Está en la página 1de 1

Actualmente la sociedad experimenta una severa crisis debido a la ausencia de valores, lo cual se refleja en

las conductas y acciones de muchas personas y aunque el panorama parece sombrío, la situación se
puede revertir si desde los hogares, los centros educativos y otros sectores, se toma la decisión de
emprender un cambio.

En los últimos años se ha comenzado a ver con mayor fuerza cómo el egoísmo, la intolerancia, el irrespeto,
la venganza y la ira son los elementos que gobiernan el mundo, esto lleva a un triste detrimento social que
se manifiesta en actos de violencia, vandalismo y otras situaciones que dejan dolor y sufrimiento en muchas
familias.

Es urgente una transformación que permita que diversos valores vuelvan a estar presentes, para ello los
padres juegan un importante papel, pues son quienes deben inculcar en sus hijos esas enseñanzas con el
ejemplo, así desde niños las personas aprenderán cómo el respeto, la fe, la solidaridad, entre otros, son la
base fundamental de la vida.

“Los valores son creencias que guían nuestras vidas y determinan nuestras conductas, en muchas
ocasiones se encuentran en los valores los límites que nos ayudan a vivir en una sociedad mejor, pero
lamentablemente hay una crisis de valores”, explicó el psicólogo de Enfoque a la Familia, Luis Diego
González.