Está en la página 1de 9

INFORME PSICOSOCIAL SOBRE

ALBERTO DE TAL Y TAL

REALIZADO POR:

J. V. M. (sigue la titulación académica y experiencia profesional)

1.- INTRODUCCIÓN.

Conozco a ALBERTO desde hace dos años; cuando a raíz del accidente
que sufrió, conectó con su actual abogado .

Desde entonces vengo manteniendo con él una relación continuada que


me permite realizar este informe sin necesidad de tener que aplicar unas pruebas que
no me aportarían nada, ya que le conozco a un nivel mucho más profundo de lo que
dichas pruebas nos podrían aportar. Para confeccionar este informe, utilizo el método
de la historia de vida, que permite buscar en su proceso de vida las razones de su
comportamiento, su situación actual y las previsiones respecto de sus expectativas de
futuro.

Alberto, como tantos otros muchachos con una aventura biográfica


similar, se ha visto determinado por un pasado traumático, donde no ha encontrado la
madurez y seguridad ambiental necesarias para un adecuado desarrollo relacional,
social y emocional. Fundamentalmente durante las fases de crisis evolutiva
(especialmente en la adolescencia) en la que el aprendizaje vicario (la observación de
los modelos paternos) adquiere una importancia crucial. Sin olvidar la relevancia, en
esta etapa, de la relación con el entorno de iguales.

1
A partir del momento del accidente, punto de inflexión en su vida, el
planteamiento personal de sus posibilidades y perspectivas de futuro;
paradójicamente, cambian radicalmente de signo, a pesar de que todo en su vida le
llevaba directamente a la marginación y la droga. Por eso es importante realizar un
breve recorrido por su historia de vida, para encontrar las claves de su evolución.

2.- ANTECEDENTES.-

2.1.-Antecedentes familiares.-

A menudo he encontrado que una patología familiar es uno de los


factores influyentes en la conducta de drogadicción, pero en el caso de ALBERTO sin
duda, alcanza significación determinante (en estrecha relación causa-efecto). Es
difícil separar el caso de la madre del padre y, si bien su influencia fue conjunta, cada
uno de ellos influyó de manera muy diferente.

En cuanto al padre, era alcohólico y, como suele ser frecuente, agresivo.


Lo que más recuerda ALBERTO de su infancia eran las palizas de su padre. Por eso
desde antes de los 10 años procuraba estar en su casa lo menos posible. Es
evidente que eso, a los diez años, es sumamente peligroso, pero lo era aun más
permanecer en casa, en un ambiente enormemente hostil.

Mas tarde, ALBERTO marchó a La Coruña, durante algo más de dos


años, a vivir con su hermano mayor. Cuando volvió, con la esperanza de retomar las
relaciones paternas, las cosas en su casa iban todavía peor. En esa época su padre
se marchó y, hasta la actualidad, no ha vuelto a saber nada de él.

A su regreso, por tanto, se reencuentra con los antiguos amigos,


muchos de los cuales habían entrado profundamente en el mundo de la droga y

2
ALBERTO, desde su inseguridad , soledad y ausencia de modelos de referencia, no
tiene la menor oportunidad de evitar su propia caída. Más tarde nos centraremos en
ello.

A la vez, se presentan los graves problemas psiquiátricos de la madre,


en gran parte provocados por el sufrimiento que tuvo que soportar a causa del
alcoholismo del marido. Se le diagnosticó una ezquizofrenia y estuvo durante años
entrando y saliendo de un hospital psiquiátrico. Precisamente en su última salida del
hospital, cuando e iba a ver a ALBERTO, fue atropellada por un automóvil y murió.

Con sus hermanos, todos mayores que él, mantiene una buena relación,
salvo durante los años en que estuvo enganchado a la droga. Hoy ha vuelto a
reencontrarlos y constituyen un buen marco familiar de referencia, lo que nunca tuvo
en su infancia.

Un aspecto que conviene destacar es que durante toda su infancia,


cuando ALBERTO estuvo siendo dañado grave y persistentemente tanto en su
desarrollo personal, a nivel cognitivo y emocional cuanto en su socialización, no tuvo
el menor contacto con las instituciones tutelares del Estado; encargadas por
ministerio de la ley de la protección de los niños en situación de riesgo. Como no
cometía delitos, no fue detectado; a pesar del determinante y deteriorado ambiente
familiar y su casi nula escolaridad. Si se le hubiera atendido debidamente no sólo es
muy probable que no hubiese llegado a la drogadicción sino que, sobre todo, se le
hubiese ofrecido la posibilidad de un desarrollo cognitivo y emocional del que se ha
visto privado.

2.2.- Escolaridad.-

En realidad, ALBERTO nunca estuvo adecuadamente escolaridad. Por


tanto, hasta ahora no ha tenido oportunidad de desarrollar sus capacidades
intelectuales. Hoy está estudiando para sacarse el graduado escolar y entre sus
proyectos se encuentra continuar los estudios. Por eso le animamos a conseguir el

3
graduado escolar y dejar abierta la puerta en el futuro, porque entendemos que sus
posibilidades de desarrollo intelectual son grandes y ese debe ser un elemento
importante en el desarrollo de sus expectativas de futuro.

2.3. Trabajo.-

Ha trabajado durante breves períodos de tiempo, de repartidor, en una


lavandería, etc. pero no estaba en condiciones de echar raíces en nada y menos, si
cabe, en los únicos trabajo que podía encontrar en función de su nula preparación.
Sin embargo, como comentaremos al analizar su situación actual, hoy es otro ámbito
en el que empieza a asentar su futuro.

3. DROGADICCIÓN.-

Debido al ambiente anormalizador en el que creció y la gran angustia


que le provocaba su familia, unido a la influencia de los amigos, se refugió en el
mundo de la droga en plena adolescencia, cuando las turbulencias de su vida familiar
se ven agravadas por la crisis de la adolescencia. A partir de entonces,
progresivamente, se sumió en la droga.

Como sucede en tantos otros casos, la droga, que era la única


respuesta que tenía a su alcance en una vida en la que no había encontrado el apoyo
y los referentes que necesita cualquier niño o adolescente para crecer seguro y
enfrentarse a la vida, se convirtió en el centro de su existencia, iniciando un círculo de
despersonalización, aislamiento y centramiento aún mayor en la droga. Por eso
apenas recuerda esa etapa de su vida. Se trata de un "vacío temporal" que casi
siempre encontramos en este tipo de chicos.

4. CONDUCTA DESADAPTADA.-

4
Obviamente, de la droga llegó a la conducta desadaptada, aunque sus
delitos siempre fueron de pequeña importancia. Por eso su paso por la cárcel ha sido
breve, de apenas unos meses las pocas veces en que ha estado preso.

Gracias a eso, su personalidad no se ha visto dañada, como tantas


otras veces hemos visto, por la experiencia penitenciaria, y ello es hoy uno de los
soportes más importantes de que dispone.

En uno de esos delitos ocurre el accidente que he venido reseñando.


Cae desde una altura de 17 metros y tiene que pasar dos meses en la U.V.I., entre la
vida y la muerte. Conoce entonces a l que hoy es su abogado, y las cosas empiezan
a cambiar. Como ALBERTO mismo señala, "te das cuenta que las cosas tienen que
cambiar y además descubres a tu alrededor un montón de gente dispuesta a ayudarte
de verdad".

5. EVOLUCION POSTERIOR.-

Decide dejar la droga y buscar un nuevo camino. Cuando sale del


hospital entra en el Proyecto Hombre y logra realizar todas las fases del programa, sin
recaídas, lo que le ha resultado enormemente motivador, y comienza, por primera vez
a tener un autoconcepto positivo y a tener expectativas de futuro.

6. DIAGNOSTICO.-

En cuanto al diagnóstico, entiendo que ya lo he planteado en las


páginas anteriores; pretendo, en este apartado, simplemente formularlo a un nivel
más sistemático y concreto.

ALBERTO ha venido padeciendo un síndrome psicosocial complejo y


masivo, que afecta a todos los niveles de su vida, lamentablemente muy poco descrito
en la literatura científica, cuyas causas etiológicas se encuentran:

5
- En la desintegración y anormalización de la vida familiar durante todo el
proceso de socialización primario, careciendo de modelos vicarios adecuados
que le ofrecieran seguridad y madurez.

- En la ausencia de una estimulación temprana, (cognitiva, emocional y


relacional), lo que impide su desarrollo como persona.

- En la ausencia de una respuesta social que detectara la grave agresión


que estaba sufriendo, ni en la escuela, donde era absolutamente evidente su
desintegración familiar, ni por parte de instituciones tutelares, que en ningún
momento tuvieron el menor contacto ni con él ni con su familia.

En consecuencia, se produjo un proceso de soledad, depersonalización


y ansiedad consistentes que, como no podía ser de otra manera, dado su elevado
nivel de indefensión, terminó en una conducta de drogadicción grave y continuada.

7.- SITUACION ACTUAL.

Hoy le faltan sólo 15 días para finalizar por completo el programa del
Proyecto Hombre y su vida ha cambiado drásticamente. El proceso de recuperación
iniciado tras el accidente se ha consolidado por completo. No sólo no ha vuelto a
tener ningún contacto con la droga, ni con la conducta desadaptada que se derivaba
de ella sino que, sobre todo, ha roto completamente con su pasado, se ha separado
tajantemente de sus "colegas" del pasado, a los que no ha vuelto a ver desde
entonces, ha establecido nuevas amistades en el ambiente no marginal en que hoy se
mueve, ha vuelto estudiar y, ante la evidente y lamentable imposibilidad de muchos
jóvenes sin preparación de encontrar empleo, ha conseguido trabajar por su cuenta
en una auténtica experiencia de autoempleo que tiene muchas posibilidades de
convertirse en una pequeña empresa con serias posibilidades de viabilidad

6
económica.

Desde una relación continuada con él, valoro su situación actual en los
diversos niveles de funcionamiento psicológico de la siguiente manera:

- A nivel cognitivo, si bien su desarrollo intelectual ha sido muy precario, su


inteligencia potencial es alta y sus posibilidades de desarrollo cognitivo son
prometedoras. Es cierto que difícilmente podrá alcanzar el nivel al que hubiese
llegado con un pasado normalizado, pero está en condiciones de avanzar
considerablemente, sobre todo dado su elevado nivel de motivación y la
ausencia del deterioro que suele producir un largo proceso de
encarcelamiento.

- A nivel emocional, su situación es de estabilidad, por primera vez en su vida es


capaz de realizar proyectos y, lo que es más importante, llevarlos a cabo. En
definitiva, asumir activamente el protagonismo en su propio proceso de vida.

Posee, ahora, un buen nivel de resistencia a la frustración, lo cual en


estos muchachos, con un pasado trágico es importante, pues permite el
tránsito de una conducta basada en la primariedad del comportamiento, en la
consecución inmediata de gratificaciones, a otra basada en la secundariedad,
en poder esperar y diferir las gratificaciones a medio y largo plazo.
Entendemos que ésa es una importante garantía de futuro.

Por otra parte, ha recuperado la relación con sus hermanos, a los que
se encuentra muy unido, y ello le ofrece un buen marco de referencia familiar que
permita paliar, al menos en parte, su traumático pasado.

El único obstáculo para conseguir una "tranquilidad" emocional es la


muerte de la madre. Cuando murió, ALBERTO estaba ya profundamente enganchado
a la droga y no fue plenamente consciente de su muerte. Ello le genera hoy un
sentimiento de culpabilidad que es preciso que supere para proyectarse hacia el
futuro sin trabas del pasado. Precisa "elaborar el duelo" de una manera constructiva,

7
y en ello estamos trabajando juntos.

- A nivel relacional, el haber encontrado un ambiente acogedor, tanto en el


Proyecto Hombre como en la casa de Julián, su abogado, le ha permitido
superar su profundo sentimiento de indefensión y su ansiedad procedente de
su historia de vida. Hoy mantiene relaciones normalizadas con el contexto: es
capaz de ponerse en el lugar de los demás y superar el egocentrismo. Si bien
tiene cierta tendencia a la introversión, es una persona sociable -aceptado y
apreciado por las personas que componen su contexto de vida-.

Por todo ello, entendemos que la droga y la consiguiente conducta


desadaptada es algo superado con creces.

8. PRONOSTICO.-

En función de las páginas anteriores, el pronóstico lo valoro como muy


positivo. Su consolidación en su nueva vida es firme y no presenta más problemas
que los que tiene cualquier persona de su edad. Es cierto que no puede acceder a
altos niveles de empleo, pero posee mucha más motivación que la mayoría de las
personas que arrastran tras de sí una larga historia de desempleo y que,
normalmente, caen en una actitud pasiva y fatalista. ALBERTO, por el contrario, y en
función de lo que ha pasado, está lleno de entusiasmo y, además cuenta con ayuda.

9. PROPUESTA DE TRATAMIENTO.-

En función de lo que acabamos de ver, mi propuesta de tratamiento no


puede ser otra que la continuación de la que se está llevando a cabo.

Su único elemento de ansiedad hoy es la posibilidad de ingreso en


prisión, aunque sea por un breve período de tiempo. Hoy la cárcel nada positivo le
puede aportar y, en cambio, si puede ser un hándicap importante.

Hoy ALBERTO ya no supone un peligro para nadie ni,

8
fundamentalmente, para él mismo. Además de que sus delitos siempre han sido de
escasa importancia, siempre han estado unidos a la droga, lo que ya es algo
plenamente superado. Por el contrario, la suspensión de la condena, con todas las
garantías que fueran precisas, tendría un elevado significado positivo para él. Una
muestra de confianza y de solidaridad en estos momentos sería el mejor aporte para
potenciar, y de una manera muy importante, su motivación y su proyección de futuro
como un ciudadano más. Sería una magnífica manera de poner punto final al pasado.

Somosaguas, 8 de Mayo de 2000

Fdo. J. V.M.