Está en la página 1de 2

LA RESURRECCIN

La resurreccin es la esperanza del cristianismo. "Yo s que mi redentor vive, y al fin se


levantar sobre el polvo; y despus de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios; al
cual ver por m mismo y mis ojos le vern y no otro, aunque mi corazn desfallece dentro de
m" (Job 19:25-27).
"En cuanto a m ver tu rostro en justicia; estar satisfecho cuando despierte a tu
semejanza" (Salmo 17:15).
Lo dijo Jess: "Yo soy la resurreccin y la vida; el que cree en m aunque est muerto
vivir" (Juan 11:25).
"Pero que ahora ha sido manifestado por la aparicin de nuestro Seor Jesucristo, el cual
quit la muerte y sac a la luz la vida y la inmortalidad por el evangelio" (2 Timoteo 1:10).
DE JESUCRISTO: La resurreccin de Jesucristo marca la esperanza del cristianismo.
Vindolo antes, habl de la resurreccin de Cristo que su alma no fue dejada en el hades ni su
carne vio corrupcin (Hechos 2:31, lase Hechos 4:2, 1 Corintios 15:1-20).
DE LOS JUSTOS: La resurreccin de los justos es la promesa de Dios a travs de los
patriarcas, profetas, del Seor y de los apstoles, como la culminacin de la carrera
cristiana. "Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra sern despertados, unos para
vida eterna y otros para vergenza y confusin perpetua"(Daniel 12:2). "Porque as como en
Adn todos mueren, tambin en Cristo todos sern vivificados" (1 Corintios 15:21). "Pero los
otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil aos. Esta es la primera
resurreccin. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurreccin, la segunda
muerte no tiene potestad sobre estos, sino que sern sacerdotes de Dios y de Cristo, y
reinarn con l mil aos" (Apocalipsis 20:5-6).
DE LOS INJUSTOS: Dios har resurreccin de los injustos, para traerlos a juicio ante el trono
blanco. "Por cuanto ha establecido un da en el cual juzgar al mundo con justicia, por aquel
varn a quien design, dando fe a todos con haberlo levantado de los muertos" (Hechos
17:31). "No os maravillis de esto; porque vendr hora cuando todos los que estn en el
sepulcro oirn su voz; y los que hicieron lo bueno saldrn a resurreccin de vida; los que
hicieron lo malo, a resurreccin de condenacin" (Juan 5:28).

"Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en el, de delante del cual huyeron la tierra y
el cielo y ningn lugar se encontr para ellos y el que no se hall inscrito en el libro de la vida
ser lanzado en el lago de fuego" (Apocalipsis 20:11-15).