Está en la página 1de 18

Poemas

Soy chileno

Nuestro inmenso mar Es la cordillera


y sus lindas playas tan linda y galana
la pesca abundantemente montañas nevadas
nos trae esperanza. ríos de agua clara.

Yo soy un huaso Soy bandera chilena


bien chilenazo y a todos vengo a mostrar
trabajo en el campo los tres colores que tengo
y manejo el lazo. ¿los podrías tu nombrar?

Soy un pingüino Florezco en el sur de Chile


negro como el carbón con mi rojo natural
vivo en la Antártica mi nombre es el copihue
para verme mejor. y soy la flor nacional.

De todas partes venimos Anónimo


los chiquitos a cantar
a nuestra patria chilena
que queremos de verdad.
¿Diferentes?

Este duende gordo


no comió pastel
quiere ser delgado
como un alfiler.

Este duende flaco


se comió un pastel
y quedó tan gordo
como un cascabel.

María Luisa Silva


(chilena)

A Prat

Me ha contado un niñito
que allá en el mar de Iquique,
hoy 21 de mayo,
en un hermoso buque
un capitán valiente
su vida entregó a Chile.
Por eso la bandera chilena
hoy vengo a saludar;
cien veces, ¡Viva Chile!
que ¡viva el capitán!

Oscar Jara Azócar


(chileno)
Nada más
Con esta moneda
me voy a comprar
un ramo de cielo
y un metro de mar.

Una punta de estrella,


un sol de verdad,
un hilo de viento,
y nada más.

María Elena Walsh


(argentina)

Cuando me recorta el pelo

Cuando me recorta el pelo


la tijera de mamá,
va diciendo en su revuelo:
chiqui – chiqui, chiqui – cha.

Aletea, viene y va,


y a mi oído cuchichea
chiqui – chiqui, chiqui – cha.

Cuando el pelo me recorta


la tijera de mamá
charla más de lo que corta:
chiqui – chiqui, chiqui – cha.

Germán Verdiales
(argentino)
“Así es”

El cielo es de cielo,
la nube es de tiza.
La cara del sapo
me da mucha risa.

La luna es de queso
y el sol es de sol.
La cara del sapo
me da mucha tos.

María Elena Walsh

Abuelita

Quién subiera tan alto


como la luna
para ver las estrellas
una por una,
y elegir entre todas
la más bonita
para alumbrar el cuarto
de la abuelita.

Tomás Allende
Buen viaje

Con la mitad de un periódico


hice un buque de papel
y en la fuente de mi casa
va navegando muy bien.

Mi hermana con su abanico


sopla que sopla sobre él.
¡Muy buen viaje, muy buen viaje,
buquecito de papel!

Amado Nervo
(mexicano)

El lechero

De mañana tempranito
el lechero siempre va,
preguntando con su pito:
¿cuánta leche va a comprar?

Yo le pido cuatro litros


y una bolsa de manjar,
¡mm! qué rico el desayuno
que nos vamos a tomar.

Lucy Poisson
(chilena)
Saludo a Arturo Prat

Hoy saludo muy contento


al marino Arturo Prat,
que en un 21 de Mayo
luchó por la libertad.

Covadonga y Esmeralda
combatieron sin cesar,
más la bandera chilena
nunca dejó de flamear.

Anónimo

El arco iris
(fragmento)

Los colores del arco iris


de los cielos siete son,
como siete en la semana
son los días que hizo Dios,
como siete son las notas
de la pauta del cantor ...

Los colores del arco iris


de los cielos siete son.

Antonio Bohórquez Solar


(chileno)
Una historia

Oculta en el corazón
de una pequeña semilla,
bajo la tierra una planta
en profunda paz dormía.

¡Despierta! - dijo el calor,


¡Despierta! - la lluvia fría,
la planta que oyó el llamado
quiso ver lo que ocurría.

Se puso un vestido verde


estiró el cuerpo hacia arriba.
De toda planta que nace,
esta es la historia sencilla.

(Manuel Luncos)

Mis orejas

Mis orejas dos,


dos para escuchar

Mi boquita una,
una para hablar

Mis ojitos dos,


que desean ver;
y mi nariz una
una para oler

(Anónimo)
Mi árbol

En el huerto de mi casa
un árbol voy a plantar;
buena sombra, ricos frutos,
muy pronto me va a dar.

En el hueco de los troncos,


los pajaritos harán,
un blando y tibio nido,
y en torno de él volarán.

Mi árbol va a ser muy lindo,


el más fuerte del lugar,
para que sea grande … grande …
siempre lo voy a regar.

(Anónimo)

La limpieza

Todos los amigos


al baño ya se van,
y quedan limpiecitos
para comer y trabajar.

Se lavan las manitos,


con agua y jabón
y se las secan despacito
con toalla de color.

Mientras la escobilla
se siente por aquí,
haciendo un chiqui chiqui,
en los dientes de Martín.
(Anónimo)
El otoño

El señor otoño
vino de visita,
se vistieron de oro
todas sus hojitas.

El abuelo viento
sopla rezongón,
las hojitas juegan
al tirabuzón.

Caen en picada,
hacen remolino
y sonriendo le tapan
la cara al camino.

(Anónimo)

La abejita

Bss-Bss-Bss
abejita soy,
de flor en flor,
volando voy.

Llevo la miel
en mis patitas,
si quiero volar
abro mis alitas.

Anónimo
Entre flores

¿Quién va entre las flores


que se abren al sol?
son los caracoles
cantando al amor.

Aquel caracol
que va por el sol,
en cada ramita
llevaba una flor.

¡Qué viva la vida,


que viva el amor,
que viva la gracia
de aquel caracol!

Anónimo

El viento

El viento juega en los árboles


en el monte y en el valle,
hace ondular las praderas
que se visten de trigales.

El viento juega en el mar


haciendo rodar el agua,
a las olas de la mano
el viento lleva a la playa.

Cómo poder yo jugar


como el viento, como el agua,
y hacer anillos de cielo
para ponerme en el agua.

Bernardo Gutiérrez
(Chileno)
El piripí

Un pequeño pajarito
muy alegre y saltarín,
por el bosque con su canto
va diciendo piripí.

Piripí va por las ramas


porque le gusta cantar,
entre las verdes hojitas
que lo quieren escuchar.

Anònimo

El perro y el gato

En el patio de mi casa
vive un perro con un gato.
Se pelean todo el día
y tienen de juez a un pato.

El gato quiere ser perro


y el perro quiere ser gato.
-¡Bueno! –dice el señor juez-,
pero no por mucho rato.

Carolina Garreaud.
El otoño

El señor otoño
vino de visita,
se vistieron de oro
todas sus hojitas.

El abuelo viento
sopla rezongón,
las hojitas juegan
al tirabuzón.

Caen en picada,
hacen remolino’
y sonriendo le tapan
la cara al camino.

Carmen Rojas A.
(chilena)

El copihue

Campanitas rojas
que forman los copihues,
en la verde copa
del robre y el colihue.

Anónimo
El espantapájaros

En medio de un huerto,
debajo de un árbol,
vive alegremente
el espantapájaros.

Clavado en el suelo
su cuerpo de paja,
no puede moverse,
el espantapájaros.

tiene una camisa


toda descosida,
y un sombrero viejo,
el espantapájaros.

Alejandro López Andrada.


(adaptación)

Blanco, azul y rojo

Blanco, azul y rojo


tiene mi bandera,
y en los días patrios
al viento flamea.

Blanco, azul y rojo,


y una sola estrella.
Símbolo de gloria,
eso, es mi bandera.

Anónimo
Invierno

Cuando llega el Invierno


nos vestimos diferentes
nos ponemos botas, gorros
guantes y bufandas.
Todo para protegernos
del señor frío.

El viento sopla,
la lluvia cae,
y yo con mi paraguas
voy saltando en los charquitos
del agua.

Anónimo

Saludo a Arturo Prat

Hoy saludo muy contento


al marino Arturo Prat,
que en un 21 de Mayo
luchó por la libertad.

Covadonga y Esmeralda
combatieron sin cesar,
más la bandera chilena
nunca dejó de flamear.

Anónimo
La vaca de Humahuaca

Había una vez una vaca


en la quebrada de Humahuaca.

Como era muy vieja, muy vieja,


estaba sorda de una oreja.

Y a pesar que ya era abuela


un día quiso ir a la escuela.

Se puso unos zapatos rojos,


guantes de tul y un par de anteojos.
La vio la maestra asustada
y le dijo: estás equivocada.

Y la vaca le respondió:
¿Por qué no puedo estudiar yo?

María Elena Walsh


(argentina)
La lauchita golosa

Yo tengo una lauchita


del porte de un botón
se come las miguitas
que guardo en mi bolsón.

Marcela Paz
Chilena

Una nena

Había una nenita en Tacuarí


que solamente hablaba con la “i”.
¡Qué papelón! Un día delante de su tía
en lugar de papá dijo “pipí”.

M.Elena Walsh
Argentina
Mamá y papá

Con las letras de la sopa


escribí: mamá y papá,
y porque estaba jugando
me querían castigar.

Pero dijo mi abuelita


que se debe perdonar
a los niños que ya saben
escribir: mamá y papá.

Efraín de la Fuente
Chileno

Intereses relacionados