P. 1
Anatomia_Dental_-_Esponda_Vila

Anatomia_Dental_-_Esponda_Vila

4.92

|Views: 255.065|Likes:
Publicado porGlendys172

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Glendys172 on Apr 25, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/13/2015

pdf

text

original

Máximo. . . .

Mínimo

Promedio. . .

LONGITUD

Total

Corona

26.0

16.0

22.0

10.5

7.0

9.0

Raíz

16.0

8.0

13.0

ANCHURA

Corona

Raíz

7.5

5.0

6.2

Flecha de
la curva de la
Corona escotadura
grosor

cervical

5.5

4.0

4.4

7.5

5.0

6.0

4.5

2.0

2.8

El diámetro mesiodistal es la 20a. parte de la distancia intercigomá-
tica. Principia la calcificación de la corona alrededor de los 10 o 12 meses,
aproximadamente 8 meses después que el incisivo central, y termina a los
4 o 5 años. La erupción se realiza de los 8 a los 9 años. Termina de cal-
cificarse la raíz entre los 10 y 11 años (Fig. 77).

* La diferencia en los resultados no es error aritmético. Los promedios se tomaron direc-
tamente de los especímenes catalogados.

138

RAFAEL ESPONDA VILA

El incisivo lateral superior es casi de la misma longitud que el central,
pero de dos quintos a un tercio más angosto en la corona y en la raíz; por
lo que tiene una figura más esbelta o alargada. La corona puede ser más
corta que la del incisivo central, pero de raíz un poco más larga (véase
tablas de medidas, páginas 117 y 137 (Fig. 78).

Fig. 78. Comparación del incisivo central y el lateral superior derechos. En
el dibujo se ve un agujero en el tercio cervico mesial, del lateral. Nótese
en el dibujo el borde incisal en forma de número tres

Es frecuente la falta congénita de este diente ya sea derecho o izquierdo
y más común la de ambos. Se ha tratado de explicar el motivo de esta
anomalía tomando en cuenta la posición que guarda su folículo en el ma-
xilar. Esta posición coincide con la unión del hueso premaxilar con el resto
del hueso; al realizarse la unión de la ranura que une los dos huesos por
calcificación normal, puede afectar el saco dentario, comprimiéndolo e
impidiendo su desarrollo. También puede atribuirse la anodoncia a causas
de herencia (Fig. 80). Existen casos en que el folículo no se desarrolla, y
otros en que se divide y da lugar a dos dientes deformes que se apiñan
en el lugar de un lateral, desfigurando la estética.
Cuando en el arco dentario falta el lateral, ocupa su lugar el homónimo
de la primera dentición, perdurando por mucho tiempo, o puede ocupar

ANATOMÍA DENTAL

139

este lugar el canino por medio de un movimiento de migración hacia
mesial, provocando la correspondiente deformación del arco y desfigurando
la línea incisal de los anteriores superiores, o sea la línea estética de la
sonrisa (Fig. 59).

Este diente, como el incisivo central inferior y los terceros molares,
tienden a desaparecer del género humano, por acomodamiento de la fun-
ción masticatoria al no existir mucho trabajo para ellos. Así se explica su
inconstancia en número y forma y sus muchas anomalías anatómicas, tales
como enanismo, forma de escama, forma de punzón, etc. Se le describirá
corona, cuello y raíz.

Fig. 79. Los contornos de co-

Fig. 80. Radiografía de un niño con la-

rona y raíz son diferentes en

bio leporino bilateral, en donde se obser-

ambos dientes. El lateral por

va la ranura entre el hueso premaxilar y

dentro y el central por fuera

el resto del hueso que se encuentra en
la posición correspondiente al incisivo
lateral

CORONA

En la descripción de la morfología de los dientes sólo se toma en cuenta
las constantes, consideradas éstas en su mayor porcentaje; eliminando por lo
tanto, irregularidades, inconstancias y toda clase de anomalías.
La forma de la corona, así como la posición de los lóbulos de creci-
miento, son iguales o muy semejantes a la del incisivo central. Las dife-
rencias que existen son debidas a su distinto tamaño.

140

RAFAEL ESPONDA VILA

La dimensión coronaria mesiodistal es igual a la labiolingual. Recuérde-
se que el incisivo central tiene mayor diámetro mesiodistal que labiolingual.
Cuando los lóbulos mesial y distal no se desarrollan, dan a la corona
forma conoide, porque se produce enrollamiento de los bordes o crestas
marginales hacia el centro de la cara lingual, deformando el cíngulo y
dando lugar a una falla del esmalte que se presenta en forma de agujero,
motivo peligroso para la iniciación de caries (Fig. 81).
Se le estudian cuatro caras o superficies axiales: labial, lingual, mesial
y distal, así como el borde incisal y el plano cervical que imaginariamente
pasa por el cuello.

Fig. 81. Dibujo que ilustra la forma que llega a to-
mar el lateral por falta de desarrollo de los lóbulos
mesial y distal

Cara labial

La cara o superficie labial tiene forma trapezoidal, con tendencia a
hacerse triangular. Sus características son muy semejantes a las del incisivo
central, pero de dimensiones más reducidas, lo que provoca mayor convexi-
dad en la superficie, sobre todo en su diámetro mesiodistal.
Las líneas de unión de los lóbulos, que en el incisivo central son muy
marcadas, en el incisivo lateral sólo es notable la que está entre el lóbulo
central y el mesial, en tanto que la correspondiente al distal se encuentra
perdida o poco señalada (Fig. 79).

ANATOMÍA DENTAL

141

De los tres lóbulos labiales, el central es más prominente en ancho y
largo, y en proporción es más grande que el lóbulo central del incisivo
central superior; los lóbulos mesial y distal son aparentemente iguales, siendo
el mesial un poco mayor.
La superficie o cara labial del incisivo lateral se angosta a medida
que se acerca al tercio cervical, provocando una fuerte convexidad en esta
parte, ya que el diente es más estrecho mesiodistalmente (Figs. 78 y 79).
Con frecuencia se encuentra un punto en el perfil mesial de la cara
labial cerca de cervical, que presenta una falla del esmalte en forma de
agujero. Este puede ser peligroso porque provoca lesión cariosa en el es-
pacio interdentario del tercio cervicomesial de la cara labial, la que en
ocasiones llega a afectar al incisivo central en el tercio labiodistocervical a
través del espacio interdentario.
Los periquimatos son menos marcados en este diente y tienen la misma
función ya señalada. Los tercios medio e incisal de la cara labial presentan
una superficie ligeramente convexa tanto en sentido longitudinal como
mesiodistal. El tercio cervical es francamente convexo. Se le estudian cua-
tro perfiles o lados a esta cara labial: incisal, cervical, mesial y distal.
Perfil incisal. Angulo lineal labioincisal, visto desde labial. Contornea
los tres mamelones del borde incisal, los que se pierden por el desgaste
que sufre con la masticación. Su orientación mesiodistal es ligeramente
oblicua de incisal a cervical, más exagerada y corta que en el diente central.
El surco o línea de desarrollo está más señalado en mesial porque el ló-
bulo mesial está mejor definido que el distal. En este caso la línea incisal
señala un surco en vez de dos, dándole al contorno del borde la apariencia
de un número tres. La curva más pequeña de este contorno es la que
corresponde al lóbulo mesial (ver Fig. 78).
El perfil incisal forma un ángulo con el lado mesial, más agudo que el
similar del incisivo central, y el ángulo que forma con el distal es más
obtuso o más romo.
Perfil cervical. Angulo lineal labiocervical visto desde la cara labial,
es curvo con radio hacia incisal, más cerrado y más corto que el del
incisivo central; limita el contorno del esmalte en esta porción de la corona;
se une al lado mesial y al lado distal formando ángulos romos. Se debe
recordar que el incisivo lateral tiene menores diámetros en todos sentidos
que el incisivo central y en la región cervical es todavía más reducida me-
siodistalmente. Esta reducción es la causa de que la superficie labial en este
tercio sea más convexa (Fig. 78).
Perfil mesial. Angulo lineal labiomesial visto desde la cara labial. Se
dirige de cervical a incisal, no es línea completamente recta, hace una
pequeña y tenue ondulación en el tercio cervical, que produce una curva
de radio hacia mesial, para luego descender en forma recta y hacer de nuevo
una curva hacia distal, a la altura del tercio medio e incisal y llega al

142

RAFAEL ESPONDA VILA

borde del diente, con cuyo perfil forma ángulo más agudo, si se compara
con el que forma en el mismo lado el incisivo central. En conjunto esta
línea angular es semejante a una letra S alargada (Fig. 78).
Perfil distal. Angulo lineal labiodistal visto desde labial; más corto que
el lado mesial; viene de cervical a incisal. En el tercio cervical hace una
curva de radio hacia distal, corresponde a la hondonada distal que unida
a la hondonada mesial, concurre a estrechar mesiodistalmente el diente
(Fig. 78). Al continuar esta línea con dirección incisal hace curva en
forma de S alargada, un poco más señalada que en el incisivo central.
Al unirse con el perfil incisal forma ángulo obtuso, más pronunciado que
el del incisivo central en el mismo punto.

Fig. 82. a) Aspecto lingual del incisivo lateral superior derecho; b) Se
observa la cara lingual con una fisonomía que permite ver el agujero ciego

Cara lingual

En igual forma que el incisivo central, el lateral la tiene más pequeña
que la cara labial. Su proyección es de forma trapezoide, pero a veces
da idea de triangular, con base incisal y vértice en el cíngulo. La fosa
central es más reducida en proporción armoniosa al tamaño del diente.

ANATOMÍA DENTAL

143

En el surco que forma la línea de crecimiento, entre el cuarto lóbulo
o cíngulo y los otros lóbulos labiales, se encuentra frecuentemente un agu-
jero debido a falla del esmalte. Se le llama agujero ciego y suele ser motivo
de caries, circunstancia que puede ser de mucho peligro por la proximidad
que tiene con la pulpa (Fig. 82).
Siendo el incisivo lateral superior el más afectado por las anomalías
de forma y número, es en la cara lingual donde se observan con más
frecuencia éstas; los lóbulos mesial y distal se distorsionan, dando idea de
una lámina de cartón enrollada sobre sí misma en los extremos. Las crestas
marginales engrosan en tal forma que llegan a tocarse entre sí, cerrando
el espacio de la fosa central, la que se convierte en un surco profundo y
muchas veces con una fisura en el fondo, provocada por rotura del es-

-alte (Fig. 81).

Cuando el cuarto lóbulo, que forma el cíngulo, no se desarrolla suficien-
temente, hace muy ostensible el agujero ciego en el fondo de la fosa
lingual. Si los lóbulos mesial y distal son cortos en su evolución, el diente
adquiere forma de punzón y muchas veces con falla del esmalte en el
borde incisal. En estos casos la cara lingual es la más afectada y sus defor-
maciones exponen su integridad al ataque de caries.
En casos normales se le estudian cuatro perfiles o lados, los que corres-
ponden a los cuatro ángulos lineales que forman con las caras o superficies
colindantes: incisal, cervical, mesial y distal.
Perfil incisal. Angulo lineal linguoincisal que constituye la base del
triángulo, cuya forma tiene la cara lingual; contornea los tres mamelones
del borde incisal; en igual forma se describió el incisivo central superior.
Su dimensión es una tercera parte más pequeña que aquél y forma ángulo
agudo con mesial y obtuso con distal. Las medidas angulares son más
amplias en el incisivo lateral que en el incisivo central. Esto quiere decir
que el ángulo agudo es más agudo y el obtuso es también más abierto.
Perfil cervical. Angulo lineal linguocervical muy semejante al del incisivo
central, pero mucho más corto. Es curvo, con radio hacia incisal. Esta
curva es tan reducida que se ha considerado la punta o ángulo más agudo
del triángulo isósceles, cuya forma tiene a veces la cara lingual. Delimita
el borde del esmalte y conforma el cuello anatómico en esta tan reducida
porción de la corona (Fig. 82).
Perfil mesial. Anguio lineal linguomesial visto desde lingual. Está loca-
lizado en la cresta marginal mesial. Viene de cervical a incisal, en cuyos
extremos forma ángulo obtuso y agudo, respectivamente. Se debe recordar
siempre la descripción del mismo perfil en el incisivo central superior
(Figs. 82 y 67).

Perfil distal. Angulo lineal linguodistal visto desde lingual. Más corto y
curvo que el mesial, situado por fuera de la cresta marginal distal. Forma
ángulo obtuso tanto con el perfil cervical, como con el perfil incisal.

144

RAFAEL ESPONDA VILA

Fig. 83. Aspecto mesial de un incisivo lateral derecho. En el dibujo,
se observa la zona de contacto, así como el desgaste en el borde in-
cisal, señalado por la línea oblicua. También se observa un punto
o agujero en el ángulo lineal mesiolabial, tercio cervical, que como
falla de la unión de los lóbulos mesial y central se encuentra con
frecuencia el incisivo lateral. La línea punteada externa marca los
perfiles de la mesial. La línea punteada interna marca una de-
presión en cervical. El área rayada es la zona de contacto, y su po-
sible ampliación es el óvalo que la circunda

Cara mesial

Comparando siempre con el incisivo central, esta superficie resulta más
pequeña en el incisivo lateral, aunque ambas sean muy semejantes en sus
contornos. Su forma es triangular con base cervical; por lo tanto, se des-
criben tres lados y el vértice que corresponde al borde cortante del diente;
puede considerarse a este vértice un tamaño suficientemente grande para
ser un cuarto lado y entonces a la superficie o cara mesial se le describe
como un trapezoide, lo cual sucede en los dientes muy gastados del borde
incisal. En la base del triángulo o sea en la región cervical, existe una
pequeña depresión que es muy caracetrística de este diente. Los lados o
perfiles que se describieron en el incisivo central superior en su cara mesial,

ANATOMÍA DENTAL

145

son los mismos que en el incisivo lateral, esto es: incisal, cervical, labial
y lingual (Fig. 83).
Perfil incisal. Angulo lineal mesioincisal visto desde mesial. Contornea
el mamelón mesial del borde incisal cuando el diente es nuevo, y es recto si
ha sufrido desgaste. Se dirige de labial a lingual, formando un ángulo agudo
y uno obtuso, respectivamente (Fig. 83).
Perfil cervical. Angulo lineal mesiocervical visto desde mesial. Delimita
la escotadura mesial donde termina el esmalte en el cuello anatómico. Su
dimensión es más reducida que en el incisivo central. Forma ángulos agudos
con los lados labial y lingual. En toda la región cervical de la cara mesial
existe una depresión.
Perfil labial. Angulo lineal mesiolabial, ya descrito desde su proyección
labial, visto ahora desde mesial; forma curva interna hacia lingual.
Se debe recordar que con frecuencia, en el tercio cervical de esta línea,
se encuentra una falla del esmalte en forma de agujero, que puede ser
peligrosa por ser motivo de caries (Fig. 83). Forma ángulos con los lados
cervical e incisal.

Perfil lingual. Angulo lineal mesiolingual visto desde mesial, ya descrito
desde lingual. Línea ondulada que cambia de dirección en forma de S
alargada (se ve mejor en el diente izq.), contornea la figura desde el cíngulo
hasta la cresta marginal y limita mesialmente la fosa lingual. Forma ángulo
agudo con el lado cervical y obtuso con el lado incisal.

Cara distal

Tiene forma parecida a la del incisivo central; es más convexa por ser
de menor tamaño. Como sucede con las otras caras del incisivo lateral; su
pequeña dimensión exagera sus contornos y convexidad. La proyección
de su figura es triangular con base cervical. Se le estudian cuatro lados o
perfiles como en el caso de la cara mesial: incisal, cervical, labial y lin-
gual (Fig. 84).

Perfil incisal. Angulo lineal distoincisal, corresponde al vértice del trián-
gulo cuya forma tiene la cara distal. Como debe suponerse, es muy pequeño,
ya que sólo contornea el mamelón distal del borde incisal. Cuando existe
desgaste del borde, el perfil se torna recto, como sucede con la cara mesial;
igualmente ocurre en el incisivo central.
Perfil cervical. Angulo lineal distocervical, más corto que el símil de la
cara mesial, también contornea la escotadura distal en el límite de la corona
anatómica, donde finaliza el esmalte. Esta escotadura es menos exagerada
que en la cara mesial. La línea es curva con radio hacia apical, y forma
ángulos agudos con los lados labial y lingual.
Perfil labial. Angulo lineal distolabial, ya descrito desde la proyección
labial, ahora visto desde distal, es de curva regular y constante, dirigida

146

RAFAEL ESPONDA VILA

Fig. 84. Aspecto distal de un incisivo lateral superior derecho. En el di-
bujo, se observa la cara distal con la zona de contacto y la línea recta de-
fine el desgaste en el borde incisal

de cervical a incisal; con radio hacia lingual; hace ángulos agudos con el
perfil cervical y con el incisal.
Perfil lingual. Angulo lineal distolingual ya descrito visto por lingual;
ahora se verá desde distal. Como en la cara mesial, forma ondulación en
forma de S contorneando el perfil del cíngulo; en seguida marca la cresta
marginal hasta llegar al borde incisal, con el que forma ángulo obtuso.

Fig. 85. Aspecto del borde in-
cisal del incisivo lateral superior
derecho (véase figura 4)

ANATOMÍA DENTAL

147

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->