Está en la página 1de 94
Este libro est dedicado a las almas que, después de la muerte, atin no han encontrado el camino a casa. Los angeles que ayudan a regresar a la Luz nos ruegan encarecidamente a nosotros, los hombres, que colabore- ‘mos con ellos, ya que estas almas “abandonadas” entre fo terreno y la Luz sienten més inclinacién a escucharnos a nosotros —al estar encarnados en un cuerpo, con el cual ‘también ellas atin mantienen un vincuio— que a escuchar a seres puramente espirituales como los éngeles. No es dificil ayudarlos e indicarles el camino de re- greso a la Luz. Rhea Powers, que fo ha hecho en repetidas oportunidades, ha anotado en este libro testimonios con- movedores de vinculos humanos y su solucio La autora denomina clearing (“desapegar", “liberar”) a esta parte de su trabajo, que ya ha brindado ayuda a tantos seres humanos y a la Tierra como unidad. Porque todo el planeta esté rodeado de estos seres, que literalmente le presionan el pecho y no fo dejan respirar libremente. La Tierra corre peligro de ahogarse. Nuestra renaciente consciencia de la Tierra como ser viviente y nuestra responsabilidad por ella —y por ende Por nosotros mismos— deberia convertir a esta obra de caridad, que puede ser realizada por cualquiera de no- sotros, en un mandamiento. Rhea y los angeles del regreso nos indican cémo rea- izarlo. Se necesita mucho amor y un poco de sabiduria. yudemos a aquellos que fueron parientes cercanos 0 amigos a regresar ahora a la Luz... ‘0764 A ISBN 950-739-250. JINN eS ‘ERREPAR UN NUEVO CONCEPTO EDITORIAL | | (© 1999 Rhea Powers Titulo origina: Traducclén: Catal Disefo de tapa: Emesto Spezzatune Derecios axclusivos de edicién en castellano reservados para todo el mundo: D.R, © ERREPAR S.A, Avda. San Juan 860 - Republica Tel: 27-4904 - 27-5142 - Fax: ( ‘904-8951 - (541) 904-9541 ISBN 950-739-2505, (Queda hecho el depésito que marca ta ley 11723, Impreso y hecho en Argentina Printed in Argentina Ninguna pane dle esta publicacin, Este libro esta dedicado a los maestros de la Luz, estén encarnados o no en el presente. soatsy sodrono sns anbuny ‘ooisy odian> ordosd ns ueqry ~Igey zaa eungie anb saras sono & uazouayred sapepreuos asad seo se39q ‘UOLRYUR [ap OHYap opuataia seperedas sejeaz Sapepquap! owoo ‘sepepyeuoszadqns sepeuey }se se] ap eora0e Jeuo‘odo upisuardunos eun souruodxy, -(oxdaoas) ugenyue odiano jap onep opuDyqey SaqUATATA S9128 SOTO v USIU -ayied anb sapeprfeuosiad seo wos pepyear ua ‘seaneu ~zajye sapeprjeuosiad sayuarede se] ap sowrsnueysodwo> 0369 anb ap esturard e| equasaid ogy] aisq seynopaed ua poig o Buia} Un U9 23209 ap vauT 0 oanboyg un oywaRUIaI> ns ajuemp auoy edround pepyeuosied ej anb ap oydao -woo Te $2004 B eBoyar as [AUEsUT opuaRUeHOduIoD un ‘ord -urale sod ‘Tap sq -soo1Sojon1sd soanboig ap seroquits souopeysayue uos sepeuo!oess sapeptfeuosiad se1S9 ‘anb aumse ag sendod exryezayy] eypnut ap ews} Opis ey euosiad ejos vun ap odiano jap onuap wiqey anb eaneU -sayje peprjeuosred o pepyfeuostadqns e] op euro} TH ‘PEP euosradgns eun owsoo ejen a6 aywauperaue’ ‘uNUTOD 09 uvozisd ojvaturesuad [a ug “oyuarueyoduzoo ns & sap -myyoe ‘sauopoe sns euraigo8 anb ef $9 eAHeUTDHTE PeplT -euosiad ayuazede esa anb sey ue souorseoo Aepy “Teryqey ef ap eyMsIp pepreuosiad eo wey s920A v asTEZTISOP_ uaoaied anb seuosiad e sa0u0o ny ‘sap so ‘eum ap spul yas ueyuarede sa20u0> 1 anb seuossod se] ap sey, NOIDONGOULN] - VIND “quiosiyy enpud> ‘ounute> a} -s9 ua eSnue nu v A “Summued aug ensoeu ne e aIziaM, uysuny £ yng ‘sofny stu e se09pexZe oramb upiquiey, ‘faxoy 10d seypay, uorony seduosuen souorsas $e] ap $04x—} Sol B OyUN! SIs9} -ugied anua sauopejaoe se] ‘o1qy[aysa ap o}LDSnueUT [ap A sequp sej ap upiodynsuen e] ua odode ns & soure ns soc quie] asyneyy & ajuaurepunyoid xes9perBe O10}, PURI OF -aueduro> oppure £ 10s tur uo ‘edomg ua £ sopmun sop -249q So] ud sejeryindsa soxopeues ered soyuaruteuanUS opuapey X sodna8 opuar8ip £oys0 ‘ayuawrengiqeH{ svaMoa vars “ 0 HEA POWERS desaparecieron, ellos continuaron manifestando sus per- sonalidades y frecuentemente su comportamiento a tra- vés del vehiculo que es el anfitrién. Juzgando desde un punto de vista externo, lo que aparece simplemente es que el anfitri6n tiene aspectos en su crecimiento que no estén totalmente integrados 0 desarrollados. Nuestra pre- misa y nuestras observaciones y evidencia se basan en el Conocimiento de que las almas no mueren y que es posi- ble para ellas entrar y mantener una identidad dentro de otro cuerpo viviente, después de que sus propios cuerpos hayan muerto. No estamos hablando del concepto clasico de la pose- sién por demonios o diablos. Nos referimos al fenémeno de seres que, por una vatiedad de razones, mantienen su identidad con la estructura de su personalidad fisica, mas dela existencia de su cuerpo fisico. Ante la necesidad de mantener su identidad, muchas veces habitan el cuer- po viviente de otro individuo. Este modo indirecto de prolongar su identidad individual causa angustia y difi- cultades en Ja persona que est soportando esa persisten- cia en aferrarse a su identidad fisica, més alld de la vida de sus propios cuerpos fisicos. Este libro se ofrece como un punto de vista alternativo y podria tener aplicacién en los variados niveles del fendmeno que se titula esquizo- frenia. Ofrecemos las observaciones en este volumen co- mo una posibilidad y un método terapéutico de tratar con un fenémeno antiguo: “A veces no me reconozco.” “A veces siento que no te reconozco.” “Una parte ‘mia’ aparentemente quiere una cosa y otra parte mia se opo- ne.” Durante muchos siglos, los seres han experimentado grandes divisiones dentro de ellos mismos; es posible que estas divisiones sean reales y que representen la presencia verdadera de mas de una entidad dentro de un cuerpo. Este libro fue escrito a partir de la convicci6n de que el mal existe Gnicamente en la mente del que lo percibe, y que todo lo que hay en e] Universo es Dios y la multifacéti- HAGALA LUZ, 1 ca expresi6n de divinidad. Por lo tanto, queremos enfatizar que no estamos hablando de una victima inocente poseida por los demonios. Estamos hablando de la posibilidad de que los seres se aferran a la vida después que mueren, ha- bitando en la conciencia de una persona que vive, frecuen- temente causando estrés y enfermedades emocionales o fi- sicas. Estas entidades pueden ser sanadas y liberadas, lo- grando una curacién, liberacién e integracién personal pa- a el, habitualmente, inconsciente anfitrién. El proceso es sencillo y los beneficios para todos, por lo general, son dra- miéticos. Ofrecemos la informacién y téenicas en este libro para una més amplia comprensién de los aspectos mulltidi- mensionales de ser un ser humano. Partes de este libro son canalizaciones y otras partes son observaciones y estudios de casos, realizados por la au- tora, Se los ofrecemos como una posible explicacién para la situacién angustiante que, normalmente, se considera como subpersonalidad. Es una técnica sanadora de la Nueva Era. Esos seres que dejaron sus cuerpos fisicos sin abando- nar su conexién con la identidad y personalidad que ha- bitaban dentro de la manifestacién-fisica, muchas veces estan atrapados en el nivel fisico porque no han aceptado su muerte fisica. Las razones de esta falta de aceptacién son variadas. Algunos seres no se dan cuenta de que mu- rieron. Otros, sabiendo que murieron, temen tanto des- plazarse hacia la Luz y volver al océano de la consciencia de Dios, que contintian aferrandose a la realidad fisica y se esconden. Otros sienten ira hacia Dios, por su muerte y no reconocen la manera 0 el justo tiempo de la eleccién divina de la muerte fisica. Estos seres cargan con el enojo en con frecuencia se identifi- y resentimiento como si fueran suyos. Por cualquiera de las circunstancias men- cionadas, el anfitrién queda confundido y con emociones y actitudes que no se pueden rastrear dentro de su desa- rrollo psicol6gico personal. Las entidades necesitan apo-