Está en la página 1de 1

Requiero quererla. S, quererla.

Y no le vengo a pedir permiso por voluntad o capricho, ya que esto no


es algo que yo elijo. Ms bien es una necesidad, como cuando la boca quiere agua, o el alma desea la
mar. Requiero quererla, aunque sea de lejos, aunque sea en silencio, o en mil cien versos y un invierno.
Y si usted no comprende mi sentimiento, no se preocupe pues yo tampoco. Porque, aunque lo he
intentado muchas veces, nunca pude hacer nada para echarle riendas y domarlo. Es que este amor es
muy valiente, muy arisco y no se deja mangonear, y hasta le dira que se parece un poco a usted. As
que no permita que este amor la asuste, y ms bien haga lo que yo he hecho: djelo ser, djelo sentirla
y djese soar. y eso quiere decir que te dar la mano cuando el mundo te d la espalda, que contars
con mi hombro cuando te rodee la indiferencia y te ofrecer mis brazos abiertos cuando las puertas se
cierren ante ti
Si decides estar conmigo, me comprometo a renacer sonrisas en su rostro, a dedicarte hasta el tiempo
que no dispongo para estar juntos, a llorar contigo cuando es necesario, a darte un beso en la frente y
decirte que todo marchar bien. Y si hay problemas en el transcurso de nuestra historia, nos callaremos
a besos, a caricias hasta terminar en la cama, pues cada discusin es pretexto para poder hacerte el
amor. Quisiera permanecer eternamente en tu vida. Porque nos merecemos desde el mnimo cario
hasta lo que puedo llegar a amarte. Tan solo djame contemplarte pues me gustas sin importar tus
complejos e inseguridades. Te quiero por el simple hecho de aceptarme tal cual soy, por sonreme, as
como nadie lo hace, por domar y adormecer mis demonios, y por permitirme ser el "sentido" de tu vida.
Te ser franco, no te prometo ser la pareja ideal ni aquel hombre que altere tu destino, si no aquel que te
garantiza que sers muy feliz a su lado...
P.d. "Que tu pasado no le estorbe nuestro presente."
Atte. Alex G.