P. 1
Vejiga medular

Vejiga medular

4.33

|Views: 13.518|Likes:
Publicado porJOAN QUINTERO

More info:

Published by: JOAN QUINTERO on May 19, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/08/2013

pdf

text

original

Siempre que sea posible se usará el sistema de circuito cerrado en
el que sonda y bolsa forman una unidad y nunca deben ser separadas.
En caso que se desconectaran por accidente, será preciso cambiar todo
el circuito. Las bolsas de orina disponen de un sistema antirreflujo, que
impide el retorno de la orina hacia el orificio de salida. Nunca deben

Figura 25 Sondas con balón de retención o autorretentivas.
a) Sonda vesical permanente fija con balón en el interior de la vejiga. b) La
presión del balón, hinchado excétricamente a la sonda, puede comprimir la
misma, obstruyendo parcialmente su luz, impidiendo el correcto flujo de orina a
su través. c) El balón de retención puede deshincharse paulatinamente, con la

De los textos e ilustracciones: Coloplast Productos Médicos, S.A. Madrid 2002.

74

De los textos e ilustracciones: Coloplast Productos Médicos, S.A. Madrid 2002.

75

sonda resbala por la uretra hasta salirse de la vejiga, favoreciendo así la
aparición de retencviones vesicales de orina.

cambiarse cuando estén llenas, sino que se vacían mediante la válvula de
vaciado ubicada en la parte inferior de la bolsa. Esta medida evitará la
contaminación de la orina con el exterior y de esa forma disminuirán las
infecciones de la orina.

Otra medida para prevenir infecciones consiste en realizar
tratamiento con antibióticos el día en que se coloque o se recambie la
sonda. El tipo de antibiótico vendrá determinado por el cultivo de orina
que se haya realizado previamente, o bien a criterio del médico.

En los varones es preciso fijar el catéter a la pared abdominal para
disminuir y suavizar la angulación de la zona peneoescrotal, evitando así
la aparición de las ulceraciones y fístulas en el pene o escrotales (Figura
12). Además es preciso mantener el meato uretral (porción final de la
uretra) y el catéter libre de secreciones secas, usando compresas
empapadas en algún líquido antiséptico (o, si no se puede, en agua y
jabón) tantas veces como sea necesario para evitar la formación de
concreciones secas (Figura 12.)

4.2. Complicaciones debido al uso prolongado de la sonda vesical
permanente

La propia compresión del catéter sobre la pared uretral impide que
se forme una película que la lubrique, dando lugar a la aparición de
inflamaciones locales de la uretra que reciben el nombre de uretritis. La
posibilidad de esta complicación puede reducirse al mínimo, escogiendo

De los textos e ilustracciones: Coloplast Productos Médicos, S.A. Madrid 2002.

76

correctamente el número y tipo de sonda a utilizar, cambiándola
oportunamente, etc.

Los sitios que más expuestos están a sufrir una irritación por la
sonda son el meato uretral (extremo más externo de la uretra, situado en
el glande del pene) y el ángulo que forma la uretra en la zona que corres-
ponde a la unión entre el pene y el escroto (ángulo peneoescrotal)(Figura
12), siendo por ello relativamente fácil la aparición de lesiones en esas
zonas, del tipo de erosiones, ulceraciones, fístulas, divertículos y
estrecheces, ya que la continua presión que hace la sonda sobre esos
trayectos de la uretra puede impedir que la sangre llegue bien a esas
zonas (en particular al ángulo peneoescrotal), dando lugar primero a la
aparición de una úlcera en el interior de la uretra que se irá abriendo
camino hacia el exterior a través de una fístula, por la que se emitirá
orina, aunque sea en pequeñas cantidades, y que tan compleja es de
cerrar en muchas de las ocasiones.

Otra complicación derivada del uso de la sonda permanente es la
aparición de litiasis vesical. La sonda actúa como cuerpo extraño dentro
de la vejiga y favorece el depósito de sales que podrán formar
concreciones en forma de cáscara alrededor de la sonda, las cuales se
desprenden, constituyendo así núcleos de formación de ulteriores
cálculos.

También se produce una disminución del tamaño de la vejiga y de
su elasticidad, al pasar directamente la orina desde la vejiga a la sonda
no se produce ninguna dilatación vesical, el organismo se adapta a esta
situación disminuyendo el tamaño de la misma.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->