Está en la página 1de 15

A La mujer

que he amado

Mujer solo fracciones bellas


de piel le ped a mi Dios

Y me regalo
las tuyas

Pusiste a respirar todo


mi cuerpo mujer de
noche

Mujer de sueos
poro de imagen

Se recorren
pensamientos

Como la hoja
cuando cae sobre el piso

Se derrota al pensarte,
en la maana, en la tarde.

Tenerte en mi cuerpo
es como pensar en
ti.

La extensin de t cuerpo,
lo largo de toda tu piel

Limpia
llena de ganas.

Luis Carlos Zamora Cano


Derechos Reservados