Está en la página 1de 5

Periodo 2

14 -15 años

Misión 4

Capítulo XVII

Fue justo después de la fiesta sorpresacuando oyó que Fushimi Niki había fallecido en el hospital durante su hospitalización. Al igual que el médico le había dicho en Noviembre que sería difícil para ese tipo llegar al nuevo año, el día de la muerte fue el 29 de Diciembre, faltaba tan poco para que el año se acabara.

Sus últimos días fueron como una oración y murió de manera humilde, ¿No había sido lo único en su vida que había sido normal? ese fue el primer pensamiento que se le vino a la mente a Fushimi. No le importaba si la gente que sabían absolutamente nada le reprochaban por ser de corazón frío o por faltarle al respeto.

El funeral se llevó a cabo solo con los familiares presentes. Debido a que había sido un hombre sin un trabajo no tenía conocidos de trabajo. Nadie en la familia sabía si quiera si tenía amigos privados.

Fushimi no quería que los padres de Yata vinieran a hacer visita para darle sus condolencias fue un alivio de que el funeral era solo para familiares. No quería sentir ese ambiente de paz, normalmente de fastidio, normalmente lleno de familiares molestos. Él realmente no quería tener esa conversación con Yata tampoco. Después de todo a él todavía no le gustaba la forma en que Yata había sugerido con una simpática expresión en su rostro de que fuera a visitar a ese tipo cuando aún estaba hospitalizado. Fushimi absolutamente no quería que Yata estuviera preocupado por él, porque ese tipo había muerto, y si Yata hubiera dicho algo absurdo como ¡Animo!Probablemente sin duda le hubiera dado un puñetazo.

Incluso Yata sabía en cierta medida de la situación de Fushimi, pero nunca sería capaz de entender como Fushimi estaba genuinamente aliviado de que ese tipo finalmente estuviera muerto.

Debido a que el tipo había sido un bicho raro, extraño, anormal, incluso entre los mismos parientes no había lágrimas en los ojos. En la sala de banquetes también nadie recordaba al fallecido. Las conversaciones que se intercambiaban eran de ocio o quejas que no tenían nada que ver con el difunto, lo único relacionado con él fue la negociación de la herencia.

Aburrido Fushimi se sentó en una esquina de la sala de banquetes con sus brazos alrededor de sus rodillas. Ni siquiera había algo que pudiera comer porque solo era sushi y cerveza lo que habían arreglado. El olor de los cigarrillos, el alcohol y los productos del mar, además de la muy alta temperatura en la sala lo hizo sentir enfermo.

Fushimi Kisa estaba atascada de personas mayores y había sido etiquetada como la dueña de una jugosa herencia. Ahí, Fushimi Kisa ocupo el cargo de lo que ellos llamaban una esposa. Pero ella era una mujer con gran cantidad de orgullo por lo que a pesar de que estaba frente a la familia de su marido no inclino sumisamente la cabeza una y otra vez. Ella no era frenética sobre los activos de la familia Fushimi y no había necesidad de que ella se aferrara a ellos porque ella construía su fortuna a través de su propia fuerza. Con su actitud habitual ella fue

sirviendo el té en las tazas una tras otra. Sólo en ese momento Fushimi escaneo a esa mujer solo un poco.

El interés de los familiares también se centro en Fushimi, quien tenía por derecho parte de la herencia.

Saruhiko-kun, las pruebas de ingreso a la escuela superior son muy pronto, ¿Verdad? ¿En qué escuela vas a aplicar? Tal vez deberías aplicar para Tsubasa Sahara, que son de las mejores en la región de Kanto. Si necesitas alojamiento entonces todavía hay lugar con nosotros…”

Los ancianos de la familia se dirigían a él con sonrisas en sus rostros y rastros de curry pegados en la cara. Saruhiko-kun, ehescuche que cuando ese tipo le dio su nombre fue para la diversión de los parientes y se río diciendo él tiene nombre graciosoFushimi odiaba al tipo que le había dado ese nombre de todo el mundo, pero para las otras personas él sentía lo mismo.

Mueran, todos ustedes, pensó Fushimi mientras contestaba No estoy aplicando para ninguna preparatoria

Aunque normalmente juzgarían a un estudiante de escuela medio si él se opone a una propuesta y responde sin rodeos del modo en que Fushimi lo hizo, la atmosfera no era la más apropiada debido a que los ancianos eran generalmente insensibles.

¿Qué quieres decir con eso? Ah, tal vez tendrás que esperar hasta el otoño y estudiar mucho. He oído que tú eres un estudiante excelente. Tú tío también tiene experiencia con estudiar arduamente, si algo te preocupa entonces puedes discutirlo con él…”

Dentro del mar de ropa negra de luto que se parecía a un conjunto de errores Fushimi se sentía enfermo de ser la otra persona que usaba un saco en color rojo profundo de la escuela media Himuka. La otra persona era Oogai Aya sentada en una esquina en diagonal a él y al igual que Fushimi tenía sus brazos alrededor de sus rodillas con una expresión de aburrimiento en su rostro. Llevaba unas gafas en color negro-verde también el día de hoy y ahora que lo pensaba, parecía estar en el mismo estado de ánimo que él. Cuando Fushimi vio que Aya daba unas palabras a su madre que estaba cercas y se ponía de pie, él también se puso de pie porque ya no podía respirar adecuadamente por más tiempo. Él no respondió nada a los ancianos que no dejaban de hablar junto a él.

Fushimi piso los zapatos negros que habían quedado mezclados en la entrada de la habitación al estilo japonés, metió los dedos en sus propios mocasines y salió al pasillo.

Hey

Cuando llego al final del pasillo llamo a la pequeña espalda vestida con el saco en color rojo oscuro que se agacho al reaccionar.

¿Hubo algún tipo de acuerdo para que me apuntaras a mí? ¿O fue solo rencor personal?

Fushimi apunto ligeramente el lado derecho de sus gafas. La gasa grande había sido quitada pero debajo del armazón y del vidrio todavía había una bandita. Su ojo había sido herido por el ataque del petardo de la misión y según los resultados del examen de sus ojos, la vista del ojo

derecho había caído un poco, bueno, ya estaba mal desde un principio así que no cambio mucho.

Si fuera por despecho personal de Aya entonces qué, como, ¿Qué harías? ¿Aya puede volver?

Arrogante, Aya se dio la vuelta de perfil y se movía nerviosamente.

Acaso piensa que voy a hacer algo y que no sirve de nada en argumentar sobre esto o que.

Realmente no. Aunque con esto estamos a mano, así que no me voy a disculpar tampoco.

Con esto es suficiente, verdad, Misakimurmuró en su mente. En todo caso el daño que he recibido es más grande que el de ella. No me quejo y estoy respondiendo con cuidado, ¿Verdad?

No le había dicho a Yata que Aya estaba en la multitud que los había rodeado. Yata probablemente creía que Aya no había participado en lo absoluto.

Te voy a dar un consejo por ahora. Deja de usar <Jungle> más. No es una simple red social o un juego. En el centro de ella hay…”

Un Rey, ¿Verdad?

Fushimi estaba realmente sorprendido porque Aya respondiera antes que él y lo dejo literalmente estupefacto.

Todos los que están el parte superior de rango lo saben. Si al rey quiere dará poder. Aya, como, acumulo más puntos conseguirá poderde la mano del rey y en seguida Aya acabara con tu vida

Él rey de <Jungle> no es necesariamente tu aliado, adorándolo sólo porque tú quieras derrotarme, ¿Qué tan ingenua eres?

¡Tú no digas eso!grito Aya de repente y lo miro.

La comisura de su boca se levantó con un aspecto casi enfurecida en sus ojos. Una extraña sonrisa que le recordaba a un anfibio apareció en su rostro.

Fue por ambos. Fue por despecho personal por Aya pero también fue por la misión para ir después a tu rostro. La dolorosa experiencia de perder y de oponerte a un rey, te sienta bien. Eres tan lamentable. Ahaha ahahahahahahaya –“

Su risa atravesaba el aire y se estremeció de un modo extraño.

Esto es suficiente ya, verdad, Misakise repitió en su mente como un hechizo para contenerse y con los puños a los lados de su cuerpo, de alguna manera logro contenerse.

En algún momento pronto podría retorcerle el cuello.

¿Estás tú, como, enojado? ¿He golpeado un punto amargo? ¿Estas fastidiado ahora? ¿Fue frustrante tu completa derrota? Que, como, al igual nunca habías perdido antes, ser humillado tanto que te sienta a la perfección

“……basta ya. Tú, no hables más

La cara de Aya era de color rojo con un rubor que podría haber venido de su ser, probablemente, borracha porque ella fue golpeada por el hedor del alcohol de la sala de banquetes. Su rostro se contrajo y se parecía a la cara de risa de Niki que sacudía las emociones de la gente y disfrutaba con alegría eso. Fushimi hasta entonces nunca le gusto o la odiaba como un individuo y no le importaba nada de ella, pero en ese momento sintió un odio claro hacia ella.

Vas a ir al lugar del El Monstruo Rojo, ¿Verdad? Si es así. Aya se convertirá en su enemigo. Porque…” por un momento sus pupilas se agrandaron que parecía lloraría “…Tú no le estás prestando atención a Aya

por un momento sus pupilas se agrandaron que parecía lloraría “… Tú no le estás prestando

Intereses relacionados