Está en la página 1de 634
FISIOLOGIA Prélogo Créditos INDICE Agradecimientos Introduccién a la fisiologia del esfuerzo y del deporte Enfoque de la fisiologia del esfuerzo y del deporte Perspectiva historica Reacciones fisiolgicas agudas al ejercicio Adaptaciones fisiol6gicas erénicas al entrenamiento Principios basicos del entrenamiento Metodologéa de investigacién Capitulo 1. Control muscular del movimiento Estructura y funcién de los misculos esqueléticos Miisculos esqueléticas y ejercicio Capitulo 2. Control neurolégico del movimiento Estructura y funcién del sistema nervioso Sistema nervioso central (SNC) Sistema nervioso periférico (SNP) Integracién sensomotora Reaccién motora Capitulo 3. Adaptaciones neuromusculares al entrenamiento contra resistencia Terminologia Ganancias de fuerza mediante el entrenamiento contra resistencia Inflamacién muscular Diseito de programas de entrenamiento contra resistencia Analisis de la importancia del entrenamiento contra resistencia SREB 100 106 Capitulo 4, Sistemas energéticos basicos para la actividad celular 16 Bioenergética: produccién de ATP. 120 Medicién de la utilizacion de energia durante el ejercicio 130 Consumo energético en reposo y durante el ejercicio 138 Causas de la fatiga 145 Capitulo 5. Regulacién hormonal del ejercicio 156 @ ‘Naturaleza de las hormonas 159 Glandulas endocrinas y sus hormonas 163 Respuesta endocrina al ejercicio 172 Efectos hormonales sobre el metabolismo y la energfa m Efectos hormonales sobre el equilibrio de los fluidos y electrélitos durante el ejercicio 177 Capitulo 6. Adaptaciones metabélicas al entrenamiento 1m Adaptaciones al entrenamiento aerébico 186 Entrenamiento del sistema aerdbico 193 Adaptaciones al entrenamiento anaerdbico . 196 Control de los cambios en el entrenamiento Capitulo 7. Control cardiovascular durante el ejercicio Estructura y funcién del sistema cardiovascular 208 ) Respuesta cardiovascular al ejercicio 22 Capitulo 8, Regulacién respiratoria durante el ejercicio mu Ventilacién pulmonar 246 Difusién pulmonar 250. ‘Transporte de oxigeno y de didxido de carbono 253 Intercambio de gases en los misculos 256 Regulacién de la ventilacién pulmonar 259 Ventilacisn y metabolismo energético 263 Limitaciones respiratorias al rendimiento: 265 Regulaci6n respiratoria del equilibrio acidobsico 267 vl FISIOLOGIA DEL ESFUERZO Y DEL DEPORTE Capitulo 9. Adaptaciones cardiorrespiratorias al entrenamiento Capacidad de resistencia Evaluacién de la resistencia Adaptaciones cardiovasculares al entrenamiento Adaptaciones respiratorias al entrenamiento Adaptaciones metabélicas, Mejora de la resistencia a largo plazo Factores que influyen en la respuesta al entrenamiento aerébico Resistencia cardiorrespiratoria y rendimiento Capitulo 10. Regulaci6n térmica y ejercicio Mecanismos de regulacién de la temperatura corporal Respuestas fisiol6gicas al ejercicio con altas temperaturas Riesgos para la salud durante la realizaci6n de ejercicios en ambientes calurosos Aclimatacién al ejercicio en ambientes calurosos Ejercicio en ambientes frios Respuestas fisiol6gicas al ejercicio en ambientes frios Riesgos para la salud durante el ejercicio en ambientes frios Aclimatacién al frio Capitulo 11. Ejercicio en ambientes hipobiricos, hiperbiicos y de microgravedad Ambientes hipobéticos:ejercicio en altitud Condiciones hiperbsiricas: ejercicio bajo el agua Ambientes de microgravedad: ejercicio en el espacio Capitulo 12. Cuantificacién del entrenamiento deportivo Entrenamiento excesivo Sobreentrenamiento Afinamiento para el maximo rendimiento Desentrenamiento Reentrenamiento a | 312 320 329 331 335 336 338 358 367 385 389 396 307 403 / | Capitulo 13, Ayudas ergogénicas y rendimiento Investigacién de las ayudas ergogénicas Agentes farmacolégicos Agentes hormonales Agentes fisiolégicos Agentes nutricionales Capitulo 14, Nutricién y ergogenia nutricional Las seis clases de nutrientes Equilibrio del agua y de los electrditos Dieta del deportista Funcién gastrointestinal durante el ejercicio Disefio de bebidas deportivas Capitulo 15. Peso corporal 6ptimo para el rendimiento Constitucién, tamafo y composicién corporal Valoracién de la composicién corporal ‘Composicién corporal y rendimiento deportivo Esténdares de peso Logro de un peso dptimo Capitulo 16. Crecimiento, desarrollo y el deportista joven Crecimiento y desarrollo de los tejidos Rendimiento fisico en los deportistas jvenes Entrenamiento de los deportstas jovenes Capitulo 17. El envejecimiento y el deportista anciano Rendimiento deportivo Cambios en la resistencia cardiorrespiratoria con el envejecimiento Cambios en la fuerza con el envejecimiento Tensi6n ambiental y envejecimiento Composicién corporal y envejecimiento Entrenabilidad de los deportistas ancianos 413 415 427 433 442 452 475 479 481 492 494 499 502 518 525 535 547 549) 557 560 561 562 vit a FISIOLOGIA DEL ESFUERZO Y DEL DEPORTE Cc Capitulo 18. Cuestiones relativas al sexo y a la mujer deportista sn ‘Tamafio y composicién corporal 52 Respuestas fisiol6gicas al ejercicio intenso 516 Adaptaciones fisiol6gicas a los ejercicios de entrenamiento 582 Capacidad deportiva 586 Consideraciones especiales 586 Capitulo 19. Programacién de ejercicios para la salud y el fitness 608, Autorizaci6n médica uo 4 Programacién del ejercicio 617 Control de la intensidad del ejercicio 620 Programa de ejercicios 624 Ejercicio y rehabilitacién de personas con enfermedades 29 Capitulo 20, Enfermedades cardiovasculares y actividad fisica 634 4 Tipos de enfermedades cardiovasculares 638, > Comprensién del proceso de la enfermedad 642 Determinacién del riesgo individual . 645 PrevenciGn mediante la actividad fisica 650 Riesgo de ataque cardfaco y de muerte durante el ejercicio «1 Capitulo 21. Obesidad, diabetes y actividad fisica 662 Obesidad 664 Diabetes 683 Abreviaciones, unidades y conversiones 692 Glosario 693 Indice alfabético 103 vu Jays (dt Sauce) Del Oger Col OH GC ite eC EBT NYE) del esfuerzo y del deporte Vision general del ean ESITUEmE del capiald =i cuerpo humano es una maquina asombrosa, Mientras -samos sentados leyendo este capitulo, en nuestro cuer- estan teniendo lugar simulténeamente innumerables .05 perfectamente coordinados. Estos hechos permi- <= funciones complejas, ales como of, ver, respirar y -ocesar la informacién, para continuar sin un esfuerzo consciente por nuestra parte, Si nos levantamos, pasa- es la puerta y corremos alrededor de Ia manzana, casi = totalidad de nuestros sistemas corporales tendrén que nerse en accién, permitiéndonos pasar con éxito del eposo al ejerccio, Si continuamos esta rutina diaria- ‘mente durante semanas 0 meses e incrementamos gra- imente la duracién y la intensidad de nuestra carre- = nuestro cuerpo se adaptar, con lo que podremos vendir mas. Durante siglos, los cientficos han estudiado cémo sxciona el cuerpo humano. Durante los diltimos siglos, = pequefio pero creciente grupo de ciemtificos ha cen- ado sus estudias en cémo el funcionamiento, 0 la fisio- ‘sia del cuerpo,se ve alterado durante la actividad fisi- > y el deporte. Este capitulo introduciré al lector en la ~sologia del esfuerzo y del deporte presentando una vi- « hist6rica general, explicando asf algunos conceptos .cos que constituyen uno de los fundamentos de los. apitulos que siguen. Y Enfoque de la fisiologéa del esfuerzo ydel deporte, 3 Perspectiva historica,3 Los inicios de la anatomia y dela fisiologéa,4 La aparicién de la fisiologia del esfuerzo,4 El Harvard Fatigue Laboratory, 5 La influencia escandinava, 7 Fisiologia contemporanea del esfuerzo y del deporte, 8 Reacciones fisioldgicas agudas al ejercicio, 11 Factores a considerar durante el control, 11 Utilizaci6n de ergémetros, 12 Expecificidad de las pruebas de esfuerzo, 16 ‘Adaptationes fisiol6gicas crénicas al entrenamiento, 17 Principios basicos del entrenamiento, 17 Principio de individualidad, 17 Principio de especificidad, 18, incipio de desuso, 18 Principio de sobrecarga progresiva, 18 Principio de los dias duros/facles, 18, Principio de periodizacién, 19 Metodologia de investigacién, 20 Disefio de la investigaci6n,20 Lugares de investigacién,21 Conclusién,22 Expresiones clave,22 Cuestiones a estudiar, 23, Bibliogratfa,23 Lecturas seleccionadas, 23 » > >» FISIOLOGIA DEL ESFUERZO Y DEL DEPORTE Una buena parte de la historia de la fisiologia del esfuerzo en Estados Unidos puede atribuir- Se a un granjero de Kansas, David Bruce (D.B.) Dill, cuyo interés por la fisiologia le llevd prri- mero a estudiar la composicién de la sangre del cocodrilo. Afortunadamente para nosotros, este joven cientiico redirigié sus investigaciones hacia los humanos cuando se convirtié en «l primer director del Harvard Fatigue Laboratory, establacido en 1927. A lo largo de su vida, estuvo intrigado por la fisiologia y la adaptabilidad de muchos animales que sobreviven a condiciones ambientales extremas, pero se le recuerda mejor por sus Investigaciones sobre. ‘as reacciones humanas al ejerciio, al calor, alas grandes alturas y a otros factores ambien tales. El Dr. Dill sivid siempre como *congjillo de Indias" en sus estudios, Durante el vigesimo aio de existencia del Harvard Fatigue Laboratory, él y sus colaboradores elaboraron 330 ar- ticulos cientificos junto con un libro clésico titulado Life, heat, and altitude.® ‘ Después de que el Harvard Fatigue Laboratory cerrara sus puertas en 1947, comenz6 una ‘segunda carrera como subdirector de investigacion médica para el Army Chemical Corps, una Posicidn que conserv6 hasta su jubilacion en 1961. El Dr. Dill tenia entonces 70 afios (una ‘edad que ¢! consideraba demasiado temprana para retiarse) por lo que traslado su investiga- cién sobre el ejercicio a la Universidad de Indiana, donde traba\o como fisiblogo especialista hasta 1966. En 1967 obtuvo financiacion para crear el Desert Research Laboratory en la Uni- vversidad de Nevada, en Las Vegas. El Dr, Dill empled este laboratorio como base para sus es ‘udios sobre la tolerancia humana al ejercicio en el desierto y en las grandes alturas, Siguid in- vestigando y escribiendo hasta su retiro final a la edad de 93 arios, el mismo ao en que se hizo su tiltima publicacién, un libro titulado The hot life of man and beast. El Dr. Dill una vez se jact6 ante mi (DLC) de que era el iinico cientifico que se habia retirado cuatro veces. Cuando el atareado ejecutivo sale por la mafana para correr 0 cuando el base dirige con rapidez. a su equipo hacia delante de la pista de baloncesto, sus cuerpos de- ben llevar @ cabo muchas adaptaciones que requieren tuna serie de interacciones complejas que implican a la mayoria de los sistemas corporales. Consideremos algu- nos ejemplos: + El esqueleto proporeiona la estructura bisa con la que actian los misculos. * El sistema cardiovascular suministra nutrientes a las diversas células corporales y elimina los pro- ductos de deshecho. +l sistema cardiovascular y el aparato respirato- rio juntos proporcionan oxigeno a las células y eliminan el didxido de carbono. + El sistema integumentario (piel) ayuda a mante- ner la temperatura corporal permitiendo el inter- cambio de calor entre el cuerpo y el ambiente. ‘+E! aparato urinario ayuda a mantener el equili- brio de fluidos y electrétitos y facilita la regula- ciGn a largo plazo de Ta tensiGn arterial Los sistemas nervioso y endocrino coordinan y dirigen toda esta actividad para satisfacer las ne- cesidades del cuerpo. Las adaptaciones se producen incluso nivel celu- lar y molecular. Por ejemplo, para que el misculo biceps se contraiga y eleve 20 kg de peso, las neuronas del cere- bro, llamadas motoneuronas, conducen impulsos eléctri- c08 por la médula espinal hasta el brazo. Al llegar al | miisculo biceps, estas neuronas liberan mensajeros qui- micos que salvan el espacio entre el nervio y el misculo, excitando cada neurona un mimero de miocitos o fibras musculares, Una vez salvan este espacio los impulsos nerviosos, se extienden todo a lo largo de las fibras mus- culares y entran en elas por pequefios poros Una vez dentro de las fibras musculares, el impulso activa los procesos de contraccién de estas fibras, lo cual afecta moléculas de proteinas especificas ~actina y miosina— y un elaborado sistema de energia qué apar cenergética necesaria para realiza siguientes. Es a este nivel don el adenosintrifosfato ATP) y fa criticas para aportar la energ cidn de la fuente energética. La actividad fisica es un cientificas deben examinar ca po observando estos hechos lectivamente. En este capitulcks car esta tarea, para larcontrac- complicada. Los que hace el cuer- INTRODUCCION A LA FISIOLOGIA DEL ESFUERZO Y DEL DEPORTE Enfoque de la fisiologia del esfuerzo y del deporte La fisiologia del esfuerzo y del deporte ha evolucionado partir de la anatomia y de Ia fisiologia. La anatomia es » cuando la intensidad del ejercicio se incrementa, hasta os hidratos de carbono se convierten en nuestra pal fuente de energia. Los ejercicios prolongados © tensidad elevada pueden reducir sustancialmente Jas reservas de hidratos de carbono de nuestros cuerpos, lo cual puede contribuir al agotamiento, La fisiologia del deporte, entonces, toma esta infor- macién y, comprendiendo que el cuerpo tiene unas servas energéticas limitadas de hidratos de carbono, i tenta encontrar modos de: ‘*aumentar los depésitos de hidratos de carbono del cuerpo (carga de hidratos de carbono); + redueir el ritmo con el que el cuerpo utiliza los dratos de carbono durante el rendimiento fisico (ahorro de hidratos de earbono + mejorar la dieta del deportista tanto antes como durante la competicion para minimizar el riesgo de agotamiento de las reservas de hidratos de carbono. E] érea de nutricién deportiva, una subdisciplina de la fisiologia del deporte, es una de las dreas de investiga- cidn en este campo con un crecimiento més répido, Como otro ejemplo més, la fisiologia del esfuerzo ha descubierto una importante secuencia de hechos que se producen cuando el cuerpo es entrenado mas allé de su capacidad de adaptacién, una condicién conocida co- mo sobreentrenamiento, La fisiologia del deporte ha aplicado esta informacién tanto al disefto como a la eva- luacién de programas de entrenamiento, para reducir cl riesgo de sobreentrenamiento. Pero la fisiologia del deporte no es meramente la fisiologia del esfuerzo aplicada. Puesto que la fisiologia del ejercicio tiene también sus propias aplicaciones, con frecuencia resulta dificil hacer claramente la distincién entre las dos, Por esta raz6n, la fisiologia del esfuerzo y del deporte frecuentemente se consideran juntas talc mo ocurre en este texto. Veamos ahora cémo la fisiolo- gia del esfuerzo, la disciplina madre de la fisiologia del deporte, ha evolucionado a lo largo de los afios. Perspectiva histérica ‘Como estudiante principiante de la fisiologfa del esfuer- zo, el lector puede tener la tentaci6n de creer que la in- formacién de este libro es nueva y que ¢s la titima pala- bra sobre cada uno de los temas. Puede parecer que las contribuciones de los fisidlogos del esfuerzo contempo- réneos ofrecen nuevas ideas jamés sometidas con an- terioridad a los rigores de la ciencia, pero éste no es el caso, Més bien, la informacién que vamos a explorar re- presenta los esfuerzos de toda una vida de muchos cien- tificos destacados que han ayudado a ordenar las piezas del rompecabezas del movimiento humano. Con fre- cuencia, los pensamientos y las teorfas de los investiga- ores actuales de la fisiologfa han sido conformados por los esfuerzos de cientificos ol dos hace mucho. Lo que consideramos como original o nuevo es en la mayo- tia de los casos una asimilacién de descubrimientos pre- vios o la aplicacién de ciencia bésica a problemas en la fi- siologia del esfuerzo. Para faclitar la comprensién de esto, vamos a reflejar brevemente la historia y las perso- nas que han dado forma al campo de la fisiologia del es- fuerzo. Los inicios de la anatomia y de la fisiologia ‘Aunque los antiguos griegos tuvieron un buen comien- zo en el estudio de la funcién del cuerpo humano, no fue hasta el siglo xvt cuando se hicieron contribuciones verdaderamente significativas a la comprension de la estructura y dela funcidn del cuerpo humano, La anato- mia fue el precedente de la fisiologfa. Un texto destaca- do de Andreas Vesalius,titulado Fabrica Humani Cor- poris (Estructura del cuerpo humano), publicado en 1543, cambic la direccién de futuros estudios. Aunque el libro de Vesalius se centraba principalmente en las des- cripciones anatomicas de varios érganos, el libro inten- taba ocasionalmente explicar también sus funciones. El historiador britinico Sir Michael Foster dijo:“Este libro es el principio no sélo de la anatomia moderna, sino también de la fisiologia moderna. Acabé, para siempre, con el largo reinado de los catorce siglos precedentes e inicié en un verdadero sentido el renacimiento de la ‘medicina” La mayorfa de los intentos anteriores para explicar 1a fisiologia eran incorrectos 0 bien tan vagos que sélo podian considerarse como especulacién, Los intentos para explicar cémo un miisculo genera fuerza, por ejem- plo, se limitaban generalmente ai la deseripcién de sus cambios en tamaio y forma durante la accién,ya que las observaciones quedaban limitadas a lo que podia verse con los ojos. A partir de dichas observaciones, Hierony- mus Fabricius (alrededor de 1574) sugirié que la poten- cia contréctil de un misculo residia en sus tendones fibrosos, no en su “carne”. Los anatomistas no descu- bricron la existencia de fibras musculares individuales hasta que el cientifico holandés Anton van Lecuwenho- ‘ek introdujo el microscopio (alrededor de 1660). Pero ccémo estas fibras se acortaban y creaban fuerza sigui6 siendo un misterio hasta mediados del siglo xx, cuando los intrincados trabajos de las protefnas musculares pu- dieron estudiarse con el microscopio electrénico, La aparicién de la fisiologia del esfuerzo La fisiologfa del esfuerzo es un, relativamente, recién Hegado al mundo de la ciencia. Antes de finales del siglo XIX, el principal objetivo de los fisidlogos era obtener i FISIOLOGIA DEL ESFUERZO Y DEL DEPORTE informacién de valor clinico. La reaccién del cuerpo al ejercicio casi no recibfa atencién alguna. Aunque el va- lor de la actividad fisica regular era bien conocido a me- ddiados del siglo xtx, la fisiologia de la actividad muscu- lar obtuvo poca atencién hasta la tiltima parte de dicho siglo. EI primer libro de texto publicado sobre fisiologia del esfuerzo fue escrito por Femand LaGrange en 1889, titulado Physiology of bodily exercise." Considerando la poca cantidad de investigaciones sobre el ejercicio que s¢ habjan llevado a cabo hasta aquel momento, resulta fascinante leer los relatos del autor sobre temas tales co- ‘mo “trabajo muscular”, “fatiga”, “habituacién al trabaj y la funcidn del cerebro en el ejercicio”.Este primer in- tento de explicar la reaccién del cuerpo al ejercicio esta- ba, en muchos sentidos, limitado a teorizar mucho de forma confusa y # pocos hechos. Aunque algunos con- ceptos bésicos de la bioquiimica del ejercicio estaban emergiendo por aquellos tiempos, LaGrange admitio con rapidez que muchos detalles estaban todavia en la fa- se de formacién. Por ejemplo, declaré que:*...la combus- tin vital (el metabolismo energético) se ha complicado ‘mucho tltimamente; podemos decir que es un poco con- fusa, y que es dificil hacer con pocas palabras un claro y conciso resumen de la misma. Es un capitulo de la fisio- logia que se esta reescribiendo, y no podemos en estos momentos formular nuestras conctusiones”."” Durante los tiltimos afios del siglo xrx, se propusie- ron muchas teorias para explicar la fuente de energia pa- ra la contraccién muscular. Se sabfa que los misculos ge- neraban mucho calor durante el ejercicio, por lo que algunas teorfas sugerian que este calor se usaba directa 0 indirectamente para hacer que las fibras musculares se acortasen. Después del cambio de siglo, Walter Fletcher y Sir Frederick Gowland Hopkins observaron una estre- cha relacién entre la acci6n muscular y la formacién de lactato.’ Esta observacién hizo comprender que la ener- efa para Ia accién muscular deriva de la descomposicién del glucdgeno muscular en dcido léctico (capitulo 4), aunque los detalles de esta reaccién siguieron siendo una inedgnita, Puesto que las demandas de energfa para la accién muscular son elevadas, este tejido sirvié como un mode- lo ideal para ayudar a desentrafar los misterios del me- tabolismo celular. En 1921, Archibald (A.V.) Hill (ver fi- INTRODUCCION & LA FISIOLOGIA DEL ESFUERZO Y DEL DEPORTE | (1) fue galardonado con el premio Nobel por sus ubrimientos sobre el metabolismo energético. guel momento, la bioquimica se hallaba en su infancia, que ganando reconocimiento con rapidez. por los uerzos investigadores de laureados con el premio hel, tales como Albert Szent Gorgyi, Otto Meyer- August Krogh y Hans Krebs, que estaban estudian- activamente el modo en que las células generaban nergta Aunque una gran parte de las investigaciones de se llevaron a cabo con misculos aislados de ranas, mbién dirigié algunos de los primeros estudios fisiol6- cos Sobre corredores. Dichos estudios fueron posibles r las contribuciones técnicas de John (JS.) Haldane, desarroll6 los métodos y el material necesarios para edir el uso de oxigeno durante el ejercicio. Estos y »sinvestigadores proporcionaron la estructura basica ‘Nuestra comprensiGn de la produccién de energia todo el cuerpo, que se convirtié en el centro de consi- ables investigaciones durante la mitad de este siglo, y c hoy se ha incorporado en sistemas basados en orde- ddores usados para medir el consumo de oxigeno en la ratorios de fisiologfa del esfuerzo, El Harvard Fatigue Laboratory Ningtin otro laboratorio ha tenido tanto impacto en el campo de la fisiologia del esfuerzo como el Harvard Fati gue Laboratory (HFL), fundado en 1927. La creacién de este laboratorio se atribuye a la inteligente planificacién del mundialmente famoso bioguimico Lawrence J. Hen- dderson, que reconocic la importancia del estudio de la fi siologia del movimiento humano con interés especial en los efectos de la tensién ambiental (tales como el calor y la altitud), Henderson no querfa dirigir el programa de in- mn personalmente, por lo que nombrd a un joven bioquimico de la universidad de Stanford, David Bruce DB) Dill (ver figura 0.2), como primer director. A pesar de su poca experiencia en fisiologia huma- na aplicada, el pensamiento creador y la habilidad de Dill para rodearse de cientificos jévenes y con talento cre6 un ambiente que sentarfa las bases de la moderna fisiologia del esfuerzo y det ambiente, Por ejemplo, el personal del HEL examin6 la fisiologia del esfuerzo de resistencia y describié las exigencias fisicas para tener éxito en eventos tales como las carreras de fondo. Algu- nas de las investigaciones més destacadas del HFL no se llevaron a cabo en el laboratorio, sino en el desierto de Nevada, en el delta del Mississippi y en la montafia Whi- te de California (3.962 m de altitud). Estos y otros estu. dios proporcionaron la base para futuras investigaciones sobre el rendimiento fisico y la fisiologta humana, En sus primeros afios, el HEL se concentré princi palmente en problemas generales del ejercicio, la nutri- ign y la salud. Por ejemplo, estudios sobre el ejercicio y Figura 0.1 bel de 1921 Archibald (A.V) Hill (1927), ganador del premio No- Figura 0.2 David Bruce Dill en Ha rard en la dcada de 1930, el envejecimiento fueron dirigidos por primera vez en 1939 por Sid Robinson (ver figura 0.3),un estudiante del HEL. Basiindose en sus estudios sobre sujetos de edades comprendidas entre 6 y 91 afios, Robinson describié el efecto del envejecimiento sobre la frecuencia cardiaca maxima y sobre el consumo de oxigeno. Pero con el ini cio de la segunda guerra mundial, el HFL tomé una di recciGn diferente. Henderson y Dill comprendieron cual era el potencial de contribucién del HFL al esfuerzo de guerra. Ells y otras personas que trabajaban en el HFL contribuyeron a la formacién de nuevos laboratorios pa: ra el ejército, la marina y para el cuerpo de ejército del aire, Publicaron asimismo las metodologias necesarias para la investigacién militar aplicable; esos métodos to- davfa estén en uso en todo el mundo. Figura 0.3. Sid Robinson (derecha) sobre la cinta ratory (1938), | LOGIA DEL ESFUERZO Y DEL DEPORTE Los actuales estudiantes de fisiologia del esfuerzo se asombrarian por la tecnologia empleada en los pr meros dias del HFL y el tiempo y Ia energfa dedicados a las primeras investigaciones. Lo que ahora se consigue en pocos segundos con la ayuda de ordenadores y de analizadotes autométicos exigfa dias de esfuerzo al per- sonal del HEL. Las mediciones del consumo de oxigeno durante el ejercicio, por ejemplo, requerian recoger muestras de aire espirado que eran analizadas en lo re- ferente al oxigeno y al di6xido de carbono usando un analizador quimico operado manualmente (ver figura 04). El andlisis de una sola muestra de 1 min de aire exigia de 20a 30 min de esfuerzo de una o varias perso- nas del laboratorio. Actualmente, estas mediciones se llevan a cabo casi instantdneamente, con poco esfuerzo sométrica en el Harvard Fatigue Labo: INTRODUCCION & LA FISIOLOGIA DEL ESFUERZO Y DEL DEPORTE por parte del personal del laboratorio. Hemos de maravillarnos ante la dedica- cidn de los pioneros del conocimiento Jel HEL. E] Harvard Fatigue Laboratory fue un centro intelectual que atrafa a fisid- 108 j6venes de muchos lugares. Inves- gadores de 15 paises trabajaron en el FL entre 1927 y su clausura en 1947, Muchos continuaron para desarrollar sus propios laboratorios y convertirse en guras destacadas internacionalmente la fisiologia del esfuerzo. De este ‘El Harvard ‘se convirtié en Ja meca de la fisiologia del esfuerzo a finales de os afios veinte hasta su cierre en 1947, Funda- do por el bioquimico L.J. Henderson y dirigido: por D.B. Dill, este laboratorio adiestré a Ia ma- > yoria de quienes se convirtieron en lideres ‘mundiales de la fisiologia del esfuerzo durante los aiios cincuenta y sesenta, La mayoria de los {isidlogos del esfuerzo contemporineo pueden buscar sus rafces en el Harvard Fatigue Labora- tory Figura 0.4 (a) Las prime- ras mediciones de las res ppuestas metabslicas al eer