La escuela de

las primeras veces, esa es nuestra escuela. Tenemos como alumnos y alumnas a
esos niños y niñas que comienzan a hacer todo por primera vez, su primera
escuela, sus primeras papillas, sus juegos compartidos, las primeras palabras y
los primeros pasos…
Desde siempre nos ha preocupado el qué y el cómo enseñar por eso , desde
hace dos cursos, hemos abierto nuestra formación a la investigación en acción, a
esa reflexión en equipo previa a poner nuevos rumbos que demanda la sociedad
del 2016.
Tenemos la enorme suerte de no hacerlo solas. Las familias siempre nos
acompañan y comparten esas primeras veces que , a veces, surgen en la
escuela o en la familia pero que , de inmediato, compartimos ese “mira cómo
anda”.
En ese caminar, nuestra escuela está abierta a:

Formarse con otros equipo educativos en claustros compartidos para
explorar el plan audiovisual con stop motion y arte de Van Gogh , explorar
caminos de robótica y cultura maker , hacer arquitectura matemática para
los sentidos o contar con los 100 lenguajes de los niños y niñas
Descubrir nuevas formas de hacer siempre con el respeto al ritmo de cada
niño o niña, a sus deseos y procesos de maduración, contando su mundo
en claves audiovisuales, trasteando con robótica, recreando el arte de Van
Gogh en su aniversario , celebrando carnaval , experimentado qué hacer
con las tablets y móviles de BQ , entrando en el aula de bebés , en la de 1
a 2 años o en la de 2 a 3 años

Como nos publicaban en octubre …en ese discurrir de la escuela de las primeras
veces …

Si llegas en los primeros días de
septiembre,
los
llantos
y
las
ansiedades de padres y madres, de
los niños y niñas y, si me apuras,
hasta
de
los
educadores
y
educadoras que atienden a esos
plañideros, que no cesan de llorar,
que andan buscando abrazos y
caricias, envuelven el ambiente.
Terminando el curso escolar la
imagen es un… ¡pero mírale, ni me
dice adiós!

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful