Está en la página 1de 2

RECURSOS

Iré a donde me envíes
Después de su resurrección, Jesús envió a sus
discípulos a evangelizar. Igual te envía hoy a ti
Medita y ora para mostrar a Jesús tu
disposición de cumplir con tu misión.
• Si me guías en el camino, te seguiré y
viajaré a otros pueblos, ciudades y países,
para llevar tu buena nueva.
• Si me animas a escribir poemas,
canciones o ensayos para glorificar tu nombre,
me pondré a hacerlo.
• Si me motivas a predicar la llegada del
reino de Dios, me prepararé y lo haré donde
me indiques.
• Si me pides que me dedique al servicio
de mi prójimo o que activamente luche por la
justicia social, pondré manos a la obra.
• Si me inspiras para que a través del arte
exprese tu mensaje en teatros, televisión o
cine, estoy dispuesto/a al desafío.
• Si me instruyes que consagre mi vida a
trabajar por la extensión del reino, buscaré en
dónde quieres que lo haga.
En fin, lo que quiero decirte es que iré a
donde me guíes y haré lo que me digas. Sé
que así seré feliz, y haré el bien que tú esperas
de mí.
Mt 28 16-20

VISITAS A LAS FAMILIAS

los misioneros se despedirán e invitarán a la familia a esperarlos para la próxima misión. necesidades sacramentales (bautismos. De esta manera. etc. Conviene realizar más de una visita a cada familia: una primera visita puede ser de conocimiento. Pueden detectarse también necesidades especiales de la familia: enfermos y ancianos. Durante las visitas es preciso que se dedique un tiempo considerable al conocimiento de la familia. un momento de oración compartida. En una última visita. comuniones) y materiales. una segunda para tratar la temática concreta de la misión y una tercera de despedida. También puede realizarse una bendición de la casa. etc. . llevarse una estampita o imagen para la oración. Toda la información recogida en las visitas debe ser entregada al Párroco del lugar. la evangelización será un proceso "de corazón a corazón". sus inquietudes y necesidades. pues le servirá para organizar mejor su actividad pastoral. Durante la primera visita puede resultar práctico entregar a la familia la información de las actividades y horarios de la misión. se busca llegar al tema religioso: a través de una lectura bíblica. reconciliaciones. etc.Las visitas a las casas tienen por objetivo conocer a las familias de una manera informal y llevar el Mensaje a los que no acuden normalmente a las actividades de la capilla o centro en el que estamos. En las siguientes visitas.