Está en la página 1de 1

ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN SOCIOECONÓMICA DE ESPAÑA

España es a la fecha uno de los países europeos que con mayor fuerza enfrenta el
problema del desempleo. A pesar de su larga tradición cultural cada día son más las
personas que pierden el empleo o que se les imposibilita obtener el primero, pese a la gran
preparación académica que puedan tener.
Analizar la situación nos lleva a identificar dos factores que pueden ser considerados
verdaderas causas de este problema:
En primer lugar cabe destacar la falta de innovación. Las personas en su momento
fueron contratadas en función del valor que representaba para la empresa el conocimiento
que ofertaban, sin embargo, este conocimiento tuvo los límites propios del tiempo y del
desarrollo humano, que innegablemente corren de la mano. De forma inexorable, el tiempo
avanzó y los conocimientos necesarios para ocupar el puesto fueron otros muy diferentes.
Los tiempos cambiaron mientras indiferentes muchas personas se fosilizaban en sus puestos
hasta que llegó el momento de removerlos.
A la par de la falta de actualización en cuanto al conocimiento pertinente, camina el
fenómeno de miles de jóvenes “sobrecalificados” académicamente que languidecen en
busca de un empleo que no llega. El problema acá no se imputable precisamente a estas
personas, sino más bien a los sistemas educativos que en poco o en nada han cambiado
desde la edad media. LA preocupación inmediata es la cobertura de extensos currículos que
rara vez coinciden con lo que realmente necesitamos saber para hacer frente a las demandas
del mercado laboral del presente.
Ante tales circunstancias, las soluciones, aunque difíciles de aplicar son evidentes: Por
una parte se hace necesaria e imprescindible la actualización constante en área en donde
prestamos nuestros servicios y por otra, la orientación del trabajo docente de tal manera que
lo que aprendan los estudiantes se de utilidad en el desempeño.