Está en la página 1de 4

INSTITUCIÓN EDUCATIVA “ SANTA TERESITA “

ÁREA: CIENCIAS SOCIALES

Profesor: Luis Miguel Espino Delgado

Grado: 5º.

CAJAMARCA - PERÚ
BIOGRAFÍA DE LOS LÍDERES DE LA REVOLUCIÓN DE CAJAMARCA

JOSÉ TORIBIO CASANOVA LÓPEZ (1826 – 1967)

José Toribio Casanova López, nació el 25 de Abril de 1826 y fue


bautizado el 26 de Abril, por un cura compañero de la Iglesia Matriz
de Americanos, Presbítero Juan Francisco de Goicochea, de edad de
un día, hijo legítimo de Cipriano Casanova y de doña Manuela López;
padrinos don Manuel Pajares y doña Isabel Zaldívar.

Matute lo recuerda entre los alumnos del Colegio Central; pasó


después al Seminario de Trujillo, donde obtuvo en 1847 una
contenta otorgada por la Universidad de Trujillo.

En 1851 figura entre los examinadores del curso de Latinidad en el Colegio de Ciencias.
Contrae matrimonio el 22 de Julio de 1852, ante el vicario Burga, con doña Manuela Chávarri,
dispensado el impedimento de consanguinidad por el Gobernador Eclesiástico de Trujillo.

Designado Rector del Colegio, por renuncia de don Juan Pío Burga, traza un programa de
acción, que se frustra porque Casanova dirige el movimiento del 3 de Enero de 1854
exigiendo la creación del departamento. Los sucesos que acontecieron posteriormente para
lograr este propósito determinaron el alejamiento del Rector y la clausura del colegio.

La actuación de don Toribio durante la revolución es relatada por los historiadores


cajamarquinos Antonio Guillermo Urrelo, Horacio Villanueva Urteaga, Teófilo M. Vera y
Nazario Chávez Aliaga.

Recordar que el “Sol de los Incas”, semanario clausurado en 1852 por el subprefecto
echeniquista Julián del Campo Montero, reapareció el 7 de Enero de 1854 como Bisemanario
“Órgano Político del Nuevo Departamento de Cajamarca”, bajo la dirección de Casanova. En
ese número se publicaron “El Convenio de Paz” y el “Acta Popular” que declararon a
Cajamarca como Departamento.

Estuvo en la legislatura 1858-1859 como Diputado por Cajamarca, desempeñando la


Secretaría de la Cámara.

En Lima se plegó al movimiento contra el gobierno de Pezet. En la reunión de unas 500


personas que estuvieron en la Plaza de Armas el 26 de Noviembre de 1865, presidida por el
general Manuel Layseca, pronunciaron fogosos discursos Carlos Elías, Toribio Casanova y
Juan Francisco Pazos. Fue aclamada la moción para que se pidiera al segundo Vicepresidente,
general Diez Canseco, que asumiera la dictadura, y en caso de que no la aceptase, que
cediera el gobierno al coronel Prado.

Bajo la dictadura, el 30 de Abril de 1866, Casanova fue nombrado Fiscal de la Corte Superior
de Cajamarca.
El Rectorado de San Ramón estaba vacante por haber cesado en Setiembre de 1866 el Dr.
Andrés Castilla, y sucesivas renuncias del Dr. Epifanio Serpa, del Sr. Carlos Dégola, del Dr.
Clemente Portilla y del Dr. Segundo Bringas, de modo que por decreto del 13 de Agosto de
186, el Prefecto del departamento, don Miguel Iglesias, nombró rector accidental a Dr.
Casanova, que solo ejerció el cargo algo más de tres meses.

Frente al movimiento revolucionario del coronel José Balta en Chiclayo contra el gobierno
provisorio de Prado, don Toribio Casanova permanece fiel al Presidente y al Prefecto don
Miguel Iglesias.

Uno de los “muertos en la guerra de esta ciudad”, según consigna el Vicario José Martín
Perales en el libro parroquial de defunciones, fue el doctor Casanova quien para evitar un
mayor derramamiento de sangre el 21 de Noviembre de 1867, sale al balcón con el pañuelo
blanco de la rendición. El 23 de Noviembre se celebró el funeral ”del doctor don Toribio
Casanova, Fiscal de esta Corte Superior de Justicia y Rector Interino de este Colegio Nacional,
de 46 años de edad, dejó dos hijas nombradas Agustina y Faustina; fue sepultado en la
hacienda de Huacraruco; murió sin confesión ni sacramentos, porque le dieron un balazo en
el corazón en la guerra de esta ciudad.

JUAN ANTONIO EGÚSQUIZA Y ARISTIZÁBAL (1810 – 1871).

Nació en Cajamarca el 24 de Setiembre de Setiembre de 1810. Sus


padres fueron el teniente coronel José de Egúsquiza y doña
Apolinaria Aristizábal. Fue nieto del general español don Juan
Egúsquiza. Estudió en Lima donde sentó plaza de soldado. De
regreso a Cajamarca se dedicó al laboreo de minas en Araqueda y
Salpo. Fue agricultor y dueño de valiosas haciendas. Contrajo
matrimonio con Francisca de Velezmoro propietaria de Araqueda y
de las minas Algamarca.

En 1854, apoyó decididamente las ideas populistas de Casanova, y combatió con sus hijos
Lorenzo y José María Egúsquiza, el 3 de Enero, en que se erigió el departamento de
Cajamarca.

Fue uno de los miembros de la Junta Gubernativa Departamental que se estableció en día 4
de Enero de 1854. El 1º de diciembre de ese año fue elegido Prefecto de Cajamarca, cargo
que ejerció por un tiempo de 20 días.

Los valiosos servicios que Egúsquiza presentó a la Revolución de 1854 contra el Gobierno de
José Rufino Echenique, y su actitud heroica en la Batalla de la Palma el 5 de Enero de 1855
(Miraflores-Lima), le valieron su ascenso efectivo al grado de coronel. En 1856 fue nombrado
Prefecto de Arequipa, y en 1859, de Piura.

Falleció cuando regresaba de Lima a la ciudad de Cajamarca. Fue sorprendido por la muerte
en San Pedro de LLoc, el 12 de Diciembre de 1871.
PEDRO JOSÉ VILLANUEVA ESPINOZA (1818 -1880)

El historiador Nazario Chávez Aliaga, escribe que nació en Cajamarca el


29 de Junio de 1818, del matrimonio de don Mariano Villanueva y de
doña Manuela Espinoza. Hizo sus estudios en el Seminario Conciliar de
San Carlos y San Marcelo de Trujillo.

Dedicado posteriormente a la agricultura, se une con el Coronel Juan


Antonio Egúsquiza y Toribio Casanova López para encabezar el
movimiento que creará después el departamento de Cajamarca. Uno
de los tres integrantes de la Junta Directiva Departamental, que reunió
a las personas notables en la casa de Villanueva para aprobar y firmar el acta en que, por
voluntad popular se proclamó la creación del nuevo departamento el 4 de Enero de 1854. El
mismo día la Junta Directiva decreta la constitución del Departamento y el repudio al
gobierno del general Rufino Echenique, emitiendo el día 9 una proclama a la población.

Después de varios meses de incertidumbre por el repunte de las fuerzas echeniquistas, es


proclamado ”Prefecto y Comandante General del Departamento” el coronel Egúsquiza, que
vincula a Cajamarca a la revolución del general Castilla y se logra después de la victoria de la
Palma (Miraflores-Lima), el reconocimiento del nuevo departamento.

En las elecciones para la Convención Nacional de 1855 sale ungido representante por Chota
don Pedro José Villanueva, e integró la Comisión de Minería.

En ocasión del incendio de Hualgayoc, el gobierno de Castilla encargó a Villanueva la


distribución del fondo de cien mil pesos destinados al auxilio de los damnificados.

En la misión que desempeñó el Dr. José Gálvez en Chile tuvo como Secretario a don Pedro
José Villanueva.

Vuelve al Congreso como Diputado por Chota en las legislaturas de 1868, 1872-1873 y 1874-
1875.

Fue representante del gobierno de Balta en 1872 para la valorización de los terrenos que se
expropiarían para la construcción de la línea férrea de Pacasmayo a la Viña, y Piérola lo
nombró Superintendente de las Aduanas del Norte.

En el desempeño de esas funciones murió en Pacasmayo en 1880.

Referencias bibliográficas:

Cajamarca: Historia y Cultura. Autores: Julio Sarmiento g. y Tristán Ravines S.

Lecturas Escogidas sobre Cajamarca. Autor: Luzmán Salas Salas.