P. 1
CUATRO CUENTOS, POR ROSARIO CASTELLANOS

CUATRO CUENTOS, POR ROSARIO CASTELLANOS

3.0

|Views: 42.915|Likes:
Publicado porlibrosderegalo4703
Una muestra del talento narrativo de Rosario Castellanos, una de las voces más altas de la literatura latinoamericana.
Una muestra del talento narrativo de Rosario Castellanos, una de las voces más altas de la literatura latinoamericana.

More info:

Published by: librosderegalo4703 on Apr 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/08/2015

pdf

text

original

1

Castellanos

Cuatro cuentos

42

BIBLIOTECA
DIGITAL DE
AQUILES JULIÁN

biblioteca.digital.aj@gmail.com

Rosario

2

Cuatro cuentos

Rosario Castellanos, México

Editor:
Aquiles Julián, República Dominicana.

Email: aquiles.julian@gmail.com

Coeditores:

Primera edición: Abril 2010

Santo Domingo, República Dominicana

BIBLIOTECA DIGITAL DE AQUILES JULIÁN es una colección digital gratuita que se difunde por la Internet y se
dedica a promocionar la obra narrativa de los grandes creadores, amplificándola y fomentando nuevos lectores para ella.
Los derechos de autor de cada libro pertenecen a quienes han escrito los textos publicados o sus herederos, así como a
los traductores y quienes calzan con su firma los artículos. Agradecemos la benevolencia de permitirnos reproducir estos
textos para promover e interesar a un mayor número de lectores en la riqueza de la obra del autor al que homenajeamos
en la edición.

Este e-libro es cortesía de:

Edición Digital Gratuita
distribuida por Internet

Libros de
Regalo

EDITORA DIGITAL GRATUITA

MEXICO
Fernando Ruiz Granados
José Solórzano
José Eugenio Sánchez
ARGENTINA
Mario Alberto Manuel Vásquez
Francisco A. Chiroleu
Patricia del Carmen Oroño
Ángel Balzarino
Fernando Sorrentino
ESTADOSUNIDOS
José Acosta
Aníbal Rosario
José Alejandro Peña
César Sánchez Beras
ESPAÑA
Henriette Wiese
Giulia De Sarlo
María Caballero
Elena Guichot
Teresa Sánchez Carmona
Losu Moracho
Rocío Parada

HONDURAS
Dardo Justino Rodríguez
VENEZUELA
Milagros Hernández Chiliberti
Tony Rivera Chávez
REPÚBLICA DOMINICANA
Ernesto Franco Gómez
Eduardo Gautreau de Windt
Félix Villalona
Ángela Yanet Ferreira
Cándida Figuereo
Enrique Eusebio
Julio Enrique Ledenborg
Vaugn González
Efraím Castillo
Oscar Holguín-Veras Tabar
Edgar Omar Ramírez
Carmen Rosa Estrada
Roberto Adames
Valentín Amaro
Alexis Méndez

Escríbenos al email: librosderegalo@gmail.com

NICARAGUA
Radhamés Reyes-Vásquez
CHILE
Claudio Vidal
Eliana Segura Vega
URUGUAY
Marta de Arévalo
APLA Uruguay
PERU
Luis Daniel Gutiérrez
Nicolás Hidrogo Navarro
Juan C. Paredes Azañero
COLOMBIA
Ernesto Franco Gómez
Julio Cuervo Escobar
SUIZA
Ulises Varsovia
HOLANDA
Pablo Garrido Bravo
PUERTO RICO
Mairym Cruz-Bernal

3

Inclinarse ante el espejo y encontrar el vacío / Aquiles Julián

4

Los convidados de agosto

6

Vals “Capricho”

28

Modesta Gómez

44

Lección de cocina

52

Rosario Castellanos / biografía

61

42

Índice

BIBLIOTECA
DIGITAL DE
AQUILES JULIÁN

biblioteca.digital.aj@gmail.com

4

Inclinarse ante el espejo y
encontrar el vacío

Por Aquiles Julián

“Escribo porque yo, un día, adolescente, me incliné ante un espejo y no
había nadie. ¿Se da cuenta? El vacío.”

Rosario Castellanos

Cada quien es ese vacío, pero ¿cuántos nos damos cuenta? La
mayoría no: vive para reproducir mecánicamente su existencia,
arañando un salario exiguo, escandilada por los últimos artilugios que la
publicidad propone, aturdiéndose en tabernas de mala muerte. La mayoría
subsiste de un día a otro, pero no lo piensa, se embriaga. ¿Sabemos pensar? No.
El ruido del mundo, una matraca ininteligible, marea. ¿Quién tiene tiempo para
pensar? ¿Quién tiene tiempo para darse cuenta?

Rosario Castellanos lo tuvo. Su vida tenía otro plan, ella lo torció. Hija de
terratenientes, su mundo estaba previsto. Pero ella tuvo tiempo de asomarse
ante aquel espejo y ver. Y no vio a nadie. Sólo el vacío.

Y su mirada se posó en aquellos indios callados, en aquella raza altiva reducida a
servidumbre, en aquellos peones de la hacienda familiar. Y se posó también en
la condición igual de sometida de la mujer, subordinada a la voz de mando,
autoritaria, del hombre. Y ambas experiencias, la indígena y la de su condición
de género, se arremolinaron en palabras: poemas, cuentos, novelas, ensayos…

El hechizo saltó hecho añicos. El rol sumiso, la condición preterida, la mudez
que se le suponía, se tornó expresión y por su voz encontraron voz peones y
mayorales, hombres cerriles y mujeres que musitan, los minúsculos infiernos
provincianos que domeñan los días iguales.

El tránsito vital es breve siempre. Y en el caso de Rosario Castellanos su
brevedad se apresuró por un desgraciado accidente doméstico. Su potencial
creativo quedó trunco inesperadamente. Y sin embargo… Queda una obra
magistral, diversa, que incursiona con éxito en los distintos géneros y en todos
alcanza niveles de excelencia.

Quedó también su labor docente y su obra de animación cultural. Siempre se
piensa qué hubiese sucedido si no muere tan prematuramente. Demos gracias,
no obstante a que tuvimos el privilegio de que ella respirara el aire y pisara la
tierra que honró con su vida y enriqueció con su obra.

5

6

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->