Está en la página 1de 3

LAS TEORÍAS DE LA

COMUNICACIÓN
Santiago Nieto - 5to Diseño Gráfico – Universidad Israel

Introducción
Teoría de la comunicación es una asignatura que estudia precisamente
cada uno de los elementos que intervienen en ese proceso de
comunicación, tomando en consideración sus particularidades,
relaciones entre uno y otro para la comprensión de las complejidades
propias del mismo.

Es de vital importancia la comprensión del proceso comunicativo ya que


aplicado en estas carreras de publicidad y diseño gráfico representa la
unidad básica que garantiza la efectividad del mensaje y por tanto el
cambio de actitud en los consumidores.

Pero para conocer más acerca de la comunicación es muy importante


recorrer el camino de las teorías que han analizado de manera
sistemática este proceso comunicativo como son la Funcionalista, la
Estructuralista y las Teorías Críticas.

La comunicación según varias teorías


El Funcionalismo, por ejemplo, es una de estas teorías “macro empírica”
(Terrero, 2006, p. 22) que se deriva de la teoría liberal. Optamos por
usar este término “macro empírico” ya que estas teorías empíricas
consideran cómo en realidad se relacionan los medios con la sociedad.

Según esta teoría, la sociedad es un sistema orgánico autoregulador,


que crece y mantiene un equilibrio integrado de todas las partes y
responde a los cambios del ambiente (Wright, 1975).

Se centraba en el mensaje y en el canal (es decir, los medios de


comunicación), y en su función dentro de la sociedad, como creadores y
anuladores de valores e ideologías. Aquí, la sociedad adquiere mayor
importancia, ya que se hace hincapié en que ésta es heterogénea y está
compuesta por diversos círculos sociales (familia, escuela, trabajo) que
cumplen una función determinada dentro de la sociedad general.

El Estructuralismo es otra teoría de la comunicación que a diferencia del


Funcionalismo se centra más en el receptor, en su contexto y en su
código; y los medios ya no son creadores ni anuladores, sino solamente
recordadores y transmisores de imágenes que ya todos conocemos y
aceptamos por igual en sociedad. Sin embargo, el mensaje carece de
importancia; lo que importa son las sensaciones e ideas que éste
provoca sobre el individuo.

El enfoque estructuralista sostiene que los sentidos engañan (es decir


que hasta las diferencias biológicas hacen que los individuos perciban el
mundo de distinta manera) y, por lo tanto, la comunicación debe
estudiarse mediante la construcción de estructuras lógicas, que
permitirían descubrir las interrelaciones que crean el sentido y las reglas
que constituyen a las normas sociales. (La comunicación en relación…,
s.f.)

Por otro lado, las Teorías Críticas, se origina en la Escuela de Frankfurt


(Alemania), cuyos integrantes emigraron a EE.UU. después de 1933
huyendo del nazismo. Sus miembros más representativos son Max
Horkheimer (1972), Teodoro Adorno (1991) y Herbert Marcase (1964).
Todos ellos de formación marxista estaban unidos en sus esfuerzos por
analizar la naturaleza de los cambios sociales económicos, políticos y
culturales, que estaban ocurriendo.

Esta Escuela Marxista se había establecido originalmente para examinar


el aparente fracaso de las fuerzas históricas del cambio revolucionario
predicho por Marx. Lo atribuyó especialmente a los medios masivos o
“industria de la conciencia” (Enzenberger, 1974), Éstos con su ideología
pertenecen a la superestructura. En el esquema marxista la
superestructura incluye la política, la educación y la cultura, pero está
condicionada por la estructura (la base o fundamento económico).

Se centra en las necesidades que tiene el emisor al dar a conocer su


mensaje a la sociedad, que es vista como homogénea e indefensa a
cualquier tipo de manipulación ideológica. No es de sorprender que las
necesidades sean económicas y que la respuesta deseada por parte del
receptor sea la compra, ya que en aquellos tiempos estaba en su auge
la Revolución Industrial.
Conclusión
Todos estos estudios y teorías sobre los distintos modelos de
comunicación responden a la necesidad del hombre de saber qué mueve
a una persona a realizar determinados actos a partir de una recepción
de estímulos y cuál es la forma que tiene el mensaje emitido por el
emisor para llegar al receptor. Por medio de estas teorías nos hemos
dado cuenta de que ha existido una evolución de la comunicación que
no se detendrá ya que los procesos con el paso de los años van
cambiando e inclusive mejorando nuestra manera de comunicarnos.

Bibliografía
Terrero, J. (2006) Teorías de la comunicación. Guyana, Venezuela.:
Universidad Católica Andrés Bello.

Wright, C. R. (1975) Mass Communications: A Sociological Approach.


New York.: Random House.

Enzensberger, H. M. (1974) The Consciousness Industry. New York:


Seabury.

La comunicación en relación con la corriente estructuralista. (s.f.).


Recuperador el 12 de Abril del 2010 de
http://teocomsu.net84.net/3_1.html