Está en la página 1de 13

Del toro en feria

y de claveles rojos,

llena Sevilla.

El río pasa,

Guadalquivir hermoso

de fiesta lleno.

Que da el jazmín

cien perfumes florales,

pétalos blancos

Las lindas piernas

en la feria de Abril,

bailan flamenco.

Con su arte efímero

notas de una guitarra,

rasgan la tarde.

Rasgan el aire

los versos de la pluma,

vuela un poema.
Y luz de estrellas

polvo de sentimiento,

noche silente.

Enamoradas

las flores de los pájaros,

crean belleza.

Saben a gloria

si con amor se hacen,

dulces manjares

Y de la vida,

todos aprendemos.

¡La gran maestra!

Buenos deseos

son buenos intentos,

hay armonía.

La noche al día

le enseña su crepúsculo,

cuando amanece.
Por la gran urbe

y por el verde prado,

siempre amanece.

Se oculta el sol

y aparece la luna,

brota la noche.

Soy transparente

insípida e incolora;

soy agua y vida.

Se vuelve blanca

ausencia de colores,

inmensa luna.

Mis aceitunas

adornos de canapes,

puntos de gracia

Las anchoitas

con taquitos de queso

y tomatitos
Aceite y sal

con pimentón y un Pulpo,

¡Manjar gallego!

Aunque con pinzas,

son sabrosos mariscos

los lubrigantes

Del fuego la olla,

de la mesa el mantel

y ¡Buen provecho!

Ardiente sopa

con ricos tropezones,

revive el cuerpo.

Paté del bueno

pescaito y sevillanas,

es puro arte.

Si duermes mucho

la digestión da sueño ,

buena una siesta.


Olor de rosas

y comida campestre

es primavera.

El darte un ramo

de flores y sonrisas,

felicitarte

Y no lo sabe

pero es la primavera

musa eterna

Vocablo y luz

de lejanos pronombres

hacen poesía

Quiero leerlos,

amar de ellos sus versos,

poemas bellos.

Lenta se muere

la tarde entre los versos,

...melancolías.
Suave la noche

con vapores de sueños;

niebla en los versos

Seguid poniendo

ilusión en el verbo,

Haced poemas

La flor al aire

espera con orgullo

ser admirada

Por sevillanas

se escriben los poemas,

luego se cantan

Luego se cantan

alegres tonadillas

por soleraes
Por soleares

que lleven la sonrisa

hasta los versos

Hasta los versos

enjugan los pesares

de los poetas

De los poetas

renacen sentimientos

que araña el alma

Que araña el alma

las piel de corazones

hechos poemas

Hechos poemas
en la voz de los pueblos,

Las tradiciones

Lepanto y vascos

batalla de Cervantes;

letras de oro.

Llenos de luz

sonetos y espinelas

versos que hablan.

Almas en pena,

aquelarres de niebla

Versos de magia.

Llenos de sol

los sentires tiernos,


de un cancionero.

Por las entrañas

un antiguo violín

lleva la música.

Sabe a sonrisa

cuando llega un amigo

se alegra el alma.

Cara de luna

el toro te acompaña,

cante gitano.

Y me adormecen,

las nanas con guitarra

y voz de madre

Pablo Picaso

y Pablo Milanés:

Nombre de artista.

Si llega el alba,

recordará la noche

con melodías.
Es mi alegría

la tarde en vuestros versos.

¡Grandes Poetas!

Llegar a tiempo

con versos relajados

¡Qué gran esfuerzo!

En estrambote

resumes pensamientos,

crece el soneto.

Que ya es de día

y el sol sobre tu espalda

te hace vivir.

Que luego hay luna

que ilumina la noche

con su sonrisa.

¡Canta cigarra!

que la música esconda


tristes nostalgias.

Viejo de versos,

eterno de saberes,

¡Amado libro!

Y yo te leo

arañando perfiles

entre tu sílabas.

Yo siempre quiero,

sentir la melodía

cerca del verso.

Sombra nocturna

que sobre un pentagrama,

graba la vida

Que dé calor

esta amistad sentida

entre los versos.

El agua al aire

nos refresca la mente,


surgen poemas.

Cuando te veo

luce la luz su arcoiris,

muchos tambores.

Entre los pinos

alegres ruiseñores,

trinos del alma.

De pura música

tornados en el aire,

hablan los versos.

En primavera

recuperan la voz

los ruiseñores

-Ya eres muy dulce-

Decía la la abeja;

la flor libaba.
Tenían azúcar

los lilas pensamientos

entre sus pétalos.