Está en la página 1de 1

CATVLLI CARMINA Poemas de Catulo (traducción: Juan Petit, 1974)

VIVAMVS MEA LESBIA, atque amemus, Vivamos, Lesbia mía, y amémonos,


rumoresque senum seueriorum y no nos importen un as
omnes unius aestimemus assis! todas las murmuraciones de los ancianos ceñudos.
soles occidere et redire possunt: Los soles pueden ponerse y volver a salir;
nobis cum semel occidit breuis lux, pero nosotros, una vez se apague nuestro breve día,
nox est perpetua una dormienda. tendremos que dormir una noche eterna.
da mi basia mille, deinde centum, Dame mil besos, luego cien,
dein mille altera, dein secunda centum, luego otros mil, luego cien más,
deinde usque altera mille, deinde centum. luego todavía otros mil, luego cien,
dein, cum milia multa fecerimus, y finalmente, cuando lleguemos a muchos miles,
conturbabimus illa, ne sciamus, perderemos la cuenta para no saberla
aut ne quis malus inuidere possit, y para que ningún malvado pueda aojarnos
cum tantum sciat esse basiorum. al saber cuántos han sido los besos.
Catulli Carmina, V

LVGETE, O VENERES Cupidinesque, Llorad, Venus y Cupidos,


et quantum est hominum uenustiorum: y cuantos hombres seáis algo sensibles a la belleza.
passer mortuus est meae puellae, Ha muerto el gorrión de mi amada,
passer, deliciae meae puellae, el gorrión, delicias de mi amada,
quem plus illa oculis suis amabat. a quien ella quería más que a la niña de sus ojos.
nam mellitus erat suamque norat Pues era dulce como la miel, y conocía a su dueña
ipsam tam bene quam puella matrem, tan bien como una chiquilla a su misma madre,
nec sese a gremio illius mouebat, y no se alejaba de su regazo,
sed circumsiliens modo huc modo illuc sino que, dando saltitos de aquí para allá,
ad solam dominam usque pipiabat. sólo para ella estaba continuamente piando.
qui nunc it per iter tenebricosum Y ahora va por un camino tenebroso
illuc, unde negant redire quemquam. hacia allá de donde dicen que nadie vuelve.
at uobis male sit, malae tenebrae Pero malditas seáis, crueles tinieblas del Orco,
Orci, quae omnia bella deuoratis: que devoráis toda hermosura
tam bellum mihi passerem abstulistis y me quitásteis un tan lindo gorrión.
o factum male! o miselle passer! ¡Oh, desdicha! Pobrecito gorrión,
tua nunc opera meae puellae por ti, ahora, el llanto enrojece
flendo turgiduli rubent ocelli. los dulces ojos de mi amada.
Catulli Carmina, III

ILLE MI PAR ESSE DEO VIDETVR, A los dioses me parece ser igual,
Ille, si fas est, superare divos, y, si no es impiedad, estar por encima de los dioses,
Qui sedens adversus identidem te aquel que sentado ante ti sin cesar
Spectat et audit te contempla y te oye
Dulce ridentem, misero quod omnis reir dulcemente, cuando eso
Eripit sensus mihi, nam simul te, a mí me arrebata todos los sentidos:
Lesbia, aspexi, nihil est super mi pues en cuanto te he visto, Lesbia, no me queda
Vocis in ore. voz en los labios,
Lingua sed torpet, tenuis sub artus sino que se me turba la lengua, una llama sutil
Flamma demanat, sonitu suopte corre bajo mis miembros, con un sonido peculiar
Tintinant aures, gemina teguntur me zumban los oídos, y una doble noche
Lumina nocte. recubre mis ojos.
Otium, Catulle, tibi molestum est; El ocio, Catulo, te es pernicioso:
Otio exultas nimiumque gestis. en el ocio te exaltas y te impacientas demasiado;
Otium et reges prius et beatas el ocio, en tiempos pasados,
Perdidit urbes. perdió a reyes y ciudades felices.
Catulli Carmina, LI

Intereses relacionados