Está en la página 1de 2

Gota a gota

Ernestina de Champourcn
Hay algo -gota a gotaque nos llena el vaco
Hondones del deseo!
Qu colmo de esperanzas!
El oleaje arrastra
caudales sin objeto
y hay muchos anaqueles
que ningn libro ocupa.
A dnde vamos, dime?
An nos quedan paisajes
con frondas ignoradas
y orqudeas que navegan
en busca de su nombre.
Quisiramos al fin la belleza absoluta
que rebosa verdad porque la luz es nueva.
Se borran las fechas
del momento incendiado,
pero nos grabarn
como inicial las sienes.
Es el fin o el principio

de las augustas ruinas circulares.


Se pierde o se gana?
Hay manos que triunfan
al quedarse vacas
y otras como puos
que no conservan nada.