Está en la página 1de 7

Células animales/vegetales:

Hoy día la célula se define como "la unidad viva más pequeña capaz de crecimiento
autónomo y reproducción, así como de utilizar sustancias alimenticias químicamente
diferentes de sí misma".

La teoría de que la célula es la unidad fundamental de toda materia viva es una de las ideas
unificadoras más importantes de la biología. Una célula sola es una entidad, aislada de otras
células por una pared, o membrana, que contiene en su interior diversas estructuras
subcelulares, algunas de las cuales se encuentran en todas las células y otras aparecen sólo
en ciertas células. Todas las células presentan ciertas características químicas en común,
tales como tener proteínas, ácidos nucleicos, lípidos y polisacáridos. Debido a que esos
componentes químicos son comunes a todo el mundo vivo se piensa que todas las células
descienden de algún antepasado común, de una célula primordial. Las células microbianas
muestran una variación de tamaño limitada, aunque grande. Algunas células microbianas son
mucho mayores que muchas células humanas. El protozoo unicelular Paramecium tiene 4800
veces el peso de un glóbulo rojo humano.

Si bien cada tipo de célula tiene una estructura y tamaño definidos, las células no deben
considerarse cuerpos inalterables: una célula es una unidad dinámica que constantemente
sufre cambios y sustituye sus partes. Incluso si no está creciendo, toma continuamente
materiales de su medio y los transforma en sustancia propia. A1 mismo tiempo, arroja
constantemente a su medio materiales celulares y productos de desecho. Una célula es, por
tanto, un sistema abierto siempre cambiante que permanece siempre el mismo.

Todas las células vivas son fundamentalmente semejantes. Están constituidas por el
protoplasma (del griego 'protos' -primario- y 'plasma' -formación-) que es un complejo
orgánico compuesto básicamente de proteínas, grasas y ácidos nucleicos; todas están
rodeadas por membranas limitantes o paredes celulares y todas poseen un núcleo o
sustancia nuclear equivalente.

Todos los sistemas biológicos tienen una serie de caracteres comunes: capacidad de
reproducción; capacidad de absorber sustancias nutritivas y metabolizarlas para obtener
energía y desarrollarse; capacidad de expulsar los productos de desecho; capacidad de
respuesta a los estímulos del medio externo; capacidad de mutación.

La célula es pues la unidad básica de la vida.

Basándonos en la organización de las estructuras celulares, todos las células vivientes


pueden ser divididas en dos grandes grupos: Procariotas y Eucariotas (también hay quien
escribe prokariota y eukariota). Animales, plantas, hongos, protozoos y algas, todos poseen
células de tipo Eucariota. Sólo las bacterias (Eubacterias y Archaebacterias) tienen células de
tipo Procariota.
La célula procariota

La palabra procariota viene del griego ('pro' = previo a, 'karyon = núcleo) y significa pre-
núcleo. Los miembros del mundo procariota constituyen un grupo heterogéneo de
organismos unicelulares muy pequeños, incluyendo a las eubacterias (donde se encuentran
la mayoría de las
bacterias) y las
archaeas
(archaeabacteria).

Una típica célula


procariota está
constituida por las
siguientes estructuras
principales: pared
celular, membrana
citoplasmática,
ribosomas,
inclusiones y
nucleoide.

Las células
procariotas son
generalmente mucho
más pequeñas y más
simples que las
Eucariotas.

La célula eucariota

El término eucariota hace referencia a núcleo verdadero (del griego: 'eu' = buen, 'karyon =
núcleo). Los organismos eucariotas incluyen algas, protozoos, hongos, plantas superiores, y
animales. Este grupo de organismos posee un aparato mitótico, que son estructuras
celulares que participan de un tipo de división nuclear denominada mitosis; tal como
innumeras organelas responsables de funciones específicas, incluyendo mitocondrias, retículo
endoplasmático, y cloroplastos.

La célula eucariota es típicamente mayor y estructuralmente más compleja que la célula


procariota.

Algunas diferencias estructurales

Pared celular

En los prokariotas es una estructura rígida que envuelve la membrana citoplasmática,


responsable de la forma de la célula y de su protección contra la lisis osmótica.
bacterias Gram-positivas: la pared celular de esas bacterias está compuesta de muchas
capas de una macromolécula denominada peptidoglicano (disacáridos ligados a polipéptidos)
y ácidos teicóicos (constituídos por alcohol y fosfato).
bacterias Gram-negativas: la pared celular está representada por una fina capa de
peptidoglicano situada en medio de dos capas lipoprotéicas. la capa externa además de
lipoproteínas, tiene lipopolisacáridos y fosfolípidos.
Los procariotas pueden presentar estructuras externas en la pared celular. Las células
bacterianas pueden contener: glicocálix, un polímero gelatinoso compuesto por polisacáridos
y/o polipéptidos (cápsula); flagelo, un largo filamento responsable de la movilidad celular;
filamentos axiales (endoflagelo); fímbrias, que son filamentos menores y más finos que los
flagelos, cuya principal función es la adherencia; y Pili, más largos que las fimbrias y en
número de uno o dos.

Muchas células eucariotas poseen pared celular, aunque sean más simples que las de las
células procariotas. la pared celular de las algas y de las plantas están constituidas
principalmente por celulosa; la de los hongos por celulosa y principalmente quitina; la de las
levaduras por polisacáridos. En las células eucariotas de los animales la membrana
plasmática se encuentra recubierta por una capa de glicocálix (substancia que contiene
carbohidratos).

membrana citoplasmática

La membrana citoplasmática de las células procariotas y eucariotas presenta gran similitud


en cuanto a función y estructura básica. Funciona como una barrera de permeabilidad,
separando el lado de dentro del lado de fuera de la célula. Está constituida por una capa
doble de fosfolípidos y proteínas, las cuales pueden estar organizadas de diferentes formas.

En los Eucariotas la membrana contiene carbohidratos que poseen la función de sitios


receptores, y esteroless, que impiden la lisis osmótica. Muchos tipos de células eucariotas
poseen flagelos y cílios en la membrana plasmática. Esas estructuras son utilizadas para la
locomoción o para mover substancias a lo largo de la superficie celular.

ribosomas

En los prokariotas son pequeñas partículas formadas por proteínas y ácido ribonucléico
(ARN), funcionando como lugar de síntesis protéica. Una simple célula procariota puede
poseer cerca de 10.000 ribosomas, confiriendo al citoplasma una apariencia granular.

En los eukariotas son mayores y más densos que los de los procariotas, y se encuentran
ligados a la superficie del retículo endoplasmático rugoso y libres en el citoplasma de la
célula. Como en los procariotas constituyen el lugar de la síntesis protéica.

región nuclear

La región nuclear de una célula procariota difiere significativamente de la de una célula


eucariota. el área nuclear, denominada nucleoide, de una célula bacteriana tiene una única
molécula larga y circular de DNA doble, el cromosoma bacteriano, que contiene todas las
informaciones necesarias para el funcionamiento y estructuración celular. El cromosoma
procariótico está ligado a la membrana plasmática, no contiene histonas, y no se encuentra
rodeado por una membrana nuclear.

Las bacterias pueden contener además del cromosoma, moléculas de DNA doble pequeñas y
circulares, denominadas plásmidos. Esas moléculas son elementos genéticos
extracromosómicos, no esenciales para la supervivencia bacteriana, y poseen mecanismos
de replicación independientes del DNA cromosómico. La ventaja de poseer un plásmido es
que puede contener genes de resistencia a los antibióticos, tolerancia a los metales tóxicos,
síntesis de enzimas, etc.

La diferencia clave con la célula eucariota, es la presencia de un núcleo verdadero en esta


última. La región nuclear de los Eucariotas está envuelta por una membrana nuclear,
separando el citoplasma del núcleo.

Este núcleo es generalmente la mayor estructura celular, con forma esférica u oval, y está
envuelto por una membrana doble denominada membrana nuclear, que contiene en su
interior moléculas de ADN organizadas en cromosomas, que contienen todas la información
hereditaria.

La membrana nuclear es estructuralmente semejante a la membrana plasmática, está


conectada al retículo endoplasmático, y posee poros nucleares que permiten la entrada y
salida de substancias.

Los pasos clave de la información biológica, replicación de ADN y síntesis de ARN, suceden
en el núcleo. El ARN ribosómico es producido por uno o más cuerpos esféricos denominados
nucléolos.

Las células eucariotas apenas poseen organelas, que son estructuras especializadas,
representadas por el núcleo, retículo endoplasmático, complejo de Golgi, mitocóndria,
cloroplastos, lisosomos y centríolos.

Organelos Función
El “cerebro” de una célula; el núcleo de
una célula dirige las actividades de las
Núcleo
células y contiene material genético
llamado cromosomas, hecho de DNA.
Mitocondria Produce energía de los alimentos
Ribosomas Produce proteínas
Aparato de Golgi Produce, procesa y almacena proteínas
Contiene enzimas digestivas que
Lisosomas
ayudan a degradar el material ingerido
Retículo Conocido como la "autopista
endoplasmático intracelular", transporta todo tipo de
(ER) materiales alrededor de la célula.
De almacenamiento, usualmente las
vacuolas contienen agua o alimento.
Vacuolas
(¿Tiene sed?. ¡Es posible que sus
vacuolas necesiten un poco de agua!)
Las células vegetales también tienen:
Usan luz para crear alimentos a través
Cloroplastos
de la fotosíntesis
Pared celular De apoyo