la sencitlez y la estructura légica de los textos en inglés y en otros idiomas. Las propuestas de la CIE-10 son, por tanto, un producto de la colaboracidn, en el mas profundo sentido de la palabra, entre muchisimas personas e instituciones de numerosos paises. Dichas propuestas se realizaron con la esperanza de que sirvieran de firme apoyo en el trabajo de todos aquellos comprometidos, con el cuidado de los enfermos mentales y sus familias, en todo el mundo, Es posible que s¢ hagan ciertas mejoras y simplificaciones de la clasifieacion de los trastornos mentales cuando se incremente nuestro conocimiento y nuestra experiencia con el empleo de la versién actual. La labor de recolectar y analizar los comentarios y los resultados de los test de la clasificacién recaera durante largo tiempo sobre las espaldas de los centros que colaboraron con la OMS en el desarrollo de la clasificacién. Sus direcciones se han recogido mis adelante ya que se desea que continéen implicados en el perfeccionamiento de las clasificaciones de la OMS y de los materiales relacionados con cllas, asi como que sigan ayudando a la Organizacién en este trabajo de la forma tan generosa como hasta ahora lo han venido haciendo. Han surgido numerosas publicaciones de los Centros de Trabajo de Campo que describen los resultados de sus estudios en relacién a la CIE-10. Se puede obtener de la OMS, Division de Salud Mental, Ginebra, una lista completa de estas publicaciones y separatas de los articulos. Una clasificacion es una forma de ver el mundo en un momento determinado. No hay duda de que el progreso cientifico y la experiencia que se obtenga con el uso de estas pautas requeririin su revision y puesta al dia, Espero que tales revisiones seran producto de Ja misma cordial y productiva colaboracién cientifica internacional que ha presidido la redaccién del presente libro. Norman Sartorius Director Division de Salud Mental Organizacion Mundial de la Salud 10 ‘Trastornos mentales y del comportamiente Referencias: (1) Kramer, M. etal. The ICD-9 classification of mental disorders: a review of its developement and contents, Acta psych. Scand. 39: 241-262, 1979, {O) Sartorius, N. Classification: an inteenational perspective, Paychiasric Annals 6 8 Agosto 1976, (G3) Jablensky, ., et al, Diagnosis and classification of mental disorders and alcoitol ~and drug related problems a researet agenda forthe 1980s, Psychological ‘Medisine 13: 9072921, 1983, (i Mental disorders, alcohol —and drug — related problems — International perspectives on thelr diagnosis and classification. Reports and recommendations of the Imernational Conference on Diagnosis and Classification of Mental Disorders and Alcotol and Drug Related Problems, Copenhagen, Abril 1982, Excerpta Medica 1985, (Gi Robins, L, et al. The Composite International Diagnostic Lnterview. Arch Gen. Payehiairy 4: 1069-1077, 1985. (i Composite Intersational Diagnostic Interview 1.1. Washington DC, American Payehiairie Press Tne. 1993, 1G) Wing, K.ctal, SCAN: Schedules for Clinical Assesssnent in Neuropsyehiaty. Arch. Gen. Poychiatry, 47: 589-593, 1990, (i Loranger, A. W, etal: The WHO/ADAMHA. International Pilot Study of Pessonality Disorders: background and purpose. Journnal of Personality Disordets, 1991, 8 296-306, (3) Lexicon of psychiatric, and meatal health terms. Volume 1, WHO, 1989 (0) ternational Classification of Diseases and Related Health Problems. Tenth Revision, Vol. Tabular ls, 1992. Vol. 2: Instruction Manual, 1993, Vol. Index Preparation). Ginebra. Organizacién Mundial dela Salud (iit Sarturdony Neveh sie Suursen arnd Diadiuns in Chasication in Payehiary Hogiefe and Huber, Editorss, Toronto, 1990. (12; The ICD-10. Classification 1nd. Behavioural Disorders. Clinical Descriptions and 1992 (15) Sartorius, N, et al Prychiatrc Classification in an International Perspective ‘The Bish Journal of Psychiatry, May 1988, vol, 13%" Supplement 1. The Royal Coleg of Payhitrita, Lonaret. i9 (Wa Sartoriss, Nov et ale Progress towards achieving common language in payehatrys results om the field tile ofthe cinical gutelines accompanying the WHO Chasseation of Mental and Behavioural Disorders in ICD-10. archives of general poyehiairy, 1993, 30. 115-124 (G5 Sarories N. The clasfication of mental disorders in the Tenth Revision ofthe Tnteréatonal Clasiienion of Diseases. European Journal of Pychiatry, 1991, 6 915 a2 (is) The ICD-10 classification of mental and bekavioral disorders: Conversion tables between, ICD-8, ICD, and ICD-10 Geneva, World Health Organicuton, 1992 {unpubliseed who document WHO/ MNH 193.16, available on request from Division OF Mental Health, World Health Organization, 1211 Geneva, 27. Switzerland agnostic Guide ‘Oreanivasidn Mundial de la Salud, Agradecimientos Un gran nitmero de personas y de organizaciones han contri- buido en Ia produccién de la clasificacién de los trastornos mentales y del comportamiento de la CIE-10 y en el desarrollo de los textos complementarios, Fl capitulo de agradecimientos de la CIE-10: Clasificacién de los trastornos mentales y del comporta~ miento, Descripciones clinicas y pautas para el diagnéstico’ Contiene una relacién de investigadores y clinicos de unos 40 paises que han participado en la redaccién de dicho documento. Una lista similar figura mas adelante, pero, naturalmente, es imposible que figuren en ella todos los que han contribuido en la redaccién de los textos y en su comprobacién. Sin embargo, hemos intentado incluir por lo menos a todos aquellos cuya contribucién fue fundamental para la creacién de los documentos que componen la familia CIE-10 de clasificaciones y pautas diagndsticas (Ia lista de expertos puede consultarse en las paginas 231, 232 y 233). Las personas que realizaron los borradores iniciales de la clasificacién y de las pautas para el diagnéstico se han incluido en. la relacidn de investigadores principales de las paginas 231 a 233. El Dr. A.Jablensky, funcionario directivo de la Divisién de Salud Mental de la OMS en Ginebra, fue el coordinador de esta parte del programa y, por tanto, fue el principal responsable en el desarrollo de las propuestas para Ia redaccién del texto y en los criterios a seguir, Una vez que las propuestas para la clasificacion fueron reunidas y enviadas para que fueran comentadas por los grupos de expertos de la OMS y muchas otras personalidades, se edité una versién corregida para que fuera el documento base en las pruebas de campo. Estas diltimas fueron llevadas a cabo de acuerdo con un protocolo redactado por el personal de la OMS. con ayude del Dr. J. Cooper y de otros consultores que se mencionan mas adelante. Un gran mimero de centros (listados en las paginas 234 a 264) estuvieron implicados en su realizacién, do cocrdinado el trabajo por los Centros Coordinadores de Estudios de Campo (CCEC). Los CCEC (relacionados en las paginas 224 a 264) también sacaron adelante la tarea de hacer traducciones de los criterios diagndsticos de investigacién en los idiomas empleados en sus respectivos paises. 13 Agradecimientos Ei Dr. N. Sartorius tuvo la responsabilidad total en el trabajo sobre la clasificacién de los trastornos mentales y del comport: miento de la CIE-I0 y en la ediccién de los documentos acompafiantes. Todo el trabajo relacionado con los documentos de la CTE-10 fue supervisado por el Dr. J.P. Cooper que proporcioné una ayuda y unos consejos inapreciables al equipo de coordinacién de la OMS. Entre los miembros del equipo se encontraban los Drs. J. van Drimmelen, que estuvo trabajando con la OMS desde el inicio del proyecto para desarrollar las propuestas de la CIE-10, y B. Ustiin, que hiz6 inapreciables contribuciones durante los trabajos de campo de los criterios y de los andlisis de fos resultados que iban produciendose. Fl Sr. A. L’Hours, funcionario técnico de Estrategias Epidemiologicas y Servicios Estadisticos, presto una generosa ayuda para asegurar una buena correlacién entre ef desarrollo de la CIE-10 en general y la realizacion de esta clasificacion. La Srta. J. Wilson, de forma concienzuda y eficiente, lev a cabo las innumerables tareas administrativas relacionadas con las pruebas de campo y con otras actividades relacionadas con el proyecto. La Srta. Ruthbeth Finerman, profesora asociada de Antropologia, proporcioné la informaci6 necesaria para la redaccién del Apéndice 2, trastornos esp de determinadas culturas. También estuvieron implicados en este trabajo un cierto niimero de otros consultores, entre los que destacan los Drs. A. Bertelsen, H. Dilling, J. Lépez-Ibor, C. Pull, D. Regier, M. Rutter y N. Wig, que actuaron no solo de directores de los centros coordinadores de los estudios de campo sino de consejeros y asesores sobre las publicaciones de su area de experiencia y Sobre las escuelas psiquidtricas de los grupos de paises sobre los que tenfan especiales conocimientos. Entre los organismos cuya ayuda fue de vital importancia se pueden mencionar la Administracién de Alcohol, Abuso de Drogas y Salud Mental, ahora Institutos Nacionales de Salud, de EUU, que proporcioné un generoso apoyo a la preparacion del borrador de la CIE-10, y que se responsabiliz6, de manera eficaz y productiva, de facilitar las relaciones consultivas entre los grupos que trabajaban en la CIE-10 y los que lo hacian en la cuarta revision de la clasificacién del Manual de Diagnéstico 4 Trastornos mentales y del compor Estadistico de la Asociacién Psiquiatriea Americana (DSM-IV). La estrecha colaboracién con el Presidente y los grupos de twabalo en la DSM-IV de la Asociacién Psiquidtrica Americana (APA) que presidia el Dr. A. Frances, permitieron un amplisimo intercambio de puntos de vista que ayudaron a que se produjera la compatibilidad entre ambos textos. También prestaron una ayuda inapreciable: el Comite Asesor de la OMS para la CIE-10, presicido por el Dr. E. Strémgren; la Asociacién Mundial de Psiquiatria, especialmente su comite de clasificacién; la Federa- cién Internacional para 1a Salud Mental; la Asociacion Mundial para la Rehabilitacién Psicosocial; la Asociacién Mundial de Psiquiatria Social; la Federacién Mundial de Neurologia; la Unién Internacional de Sociedades de Psicologia y los Centros colaboradores de la OMS para Investigacion y Docencia en Salud Mental, localizados en unos 40 paises, que fueron partic larmente itiles en la recogida de sugerencias y comentarios en sus Ambitos de actuacién en las diferentes partes del mundo. Los Gobiernos de los estados miembros de la OMS, destacando de manera particular a Bélgica, Alemania, Holanda, Espafia y EEUU, también proporcionaron un apoyo directo al proceso de desarrollo de la clasificacién de los trastornos mentales y del comportamiento, tanto a ttravés de sus contribuciones ala OMS. como a ttravés de contribuciones y ayudas econémicas @ los centres que participaron en este trabajo. Centros Coordinadores de Estudios de Campo y directores de los mismos. Dr. A, Bertelsen, Institute of Psychiatrie Demography, Psychiatric Hospital, University of Aarhus, $240 Risskov, Den- mark Dr. D, Caetano, Department of Psychiatry, Universidade Estadual de Campinas Caixa Postal 1170, 13100 Campinas, S.P., Brazil. Dr. 8. Channabasavanna, National Institute of Mental Health and Neuro Sciences, P, O. Box 2979, Bangalore 560029, India Dr. H. Dilling, Klinik fur Psychiatrie der Medizinischen Hochschule, Ratzeburger Allee 160, 2400 Lubeck, Germany Agr sok fue lat Dr del us de iba Est get des cla efi rel rel prc de nt Be Re qu pu Ds EE be er cu 4 Agradecimientos = —= Dr. M. Gelder, Department of Psychiatry, Oxford University Hospital, Warneford Hospital, Old Road, Headington, Oxford, United Kingdom. Dr. D. Kemali, Istituto di Psichiatria, Prima Facolta Medica, Universita di Napoli, Largo Madonna della Grazie, 80138 Napoli, Italy Dr. J. J. Lopez, Ibor, Jr., Clinica Lopez Ibor, Av, Nueva Zelanda 44 Puerto de Hierro, Madrid 35, Spain. Dr. G. Mellsop, The Wellington Clinical School, Wellington Hospital, Wellington 2, New Zealand. Dr. Y. Nakane, Department of Neuropsychiatry, Nagasaki University, School of Medicine, 7-1 Sakamoto-Machi, Nagasaki 852, Japan Dr. A. Okasha, Department of Psychiatry, Ain Shams Univer- sity, 3 Shawarby Street, Kasr-El-Nil, Cairo, Egypt, ropsychiatrie, Centre Hospitalier Luxembourg, Luxembourg, Dr. D. Regier, Director, DivisiIn of Clinical Research, Room 10-105, National Institute of Mental Health, 5600 Fishers Lane, Rockville, Md. 20857, USA. Teitkin, All Union Research Centre of Mental Health, of Psychiatry, Academy of Medical Sciences, Zagorod- Shosse d.2, Moscow 113152 USSR Dr. Xu Tao-Yuan, Department of Psychiatry, Shanghai Psychiatric Hospital, 600 Wan Ping Nan Lu, Shanghai, People’s Republic of China. Ex-directores de Centros Coordinadores de Estudios de Campo Dr. J. Cooper, Department of Psychiatry, Queen’s Medical Centre, Clifton Boulevard, Nottingham NG7 2UH, England, Dr. R. Takahashi, Department of Psychiatry, Tokio Medical and Dental University, 5-45 Yushima, 1-Chome, Bunkyo-ku, Tokyo, Japan. 16 Trastornos mentales y del comportamiento Dr. N. Wig, Regional Adviser for Mental Health, World Health Organization Regional Office for the Eastern Mediterra- nean, P. O. Box 1517, Alexandria 21511, Egypt. Dr. Young Derson, Hunan Medical College, Changsha, Hu- nan, China. (1) CIE-10: Clasificaciin de tos trastornos mentales y del comportamiento. Descripciones elinicas } pautas para el dagnéstico, Cinebta. OMS, 1952. Notas para los usuarios 1, Los Criterios Diagndsticos de Investigacién (CDI-10) que acompaiian a la CIE-10 (CDI-I0) se han disefiado para ser usados en investigacién. Su contenido se deriva del Glosario del Capizulo sobre Trastornos Mentales y del Comportamiento de la CIE-10 (Capitulo V (F)). Proporciona criterios especiicos para diagnésticos contenidos en el libro «Descripeiones Clinicas y Pautas para el Diagndsticon (DCPD) que se ha eserito para uso, tanto clinico como docente, de psiquiatras y de otros profesionales de la salud mental (OMS, 1992). 2. Aunque completamente compatible con el Glosario de la CIE-10 y con el DCPD, el CDI-I0 tiene un estilo y una presentaci6n diferentes. Los investigadores que utilicen el CDI-10 deben primero familiarizarse con el DCPD, ya que el CDI-I0 no ha sido realizado para ser empleado solo. El CDI-10 no contiene las descripciones de los conceptos clinicos sobre los que se hasan los criterios de investigacién, ni tampoco comentarios sobre las caracreristicas mas comunes asociadas que, aunque no son esenciales para el diagnéstico, pueden ser muy relevantes tanto para clinicos como para investigadores. Estas deben ser buscadas para cada trastorno en particular, en el DCPD, Los capitulos de introduccién del DCPD también contienen informacién y co- mentarios titiles para clinicos e investigadores de la CIE-10. Se supone que cualquier usuario de CDI-I0 tiene a mano un ejemplar de DCPD. 3. Ademis de las obvias diferencias en presentacién y detalle entre el CDI-10 y el DCPD, existen algunas otras que necesitan una explicacidn antes de que se emplee el manual CDI-10. a) BI CDI-10, al igual que otros criterios diagnésticos public: dos para investigacién, estan, a propésito, llenos de restri ciones para que su uso permita la seleccién de grupos de sujetos cuyos sintomas y otras caracteristicas se parezcan de forma clatamente definida. Esto aumenta la probabilidad ce obtener grupos homogéneos de pacientes pero limita que pueda llevarse a cabo una generalizacién. Los investigadores que deseen estudiar el solapamiento de trastornos o la mejor manera de definir conexiones entre los mismos podran 19 Notas para los usuarios necesitar, por tanto, suplementar los criterios de tal Manes {ue se permita Ia inclusi6n de easos atipicos en dependencia con los fines del estudio. no es apropiado dar criterios ‘gorias (.8) en el conjunto de b) Con pocas excepcion detallados para las «otras» cate: set tasifieacion del Capitulo V (F), y, por definicién, ne & ta thea apropiado para «sin especificacion» (9). FL ‘Apéndice 1 (pag. ) contiene sugerencias para eriterios

mm F40-F49_ Trastornos neurdtices, sec. sit. estréss y somatomorfos F41.8 Otros trastornos de ansiedad especificos F41.9 Trastorno de ansiedad sin especificacién F42_ Trastorno obsesivo-compulsivo A. Deben estar presentes ideas obsesivas 0 actos compulsivos (0 ambos) durante la mayoria de los dias durante un periodo de por lo menos dos semanas. B, Las obsesiones (pensamientos, ideas o imagenes) y compul siones (actos) comparten las siguientes caracteristicas, todas las cuales deben hallarse presentes. 1) Elenfermo las reconoce como propias y no como impuestas por otras personas o influidas externamente. 2) Son reiteradas y desagradables, y por lo menos una de la ‘obsesion 0 compulsién presente debe ser reconocida como carente de sentido. 3) El sujeto intenta resistirse a ellas (aunque con el tiempo la resistencia a algunas obsesiones 0 compulsiones puede volverse minima). El enfermo opone resistencia sin éxito Por lo menos una de las obsesiones 0 compulsiones presentes es resistida sin éxito, 4) El llevar a cabo las obsesiones 0 compulsiones no es en si mismo placentero (lo cual debe distinguirse del alivio temporal de la ansiedad o tensién). Las obsesiones 0 compulsiones producen malestar o inte! fieren con las actividades sociales o el funcionamiento normal del sujeto, por lo general por el tiempo que consumen. D. Criterio de exclusion més frecuentemente usado: Las obsesiones 0 compulsiones no son el resultado de otros trastornos mentales, tales como esquizofrenia (F20-F29) 0 trastornos del humor (afectivos) (F30-39). El diagnéstico puede especificarse mas con un cuarto digito: F42.0 Con predominio de pensamientos y rumiaciones obsesivos 130 Trastornos mentales y del eomportan Siento F42.1 Con predominio de actos compulsivos F42.2 Con mezcla de pensamientos y actos obsesivos F42.8 Otros trastornos obsesive-compulsivos F42.9 Trastorno obsesivo-compulsivo sin especificacion F43_ Reacciones a estrés grave y trastornos de adaptacion F43.0 Reaccién a estrés agudo A. Presencia de exposicién a un agente excepcional gravedad ico © psicolégico de B. Elcriterio A se sigue de la inmediata aparicién de sintomas (dentro del plazo de una hora), C. Hay dos grupos de sintomas y la reaccién a estrés agudo se califiea como: F43.00 _Leve, si sélo se presentan sintomas de! grupo (1) F43.01 Moderada, si se presentan sintomas del grupo (1) y ademas dos sintomas del grupo (2) F43.02 Grave, si se presentan sintomas dal grupo (1) y ademas cuatro del grupo dos o un estupor disociativa (ver Fa4.2) ‘Cuando se cumple la pauta I y hay cuatro sintomas de la pauta 2, © hay estupor disociativo (F44.2) 1) Los criterios B, Cy D del trastorno de ansiedad generalizada (F411) deben cumplirse. 2) a) Aislamiento social. b) Estrechamiento del campo de la atencién. ©) Aparente desorientacién, ¢) Ira o agresividad verbal. ©) Desesperanza o desesperacién. £} Hiperactividad inadecuada 0 carente de propésito. 2) Duelo incontrolable y excesivo (de acuerdo con Ia cultura propia del sujeto) D. Si el agente estresante es transitorio 0 puede ser aliviado, Jos sintomas deben empezar a disminuir no mas tarde de $ horas 131 F40-F49__Trastocnos neurdticos, sec. sit estréss y somatomortfos después de desaparecer o aliviarse. Si el agente estresante es persistente, los sintomas deben empezar a atenuarse no més tarde de 48 horas. E. Criterio de exclusin mas frecuentemente usado: Ausencia de cualquier otro trastorno de la CIE-10 en el momento de la evaluacién, con la excepeién de F4l.1 (trastorno de ansiedad generalizada) y F60 (trastornos de la personalidad) y mas alld det plazo de tres meses de Ia finalizacién de un episodio de cualquier otro trastorno de Ia CIF-10. F43.1_ Trastorno de estrés post-traumatic A. El paciente ha debido exponerse a un acontecimiento estresante o situacién (tanto breve como prolongada) de natura- leza excepcionalmente amenazadora o catastrolica, que podria causar profundo disconfort en casi todo el mundo. B, Recuerdo continuado 0 reaparicién del recuerdo del acon- tecimiento estresante en forma de reviviscencias disociativas (sllashbacks»), recuerdos de gran viveza, suefios recurrentes 0 sensacién de malestar al enfrentarse a circunstancias parecidas 0 relacionadas con el agente estresante. C. Evitacidn de circunstancias parecidas relacionadas al agente estresante (no presentes antes de la exposicién al mismo), D. Una de las dos: 1) Incapacidades para recordar parcial 0 completa, respecto a aspectos importantes del periodo de exposicién al agente estresante, 2) Sintomas persistentes de hipersensibilidad psicologica y activacién (ausentes antes de la exposicién al agente estre- sante) puestos de manifiesto por al menos dos de los sintomas siguientes: ) dificultad para conciliar o mantener el suefio. ») irritabilidad. ©) dificultad de concentracién. d) facilidad para distraerse ©) respuesta de alarma (sobresaltos) y aprensién exageradas, E. Los eriterios B, C y D se satisfacen en los seis meses posteriores al acontecimiento estresante o del fin del periodo de 132 Trastornos mentales y del comportamiento estrés (el comienzo retrasado mas de 6 meses puede ineluirse en circunstancias especiales, lo cual debe especificarse clararente). F43.2. Trastomes de adaptacién A. Haber sido expuesto a un estrés psicosocial identificable, el cual no es de gravedad extraordinaria ni de tipo catastréfico, no mas de un mes antes del comienzo de los sintomas. B. Sintomas o trastornos del comportamiento del tipo de los descritos en cualquiera de los trastornos del humor (afectivos) (F30-F39) (excepto ideas delirantes y alucinaciones), de los trastornos de F40-F49 (trastornos neuréticos, secundarios a situaciones estresantes y somatomorfos) y de los trastornos disociales (F91,—), siempre que no se satistagan los criterios para un trastorno en particular. La forma y gravedad de los sintomas pueden vanar de un momento a otro. La caracteristica predominante de los sintomas debe especiti- carse mediante un quinto digito: F43.20 Reaccién depresiva breve: Estado depresivo leve y tran- sitorio de duracién no superior a un mes. F43.21 Reaccién depresiva prolongada: Estado depresivo leve ‘que aparece como respuesta a una exposicién prolon- gada a una situacién estresante, pero cuya duracion no excede los dos afios F43.22 _ Reaccién mixta de ansiedad y depresién: Destacan los sin- tomas de ansiedad y depresién, pero con niveles de gravedad no superiores a los especificados para el trastorno mixto de ansiedad-depresion (F41.2) u otro trastorno de ansiedad mixto (F413). F43.23 Con predominio de alteracién de otras emaciones: Los sin- tomas corresponden a varios tipos de emociones, tales como ansiedad, depresion, preocupacién, tension . Los sintomas de ansiedad y depresién pueden satisfacer los criterios para el trastorno mixto de ansiedad y depresién (F41 2) u otro trastorno mixto ce ansiedad (F41.3), pero'no son tan predominantes como para que pueda hacerse un diagndstico de irastorno depresivo 0 de ansiedad mas especifico. Esta categoria debe utilizarse también para reacciones en la infancia en las cuales se hallan presentes comporta~ 133, F40-F49 F40-F49_Trastornos neurdticos, sec. sit. estréss y somatomorfos mientos regresivos tales como cnuresis nocturna 0 chuparse el pulgar. F43.24 Con predominio de alteraciones disociales: El trastorno més sobresaliente afecta al comportamiento disocial, por ejemplo en el caso de una reaccién de duelo en la que un adolescente se comporta de un modo franca- mente inadecuado 0 agresivo, F43.25 Con alteraciones de las emociones y disociales mixtas: Las caracteristicas mas destacadas son los sintomas emocio- nales y los trastornos disociales del comportamiento, F43.28 Con otros sintomas predominantes especificados. C. Los sintomas no persisten mas de seis meses tras la finalizacion del estrés 0 sus consecuencias, a excepeién de F43.21, reaccion depresiva prolongada (este criterio no debe impedir el diagnéstico provisional en espera de que el criterio temporal Hegue a satisfacerse). F43.8 Otras variaciones a estrés graves. 43.9 Recesién a estrés grave, sin especificacién F44 Trastomos disociativos (de conversién) G1. No sc halla presente ninguna patologia orginica que justifique los sintomas del trastorno (aunque pueden estar presentes trastornos orgdnicos que den lugar a otros sintomas). G2. Evidencia de una génesis psicoldgica de los sintomas, en forma de asociacién temporal estrecha con acontecimientos © problemas estresantes (a menudo alteracién en las relaciones personales). F44.0 Amnesia disociativa A. Se satisfacen los criterios generales del trastorno disociativo (Fa), 134 Trastornos mentales y del ct yportamiento B. Amnesia, parcial o completa, para acontecimientos 0 problemas recientes que fueron o siguen siendo traumiticos 0 estresantes. C. La amnesia es demasiado importante y persistente para ser explicada como un olvido habitual (aunque su profundidad y extension pueden variar de una a otra evaluacién), 0 por una simulaci6n intencionada. 44.1 Fuga disociativa A. Se satisfacen los criterios generales del trastorno disociative (P44). B. Se ha levado @ cabo un viaje lejos de casa o del lugar de trabajo y actividades sociales, realizado de forma inesperada pero de un modo bien organizado, durante el cual se mantiene un correcto cuidado de si mismo. C. Amnesia del viaje, de forma parcial o completa y que satisface la pauta C para amnesia disociativa (F44.0). F44.2 Estupor disociativo n los criterios generales del trastorno disociativo B. Disminucién 0 ausencia de movimientos voluntarios y del habla, asi como de la respuesta normal a la luz, al ruido y al ser tocado. C. Se conserva el tono muscular, la postura en reposo y los movimientos de la respiracién normales (y frecuentemente de los movimientos coordinados de los ojos). F44,3 Trastomos de trance y de posesién A. El criterio general para trastorno disociative (F44) debe ‘cumplitse. B. Algunos de los siguientes sintomas debe cumpli 1B rere 1) Trastorno de trance: Presencia de una alteracién transitoria de ia conciencia, puesta de manifiesto por: a) Pérdida del sentido de la identidad personal, b) Estrechamiento del campo de la conciencia, respecto al entorno inmediato del sujeto o marcada reduccién, seleceion y focalizacién de la misma a algunos estimulos coneretos del entorno del sujeto. ©) Limitacién de movimientos, posturas y habla a la repeticién de un repertorio limitado. 2) Trastorno de posesidn: El individuo esté convencido de ser poseido por un espiritu, poder, deidad u otra persona, ©. Ambos criterios (1) y (2) deben presentarse de un modo no buscado e incémodo y al margen de o como prolongacién de estados similares aparecidos en ceremonias religiosas u otras culturalmente aceptadas. D. Criterio de exclusion mds frecuentemente usado: Los fenémenos no se presentan en el contexto de una esquizofrenia 0 trastornos relacionados (F20 ~ F29) o de un trastorno del humor (afective) con alucinaciones o ideas delirantes (F30 - F39) . 44.4 Trastornos disociativos de la motilidad A. Se satistacen los criterios generales del trastorne disociative (44) B. Alguno de los siguientes sintomas debe cumplirse: 1) Pérdida parcial o completa de la capacidad para realizar movimientos que normaimente se encuentran bajo control voluntario (incluyendo el habla). 2) Incoordinacién, ataxia o incapacidad para permanecer de | pie sin ayuda, de gravedad variable. F44.5 Convulsiones disociativas A. Se satisfacen los criterios generates del trastorno disociativo (44). 136 ‘Teastornos mentales del compor miento B._Presencia de movimientos espasmédicos de aparicién brus- ca c inesperada, muy parecidos a cualquiera de las variedades de crisis epilépticas, pero que no se siguen de pérdida de conciencia, C. Los sintomas del criterio B no se acompafian de mordedura de lengua, incontinencia urinaria, contusiones © hematomas importantes a consecuencia de la caida, F44.6 Anestesia y pérdidas sensoriales disociativas A. Se satisfacen los criterios generales del trastorno disociativo (Fas) B. Alguno de los siguientes sintomas debe cumplirse: 1) Pérdida completa o parcial de cualquiera de las sensaciones cutaneas normales en toda la superticie corporal o en parte de la misma (especificar: tacto, pinchazo, vibracién, {rio, calor) 2) Pérdida parcial o completa de la vision, audicién u olfato (especificar). F44.7 Trastorno disociativo (de conversién) mixto F44.8 Otro trastorno disociativo y de conversién Este codigo residual puede utilizarse para anotar otros estados disociativos y de conversién que satisfacen los criterios A y B de F44, pero que no satisfacen los criterios para los trastornos F44,0 - F44,7 listados a continuacién. F44.80 Sindrome de Ganser (respuestas aproximadas) F44.81 Trastorno de personalidad multiple A. Existencia de dos 0 mas personalidades distintas en el mismo individuo, de las cuales s6lo una se manifiesta cada vez. B. Cada vez una de las personalidades posee sus propios recuerdos, preferencias y comportamiento y periédicamente (y de forma recurrente) controla totalmente el comportamiento de la persona. C. Hay una ineapacidad para recordar informacién personal importante que es demasiado extensa como para poder explicarse 137 eT) F40-F49_Trastornos neuréticos, sec. sit. esteéss y somatomortos pot un olvido habitual. D. Los sintomas no son debidos a trastornos mentales orgini- cos (F00-F09) (p.c. en trastornos epilépticos) o trastornos relacionados con ¢l consumo de sustancias psicoactivas. (F10- F19) (p.c. intoxicacién © abstinencia). F44.82 Trastorno disociativo (conversién) en la infancia y adolescencia F44.88 Otro trastorno disociativo (conversién) especifico No se ofrecen criterios de investigacién especificos de los trastornos mencionados mas arriba, dado que estos estados disociativos son raros y mal conocidos. Los investigadores que ddeseen estudiar estos trastornos en detalle deberdn especificar sus propios eriterios en funcién de los objetivos de su trabajo. F44,9. Trastorno disociativo (conversién) sin especificacién F45_ Trastornos somatomorfos F45.0 Trastorno de somatizacién A. Antecedentes de al menos dos afios de evolucién de quejas relativas a sintomas somaticos miiltiples y variables, los cuales no pucden ser explicados por trastornos orgdnicos objetivables. Cualquicra de os trastornos orgdnicos que pudieran estar presents no explica la gravedad, difusién, variedad y pei de las quejas 0 de la invalider social consecuente. Si estan presentes algunos sintomas claramente debidos a una hiperactivi dad vegetativa, éstos no llegan a ser una caracteristica destacada del trastorno, en el sentido de que no son especialmente persistentes © molestos. B. La preocupacién por los sintomas causa un malestar constante y leva al enfermo a la basqueda de reiteradas (tres 0 mas) consultas y chequeos, en los dispositivos de asistencia primaria o en los de las diversas especialidades. Si el enfermo no tiene a su alcance servicios médicos (por motivos de accesibilidad ‘© cconémicos), recurre a la automedicacién continuada o a miiltiples consultas con curanderos u otro personal paramédico. 138 ‘Trastornos mentates y del comportamiento C. Existe un rechazo continuado por parte del sujeto a aceptar las aclaraciones de los médicos de que no existe una causa organica que explique los sintomas somiticos, excepto durante © inmediatamente después de los chequeos y por cortos periodos de tiempo, que nunca exceden las pocas semanas, D. Presencia de un total de seis o mas sintomas de la lista siguiente, los cuales deben pertenecer por lo menos a dos de los grupos: Sintomas gastrointestinales 1) Dolor abdominal, 2) Nauseas. 3) Sensaciones de plenitud abdominal o de meteorismo, 4) Mal sabor de boca o lengua saburral. 5) Quejas de vomito o regurgitacién de alimentos. 6) Quejas de transito intestinal répido 0 diarreas mucosas o ‘iquidas. Sintomas cardiovasculares 7) Falta de aliento aun sin haber hecho esfucrzos. 8) Dolor tordcico. Sintomas urogenitales 9) Disuria © quejas de miccién frecuente. 10) Sensaciones desagradables en 0 alrededor de los genitales. 11) Quejas de flujo vaginal excesivo 0 desacostumbrado, Sintomas cuténeos y dolor 12) Quejas de erupciones 0 decoloracién de la piel. 13) Dolor en los miembros, extremidades 0 articulaciones. 14) Sensaciones desagradables de falta de tacto 0 parestesias (quedarse dormido un miembro). _E. Criterios de exclusién més frecuentemente usados: Los sintomas no se presentan en el curso de una esquizofrenia o trastornos relacionados (F20-F29), 0 de cualquiera de los trastor- hos del humor (afectivos) (F30-F39) ni son debidos a un trastorno de panico (ver F41.0). 139 F40-F49_Trastornos neursticos, sev. F45.1_ Trastomo somatomorto i A. Se satisfacen los criterios A (a excepcién de la duracién de al menos 6 meses), C y E del trastorno de somatizacién (F45.0). B. Los criterios B y D para el trastorno de somatizacion (F45.0) se satisfacen de forma incompleta. F45.2. Trastorno hipocondriaco A. Alguno de los siguientes sintomas debe estar presente: 1) Convencimiento persistente, de al menos seis meses de duracién, de tener no mas de dos enfermedades orgén graves (de las cuales por lo menos una debe ser identificada por el enfermo por su nombre). 2) Preocupacién persistente por una presumible deformidad 0 desfiguracién (trastorno dismorfolébico corporal). B. La preocupacién secundaria a este convencimiento y a los sintomas son causa de malestar continuado 0 invalidez social, y evan al enfermo a buscar tratamiento médico 0 pruebas diagnésticas (o ayuda cquivalente de los curanderos locales). €. Rechazo continuado por parte del sujeto a aceptar las aclaraciones de los médicos sobre que los sintomas carecen de causa somatica, excepto durante o inmediatamente después de los chequeos y por cortos periodos de tiempo que no exceden las pocas semanas. D. Griterio de exclusion mds frecuentemente usado: Los sintomas no se presentan s6lo duranie un trastorno esquizofrénico W otros trastornos relacionados (F20-F29) y no son debidos inicamente a cualquiera de los trastornos del humor (afectivos) (£30-F39), 45.3 isfuncién vegetativa somatomorfa A. Sintomas de hiperactividad vegetativa que el enfermo atribuye a un trastorno orgdnico en uno o més de los siguientes sistemas u érganos: 1) Corazén y sistema cardiovascular. 140 Prastornos me les y del comportamiento 2) Tracto intestinal alto. 3) Tracto intestinal bajo 4) Sistema respiratorio. 5) Sistema urogenital. B. Dos 0 més de los siguientes sintomas vegetativos: 1) Palpitaciones. 2) Sudoracién (fria o caliente). 3) Sequedad de boca. 4) Sofocos 0 rubor facial, 5) Malestar epigdstrico 0 «nervios» en el estémago 0 estémago revuelto, C. Uno o mas de los siguientes sintomas: 1) Dolor toricico 0 malestar precordial o en zonas adyacentes. 2) Disnea o hiperventilacion. 3) Cansancio exagerado tras ejercicio ligera. 4) Acrofagia o hipo 0 sensaciones de quemazén en el pecho 0 epigastrio. 5) Quejas de trinsito intestinal rapido. 6) Aumento de la frecuencia de miceién o disuria 7) Sensacién de estar hinchado, distendido o con pesadez en Jos miembros. F40-F49 D. No existe evidencia de trastorno de la estructura o funcién de aquellos érganos o sistemas que preocupan al enfermo. E. El trastorno no se presenta acomp: fobicos (F40,0-F40.3) 0 a un trastorno de panico (F41,0). Un quinto digito permite para clasificar los trastornos aislados dentro de este grupo, indicando el Srgano o sistema a fos que el enfermo atribuye el origen de los sintomas. 45.30 Corazén y sistema cardiovascular (incluye: neurosis cardiaca, astenia neurocirculatoria, sindrome de Da Costa.) F45.31 Tracto gastrointestinal alto (incluye: acrofagia psicdgena, hipo, neurosis gastrica). F45.32 Tracto gastrointestinal bajo (incluye: sindrome del colon irritable psicégeno, dia- trea psicogena, aerofagia). F45,33 Sistema respiratorio (incluye: hiperventilacién). 141 r F40-F49 _Trastornos neurdticos, sec. sit, estréss y somatomorfos F45.34 Sistema urogenital (incluye: aumento psicégeno de la frecuencia de mic- clon y disuria). F45.38 Otros érganos o sistemas. F45.4 Trastorno de dolor persistente somatomorfo, A. Presencia de dolor continuo (durante seis meses o mas, Ia mayorla de los dias), grave y molesto, en cualquier parte del cuerpo, el cual no puede ser explicado de forma adecuada por un proceso fisiolégico 0 un trastorno somditico, y que es de forma consistente el foco principal de la atencién del enfermo. B._ Criterio de exclusin mds frecuentemente usado: No existe una esquizofrenia 0 trastornos relacionados (F20-F29) y no se presenta ‘inicamente durante cualquiera de los trastornos del humor (afectivos) (F30-F39), trastomo de somatizacion (F45-0), trastorno somatomorfo indiferenciado (F45.1) o trastorno hipocondriaco (FA5.2). F45.8 Otros trastornos somatomorfos En ests trastornos lus sintomas no estén mediados por el sistema nervioso vegetativo y se limitan a sistemas o a partes del cuerpo especificos, como la piel. Esto contrasta con la presencia de quejas frecuentes y cambiantes sobre el origen de los sintomas y del malestar del trastorno de somatizacin (F45.0) y del trastorno somatomorfo indiferenciado (F45.1). No existe lesién tisular. Se deben clasificar aqui los trastornos de la sensibilidad no debidos a trastornos somaticos, que estn estrechamente relacio~ nados en el tiempo con problemas 0 acontecimicntos estresantes © que dan a un aumento significativo de la atencién que recibe et enfermo del médico 0 de otras personas. F45.9 Trastomo somatomorfo sin especificacién F48 Otros trastornos neursticos F48.0 Nourastonia A. Alguna de las siguientes deben estar presentes: 1) Continuas y molestas quejas de cansancio fisico 9 mental tras realizar, o al intentar realizar, tareas cotidianas que no requieren un esfuerzo mental extraordinario. 142 ‘Trastornos mentales y del comportamiento 2) Continuas y molestas quejas de cansancio y debilidad fisica (de estar agotado), tras esfuerzos fisicos normales o incluso B. Presencia de al menos dos de los siguientes: 1) Sensaciones de dolor muscular. 2) Mareo. 3) Cefateas de tensién. 4) Trastornos del suefio. 5) Incapacidad para relajarse. 6) Irritabilidad. C. El paciente es incapaz de recuperarse del cansancio referido en (1) 0 (2), tras periodos normales de descanso, relajacion 0 distensién. D. La duracién de este trastorno es de al menos tres meses, E. Criterio de exclusiones mas frecuentes usado. El trastorno no se presenta en el contexto de Labilidad emocional organica (F06.6), sindrome postencefalico (FO7.1), sindrome postconmo- cional (FU/.2), trastornos del humor (atectives) (F30-F39), trastorno de panico (F41,0) 0 trastorno de ansiedad generalizada (F41.1) F48.1_ Trastomo de despersonalizacién-desrealizacion A. Alguna de las siguientes deben darse: 1) Despersonalizacién: El enfermo se queja de que sus emocio- nes, sentimientos 0 vivencia de si mismo son distantes, extrafios, ajenos o desagradablemente ausentes 0 que siente sus emociones © movimientos como si pertenecieran a otra persona, 0 que se siente como si estuviese actuando en una representacion. 2) Desrealizacién: El enfermo se queja de que el entorno u objetos concretos parecen extraiios, distorsionados, aplana- dos, descolorides, sin vida, monétonos, aburrides 0 como en un escenario en el cual todo el mundo representara algo. B. No hay pérdida de la introspeccién, en el sentido de que el enfermo se da cuenta de que el cambio tiene lugar en si mismo, y no es impuesto desde el exterior por otras personas o fuerzas. 143 40-49 Comentarios: Este diagnéstico no deberia usarse como principal 0 como inico diagnéstico cuando ocurre en presencia de otros trastornos mentales tales como los estados orgdnicos confusionales 0 delirantes (F05.—, F06.—) 0 intoxicacién por alcohol drogas (FIx.0), esquizofrenias y trastornos relacionados (F20-F29), trastornos del humor (afectivos) (F30-F39), trastornos de ansie~ dad (F40.—, F41.—) y otras condiciones (tales como fatiga marcada, hipoglucemia o el trastorno no aparece inmediatamente antes 0 después de una crisis epiléptica). Estos sindromes se presentan a menudo en el curso de otros trastornos psiquidtricos, siendo lo adecuado registrarlos como secundarios 0 como diagnéstico adicional con respecto al princi- Su presencia como sindrome aislado es mucho menos F48.8 Otros trastornos neuréticos especificados En esta categoria se incluyen trastornos del comportamiento, creencias y cmociones que son de etiologia y nosologia no clara, que se presentan en ciertas culturas con especial frecuencia, tales como el sindrome de Dhat (preocupaciones no fundamentadas sobre los efectos debilitantes de la pérdida de semen), el sindrome de Koro (miedo a que el pene se invagine dentro del abdomen y cause la muerte) y Latah (respuestas comportamentales miméticas y automaticas). La relacién de estos sindromes con creencias aceptadas en culturas concretas de determinados lugares y el propio comportamiento sugieren que no deban ser considerados, como delirantes, F48.9 Trastorno neurético sin esp F50-F59_ Trastornos del comportamiento asociados a disfunciones fisiolégicas y a factores soméaticos F50 Trastomos de la conducta alimentaria F50.0 Anorexia nerviosa A. Pérdida de peso, o falta de ganancia de peso en los nifios, que conduce a un peso corporal de al menos 15% por debajo del Peso normal esperado para la edad y talla correspondiente, B. La pérdida de peso es autoinducida mediante la evitacion de alimentos «que engordan», C. Distorsién especifica de la imagen corporal psicolégica, en forma de idea sobrevalorada ¢ intrusa de miedo intenso y persistente a la obesidad, de tal manera que el enfermo se impone un dintel de peso corporal. D. Trastorno endocrino generalizado que afecta al eje hipotdlamo-hip6fisis-adrenales, puesto de manifiesto en la mujer Por amenorrea y en el varén por pérdida de interés por la sexualidad e impotencia (una excepcién aparente es la persistencia de sangrado vaginal en mujeres anoréxicas bajo terapia de sustitucién hormonal, la forma mas frecuente de la cual es la toma de pildoras contraceptivas). FE. No cumple los criterios A y B de bulimia nerviosa (F50.2). Comentar st Los siguizntes sintomas apoyan el diagnéstico pero no son elementos necesarios: vomitos autoinducidos, ingesta de laxantes, sjercicio excesivo y consumo de firmacos anorexigenos o diuré ticos. Si el comienzo del trastorno es prepuberal, se retrasa o incluso detiene la secuencia de acontecimientos que constituyen la pubertad (se detiene el crecimiento; en las chicas no se desarrollan las mamas y existe amenorrea primaria. En los chicos los 145 F50-F59__Trastornos del comportamiento asociados genitales permanecen infantiles). Con Ia remisién del trastorno, suele completarse Ia pubertad de forma normal, ‘aunque la menarquia sea tardia, F50.1 Anorexia nerviosa atipica Se recomienda a los investigadores de las formas atipicas de anorexia y bulimia nerviosa que decidan en el numero y tipo de criterios a satisfacer por dichos trastornos, F50.2 Bulimia nerviosa A. Episodios frecuentes de hiperfagia (al menos dos veces ala semana durante un periodo de 3 meses) en los que el paciente consume grandes cantidades de alimentos en periodos grandes de tiempo. B. Preocupacién persistente por la comida junto a un deseo intenso o un sentimiento de compulsién al comer. C. El enfermo intent contrarrestar la repercusion de os atracones en el peso mediante uno 0 mds de los. sintomas siguientes: 1) Vémito auto-provocado. 2) Abuso de laxantes. 3) Periodos de ayuno. 4) Consumo de farmacos tales como supresores del apetito (anorexigenos), extractos tiroideos o diuréticos. Si la buli- mia se presenta en un enfermo diabético, éste puede abandonar su tratamiento con insulina. D, Autopercepcién de estar demasiado obeso junto a ideas intrusivas de obesidad (a menudo conduciendo a un déficit de peso). F50.3 Bulimia nerviosa atipica Para el estudio de las formas atipicas de bulimia nerviosa, como aquellas que se acompafian de un peso anormal o excesivo, se recomienda a los investigadores que decidan el niimeo y tipo de ctiterios que se deben cumplir. 146 Trastornos mentales y del comportamiento Ver F50.1 Anorexia nerviosa atipica. F50.4 Hiperfagia asociada a otros trastomos psicolégicos Los investigadores que quieren recurrir a esta categoria deben definir sus propios criterios. F50.5 Vémitos asociados a otros trastornos psicolégicos Los investigadores que quieren recurrir a esta categoria deben definir sus propios criterios. F50.8 Otros trastomos de la conducta alimentaria, F50.9 Trastomo de la conducta alimentaria, no especificado. F51_ Trastronos del suefio de origen no organico Comentarios: Existe una clasificacién de los trastornos del suefio mas desarrollada (Clasificacién Internacional de los trastornos del Suefio)' aunque su organizacién tiene mas bases diferentes a la CIE-10, Para algunas investigaciones en las que se precisa grupos muy homogéneos de tramiento del suefio, se puede considerar la especificacién de un niimero de cuatro o mas de cuatro en un aio para las categorias F51.3, PS.4 y PSI.S F51.0 Insomnio no orgénico ‘A. Las quejas de trastorno del suefio se manifiestan en forma de dificultad para conciliarlo o para mantenerlo, © bien de suefio poco reparador. (1) Diagnostic Classification Steering Committee. En Thor International Classification of Sleep Disorders Diagnostic ane = Rochester, Minnesota, American Sleep Disorders Association, 19 SB 149 r _ F50-F59_‘Trastornos del comportamiento asociados a. B. Las quejas de trastorno del suefio se presentan por lo menos tres veces por semana durante por lo menos un mes. ractoria cantidad o calidad del suefio es causa de les y C. Lano satis marcado malestar 0 interfiere con las actividades sox laborales D. Ausencia de causa orgdnica conocida, ya ‘sea de tipo neurolégico, médico 0 por consumo medicamentoso o de sustan- cias psicoactivas. F51.1. Hipersom no orgénico A. Queja de excesiva somnolencia diurna 0 ataques de suefio no debidos a una cantidad insuficiente de suetio o transicion prolongada desde el momento del despertar al estado de vigilia completo, (Borrachera de suefio). B. El trastorno del suefio se presenta diariamente durante mas de un mes o durante periodos més cortos pero de forma recurrenie, y ey causa de maivado malestar © bien interfiere con las actividades sociales 0 laborales. C, Ausencia de sintomas secundarios de narcolepsia (cataple- gia, pardlisis del suefio, alucinaciones hipnagégicas 0 hipnopom- picas) o de evidencia clinica de apnea del suefio apenas nocturnas, ronquidos intermitentes tipicos, ete.) D. Ausencia de cualquier enfermedad interna o neurolégica a la que poder atribuir la somnoleneia diurna. F51.2. Trastorno del ciclo suefio-vigilia no orgénico A. El ciclo de suefio-vigilia del sujeto esta desincronizado respecto a lo descable, de acuerdo con las costumbres sociales y al compartido por Ia mayorla de individuos de su entorno, B. Como consecuencia, el individuo padece insomnio durante el periodo en que los demas duermen e hipersomnia durante el tiempo en que los demas estan despiertos, con wna frecuencia casi fiaria durante por lo menos un mes o de forma recurrente si el eniodo de tiempo es menor. 146 Frastornos mentales y de! comportamiento C. La no satisfactoria cantidad, calidad y ritmo de sueio es causa de profundo malestar o bien interfiere con las actividades sociales o laborales. D. Ausencia de causa organica de tipo neurolégico, médico 0 toxico. F51.3. Sonambulismo A. El sintoma predominante consiste en episodios reiterados durante los cuales el enfermo se levanta de la cama estando dormido y camina durante varios minutos hasta una media hora, Los episodios tienen lugar por lo general durante el primer tercio del suefio nocturno. B. Durante el episodio, el individuo tiene la facies inexpresiva, Ja mirada fija, una relativa falta de respuesta a los intentos de los demés para sacarlo de ese estado 0 para comunicarse con él, y solo puede despertarsele con considerable esfuerzo. ©. Al despertar (del episadio de sonambulismo 0 a la mafiana siguiente) el individuo no recuerda el episodio. D. Al cabo de unos minutos del despertar del episodio no existen rastornos de la actividad mental o del comportamiento, aunque puede presentarse inicialmente un corto periodo de confusién y desorientacibn. E, Ausencia de un trastorno mental organico, por ejemplo demencia o de un trastorno somatico, por ejemplo epilepsia, F51.4 Terrores nocturnos A. El sintoma predominante consiste en episodios reiterados (dos 0 mas) de despertar, que comienzan con un grito de terror y se caracterizan por intensa ansiedad, agitacién corporal e hipe-~ ractividad vegetativa en forma de taquicardia, taquipnea y sudoracién profusa. B, Los episodios ocurren principalmente durante el primer tercio del suefio nocturno. C. La duracién del episodio es menor de 10 minutos. 149 F50-F59_ Trastornos del comportamiento asociados a D. Falta de respuesta relativa y easi constante a los intentos de Jos demas para modifiear el episodio. Dichos intentos se siguen casi siempre durante unos minutos de desorientacién y movi- mientos motores repetitivos. E. Los recuerdos del acontecimiento son poco precisos (en general una o dos imagenes fragmentarias) 0 nulos. F. Ausencia de causa orginica, de tipo neurolégico, médico o toxico. F515. Pesadillas A. Despertar det suefio nocturno o de la siesta con recuerdo detallado y vivido de suefios extremadamente terrorificos, rela- cionados normalmente con amenazas a la supervivencia, a la seguridad o a la estimacién de si mismo. El despertar puede tener lugar en cualquier momento del suefio pero suele suceder durante Ja segunda mitad de la noche. B. Al despertur del suefto de terror, el individuo pasa rapida- mente a estar orientado y vigil. C, Tanto la experiencia en si misma, como el trastorno de sucfio resultante del despertar que acompaiia al episodio produ- cen significativo malestar al individuo. D. Ausencia de causa orgdnica de tipo médico, neurolégico o t6xico. F51.8 Otros trastomnos del suefio de origen no organico F51.9 Trastorno no orgénico del suefio, no especificado F52__Disfuncién sexual de origen no organic G1. El individuo es ineapaz de participar en una relai sexual, tal y como seria su desco. G2. La disfuncién se presenta frecuentemente, pero puede no ocurtir en algunas ocasiones. 150 Trastornos mentales y del comportamiento G3. La disfuncién ha estado presente mas de seis meses. G4. El trastorno no puede ser atribuido en su totalidad a ningiin otro de los trastornos mentales de la CIE—10 ni a otros trastornos mentales organicos, endocrinolégicos 0 secundarios a tratamientos farmacoldgicos 0 a otros factores orginicos. Comentar La evaluacién de cada forma de disfuncién puede basarse en escalas que miden la gravedad y frecuencia del problema. Puede coexistir més de un tipo de disfuncién en el mismo enfermo. F52.0 Ausencia o pérdida del deseo sexual A. Deben satisfacerse los criterios generales de disfunciones sexuales (F52), B. Ausencia 0 pérdida del deseo sexual, puesto de manifiesto por la disminucién de la biisqueda de estimulos de contenido sexual, 0 de pensamentos sexuales acompaiiados de sentimientos de desco y de apetito sexual, o de fantasias sexuales, C. Falta de interés en iniciar actividades sexuales ya sea con una pareja o mediante masturbacién solitaria, con una frecuencia claramente inferior a lo esperado por la edad y el contexto correspondiente © claramente inferior a etapas anteriores det paciente. Interés en iniciar relaciones sexuales con la pareja o masturbaciones con una frecuencia de menos de dos veces al mes © con una frecuencia claramente reducida respecto a los niveles anteriores. F52.1 Rechazo sexual y ausencia de placer sexual F52.10 Rechazo sexual A. Deben satisfacerse los criterios generales de P52. B. La perspectiva de una relacién sexual con una pareja Provoca tal miedo o ansiedad que la actividad sexual es evitada 0, si ésta tiene lugar, se acompatia de fuertes sentimientos negativos ¢ incapacidad para sentir cualquier placer. 151 EFT] C. El trastorno no es debido a ansiedad relacionada con la actuacién (reaccién al fracaso previo de la respuesta sexual), F52.11 Ausencia de placer sexual A. Deben satisfacerse los criterios generales de F52. B. La respuesta genital (orgasmo o eyaculacién) tiene lugar durante la estimulacién, pero no se acompafian de sensaciones placenteras o sentimientos agradables de excitacién, . Ausencia de miedo © ansiedad manifiesto y_persistente durante la actividad sexual (ver F52.10 aversin sexual). F52.2 Fracaso de la respuesta genital A. Deben satisfacerse los criterios generales de F52. En el caso del varén, ademas: ( B. Fracaso en conseguir una ereceién suficiente al intentar la penetracién vaginal. La disfuncién se manifiesta como uno de los sintomas siguien- tes: 1) La ereccién completa se consigue durante los escarceos del acto amoroso, pero désaparece o disminuye al intentar la penetracién (y antes de que tenga lugar la eyaculacién). 2) Se consigue ereccidn, pero tinicamente cuando no se intenta Ja penetraci6n. 3) Se consigue una ereceién parcial, no completa, insuficiente para la penetracién. 4) No se consigue ninguna intumescencia peneana. En el caso de la mujer: B. Fracaso de la respuesta genital, manifestado como fracaso en la lubricacién vaginal ¢ inadecuada intumescencia de los labios mayores. La disfunci6n se manifiesta de alguna de las formas siguientes: 1) La lubricacién fracasa en cualquier circunstancia («primariay), 152 ornos mentales y del comportamiente 2) Se presenta lubricacién en los estadios iniciales que no persiste durante el tiempo necesario para permitir una penetracién cémoda. 3) La lubricacién tiene lugar en alguna situacién coneteta (por ejemplo, con una pareja y no con otra, © durante la masturbacion 0 cuando no se prevé penetracién) (esituacional»), F52.3 Disfuncién orgésmica A. Deben satisfacerse los criterios generates de F52. B. Por lo menos uno de los siguientes criterios es aplicable a ta disfuncién: 1) Nunca ha Hegado a tenerse un orgasmo («primarian). 2) La disfuncién orgéstmica ha aparecido tras un periodo de respuesta relativamente normal («secundaria»). La disfun- cién orgdsmica secundaria puede dividirse er: a) General: La disfunciin orgasmica se presenta en tados los casos y con cualquier pareja, b) Situacional Para las mujeres: el orgasmo tiene lugar en determinadas situaciones (por ejemplo, con la masturbacién 0 con determinada pareja). En el caso del vardn, se presenta uno de los sintomas siguientes bI s6lo durante el suefio y nunca estando despierto, b2. nunca en presencia de la pareja. b3 en presencia de la pareja pero no dentro de la vagina, 52.4 Eyacul ién precoz ‘A. Deben satisfacerse los criterios generales de F52. B. Incapacidad para retrasar la eyaculacién de forma suticiente para disfrutar del acto sexual, puesta de manitiesto po: 1) Byaculacién antes o inmediatamente después de la pr nctra- cién vaginal (si se requiere un limite de tiempo: antes de quince segundos tras la penetracién). tse