Está en la página 1de 1

10 pm

No es suficiente desearlo, teniendo los puntos cardinales soplando hacia tu


centro viendo como tu suporte se abre bajo tus pies, a veces ni correr es
alternativa porque hay algo que desea sentarte y acariciarte, disfrutar de la
sonrisa de tu ser de su inocencia y estupidez.
Transcurre tanto y tan poco, hay cosas que suman; y la gente los que
siempre, en su naturaleza de desear ms tienden a restarte. En tu pequeo
espacio y en cmara lenta sacudes tu cuerpo y es imposible no dejar caer,
pisotear y olvidar aquello que deseo para ti, en mi las costras no duran pero
las cicatrices si, desear ser el ocano y perderse en s, navegar hacia aquel
lugar que pueda o no existir, extasiado por el sonido de tus olas, las aves
son como el subconsciente, aquel que impulsa tu avance y te hace caer,
pues si no lo tomas en cuenta esa es su ley.
Balanceado de un rbol, el vaivn depende de quin sople tu alma y que
pueda mover tu cuerpo; ir y venir, sentir el futuro no es mirar hacia
delante, el futuro es aquello que maquino ahora y que tu podrs leer,
aquello que encontrare si es que enfoco mi caminar hacia el oeste, los
obstculos, las puertas que hay que tocar y abrir, los lugares por irrumpir y
los otros muchos por limpiar y cerrar. Algo que nunca conociste, el silencio y
tus odos hacen el resto, ver es solo darle forma y color a aquello que
percibes, por desgracia poco avanza aquel que desea una vida de colores, el
mismo par de zapatos todos los das no implica el mismo terreno recorrido
se desgastan ellos pero te vitalizas t. caer