Está en la página 1de 1

¿Cómo hacer un costal?

El primer paso es extender el costal el suelo.

El segundo es el primer doblez que se da, debe sobrepasar la mitad de la tela y tener la anchura de la
morcilla más dos dedos a cada lado de la misma.

El tercero es el segundo y último doblez que se hace dejando el costal en forma de tríptico o folleto
publicitario.

La medida del ancho total del costal debe ser despues de las distintas dobleces igual a la de la
morcilla más dos dedos a cada lado de a misma.

La morcilla se ha de insertar sobre las dos primeras lonas del costal, dejando libre la que está
pegada al suelo, que será la que forme la visera.

El costalero a continuación ha de sacar la visera con las manos y colocársela en su frente por
encima de la nariz y un compañero de confianza le va ajustando la ropa a la cabeza desde atrás
tirando de las tres lonas.

A continuación el compañero le irá abriendo el costal para facilitar de ese modo que la morcilla baje
hasta el sitio correcto que es la cerviz y evitar así que pudiesen quedar arrugas.