Está en la página 1de 1

... DE LA HISTORIA DEL FLAMENCO...

por Carmen García Herrera

A finales de s. XIX, nacen los Cafés Cantantes, que


son locales de reunión donde se charla, se bebe y se
escuchan espectáculos flamencos. Surgen los primeros
cantaores famosos dando cada uno a los palos su toque
personal.
Nacerá así la Ópera Flamenca, a cuyo repertorio se añadirá
sobre todo, coplas de moda.
En 1922, Federico García Lorca y Manuel de Falla,
preocupados por la conversación del Flamenco y las formas
puras de sus palos, deciden organizar el primer Concurso
de Cante Jondo. Pero el flamenco siguió evolucionando y
mezclándose con todo lo que encontraba a su paso; se
pusieron de moda los cantes de ida y vuelta traídos de
América y se reinventaron nuevos palos, interpretados por
figuras de moda: la Niña de los Peines, Pepe Marchena,
Antonio Mairena y otros muchos.
Se puede decir que el flamenco es propio sobre todo de
Andalucía.