Está en la página 1de 2

RAPTADOS.

En el momento que ocurra el rapto de la iglesia, habrán grandes


catástrofes en todo el mundo. Imagínense a una persona que fue al
aeropuerto a recoger a su hijo. Mientras está sentada en la sala de
espera, quizás comiéndose un sándwich, cuando de repente, la joven
que le estaba sirviendo desaparece delante de sus propios ojos. Dejando
atrás, solamente su vestido, zapatos y un anillo. El vaso de jugo que se
disponía a servirle cae derramado en el piso. Al mismo tiempo, el avión
en que se suponía llegaría el hijo, se desploma en medio de la pista de
aterrizaje. El copiloto no tuvo tiempo de sustituirlo, y quedó estupefacto
al ver su compañero desvanecerse ante sus propios ojos. Los bomberos
corren con sus sirenas a socorrer al avión que se encuentra en llamas,
pero en vez de 250 pasajeros que venían, sólo los cuerpos de 185
pasajeros son recuperados. ¿ Saben que sucedió con los otros 65
pasajeros ? " Al igual que el piloto y la joven del restaurante, ACABAN
DE SER RAPTADOS". ¡ Uno de los cuerpos que faltó por recuperar es el
de su hijo ! Se escuchan los gritos de desesperación de algunas madres,
padres, hijos y otros familiares, que con tanta ansiedad vinieron a
recoger a sus familiares, y sucede que ahora: YA NO ESTÁN ! Todos
buscan una explicación, pero nadie sabe lo que

sucedió. No es hasta después de algunos momentos cuando a esa


persona le llega a la memoria lo que pudo haber sucedido. Recuerda
haber leído un artículo, en donde se hablaba de un caso como este, el
cual se describía en la Biblia. Decía el artículo que " los muertos en
Cristo resucitarán primero, luego nosotros los que vivimos, los que
hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos ( los
muertos en Cristo ), en las nubes para recibir al Señor en el aire " ( 1
Tesalonicenses 4,17). Continúa refieriéndose el artículo que el Rapto
sucederá en "un abrir y cerrar de ojos" (1 Corintios 15,52) y que;
sucederá antes de la Gran Tribulación porque la Gran Tribulación será
un derrame sin precedentes de la ira de Dios ( Apocalipsis 6,17 y 18), al
mismo tiempo que Jesús nos "libra de la ira que ha de venir". Esta
persona llora amargamente, por que no sólo se quedó atrás, sino que
también recuerda haber leído en el mismo artículo, que a partir de ese
momento, comenzaría un período de exactamente siete años, en el cual
nunca lo había habido desde que Dios hizo el mundo, ni lo habrá
después ( Marcos 13,19).

Si usted duda de este mensaje, le invito a leer su Biblia y corrobore si lo


escrito es falso o verdadero. ¡ ESTE es el momento de hacerlo !