Está en la página 1de 2

Investidura fallida

Parece increble que dos formaciones polticas firmen un pacto de


investidura sabiendo que no tienen los apoyos necesarios. Podemos ha
roto las negociaciones con buen criterio. Y el PP va a votar en contra de
la investidura de Snchez. Parece una situacin kafkiana o absurda. El
PSOE acusa a Podemos de faltar a la verdad para levantarse de la
mesa de negociacin. En mi opinin, si existen diez cuestiones en las
que no estn de acuerdo los dos partidos, y otros asuntos que los
separan, es razonable lo que ha sucedido.
Lo que no es lgico es el pacto PSOE-Ciudadanos, si se tiene en cuenta,
que no va a prosperar, porque son 130 diputados los que van a votar
afirmativamente.
La posible respuesta es que Pedro Snchez est pensando en que
pasado el 5 de marzo vea, como algo plausible, el pacto tambin con el
PP. La constitucin de un tripartito estara supeditada, a los resultados
de las nuevas elecciones, a celebrar el 26 de junio.
De todos modos, Errejn mantiene la esperanza de que el PSOE,
despus de la investidura fallida, se desvincule del acuerdo con
Ciudadanos y explore un pacto por su izquierda, y habla de voluntad
poltica. Considero que es verdad, como dice el dirigente de Podemos,
que hacen falta cambios profundos y no cosmticos, para dar
respuestas al clamor social existente, por causa del elevado nivel de
paro, y los graves problemas de desigualdad econmica y precariedad
que sufren
muchos ciudadanos. Estoy de acuerdo con estos
planteamientos de Podemos.
A mi juicio, la estrategia de negociacin de Pedro Snchez ha estado
supeditada a ciertas lneas rojas marcadas por el Comit Federal. Ha
intentado maximizar sus posibilidades, y no se ha atrevido a explorar
el verdadero pacto que era factible por la izquierda. Ha ganado tiempo
de cara a mayo, y tambin, probablemente, respecto a su candidatura a
las prximas elecciones, en relacin con las aspiraciones de Susana
Daz.
Pedro Snchez y Rivera pueden poner en valor su pacto, pero de nada
servir, porque no ser aplicado, al no poder aplicarse en la accin
ejecutiva de un gobierno que no se va a constituir.
La falta de realismo poltico parece enorme. Parece ms la afirmacin
de la capacidad de llegar a un pacto, algo que nadie pona en duda, que
poner, en primer lugar, la necesidad de constituir un autntico pacto
1

de legislatura y de gobierno. Es un pacto incompleto, por las razones


que ya he explicado. Y Espaa, no se merece ir a una repeticin de
elecciones, algo que parece inevitable.