P. 1
Cuentos tarahumaras

Cuentos tarahumaras

|Views: 4.465|Likes:
Publicado porFernando_McRay_2521
una probada de un libro chihuahuense sobre cuentos tarahumares
una probada de un libro chihuahuense sobre cuentos tarahumares

More info:

Published by: Fernando_McRay_2521 on Apr 16, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/16/2013

pdf

text

original

Cuentos tarahumaras, para niños

como a muchos me llama la atención la educación que se les da a las personas, en este caso a niños, al momento de inculcar cultura o llamadas raíces de la cultura, en la que vivimos. por lo general, en México se nos impulsa a conocer a los aztecas, mexicas, mayas , etc. sin embargo aquí nos encontramos un unos cientos de kilómetros. donde no existe ningún rastro de presencia de esas culturas, entonces que es lo que se hace?. se sigue implementando esa educación, si alguien me llega a decir que si soy un mexicano de los de sangre azteca, doy una completa negativa. en chihuahua y los nacidos en chihuahua, si tenemos comparecencia a alguna cultura indígena es mas probable que sea a los tarahumaras, es por eso que hay que impulsar la educación en base a los raramuris. o si se encuentra cerca de otra agrupación indígena, enseñar de ellos. es por eso que aquí escribo un pequeño cuento de un buen librito. "Los tarahumaras para niños" de Guillermo

Murray, son varios cuentos que nos adentran a lo que e estado haciendo referencia anteriormente. nos envuelve en un panorama que para las personas que han salido a conocer Chihuahua mas haya de las ciudades nos ubica y nos logra facilitar la imaginación de los hechos que ocurren en cada uno de los escritos. tómense la molestia y lean esta muestra. La cascada de basaseachi El cañón del parque nacional de basaseachi es verdaderamente impresionante. Hay miles de gigantes pétreos como testigos mudos de la desolación. El viento siempre es fresco a tales alturas. La mirada se pierde entre la niebla y en los pinos que texturizan todo el lugar, en el fondo, la vegetación se vuelve tropical. El camino es vertiginoso al ascenso, y acelerado y húmedo durante el descenso. Durante la noche hace frio. En Basaseachi me contaron esta leyenda: esta historia ocurrió hace mucho tiempo cuando había mas raramuris ( este es el nombre con el que los tarahumaras se llaman a

ellos mismos)en esta tierra y el mundo estaba tiernito, antes de que llegaran los españoles. En la sierra vivía cadameña, quien era el amo y señor de la alta Tarahumara. Era un buen gobernante y todos le obedecían. Aunque era fuerte y orgulloso, tenia una debilidad, cadameña era padre de una joven llamada Basaseachi, de extraordinaria belleza, con largos cabellos negros y ojos oscuros. No solo era bella, también era muy buena y hacendosa. Sabia tejer hermosas piezas en el telar horizontal y hacer waris, las hermosas canastas de hoja de pitaka. Con carrizo aplanado hacia hermosos metates y también era diestra en la confección de ollas de barro. Muchos aspiraban a ella y el celoso padre impuso a los pretendientes una serie de difíciles pruebas a ver quien conseguía la mano de su hija: no solo debían probar su resistencia en largas caminatas, también debían probar su destreza en la caza.

Cuatro de ellos superaron todas las pruebas y quedaron como finalistas: tonachi, señor de las cimas; pamachi, el de allá de las barrancas; Areponapuchi, el de los verdes valles ; y carichi, el de las filigranas de la cara al viento. Pero en la ultima prueba que Cadameña les impuso, una carrera mas larga que cualquier otro rarajipari, todos murieron de agotamiento. Basaseachi, que aunque no había dicho ni una palabra, seguía con angustia el curso de los acontecimientos y , al ver que ninguno de los valientes jóvenes regresaba, se desespero. En vano miraba por el camino donde hacia algunos días se había ido los cuatro jóvenes, deseosos de lograr su amor. - Padre, no hay noticias?- pregunto- No han vuelto, novolveran dijo Cadameña. fue todo lo que le

Basaseachi, desesperada y triste, se arrojo al abismo. Pero como los dioses de los raramuris

son compasivos con las almas nobles, no permitieron que su cuerpo se hiciera pedazos en el fondo del alto barranco. En su caída, basaseachi se transformo en una cascada, una de las mas hermosas tracciones de la Tarahumara. Desde entonces, su cuerpo no ha dejado de fluir por las profundidades de la barranca. Al escuchar la noticia, el padre, desesperado, fue invadido por la tristeza y profundamente arrepentido de su comportamiento, desapareció del caserío para siempre. Dicen los raramuris y muchos lo creemos - que su espíritu vaga por la barranca buscando el cuerpo de su amada hija, sin encontrarlo

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->