Está en la página 1de 1

Ojos miradme

Debajo de tus pestaas


Brillan dos grandes luceros
Que por negros y hechiceros
Me estn robando la calma
Por ellos que amar provoca
No solo mi vida diera
Nia hermosa quien pudiera
Besarlos con ansia loca
Tu belleza que no engaa
Que transforma y embelesa
Tiene la frescura impresa
Del arroyo en la montaa
Ojos miradme dios mo
No importa que sean fatales
Y que como dos puales
Desgarren el pecho mo