Está en la página 1de 170
COGNITIVISMO EXISTENCIAL fe a ‘Aue uanio PrcoLia Francesco MANCE (Editors) COGNITIVISMO EXISTENCIAL Del significado det sintoma al significado de la vida Serie textos Cognitvismo existencial Aerie Pde Pass Mei ao cmmiain Ena lms ee oooh Dek tL Bre ‘het! i a yin eps y ee eS outan on Frat deecnsonnienshioca INTRODUCCION 'Numerosas Investigaciones sobre psicoterapia confirman la eficacia del método cognitivista en el tratamiento de la abrumadora mayoria de los trastornos y de las enfermedades psicaldgicas. En este texto queremos proponer una ampliacién adiclonal a este métado para beneficio de los pacientes y de los psicoterapeutas. Nuestra propuesta est4 bien resumida en el titulo del presente trabajo: CCogntvsmo fumanistico-exsencal y en el subtitulo del significado del sntoma al signti- cad dela vida En este volumen se propone un cognitismo humanistio-eisanal, no para con- frontatlo 0 susttuirlo frente al comportamental, sino para complementatlo por medio de la integracién de los contenidos y técnicas que puedan curar la enfer- ‘edad a partir del enfermo, Abrir el cognitivismo a lz dimensin humanistico- texistencial significa no limitarse al significado del sintoma. Sin embargo, se debe considerar que esto podra ser pasible y/o necesariotnicamente en caso de que lo Justlfique la presencia de los sintomas, sufrimientos, insatisfacciones e incapaci- dad para participar adecuadamente con sensibllidad, cooperacisn, prosacialidad, etc, en la vida social de la propia comunidad a la que pertenece. Por ejemplo, si un Sujeto narcsista tuviese en cuenta Gnica y exclusivamente el objetivo de ser popular, admirado, de rango elevado y dotado de grandes poderes, sin conside- rar al mismo tiempo, las normas scciales y éticas, la sensibilidad de los demas y Ja necesidad de contibuir y cooperar soclalmente, serfalustficado y/o necesarlo ‘eflexionar sobre sus prioridades en objetivos y valores (infantilismo, pobreza de objetivos, concentracién exagerada en un propésito exclusivo, etc) Es bien conacido que los sfntomas tienen su propio sentido, pero aqut quere- ‘mos preguntarnos si y cudndo el significado de una sintomatologia puede estar correlacionado (probablemente por una casualidad circular) con el significa- do que el paciente le da a su existencia. En algunos casos clinicos aparece mas evidente cémo la atribucién seméntica que se le daa la propia sintomatologia y & la propia vida, tiene una cortelacién circular. percibir la propia vida como vacia de sentido y carente de significado u objetivo puede predisponer al inicio o al forta- Tecimiento de sintomas particulares; asf como la dificultad para identifica el sig- nificado de los propios sfntomas puede predisponero reforzar la percepcién de la propia vida como desprovista de sentido particular y de objetivo. Sin embargo, nuestro deber primordial es tratar de construir modelos psicolbgicos de los fens- ‘menos patol6gicos no influenciados por valores existenciales especticns y cultur ralmente establecidos. Por lo dems, ha sido lustamente el cognitivismo el que ha estudiado la funcién representacional e interptetativa de la mente no debe ssorprender que en la psicoterapia cognitiva se pueda integrar la representacién y la interpretacién de la vida en general y de la propia vida, en particular La bisqueda y la realizacin del significado dela vida se manifiestan y al mis mo tiempo se convierten en una necesidad no sélo en relacin con el sufrimien- 1, la culpabilidad y ls muerte, sino también en lo que tiene que ver con el valor {que se fe aribuye al amor, al trabajo, al placer, al deber y a todo lo que se inclu- yeeen el propio estilo de vida y de personalidad. Este libro es la continuacién de dos mesas redondas (Roma 2007 y Cagliari 2008} que los editores de este texto han organizado sobre el tema que aparece cen el subtitulo: Dal significado del skioma al significado de lv vida, La teflexién sobre este tema prnsigue durante todo el! 2009 y ahora parece ser el tiempa propio, ppara integrar y ampliar el cognitivismo desde un punto de vista existencial, de forma més especifica a lo que se habla hecho en el pasado. Los autores, desde ‘mucho antes de 2007, hablan orientado su formaclén y entrenamilento elfnico en ‘un esquema que el lector podré encontrar aqut de una manera més sistemitica, Desde hace tiempo, las Investigaciones evidence fasad (basada en evidencia) sobre la eficacia de la psicoterapia han confirmado la Importancia de ayudar a ‘anbiar 0 acelar condiciones existenciales particulates. Toda psicoterapia exitosa de cualquier orientacién— siempre le ha ayudado al paciente a cambiar y/o acep- ‘ar cualquier cosa. Pero, «qué es lo que ayuda a activar de manera eficaz los pro- cesos de aceptacién y/o cambio? La respuesta a esta pregunta atin es abjeto de estudio por parte de los investigadores, pero desde nuestros mismos pacientes podemos aprender que no reconocer el sentido de un sfatoma y de un suftimien- to en el cuadro existencial més amplio de aquel individu, es un grave obstéculo para aceptar 0 modificar las actitudes relacionadas con el sintoma o sufrimiento. Un posible ejemplo se encuentra en todas las situaclones elinicas de enferme- dad o pérdida grave e inevitable: abusos de menores o enfermedades terminales 'y muchos otros casos de Inaceptabllidad de sentido, De hecho, slo si el pacien- enous te se acerca a la percepcién de un sentido de su sintomatologia o percibe un sig- nificado constructivo en su enfermedad (por ejemplo, como ocasién para crecer y revisar su propia jerarqui de valores y objetivos existenclales} entonces pue~ {de comenzar a predisponerse mejor para cambiar y/o aeplar cualquier cosa sobre s{o sobre la realidad. ‘Sin embargo, la bdsqueda de sentido no sélo tlene que ver con las grandes realidades (la vida, la muerte, el destino, libertad, la responsabilidad, y el dolor inevitable}, sino también con la problemética cotidiana, la enfermedad con sinto- rmatologfa aparentermente leve. Los autores de este volumen han querido contribuir con este enfoque de la psicaterapia y por este motivo le han dado una connotacién existencial en contra- posiein alas operaciones sintomticas, cuya validez permanece en las situacio- nes de emergencia pero que no puede considerarse completa por el solo hecho de que haya desaparecido el sintoma, Muchas veces, las rafces de una sintomato~ Jogfa se encuentran en la profundidad del propio estilo de personalidad y estilo de vida, en la propia Weltanschauung (visién global del mundo y de la vida}. Por lo tanto, en tales circunstancias los sintomas del paciente pueden ser reducidos llevando al individuo por sf mismo a reconsiderar el valor de algunos de sus obje- tivos existenciales que produjeron y/o empeoraron la enfermedad, Después de haber expucsto los motivos que justifican esta publicacién paca ‘mos a exponer una visi6n panordmica de los diversos aportes. El capitulo |, Posifles inegraciones con el cogitivismo (G. Sembrano'), luego de cexplicar cudndo y cémo es posible una integracién entre los diferentes enfoques de psicoterapias y el cognitivismo como marco complementario pasa a detallar las bases del método humanistico-existencial, Seguramente el clinico valoraré la caracterizacién de los factores comunes entre los diversos métodos terapéuticos, yylas diferentes estrategias de integracién para desarrolar la metateorfa del para- digma A-P-R con el método human(stico-existencial la respuesta (R) a las esti- mulaciones ambientales (A) est mediada por Ja persona (P), en particular por los significados existenclales personales. El elemento que une este capftulo con los que siguen es la propuesta de la terapia cognitivo-comportamental integra~ ble con la logoterapia, bien sea por los contenidos y métodos o por ef método hhurmanistico-existencial ala psicoterapla segin la opinin de P.Scilligo. El méto- do humanistico-existencial seré el hilo conductor de todo el texto. Lo msn El capitulo I, Perspectas existences en a blsquada del sentido (E. Flz0ttl), eS otro porte epistemol6gico del meor conocedor de V. Frankl y de su originalidad. El profesor E.Fizzotti resalta cémo, segin lateoriafrankliana, el significado no vee Conjerid o dado, sino que es descubeta De hecho, lo significados no se pueden medi por la esencia humana ni se deducen de ésta, pues son dados objetivamente, y para conecerios no sirven ni el conocimiento sensitiv ni el razonamiento, sino ‘una tercera forma de conocimiento: la Intulcién emoclonal, Mas atin, el sentido 5 relativo, ya que se reflere a cada individuo como personalidad tnica y se refiere ‘a una situacién concreta e irrepetible. “Seria mejor, sin embargo, hablar dela sin- gularidad, més que de la relatividad, del significado, La singularidad es una cua- lidad no séio de fa situacion, sino también de la vida en su totalidad, desde et ‘momento en que la va es una alternactén de situaciones tnicas. De esta mane- rael hombre es dnico en términos de esencia y de existencia’ El capitulo il, La busqueda del significado (M. Romiti),continda las reflexiones sobre la brisqueda del sentido desde la perspectiva de una aplicacién clinica. El constructo del significado de la vida tiene tres componentes: cognitivo, motiva- clonal y emotive. El significado personal puede ser definido como “la cognicién de orden, coherenciay fnalidad en la vida de cualquier persona, la busqueda y el logro de objetivos laudables y el ser acompaftado por un sentido de realizacion. ‘Se han llevado a cabo muchas investigaciones que demuestran que la percep- ion del significado esté correlacionada positivamente con el bienestar en cada fase de la vida, desde la adolescencia hasta la edad adulta, El sentido en la vida fs un concepto que tiene una gran relevancia clinica y un gran poder de pragno- sis: numerosas Investigaciones han enfatizado que éste nos permite diseriminar entre poblacién clinica y no clinica y que esta asociado con mejores resultados en el curso y en el tratamiento psicoterapéutico, El capfulo IV, Andlsis extol: indcaioes psicotrapéutcas (A. Pacclla'), hace lun resumen del método psicoterapéutico que V. Frankl, ya en 1938, habla intuido ¥aplicado. Estos mismos principios psicoterapéuticos han sido confirmados hoy Por las investigaciones evidence Based sobre la eficacia de la psicoterapia, Los ele- ™mentos esenciales en la personalidad del paciente, en la personalidad del tera- puta y en la configuracién sintomatol6gica se encuentran en la base del andlisis + Eugeio Fant espacio lun de Fal y Present dela ALA soc de opie ‘Ari siren anklns) > Moa Rom es aslo pict + suelano Peles pitoge presterapets, Profesor or conta de Pog de Pte usa Yr cexistencial, que es un método psicoterapéutico centrado principalmente en los ‘signficados existenciales: el sentido de la vida, de la muerte, del sufrimiento yde [a culpa, La personalidad, la psicopatologia y el crecimiento fisiolégico parten de la modalidad del manejo de la propia libertad y responsabilidad, El andlisis exis- tenclal analiza la sintomatologfa, el contexto de la vida cotidiana y las aticulacio- nes de los eventos criticos del propia ciclo vital para evidenciar las disfunciones provocadas por los problemas de libertad y responsabilidad, El capitulo V, Personalidad y consruccion de significado (A. Cotugno’), responde 1 preguntas espeefficas sobre el papel de la libertad y la responsabilidad en la cestructuracién de la personalidad. La libertad conciliada con el destino ol cam= bio conciliado con la aceptacién lleva ala percepcién del limite o de una deter- minada fragilidad. Es alrededor de esta fraglidad que gira la pregunta de cémo ‘yen qué medida los trastornos de la personalidad podrn ser entendidos recu- rriendo a la posicién del individuo frente a las teméticas existenciales. Entrar en la dimension de la fragilidad de la existencta humana significa salir de un punto de vista de autosuficiencia para entrar en una relacién de interdependencia, don- de el individuo llega a ser una persona a través de una red de vinculos sociales, aque le da sentida por medio del compartir las experiencias. La teoria multimot! vacional del comportamiento humano, que caracteriza la perspectiva cogitvo-ev- luconsta, constituye un mateo de referencia importante para consttuir un puente entre la esencla biol6gica de nuestro ser viviente y los significados personales ue lentamente se disuelven en el fluir de la relacién yo-mundo. El capftulo VI, Sef Manning y Tema de Vida (M. Dodet* confirma que no es posi- ble tratar un sfntoma sin tratar los significados; ni es posible realizar una inter- vencion parcial sin tocar toda la estructura de la identidad del individuo. En el Cogniivismo consructvita posradonaista el proceso mediante el cual un sujeto crea tun sentimiento de sf, asume un papel central el ser humano es considerando un sistema complejo auto-eco-organizada con capacidad autopoiética de crear un significado y que tiende a auto-organizarse desartollando tal significado duran- te toda la vida en la tentativa por mantener una coherencia que le garantice un sentido de continuldad del Yo. En una trama narrativa que progresivamente ve constituyendo, se destacan los temas de va que se configuran como explicacin invariable que el individuo se da de la realidad fenoménica experimentada en sin- * Armando Cupra e pique pskoteupena, Responsable UOSD Dist del Compartments ‘Almera, ASLRALE y rfesa bj corti, Eola de Eopecalzacn eh sigur, Uae 13 * Maule Dede es squat teapeta del abate Pesce Copiv Posracoals Rom tonfa con una representacién coherente de s{ mismo y del mundo de acuerdo a la propia dimensién existencial. E] terapeuta no solamente reconstruye el acontec Imiento de los sucesos, sino que busca el "Centro de Gravedad Narrativo"o mejor, quello que le da significado subjetivo al sfatoma. El capttulo Vil, cEs posile tratar la visin existed y la pscopatologia? (D. Bellantont’), parte de una evidencia: la continuidad entre el andlisis existencial de Frankl ~como terapia centrada en el significado y el cognitvismo constructsta segtin la ontoogia dimensional el hombre se comprende a la luz de una triple dimen: sionalidad: biol6gica, psicolégica y espiritual. El nivel espriual es lo que caracter za al hombre en su especificidad de ser que se decide, orientado a los valores, al ‘ea os movies suematcs can aan etn. Nara de ra sercpctis noses ‘Se acs poco eto por dl spss que gin Inman ce eens pct ta © ov efi rocdimiercs elation par aceon apc los tees Be 208 ah 16 1, Las cuatro orientacions elécticas/integradoras 1 Belecticismo de Ios factores comunes El eclecticismo de los factores comunes {common factors electcism) ha sido pre- sentado por Rosenzwelg’. Este método esté basado en la identificaci6n de los factores comunes entre diferentes orientaciones te6ricas. Tene una concep- cién de la psicaterapia un poco diferente a lo que se piensa del eclecticismo. Et teclecticismo de los factores comunes afirma que todas las teraplas eficaces se basan en elementos bsicos més alld de los cuales sus efectos distintos no son importantes ni predecibles. Los terapeutas de esta orientacién tienden a aplicar téenicas 0 a hacer intervenciones que parecen comunes en los tratamientos con- siderados eficaces y proponen que estas técnicas se lleguen a utilizar en todos fos pacientes’ 1.2 Edlecticismo técnico El eclecticismo técnico se ha descrito como el zigeist(espirit) del counseling {consejeria} y psicoterapia del siglo XXP- El eclectcismo téenico propone la com- binaein selectiva de las técnicas cansiceraras como més eficlentes, sin tener en ‘onsideracién las teorfas de los orfgenes para obtener los resultados terapéuti- ‘cos Sptlmes para un paciente determinado”. Como consecuencia, el eclecticis- * aero “Some np Common Factors it Chere Methods of Fchothey” Eo Aman lof Grp, 10990 #12415 02, Fo 9) * noc la gee tapes que opera rece ss Hpo de etc noe nerean on lasts epee eratep ue en aa de aqua Qos prooicn nara erapstek ‘cog se cic Lor tapas de eres cones cet aos apeios de alo floc Tol ae esueran po anomie] pooente na smaners Se cepa y tend onde allo puede ‘iplrar os reblanas, Allyn de stapes de roti rao, uw extn los po mo ths epetias de pcpatciog yea, un etaeu de tes comones covers Mn oe Bo de ‘slain naan youienesin olden es css rca procedmtoe at 18, en Seer (ta atop) * La, AA et “The ur of eke Et Pg, 29 192.3 ' Lamar “Blng Peete Iseation- Elect Sletion and Pes Asplicaons cécommen Fas Thtop En Ppl, 7.20, 27. 1 eptubt mo técnico esté caracterizado por un fuerte énfasis en la técnica en detrimento de la teora! La terapia multimodal de Lazarus (1996) es la primera y la més importante de Jos métedos al interior del eclecicismo técnico. La terapia multimodal represen- ta una tentativa de aplicar una variedad de métodos te6ricos y modelos diversos, al mismo tiempo o en una secuencia coordinada, basados en el orden de “dis- pparo” de los s{ntomas del paciente®. Lazarus etal defienden este tipo de eclec- ticismo porque ellos ven la esterllidad de los esfuerzos en la integracién teérica, Segtin estos autores, uno puede encontrar similitud entre dos métodos, ignoran- do sus diferencias muchas veces fundamentales 13 Belecticismo estratégica El eclecticismo estratégica es un desarrollo ulterior del prescriptive ects. El eclecticismo prescriptive esencialmente sigue una secuencia espectlica de los tratamientos problem-solving {resolucion de problemas) diigida a vatios niveles de los funcionamientos humanos (v4. biol6gico, intrapsiquico, interpersonal) tan- to nivel préctico como te6rleo, De la integracién del eclecticismo prescriptivo con [a terapia orlentada al prblemsoliny 0 terapia estratégica emerge esta nueva " Fous 6. xan LPaycoterayirteptien elles and Contato fom Const pstemaloy” En mal chen eto, 2008p 20 Elena ipo bis del elec lessen qe tos lar tenca eran une gman acon had (Bete a. 203 1) Lneartgi de estos nets denies conse ena slr de tenon etapa cna dora quo ais eeas para un pate capac. El puta cnalecabr otro qu debe il ‘nota dec el esa terea ds ptt ps determina pcre Er leet nico ne ‘rcteta una base concept gien que se pede cornices se cl tea se debe il “nro ans pipsments eo ini obit del erepets Is tcresshs epatin yeu ca thdad Pas. Cy Bows L Ope 2). " sack tl Cogutne-Bbarralteapy and Feehotheap gan En Doc, KS (6) te Cai era Ts The Gallon ress, Nua oon, 203 p.. Leama, A.A al OF pI ya opi, demas tern da I toi coo manera de itr we princi “ate dso noostetes Lorsdrer an roe facia sr aie comocrpreién slags tapes rennerte hoe cn su pace Eos fan qu el desi del ecco tein es es as ‘heeteas cel paste que reine lial e ocedets dese ees que Ya os al ‘ asoncatio oma, cncapto del eects tei ars amp nen amet ol ‘lets nes espacio sino tambien actu acral erage Laat, 92 9.1) 18 1c sbls mepaconescon el eatvina Integracion ecléctica denominada precisamente "eclecticismo estratégioo™. Este tes un punto medio entre el eclecticismo técnico que enfatiza la utlizacin de las ‘técnicas y la abstraccién del integracionismo teérico. Este método busca definir los principios del cambio terapéutico como base para Identilicar estrateglas de intervencién, Las estrateglas se formulan para implementar las pautas o directr- es, pero tienen el objetivo de permanecerfieles a los principios, en vez de cen- trarse en la seleccién de las técnicas" | Integracionismo te6rico En un sentido ampli, el integracionismo te6rico trata de amalgamar dos © tres orientaciones tebricas dejando la individualizacién de las técnicas y procedl- ‘mientos ala Imaginaci6n del clinico. Este método sostiene que una buena teorla tes el camino principal para desarrollar buenas técnicas. ‘A un nivel superficial, el integracionismo tesrico requiere la traduccion de Jos conceptos y métodos de un sistema psicoterapéutico al lenguaje y procedi- ‘mientos de ot70”, Muchas veces, lo que resulta es una nueva teorfa que repre- senta parte de cada una de las teorias agrupadas. La nuevs teoria no solamente comprende el proceso de individualizacién y estandarizacién de conceptos, ter- minologias y métodos ms eficaces, sino que incluye la puesta a prucba de les conceptos teéricos que resultan de la investigactén y procedimientos*. How 8.5 “Toward State cect. A Proposl: En Py, 94, p25. fled no esc ene es comnponetis Sein Hel: ‘eltnpeuts eben eeaente ol yobs del pasence dane dienes pepe aes que tomar enconsideacn os ents nee de Lrconamieto + Elteapeuta ley ria ster ds secs pt corel al rblems tener en sets Tecate previs pola tent pret pacentey poe! tempol is merenores estas ao neepoad edo terapetc come ainda el ‘enlapara altar cabo reatableceo eclectic esto, por ot, prope ua mutica de tery métedos pat compre “ere yeiema entero y ree ineencone ntaieas prs ina ieee lamba Baron L Etat Opa p18. sme, 6.7 Gas Layee rien An Asia, PchosmamlcAsposcC3do ex burn LE Op tp 1D. etisteracionlmo et el nat ent ts oe to semis de ecco etre, Be ta de tr detente twain, sor medio de an nuevo mare area andes Mor en mina traces castles, or sspectes abla, matacnales cio et ‘sel nddo que infuencano son neces pore cendlo tes palatas. os odes boss ‘in regacin trie juan des ord eros adores are eat un nue model dl unions Ineo dela personalidad epaxoptse del cabo pial Beer, pp. H-) 19 cout 2. Los factores comunes entre diferentes métados terapéuticos Rosenzweig!" identifics cinco factores 0 procesos generales utilizados en varias otientaciones psicoterapéuticas que é| considers que jugaban un papel en los tratamientos terapéuticos dfcaces. Estos factores, segin Rosenzweig, son ‘comunes en las diferentes escuelas y ayudian a explicar el fenémeno de los resul- tadesequivalente, es decir, que existe una minima o ninguna diferencia en términos de los resultados terapéuticos entre las principales escuelas de Ja psicoterapia". Para Rosenzweig" hay factores comunes implicitos que son transversales a lo largo de las varias escuelas y factores especificos que son las técnicas o interven- cones especificas pertenecientes a un modelo particular, que determinan el éxl- to del tratamiento. Las afirmaciones de Rosenzweig sobre los factores comunes han exigido reflexiones posteriores® e innumerables investigaciones que han podido con- tribuir significativamente al movimiento del integralismo en psicoterapia hasta hoy, Samstag™ presenta una critica de las Investigaciones inspiradas en la con- tribucién de Rosenzweig, Muchos terapeutas y tedricos han postulado elementos considerados determi- nantes pata Ja eficacia del counselling (consejerfa) o de la psicoterapia. Marmor®, por ejemplo, ha identificado siete elementos desde el punto de vista psicoanalt- tico. Es interesante notar que é] incluye factores que tienen que ver con aspectos keerawos S "Some ipliet Comtan Factors n Dee Methods of Peyeotherpy ma Pathe pti 12 20 69 Log oes comunes impos Hettieado pot Rosenwe aelan eno pact yer pets netaricemstia del pact eat dela peraonalied de tape loesaralo de hee ‘conte, por eet pace. pa obtener sew grado de cans de eral ot Ieee i ahesin dl erspeuts sun model expecta o Nell compen de seers so legis" a secependance dl erganuaicn de petonaliad * Romo 5. OF i 6 * Heine, 190; Rogers, 1957; Gal 157, caso Danes 8. The Founder of Caron Fars: A omersatin th Sal Rosen En lena of Pacey ton 12002 3p © 8 2 Dancin Op 1K: Wana. | Shot Popes. aye npc Rosenveg foence on the Common facts vere” En anal of apy aati, 2002p. 67; Lstoronos C.F ™ Sueno The Common VeeusUnique Factor yore in Phaser Research. Dd We isterpet Rosen?” Er onal Pty gris, 1 2002p. 362 2 nor charge in Pcs Pep Macro Not 0, Foss mepncones cone! esivano comportamentales y relacionales que podrfan ser un punto de integracién entre varias escuelas™. Lapworth et al", sobre Ia base de los resultados de Ia investigactén y de su experiencia como terapeutas y pacientes en terapla Individual de varlas orienta ‘ones, han enumerado los elementos que ellos consideran necesarios en psico- terapia 3, Las seis estrategias de integracién Desarrellar un modelo personal integrado en el counseling (consejerta) y en la pslcoterapla exige una eleccién de estrategias integradoras que llevan ala adapta ‘ion de un marco teérico 0 pracedimientos a partir de los cuales se desarrolla el propio modelo personal”. Mahrer™ ha propuesto seis estrategias de integracién La primera estrategia de Mahrer tiene que ver con el desarrollo de nuevas teo- rlas de psicoterapla que organiza e Incorpora otras teorfas existentes. Algunos ‘elemplos son la Redecson Therapy (Terapia de re-decisién) de Goulding y Goulding (1979) que integra andlisis transaccional y Gestalt, Otro ejemplo es la Cognitive ‘Analytic Therapy (Terapla Analftco-Cognitiva) de Ryle (1990) que integra aspectos de la teorfa psicodinamica con un método més cognitive. La segunda estrategia de integracién concieme el aprendizaje, por parte del terapeuta, de nuevas précticas operativas y la obtencién de un repertorio més vasto de procedimientos terapéuticos, sin cambiar la teoria principal de referen- Los tuctres astral de os renter més on bens ean trot ete pac teyel ees: bern deters emothao cata: apendale cogrthoo wiquseon del sit (sen onskdenamaro opeartea wats dementajessutlesy eceraretce no wel e apebai. 'desnpobclé superna yecsclnet xpltaseeniesion corel asta io coeapulocompocamentleapeseln yeeros a ty ad org eh epee Cdpeias st elidel soln 2 Lance, Pata Oe Bp 2 2 aos elements, ample cmpatin or alt retaionesemptices son labia tess escuche a dble Mar de ger recone yest por agulo eae xpe™ Viera pat, edi gi atten precede tre eran ae no ett empresa Ine exes debe carr, comieno dea elactn auc tao en psn: el eae om ‘model le namalracn de ls expenenis de pact: esto al elena, le etter de tempo pi efexiora le conssecaycrtid lopotnid de cr ur haber, el manar losprowsos pales urarsr a combina pent tespeth > Lac, Pal Op 2 vo i Teast a ats. Han Scns PsN a conn cia, El aprendizale se da a través del dislogo, la observacion durante la entrevis- tay la prabacion en video de la sesién y la comparticién de la metodologia con terapeutas de otras orientaciones. Un ejemplo podria ser el de un terapeuta de ofientacién psicodindmica que explora los conflictos del Yo del paciente utilizan- do la técnica de la silla vacia de la Gestalt. La terera estrategiatlene que ver con el estudio de los lenguales y vocabularlos dd todos los métodos para elaborar un vocabulario més.o menos comdn entre las diferentes escuelas de pensamiento. Probablemente sea dificil que se llegue a un cansenso entre las diferentes escuelas en el sentido de tener un voeabulario ‘comin, pero ciertamente la comunicacién entre los diferentes métodos se facili- tard con la individuacién e integracion de algunos términos menores, La cuata estrategia implica el desarrollo de una teoria tinica de psicoterapia ‘que contiene e integra todas las demés teorfas. Esto resultarfa en la formacién dde una que puede ser llamada la “Terapia Universal. Claramente esta propuesta es imposible por el simple hecho de que rio puede existir amas una sola y dni- ‘ca verdad sobre la naturaleza del hombre y. por lo tanto, una verdad suprema de la psicoterapia. Otros motivos por los cuales es imposible desarrollar esta estra- tegla, son la lealtad de los terapeutas hacia la propia escuela, la diversidad de la naturaleza humana y las influencias hist6ricas y culturaes, La quinta cotrategia pucde cer la de encontrar semejanzas entre terapias y después unir los métodos que tienen aspectos en comdn. Por ejemplo, el ané~ lisis transaccional, Ja terapia de la Gestalt y el método psicodinémico compar- ten algunos conceptos (aunque se describen en términas diversas} que pueden ser unidos. Bn algunos casos, esto acurre a través del aprendizaje y la comunica~ cién entre escuelas. Sin embargo, esta estrategia no se puede realizar alin ya que los conceptos tlenden a estar entrelazados con otros conceptas al interiar de un modelo te6rico ms vasto y muchas veces es difeil extraerlos del contest La sexla y dhtima estrategla se vale de los resultados de la Investigacion por medio de la cual se acumnula un conjunto de intervenciones y tratamientos catalo- ¢gados mas eficaces entre los diferentes métodos, Una vez que se ha realizado una diagnosis, el terapeuta consulta este “manwal de soluciones" y esquema del tra- tamiento y procede con la intervencién segdn las indicaciones del manual, Este, sin embargo, no tiene en cuenta la unicidad, la diversidad, y Ia singularidad del paciente, Esta estrategia esté destinada a fracasar porque cura el problema y no 4 la persona, Por ejemplo, los comportamientos obsesivos de una persona pue~ dden tener una etiolog(a, un objetivo y unas manifestaciones diversas de otra que sles mepaone cone! conte presenta el mismo trastorno, Esto Incluye el empleo de varlos métodos para tra- {ar los mismos trastornos en diferentes personas para aliviar sus suftimientos, Lapworth et al", después de haber examinado las diferentes estrategias de Integracisn, han estado de acuerdo con Mahrer en que, entre las estrategias, rmencionadas, solamente las primeras dos tienen posibilidad de realizarse y pue- ‘den darle claridad al concepto de terapia y conssjeriaintegrada. La adaptacién de Lapworth et af al concepto de Mahrer es considerada y elaborada en Jos siguien- tes pardgrafos, 31 Estrategia estructural o “framework strategy” En la framework strategy se integran y combinan teorias y tcnicas ya existen- tes y de allf emergen teorfas substancialmente nuevas de la psleoterapla y coun saling (consejeria). Estas tltimas son desarrolladas desde teorfas sobre el ser humano que han sido modificadas y se colocan como estructura integral para ‘otras teorfas que comparten la misma concepcién del hombre y el mismo con- ‘eepto antropolégico. Por lo tanto, la teoria de referencia del desarrollo humano. de su Intersubjetividad y experiencia existencial, de su cambio, funcionamiento «6 disfuncionamiento y asf sucesivamente, pueden ser el marco que integra una toorla peicoterapéutica que tiene presente ectos agpectos. Sin una teorfa sobre al hombre, no hay una teorfa psicoterapéutica. Lo que se quiere resaltar, es que las teorias existentes sobre el hombre o las bases antropol6gicas de un método par- ticular de psicoterapia podrfan ser ampliadas con aspectos posteriores de otras, teorias sobre el hombre inherentes a otros métodos sin contradieciones inevita- bles. Tales aspectos pueden expandit la teorfa antropolsgica como marco Inte- ‘fat y, como consecuencia, ampliar la perspectiva terapéutica Una primera concepcién antropoldgica basica puede sostener que el hombre les capaz de elegis, que es libre, responsable y que esta destinado a la autorrea- lizackén. De estas afirmaciones podemos deducir los métodos humanistico/exis- tenciales del counseling y de la psicoterapia. Una segunda teorta de referencia puede ser aquella que afirma que el hombre ¢s un producto de condicionamiento yes "programable” para comportarse de una lerta manera, De este sistema de teorlas comportamentales se derivan métodos 2 tamomm Petal Op a2 * wi, pp 2853, B __ : ent ‘que le dan énfasis al desarralla de nuevas comportamientos por medio de, por ejemplo, jos fortalecimientos y los regimenes de objetivos planificados, La tercera teorla de base podria ser un concepto del hombre que lo define ‘como uno que es empujado por fuerzas internas, muchas veces inconscientes y en cconflcto,y que el comportamiento es normalmente el resultado de cémo el hom= bre logra manejar o encontrar términos medios entre estos conflictos internos. Estos tres conceptos principales del hombre le han dado vida a las tres escue- las principales de psicoterapla: la escuela humanfstica/existencial, el conductis- mo y la psicodindmica. La framework stragy sostiene que cualquier escuela de terapia y counseling que se achieve a una de estas teorias sobre el hombre, puede ser integrada, Por lo tanto, a nivel testico, un concepto del hombre que sostiene ‘que él es capaz de elegir, es libre, responsable y est4 destinado a la autorreali- 2zaci6n, permite la integracion de los diferentes aspectos del andlisis transaccio- nal, de la Gestalt y de la Clien-Centemd Therapy para el desarrollo de una teoria psicoterapéutica mas amplia y/o diferente que tenga influencla sobre el terapeu- ta y sobre su manera de concebir el trabajo terapéutico. Esto también se aplica ‘aotias métodos, Hay que tener presente, adicionalmente, que algunos métocos terapéuticos son transversales, es decir, comparten conceptos con otras escuelas en cuanto estén estructuralmente abiertos a la intogracién. La logoterapia o and Tencial, por elemplo, comparte el concepto de significado con otras escuelas de ppensamiento, En particular, la logoterapla se acerca mucho al cognitvismo pos- racionalista en cuanto al concepto de la unicidad/subjetividad del significado. Como Guidano®, Frank? afirma que el significado esté estrictamente unido a la experiencia personal de cada hombre en determinada situacién y, por lo tanto, puede cambiar ‘primero que todo, de hombre a hombre y en segundo lugar, de dia a dia, de hora a hora"®. Tal concepto vuelve la logoterapia abierta al concep- to de esquema 0 esquemas que es de eran interés para los cognitvistasy, al mismo tiempo, la predispone a las conceptualizaciones de los métodos psicodindmico- telacionales, Otra construccién transversal entre los diferentes métodos, Inclusi- ve la logoterapla, es la teorfa motivacional o de objetivos que orienta y fortalece la conducta humana. ei, VF. La mpl a pd ps al sae pl apn, Bott Borner Tt, 985, p12 pun, Sn a ren arp de op, C Nora, Roma, 1985, 8 ie 4 sles eepascres nt cgi 43.2 Estrategia de procedimiento 0 "procedural strategy” kta segunda estrateia de integracién implica la integracién de procedimientos operatios coneretos que el terapevta adontaytransmite al paciente para obtener cambio, reluerz0 0 respuesta, Maree propone que los terapeutasestudien aten- tomente la transripciény las aabacones en vdeo de otros terapeutas para iden tear una sere espectfica de comportamlentos del teapevta que, en promedio, tide ase seguldo por una serie particular de conducts del paciente ae pueden Ser consideradas infloyetes sobre el proceso de cambio. El procecimiento puede incu las deseripciones de os roles del terapeua y del pacente, a invitaciin por parte del terapeuta al pacente a centrar Ia atencion, a expesar las emnocones, el hecho de explicare al pacinteelconcepto de cambio yas sucesivamente Lapworth et aP” llaman a esta tactica procedural strategy en cuando ésta implica el empleo de procedimientos operatvos especficas que provienen de otras orien- facies tebricas que no coinciden necesaiamente con la teorfa de referencia Esta técnicas son ademas independents de tna teorla en particular de coun lingo psicoterapia, Por ejemplo. un psicoterapeutapsicodinamico puede emplear una técnica de relaacin tomada dela terapla comportamental, sin hacer rele renca al conductismo. De igual manera un terapeuta rogeriano puede ayudar al pacente a analzar un suefo,utiaando la téenlea dela libre nzociacion segtn EI métedo feudiano,o interpreter os simbolos en terminosjungianos ode otra manera uilizat a técnica dela Gestalt para la elaboracin del sueRo Las estratelas de procedimiento son diferentes de las estratagemasterapéu- reas que hacen parte integral dela tora de base. Estas se refieen a aquelo que sscede aun nivel més bésico de la interaccicn terapeuta-pacientee influenclan 4ué dreccién toma o qué hace o dice el pacente. Valviendo a tomar el ejemplo del anlisis del suefo, que esl estratgema terenéutica, a estateaa de proce- Aimiento depende de To que sabe hacer el teapeuta libre asociac\n.interpre- tacion de los simboles estar en el sueto~ a direccién que toma el paciente depende dela instrucciones del terapeuta, En otras palabras, ls estrategias de proceimiento son las que hace e terapeta rate la sesin En cant tales las strates de procedimlenta son ineitablemente depencientes del ting y dela experiencia del terapeutay pueden ser ampladas hasta el infinito Monte A RT eapmton f Prceeps:A Cae Pace Tos Hama Selences Press, Nera Yor, 18 cdo en Reto A. “Cones, Processes a Proedites: An toucton othe Spel ase ‘onrepetion of Concrete Open Protein of xt ese) 207 Laue, Pata Op a3 2B aC ‘Se supone que el terapeuta tiene una estrategia terapéutica en mente, cuando adopta un procedimiento estratégico, Se espera que él no aplique procedimien- tos operativos solamente por el gusto de hacerlo. Su estrategia terapéutica est Influenclada por su framework strategy para la integraci6n te6rica, mientras su estra- togia de procedimiento puede ser tomada en préstamo de otros métodes y no necesarlamente pertenecer © conectarse a su teorlaintegradara basica Alo que Lapworth a a aman estategia de procediiena es, de hecho, sinénimo del edlectcimo tocol cual hace referencia Lazarus. A diferencia de este dhtimo, ‘que hace referencia a ella con ef término ectecticismo, los autores ya citados s0s- tienen que la seleccidn de los procedimientos y técnicas que se agrupan para for mar una fotalidad se basa en una concepcién de la integridad de la persona y del método, por es0 se utiliza el término inegraiin. Las intervenciones al azar que no ‘oman en cuenta las necesidades del paciente © que no se derivan de cierta logi- ca, estan destinadas 2 fracasar 4, La formacin a la integracin Los proponentes de! movimiento integrador tienen diferentes puntos de vis- ta sobre la educacién del terapeuta. Segdn Goldfried” es dificil dar una orienta- con en la formacién porque no existe una “terapla integradora’ dnica en la cual un estudiante se puede adiestrar, no existe un consenso undnime sobre el méto~ dd integrado. Lo que él propone es inculcar en fos estudiantes la idea de la “terar pia integrada’, actitud de apertura y conocimiento de los principios generales del cambio. Miller, Duncan y Hubble sostienen que en el imining la mayor pat- te del tiempo se dedica a ayudar alos clinicos a escuchar, controlar y responder al feedback del paciente. La creatividad e innovacién deben tener més importancla ue el dominio de los métodos de un tratamiento espectfica. La ética debe ser ‘un componente muy importante del training. De una manera mds general, seein estos autores, el énfass se cambia de las competencias a la eficacia, es decir, la habilidad de ponerse en contacto con el paciente y ayudarto, en lugar de conside- rary considerar el actual sat of krouladge en el campo. * Craton Noa Cy Gaze M_R. “Te utr of Fecha tation: Roundtable En Ito Pcie tn, 13, 20,4 * cao en Nouns Cy Gaze, MR Ope pp 6-48 26 cles imepacones cone! copntvene [és alld de los diferentes puntos de vista sobre la educacién de los terapeu- tas, en principio, existen dos métodos formativos dlstintos*. El primer tipo se reflee al framework traning en el cual la escuela le suminista al estudiante la te0- ria o teoriasIntegrativas de las cuales viene desarrollado un modelo integrado. El segundo método es el single model mining que tiende a ofrecerle al estudiante un modelo integrado ya desarrollado, como por ejemplo, la Cagnive Anata! Therapy, 41 Bl framework training framework taining tiene la ventaja de una amplia gama de teorfas y técnicas {que pueden ser integradas, permitiéndole al terapeuta muchas opciones para desarrollar su propia teorfa integrada. El terapeuta se puede valer de su conoc!- miento, fuerza y capacidad e integrarla con la experiencia y la competencia adqui- ridas en taining precedentes que son compatibles con su teorfa de referencia, Sin ‘embargo, este método tiene sus desventajas. Una de estas es que los estudian- {ws se pueden sentir abrumados por la diversidad y por fa complejdad implicita en la eleccién de los métodos a Integrar al Interior de su framewore training, donde Ia eleccidn de la teorta es responsabilidad del estudiante. El énfasis en que el estudiante desarrolle una constelaci6n teérica propia pue- de generar un sontimlento de dosorientacién en relacién con su identidad de pares". Ad mds, si el entrenamiento no ensefia competencias terapéuticas de base, se deduce que los estudiantes no tendrdn un vocabulario compartido ni lun conocimiento adecuado de lo que significa fundamentalmente la psicoterapia. Probablemente, por medio de la promocién de un pensamiento libre, los estu- diantes no son acompafiades y su capacidad de pensar de manera lineal y conver- ‘gente, es poco estimulada. Otra desventaja que no es indiferente de este método ela dificultad de encontrar un supervisor experto en el campo", 42 Bl single model training En el single imegratve model taining, los estudiantes aprenden un modelo inte ‘grado y probado, por lo tanto, los médulos del training y la lecturas prescltas se * ow tal Op tp 18, * Gan "Amey, Conf. an Resstanee in Leeeing a ntepratve Perspective on Pichotheray "elf scopy pain. 19 16, 20%: Loe, Pal Opa ° Lnomn Pa OF tp. 5356 7 i ee limitan, en la mayor parte, a los enfoques integrados en el modelo. Es facil acce- der al material bibliogréfico sobre los enfoques integrados y sobre el modelo mismo. Una ventaja inherente a este método es su claridad que no permite ambi- ‘lledad en la comunicacién entre los estudiantes, taints, y supervisores debi- ddo.a un lenguaje compartido. Igualment, elcrterlo para evaluar el progreso del estudiante es claro y estructurado. Esta claridad también se adqulere por el estu- diante en los primeros periodos de tmining, donde la integracidn ya se ha llevado 2 cabo y ha sido seleccionada en el curso“ La desventaa del single integrative mode traning es que los contenidas del curso pueden ser tan restrictivos que no permiten la incorporacién de expetiencias de Iraning precedentes. Es més, el modelo puede llegar a ser otro “método de mat- ca’, con todos los riesgos de una teorfa de referencia que tiende a encuadrar el ppaclente a la teora, en lugar de hacer lo contrario. Este puede promover la exclu- sividad que podria desalentar la exploracin de otros métodos y mitigar una Integracin mas amplia. Por el hecho de creer que el modelo sea la psicoterapia Integrada y no una de las posibilidades de psicoterapia integradla, el sina intgra- tie model traning puede Negara ser elitista”. 5. El cognitivismo como marco intearador La psicotogia cognitiva o el cognitivismo “concibe la mente no como un recep tor pasivo de la informacién que viene de los estimulos ambientales, sino como tun elaborador activo que verfica continuamente la congruencia entre el propio proyecto comportamental y las condiciones objetivas existentes, filtando las informaciones y autocorrigiéndose“*. El cognitivismo es un método que toma ‘en consideracién al hombre en sus diferentes dimensiones: psicolégica, evouti- vay clinica, sin omitir la bolbgicay sociolégica, como se podré ver mas adelante, Haciendo parte de una disciplina més vasta que es la clencia cognitva, el cog nitivisme tiene una base empirica y siempre ha construldo sus principios teéricas por medio de la Investigacion cientfica. Al hacer parte de la categoria general de la ciencia cognitiva,abre la psicologla cognitiva a una multiplicidad de disciplinas ‘como la filosofa, la neurociencia, la inteligencia artificial, ls lingsticay la antro- + p58 a ~ chun U. ac sig, Gat MLE, 1969, 198. 28 a oe Foss megane cone! copvina polog(a cukural®” Estas ciencias han aportado enormes contribuciones al desa- frollg del cogaitivismo y a su aplicacién clinica La adquisicién de un naturaleza clentifica mayor ha permitido el éxito de le cognicion en los paradigmas del asessmenty tratamiento clinico". El término cegiive-comporamental ha sido usado inilalmente para describ el fcus sobre la feoanicion como un factor importante en el tratamiento. Perspectivas similares pioneras sobre Ja cognicién y tratamientos cogritivos habian surgido de otras Prientaciones como la humantstica y psicodingmica*. juntas, estas investigacio- tes han contribuido a la legitimacién de la cognicion en el émbito clinico, 6, Metatearia del paradigma A-P-R y el método humanistico-evistencial £! cogntivismo consiste en un sistema de teorfas que comprenele la psicolo- «gf evolutva a psicologta de la personalidad, la psicodiagnéstica, la psicopatolo- ty la pslcoterapia, Este es un cuerpo tebricoextenso, flexible y abierto a otras Corfentes de pensamiento. Ente las teorias cognitivas. que shora se han con- ‘ertido en clsicas, estén el desarrollo cognitvo de Piaget (1969), el desarrollo poral de Kohlberg (1984), la RatinalEmaie Therapy de Elis (1955), la psicoterapia Cognitiva de Beck 1986) ec tana Ry Su: “ogoton and Cline! Siees Flom Evolution 0 Hole: Domo, Hi Coe re! Th alo Pee Nate York Lots 2003p. 17128. La tesa cogntvo-cemportaertl bss en es dee eu dsc os il pen cambria cognti, La ing quer oeeps Sel compen coe process mete ng {Sreanpo terse pw ener pael de egal cable La stopalopa clus coupe {2 compres So ar rer cltls En emia pee sural que eae de coool pe (el at en I eicloea del sora yee procera de cambio de comport 7 dee eognin {gam y Sel 200, p12, W500, pp. 9253, Las tapas deben er reat a enc {Spurtaniet fa modsidod comunity ats respuesta ca el cere ste etn ios 12 ft yen ctr stenos sna terpetar quell que eeaulmente atone somo picopst Sta, soos 9. oat SH, 1 Op bp ES > feo, WEA anal de ta rn scrawl Mussa, i. 19 18 eA Cpe Tuy de Eta Dida. treo! Unters rss, Nera Yor, 17. Bes. Rita Comte thenyy Sorcsen The Cllr Pres, Neve Yo. 197, Cus, A Ratha Ente Pratap Star ues Yor educn espa Rainy omen sai Dele de Bob ios 2» two En 1970, la logoterapla de Frank! fue clasificada por Mahoney” como una de las cuatro psicoterapias cognitivas diferentes, junto con la Rational Emotive Therapy de Ellis, la Terapia Cognitiva de Beck y el Personal Construct Approach de Kelly, Sucesivamente, la logoterapia es reconacida en general como perteneciente al rmétodo human(stico-existencial El cognitivismo en contraposicién al conductismo refuta la relacién estimulo- respuesta (S-R) y sostiene que el hombre actia de forma activa y selectiva ante las informaciones provenientes del ambiente. La respuesta (R) alos estimulos ambien- tales (A) esté mediada por la persona (P). Aqut se quiere presentar una metateorta del paradigma A-P-R que se basa en la teorla del aprendizaje social de Bandura?” La teoria del aprendlizaje social busca explicar el origen de los comportamien- tos focalizando el proceso de aprendizajey el significado de la conducta, dentif- ccando mecanismos y procesos subyacentes. Desde el punto de vista humantstico, la teorta del aprendizaje social pone al centro al hombre con su riqueza (capa- cidad, motivacin, creatvidad, en evolueén, ete). Esta tiene una vision antro- pol6gica de base que toma al hombre en todos sus aspecios, sin reducirlo @ un ‘mecanismo que responde automsticamente alos estimulos que le son presenta- dos. Este método no solamente respeta al hombre, sino que contribuye al locali- zar y potenciar la riqueza humana”, De manera similar, la antropologfa frankliana tione una visién holistica del hombre. Es mas, Frank, con el concepto de la ontologta dimensional, ha ido ‘mds alld de las dimensiones biol6gicas y psicolégicas que el ser humano com- parte con el mundo animal, y le ha dado énfasis a la dimensi6n espiritual® como Concepto fundamental de la logoterapia. La ontologla dimensional propues- ta por Frankl se basa en dos leyes: la primera sostiene que “un fenémeno in: co € idéntico, proyectado hacia fuera de sus dimensiones en otras dimensiones inferores a las suyas, le da origen a figuras diferentes en contraste entre ellas. * Mvowey My Gua, “aphothragy andthe Cogn Sconces: An Brongn Ex Laas, yDowo Bes Cina aes Cota tiny Thy and Aon Senger Nuet York 06, 2 * es Sl mates tan nA Se Cage hay, Pei el, pew 185. © daa. A Psp dl rip, 1 Fonda rap ARE, ma, 20, p. HO, 2 Feo, E Ser pista: da gp Ce Nr, Rona 198 BP. 3. ck Parga 2 el capt Las eeencls nea nt os textos de os esos ators, como tami a stars neds n a etn ils Para conta ess.” son suger oso tors del ib Ct Pago del apo y paral 21 bel cate VL 30 esblsiapedonecond!capntiiens La segunda sostene que “lenémenos diferentes, proyectados fuera dela propia dimension en una misma dimensién inferior a la propa, dan orien a figuras que perecen ambiguas™ Aplicando la primera ley al ser humano, el hombre es pri- fardo de la dimensién especticamente humana y proyectado en el plano de la biologi y dela psicologfa Lo que dela dos imagenes diferentes de sf que se con- trastan reciprocament. La projeccin a nivel bioligicoresaltaré solamente fen- fnenos sométics, mientras que la proyeccion a nivel psicoldgico hard emerger fendmenos exclusivamente psfquicos" La segunda ley, por oto lado, hace enten- der la impostblidad de comprender la persona humana si no se toma en cuenta su unldad antropol6gica bio-psiquica-espritua vvida en un todo integrado" En tsta visin antropol6gica a dimensién espirtual y noética se caracteriza antes Que nada por la actitud i libertad, no sélo como posiblidad “de sr libre de.” sino también como “capacidad de autodistanciamiento que le permite a la per- Sona tomar posiciones ante cualquier situaién o condlconamiento dela liber- tad,“ Seguin Frankl, “caractertsticaconsttutiva de la existencia humana es la saulotrascendencla, el tender hacia cualquier cosa fuera y diferente de sf mismo ‘Otros puntos fuertes de a fogoterapia son: al vida humana siempre tiene sig- hilcado® 6 el hombre busca siempre un sighificado de su exstenca (volta dl signicado; cl ser humano tiene la capacidad de experimentar el sentido de la vida en todas las circunstancias (leriad dela volutad). Segtin Frankl, la dimen- siGn espirtul valor dela acttud le permite al hombre la capacidad de encon- trary levara cabo un significado aun en una situacién totalmente sin esperanza * vi. 3040 i. pp. * be, cot... dmonstoe spits alla base dela osterpDslontopccge denser la era otasonse~ En asor | Us anes aan iin a og ir © Fan Fanconi, 2007 0 = tap 2 © i op 98 Ut 5 © it. 31 Ms cota 7. eSe puede integrar la terapia cognitivo-comportamental con la logoterapia? La terapia comportamental y la terapia cognitiva siempre han compartido la participacién del método clentific y ambas le han puesto énfasis a la capacidad dl paciente para aprender nuevas modalidades de adaptacién y funcionamiento, La terapia cognitivo comportamental es una integracion de las teortas y técnicas comportamentales y cognitivas. Ella ofrece una ampli flexibilidad de aplicacién y compatibilidad conceptual con otras escuelas de pensamiento que, como con- secuencia,facilitan la integracién de diferentes modelos, La tradicién de la coleccién més basta de procedimientos y microteorias que ‘constituyen {a terapia cognitivo-comportamental en general y su representante mds espectica, la terapia cognitiva, siempre ha adoptado técnicas y perspect!- vas tedricas de otras tendencias teéricas. La terapia cognitivo-comportamental fentendida como un conjunto de procedimientos generales ha progresado por medio de la integracién de las técnicas y'conceptos teéricos de otros métodos" La introduccién del concepto del esquema o esquzmas permite que el método esté abjerto a la influencia de los conflictos que aparecieron durante la infancia y al desarrollo de las estilos de personalidad” Recientemente, los componentes integrados de terapla cognitiva y cognit vo-campartamental tomaron en consideracién el papel de los mecanismos de defensa, el énfasis en la exploracién de la relacin terapeéutica la dindmica inter- personal del paciente, el aspecto que facilta la arousal (excitacin) emotiva y la influencia de la experiencia evolutiva en la formacién de los esquemas disfuncio- rales. Los procesos defensivas son un concepto tedrico muchas veces asacla- doa la teoria psicodinamica. Estas defensas son consideradas por algunos (1. Young, 1990) como un mecanismo que el paciente pone en marcha para evitar ‘materiales relativos al esquema, por medio del proceso cognitive de la negacién, represién de la memoria o despersonalizacién. La evitacién de los contenidos dolorosos relativos al esquema puede tomar forma, por elemplo, la de sentirse 1 fomesC | y Hes A M."An Api of Cgntie Thar x on of Cot ad Cl Panes. 61, 9899 (0 © Lom. Pats of Atanas nthe Asessinent of nerpecional Schemas: Understand ‘hanging iat att Taps aot Gagne ychthespy x kara se Pts Dre SI Gra # Lapin wp son soe fears, C Ly HAA MOP 9 18 22 odie cones con lcm paralizado, la dlsociacin o minimizacién de experiencias negativas®. Las medl- fas defensivas comportamentales pueden incluir la evitacion fisica de situaciones {Que activan equemas dolorosos y angustlantes” ‘Apesarde que la terapla cognitiva slempre ha reconocido la importancia de una puena relacion terapéutica, en los timos aflos, los procesos interpersonales dentro de la terapia cognitiva y de la terapla cognitlvo-comportamental han adquirido un Gnfasis mayor”, Los procesos interpersonales ahora se consideran como un acceso Jmportante para explorary aliviar los esquemas interpersonales disfuncionales forma- dos durante la primera infancia. Ya que el desarrollo de los equemas estan principal- ‘mente influenciados por las primeras relaciones interpersonales, la teorfa del apego {Boulby, 1977) ha sido incorporada por algunos terapeutas cognitivos para acarar la dindmica cognitiva y comportamental dentro de la relacign terapéutica™ La idea de las disfunciones cognitivas/esquemas/comportamientos permane- ce al centro del método cognitivo-comportamenta. El concepto de la disfuncién cognitiva Yo comportamental es un concepto interactivo, compatible con los puntos de vista de otras orlentaclones te6ricas que tienen que ver con el papel de Ia experiencia y con los procesos Inconscientes en el desarrollo de la pato- Jogia, De hecho, los desarrollos posteriores, que han sucedido por medio de la Jntegracion de las diversas investigaciones y princlpios teGricos, han permitido la inclusion de los conceptos y técnicas compatibles con la aplicacién de la terapla ‘elacional, de la terapia comportamental, de la interpersonal y ottas tradiciones: como la Gestalt, el andlisistransaccional y la logoterapia (o anlisis existencial), Lareligiosidad, el aspecto de valores y la dimensién espiritual del Yo, entendi- dda como la atencién hacia la trascendencia y la autorrealizacion, son aspectos de la experiencia humana que deben tener espacio en la conceptualizacién de una terapia Integrada”. No se puede ser indiferente ante la seriedad de la influencia, de la religion y de algunos fenémenos espirituales (cult, magia, sectas, fanatis ‘mo, etc) sobre la salud mental de un ampli ndmero de personas". Al mismo * cL Paige capt yap Vi » Ban Ll “Cote soho Tera and Pachothray inept Ee ORE. K Se ato Cape Baro This. The Cllrs Pres Nae Yr Londres 209.6. MB Lor. Ot: Mo, Mt: Han Cis Pes, Base Sons, Nye Yr, 6 Gui, Op at oan. HAs AM, Opa Laws, Bata Opt» pony Lice 8 ahs ef et esc era Ek vatiaa cud dl ten, aon ose A rth wd Rls a Ean Cg nd nal at 40), 3 tut tiempo, la misma religién y el sistema de valores, ya sea del terapeuta, 0 del ppaciente, tienen un papel importante (muchas veces implicito) sobre la selecciin del tratamiento, sobre los objetivos a alcanzar y sobre el proceso de cambio” 1a dimensi6n espiritual es un aspecto de la experiencia humana que es difci de defini, pero que sucede y necesita reconocerse y respetarse, Lapworth ea ‘explican que la bdsqueda existencial del significado de la vida es explorada en terapia en la relaci6n que el paciente tiene con los demas, consigo mismo y con ‘el ambiente contextual. La psicoterapia cognitiva-comportamental, siendo com. patible con los métodos relacionales e Interpersonales, permite la integracién de la dimension espiritual en su jramevork tio, En este sentido, se quiere consid. rar la dimensi6n espiitual no en el sentido religioso, ni como un aspecta del Yo. {que es implicito o dificil de definir en terapia”, sino como aquella dimensién tn ‘ca que le permite al hombre darle un significado a la experiencia humana, aun cuando todo parece carecer de sentido, La inclusién de los principios de logoterapia en el método cognitivo-compor tamental puede indicar una especie de complemento al modelo, La persona (P) que ‘media su respuesta [R) a los estimulos ambientales (A) est sobre todo inclinada hhacia la autotrascendencia no como fin a s{ misma, sino en la realizacién de un significado. La bdsqueda del sentido de la existencia o voluntad del significado, 5 definida por Frankl como “aquella tendencia radical del hombre a encontrar y realizar un significado y un objetivo". En este sentra, la voluntad de significa no es un simple discurso flosético, sino una motiacin de la conducta humana , en cuanto tal, le da orientacién y significado al comportamiento™, El anélisis existencial, cuyo objetivo es ayudar a la persona a reencontrar el sentido de su existencia se propone, por lo tanto, como un nus madelo te6r- co motivacional que se basa en el presupuesto de la voluntad de significado, en el dinamismo fundamental y en la motivacién primarla de la conducta, desde el momento que considera al hombre fundamentalmente orientado a la brisqueda del significado. "Entonces, la variable ‘sentido de la vida, de categoria antro- poldgica pasa a ser estudiada como una categoria psicol6gica y motivacional. > poe A Op hp. 9798, * Lamon Petal O9 at 396-8 * fr, XE Sa, > ip. 0. * basco POF. ‘p00 Ps 34 ralesintepcones cn! cgntisme ta fuerza motivacional de Ta volun de signifcao puede ser considerada, en ‘akima instancia, como un aporte psicodindmico del andlisis existencial a la psk- trropie coentvo-comportamental, A este respecto, es oportuno anctar que Fatchinson el han propuesto la ntegracién de la Logoterapla ala Rational Eatve Evora Tet de Elis y la han denominado Lopoapy-Enkanced REBT, cuyo pun- fo central es la integracion de la raxén y el descubrimiento del signiicado™. La fogoterepia ha sido incorporada también en la Aceplanc and Commitment Therapy ten conclusion, Norcross y Goldfried® dan sugerencias espectices para orlen- tarse hacia una psicoterapiaintegrada relevante y empiticamente informada! 8, El métode humanistco-existencal en la psicoterapia Después de haber expuesto los posibles puntos de integracién de la terapia ‘cognitivo-comportamentaly la logoterapia, es oportuno presentar los conceptos principales del método humanistico-existencial en la psicoterapla, Scilligo® dela fen claro los asuntos de base del método humanistico y sus conceptos basicos en lo que se refiee a le psicoterapia, En los siguientes pardgrafos, se exponen, en sintesls, algunos temas presentados por el autor, para tener presente en la préctl- ‘ca clinica, si se qulere legar a ser un terapeuta integrado de tipo cognitivo-com- pportamental y human(stico-existencial ocean Gea Lary Enid REBT Anno Oia and Ra. ares ahupsome prandocom e!-patesnsralpoatlns REBT an201085 pal Gan, MO, en Senso 5. tt "Logthrp Cll acter En. Pao (9 Lassupeencas de Noerssy Gules: I. Psegl especticad en a stein yn scten ade atamea preprints eopctzs. Noe sete slat que cao paces ee une erapa ftoetien neneceata weer como tana de mers concrete a2 bop plas soe. {Gelade nts evident ote le péctes erponden cig la de end ul Ibo qv tio deren sen ma uncenales pra Un ate con uh proba epee un dtr Mino coment. 3 Hacer incr l mtd Ge talents lstn rapt a ndiuaiad el Deseo -mnsocisdel diagno” Ea comtrarsn band es ewer robles sabe So rec vt ol tas cant epi hones) Shiethor del arama 4 Llegaa er mayeerte tga no alamene cn mtegar des sstemae teppei, sno nbn corr pateraia con el talento adie (Moss, 07), con. ce ‘én espitl sosenmero soil yoo oso sucess pa ucla ane Soe Paice iif ened rene LAS, ere, 2009, 5 7-85. 35 41 Maneras especificas de procedlr del terapeuta existencial Alencin ata subjtvidad. El terapeuta existenclal dedica la atencion al subjetivo como focalizacién de base, sin descuidar lo objetivo y el comportamiento. Esto se basa en la suposici6n que “cualquier afirmacién que hacemos a favor del mun- do (aquello que esté alléafuera) es inevitable e inequtvocamente una aflrmacién a favor de la teorfa que nosotros tenemos de nosotros mismos (aquello que esta adentro)™. Aencin ala manera de rencionar dela persona. La atencin del terapeuta estéfiada ‘en la manera como el paciente responde a las preguntas tfpicas de la vida como las siguientes: Que y quién soy yo? cQué es este mundo? Qué produce satislac- cid? gQué es dolaroso y provoca insatisfaccién? Sobre cules fuentes de poder ‘se pueden trabajar para ayudarte en la vida? Explorcén de a subjtvidad. El trabajo principal del terapeuta humantstico-exis- tencial es la exploracién de la subjetividad y el promover un contacto constante de la experiencia del ser. EI lugar del camblo teapéuivo. El cambio terapéutico esté en el paciente, solo y Gnicamente dentro del paciente y Gnicamente a través de la exploracisn Inte- rior y la participacisn personal se llega a cambios significativos y duraderos en la manera de dale significado a la propia vida Bt Insgit es del pacene, | método human{stico-existencial alirma que el tera- peuta no es capaz de produc insight en los pacientes y cualquier tentativa de Interpretar desde el exterior y de infundir teorias y conceptos del Yo, no encuen- tra espacio en este método. Et terapeuta es wn fctador del proceso. La tarea del terapeuta no es la de organi- zat, cambiar 0 curaral paciente, sino de ayudarlo a hacer llegar @ la superficie esa ccapacidad propia, ya existente en su mundo interior, y de alguna manera restrin- sida o bloqueada. 8.2 Fases del proceso terapéutico La alianza. En la terapia humanistico-existencial, la alianza terapéutica es un proceso de evolucién continua e implica en esencia un involucrarse profundo, sin- cero y personal en el acompafamiento al paciente en su exploracién del mundo th». 7. Ct opto 36 Fy tnterior ye descubrimiento de sus recursos. Es una mediacindelicade, una con- ffontacl6n respetuosa y un compartimiento profundo, empético de la experiencia neste método, no es larelacin terapéutica en sla que leva a cabo el cambio sino que éta es s6lo un proceso facilitador. Profundzan de la proSledica. Mientras continda la construccién de una alianza terapéuticaprofunda el trapeuta no se ccupa de hacer desaparecer los sintomas emo s tos [ueran el problema sino que busca entender cémo los sftomas y Jos problemas son una indicacién de una maniobra protectora ante una concien cia experiencia interior parlizada La exlractn interior Ayudar al pactente a descubrir la capacidad propla de exploracin interior es la parte central del proceso terapéutico, Contacto con y supercén de la resistencia, Construida la alianza, profundlizado el problema yapreciada la importanca de la exploracin interior, el paciente es con- frontado con las maneras con las cuales 6] bloquea el acceso ala experiencia sub- jetiva, es decir, con las modos como él presenta la resistencia. 83 La psicopatologia y el diagnéstico | métado existencial no est particularmente propenso ala utillzacién de las clasiicaciones diagndsticas debido al peligro implfcito en este procedimiento de tna objetivacin excesiva de fos pacientes™. Sin embargo, el terapeuta humans- tico-existencial no desprecia el uso de los procedimientos diagnésticos descrio- tivos si sirven para comunicarse con las instituciones que lo usan y entienden prevalentemente el lenguaje. E] método humantstico-existencial no es necesaria- mente el ms indicado para todos los pacientes, especialmente si sus problemas estén ligados estrechamente a la situacin externa espectfica 4 Puntos fundamentales de referencia Juadad enue el terapeutay ol pacene. El proceso terapéutico segiin el modelo humanistico-existencial siempre es un proceso de igualdad compartida entre el pacientey el terapeuta con responsabilidad reciproca espectfica. pci y yountad. El hombre elige modos de ser en el mundo, y el modo que ella define qué aspectos de su ser esté dispuesto a mostrarle a los demés. Si él * cf. captulos VV, VX) tat lige ser completamente conocido, se mostraré lbremente a la otra persona, en todas las maneras posibles. Su comportamiento, que es la expresin externa de ‘i ser consigo mismo, todavia es incomprensible, a menos que le déa la persona, €l significado de su comportamiento. Quien se comporta de clerta manera, acta, ‘us intenciones, sus objetivos y sus proyectos. Es el objetivo de la accién To que dia el significado. Pero son exactamente las metas y los abjetvos los que la gen- te busca esconder mas que cualquier otra cosa por miedo a que la otra persona ‘pueda interferir si sus intenciones fueran descublertas,E] encuentro auténtico les permite 2 las personas mostrarse tal como son. Visions de lo scaly de la cena. La psicologfa humanista, en general. la psico- terapia exitencial, en particular, no buscan solamente el desarrollo del potencal hhumano, sino que también se involucran con el contexto social y en las implica ciones empiricas y en las aplicaciones de sus descubrimientos con una vision par ticular propia isin del yo, Desde et punto de vista humanista existencial, el Yo es un siste ima central que se desarrollaen cuatro direcciones: a. el desarrollo de aquello que luno quiere para sf mismo: 6. el desarrollo de aquello que uno cree que le debe a los demas y al mundo en general; c el desarrollo del potencial de la expresién y de la realizacin de sf mismo; d. el desarrolle de la auto evaluacisn®. Sse tata da [a intersccién de lac tencenciae bécicae que hacen referencia 9 la satisfacci6n de necesidades, a las adaptaciones autolimitantes de las expansio- nes creativas y al mantentimiento del orden interno. Este empule del Yo central hacia la vida constituye la ttencionalidad con la cual la persona se orienta hacia el lgro del Yo deseado. Conclusin Muchas de las tentativas a la integracién y al eclecticisma en psicoterapia se hhan limitado a juntar dos métodos o unir técnicas de diferentes métodos. En este capftulo se quiso proponer un método integrado como sistema comprensi ¥o y abierto, que comprende una visién del hombre en sus diferentes dimensio nes ontol6gicas (bio-psfquico-espiritual, més allé de las teorfas, los principios y las técnicas que serdn tratados en los capitulos sucesives. 38 sisson nel conten como punto de partida, se han tratado los diferentes tipos de tendencias eclécticas/integradoras y sucesivamente se han presentado las diferentes estra- feplas de Integracién, Tomando como referencia la famevor srategy de Mabrer, se ya buscado explorar la posibilidad de integrar el método humanstico-existencial ala psicoterapia cognitivo-comportamental, El interés se habia focalizado en la posibilidad de integrar los dos métodos a nivel tesrico que, a primera vista, pare- Ge imposible si se quiere llegar a una nueva teoria coherente con las teorlas fun- dantes. El punto de Integracién se nota en el paradigma A-P-R, donde la persona [P) que media su respuesta (R) al ambiente (A) viene concebida en su totalidad, incluide la dimensin espiitual, punto fundamental del andlisis existencial. La incusién de la dimensién espiritual (0 nodica como la lama Frankl en el méto- do cognitivo-comportamental la enriquece y la hace més completa. La wluntad de signcado, como teorfa motivacional puede abrir nuevos horizontes de interven cin a la prctica clinica. Por ejemplo, en el vacio existencial que, muchas veces, el hombre de hay encuentra en la vida, los dolores causados por los fendmenos naturales 0 por una enfermedad grave como el céncer o la confusién de la propia identidad porque se encuentra viviendo en otra cultura, Estos en st, no son estric- tamente psicopatolagicos, sino que provocan mucho sulrimiento e incomodidad psicoldgica y existencial. Ayudar a las personas a encontrar el significado de su ‘existencia, ademés de lidiar con fos problemas psicoldgicos, pueden llegar a ser luna fuente de fortaleza de un modelo que permanece en sus procesos cognitivos, yy sus manifestaciones comportamentales (pensamiento, emocién, imaginacién, fc) para una mayor comprensién del sufritmiento de una persona en particulary ‘para poder, de esta manera, planificar una IntervenciGn para esa persona, Se desea que este trabajo cree interés en la profundizaciGn posterior hacia una practica clinica integrada, cada vex mas eficaz y respetuosa de la unidad y singu- laridad de la persona que esté al frente, 9 tal un tratamiento integrado es posible y una de las integraciones mas funciona- les desde el punto de vista epistemol6gico y clinico es aquella que se consigue ‘on el método humanista-existencial. Hay suficientes evidencias clentfioas que permiten hacer una hipétesisrealista de una integracién a parti de lo que sigue 1. Cuatro orientacones bésias: eclecticismo de factores comunes; eclecticismo t€cnico; eclecticismo estratégico; integracionismo teérico, 2. Factores comunes: Los cinco factores de Rosenzweig en los tratamientos tera [Péuticos efiaes; los siete elementos desde el punto de vista psicoanalitica de Marmor; los elementos indicativos de Lapworth como efectivos en cual Auier psicoterapia 3, Las ses esrategas de integracn: |. desarrollo de nuevas teorfas de psicotera- bla; 2. el aprendizaje de nuevas practicas operativas; 3. estudio del lengua ¥¥vocabulario de diferentes métodos: 4, el desarrollo de una teorfatnica de Psicoterapia; 5. encontrar temas comunes entre terapias y unilas; 6, agra pacién de tratamientos e intervenciones consideradas mas eficaces entre los diferentes métodos; conocimiento y practica de las estrategias més efi- ‘caces: erate estructural o framework strategy; estategia de procdimiento 0 prce- dural sate, 4. La formacn ata integra por medio de: framework ining y el single mel vag 5. El cogntivismo como marc interador el pertenecer ala categoria general dela cencia cognitiva abre la psicologfa cognitiva a una diversidad de discip- nas como la filosoffa, neurociencia, la inteigencia artificial, la lingotstica y la antropologfa cultural. Tales ciencias han aportado enormes contribucio- nes al desarrollo del cognitivismo y a sus aplicaciones clinica, (6, Metateoria det paradigma A-P-R y el mélado fumanistico-sistenial las teorias cos niltivas que se consideran clésicas son: el desarrollo cognitive de Piaget el desarrollo moral de Kohniberg, la Rational Emote Therapy de Ellis, Terapia Cognitiva de Beck, el aprendizaje social de Bandura, La logotera- 40 En la psicoterapia cognitivo-comportamen-- pia de Frank! ha sido clasificada por Mahoney como una de las cuatro pst coterapias cognitivas diferentes, asf coma la Rational Emotive Therapy di Elis, Ja Terapla Cognitiva de Beck y la Personal Construct Appraack de Kelly. Una Integracién puede partir de una visién halistica del hombre para después pproceder con otros puntos claves: a la vida humana slempre tiene un sign! Ficado; 6. el hombre siempre busca un significado para su existencla (vlut- lad del significado; c. el ser humano tiene la potencialidad de experimentar cl sentido de la vida en todas las cicunstancias (iertad dela voluntad): La dimension espiritual (valor de actitud) que es a que le permite al hom- bre ser capaz de encontrar y llevar a cabo un significado ante una situacicn totalmente privada de esperanza, {a tempa cognitve-comportamental ntegrada con la logoteapia: Ia inclusi6n de los principfos de logoterapia en el método cognitive-comportamental pueden indicar una especie de complemento al modelo. La persona (P) que media su respuesta (R) a los estimulos ambientales (A) esté, sobre todo, propensa hacia la autotrascendenca comprendida no como fin a sf misma, sino cémo una realizacién de un significado. La bdsqueda del sentido de a existencia cola voluntad de significado es definida por Frankl como “aquella tendencla radical del hombre pata encontrar y realizar un significado y un objetivo" En este sent, la voluntad del significado no es un simple discurso floso- fico, sino una motivcén de la conducta humana y, en cuanto tal, le da orien- tacién y significado al comportamiento, El andlisisexistencial, cuyo objetivo es el de ayudar a la persona a reen- contrar el sentido de su existencia se propone, por lo tanto, como un nue wv modelo teérico motivacional que se basa en el presupuesto de la valuntad de significado, sobre el dinamismo fundamental y motivaci6n primaria de la conducta, desde el momento que considera al hombre fundamentalmen- te orientado a la bésqueda del significado, “La variable ‘sentido de la vide Por fo tanto, de la categoria antropologica pasa a ser estudiada como una ‘categoria psicol6gica y metivacional’ La fuerza motivacional de la voluntad del significado puede ser considerada, en tikima instancia, como un eporte psicodinémico del andlisisexistencial a le psicoterepla cognitivo-comportamental. A este respecto, es oportuno notar que Hutchinson et a. han propuesto la integracién de la Logoterapia 8 la Rational Emotive Befavioral Therapy de Elis y la han llamado Legetherpy- Enhanced REBT cuyo punto central es la integracién de la raz6n y el descu- 41 cotviet brimiento del significado. La Logoterapla ha sido integrada también en la Acceptance and Comment Therapy Los principales aportes del método human‘stico-exlstencial a la psicoterapla en la contribucién del P.Scilligo pueden ser sinttizados en los siguientes puntos: 1, Atencién a la subjetividad; atencidn a las maneras de reaccionar de la per- sona; exploracién de la subjetividad, el lugar del cambio terapéutico: el Insight es del paciente; el terapeuta es un facilitador del proceso, 2. del proceso terapéutico: la alianza; la profundizacién de la problematica; Ja exploracién interior; contacto con y superacién de la resistencia 3. La psicopatologia y el diagnéstico estén consideradas en los siguientes ter ‘minos: puntos fundamentales de referencia: igualdad entre el terapeuta y el paciente;eleccin y valuntad: vsiones de lo social y de la ciencia y visi del Yo, 2 Carfruto I PERSPECTIVAS ESENCIALES DE LA BUSQUEDA DE SENTIDO Las bases filoséficas del pensamiento y de la préctica de Viktor E. Frank! Bucewo Fzern 1, Perspectvas de a filsofa dela evstencia La perspectiva antropoldgica de la bdsqueda de sentido segdn la logoterapia yl andlisis existencial de Frank, que se basa en la relevancia, por un lado de la “satisfaccién existencial” y por otro del “vacfo existencial, confirma y desta- «alos miltples aspectos intimamente interconectados de la condicién humana. Para su entendimiento, ayudan algunas perspectivas de la filosofia de la exis- fencia, que Frankl adopta y revisa,y cuya orientacién comin est constituida por Js intereses en la subsistencia de cada persona en la situacién concreta de la vida. De hecho, incluso sin ningtn tipo de consecuencia estrictamentefilostica, Ja logoterapia asume algunas perspectivas esenciales del existencialismo, con el objetivo de confirmar aspectos y cuestiones que permitan lagrar la plena com- prension de la manera de ser de la persona que advierte una enfermedad psi- ‘uica, que también se puede manifestar en forma patol6gica. Esto significa, en "an, E Lagan cones, pr. Reet Mersin, rec, 205 Tad p06 le Lignan sani incl Hoe Salons 98), * i a a cut conclusin, que recur a algunas enunciaciones de Heidegger, de Kierkegaard, de Schelery de otros filésofos de la existencia se conwierte en motivo de profun. dizacién a-teorético del mundo hurmano y el sentido de esto se comprende, sobre todo, teniendo presente los intereses declaradamente précticos de Frankl y su decidida orientacion en el plano de la investigacién clinica y de los estudios ps coterapéuticos. Esta postura de Frankl emerge y se hace evidente por la presencia, en sus declaraciones, de elementos que denuncian la aparicién de diferentes contextos, ‘aunque no muy diferentes, que van, en cualquier easo, a indicar c6mo su pensa- mmiento se ha liberado de cualquier enfoque teorético. Como asegura Cargnell, primer traductor italiano de Frank! Jos conceptos doctsnales sobre los cules se basa el trabajo de Frankl no son total mente suyes. Su ctfica al psicologismo se conecta y recobra los argumentos de Huser, de Scheler, de Jaspers ete. Su étca de valores es, en ol fondo, la de Schele, Ta de Buber de Ldwith, de Binswanger et, a precisin fenoménica de las diferentes ‘maneras de cocxistencia,y especticamente de las del amor. ’Mas adn, Frankl se refierea algunas indicaciones fundamentales de Heidegger, ‘aunque se muestra en desacuerdo con el enfoque heideggeriano y de sus conclu- Sefalada, pues, la libertad fundamental de la perspectiva existencial de Frank! fen relacién con cualquier imposicién teoréticay el sentido (instrumental) de su uso de la flosoffa de la existencla, parece correcto, més allé de desarrollr algu- nas consideraciones tomadas por os autores que han influido en las rflexiones dde Frankl, recordar y resaltat algunas consideraciones pertenecientes evidente- mente a un contexto que no es diferente de aquel seguido por Frankl, aunque no totalmente suyo, porque permiten explicar mejor algunos aspectos presentes en la logoterapia, aunque no confirmados claramente. 1.1 Bvolucion en la libertad, La esencia del hombre se revela, a toda investigacién fenomenol6gica, cons- tituida inmediatamente por la libertad. Ahora, en Frankl, las reflexiones sobre la + omzeun Pan lose nA pg mae iat, 10% 44 aspen tence de ds ene tbertad no pueden ser apartadas de las reflexiones sobre la responsabilidad, ya Que el poderser se relaciona esencalmente con el deberser El dr de un ser fhmano implica referencia un sia, el siniicado desu exstencia concre- ta y la responsabilidad que es resultado directo de los actos de una tareaasu- nie libemente. En ots palabras, ls exstencia adquite significado cuando el Fombre s hace responsable de su stuacin temporal y la rescata por medio de Inertra hacia la ascendencia, La libertad se presenta inmediatamente como un dato constitutivo onteléet- co dela existencia humana y se explca en la eleccin fundamental que el hom- fre, riginalmente, hace de sf mismo, Tal enfoqu,caracterstia del pensamiento de Kar laspers, es totalmente cercana a aquellaexpresada por Heidegger, donde sfma que “eieciendo la elecién, el hacernos hace posible en prime lugar ast mismo e propio poder-serautértico”, Porlo tanto, el hombre, aro en una stuacin, se constituye como exstente ene acto fundamental con el cual decide amir su propia existencia definira por medio de la proyeccién continua hci e futuro. En este context se ve clarament a centalded atribuid por Frank ala liber tad en la estructura del ser personal’ De igual manera, Ia exstencia se expica ors Interés en la atraccién continua hacia el futuro. Ao, la libertad, en su Grienacin hacia futuro, ata informa al ser del hombre por medio de a pro yeccin, Se deduce quel realidad de la existencia humana es una postildad, sv fer un poderser Lo posible es reconocid de esta manera ydefnido como una tstrictara de categoria del serhombrey e acto de voluntad con el eval el hom- be se proyecta asf mismo consist esencialmente, en desarrllar las posiblia- des implictas en su existenia. La centralidad que o posible adopta en el método psieoterapéutico de rank requlee que se explique su significado de categoria y que sea delineada si rea- élén con loreal. El futuro se configura. ene pan existencal. como atuacién de lalbertadl como posibilided. Lo posible es libertad, por lo tanto es posibilidad de elecién. El acto de escogerconstituye la realidad que. fayendo de lo posible, se define como el cambio que trae el futuro. Ahora, quello que es posible se puede resolver en el ser como también en la nada, Se toma, de esa manera, el carécter * Hoses ME og tet Tar, 1968p (edn esa Sry eng Tota Mac 2009 2 Puor, "Meaning fle and Determin andtheFanklan Pradgm freon En: ear ©.) Vr Pal an he Psp pings Weck Yon 7005 4 ota de caducldad de las posibilidades que “desaparecen si no se realizan*. La dec- sién, que se expresa en el acto de la eleccién, mientras que confiere la existe. cia real a algunas posibilidades, implica necesarlamente la condena al no-ser de otras infinitas posibllidades. Frank afirma, a este respecto, que: ‘en caia instante realizo una posibilidad y ninguna otra. Cada Instante, de hecho, ‘encietra en sf millones de posibilidades, pero yo no puedo escoger sino una sola ‘quiero realizatia, mientras condeno todas las demas, también “por toda la eernida, [Fol aguello quelle a cabo y hago por medio de mi decisicn, lo salvo en Ia realidad ‘lo conservo para siempre En este sentido, cada eleccién supone la nulidad y la destruccién de las posi bilidades que no se eligen y no se concretan en realidad e implica el riesgo de cexcluir otras posibilidades de significado singular para la existencla personal Se proyecta, de tal manera, la radical fnitud del originario poder ser de la con- dicién humana, La estructura de un ser-posible, en lo que se rfiere a una posibi- lidad perenne, se constituye en los actos continuos de su poder-ser fundamental, sin quedar exhausto ni colocarse en aquello que se ha convertido en actual. En el ser esencialmente tension, inestabilidad, se resalta y se explica el cardcter de lyperfeucion del humie, Pur la lanty, en el fondu constitutiv de la existencia hhumana se radica una incompleta condicién constante y absoluta de la posibil- dad de su existir, y cada acto de escoger entre la multiplicidad de posibilidades due surgen en una situacién personal e hist6rica recuerda la posibilidad fundar ‘mental en la cual se corrobora la esencia misma del hombre. La libertad humana, al articularse como apertura al ser, se colisiona contra la barrera insuperable de su ser literalmente arrjada en el mundo, en una situacién ‘nica e irrepetible, De ello se desprende la problemética esencial de la existencia hhumana a lz que Ja temporalidad, en la cual estamos inmersos, le da un carécter de inseguridad e inestabilidad, Y sabiendo que cualquier decisién, aunque irrevo- cable, noes definitiva, Frank! enuncia una maxima importante: “Vive como si fue- sas a comenzar a vivir por segunda vez, y te hubieras equivocado la primera vez, justo asf como estés punto de hacer”* * Fo. EL amas eteni 12 * tp 7 ‘enpehas coce es suede deseni Lalibertad es, por lo tanto, originalmente cargada de ansiedad porque, mien- tras que “en ningdn momento de su vida el hombre puede escapar de las limi- Taciones de la eleccién entre las diferentes alternativas que se oftecen”, est jneritablemente forzado a aceptar la incertidumbre y el riesgo asociado con cada dito de eleccion, "Si bien la conciencia deja al hombre en la Incertidumbre de haber encontrado el verdadero sentido, por otro lado é! no debe eludir el riesgo aque corre al adherise a ésta, siguiendo totalmente la vor" 1a existencla se aclata, por lo tanto, como un encuentro entre la determina- Pune agra eon aster p68 % nro, x Espa de Orne Bt 156 51 Goto mente, en el sentido de un hecho objetivo, fordneo, de un “evento comén” que ‘ocasionalmente y adicionalmente, sucede, sino que es asumido en su significa. do existencial, La situacién de la muerte radicada en la estructura original de la cexistencia humana, lleva consigo la disoluci6n total del estar-en-el-mundo y es pr 1 Lan ean ste 8 ip. 122, Gens, A “hsodetasimento eaoterandena Rites umane: ops conde fn azo Efe) ls one eg omen ici gg a Pl ancl ct Parga | del capt Pans VE Sn et eto. 1 especie de nhc denis) Ja conciencia que la apertura del hombre al sentido, a menudo permmanece laten- te, en un nivel no expresado. "Llamar a la voluntad de significado quiere decir delat que el significado resplandezca pot s{ mismo, y después colocar a la volun tad para quererio™. ‘Ain resta la pregunta fundamental que el ser humano trata fatigosamente de responder: .Cul es el seta de mi vide? Un interrogate como éste, compafiero inseparable del hombre, se impone con fuerza sobre quien desea vivir en plenitud su condicisn de ser-hombte y no es en lo més minimo un indicio de enfermedad, El problema dl sentido de la vide es una cuestin tipicamente humana, aunque si no siempre esta clara y explicamentefortaulada en sus términos. El poner en duda fue la misma vida tenga un sentido no debe serconsiderado de por st mismo como fla morboso: es uns expresion del ser humano, aquello que hay de més humano en el hombre”, ‘Ala base de esta afirmaci6n, Frankl pone la confirmacién, derivada de la expe- ‘encia vivida personalmente en los campos de concentracién nazis y de la expe- riencia clinica, tanto del dramatismo como de la frecuencia con fa cual el hombre 45@ hace la pregunta sobre el sentido de la vida Entonces se considera que, segtin la teoria frankliana, el sentido no es otoraa- ha rzaldo sino solo desubierta. Los significados, de hecho, no son medidos pot la fsencia humana ni son deducidos de ella, sino son dados objetivamente, y para fonocerlos no sirven ni el conccimiento sensitivo ni el racional, sino una tercera forma de conocimiento: la intuicién emoctoral, El significado no es establecido arbitrarlamente por el hombre, sino que se inpone al hombre y constituye una tarea de realizar de forma subetia, no en el sen- tido del subjetivismo sartriano, en el cual la vida misma no tiene sentido y le corresponde al hombre darle un sentido a la propia existencia. El sentido es, a Yeces,subjetivo ya que “no es algo valido para todos, sino que es especifico para cada persona”® Ademés, el sentido es relativo, ya que se tefiere a cada indlviduo como per sonalidad dnica y a una situacién concreta e irrepetible. “Seria mejor, en cam- bio, hablar de la unicidad, mas que de la relatvidad, del significado. La unicidad Pe ¥ Lagoons ei 102 ohne. in 3a ct es una cualidad no sélo de a situacién, sino también de la vida en su totalidad, puesto que la vide es una altemacion de situaciones inicas. Ast la persona es dni. ‘can términos de esencia y existencia"”, Eso no impide que haya sentidos universales,llamados valores, que tlenen la funcién de alviar la bdsqueda de un significado en el hombre y que siendo varios, ro existen en una yuxtaposicién caética, sino que estén, de cierta forma estrue. turados. Mas que hablar de una escala de valores, Frankl prefiere hablar de esfe- ra 0 dreas de valores que presentan clerta autonomfa entre ellos, incluso resulta ‘muy diffcllestablecer un criterio de precedencia, ya que interviene, como siem- pre, un componente subjtivo dl cual surgen los conflictos que, en clertos casos, pueden llevar a la neurosis nodgena, Son tres las categorias principales de valores: los valores de ceacion, los valores de experiencia y los valores de actitud. Los primeros conciernen aquallo que el Kombre eda ‘al mundo por medio de su trabajo, mientras los segundos resaltan de aquall que al fonbre reibe del mundo. Nadie, en efecto, puede permanecer inert frente alas, bellezas de la creacin, ante las obras de arte, ante los grandes descubrimlentos y conquistas hechas por el hombre, alos actos heroicos de algulen, a la experien- la religiosa, etc. La tercera categorfa de valores consiste en la acid que asume dl fombre frente a situaciones inevitables o de sufrimiento, bu, Sigiet vale dla sere Pas, fe Ham coer ode ln ae pep i en, Frapsnas Mil, 20 of espec cnc suet de enti ‘al afirmacién s6lo debe ser comprendida a la luz de una perspectiva persona- lista de Ia existencia humana, segdn la cual la conciencia constituye ese Grgano dd significado que le abre lentamente al hombre el unum necssarium, que es tar- ign y siempre un unicum, es decir, la dnica oportunidad que una persona especifca tiene en una situacin espectia ‘Max Scheler ha tomado este concepto, hablando de los "valores de situacién” Se tra- ta, en efecto, de un algo absolutamente individual, un deberser” completamente indi- vidual que no puede de ninguna manera estar cubierto por una ley genetal. por una “by mara” (en el sentido del Imperativo categérico de Kant) formulada de manera general Més bien, ese deber-ser es prescito por una “ey indua” (Georg Simmel De ningtin modo se fo reconoceen forma raconal: es necesario tomarl intulivamen- te Y preclsamente ala conciencia le corresponde ese servicio intuitive” La conciencia percibe, entonces, las posibilidades tnicas e individuales y no sélo intuye el significado de aquella situacién dnica y concreta en vista de las postbilidades Gnicas eirrepetibles de la persona, sino que toma también la orgl- palidad de la tarea misma, precisamente porque nadie puede tener en un deter- Iminado momento de la propia vida sino una sola y Gnica tarea, Aquello que el hombre debe hacer siempre est unido al ic t mune, al “dénde y cusndo él se encuentra, a lo concreto de una situacién determinada La conclencia, entonces, segin Frankl, intuye un deber-ser que no es general sino individual, tefetido a stuasionom y ad personam. Se deduce, entonces. que el hombre no pueda ampararse en la excusa de un destino biol6gico, psicol6gico © social para eximirse de dar una respuesta. El siempre es responsable del compor- tamiento propio a pesar de los mites de su libertad personal y solo le correspon- de a él contestar a los llamados que la vida le hace en toda situaci6n existencial determinada, so no quita que, siendo un fenémeno especificamente humano, 0 més bien demasiado humano, porque participa de la conn humana sin embargo esté por Sempre marcada por la fnitud, La fragilidad de la conciencia llega, de hecho, a tal Punto que “hasta el dltimo momento de su vida, hasta el dio instante de exha- lar sltimo respiro, el hombre no pods saber si efectivamente ha realizado el Sigificado de su vida, o si mas bien, ha sido engafiado: ignoranus e ignorabimus® Fon Bom an Fone el: Mater, Besa, 2007 2p. 3940. > 106 6 ei EES cota La incertidumbre y el riesgo van, pues, juntos y, si por un lado la conciencla dja al hombre en la incertidumibre de haber encontrado el verdadero significa. do, por otro lado, él no debe sustraerse del riesgo que corre al adherirse a aqué- le, siguiendo plenamente su voz sigue de ello un vuelco de la funciGn de la educacién que en una época como la nuestra, caracterizada por el vacio existencial y por la cafda de los valores, ro es el de transmitirlos conocimientos y las Meas, sino ademas, de afinar la cons- clencia de tal manera que el hombre pueda escoger los requisitosincluidos en situs- cones particulares, En una época en la cual los diez mandamientos parecen estar perdiendo su valder incondicional para muchos hombres, el hombre tiene que ser ‘apaz de percibir los diex mil mandamientos que surgen de la dex mi situaciones ante las cuales la vida lo coloca, En tal modo no s6lo su vida le parece significative ly sonfcava quiere decir lena deta), sino quel mismo es Inmune ante el peg del conformismo y del toaltarsmo. Slo una concioncia desplerta yafinada lo hace ‘apaz de "tomar posicin frente a, de mnera que no eaiga en el conformismo ¥ na rendige ante el ttalitarismo. so qulere decir que a educacién es vida en la medida en que es educacion hacia responsabilidad, Nuestra sociedad est caracterizada no s6lo por un bienesta a nivel ‘material, sino también a nivel de informacién: estamos en la explesin de I informa ‘in, Un nmero cada ver més grande de bos y perfdiene xe coloca Sobre nuestoe| tescritarios, Somos artllados por excitaciones milipes,yno slo de carter sexual. Si cl hombre, ental clima de estimulos y exctaciones procedentes de los medics de ‘comunicacicn en masa, qui permanecer él mismo, entonces tiene que saber lo que fs important y lo que no lo es, Jo que es esencialy lo que nolo es. En una palabra tiene que saber qué tene significado, y qué nolo tiene! * wtp tote, espera eens eases ees La episemolgta ue parece més adecuae do como base del enfoque hunanisico-xistencll del cognitivismo es aquella [lui yapicada cinicamente por Frank Algunos puntos cave pueden ser | fs sgulentes Cualquier decisi6n, aunque irrevocable, no es definitiva, En tal perspectiva, | Frank! enuncle un principio slgificatv: “vive como si tvieres que comenar 8 | ‘vivir por segunda vez; y te hubieras equivocado la primera vez, justo como lo estés | punto de acer: i La libertad es, entonces rginariamientecargada de angstia porque, mine tas en natin momento de vida el hombre puede sustraerse ala constic. Gn declegh entre las dtretes posblidades que se ofrecenineitablemente | tsoblgado a asumilancertidumbre y el riesgo conectados a cada acto de lec Gn. "5 por un lado la concencla deal hombre en Ta incetaumbve de haber | txcontrado el verdadero seni, por otto lad, él no puede etre ese que core sgulendoplenamente esa vr. La contbucién especies orci por Frankl desde el punt de vita de a fundamentaciin tecnica dela psccterapa coniste en conser la existencia humana en todas sus dimensiones, no lo en profundidad sino tan en ara por fo ‘ano, en una perspective mulmensional que, mientras que reconoce I sgilaridad a irepetolidady la find, sefala como espectcay exendalla | Almersin esprtual To que no qulere decir degradaccn del cuerpo de a pt Qe, sin a capacidad radical de domina la acta picotsca,conocka hoy foro resend. la persona, ener, asume neceraiarente odo aqela | Que est implicado en la naturaleza biopsiquica, incluidas las disfunciones orgé- ficas, las imperfecciones de ciertos érganos, las tendencias libidinosas, los con- | Tis, et, es eracas la dimensn expirtual ayormente compres, Que ogre Consderary asic la realidad baja todos los aspectos i Se puede, en efecto, descubirW human” sma a laud laid dea pe | ‘Sona. considerando sus relaciones, sus expresiones y sus aspectos constitutivos, de tal manera que: eto eda entrevery “isinguir (pero no separar) las tres dimensiones del hombre: tisica, | paiquicay espritual ‘Necesariamente la unidad del hombre ~una unidad a pesar de la multiplicidad | de cuerpo y psique—no puede encontrarseen la dlmensi6n biol6gica © psioligl ‘a, pero tiene que ser buscada en la dimensién noética, a partic de la cual el hom bre es proyectado al primer lugar... Ahors, el sistema cerrado de ls relleos psicol6gleos y de las eacciones psicol6eicas no est sin embargo, en contraste om la humanidad del hombre. El cierre en las dimensiones inferiores no contra. tacon la apertura en una dimensién superior 1 En la terminologta feankliana la palabra espirtual indica, sobre todo, la dimen sion antropolbgica espectica sin ninguna referencia al Ambito religioso 0 divin, Este tambien vale para el logos’, que, en el contexto de la logoterapia indica la | dimensién propia de los fendmenos humanes y su sentido en oposicin a todo tipo de reduccionismo o sub-humanismo. | Tal voluntad de significado no es un tipuse que empula ala persona a fa bs «queda de un sentido de vida, sino una condicin a prior de la experiencia como tal, que acompatia toda la vida del hombre. El hombre, ya sea consclentemente inconscientemente, ctee en un sentido de la exstencia, También el sulci, egdn Frankl, cree en tal sentido, si no de la vida futura por lo menos de la muerte ‘area de la logoterapia es, preisamente. a de despertr tal vountad de signe cado, consciente que la apertura del hombre al sentido, a menudo queda latente, nun nivel no expresado, “Llamar @ la voluntad de significado quiere decir dejar {que el significado brille por sf mismo, y despues llevar a la voluntad a desea | Queda la pregunta fundamental ala cual el ser human trata fatigosamente de contestar. Cull eso semtdo de vide? Tal interrogante, compafieo inseparable Fen VD man Pati elsiow Mocellin, res, 200% Peo \-E Son le pr La rigs top Ca Noa, Ror, 5 8 Labia de tends 4. La voluniad de significado La autotrascendencia encuentra su manifestacién mas alta y humana en la pla de significado, definida como “la tensién radical del hombre por encontrar Prelzar un sentido o un objetivo. Dentro dela teoriepsiolégica de la mati Jon, Frankl no se concentra en los principlos de reduccién de la tensi6n, prin~ Tips que tienden a salvaguardar el equillbrio homeostatico de la persona, sino hie la dindmica de la tensién misma e identifica dos aspectos: el energéia, def ido como “el impulso a" y el diwcciond,definido como “Ia orientacién hacia el fumplimiento de los significados y de los valores”. La voluntad de significado eleva la motivacién puramente humana y se carac- Jetiza como motivaci6n que no esté unida al instinto sino a libertad y ala con- fbenela. Por voluntad de significado se entiende la voluntad de darle ode buscarle tin cignificado a la vida y al mundo. La necesidad de que todo tenga sentido y td.querersatisfacer esta necesidad de sentido y de congruencla corresponde a la Aoluntad de significado. El hombre, segtin Frankl, no necesita estar libre de ten- Sones, pues no seria capaz de crecer y de cambiar, "en realidad, aquello de lo que tl homire tiene necesiiad no es un estado libre de tensiones sino de cierta dosis, haturalmente sana, de tensiGn™. Frankl se aparta de los principios de voluntad e placer y voluntad de poder respectivamente de las teorias freudiana y adleria- ta, citicando el reduccionismo psicol6yien, En su concepcién maltidimensional hombre, caracterizado por la libertad y por la responsabilidad y orientado, por Totanto. hacia algo que lo transciende, puede construir una jerarquia de valores fn tal de comprender cémo el placer y el poder son solamente los efectos y no [as causas de la vealizaci6n de su existencla, Frankl también se aparta de la teorfa motivacional de H. Maslow, que coloca Je autorrealizacién en la cumbre de las necesidades del hombre, resaltando, sin “embargo, lo mucho que ella estd condicionada por la previa satistaccién de nece- Sidaces inferiore, las cuales son, por elemplo, el hambre y la sed. Segtn Frankl la voluntad de significado no es atribuible a otras necesidades, ni se deriva de tllas”, Para ayudarnos a comprender la especificidad, él nos invita a rellexionat Sobre la experiencia de los que fueron confinados en campos de concentracion Feo Lali Prt Real, 19.6. po 1 Lass dan sn ov, Iame de RO, Lean, Ta, 09291 p cotton nazis: “eters parus (en igualdad de condiciones) sobrevivieron los que fueron orientados hacia el fututo en primer lugar, hacia un significado cuya realizacién los esperaba en el futuro’. Sobreviviente de los campos de concentracién nazis, Frankl tuvo oportunidad de experimentar en s{ mismo la capacidad del hombre de existiryresistr en las condiciones humanas mas desfavorables, conservand intacta su propia libertad y su propia dignidad y llamé a esta capacidad humana fuerza de resistencia del espiitu’. El camino de la supervivencia ha sido el cam ‘no del sentido, un camino que no ha empulado y apretado a los sobrevivientes con las tenazas del dolor, sino que les ha permitido autodistanclarse, autotras. cenderse, de elevarse espiitualmente y de lbrarse del sufrimiento para ser atta dos por la posibilidad de sus vidas atin no realizadas, descubiertas y conocidas, Frankl resalta que hay una diferencia entre el ser empujados (por los impulsos) y el ser atraidos (por los valores) El hombre puede ser “empujado” por necesidades vitales, relacionadas 2 sy dimensi6n bioldgica e instintva, Los"méviles que empulan el comportamlento ‘envian a una dimensién pasada: el hombre yaa experimentado la necesidad y con: setva de ella una memoria: su respuesta a tal necesidad se configura como una reac sane BAe prop i Unesperns ning tlle opp cpt Pinot second conto scolar pet eompendereezcolre- En Rara st 3,20, 9p. 16216 2 a sues tein es en cuanto le permite al hombre vivir el sentido dnico de hoy que puede con- ferme en un valor potencial en el futuro Hay un episodio de la vida Frankl que permite entender su concepein de la ‘onciencia como capacidad creativa. Cuando fue deportado a Auschwitz junto for su mujer Tilly, él quedaba atertovizado al pensar en la muete. El temia por Jpsuerte de la mur, se la Imaginaba murlendo en un horno crematorio. Antes Ge separarse para Ir en los sectores del campo a que ambos habfan sido asigna- fos, lle pidié hacer cualquler cosa para sobrevivi. En lo singular irepetible te anuel tigico momento de su vida, él pensé que la muier, siendo una bellsi- ‘na mujer, habria podido indudablemente lamar la atencién de alan comandan- fede a SS ye habrfa padi encontrar en la situacién de tener que prostituirse par salar su vida, Decidi, entonces,liberarla del vinculo dela fdelidad conyu- {ol creyendo que si no hubiera dejado libre a su muler,habria padide convertise lencorresponsable de su muerte. En esta situacin nica dentro de sus canstic: Giones, l actué de manera le por la solictud que le habia hecho a su mujer de hacer de todo para sobrevivr, es mas, €l actué de manera responsable, decidien- Go inringir el valor de la fielidad conjugal para respetar el valor de no matar 0, Inds precisamente, de dare a este tltimo un valor prortatio sobre el primero, ta conciencia permite, entonces, en cada situacién dsubrir nuevos signifca- fac que, reconocidos intelectualmente yjerarcuizados afectivamente, én a ear ‘qecer y/o moclicar la jerarquta de los valores persistentes, candicionando las fecciones, que tenderén a estructurarse en actitudes, hasta llegar a ser estilos habituales de vida, 5. Conciencia y valores Frankl cree que el hombre puede encontrar el sentido en su existencia a trax 165 de larealizacin de tres tipos de valores: los valores de creacién, los valores de experiencia y los valores de acttud, Los valores de creacién corresponden alo que el hombre hace, alo que obser- Na, decir a su trabajo. El trabajo no esté s6lo en entenderse como un medio ara conseguir un objetivo, aquel de ganar y vivir el trabajo puede ser un valor Poraue le da al hombre la posibilidad de expresar su creativdad, la dedicacién, Si talento y volvese por tanto Gnicoe insustituible. By Los valores de experiencia son relativos a lo que la persona puede experimen. tar y tomar en el mundo: son las experiencias de amor, pero también las expe. riencias artisticas, ilosoficas y literarias, Los valores de actitud son relativos a la actitud del hombre con respecto a dolor y al sufrimlento, 0 sea a experiencias que ponen a la persona en canfron. tacién con la voluntad de significado, Por este motivo, Prank! coloca estos valo. tes en la cumbre del nivel ético. Segin Frankl ninguna experiencia de la vida es de por si carente de significado; el hombre tiene derecho a vivir, a trabalar, a ser feliz, queter y no tiene ningtin derecho a huit de la trigicatriada de la experien. cia humana, constituida por la culpa, el dolor y la muerte”. Estas experiencias tie rnen que ver con todo, son inevitables y le permiten al hombre crecer y maduray, si él, en virtud de la capacidad noética de autodistanciamiento y de autotrascen. dencia, logra escoger el no sucumblr pasivamente a su destino, sino de hacer se cargo y aceptarlo. Si el hombre acepta hacerse la pregunta del sentido de su dolor, logra ser verdaderamente libre ante las condiciones ce mayor precariedad ¥ privacién, "La libertad del hombre’, escribe Frankl, “aquel bien que nadie pue de quitarle, hasta la exhalaci6n de su ditimo respiro, hace que él encuentr, has ta el Gltimo suspito, la manera de plasmar coherentemente su propia vida’. Dar significado al sufrimiento, quiere decir, lograr ir mas allé de las limitaciones oc sionadas por las circunstancias historicas y ambientales y mds allé de los cond tpg dl expt % Fem Lesh i ft A tie ran ig Eickon Teno 205 0. a Labs edo sad de autodistanciamiento, Por el término ands exstencial se entiende la inter- encién que, haciendo énfasis sobre su libertad y su responsabilidad, trata de hacerle descubrir a la persona las posibilidades de significado implicitas en su ‘xperiencla de vida, movilizando en este caso, la capacidad de autotrascencien- Gi. El método terapéutico frankliano prevé ambas intervenciones, que permiten tina reorientaci6n existencial del sujeto Thora y trap de las neurosis Frank sefiala un modelo en el cual las visiontes antropol6gicas y terapéuticas estén correlacionadas estrechamente; el enfoque netodoldgico que resulta esté focalizado en la individualizacin de la ontologi dela etiologta, dela clasificacion del trastorno y de la terapla La pslcopatologta puede ser aplicada a la dimensién somética, psicol6gica y noftica™, en la préctica clinica se vuelve, por lo tanto, necesario formulat un diag éstico diferencial y un tratamiento multidimensional de tal manera que se pue- da tomar y distinguir todos los lados de la experiencia humana y no reducir a la persona a la Gnica dimensién predominante en la fenomenologia del trastorno. Desde el momento en que la etiologia es multidimensional, la sintomatologta también se puede relacionar con los mitiplesfactores patégenos; el diagndstico diferencial busca individualizar cudles factores, somaticos © psicolégicos, tienen tn papel primario en el fice nunc (aqut y ahora) de la manifestacién de la enfer- ‘edad. Eso le permite al clnico planificar el tratamiento, que puede ser articu- Jado en tres direcciones: la somatoterapia (en el caso de una ansiedad primaria, ‘obien para curat las predisposiciones neuravegetativas a la ansiedad), la logote- rapia (en el caso de la ansiedad secundaria o reactva}, el andlisis existencial (en caso de la intervencién concreta inherente a las posibilidades existenciales del sujeto). En la practica clinica, Frankl sostiene la importancia de efectuar interven: cones a lnaza, de tipo somatopsfquico, hacia sfntoma y fobla, paralelamente a un redireccionamiento de la persona a los valores. Mientras este dltimo émbito tie- ne como método elegido el andlisis existencial, el primero es objeto de la inter- venciéa de la logoterapia especica 0, dentro de un modelo dnico integrado, de ‘ttos abordajes psicoterapéuticos. 7. modelo cgnitivo El tema basico de la teorfa cognitiva es que los pensamientos, los comporta- Imientos y las emociones son reguladas por la mente, o sea por el sistema de sig- ct pratt et eaptuo Vi a tes dl iid nificados de las personas. Desde el punto de vista cognitivo, el hombre es un sey activo que, iteractuando con el mundo, consigo mismo y con los demds, cons- ‘ruye significado, ‘Nosotros adquirimos, durante el desarrollo, miltiples conoclmientos relatives alas modalidades con que el mundo opera: tales conocimientos son asimilados fen forma de esquemas, que comprenden los pensamientos centrales sobre noso- tros mismos y sobre los demas. El esquema es “la estructura cognitiva bésica utlizada para evaluar, codificar y valorar los estimulos que interaccionan con el corganismo”, y puede ser definido como un conjunto de reglas que el individuo utliza para construir un significado relativo a los eventos externas e internos, ds- tingulendo los aspectos psicolégicos relevantes ¢ irrelevantes”. Los esquemas tienen una complejdad creciente: Beck los subdivide en exquamassimpls, que con- tienen representaciones de objetos e ideas especicas,esquomas intarmedas, que ccontienen un conjunto de convicciones y reglas utilizadas para valorarse asf mis. ‘mo, a los demas y ala propia experiencia yesquemas nuclears, que contienen repre- ‘sentaciones inherentes en las propledades y caracterfstcas del Yo, Los esquemas, si son utilzados de manera hipervalente y rigida, se vuelven dlisfuncionales ya que bloquean la capacidad representativa de la mente, El obje- tivo de la terapla cognitiva es el de ayudar ala persona a reestructurar los mode- los de significado que estén asociados consistentemente y ayudan a reforzar la patologia por medio de la identificacién y de la modificacién de las falas inter pretativas yel incentive a explorar nuevas vias de significado asociadas al ser en cl mundo, Otros elementos importantes de la vida mental son las suposiciones distun- cionales y los pensamientos autométicos negativos. Los esquemas y las supo- siciones disfuncionales permanecen latentes hasta el momento en ef cual un acontecimiento motivador no las active; este evento es usualmente Idlosinerst co y puede incluir una combinacién de factores relacionados, Interpersonales 0 ‘materiales. Young define “Esquema Maladaptativo Temprano” (EMT) como “un mode- Jo omnicomprensivo formado por recuerdos, emociones, pensamientos y sensa- clones sométicas, utilizado para comprenderse a sf mismo en las relaciones con los demas, es desarrollado en la infancia 0 en la adolescencia, presente en todas las facetas de la vida y evidentementedisfuncional™. Los EMT tienen una era- edad diferente, que depende de la intensidad y de la duracin de la activacin mtiva negativa que el sujeto experimenta cuando el esquema esté activo, pot jacantidad de situaciones capaces de activarlo. Las sltuactones activantes son, pot lo general, acontecimientos que tenen la tendencia a hacer recordar al sujeto {i touma vivido durante la infanciao la adolescencia. Segin Young, de hech tes posible rastrear en la historia del sujeto acontecimientos que puedan levar a ja formacion de EMT € identifica custo tipologtas: la primera es la experiencia de rustraciones de necesidades emotivesprimaras, la segunda es la experien Gia de un trauma o un maltrato sufrido, la terceraes la sensacin de estar colma do de demasiadas atencionesy de expectativas excesivas por parte de los demas Jacuaria es la intriorizacén de una persona importante con la cual elnino se ‘entilica invoyectando pensamientos, eomportamientos o emociones, Los suje- tos que tlenen EMT de ninios han construido una representacion verdadera del ambiente en el cual an vivido, peo no han construido también una representa Cidn verdadera de las motivaciones a la base de ls dficutades emotivas expe- rinentadas, Pueden describir sus padres como frios y distanciados, pero no pueden entender o dar explicaciones referents alas motivaciones de sus dificul- tades para explicarsentimientes y emociones. Desde el punto de vista cognitive, Ips trastornos picol6gicos son diferentes, no con base en los contenidos emocio- rales, sino con base en latiplogta de las distorsiones cognitivas y de los com- pottamientos que se derivan de ells. EI EMT representa en la mente del bebé la fammenaza de experimentat la frustracién de sus necesidades emotivas primatias ‘Young, basado en un examen riguroso de la Iteratura yen su experiencia clinica, identifica por lo menos cinco necesidades emotivas primarias | Tener lazos estables con los demas. 2. Autonomia, sentido de competencia y de identidad. 3. Libertad para explicar las necesidades y las emaciones fundamentales, 4. Espontaneidad y juego. 5. Autocontrol y limites realistas Més avn, el EMT puede representar la amenaza de experimentar emociones egaivas intensas que es causada por la atencién af esquema, Para controlar > ber A. Lien Bll Beige Ts, 38 CL Pato del ala VL Yan | a Son Tey. Eis Floren, 207, 5.7 7 FF cetutom LM iid ‘esas sensaciones, l nfo utiliza tes estilos de afrontamiento: puede rendlits, ‘abla J. Tipologfa de los esquemas maladaptativos tempranos (EMT) afrontarlas 0 sobrecompensar Ia amenaza temida. Young identifica 18 EMT, clas) Nieados en cinco dominios: la separacisn y rechazo, la lalta de autonomfa y habi- lidad, la falta de reglas, la atenciGn excesiva a las necesidades de los demas y e| hipercontrole inhibicién. La tabla | permite tener una visién completa de la tipo- logia de los EMT y de las necesidades frustradas que estan a la base. Et sujeto adulto, cuando experimenta la amenaza ocasionada por la activacién dol esquema, puede reacclonar por medio de las tres maneras que utlizaba cuan- Dominios Caracteristcas| EMT ‘Quien presenta uno © ms esque-| + Abandono/ mas en este dominio esté conven-| jnestbilidad cdo de que, probablemente, sus proplas necesidades de seguridad, | * Confianza Abuso estabilidad, curacién, empatia,| + Deprivacién emo- Dominio do rifio:renicién, evtacién, ota lpercompensacion™ carted exon, empat| + Det Estas estrategias de afrontamilento, sin embargo, muchas veces no son las mi Distanciamiento|aceptacién y respeto no serdn 2 ne 7 py rechazo Satisfechas. La familia tica de] * lssuliciencia/ adecuadas para administra las situaciones que el sujeto experimenta, socavando su posiilidad de adaptarse al entorno de manera més funcional, constituyéndose una fuente importante ce mantenimiento del esquema de maladaptacion tem. prana y pueden direccionar las opciones existenciales de la persona. La rendicién impide tratar de evitar o Contrastar el esquema, levando en cam- bio a aceptar incondicionalmente su acomadamiento y a revivir las reacciones ‘emotivas negativas que éste determina. Las personas que utilizan esta estrategia de afrontamienta tienen la tendencia a establecer relaciones similares a aquellas sdonde vienen estos sujetos esd tanciada, fia, rochazante, hiper protectora, poco social inestable Impredecibleo abusadora, Vergtenza + Exclusidn socal / Alienacién ‘as personas con uno 0 més | + Dependencia/ Fesquemas en este dominio tienen| _Incompetencia Jexpectativas en relacién consigo mismas y con el mundo, que inte} * Vulnerable al cepetnertadad de ranea dictncral ca dl Geoveeces da sch con Gl fren con eu apace de-| _pligrooa ns ner tenfan la relacién més problemstica de nifios; estos individuos, asumiendo una ‘enclarse de las figuras paternales, medades scttud pasivay de acomoedacon, lenden a mantener el esquena de iadapta ew sn ayuda de los més ¥en sinbltica Gin. or elemplo, os indMidues con un esquerna Abonin/neuled pueden ] | [Dominios [rea una vida Independiente] *” 1 SA tener Ja tendencia a instaurar y llevar adelante con obstinaci6n relaciones con is outa | cscs aneraal ace etatonictes| | 2 eed partis poco skctuoses y poco mothradotes, yterted ener foes sinblSteso hip protectors, tienen padres que han secavado su conlanza en sf mic- mas y que no han lograda dares ‘a ellos estimulos suficientes para adquirr as capacidades necesa- nias para actuary vivir adecuada- mente fuera del eontexto familie ‘Quien presenta uno o més esque-| + Protensién mas en este dominio no ha desa-| Grandiosidad . Dominios rrollado. reglas adecuadas en Falta de re Ambitos relacionales e interperso- alas ales ono gr buscerobetios 2 largo plazo > part 3 de cat ily para 7 cpt 88 co) Ls sed iis Dominio 3 Falta de vegas “Encuentra dificltades en respeiar les a los demas sus derechos fun ddamentales, en instaurarrelaciones de colaboracién, en completar sus propios trabajos o en la programe {6110 en el logro de objetivos per sonales realistac, La familia tics de donde vienen ha obstaculiz td a hijo a asumir sus propis res ponsablldades, no le ensefaren ‘8 colaborar de manera productva con las dems personas nia definir sus propios objetivs, porque, en lugar de confrontalo ¥ establecer| tuna dliscplinay replas adecuadas, fadoptaron actitudes permisivas & Indulgentes en su faci, fusron Incapaces de proporcionarle una forientacisn adecuads 9 han sum do una actitud de superiondad Algunas veces, los padres no le per- miieron al hijo aprender a tolerar tn nivel normal de mncomodidad 7 han ejercido sufiientemente sus funciones de control, orient coy au, + Insufclente autocon- ‘rol /Autodiseplina Dominio 4 Exeesi atenciin alas newesilades delos dems a Tamilia tipiea de origen esta saractetizda por una acitud. de fsceptacién incondiciona. por loc lio se siente obliga a epeimir algunos aspectos importantes de la ropa personalidad pare conqustar amor la atencién y la aprobacisn de los adultos, En muchos cases, los padkes le prestan mayer atencién a sus proplos deseos y alas props necesidades emocionales -0 9 as apariencasy a estatus social que| 2 los sentimientoso alas neceside des del hi, © squads de aproba cidn / Autorreconocimiento Dominio Exoesiva atencién alas necesidades delos demés ‘Quien presenta uno o més esque ‘mas en este dominio muestra una atencién excesiva a los deseos, ‘sentimientos y a la reacciones de los demés, descudande la propia necesidad de lograr el objetivo de conquistar el amor y la aprobacién de los demas, preserva las rlacio nes interpersonales 0 evitar que los dems puedan reaccionarnegativa- ‘mente. El sujeto tiende a reprimir las propias sensaciones de rab y ‘a notener en consideracin las ro as inclinaciones 0 no es del todo conscente de ells, + Sumisién + Autosscifico Dominio 5 personel jeinhibicién Las personas cuyos esquemas caen en este dominio reprimen totalmente los propios sentimientos, as propia referencias y los popios impulsos fesponténees © estén concertrados cde esta manera en la satifccin de los requiitos seveosy las expect tas rigdas. de cardcter presialo- nal 0 ético que han. intercizado, para descudar los placores de la ‘vida, la exprestin del Yo, el descanso, Ine relacicnes fntimas o la salad. La familia tipica de donde vienen estas personas es llgubre, exigente y en algunos casos, punitva: ls logos, el debe, perfecinismo, el resp to por las repas, la repesisn de las emocionesylatentativa porno come- ter erores, tienen un rol protitario sobre sus placeesyla elit, sobre el benestary el descanso individual, CGeneralmente, el esquema induce al suieto a vivir en una condicion de esimismo constant oa lapreoc: acidn continua de que algo neativa eda lgar a sueder sno permane: coconstantomenta viglane ater, = Nopatvidad / Pesimismo Inhibicién emotive + Normasinflexibles / caftca sobredimen- sionads + castigo 90 Faas por vou e : 007 F1, Mi tuto La evitacién lleva a no asumir muchas veces amblentes existenciales enteros, asociados a la activaci6n del esquema y a evitar todas las emociones, las situa. cones, los pensamientos que estan asociados a estos. Por ejemplo, quien tiene tun esquema de facaca puede tender a evitar el dedicarse a trabajos que requieren ue se asuma responsabilidad y puede preferrtareas y funciones inferiores a sy vyerdadera capacidad. La hipercompensacion y la actitud de quien, para obstaci- lizar el esquema disfuncional,tlende a asumir comportamientos y pensarnientos con tal que le permitan no percibirse a sf mismo més vulnerable e impotente: sujeto tiende a contrarrestarel esquema para no ser vicima, Esta estrategia, que puede parecer funcional, se convierte en patol6gica cuando es desproporcions. da a las situaciones activantes y se utiliza de manera hipervalente. Un ejempla de uso de la hipercampensacién es la persona que, tenfendo un patron de pri ‘ibn emotva,tiende a compensar el esquema, pidiendo ayuda @ los demds de una ‘manera totalmente excesiva para transformar su peticiGn en exigencia (véase I ‘Tabla |, supra} La activacién de un esquema, como se indio6 anteriormente, es percibda ‘como la amenaza de poder vivir nuevamente experiencias emotivamente impor tantes y dolorosas de las cuales él ya ha hecho experiencia en la infancia. La atencién y la actitud de protegerse de la activacin del esquema puede asumir connotaciones negativas mayores tan importantes que se corwerten en el objet vo primordial dela vida del sujeto. Las personas, en otras palabras, al tomar deci siones existenciales,tienden a mantener el objetivo de no volver a experimentar ‘sas experiencias munca més, Segin Young, el principio que rige el mantenimiento de los patrones de inadaptacion es la coerenciacognito: si bien un esquema comporta la activacién ‘de emaciones negativas, esto todavia representa en la mente del sujeto un acon- tecimlento ya conocido y permite, por lo tanto, mantener una vision estable de sf mismo y de los demas, Los pacientes, sefiala Young, tienden a buscar active: ‘mente aquellas situaciones que activan mas frecuentemmente su EMT, que de esta ‘manera guian el pensamiento, el comportamiento y las interacclones sociales. Una visi6n diferente sobre los procesos de mantenimiento de esquemas y ereencias disfuncionales es la propuesta por Mancini y Gangemi®, quienes proponen el tema de la resistencia al cambio en términos de paradoja neu ‘Mancini y Gangemi notan que en los procesos psicopatolégicos, # menudo, los © nancy Caco A ptedrsa etc wera rectene al caraero Er Csr (cata fod Foon ones de. al Boe TU, 202 2 ecu anti acientes no logran cambiar el sistema de creencias que mantiene la enferme- fia, no obstante que reconocen la oportunidad y la posibilidad de cambio. Con frecuencia, tales creencias son débilmente justificadas por la realidad y son dolo- fosas y dafinas para el sujeto, A la base de la particular resistencia al cambio se fe encontrar una actitud hiperprudencial de los pacientes. que tienden a ut {ar una modalidad de razonamiento pseudodiagnéstico basado en el uso de heu- fstcas y pelulcios cognitivos. Segin Mancinl y Gangemi* en los procesos psicopatol6gicos también se pue- de observar la falta de adherencia del paciente a los principios de razonamiento pragmética de Baron®®, quien sostiene que un buen razonamlento, prevé la for- mnulaci6n de una o mas hipdtesis alternativas, la bisqueda de informaciones que esmientan la hipstesis focal, un uso apropiado del tiempo disponible y confian- ‘aenlas propias conclusiones, ~8.El papel de os temas de vida en la trapia cognitiva En el acercamiento al paciente es esencial reconstrulr el problema, la fase de “deconpersacén y los fatres de mantenimiento asociados a la patologla, Ademés, es ‘sencial reconstruir los faclares de vunerabildad, es decir, las situaciones del pasa- ‘do que se han convertido en un terreno tertil para el surgimiento de creencias ppalégenas amenazadoras que caracterizan al sujeto, Un andlisis cuidedoso de las metaevaluaciones que proporciona el paciente sobre sus sintomas también le permite al clinico ser capaz de identificar el sistema de metas y creencias negati- ‘2s de carécter existencial respecto de los cuales el individuo busca activamen- Te protegerse Mancini", en este sentido, presenta una discusién de los principales ant-ojet- ‘so “temas de a vida", identifcados en psiopatlogia. El sostiene que en el desarrollo, ‘Seludable es posible plantear la hipétesis de dos disposiciones de motivacion: el dar atenci6n y la pertenencia a grupos sociales. Las primeras experiencias de fra 230 sisteratico en estos dos dominios existenciales (debido a experiencias de egredacisn, la falta de atencidn, falta de cuidado, etc.) pueden: on Bo | Tinian Die Cambri Unrsty Pres, Kee Yo, 2000: dros y Posie Cant sku cp Govan Poe Roma, 2008, 8.3. 93 oottou {aise dl stead cestablizardisposiciones especiales de mativacin eapaces de desencadenar clog Viciosos psicopatoldgicos: aversién hacia algunas condiciones (anti-cbietves, eg decir, eventualidades que se quieran evitar absolutamente)y / 0 inevitabildad ge lotrs (los objetvos que deben alcanzarabsolutamente}. Estas inversiones superabun, dlntes pueden asumi la forma de "temas de vida" alrededor de las cules Se encuey, tran las opciones existenciales del indviduo tele una modaliiad alternativa menos costosa de aleanzarlos, proporclonan- Inwersiones alternativas mediante la ensefianza de habilidades defictatias, procedimientos de aceptacién, teniendo el objetivo de ayudar al pacien- ‘a aceptar la posibilidad de que se manifieste el dafio que se teme, limitan su itud hiperprudencial. EI trabajo sobre la aceptacién, se dirige a modifica las icias relacionadas con la posibilidad, la conveniencia, el deber y el derecho La terapla cognitiva apunta inicialmente a una puesta en comin del problema, etitar el dario temido y no aceptar el riesgo de que se manifieste. yy del modelo de mantenimiento y al desarrollo de estrategias de controntacién para reducir los sintomas. Sucesivamente se trabaja en direccin a las modifica: Clones de las suposiciones disfuncionales y al incentive de un cambio a nivel de ‘esquema, Las téenicas de uso mds frecuente en terapia cognitiva son el didlogs socratico, el uso de un diario de monitoreo de los sintomas, la investigacin de hipétesisalternativas, la desdramatizacién y la implementacién de experimentas comportamentales para verificar la hip6tesis disfuncional Las intervenciones a nivel de esquéma se usan particularmente en pacientes ccon necesidades complejas, como en el caso de los pacientes con trastornos de personalidad, ¢ integran técnicas que permiten visualizar modos de ser experien- Ciales e interpersonales, ayudando a los pacientes a entender el origen de sus problemas en términos de experiencias tempranas y de modalidades distunco- rales de comportamiento. Et trabajo sobre los temas de vida se vuelve esencial en el tratamiento de tras: tornos psicol6gloos y permite Incuir en el tratamiento la vulnerabilidad al pro- >lema, también se configura como un tiempo de compartir y de transformaciin dedicado al individuo considerado no sélo en el hic et munc (aqut y ahora) en e que se manifiesta la patologla, sino alo largo de su existencla, El trabajo sobre el tema de vida gira esencialmente alrededor de la asegura: cién® y su aceptacién. Los procedimientos de aseguracién tratan de colacar en dliscusi6n le hiperfocalizacién que el paciente tiene sobre la amenaza a la que teme, buscando insistir sabre las creencias disfuncionales relacionadas con la ppercepcién de las dafts, que se consideran inminentes, graves y probables. Ou modalidad stil para tranquilizar al paciente consiste en ayudarlo a construit una modalidad alternativa més saludable para lograr los objetivos que él desea: en este caso, los objetivos finales permanecen inalterados pero se le permite a 9 El Ciclo de Vida de A, Pacciolla LL orientacién logoterapéutica y la orientacién cognitiva tratan entre las dos ‘ayudar al sujeto a autodistanciarse de la sintomatologia presentada, favore- ido una puesta en discusion de las creencias disfuncionales que estan a la en ambas orientaciones podemos notar un interés relativo ala dimensién ncial del sujeto, que viene evaluado y acompafiado en un camino de sana- crecimiento que va mas alla de simples patrones de sintomas psiquidtricos, presenta como una orientacisn existenclal, una ayuda a superar los patro- ‘eapaces de bloquear el crecimiento personal y a encontrar nuevas formas de mds funcionales. Pacciolla® trabal6 para desarrollar una herramienta para ayudar al clinico a ser ‘de ver la situacicn del paciente y entender la dindmica y las problematicas iciales, Esta hertamienta, detivada en parte de laterapia sistémico-telacio- es el Ciclo de Vida", ffecnn 5 apron een: EF eames Yer JR Sal ery nay ep Co thoy ena © Ct Pardgaos 4.56 del capulo % computers a ‘Aigo desta @ Hermanas ; i i ; I g z : } a s I 3 L 4 { j a a i 3 i 4 g i i i ato de mini des patos Ea spun cals ei ela sigiiey ode aint contigs anc id cua oe ttn ie @ Baad i i i | t i i i ! Padres @ ee hae @ ‘Almelo lun aon acta conmepanene ta de train poe cei (rye ‘ninco ste eis tome elses conespodite ‘Tabla 2, Tema de vida y acontecimientosertcos ene ciclo vital ‘Ao ® Ea lapriner cris dea cola. & Labs eto “tnejemplo de esquems para el Cio de Vida ese que se presenta en la Tabla Pro un copia lista para proporciondrsla alos paclentes i Cido de Vida contine las informaciones relativas los acontecimientos es que le suceden al indviduo y alas personas mas importantes para Preparit Gel afo del matrimonioiconvienela de sus padres, hasta el momen- “wpactual ™ ra entender a una persona no puede precise de la comprensin de las _gnica socio familiares en as qe est sua sobre odo porue elas repre- uran.a menudo, un medio por el cual también son transmitdos de generacién eeneracin fas maneras de afrontar con temas exstenciles Los sistemas famliaes ~como los indviduos- estan caracterizados por una “tontnuay lisckgica evlucién: la vida de cade familia sistema social esté terizada por acontecimlentos cfticos (es det, les desenuliorios dl siste- fon su compleidad) ytareas evlutivas (esto es, elesfuerzo de cada elemen- I sistema a restablecer un nuevo equlibio, por medio dela redefinicén de tareas y de los papeles de cada uno] y por un conjunto de recursos (indivi- eso sistmicos) “Filo de Vida se configura como un instrumento anamnésico muy dil por- permite tener una visiGn total del pacente y de las personas importantes fel y permite descubir ei «lags pleeo el y su fala han vivido los omentos de crisis y han uflizado sus recursos yaftontado las tares evo fas ms importantes Foco de! esquema son, por lo tanto, los momentos mas cos del vida del pacintey de las personas que hacen parte de su sistema ilar social Los momentos cxiticas son los que determinan, principalmente, tun desequilbrio evolutiva® del sistema, por ejemplo: la enfermedad ola muerte “den miembro, un matrimonio, una separacién el nacimiento de un hi. Estos “momentos, sobre todo, si est asociados al dolor, a sulrimlento psicolégico 0 4ala muerte, son aquellos que, principalmente, pueden coloar al suetotente @ pregunta flava al sentido de su exstenciay pueden determina, pot lo tant, tn malestar nadgeno en conexién a la tareaevoltiva que el sujto oe sistema “7 Pe esti plato tone ga amen po liga dew ipo de equi 3 to: den “eationotan funcional aun mis tunclons en eel tepo len ura aap cnsareporaie Ieiicaconespenorlee ambttls sn constantes Ene aonacmieno cine ere os fs ima serra 9a deur elemento de sister), en cao lst de peters debit sara slants para lr esi iow nosed ena to FURY tas con ruevas teas etlas. Los aceteimienos ericsson us probs pal sister at Be id wn parc. ean rcp cer rao po Sn 1 i desah satnica ” conn tiene que afrontar. Los momentos crticas requleren que cada uno haga referen, cia las propias tareas, a los propios recursos y ala propia jerarquta de neces: dades y valores, En psicoterapla, el mencionado esquema de vida puede ser dtil para iniciar up ‘anidlisis existencial y puede ser aplicado con la integracién de los principios dl ‘cognitivismo, Pacciolla sugiere que también se deben considerar otras indicaciones, adicio. rales a aquellas en las columnas individuales, para hacer al paciente llenar gy propio esquema®, La primera sensacién compartida que puede dar esta herramienta es la de poder tener una visién panorémica y ordenada sobre toda la propia vida, Después de esta compilacién (que puede durar mas de dos sesiones y para la cual, e paciente puede hacerse ayudar de familiares de confianza para ponerle orden alas ‘acontecimientos de la propia vida) el terapeuta puede pasar a invitar al paciente 2 resalar su esquema de vida simplemente con una indicacién aproximada por cide allo (omitiendo los primeros 3-4 aflos) una percepcién positiva con el signo"s"9 ‘muy positiva con dos signas “++” El ao mas positivo hasta el momento de lapse ‘coterapla podra ser indicado con tres signos “++: De igual manera, pode util zar el signo ™" para Indicar los aftos de los que conserva una sensaci6n negatia De esta manera, el paciente asigna un cardcter calito a cu esuema de vida. Este instrumento podrd ser considerado como un tipo de mapa o recortido para iden- lear mejor el tema de vida y después el sentido de la propia vida, El espirtu que tiene que acompafiar esta herramienta anamnésica y teapéu: tica también es aquel indicado por Mancini: Indagaremos ...1 sobre lo que ha ocurid en a vida del paciente antes de la parce de los sfntomas. Algunos acontecimientos, més macroscépicos, son lcilmente ident- fables; pensamos en lutos, separaciones.abandonos. despldos, cambios de fortna lagnéstico de enfermedades orginicas graves en el pacienteo en personas querdas ‘ans earb adits pasar corestonse ema tl st no ee res ja no era sue pusde usa ola pare cnuar En as posible qe a sua Utes m8 Setcene pat eta ode I nlrmaone pertinent a Setermunao ao en elermino a a Esestacaa ae al dl eqs do via pd er hack nb un ma con ea is Smolen sn een, aes dea edacin fale cena qe ol esgoama dei es oksenado ih Yeas cdo ore interes on el palo para Rott eancanas eels 9 cones foe vate aeotecnenos nels fas mame fla ropa a 98 tabtsged del enti se f--1 No menos sigificatvas, pueden ser la circunstancias que aparentemente son Se signo“positve™ coma la aprosimaciGn de una boda, una promacidn en el tabalo, Iaaprorimacién de una graduaci, etc. |..] Ademas, os dtl también prestrleaten- én a la fse del ciclo vital pare exponer de manera adecuada la descompensacion "puede tratarse, porejemplo, de un periodo preciso en el cua haefectuado un “balance | Ge vids" En fin, podemos verticar acontecimientos menos visbles, menes extraordi- paris, pero al mismo tiempo importantes al objetivo del entendimiento de la des- Gompensacién; se trata de experioncias banales en apariencia solamente, pero que el paviente ha vivo, pr elemplo, con un fuerte sentido de humilacién, como una discu- in con alguien, un examen en la escuela u otto hecha al cual la persona le ha dado tn significado particular Pueden existircicunstancias que “sefalan cualquier cambio Iiportanteen la posicin y en la identificacion socal del sueto™. Les clinicos que ya usan este instrumento (0 algo parecido), pueden confirmar fectos positivos que tiene sobre el paciente desde sus primeros usos, preci- ente porque el conocimiento compartido tiene por objeto la persona y la vida paciente que se siente realmente en el centro de la psicoterapia con sus acon- imientos, sus relaciones y los significados que les ha atribuido a estos para sr sobrevivir, para mejorar la calidad de su vida y pata ser sf mismo. "Este esquema de vida puede ayudar a identificar junto con el paciente sus vul- " perabilidades y los factores predisponentes, cuando ha hecho los esfuerzos con- ‘mismo 0 cuando ha hecho “un pacto con la vida’, cuando ha escogido de 12 libre y responsable y cuando ha sido acosado por la duda del dilema. Uno los factores principales que predispone a la psicopatologfa es la frustracién ‘el objetivo (0 de los objetivos) de la propla vida, porque pone en discusién el Setido de la propia existencia Tis recto de ntcrmactnes sobre Ia historia de ida ets oretaday guiada | bor el terapeuta a fin de localzarcusindo, en cusles crcunstancias y o6mo pudo el aciente haber deserrllado determinada vulnerablidad, Se le debe prestaraten- "Gin especial a episodlos importantes en la vida del paciente en ese sentido [La | _reconsrucciin puede continuarcon la evolucin de las relaciones con las demas per- | sors importantes, a evlucin de ls relaciones de amistad, la historia sfectiva, Es "importante rastrear la construclén de las ealas y de las reencias que afin gulan hoy bi “ge MEN Hectay, B "Come a dag lo pcolgo eoeNthVte”n:Daat MLV Geos es) Ladhonan pica pres pease Catal, 2009 1. 99 ll ‘al paciente, a gual que sus objetivos de vida: es la complicacin de estos times, de hecho, lo que le daré un motivo a la descompensacin actual del pacients" Los objetvos de vida le dan sentido a la vida, porque la vida sin objetivo ng tiene sentido, A menudo los objtivos de vida son elegidos y percibides cong, tareas 0 misiones, Los objetivos de vida y las tareas para realizatlos son Insp rados por los valores e implican sus papeles. Cada uno de estos elementos ey ‘extremadamente subjetivo en ls historia y en la personalidad de cada uno sate la base del propio nivel evolutiva de libertad y responsabilidad. Pore. eontinuot la disousibn... El constructo del sentido de la vida tiene un triple componente: cognitivo, motivacional y emotivo, El componente cognitive cst unido a la pregunta relativa ala finalidad o a los valores de la vida e incuye ‘esquemas y pensamientos. El componente motivacional se refiere al sistema de de satisfaccién y de placer. “El significado personal puede ser definido camo la ‘cognicin de orden, coherencia y inalidad en la vida de alguten, la bsqueda y logro de objetivos loables y el estar acompatiados por un sentido de realizacion’ Muchas investigaciones han demostrado que la percepeién de significado esti correlacionada positivamente con el bienestar en cada fase de la vida, desde la adolescencla hasta fa vida adulta El sentido en la vida es un concepto que tiene gran relevancia clinica y gran poder pronéstico: numerosas Investigaciones resaltan que éste permite discrimi har entre poblacién clinica y no clinica y que ests asociado con una mejorta en €l curso y en los éxitos en los tratamientos psicoterapéuticos. Las personas que perciben su vida como llena de significado tienen abjetivas que van mas allé de cllas mismas, son més creativas, menos solitarias y tienen mejores estrateglas Wo. ee | 100 valores personales. El componente emotivo incluye las sensaciones de bienesta | Labtsged del sent sfrontamiento, comparado @ los sujetos que no encuentran el significado que das. De forma similar, numerosas investigaciones han demostraclo que la falta de tidotlene una correlacin positiva con el desarrollo de psicopatologas. © yktor Frank! crefa que el sentimiento de vacfo exlstencial no era un fenéme ‘po. de por sf, patol6gico; por el contrario, él sostenfa que era sana y madura La feitud de quienes preguntan sila propia vida tiene un sentido ycudl sentido te- pela propia vida. En su préctica clinica, | not6 que los pacientes se quelaban “ada ver con mds frecuencia de problemas existenciales: una de las fuentes de “mayor sufrimiento era la propia frustracin existencial. El estudié a profundidad “tat fendmeno e identific6 algunas de las manifestaciones mas caracteristicas: la pata, cl aburtimiento, la percepcion absurda y dolorosa de no saber qué hacer y “tomo ocupar el propio tiempo. La fustracin existencal de acuerdo con Frank, | g0 65 de por si misma una patologfa, sino que puede causar formas particule- Ge patologta, definidas como newasis nadgees "Estos trastornos psicolbgicos ibe Frankl en 1960~ ‘estén localizados en los choques entre ls diferentes res y en los deseos incumplidos 0 en el ira tlentas en bisqueda de un valor salto: un significado dim de I vida | Frank! define su credo psiquiatrico como “la fe en la permanencia de la per- romatologia manifesta de la afoccién psiestica “soa copirtual detras de lai Frankl resalta, en efecto, que ‘autodistanciarse significa también bromear can- | Sg9 mismo, refrse de sf mismo y ridiculizar los propios temores” Desde un punto de vista Fenomenol6gico, la autotrascendencia se manifies- | por medio del amor y por medio de la conciencia. Frankl, en efecto, recalca | ave la existencia humana siempre esté orientada hacta otra cosa o hacia alguien # que esté més all de s{ mismo: un significado que realizar u otra persona a quien “encontrar La autotrascendencia encuentra su manifestacisn mas alta y més humana en “Tavoluntad de significado, definida como “la tens\6n radical del hombre a encon- | Mlarya realizar un significado o un objetivo |__ No siempre esté claro para la persona cual es la mejor respuesta ola més jus ‘aa Ia pregunta presentada ante las situaciones que él vive. Para solucionar los problemas y para desarrolar sus tareas, el hombre obtiene | ajuda de su conclenela, definida por Frankl como érgano de ignifcado La concien- fin es, en efecto, la capacidad humana de intuit, prever,anticipar los significados oncretos referentes a las situaciones individuales y espectticas. Segiin Frankl es 101 cotlou posible identificar un dinamismo especifico que caracteriza la conclencla: comp ‘rgano del significado ella gufa las decisiones del hombre; a su vez, ella ex Influenciada por las decisiones tomadas por el hombre y por su actitud. Cag, Capmroto IV decision es una autoconfiguracion del hombre: desde este punto de vst, la cay. clencia ayuda a formar “una jerarquia de valores que influencia la petcepcién ge! ANALISIS EXISTENCIAL: la realidad y la bisqueda de sentido y es a su vez influenciada por ella En su préctica clinica, Frankl adopta un ere pscoteraptutio y lo define coma {een la capacidad del espiitu en el hombre de separarse, en cada citcunstanciay fen cada condicin, de lo psicofisico y de colocarse a una distancia prudente de cx Pagal 1 dl eaptao * Eom. Fimo apo dt anrapl Soci Escenas, Tari, 168 105 now ‘gerlos de ninguna manera. El significado de la vida tiene tres bancas de prutba: significado del sufrimiento, el significado de la cuba y el significado de la muerte {A diferencia del animal, el hombre no tiene impulss instintos que le dlgan automtie. ‘mente todo lo que tene que acer, ademas, a canraro del hombre de aye, el hombre de hoy yo tiene mas tradiciones quel indiquen lo que debera hacer. Entonces, no saben td lo que debe y mucho menos lo que deberts hace, muchas veces ni skqulea sabré lo que quiere ent fondo, De tal manera, él solamente desea aquello que hacen los demés—e 1 conformistno! © sno, hace Io que los tos quieren que 6l haga jes el totalitaisma™ Son varias tas estrateglas que en este momento el sujeto puede llevar ala prictica para tratar de llenar el propio vac identificado ET sueto trata de compensar el propio vacio de varias maneras:entregéndose totalmente a la actvided labora, sigulendo el deseo de poder, de eto, de hone- res, de dinero que pueden llevar la as lamada neva noen!. De esta reflexién incial es fécilintuirééma la busqueda de sentido en la pro- pla vida, pereibiéndola como una tarea o mision que la haga significatva, pue- de contrbuir ala formacién de la personalidad y al estilo de vida. 0 al contraro ro encontrar en la vida un sentido yno lograr percibr la propia existencia con un objetivo que pueda darle valor al vivir yal suf, también puede inci sobre el estilo de vida y sabre la extrutura de personalidad El problema es: zhasta qué punto puede ser tratada la bsqueda de sentido en psicoterapia? Seguramente, encontrar o darle un sentido a la propia vida es tun factor de crecimiento (growth factory, por consigulente, de salud pstqulcay, por Uo tanto, objeto (dentro de ciertos limites) de la psicoteapia.¢CSmo tata con el paciente el por qué vv, el por qué sufi el sentido ce una vide un sufrimien- to percbids como sin sentido? El andisis existencial, como es entendido por Frank, podria ayudar al cliico en su delcadisimetarea de la psicctrapia cuan- does interpelacdo por preguntas existenciales, 2. EQueé es el andlisisexstenciat? El paciente podrfa hacerle al clinico sus preguntas existenciales sobre el sen tido de su vida ya sea en una condicién de duda o cuando esté planeando cons 1 cx ana ol pt + bam OF "cacao 2 captulo Aas cer dco prctenptcy clestemente un suicidio 0 esté suicidéndose inconscientemente mas © menos Jentamente con comportamientos autolesives. i clnico podré preguntarse: se trata sencillamente de un diagnéstio de borderline (extremo) con idealizacin nar ¢hista? 2Es el pensamiento en el suicidio slo un proceso cogritivo disfuncional tipo depresivo? Es suficiente la aplicacién del algortmo ABC del método cog- nitho-comportamental? 2Se trata s6lo de condicionamientos genético-heredita- ts ylo socio-ambientales resuetos con férmacos y/o modulaciones relacionales? Sila respuesta del clinico a estas preguntas es afirmativa ya no se necesita proceder ala lectura de estas reflexlones. Si, por el contrario,existen més, hard fata preguntarse: cE posble v cémo ayudar a ests pacenes mas ald de ls purdetres gndio-ereiaros,socia-ambletalesy cogntvo-ematves? La dimensi6n nodca podirla ser la que més asociamos con el término tanscan- encia 0 espirualidad" y es la dimensién que transciende los varios condiciona- mientos (genético-hereditarias, socio-ambientales y cognitivo-emativos) y que permite ser s{ mismo, convertirse en si mismo y superarse a s{ mismo a pesar de todo y de todos. En la dimensién noética la persona toma el sentido de la uni- cidad y de la singularidad suya, de todos los otros seres vivientes y de todas las situaclones con la libertad y responsabilidad personal y colectva. Las frustracio- nes de la dimensién noética pueden provocar desérdenes [también psicopato- I6elcos): Impedir esta posibilidad de sentido puede contribuir a la formacién de tna condicion pre-patoldgica de diferentes tipologias y también espectficamen- te de neues nodgona Establecida esta premisa se podria decir que el andliss existencial est crien- tado hacia el nous o hacia la dimensiGn noética con el objetivo de hacer conscien- teal paciente de amo ha usado su libertad y su responsabilidad en su vida y si vislumbra una correlacin entre esto y su sintomatologia actual En primer lugar, el andlisis existencial le permite al paciente confrontar su ‘oluntad frente al deber y de tomar conciencia de sus valores y su actitud hacia sus propios valores. De esta manera, la responsabilidad se convierte en la cara ‘complementarla de la libertad y llevard a ser consclentes de que cada uno esta libre de decir frente a quién o ante qué cosa ser responsable y cada uno es res- ponsable de esmo ha usado su libertad, SI esto, a primera vista, pudlera apare- cercomo un alejamiento de fa clinica, reflexionando bien, en cambio, podria hacer "en lc por sls rages ntartan un lament arta dierent dl sor ea pique 2perotata calgon srl orntaten dela excl eps hr aod fax O SP "Pan, Lana ile Morcelans, ec, 172. BR. 107 merger mer ante el ojo del pacientey del terapeut, el significado del sintoma. Este hacer emerge es la maya que por medio del dilogo socrtic (ya conoc do por los cogntvistas, y también antes, por el mismo Frankl) saca ala Ive el sentido del sintoma y después su probable corrlacion con el sentido dela vida En segundo lugar, el andliss existencial dejar trasluciecémo ls sintomas incluso manteniendo sus corelaciones con las variables genétco-hereditarag, sociorambientales y cognitivo-emotivas~ pueden atin confimmar una correlacén ‘tiol6gica con las rustraciones de la necesidad de dar un sentido. De hecho, cada psicoterapeuta podré verificar en su préctca clinica cémo, en la condicin pre- patoléeca, un factor agravante que ha facilitado la psicopatologfa es ustamente <1 malestar adjunto del paciete ocasionado por el no entonder, no eplicars dl sei de iva, orué Por ejemplo, no entender el sentido del sufrimiento crea un fuerte desorden también en una persona que no estésufiendo, la misma frusta ‘in del sentido del sufrimiento advertido por una persona que est sufriendo de un dolor agudo crea un desotden muchomayor e indudablemente el desorden se transforma en desesperacin si una persona no logra encontrar o darle un serti- ddoasu dolor exénic. En las causas de casi toda psicopatologta se puede suponer un factor preci pitante que pudlera ser identifcado con la fustin de seid. En efecto, la mise mma condicién pre-patoldgca si estd acompatada por un sentido, un obltivo, un tmotivo, un significado, un papel del dolor, puede tener un desarrollo mucho mas tratable con respecto a quien esté en la misma condicién pero con la agravante cde una frasiracin de soto. Porlo tanto, podemos asumir queen la condicion pre-patolégica la fustracion por la necesidad de sentido puede incidir mucho en el desarrollo de la sintoma- {ologia: no entender el porqué del sutrimiento y el motivo del sfatoma; no perc- bir el sentido de algo que amenaza la calidad dela vida es insoportable, hasta el punto de querer que se termine Este anhlo y necesidad de sentido proviene de una dimension humana que le falta a cualquier otto ser vviente y puede indicar un elemento espntua, no debe entendetse con una necesaria connctacién religosa, sino sencllamente como algo humano en el hombre?. El hombre manifesta su dimensién esprtual es decir propiamente y especticamente humana-no slo cuando se pregunta sobre l sentido (del sfntoma, del door. dela vida y de la muerte) para investigalo para descubrisfo. La persona también manifesta su creatividad cuando le da un © Fone. WE Te amass Gal Sion at Shs New Yo, 175,25, 08 ais eter does pte sentido a las cosas, a su existencia, a su dolor: dar un propésito y un sentido a in sufrimiento, aparentemente, sin sentido e inevitable (ya sea como parte de tna sincomatologia o diferente a ésta) es un acto de creatvidad exclsivamen- fe humano, Por ejemplo, aceptar el sufrimiento, la vida y la muerte por amor uieno bien dare un sentido de amor a la misma sintomatologtay vive o sufi, incluso hasta mort) por algo 0 por una causa es un indice de tanscendenciay neste sentido, una sefal de espiritualidad De estas premisas se puede deduci que la persona es un ser responsable en el sentido que es responsable, al menos en parte, del sentido y del objetivo que Jogra descubrio darle su vida El andliss existencal es una consideracién an lice que Frank! desde 1938 ha introducido en su sistema psicoterapéutico para actvar recursos interiores en los sujetos con dagnéstico de neurosis nodgena pero también para volver a los pacientes menos pains pasivos y mAs agens act vas en la gesticn de la sintomatologia, El paciente se vuelve menos patens pas yoy mds ages activo no tanto cuando se hace la pregunta “cQue sentido tiene mi vida?" sino més bien cuando se da una respuesta a esta pregunta y consecuente- mente a otras preguntas existencales como: ’2Que sentido tiene mi sutimiento? {00é sentido tiene vivir con esta culpa?" Quien encuentra un por qué (0 un por ui) vivir también podrd aceptar un por qué suffi. El andlisis existencial pro- pone ayudar al pacientea hacer estas preguntas ya darse una respuesta cuando fl misma paciente lo pueda solieta, 6 bien cuando hay probablidades eazona- bles que estas elaboraciones podkrian ayudalo. La persona vive plenamente si considera la vida como una oportunidad para responder a una misién; respondere a a vida significa no tanto preguntarse “qué ‘quiero de la vida” sino ms bien “qué qulere la vida de my senttse responsa- ble de cémo se enfentaa esta misién porque es esto lo que le da un sentido a la ‘ida. Este tipo de respuesta a la vida no puede ser considerado tedricoy abstrac to como un flosofar sino, en términos de opciones y en atin fer aul now porque la responsabilidad siempre est ad prsonan ead siuaonen. El andlisis exstencal de esta manera, hace parte de un método psicoterapéutco en la medida en que ‘ayuda al pacente a ser consciente de sus responsablidades en términos cons- Ituctivos, es decir en términos de grt factors: entre los factors de crecimiento 4! sentido de sana responsabilidad esté entre los mas esenciales para un trata Iniento psicoterapéutico 3. El sentido de la vida en psicofisiologta y pscopatologia La pslcofisologia estudia el desarrollo natural de la psique, mientras que Ia psicopatologta se interesa de varios trastornos que abstaculizan o bloquean el crecimiento natural de la personalidad y la maduracién de la mente y el cuerpo, 31 Psicopatologta y necesidad de sentido La necesidad de tener un tratamiento espectfico para la desesperaci6n que, a ‘veces, implica el sentido de la vida del surimiento, del sintoma, de a muerte de la culpa, del dia a dla y todas las angustias del no-sentido, proviene de las inves. LUgaciones y de las evidenclas clinicas. Los estudios de correlaci6n entre PIL y EPI (Eysendé Personality Inentor!*han Indicado que los pacientes con alto nivel de sentido de la vida son menos proble: :maticos y més sociables”. En India se ha hecho un estudio comparativo sobre la frustracién existencialy sobre la salud mental entre el sentido de la vida en los pacientes psiquidtrios y ‘en la poblacién no problematical”, El PIL se les suministré a 60 esquizofrénicos, 60 neuroticos, y 60 hombres normales, de edades entre los 18-32 aftos, con nive les sacio-econdmicas y educacién buenos. resultado demuestra que los sue tos esqulzofrénicos y neuréticos se distinguen sigificativamente de los normales porel sentido de la vida. La utilizacin de la prueba PIL puede ser un instrumen- to para separar los pacientes psiquistricos de los no problemséticos en la pobls ‘ign general. Se ha confirmado que la pérdida del sentido de la vida puede causat frustraci6n existencial, ansiedad, desesperaci6n y de manera extrema puede agra- var varias psicopatologias ya existentes La modalidad y los niveles de percepcién del sentido de la vida pueden inc dir en la calidad de la vida segin Ios niveles de ansiedad, depresién, histeria u ‘otros diagndsticos"” of Pada 24 del capt x *bagmon PR y Soom. B Purpose Le andthe Eee Resonant Eka Pri 90197. 2588, Cum 2 Ny Sn, Extent rusoation and Ment ness: AComparate tsy of P| Intitein Ppt Patents an Nol” Ell raf lal Pa. 3116p. TA Ragen, Keno Headache in Aolesconts jamal Pil Rast, 1982, 12 0 ee ce nda sates En un estudio comparativo se le administt6 el PIL a muchos grupos diferencia- dos por diapnésticos: grave, moderada, ausente. Los pacientes més graves alcan- ‘aron puntales significativamente bajos con respecto de los no problemsticos' na posible correlaci6n ha sido observada entre el sentido de la vida y la extro- yetsin en suetos antisociales. De este estudio no ha resultado ninguna corre- Jacion entro el PIL y el nivel de extroversiGn, pero ha planteado la hipstesis que ‘el antisocial puede llenar el vacfo existencial con comportamientos antisociales, £1 problema del sentido de la vida para Frankl puede determinar un desarro- Ilo sano cuando la vida es percibida con un significado por realizar; o bien pue- de llevar a un resultado patoldgico (0 vacio existencial) que Impide el proceso de desarrollo, Cuando la vida es percibida como privada y carente de sentido pue- de expresarse con una vasta gama de comportamientos patol6gicos: agresividad ‘antisocial, dependencias, depresiones". ‘arias investigaciones lanzan la hipétesis de que la psicopatologia esté corre lacionada negativamente al significado de la vida y el PIL y esto ha sido confirma- doen los pacientes con dependencia de alcohoP". Quien tiene un fuerte sentido dela vida parece predispuesto a un nivel bajo de patologla, en cambio, quien tie- ne una falta de sentido y significado en la vida parece ms vulnerable o mas pre- dispuesto a una variedad de sindromes patolégicos, Frankl aftrma que Ia vida tlene un sentido a todo momento, adn en fos momen- tos de sulrimiento. Cuando una persona es impedida de la bsqueda del sentido, ‘experimenta frustracién existencial, y ésta puede llevar a una newrsis nodgena 0 wast exstencal caracterizada por la ausencia de sentido, apatia y aburrimiento, ‘que no permite tomar un motivo para vivir" Se ha observado cémo el sentido de la vida influencia el estado psicolégico delas personas: "La realizacin personal del sentido siempre va acompafiada por ln sentimiento de satisfaceién y complacencla’. El sentido personal funcionarla ‘como una variable que influencia la interpretacién de la vida y aufa el comporta- ors Gy Gon MA Comparative Say of Purpose Pseopatholoyea an Homa Gos Enna Cotati. ep. 22028. doc, M.“Peyhogenic Neurotic and Noogene SellSwentheing™ En: rina Fr Lapin 9p. 5259 vox” E268; Movo.D Rchopsilgy an Lie Paps’ Wana Fr vty. * nace. “The Eset Neues nul A Pac 12 196.31. ohn sls conc lade papain rmiento™. Esta variable también influencia el bienestar psicol6gico con las Vaias dimensiones correlacionadas al funcionamiento cognitive y motivaciona apropiadas. De esta manera, elterapeuta pod actvar el sentido de responsabi- fad que el paciente-como todos nasotros- tiene hacia su propia vida, Este sen- fido de responsabilidad existencial es lo que permite cambiar la pregunta “gQué ae sper yo dela vida? con otra pregunta: Rem RW.y Gam, PW. Parone in Life; What ts eationhlp to Haines, Depeson, and ng Ee: Nah on ult ah 2.200. 9.119 sion LL: Newon. M.D y Bos. PM "Depression Sl-Derogation. Substance Use, ands esto: Lack o Purpose in ile « Medutonal aco: En. hur Cal Poy, 986, p. 52. * Cuma | The Seating Note Goals Tet SONG). AComplinenay Sat the Parpaeinfe sera f ln rl, 3197p. 990.907 Fc, Met Sa fr a ashton Sure Press NewYork. 98, Loren |e) Desa Sue Wie ier Cp Shi Fa Sage ely il, 178, pp. 225246 % Les Dy Bom S. Depression, Sul Preocrpation nd Puce in ieln 2S Popul. En psa nl afr 112.776, 05 Ans een enone tpi oto ba PIL ha servido para predecir la tentativa de sulcidio entre los estudiantes univer sitatlos. Estos resultados también han sido confirmados por otras investigaciones ‘que han estudiado el sentido de la via, la reallzacion personal y la ideaciGn su. da” en una muestra clinica de 49 pacientes psiquidtricos que han llenado la prus. ba PIL, Entre los diferentes constructos psicol6gicos ulllizados anterlormente para predecir la tendencia al suicidio estén la desesperacion, la lreparabilidad y ung visiGn negativa del futuro. La desesperacién es descrita como “la caracteristica principal de la depresién |... la unin entre la depresi6n y el suicidio™. Pacientes no hospitalizades con molestias de estado de anima que han intentado el suci- dio se caracterizaban por la presencia de desesperacin”. Varios estudios long tudinales han confirmado la conclusién™ que el sentido de desesperacion es un grave indice de riesgo, ya sea en pacientes hospitalizados como en no-hospita rados”, El significado de ta vida puede ser expregado por medio de varios sinénimos que evidencian matices diferentes de una realidad muy complefa. De hecho, en algu ‘nos contextos parece més idénea la expresi6n sentido de a vida 0 bien oe dea ‘da o ular da vida. Otras veces afi de la vida o ta msn dela vida podrian parecer ms adecuados a una situacién personal. En todos estos matices, una constante es la implicacién del olor y dela muerte, de la alegriay del placer. de la libertad ‘ye la responsabilidad en el concepto de vida. Segtin Frank! el wc exsencal es producto de la falta de sentido, de la expe- riencia de vaclo completo y de la falta de objetivos para seguir viviendo, El sulci dio, por lo tanto, puede parecer una via de escape para recuperarse de un estado de tormento, Muchas investigaciones sobre estudiantes y sobre cliferentes muestras indican ‘una corrlacién negativa entre la percepcisn de la vida con un objetivo y la idea- “gen suicida. En algunas investigaciones, parece que el vacfo existencial (evstn- til vacuum) leva a las mujeres mas al uso de sustancias (droga, alcohol, etc) y a jos hombres més a la ideacién suicida® En otras investigaciones parece que sea propio concepto de la coherencia lo que implica la necesidad de un objetivo fen a vida: percibir una tarea {o misin} en la propia vida, por coherencia, impli a tener un objetivo y por lo tanto ~siempre por coherencia- la vida aparece con tn sentido. Segtin esta hipstesis el sentitse responsable de una tarea que se ha legido bremente, activa las defensas, conscientes e Inconscientes, que nos per- ‘miten aumentar nuestra tolerancia a los malestares y a focalizar de modo dir do ~y por lo tanto potenciado~ nuestros recursos hacia lo que consideramos més proritario®. A menudo, la percepcién de una tarea o mision en la propia vida fpcurte en conjunto con un acontecimiento crtico; una situacién en que nosotros “pos juramos a nosotros mismos que jams y nunca més volveré a suceder que Dtras veces la percepci6n de una tafea 0 misién en la propia vida se manifies- tacomo un empeno por o contra algo injusto o iracional. Se trata, a menudo, de lin canpromiso consigo mismo y la propia conciencla o de una promesa hecha mas @ s{mismo que a los demés. Es tarea espectica de la psicoterapia “cognitivo-exis- tencal’ofrecerles la posibilidad a los pacientes de hacer emerger estas experien- ‘as yelaboraras. 34 Comportamiento antisocial/delincuencias/violencias Existe una diferencia relevante entre los estudiantes universtarios problemé- tleos y no probleméticos. Los estudiantes problemsticos que son irtegulares al segult las clases, desatentos, crean también problemas a los demés y tlenen un fomportamiento antisocial. En una investigacién en la Universidad de Dhaka, Suministrando la prueba del PIL a un grupo de estudiantes prablematicos y a las normales, ha sido confirmado que los estudiantes probleméticas tienen actitud Yolenta @ causa de la falta del objetivo de la vida. Ha sido asumido que el ase- > Hos My mC Purpose Lit, Sutfocbon wth, ad Sli ein Ina Cs Sample Enrol appa Oar Nene 26204 9 15. Be, TSB RA, oe, yGaaeon, 8 opelessess and vertu ule: ea Prospect ‘ty of Pater Hosp wn Sl os ea ara Ph, e185, 99-983, fa | "Choi rst uke In Patents wth lor Alective Disa A Cle Prospective Shem am Py, 0, Bp 35-0. Bea. A Teta Op bec ARG eR; St Ly Sra, A. “eltiontip tween Hopeless a ‘inst Sie: A Repleation wh Pct uttiens EA uma Pst, 1180, 1 Laer Dy ton, 5. Ope. po. 7528 * Ym, Lat al OF dp. 21 2 seca. Ha, ts an aig, oszy- Boss San Fanci, 1: Ug Msg He Baserdace, Son rnc, 1H? ure, M|'y Hane RR Copine Waanng nL and Suid] aniston Exaring Conder Ofer: Ex Po 9200, 11 B24, * Ru, 1 "TReoratical Respect, Dnata nd Mesurmentf Ete Mesrng En Russ 0 y Gunmsane ode, apoag Eat Mang Optinng Haman Dp he Le Se Sage towsond Ons, 200, 38. 6 07 cuulon soramiento psicol6gico (counseling) podria dar una ayuda para mejorar este ting de comportamiento" tras investigaciones sobre la ira han documentado los efectos de la violen. cia sobre la propia vida personal y sabre la posibilidad de predisposicion ala vi. lencia doméstica®. Frank! ofrece un posible modo de entender este tipo de fenémenos. El pro. ppone que el sentido de la vida es necesario para la salud fisica y para la actitud pslcalagica, en los comportamientos de adaptacisn y en los comportamlentos de desadaptacién y en los violentos. De hecho, las Investigaciones empiticas han confirmado que el sentido es relativo al objetivo de las diferentes dreas del fun- clonamiento de la vida. Es razonable creer que el bajo nivel del objetivo de la vida ddesempetia un papel importante en el problema de la ira, Esto es comprensible consideramos que la responsabilidad hacia una tarea por absolveren la vida hace importante nuestro viviry nuestro sufrir dependiendo del objetivo por alcanzat Por el contratio, quien no tiene este tipc de responsabilidad exitecial hacia su pro- pla vida no percibe la vida como algo valido, es decir lena de un valor precioso, sino como algo que despuss de todo también se puede deseiar La vida parece precio- sa en la medida en que la consideramos como una oportunidad tnica e irepet- ble para realizar algunos valores. Merece la pena vivir (pero también suftir sles nnecesario, incluso morir| en la medida en que se percibe una tarea que puede dat sentido a los suftimientos que son Implicados en la propla vida No parece posible que esta actitud esencial dee indiferente a los diversos fun- cionamientos ya sean basicos para la supervivencia 0 basicos para la calidad de Ta vida, Las evidencias clinicas y las investigaciones siempre reconfirman c6mo cesta actitud de responsabilidad exstencial hacia una tarea que nos hace crecer a sf mis- mos y a otros se refleia ya sea en la cotidianidad ordinaria o en los comport rmientos durante las emergencias. La teorta de Frankl supane que el sentido de la vida puede ser encontrado en tres contextos generales: a. tomando del mundo; b. dando al mundo; c. actitud asumida hacia el sufrimiento inevitable ++ aay anak A “Te Purpose nile ae asec Beit ble Sensi Bara nS al sd, 33 19, 93964 © 191A ySronsowos M.|"TheCortastion of Yer Dati Relaoship mone Clog Staiet nbn fClige Sinden Depa ol 30 8 5 148, po t1209 118 Aris ten deacons stent La claboracién de las frustraciones existenciales en términos de libertad y res- ponsabilidad en la propia historia personal ha ayudado notablemente el taining [entrenamiento) para el control de la ira, de la ansiedad y de la depresién* Una falta de equilbrio entre tomar y dave al mundo puede llevar a Ia ita con- tra todos, contra todo y contra el mundo y la vida, También es comprensible que ‘quien ha recibido poco de! mundo y de la vida y es obligado a dar mucho, tarde f temprano se sienta engatlado, y hasta que las cuentas entre dar y tener no se igualen, la contrarledad seré cada vez mas grande. Sin embargo, también la per- cepci6n de cudnto estamos en déito 0 bien en cdo hacia la vida, el mundo y fos emis es objeto de interpretacién subjetiva; de hecho, muchos desfavorecidos ro se sienten como tal e igualmente ocurre con muchos afortunados que en rea- Jided no se sienten como tal. Puesto que también en este caso mucho depende, no tanto de la realidad objetiva, sino de cémo ésta es interpretad y, por lo tanto, mucho depende de nuestra formacién primaria, Bl problema del sentido de vida, se manlllesta fisioldgicamente desde la adolescencia, pero la educacién sobre el sentido y la responsabilidad hacla una tarea, hecha sus raices en la infancia, Pero, gcudles son las varlables que poerfan incrementar el sentido de la vida? La primera respuesta es: la relacién en la formacién primar, especialmente en terminos de conflanzs-desconfianza, seguridad-inseguridad. Muchos estudios recientes confirman la importancia de la percepcién de la base segura cow caregiver Iproveedor de cuidado} desde siempre. No parece que este modelo sea suficien- te. Cada vez es mas evidente también la necesidad de la percepcién de una guia segura con el caregiver La funci6n espectfica de [a guia segura es cada vez mas impor tante 2 medida que los nifios identifican la necesidad de una autononta exloato- fi. Yaa sido bien establecido que quien explora crece, y quién no explora tiene ‘mucha més dificultad en crecer. La exploracién implica el aceptar un riesgo y la posibilidad de mayores aprendizajes con un aumento de la autoestima, Mientras fue en las primeras semanas de vida la necesidad de exploracién se manifiesta con el girar de la mirada y con la atencién compartida, hacia los ocho meses la exploracién ocurre con el gatear en diferentes direcciones, Un diagnéstico precoz limplica una observaci6n atenta de estas dindmicas desde esta edad, La necesi- dad de exploracién implica la relaci6n con la madre (predominantemente como fuse sez) y con el padre (predominantemente como guia seguro) en el cual el pre= amino indica papeles que no estén rigidamente separados: ambos padres deben * Swe A Ay Kau P | Sel orcad Ange Probl College Stet” En. ean Fra Fraga. 18, 1s 9.12 ig Oe