Está en la página 1de 150
BIBLIOTECA CLASICA GREDOS, 85 APOLODORO BIBLIOTECA JAVIER ARCE MARGARITA, RODRIGUEZ DE SEPULVEDA & EDITORIAL GREDOS Asesor para la seccion griega: Cantos Gatcit GUA Segam las normas de la B. C.., la traduccion de ese volumen ha sido revisada por Coscercios Seanano AYBAK © EDITORIAL GREDOS, 5. A Sancher Pacheco, 81, Madrid. Espaas, 1985 Deposito Legal: M. 17558-1988, ISBN 84-249.0997-6, Impreso en Espats Printed in Spain Grafcas Céndor, 8. A. Sanches Pacheco, 81, Madrid, 1988. — 5846, INTRODUCCION * Apolodoro, o mejor, el presunto autor de la Bibliote- ca que se presenta aqui al lector, es un personaje enig- matico. Como ocurre con Quinto Curcio o con Commo- diano en la literatura latina, 0 con tantos otros autores clasicos, apenas sabemos nada ni de su vida, ni de su. cronologia, ni de su pensamiento. Como se vera més ade, Jante, es licito ~y asi se ha hecho— dudar de Apolodo. ro como autor de esta «Biblioteca». Y es licito dudar incluso de que esta obra se titulase alguna vez Biblioteca, Escribir una introduccién en estas condiciones es, cuando menos, arriesgado, si no absurdo; o es conde: arse a enumerar el contenido de la obra, lo cual es superfluo, porque lo importante es leer el texto que se nos presenta. No obstante, el ingenio de los fildlogos clasicos —Ia busqueda continua de indicios minimos— permiten abordar la empresa con la esperanza de, cuan: do menos, dejar caminos abiertos a la reflexién y a la especulacién. Yo no espero dejar resueltos aqui los pro: blemas referentes a la obra de Apoladoro 0 la Bibliote. ca. Recordando a Momigliano podria decir que lo que ‘Siglaswelizadas en esta Introduccion: FGrMist » Jacony, Die F mente der preckischen Historter. I, Leiden, 2.* ed, 1987. FHG = C. Moist, Fregmenta Histriconum Graccorum, Pars, 1881, LAW = Le ikon der Alton Welt LSi = Looe Scorrlowes, Greek-English Dic tionary. RE = Real-Encyclopadie der Classchen Altertumswissenschat REG = Revue des Erudes Grecques 8 unLioTECA, sigue sera un «prologo senza conclusiones, porque —como seftalaba igualmente el gran ensayista italiano— sconcludere non é facile... e io per natura preferisco proporre i problemi» |. Hago aqui absolutamente mias sus palabras. Pero, eso si, debo decir que he tratado de investigar honestamente en el texto que aqui se tra. duce. Que he procurado acercarme a él —y a su autor— libre completamente de las opiniones —por cierto no muy abundantes— de otras para luego contrastarlas con las mias, Debo advertir todavia una cosa: he tratado de pro- fundizar, pero no de ser exhaustive. El espacio mismo de esta introduccién y su contenido obligan —a mi centender— a renunciar a largas disquisiciones filolégi cas —por otra parte en ocasiones ya hechas brillante, mente— y a exponer escuetamente sus resultados. Es tas paginas no son, por tanto, otra cosa que un intento de acercamiento a la problematica del texto que sigue. El comentario de Focio sobre «La Biblioteca» La historia debe comenzar, como en tantas otras oca- siones, en el siglo1x de nuestra era. En el mundo bizan- tino. El patriarca Focio, entre las casi trescientas obras que habia lefdo para su Biblioteca, y de las que nos ha dejado un resumen mas o menos extenso, habia leido luna que nos interesa particularmente. En efecto, en el codice 186% se lee: «En el mismo volumen he lefdo una pequefia obra del gramatico Apolodoro. Lleva por titulo la Biblioteca. Contiene las mas antiguas historietas de los griegos: to- o lo que el tiempo les ha proporcionado para creer "A Mowscasvo, «Epilogo senza concusiones, en Les études clas sigues au XIX et XX sicles: eur place dans Vhistore des idee, Entre tiens.. Fond. Hardt, XXVI, Ginebra, 1980, pig. 30S, InrRopuccion. 9 en los dioses y los héroes, los nombres de los rios, de los paises, de las poblaciones, de las ciudades, de su. ‘origen; y, ademas, todos los hechos que se remontan 1 las épocas antiguas. Llega hasta los hechos de la gue; rra de Troya; pasa revista a los combates que libraron ciertos héroes, a sus hazafias, y a ciertos viajes de quie nes volvieron de Troya, particularmente los de Ulises, con el cual termina esta historia de los tiempos anti guos. La mayor parte del libro es un resumen que no seré indtil para aquellos que tienen a gala recordar vie jas historias, Lleva este epigrama que no est exento de elegancia: «La sucesion de los tiempos la podras con- seguir a través de mi erudicion y podras conocer las fabulas antiguas. No habras de mirar en las paginas de Homero, ni en la elegia, ni en la musa tragica, ni en a poesia mélica, ni buscar en la obra sonora de los poe- tas ciclicos, sino s6lo mirarme y encontrarés en mi to- do lo que contiene el mundo» Para muchos autores esta noticia-resumen de Focio es la primera mencién y descripcién de la obra que nos ‘ocupa. Proporciona asi autor, titulo, argumento. Lo que no se ha transmitido claramente, Focio parece exponer- lo diafana y simplemente. Pero de hecho esta noticia plantea mas que resuelve problemas. Requiere un aten- to anilisis. Focio sefiala haber leido esta obra de Apolodoro en el mismo volumen» que contenia las narraciones (die. géseis) de Conén, autor del que no sabemos nada mas que lo que nos dice el propio Focio, y cuya obra parece ser fue una serie de narraciones de cardcter anecdético, mitolégico, No obstante, dedica, inusitadamente, un gran espacio para resumirlas, lo que contrasta con el escaso dedicado a la obra de Apolodoro’. La referencia al Foc, Biblioteca cod 1862 Henny. Sobre la obra de Conén cf, RE, X1 (1922), cols. 1336 Mar 10 simuioreca mismo volumen» parece significar que ambos libros (bibliodarion es el calificativo para ambos) estaban ata dos o unidos en un mismo conjunto, hecho que se com: prende bien, puesto que ambos trataban de la misma materia, esto es, aspectos 0 narraciones mitologicas El primer problema que quiero planteat es el de sa ber qué valor puede tener esta descripcian de Focio de la Biblioteca de Apolodoro. Warren T. Treadgold ha establecido recientemente —basandose en parte en trabajos de Higg— diferentes tipos de categorias en las que se pueden dividir los re siimenes de Focio‘. La que hace de la Biblioteca de Apolodoro correspond a la clase He de Treadgold, es deci, «resumen preciso que da una cierta idea del con: tenido de todo el libros, mientras que el resumen de la obra de Conon entra dentro de la categoria Ifd, esto es, «largo resumen comunicado a Tarasio en segunda persona». En el caso del resumen de Conén (cod. 186) el propio Focio declara tener el manuscrito delante. Pe +0 los libros del tipo He —que son los que nos inte resan— Focio los habia leido, pero no completamente; © quizas lo habia hecho hacia tiempo y disponia de al gunas notas. Finalmente se debe tener presente, al juz gar hoy la noticia o la exactitud de los datos de Focio sobre sus libros, que en la intencién de la composicion de la Biblioteca no estaba una exacta reproduccién, si no que, aun siendo de eardcter erudito, tenia una inten: cidn privada, informal y sentimental. No podemos exi- Focio aquello que no pretendio hacer, aunque nos hubiera gustado que lo hiciera Es conveniente tener en cuenta estos principios pa ra valorar Ia noticia de Focio sobre nuestro texto y ex plicar algunas de sus inadecuaciones. Porque inadecua- Clones embarazosas existen entre una y oto + WT, Tanancoto, The Nature of the Bibiothecs of Photis, Dur herton Oaks Studies, XVIIL, Washington, 1980 INTRODUCCION " Calificar de bibliodarion a lo que conservamos hoy de la Biblioteca de Apolodoro, 163 pags. del texto de la edicién de Teubner, puede no ser muy exacto; o pue- de significar simplemente que se trata de un libro (0 cédice) de tamafo pequesio. Si tenemos en cuenta que nuestro texto se ha perdido en mas de la mitad al me- nos, el sentido de «librillo» puede ser menos adecuado, La descripcion que se refiere al contenido plantea mas serios problemas. Es verdad que nuestro texto contiene. ‘elas mas antiguas historietas de los griegos y todo aque- lo que el tiempo les ha proporcionado para creer en dioses y héroes», pero describir su contenido como aquél que hace referencia «a los nombres de rios, de los pal: ses, de las poblaciones, de las ciudades y de su origens no constituye en el fondo lo esencial del texto que tene- mos delante. Es decir; lo que llama la atencién a cual- guier lector del mismo son las innumerables listas de dioses, heroes, hijos, genealogias, hazafias, amores. Pa- rece, por otro lado, que lo que mas interesa a Focio es la parte que se referia a Troya, al regreso a la patria de sus héroes y los viajes de Ulises. Desgraciadamente cen el texto que conservamos (dejo aparte por el momen- to el problema de los Fragmenta Sabbaitica y los Epito- ‘ma Vaticana, cf. infra, p. 20) esta parte no se conserva, pero es extrafio que no se haga alusion mas explicita a algo tan evidente ~y yo afiadiria casi esencial— en. nuestro texto como es su caracter o intencién de pre: sentar genealogias de dioses y héroes. Una referencia ‘as explicita a este problema parece la obvia conclu: sién de quien pretende resumirla, Focio dice ademas que a polla ton bibliou esti synopsis, es decir, «la mayor parte del libro es un resu- mens, una sinopsis © visién de conjunto. El concept de sinopsis o resumen es, naturalmente, relativo. Pero no me parece que se adapte bien al texto que comenta- 2 en mos en el que el autor no se recata en ofrecer la enume- racién de dioses y héroes, de hijos de dioses o de hé- oes, 0 se explaya ampliamente en la exposicién de los, twabajos de Hércules o en el viaje de los argonautas. No creo que nadie califique la Teogonta de Hesiodo co- mo resumen, Y nuestro texto es mas amplio y detalla: do, aunque, eso si, sin concesiones a la poesia, Final mente, si nuestro texto contenia al inicio el epigrama que leyo Focio, en realidad seria casi una contradiccion. Nuestro autor no pretende sustituir a Homer ni a los dramaturgos ni la obra de los poetas ciclicos. Los utili- za abundantemente, a veces para contrastar sus opinio: nes, a veces para seflalar sus divergencias. En cierta ‘manera, a mi modo de ver, su espiritu y su talante es el de ser un complemento de los mismos en determinados puntos controvertidos en la transmision de las leyendas, Probablemente, como se ha indicado, esta inadecua cidn entre el resumen de Focio y el texto existente que ‘comentamos no sea otra cosa que consecuencia del tipo de resumen que Focio quiso hacer: sumario, impreciso, que sélo da una vision muy general del contenido. Es decir, la clase Mle de la clasificacion de Treadgold. No importa, por tanto, que no hallemos en su descripcién lo que seria logico esperar. Y en este caso estarfamos ante una informacion fundamental para comprender nuestro texto: sabriamos por Focio no solo su autor —Apolodoro el gramatico—; su titulo —la Biblioteca: lo que es mas, sus intenciones reales: sustituir me- fiante un rapido resumen de comoda y facil utilizacion para el interesado las largas —y ya olvidadas— obras de los antiguos mitografos griegos 0 del propio Home. ro. Pero cabe, al menos como hipotesis de trabajo, una alternativa distinta: esta inadecuacién puede hacernos sospechar que la obra que nos describe el patriarca de Constantinopla no es la misma que estamos comentan- INTRODUCCION 3 do aqui, sino algo diferente. Se podria decir: Focio leyo una Biblioteca de Apolodoro el gramatico, pero ésta no es exactamente Ia que conocemos hoy como tal, es de cir, nuestro texto. Esto nos lleva a considerar por un momento el problema del titulo. Existen muy pocas obras en la Antigdedad que Ile- ven por titulo Biblioteca. De hecho, sdlo tres: la Biblio teca Historica de Diodoro Siculo; la Biblioteca de Focio y la de Apolodoro. El titulo de la primera parece que fue expresamente buscado y elegido por su autor, a juz gar por Ja opinion de Plinio: apud graecos desiit nugare Diodorus et bibliothéke historiam suam inscripsit’. La conocida como Biblioteca de Focio no se llamé origina riamente asi, sino Inventario y enumeracion de los li bros que hemos lefdo.., etc. Conocida como Myriobiblion en Ja época tardia bizantina, se estabiliza con el titulo de Biblioteca en el s. xvut. Después, la Biblioteca de Apo- lodoro, Insisto en que creo que el manuscrito que leyo Focio pudo llevar este titulo. Pero es posible que no fuera el de la obra que comentamos aqui, que ha pasado a ser identificada como la Biblioteca precisamente por con: secuencia de la indicacién de Focio. ZA qué daban los antiguos el titulo de Biblioteca? En suma, ¢qué es una Biblioteca? Hemos visto que no ‘tenemos muchas elementos de juicio, porque casi no exis: te como titulo de obras coneretas. En todo caso bi bliorhéke es «una compilacién de varias fuentes» *; una obra que se caracteriza por hacer un resumen de otras dentro de un tema unitario o amplio, 0, como ccurre con la del mismo Focio, «una obra que puede ser (0 po: dia ser) utilizada como una especie de biblioteca» ”. E fin, puede tratarse de una bibliothéke... mfthon histo + Punto, Historie Nature, Prac. 25, * Usha. rae 4 siBLioTEcA rion, No es éste, me atrevo a sugerir, el caracter del texto aqui presentado. Si lo era, seguramente, el de la obra lelda y descrita por Focio. Nuestro autor, como veremos, resume sus fuentes del mismo modo que las resumen tantos otros autores de la Antigtiedad Clasica; pero las cita para hechos puntuales, concretos 0 contro- vertidos. En este sentido Biblioteca es un titulo que val- dria para muchos tratados antiguos: la obra de Estra bon podria ser una Biblioveca, 0 la de Aulo Gelio o la de Ateneo. Pero nuestro autor es ante todo un mitégra fo que ha escrito una obra que tiene un cardcter 0 per tenece a un género —en el cual se modela él mismo— ‘muy concreto que nunca ha llevado el titulo de Bibliote ca. En la serie de Mitographi graeci no existe ninguno, ‘cualquiera que sea su cronologia o intencién, que lleve por titulo Biblioteca (el caso de las Narraciones de Co- non podria ser un ejemplo), En toda la serie de mitogra- fos 0 ciclicas no existe ningune —tampoco— que lo lleve, Es un hecho conocido que los titulos de estas obras muchas veces inexistentes en la tradicion que lego a Alejandria en los siglos ur- a. C.— fueron dados por los eruditos de acuerdo con su tematica. Pero podria- ‘mos preguntarnos, como hace West en su edicion de la Theogonia de Hesiodo, cual seria el titulo que un an- tiguo daria a nuestra obra, Evidentemente no es ni una, Heraclea (que trataria predominantemente de los traba- jos de Hercules y sus hazafias) ni una Corintiaca (por- ‘que no trata de un problema de historia local) ni una Titanomaquia (porque la lucha de Gigantes y Titanes contra los dioses no constituye una parte esencial en. la obra), En sentido estricto solo 1.1.44 podria ser califi- cado de Teogonia en el texto que nos ocupa; el resto (.45-147; 11.1-180; 11.1-20; 111.21-95, etc, son «genealo- gias»: las de Deucalion, Inaco, Agenor y Cadmo; la pe- Tasgica, la de Atlantis, la de Asopo, y por fin la de los reyes de Atenas, InrRopuccisy 15 Acusilao de Argos, en el siglo vi a. C., escribio tres libros de Geneelogiai. La obra de Acusilao esta bien pre: sente (vid. infra) en la redaccion de nuestro texto, Las sgenealogias» constituyen un genero bastante frecuente centre los escritores mitografos. Se puede sugerit, pues, {que nuestro texto levaba o pudo llevar el titulo de Ge: nieetogiai, lo cual corresponderia plenamente a su con: tenido, estructura y finalidad. Puede ser que, recurrien: do a una perifrasis —como por otra parte era frecuen te— tal vez se titulase peri thedn kai éra0n, Pero el pri- mero —Genedlogiai— pareceria el mas adecuado, Quedan, pues, hasta ahora abiertas dos posibilida. des derivadas de la aparente inadecuacion del resumen de Focio y la obra que comentamos: a) que la Biblioteca de Apolodoro que leyé el patriarca no sea el texto que aqui se estudia; y b) que el texto aqui presentado se titulara originariamente Geneelogiai Pero a su vez se abren nuevos interrogantes: 1) ¢quién fue el autor de nuestro texto?; 2) ¢por qué nuestro texto se ha atribuido a Apolodoro con el titulo de Biblioteca? 3) equé ocurre con la Biblioteca de Apolodoro leida por Focio y, si se ha conservado, cual es? Todos estos pro- blemas nos levan a hablar en primer lugar de los ma- nuscritos de nuestro texto, El primero, el Parisinus Graecus 2722, del siglo xwv, contiene en su encabezamiento: Apolloddrou toti Athe naiou Grammatikou bibliothéke. Otros, posteriores, re piten lo mismo: el Oxoniense, del s. xv; el Parisinus Grae: ‘cus 2967. Pero esta atribucion es erronea, Se trata de tuna confusién que yo creo debida a dos hechos: por un lado a la existencia y fama del gramatico y tratadista Apolodoro de Atenas (vivio ca. el 140 a. C), que Fue autor de un Peri thedn, de una Cronica y otras obras bastante famosas y difundidas en la antigtiedad; y al hecho de que el patriarca Focio diga en cod. 186° que ha leido. 16 BIBLIOTECA, tuna Biblioteca de Apolodoro gramético cuyo tema es —entre otras cosas— mitolégico. La existencia de estos componentes: un texto mitol6gico sin encabezamiento © titulo y sin autor; un Apolodoro de Atenas gramatico que escribié obras de diverso tipo, entre ellas algunas de caracter mitologico (Peri thedn): y una Biblioteca de Apolodoro gramatico (Focio), dieron pie al copista del manuscrito a la atribucién, légica dentro de lo que ca be, de nuestro texto a Apolodero de Atenas como autor de una Biblioteca que seria nuestro texto Es mérito de Carl Robert el haber demostrado que nuestro texto no puede ser obra del gramético atenien- se Apolodoro, En efecto; en IL1.3. se habla del analista Castor (de Rodas), que sabemos escribio una Cronica —continuacién precisamente de Ia de Apolodoro de Atenas— cuya extension cronologica iba desde el rey asirio Ninos hasta Pompeyo (el Grande), esto es, hasta el ato 61/60 a. C. Apolodoro de Atenas nto pudo citar a Castor que vivie después de él, El autor de nuestro texto debe ser forzosamente posterior al 61/60 a. C. El copista del Parisinus Graecus 2722 evidentemente se con- fundi, Autor —y posiblemente titulo— referidas a nues tro caso pueden ser inadecuados. A pesar de ello hay autores que han pensado otra alternativa: Apolodoro de Atenas sf escribid una Biblioteca mitolégica, pero lo que hoy conservamos (el texto aqui traducido) es una com- pilacién a la que un autor del siglo 1 0. d. C. aiadio, entre otras, It mencin del analista Castor. La Biblio a compilada siguié llevando el titulo y nombre de Apo- Iodoro. ¥ Focio habria led esta compilacion. Resulta dificil aceptar esta teoria por varias razones, En primer lugar porque el compilador debié de dar su nombre a Ja compilacién, Pompeyo Trogo fue resumido por Justi no en su Epitome. Pero éste no se llama Historiae Phi- lippicanum (como la obra de Trogo), sino Epitome de mwrRoucciON 7 Justino. En segundo lugar la compilacién del siglo 1 6 nd. C, debi6 de eliminar de tal forma el original de Apolodoro que lo dejé practicamente limpio de toda opi- nion del propio autor, porque un escritor como Apolo: doro de Atenas no pudo escribir una obra como el Peri theén —critica y racionalista— y un tratado como el {que nos ocupa, Finalmente el modo de utilizar sus fuen- tes, demostrado ampliamente por Van Valk, es tan evi- dentemente propio de un autor que las toma directa: mente y no de un manual, que esta duda queda elimina- da. La mencién de Castor entra dentro de la logica de Ia labor de investigacion de fuentes de! autor de nues- tro texto, y no hay necesidad de recurrir a un interpola- dor, De esta forma podemos dar por sentado que nues- tro texto no fue obra de Apolodoro de Atenas y que es posterior al menos al afio 61/60 a. C. ‘Ocurre que una serie de escoliastas —de Homero, Sofocles, Euripides, Platon— y el bizantino Juan Tzet zes citan (a propésito de terminos o episodios mitologi- ‘cos) a un Apolodoro (en general Is formula es simple- mente: «Apolodoro lo narra en el libro segundo»; «se- ‘gin Apolodoro en el libro primero»; «Apolodoro cuen- ta»; «esto lo narra Apolodoro en la Biblioteca»). El pro- blema consiste en saber de cuando son estos escoliastas y si sus referencias se pueden contrastar adecuadamen- te con nuestro texto. En general la fecha de los esco- liastas no esté perfectamente establecida y todos ellos pertenecen genéricamente a época bizantina (siglos 1x al xn), Como ya sefial6 Frazer’, estos escoliastas no nos sirven para nada en orden a fijar unos términos cronolégicos a nuestro texto. El problema para mi resi © 1.6. Feazee, Apollodorus The Library. Ed. Loeb, pigs. XIILXIV: para los escollasias cl. Hakrwcr Ease, Scholia Graeca in Homert Ii (dem 1, Bevin, 169; P, Euusisy, Scholla in Sophocles, Oxford. 1925 B Sciwant2, Scholia in Euripider tl, Berlin. 1891 es.—2 18 ipLioTECA de en averiguar si cuando estos escoliastas hablan de Apolodoro ylo la Biblioteca se refieren a la mencionada por Focio 0 a la nuestra ya confundida como la obra de Apolodoro de Atenas titulada Biblioteca, Este pro- blema subsistiria aun en el caso de que fuera cierta la sugerencia de Van Valk de que el escoliasta D de Home: +o no contiene material bizantino —y por tanto esta mas cercano a nuestro autor— 0 que el escoliasta de Séfo- cles no puede ser situado mas allé del siglo u 4. C. El problema por tanto queda establecido asi hasta el momento: A). El texto que comentamos, incompleto, se llamé Biblioteca y su autor fue un tal Apolodoro gramatico. Este texto es el descrito por Focio en el cod 186! aun- que de manera insatisfactoria. Los escoliastas citan es te mismo texto. El copista del manuscrito Parisinus Grae cus 2722 eré al atribuir a Apolodoro de Atenas la obra que copiaba: se trataba simplemente de la Biblioteca de tun tal Apolodoro. B) El texto que comentamos, incomplete, se titulé Geneélogiai. La Biblioteca de Apolodoro que describe Fo cio es otra obra. Es a esta obra a la que se refieren los escoliastas. Por tanto de la nuestra no sabemos ni el titulo ni el autor. De la mencionada por Focio no sa- bemos si se conserva. En todo caso se podria identifi- car con lo que llamamos Epitoma Vaticana, representa- da igualmente en los Fragmenta Sabbaitica (Wee "Amos siguen anticuadas teorias sin considerar la cita de Cas. ™ Griechiscke Litaranurgeschichte, Munich, 1929, 11: i 2.1 ML Geschichte der Griechischen Literatu, Berna, 1983. No he po ws.-3 4 an En 1899, en la monumental Histoire de la littérature grecque, V, pig. 689, A. y M. Croisset comentaban, bajo cl epigrafe significativo de Pseudo-Apolodoro, que de en- tre «las mitologias» de la época adrianea «la mas céle- bre es la que nos ha legado bajo el titulo de ‘Biblioteca de Apolodoro’ debido a una falsa atribucién del manus crito que se nos ha conservador. El juicio de estos auto- res sobre nuestro texto merece destacarse: «Es una ex posicién sistematica de las genealogias de los dioses y de los héroes destinada a ser leida y consultada por los investigadores. Su tinico mérito es que resulta comoda. Si ha parecido preciosa a los mitdlogos modernos es porque es el tinico testimonio de tradiciones perdidas» ‘A, Maddalena, en su Storia della Letteratura Gre ca, expresa claramente la misma problemétiea que aqui hemos expuesto: «Non di Apollodoro, ma del 0 I secolo dopo Cristo, & un manualetto, a noi pervenuto col titolo di Bibliotheca di Apollodoro». Pero quizas es en las introducciones a las ediciones de la Biblioteca donde se encuentran los mas amplios ¥ estimulantes comentarios a nuestro autor. Asi la de R. Wagner y la de Sir James G. Frazer, sin olvidar la de C. Miller en los Fragmenta Historicorum Graecorum antes citadas. os trabajos esenciales, dedicados monogréficamen. te a Apolodoro y la Bibliotheca, restan por resefiar. El de C. Robert, De Apollodori Bibliotheca (Berlin, 1873) yel de M. Van der Valk, «On Apollodori Bibliotheca», REG, 71 (1958), 100-168. No me ha sido posible, a pesar de mis intentos, consultar la tesis de Robert. Sir J. Fra: zer hace amplio uso de ella y le da un crédito cast total Parece ser el tinico trabajo extenso y completo sobre Ja problematica de Ia obra que nos ocupa. El dificil es- ‘ido consultar la traducelén espafiola, aunque su uso ser fall para fl lector interesado, través del indice, Oe Milan, 1967, pag. 467, m1 wrRopUCCION 35 tudio de Van der Valk —erudito y sutil— es la contri bucién mas accesible hoy y mas definitiva sobre Apolo- doro. Van der Valk se ocupa fundamentalmente de las fuentes posibles de La Biblioteca, incidiendo de un mo- do tangencial, pero seguro, en otros problemas como la fecha, el estilo y la lengua, la finalidad de Ia obra yy su pablico, Sus conclusiones se pueden resumir asi ia lengua no ofrece indicaciones incontestables para po- der precisar una cronologia de la obra (pags. 165-7). Se trata, no obstante, de un libro del siglo 1d. C. 0, al me nos, de después de la primera parte del siglo 1 a. C. (pag. 167), La Biblioteca no sigue un «manual» de mitologia, sino que recoge activamente las opiniones de sus fuen: tes, Podria ser que lo que hoy conservamos sea una ver sion interpolada del siglo ru d. C. Como bibliografia «menor», sobre puntos 0 pasajes concretos, puedo citar: C. Brillante, «Ps-Apoll. Bibl. TILS.5», Rivista di Cultura classica e medioevale, 21-22 (1979-80), 195-198; S. Ireland, «A note on Apollodorus», Hellenica, 32 (1980), 137-139; N. F. Rubin-H. M. Deal, «The Myth of the Alvadess, Semitica, 29, 1-2 (1980), 39-52. Por fin; en la elaboracion de esta introduccién me he servido de algunos trabajos que iluminan ciertos aspec tos importantes —aunque sea indirectamente— de la pro- blemética de Apolodoro. Asi, el estudio de W. T. Tread. gold, The Nature of the Bibliotheca of Photius, Dumbar- ton Oaks Studies, XVIII, Washington, 1980, sobre todo valido para el resumen que hace el patriarca Focio; y Jas indicaciones que se encuentran en P. Henry en su edicion de Focio™. La literatura sobre Hesiodo resul ta igualmente aleccionadora, destacando la amplia in- troduccién de West a su edicion de la Teogonia™, o el volumen colectivo publicado por Ia fundacién Hardt > Photius. Bibliotheque, IM, Paris, Les Belles Lettres, MM. L. West, Hesiod. Theogony, Onford. 1986 % Hasiode et son influence. Entr..Rondt. Hardt, VI, Ginebra, 36 BIBLIOTECA. Asi mismo, para todo lo relacionado con Ia épica arc: cca, he tenido en cuenta la traduccién de esos textos rea- lizada por A. Bernabé para esta coleccidn “. Para concluir hay que dejar constancia de que la obra de F. Jacoby, Die Fragmente der griechischen Histori- ker, I, Genealogie und Mythographie, Berlin, 1923, es un instrumento de trabajo insustituible en estas materias. Agios Tychonas, junio 1984. Javier Arce 1962, especialmente la contribucion de G. 8, Kin, «The Structure and ‘Aim of the Theogony>, pags. I y sles ‘© Fragmentes de Spica grega erceica Introduce, traducckin notas de A. Benwane Paanes, Madrid, Gredos (BCG), 1979, NOTA A LA PRESENTE TRADUCCION El texto que hemos seguido es el establecido por Ja. mes George Frazer en su edicion de la Loeb Classical Library, vols. 121 y 122 (Londres-Cambridge, Mass., 1921). La personalidad de Frazer es tan relevante que obliga a remitir al lector a las copiosas anotaciones que puso al texto de Apolodoro, y que convierten su libro fen un valioso manual de mitologia clasica, donde la re- lacién entre las diferentes versiones de cada mito grie 0 y las restantes de la antropologia cultural queda de ‘manifiesto gracias al inmenso saber del editor. Por tan- 10, la presente edicion ni puede rivalizar con sus notas ni casi aprovecharlas sin caer en la cita continua o en el plagio, sino que se limita a dar las indispensables referencias a otros mitégrafos que puedan ofrecer se cuencias 0 elementos mas cercanos a la vulgata de un determinado mito, Nuestro propésito es hacer asequi- ble al lector espanol el texto de Apoladoro de forma algo més rigurosa que la version precedente de Azuce- na M. de Fraboschi y Sara I. de Mundo (Buenos Aires, 1950), que, siendo aceptable, revela, en ocasiones, una deuda excesiva con la traduccién inglesa del propio Fra- zer y, ademas de carecer de notas, presenta algunos erro- res de interpretacién. En cuanto a la traduccion propiamente dicha poco hay que aclarar: Apolodoro no es un escritor elegante, 38 pBLIOTECA. ni un narrador habil. Se observara, por ejemplo, que detalles insignificantes le ocupan mas espacio que mi- tos enteros despachados en pocas palabras; que muchas veces lo primero que relata de un personaje es su muer- te, para afiadir a continuacién episodios de su vida; que repite hechos y expresiones innecesarios, mientras que en otros lugares, debido al cardcter arborescente de las ‘genealogias, se echan de menos apoyaturas de recuer- do. La fidelidad a estos rasgos y a otros que afectan a la forma de expresion es, naturalmente, maxima, si bien por la diferencia entre las estructuras gramatica- les y léxicas del griego y del castellano hemos desecha- do cualquier intento de mimetismo sintactico. Por ello se ha tratado de mantener la fidelidad del contenido aun a costa de sacrificar la de la forma. Por tiltimo queremos testimoniar nuestro agradeci miento a Antonio Carreira por su colaboracion, ya que ha aportado valiosisimas correcciones a la versién cas- tellana. Marcanira R, DE SEPOLVEDA FERRERO LIBRO I TEOGONIA Urano fue el primero que dominé to- pexendenaia #0 €1 universo", Uniéndose con Gea ae ieemene’ | engendré en primer lugar a los Heca- tonquires lamados Bridreo, Gies y Co- to, quienes legaron a ser insuperables ‘en tamafo y fuerza, pues cada uno tenia cien manos y ccincuenta cabezas’, Después’ de éstos, Gea le parid a los Ciclopes, Arges, Estéropes y Brontes, provistos de un solo ojo en la frente’. Pero Urano los até y los arrojé al Tartaro* (lugar tenebroso en el Hades* tan " apolodoro prescinde de la Cosmogonia y comicnza diectamen te con le generaciin de los dioses. CE. Heslon0, Teogonia 116 #8; en realidad prescinde de casi todas las divinidades abstractas mencions {ss por Hesiodo, come las Keres o da otra genealoga, ono da ning faa (Nemesis) CE tambien Teog, 211.233 2 Hecatonqulres significa ‘entimanos’o‘clembrazos. Més comin ‘que Gies esa forma Giges, Briar es el nombre que le dan los doses, pero los hombres le aman Egedn (ade 1 03) "Kilo, “tedondo’y dps, oj. Estos Ciclopes, cuyos nombres su leven respectivament el del ayo, relampago ¥ trueto que forjan ps 3 Zeus (ef 12, 1), on mortales (cf. II 10, 4), 9 se distinguen de fos Ciclopes pastores ef. Epiome 7, 1-8), y de ls constructores de muros, menclonados por Estaanoy, Vil 11, pore! propio Are.apoo (12. 1) WCE Hestooo, Teog, 720-726 El Hades evel infierno © mundo subterrénco donde habitan las 40 sinLioTEca 3 distante de Ia tierra como la tierra del cielo), y engen- dro de nuevo hijos en Gea, los denominados Titanes * ‘Océano, Ceo, Hiperién, Crio, Jépeto y, el mas joven de todos, Crono: c hijas, las llamadas Titdnides: Tetis, Rea, emis, Mnemésine, Febe, Dione, Tea’ ‘ Entonces Gea, afligida por la pérdi- Musilaciin y 48 de los hijos confinados en el Tarta- dtsironamicnio 0, convence a los Titanes para que ata- de Urano” quen al padre y proporciona a Crono tuna hoz de acero. Ellos, todos excepto Océano, lo atacaron; Crono corté a su padre los genita- les y los ech6 al mar: de las gotas de la sangre vertida nacieron las Erinias, Alecto, Tisifone y Megera'. Y des- pues de destronar a Urano hicieron volver del Tértaro a sus hermanos y entregaron el mando a Crono. ‘ormbrey de los muertos ya la ver el doe que all sina, tambien lama do Piston (cf. 12, 1 nombre que slude a la riquera, plows. + En Hesiodo Gea alumbra primero a los Tans, luego alos Ch clopes ya continuacion a los Hecstonguies. P crono es tambien para Hesioo, Teog. 137, el Ttén mAs joven De igual manera ser Zeus el mas joven de los cron, el que derto cara a si padre (ef 12, 1) J.G. Faazun ve en ello un precedente de Ta ultinogenitura estudiada por él en su obra ET Folklore nel Ant {uo Testamento, cap, VIE traduccién de G. Novks). Madrid, 1981. Apo lodoroincluye entre as Titanides a Dione, queen Heslodo es una ace ide y en escolio'aMlada XVIII 486 aparece como hija de Atlante * Las Erinia (o las Erin, Mada IX 871), dentficadas por los romanoe coa las Furas, som quizas por su origen las deidades que ‘cosan a los parricidas (cf. Epvtome 6.248). En algunos textos apare- ‘en como hij de Ia Noche (Esau, Ewménides 321): su descrpeion fen Vinanio, Eneide XIU 846 ss, En otros lugares aparecen como has fe Platan (Vincnto, Ex. VIL 320), y tanto en Homero (loc et) como fn Virgilio su funcign es atormentar alae almas arrofadas al Tataro (Bn, VU 548 38). aro 4a Este, sin embargo, los até y encerré de nuevo en el Tartaro, y se desposs con su hermana Rea. Como Gea y Urano Je habian vaticinado que seria depuesto por un hijo suyo, devoraba su prole al nacer. Devord a Hestia, la primogénita, luego a Demé- ter y a Hera, y tras ellas a Plutén y Posidén. Irritada por ello Rea se dirige a Creta, estando encinta de Zeus, Jo da a luz en una cueva de Dicte y se lo entrega a los Curetes y a las ninfas Adrastea e Ida, hijas de Meliseo, para que lo erien’. Estas alimentaban al nifio con la leche de Amaltea; los Curetes, armados, custodiaban al niffo en la cueva y golpeaban los escudos con las lanzas para que Crono no oyera su voz". Rea dio a Crono tuna piedra envuelta en paftales para que la tragase co- imo si fuera el recién nacido. Iijos de Crono y Rea Cuando Zeus se hizo adulto, pidié Teromaqua ayuda a Metis, hija de Océano, la cual ‘Repats det’ con un bebedizo obligé a Crono a vo ‘mundo mitar primero la piedra y luego los hijos que habia devorado "; Zeus, au- xiliado por ellos, hizo la guerra contra Crono y los Tita * Dice es un monte de Creta: asf opinan Droporo Sicuio V 70, Vinci, Gedrgicas IV 153 y otros. Segin Hastono, Teog 475-485, Zeus ‘acid en Lieto, pueblo de Cretay fue ocultado en una cueva del monte geo. Oteas fuentes como Ouino,Fasios IV 20, se lnelinan por el mente Ida tambien de Crete, nombre que equ se daa una de las alas que rian a Zeus, Tambien diferen las versiones sobre si Amaltea es nom bbe de otra ninfa nodrza sua 0 de la cabra. Para Vialio (le. et) son las abejas quienes suministran Ia mel que le srve de allmento, "8 Lox Curetes parece sere autéctonos identifieados con lor Dic tils del lds en Pavsuws, V7, 6 Hesiodo no los menciona, Mas tarde se denominara as los sacerdotes encargados del culto a Zeus y Rea Ciel. Zeus los aniulla mas tarde (I. 3) por haber ocultado a Epa fo, Segin Trogo Pompeyo Jusrmo XLIV 4,1) acabaron por asentarse fn fa conta sur de Eapata, " "Pausanns, X 24,6, dice que la peda se encontraba en Delfos 2 smuiorEca. nes". Después de combatir diez aiios, Gea vaticind a Zeus la victoria si se aliaba con los arrojados al Tarta- ro". El, tras matar a Campe, la guardiana, desaté sus ligaduras. Entonces los Ciclopes entregaron a Zeus el trueno, el relimpago y el rayo, a Plutén el yelmo y a Posidén el tridente. Asi armados vencieron a los Tita: nes y los encerraron en el Tértaro dejando como guar- dianes a los Hecatonquires. Echaron a suertes el poder y Zeus obtuvo el dominio del cielo, Posidén el del mar y Plutén el del Hades Los descendientes de los Titanes fue eicendencia TON: de Océano y Tetis las Ocednides, arictiunes Asia, Estige, Electra, Doris, Eurinome, Anfitrite y Metis; de Ceo y Febe, As teria y Leto *; de Hiperion y Tea, Eos, Helios y Selene "; de Crio y Euribia, hija de Ponto, As treo, Palante y Perses "; de Japeto y Asia", Atlante, el que sostiene el cielo sobre los hombros, Prometeo, Epimeteo y Menecio —a quien Zeus fulmin6 en un com. bate con ios Titanes y lo arrojo al Tartaro; de Crono De acuerdo con Hestooo, Zeus, después de liberar 2 los Ciclo pes (Tog, 501 506 4 los Hesatonguires /Teog. 624626), con su ayuda hace la guerra a Crono y'a lor Titanes, Lor cronidas luchan desde el moate Olimpo los Titanes desde el Ottis (Teog. 632-638) Ea la chs ‘no participa Oceano, segun Houano (Hada XX1 195-199 y XX 7}, pero Apolodoro To except solamente del atague contra Urano (ef. 11. 4, "0" Sdre In actividad profetice de la Tierra vease Ta nota 49 de este libro "CE. lade XV 187-198; PLarox, Gorgas 5230. Hesiodo no men- "Birene ‘par, Eunomia ‘orden’ y Dike ‘jst % Alyodita, ‘diosa nacida de la espuma’ (en griego aphror ‘espa sma‘. Se considera » Dione madre de Aroditaen ada V'370 ss: Eon "bes, Helena 1098. En cambio Hestooo, Teog. 190 sla tiene por hija de Urano, cuyos organo sexuales cayeron al mar y engendraron ala diosa, Pron en el Benguete I81D apa lor dos origenes, pero las considera dos diosa distintas. "En la vers més comun, Persefone es hija de Deméter: He ‘ovo, Teog, 912: Hino homerico a Demeter (Il) 1863 Pausawis, VINE 37.9 Hicmo, Fébular 30. CF 15, 2» CE Heston, Teog. 75 ss urpRo 1 45 De Caliope y Eagro, 0 supuestamen- jos de ws t€ de Apolo, nacen Lino, a quien ma ‘iuaas t6 Heracles, y Orfeo, el citaredo, que con su canto conmovia a las piedras y los Arboles *; al morir su esposa Eu- ridice mordida por una serpiente, Orfeo descendié al Hades ansioso de rescatarla y persuadié a Pluton para que la enviara arriba ". Este accedid a condicion de ‘que Orfeo no volviera el rostro hasta llegar a su casa: pero él, desobedeciendo, se volvié y contemplé a su mu- jer, que hubo de retornar abajo. Orfeo instauré los Mis terios de Dioniso* y, despedazado por las Ménades ”, fue enterrado cerca de Pieria. Clio, por la ira de Afrodi ta, a quien ella habia reprochado su pasién por Adonis, ‘se enamoré de Piero, hijo de Magnes; de esta union na ci6 Jacinto, del que se prend6 Tamiris, hijo de Filamén y de la ninfa Argiope, y Fue asi el primero en enamorar. se de varones. Mas tarde Apolo, que también amaba a Jacinto, lo maté involuntariamente al lanzar el disco 1 Existen diferentes versiones del parentesco de Lino. De acucr do con Hicvo, Fab 161, y Heston, Fr 305, ra hijo dela Musa Uranis ‘segin Pavsanas, IT 18, 8) 143, 7. de Apolo y Psumate, hija de Crotope, habla sido expteso y criado por unos pastores. Ea el Certamen de Homero y Hetiodo 46 sz, se dice que Lino naco de Apolo y Toos, Ja nif que, unida a Posidon, fue madre de Polifemo BCE Cortamen de Homero Hesiodo 89; Arotowio 0& Roos, 1 2344, Pavsauns IX 20, 4, dice que era hijo de Callope. Sobre el poder te Orfeo para mover las pledrasy los Arboles con su canto, cl Fu tes, Becantes Sol se, Ifgenia en Aulide 1211 ss, Alesis 357 ‘sch Oviio, Met. X E85; Paosanns, IX 30, & Vinouso, Gedrg, IV 454 se CE, Evnrwes, Rezo 943 ss; Pavsanias, If 30,2: 1X 30, 4 y X 2, 5, Droooro, 123, dice que los misteriosInsituides en Grecia por Orfeo fueron imitados de los misterios egipios. 2 CE. Pausanus, 1X 30, 5; Coxon, Nav. 45; Exarosranes, Caraste rismor 26; Ovo, Met, XI 1 ss: Vincusa, Gearg. IV $20 55 3 De acuerdo con Pavsatns II 1 3, Jacinto era hijo de Amiclas, no de Bbalo como lo presentan algunos poeta. Al causar involuntaria. 46 pinuioTEca Tamiris, notable por su hermosura y por su destreza con la citara, rivaliz6 con las Musas en un certamen rico, conviniendo que si triunfaba podria yacer con to- das, pero si era vencido le quitarian lo que ellas quisie. ran; al resultar ganadoras las Musas, lo privaron de la vista y del arte musical. De Euterpe y del rfo Es trimén nacié Reso, a quien Diomedes mat6 en Troya *; otros dicen que su madre era Caliope. De Talia y Apolo. nacieron los Coribantes ’; de Melponeme y Aqueloo, las Sirenas, de las que hablaremos al tratar de Odi. Hera engendré a Hefesto sin concur: so de varén, aunque segtin Homero lo Ieeio —_-CoRcIbIO de Zeus. Este arroj6 a He- festo del cielo por acudir en auxilio de Hera, que estaba atada (Zeus la habia colgado del Olimpo por enviar una tormenta contra He- racles cuando éste, después de conquistar Troya, se ‘mente su muerte, Apolo, consternado, transforme la sangre que brota bbe de su heria en a flor del Jacinto, en euyos petal una seal recor daria el lamento del dios: AT AL. (CE. Ovibwo, Met. X 162219). Segun eT Mitégrfo Vaticano Segundo, lo reprezentado en ia flor eI nical ‘del nombre del muchscho (Y). La version mas comin es que Apolo tivalizd con el viento Borens 0 con el Celio por el amor de Jacinto, Cf tambien Lucuno, Didlogos de lor dases 14; Fuastaato, Imagenes, GE Mada TI 594600; Eunitnes, Reso 915 55: Hestoo, Fr. 65. (© Eunoes, Reso lads X 474 ox. Semin Euripides, Reso es hijo 4 Estrimon y de,una Musa de la que no da el nombre. "Los Cortbantes son asociados ya veces identifcados con los ‘caretes en Esteanon, X3, 12; srventes 0 ministros miticos de Gibe- les, la Gran Madre (Pispano, Pt. IIT 77, identificada con la Titre Rea, Hijo de Cibeles es Sabsro, identficado tardiamente con Beco, ‘ya implictamente en Buxinoes, Fr. 586, y en Arovoporo, IIS, 1, En Bunnies, Bacantes 123-134, los Coribantesiaventan el tambor, y con Ta flauta se lo entregan a Rea, Sobre Ia funcion perturbadora y sana. ddora de los Coribanten, cE. R. Dooos, Los griegos y lo fracional Grad de M2 Asorol Madrid, 1960 pgs 1 y 9536 CE. Epitome 7 2 fade STS STS ct Haste, Teop 9278 pro 1 47 zo a la mar). Hefesto cayé en Lemnos y se rompié las piernas, pero Tetis lo curé Zeus se une a Metis, quien habia « adoptado diversas formas para zafar- se, y al dejarla encinta se apresura a devorarla, pues Gea habia predicho que después, de la hija que lievaba en su vientre, naceria un hijo destinado a ser duefio del cielo: por miedo a esto se Ia tragé“. Cuando llegé el momen- to del parto, Prometeo, 0 segiin otros Hefesto, con un hacha le abrié la cabeza a Zeus y de ella salté Atenea ya armada junto al rio Triton. ide Atenca De las hijas de Ceo, Asteria, para ¢ ‘jos de Zeus evitar el asedio amoroso de Zeus, se 2 ie emit. arroj@ al mar en forma de codorniz, y wie ees por ella una ciudad fue llamada prime- 10 Asteria, Iuego Delos. Leto, que se habia unido a Zeus, sufrié la persecucién de Hera por toda la tierra hasta que, al llegar a Delos, dio a luz pri- mero a Artemis y después, asistida por ésta, a Apolo® CE. Honno homérico @ Apolo (Ml) 316 s8: Hada XVI 395-6 Aroovono, 107, 1 "De acuerdo con Hestoso, Teo. 886 55, Zeus se trag6 a Metis por consejo de Gea y Urano "Para cl nacimiento de Atenea, cf. Hestoo, Teog. 928; Bonin es, fon 455457, Segan este ultimo fue Prometco quien abrié la cabe 23 de Zeus, en cambio segun Powoaso, Olimp. VIL 3S, 66-70, el autor ‘el hachazo fue Hefesto. C-tambien Hrsiopo, Fr. 343, 112, Del rio ‘eiton, que slialoclizarse en el norte de Africa (cf. Pausaatas, IX 33, T; Arotoso pe Roots, | 109, procede el sobrenombre de Tetogenia ‘que $e da a Atenea ‘9 CE. Hino homérico a Apolo (Ml). Cauaaco, Hino a Delos 14.130, refiere que extando encinta Leto ning lugar del cielo nl de la terra le daba acopida para e parto,y solo Delos, sla errante hasta centonces, qu al parecer no tenia tanto temor a Hers, Ia scogig; a cam bio Leto concedio a Ia isla que quedase fj. Este mito no parece conc! Hiab con el orden que nos da Hesiodo de las esposas de Zeus (Teog, 48 pratiotecA Artemis permanecia virgen dedicada a la caza; en cambio Apolo, que habia aprendido de Pan, hijo de Zeus y de Hibris , el arte adivinatoria, lleg6 a Delfos (en tonces era Temis quien profetizaba), y como la serpien- te Pitén que guardaba el lugar le impedia acercarse a Ia sima, la mato y se aduefié del ordculo®. Poco des- pues dio también muerte a Ticio, hijo de Zeus y de Ela. ra, hija de Orcomeno ™; a ésta la habia poseido Zeus y, por miedo a Hera, la oculté bajo tierra tras sacar 2 Ia luz al hijo que Hlevaba en su vientre, Ticio, de enor- me tamafio. Cuando Leto llegé a Pito, Ticio la contem- plo y, movido por el deseo, la atrajo a sf; pero ella pidid ayuda a sus hijos, quienes lo atravesaron con sus fle. 919 38). El Himno homertco distingue Delos, lugar del nacimiento de ‘Apolo, de Ortigia, que lo habria sido de Artemis. Esrmapon, X 5, 5, iMenifiea Ortigia con un islote proximo a Delos llamado Renia. La fsstencia de Artemis a'su-madre en el parto de Apolo fundamenta sr petrocinio en los slumbramientos 2" Ene Pan parece ser un adivino distinto de Pan, dios pastor de Arcadia, de quien te dan otras genealogas, entre lla: hijo de Pe- nélope y Hermes (ef Epitome 7, 38y escolio a Teoearo, VIC 109): de Penélope y Odiseo (escolio a Tecmo. 1123): de Penélope y Apolo (s- colio a Evins, Reso 36) de Hermes y Drlope, hija del rey Drip, fn Himno homérico « Pan (XIX) 34 ‘La serpiente Plton eercia funeiones profélcas al ple del Par- aso, tal ver como sucesora de la Ttanide Temis (Ovo. Met 1321 379) Segin Exouno, Fumenider 1.8, Ia sucesion del ordculo habia sh do: Gea Temis, Febe, Apolo: segun Eununbes figenia entre fos Tauros 125911282: Temis, Apolo. La serpiente era la guardiana del ordculo de ‘emis como dice Apolodoro o del ordculo de Gea (Pavsans, X 6,5) Sabre la serpemtes como guardianas cf, Tw. H. Gastex, Mito leyenda 1 cottumbres em el bro del Generis trad. de D. Sauents BustawaTs, ‘Barcelona, 1973, pigs S152, Para la historia de los oraculos antiguos ademas de la nota de Frazer, 1, pgs 10.11, ef H.W. Panke, A History ofthe Delphic Oracle, Oxford, 1939 M. De.counr, LOrace de Delphes, Paris, 1955; M. P. Nusiox, Histona de le religtin griega (trad. de A Guwznno}, Buenos Aires, 1968, pags. 624 55 SCL Odisea XI 576 ss; Arovowo oe Roos, 1 7612; Ovo, Met Iv 4574 Vinci, Bm. VU595-6; Honus, Oday UL 14, 8; IIL 4, 77s Howe, Fab 58 nro 49 chas. Es castigado incluso después de muerto: unos bui- tres devoran su corazén en el Hades. ‘Apolo maté también al hijo de Olim. po, Marsias. Este encontré la flauta que ‘Atenea habia rechazado porque le afea ba el rostro, e intenté emular a Apolo enel arte musical. Habiendo convenido {que el vencedor dispondria del vencido a su antojo, Ile- gada la prueba, Apolo compitié con la citara invertida e invité a Marsias a hacer lo mismo. Como no pudo, Apolo fue considerado ganader, por lo que colgé a Mar- sias de un alto pino y lo hizo perecer desollandolo ", Artemis maté a Orién en Delos; se dice que éste, de gigantesca estatura, vin habia nacido de la tierra, pero Fereci- des opina que era hijo de Posidén y Euriale. Posidon le otorgé el poder de atravesar el mar a zancadas. Orién se unid primero con Side, a la que Hera arrojé al Hades por rivalizar con ella en belleza. Mas tarde fue a Quios y pretendio ‘a Mérope, hija de Enopion. Este, habiéndolo embriaga- do, lo cegé mientras dormia y lo abandoné en la playa. Apolo y Mersias 5. Refiere Pavsawns, 124, 1, que en la Acropolis de Atenas habia un grupo escultorico que representaba a Atenea golpean por haber cogido las lautas que ella habia ado. Las f Sedicadas al templo de Apolo en Corinto Pavsawis, IL 7, 9. Sobre flcertamen de Atenea y Marslas, ef Ovini, Met VI 382 $s: Huo, Fab. 165. Herovoro, por su parte, hablando de cn la Frigia interior, dice lo sigulente: wen a fen forma de odre la piel de Marsas, a quien sep cuentan los figios Apolo desoll6 y colgd su piel (Vit 26, Cf Odisea V 121-124 Hoaacio, Odas 4, 70 ss. La version mis Aifundida sobre a muerte de Orion ex que éste intent violar a Are ‘mis yell hizo brotar un escorpion que le dio muere, lego los dioses tatasterizaron 4 ambos. Segin Eaarésrents, Cater. 52, fve la Tierra a que hiso aparecer el escorpién 3° Ct Enarostenes, Catas 32: Homo, Ast. I 34; Vinoto, En. X 703.4 a5. 50 Bn Orion se dirigid a la fragua de Hefesto, y cogiendo a tun nifto lo puso sobre sus hombros y le ordend que lo guiara hacia Oriente. Al llegar alli, recobré la vista cu- rado por los rayos del sol, e inmediatamente salié en busca de Enopidn. Pero a éste le habia proporcionado Posidén una casa subterrénea, obra de Hefesto. Eos, ena- morada de Orién, lo arrebato y lo transports a Delos: pues Afrodita la habia hecho enamorarse a perpetuidad por haber tenido relacién sexual con Ares, Orién, segin algunos, fue muerto porque desafié a Artemis a lanzar el disco, mientras que segiin otros la diosa lo asaete6 por haber violado a Opis, una de las doncellas venida de los Hiperboreos Posidon se unid a Anfitrite, hija de Océano, y nacieron Tritén * y Rode * —a la que desposé Helios. ijos de Posidon 7 Anite Pluton, enamorado de Perséfone, la Pluisn y rapté en secreto con la ayuda de Zeus. Eesiione. Demeter recorrié la tierra buscandola ‘Teuis,” con antorchas de noche y de dia; in- Tapiclemo formada por los hermionenses de que Plutén la habia raptado, se irrité contra los dioses, abandoné el cielo y, bajo la apariencia de ‘una mujer, llegé a Eleusis®. Se senté primero en una % Hiperboreos, tos que habitan mas alla dl vento dl norte cue yo mundo simboliza el pals de la feliedad (ct, Poato, Pit X 28.30) Varias fuentes relacionan a Apolo con los Hiperboreos (Pausasss, 1 18, 5: Herooovo, IV 13,33) Apolo resid alll un ao de cada diecinue ve y elloe enviaban a Delos ofrendas llevadas por doncellas 3 "CE Hestooo, Teop. 930933, % Mas comun es la forma Rodo; es unt personificactin de tb ta de Rods El rapto de Perséfone por Paton ex smpllamenteeelatado en 1 Hino homérico « Demeter (tambien en Ovio, Met V 343471 62246; 1d. Fastos IV 419-618. En el Hirmo homérica el rapto 36 ‘roduce en la lanura Nisia, en los otros eelatos en Sila La revel pro 1 31 roca llamada por ella Agélasto, cerca del pozo Calico- 10", y luego fue a casa de Céleo, entonces rey de los eleusinos ®; dentro, unas mujeres la invitaron a sentar- se entre ellas, y una anciana, Yambe, con bromas, hizo sonreir a la diosa", Dicen que por eso las mujeres bromean en las Tesmoforias. Metanira, esposa de Céleo, tenia un hijo y Deméter se encargo de criarlo: queriendo hacerlo inmortal, por a noche lo ponia en el fuego para despojarlo de sus carnes mortales. Como Demofonte —pues éste era el nombre del niio— durante el dia crecia extraordinaria- mente, Praxitea estuvo al acecho y, al descubrirlo su- mergido en el fuego, grité: por eso la criatura se abrasé y Ia diosa hubo de darse a conocer“. Para Triptole ‘on del rapto la obticne Demter de Helios en el Hirano y en ls Pas fost de la ninfa Clane en las Metomorfosis.Pavsawis, 138,48 y 10, {eficre que en Hermione existia un templo dedicado @ Demeter Cina ila Terrgens, 9 una hendidura que serviade acceso al Inferno, por {donde habia subido Heracles con el Cerbefo TS Agelasto, ‘sin risa’, Calioro, ‘dela bella danza’. Segun Pause sins, 138,69 39, 1 Demeter ae Babin sentado junto a tro pozo lama {ho epozo Foridos; en el Hiro homerico se habla del Partenioo «po70 de In muchacha 3 Ba Ovo, Fastos 1V 507-528, Celeo es un campesino. © Gh. Hinene homerico a Demeier (I) 198206 © wie y el Hime homérica coinciden con Apoledoro en el in el nif, pero no en la persona que inerrumpe a Demeter su tito Simbos dicen que fue la madre del nif la que grt: niaguno menciona bravitea, AM. be Faasoscin, -Notas a Apolodoros, Anales de H.* Antigua y Medieval (Buenos Aires, 1948) considera que el nombre de prasithea, ‘diosa de In accion’, es aplicable a Demeter, relacionéndolo Con elmombre que da Puvranco (Alibrades, 4) las sacerdotisas ave feallzan en Atenas na ceremonia en honor de la Dios, praxiergidt, pero.no aclara qui es la dios, que por laceremonia descrita podria fer Demeter. Dado que Apolodaro es el unico que menciona el nombre fe Pranitca, AM, bv Fasnos interpreta que la diosa, al ver que fl nito se quemabs, profiri un grit, ransforméndose de nuevo st faturalera en divina y apareciéndose asi a Metanira. 52 piBLioTECA. mo®, el mayor de los hijos de Metanira, dispuso un carro de dragones alados y le dio trigo con el que, cru- zando el cielo, sembré toda la tierra habitada. Paniasis, dice que Triptélemo era hijo de Eleusis, pues afirma que fue a él a quien se dirigié Deméter; en cambio se- gun Ferecides era hijo de Océano y Gea. Cuando Zeus ordené a Plutén que en viara arriba a Core, Plutén le ofrecio Ascdlajo —Semilla de granada, para que no se que dara mucho tiempo junto a su ma- dre®. Ella, sin prever las consecuen- cias, la comié. Habiéndola delatado Ascilafo, hijo de Aqueronte y Gorgira“ (por lo que Deméter puso sobre él una pesada roca en el Hades), Perséfone fue obligada, permanecer la tercera parte del afio con Plutén y el resto junto a los otros dioses. Eso se dice sobre Deméter. Gea, irritada a causa de los Titanes, Giganomeguie Procrea con Urano a los Gigantes “: 2 insuperables por su tamafo e invenci- bles por su fuerza, mostraban temible aspecto, con espesa pelambre pendiente de la cabeza y el mentén, y escamas de dragén como pies. Habian © Sobre ol parentesco de Triptlemo sedan otras versiones: cf Pavaawas, 18,2, VIIL 38, 7 Hic, Fab. 15; Vincnso, Georg 19. "Core, ‘la muchacha’, nombre que ae da tambien a Ferssfone 1a granada, por Ia cantidad de granoa contenidos ens frto sim bobo de ecundided, pero también del mundo de ultratumba; se dice «que crece sobre las tumbas de ls heros. Sobre su relacién con el fio nupeia, cM, Demnens, La muerte de Dinos (rad de Sut Jose Homans), Mads 1989, pgs #550 CF, tambien One, aetV 32d asso Pastor IV 601 se; Hn homenco a Demeter) 371 4 0 Gus. Ovin, Met. V 538 ss., dice que Ascélafo era hijo de Orfne, nfs del tnfierno Cf, ademas, Vines, Georg 19:18, wast > Hestooo no mencons Is Gigantomaquia. Relere Teog. 18358) pro 1 38 nacido segiin unos en Flegra“, segin otros en Pale- ne, Arrojaban al cielo encinas encendidas y piedras Aventajaban a todos Porfirio y Alcioneo —que era in- ‘mortal mientras combatiera en su tierra nativa; éste ex: puls6 de Eritia las vacas de Helios. A los dioses se les habia vaticinado que no podrian aniquilar a ningin gante menos que un mortal combatiera a su lado". Conociendo esto Gea busca una droga para que no pu- dieran ser vencidos ni por un mortal. Pero Zeus prol bio aparecer a Eos, Selene y Helios y, adelantandose, él mismo destruyé la sustancia y por medio de Atenea llamé a Heracles en su ayuda. Este primero disparé su arco contra Alcioneo, quien al caer en tierra se reani mé. Por consejo de Atenea, Heracles lo arrastré fuera de Palene y de este modo acabé con él. En la batalla Porfirio ataco a Heracles y a Hera. Zeus le inspiré de- seo por Hera, y cuando Porfirio le desgarré los vestidos queriendo forzaria y ella pidié ayuda, fue fulminado por Zeus y asaeteado por Heracles. En cuanto a los demas gigantes, Apolo flech6 a Efialtes en el ojo izquierdo y Heracles en el derecho. Dioniso maté a Eurito con el tirso, Hécate a Clitio con teas, y Hefesto a Mimante lan- zindole hierros candentes *. Atenea arrojé sobre Encé- lado fugitivo la isla de Sicilia®, y habiendo arrancado que los Giganteshabian nacido de las gota de sangre derramada cuando {Crono mutilo as padre; también en Ovinwo, Met 1180 ss; Honacto, dar tt 4, 9:50, % “Flegea, seg Eeresan oe Buzanco, es el nombre mitico de Pa lene, y no teritorio distin como parece pensar Apolodore, Segun Pausanus, VII 28, 1, para los ateadios In Gigantomaquia tuvo como ‘escenario la evenca ‘del Alf, (0''En eacolio a Pioaro, Nem. I LO, dos semidioses deberlan ay os doses para lore Ia victoria, condicion que se cumple con revencia de Herecles y Diniso. ‘Segun Pinpano, Pt Vill 12y 17-18, a Porfirio lo flecho Apolo, fo Heracles: y segin Euntewes, fan 2167, a Mimante lo mato Zeus con su rayo, pero segan Arotonio of Ropas, II 12267, lo matt Ares, CE Vince, En. IH 878; Eunmoes, tin 209-210 a is 34 BI iorEca la piel a Palante, con ella protegio su propio cuerpo en el combate, Polibotes Ilegé a Cos perseguido a través del mar por Posidén; éste desgajé la parte de Ia isla Mamada Nisiro y se la eché encima. Hermes, cubierto con el casco de Hades durante la lucha”, maté a Hic pélito, Artemis a Gratién, las Moiras, armadas con ma- zas de bronce, a Agrio y Toante, y a los demas los destruyé Zeus alcanzandolos con sus rayos. Heracles re maté con sus flechas a todos los moribundos. Cuando los dioses hubieron vencido a los Gigantes, Gea, atin mas encoleri- rion 7d, se une a Tartaro y da a luz en Cilicia a Tifén, que tenia naturaleza mixta de hombre y fiera®. En talla y fuerza aventajaba a todos cuantos habia parido Gea; con forma humana hasta los muslos y descomunal tamaiio, que sobrepasaba todos los montes, su cabeza, a veces, tocaba las estrellas; en cuanto a sus manos, una alcan: zaba el occidente y la otra el oriente; de ellas salian cien cabezas de dragones. De los muslos, enormes ani llos de viboras que, al proyectarse, llegaban hasta la cabeza emitiendo un fuerte silbido; su cuerpo estaba todo cubierto de alas; desde la cabeza y el menton su: ios cabellos ondeaban; lanzaba fuego con los ojos. Tal y tan poderoso era Tifon, que arrojando piedras ardien- tes alcanzaba al mismo cielo entre silbides y gritos; de stt boca brotaba un gran chorro de fuego. Cuando los ™ Palante es considerado por algunos (Taer28s, Esclios@ Lico {ran 385, Cicwnon, De nat. deor Il 23, 59) padre de Atenes, quien ella dio muerte por haber intentado forzala; con su piel se fabricd la égida,y las alas que tenia Palante xe lar puso ella en los pies 7 Bl casco de Hades hacia invisible a quien lo levaba. Cf, Hesto- 0, Escudo 2267; Mada V 8445, "2 Tifen o Tifoeo es el més joven de los hijo de Gea (f. Hesto- ‘0, Teog. 820.880) sin embargo, en el Hinina homérice « Apolo (ih, 5306355, se da como madre de Tifon s Hera, sin padre. De Tien nacen los viens destructores (Teog. 869 ss) pro 1 55 Debe tratarse de una infraccién como la de Remo, muerto por su hermano Romulo por haber sallado sobre el surco que seal l perimetro de la future Rema (Tire Liv, 17, 2). ence 7. 5. 2 pIBLIOTECA. Cuentan que al cumplir siete dias se Casa de! jabalt presentaron las Moiras y declararon a Calden que Meleagro moriria cuando el tiz6n ‘icias que ardia en el hogar se consumiese Altea, al ofr esto, retir6 el tiz6n y lo guard6 en un arca, Meleagro, que crecié invulnerable ¥ valeroso, muri por la siguiente causa: habiendo ofren- dado Eneo las primicias de los frutos anuales de la re gién a todos los dioses, se olvidé nicamente de Arte- mis, y ella, iritada, envi6 un jabali de fuerza y tamafo extraordinarios que arrasaba los sembrados y destruia los rebatios y las gentes que se encontraba. Para ataca lo, Eneo convocé a los mas valerosos de la Hélade y prometié la piel como premio a quien le diera muerte Los que acudieron a cazar el jabali fueron éstos *: Me- Teagro, hijo de Eneo, y Driante, hijo de Ares, ambos de Calidén; Idas y Linceo, hijos de Afareo, de Mesenia: Cas- tor y Polux, hijos de Zeus y Leda, de Lacedemonia; Te- se0, hijo de Egeo, de Atenas; Admeto, hijo de Feres, de Feras; Anceo y Cefeo, hijos de Licurgo, de Arcadia; Ja: son, hijo de Es6n, de Yoleo; Ificles, hijo de Anfitrién, de Tebas; Piritoo, hijo de Ixién, de Larisa; Peleo, hijo de Eaco, de Fula; Telamén, hijo de Eaco, de Salami: Eurition, hijo de Actor, de Ftia; Atalanta, hija de Esque neo, de Arcadia: Anfiarao, hijo de icles, de Argos: con éstos llegaron también los hijos de Testio. Cuando estu- vieron reunidos, Eneo los agasajo durante nueve dias; al décimo, Cefeo y Anceo y algunos otros desdefaron salir con una mujer en busca del animal, pero Melea- #0, que, a pesar de estar casado con Cleopatra, hija de Idas y Marpesa, queria tener hijos de Atalanta, los oblig6 a ir con ella. Cuando tuvieron rodeado al jabali % Ch Hiewo, Fab 171 % Laliste de los héroes que acudicron para dar caza a jbali es 16 en Ovo, Met, VII 270 4s. y en Mino, Fab. 173 mo 83 éste mato a Hileo y a Anceo, mientras que Peleo invo- luntariamente atraves6 con un venablo a Eurition. Ata, Janta fue la primera en flechar al jabalf en el lomo, Iuego Anfiarao en un ojo; Meleagro alcanzandolo en el flanco lo remat6, y entregé la piel a Atalanta. Los hijos de Testio no aceptaron que habiendo varones recibiera el premio una mujer, y se lo arrebataron con el pretex: to de que les pertenecia por parentesco si Meleagro de- terminaba no cogerlo. Meleagro, encolerizado, mato a los hijos de Testio y devolvié la piel a Atalanta. Altea, entristecida por la pérdida de sus hermanos, encendi6 el tizén y Meleagro inmediatamente murié” Otros dicen que Meleagro no murié de esta manera, sino que cuando los hijos de Testio se disputaban la piel porque Hficlo habia sido el primero en herir al jaba: Ii, estallé una guerra entre los Curetes y los calidonios; al salir Meleagro y dar muerte a algunos hijos de Tes- tio, Altea lo maldijo y aquél, despechado, se quedo en ‘casa; pero como los enemigos se acercaban ya a los mu: ros y los ciudadanos imploraban su ayuda, Meleagro, convencido a duras penas por su esposa, salid y, des- pués de matar al resto de los hijos de Testio, perecio en el combate; tras la muerte de Meleagro Altea y Cleo- patra se ahorcaron y las mujeres que lloraban el cada ver fueron convertidas en aves". Muerta Altea, Eneo se cas6 con Pe ideo, hyo —_‘Fibea, hija de Hipénoo, El autor de la ‘de Eneo, —_Tebaida dice que, cuando fue saqueada Muerte de Enco Oleno, Eneo recibié a Peribea como pre- mio; en cambio Hesiodo afirma que seducida por Hipéstrato, hijo de Amarinceo, su padre © Sobre Ia muerte de Mcleagro, cf. Esoun, Coe 604 ss. Hest bo, Fr 25; ada IX 29 s5; Pausunns, X31, 3; Ovid, Mer, VIL 4525, ot" Son las hermanas de Meleagro que, excepto Gorge y Devanira, fueron wansormadas en pintadas, «meleagridese. Cf. Axtowio Lie at, 2; Ovioo, Met VII 540545, 6 pipLiorEcA. Hipénoo la envié fuera de Oleno en Acaya a Eneo, que vivia lejos de la Hélade, con el encargo de que la ma- tara. Otros opinan que Hipénoo, al descubrir que su hi- ja habia sido seducida por Eneo, se la envio estando encinta®; Eneo engendr6 en ella’ a Tideo; pero Pisan- dro dice que éste nacié de Gorge, pues Eneo se habia enamorado de su propia hija por designio de Zeus Cuando Tideo se hizo hombre vigoroso sufri6 destie ro por matar, seguin algunos, a Alcétoo, hermano de Eneo, aunque el autor de la Alemednida dice que sus victimas fueron los hijos de Melas, que habian conspi- rado contra Eneo; sus nombres eran Feneo, Eurialo, Hi perlao, Antioco, Eumedes, Estémope, Jantipo y Estene- lao; segiin Ferecides, en cambio, a quien maté fue a su hermano Olenias. Acusado por Agrio, huy6 a Argos, le 6 ante Adrasto, y desposado con su hija Deipile engen- dro Diomedes. Tideo peled con Adrasto contra Tebas ™ y, herido por Melanipo, murié. Los hijos de Agrio, Tersites, On- questo, Prétoo, Celéutor, Licopeo y Melanipo, arrebat ron el reino a Eneo y se lo entregaron a su padre, y encerrando a Eneo atin vivo lo ultrajaron Mas tarde Diomedes lleg6 en secreto desde Argos en compania de Alcmeén y maté a los hijos de Agrio, ex: cepto a Onquesto y Tersites (pues éstos habian huido al Peloponeso), y entregé el reino a Andremén, yerno de Eneo, mientras que a éste, ya viejo, lo llev6 consigo al Peloponeso. Los hijos de Agrio que habian huido, em- boscados cerca del hogar de Télefo en Arcadia, mata ron al anciano. Diomedes Ilevé el cadaver a Argos y lo enterré donde ahora hay una ciudad llamada Enoe en su honor; y casado con Egialea, hija de Adrasto, 0 % “Drovoro, IV 35, 12, dice que por obra de Ares © Cems, 1 101 CE. Pavsinas, I 28,2 pro 1 65 segun algunos de Egialeo, participé en las guerras de Tebas y Troya. De los hijos de Bolo, Atamante, que Decendenan dominaba Beotia, engendrd en Néfele rida” un hijo, Frito, y una hija, Hele. Y se dclect®casg.mas tarde con Ino; de la que nacieron Learco y Meliceres. no, que urdia intrigas contra os hijos de Néfele, persuadi a Tas mujeres para que tostasen el trigo Ellas, cogiéndolo sin conocimiento de las hombres, asi lo hicieron. ¥ la tierra sembrada con los granos tostados no dio la cose cha anual: por ello Atamante envié mensajeros a Delfos para preguntar el modo de librarse de la esteriidad Ino los convencio para que dijesen como respuesta del oraculo que cesaria la esterilidad si Frixo era sacrifica- do a Zeus". Al oir esto Atamante, obligado por los habitantes de la regién, puso a Frixo en el altar. Pero Nefele con su hija lo arrebat6 y entreg® a ambos un camero con vellan de oro, obsequto de Hermes, lev dos por él través del ciclo eruzaron tierra y mar. Caan do pasaban sobre el mar que separa Sigeo del Querso- neso, Hele cayé al abismo y alli murié: el estrecho se llamé Helesponto por ella ™. Frixio llego a la Célqu "ECF Hic, Fab 1. Pero seg el escolo a Mada VU 86, a mera esposa de Atamante fue Ine, a la que abandon6 por mandato ‘de Hera; desputs de haberse casado con Néfele sequin manteniendo ‘elaciones seeretas con Ino, que acabi. por volver al hogar. "wSegun Pavsanins, X 34, 5, ¥ Ovto, Fasos Uk 8578, Fino y Hele ‘+ Segum el escolio a la ada Vit 86, el propio earnero manifes- 6.8 Frixo lo que entnbantramando le orden que con Hele monta ‘sus lomeos y los llevé por fos aires; peo el excalio no dice que el famero fuese de oro. Segun Pausats, IX 34,5, fue Zeus quien envio leamero para que eseapasen En Hicio, Fab 2, al negarse Atamante ‘ cumplir el ordeal, Prixo se ofreis voluntariamente para el sacri io, y en Ia Fab 3 rollere que al haber enloquecido Frixo y Hele por ios 66 ipuioteca de, donde reinaba Eetes, hijo de Helios y Perseide, y hermano de Circe y Pasifae —con quien se desposo Minos. Eetes lo recibe y le da una de sus hijas, Caletope Frixo sacrificé el carnero a Zeus Fixio, y entregé el ve ocino a Eetes, quien lo clavo a una encina en el bos- gue sagrado de Ares. Los hijos de Frixo y Caleiope fue- ron: Argos, Melas, Frontis y Citisoro Mas tarde Atamante fue privado de los hijos de Ino por la célera de He: ra™ pues él, enloquecido, disparé sus flechas contra Learco, y entonces Ino se arrojé al mar con Melicertes, Ata mante, expulsado de Beocia, pregunté al dios dénde de- bia establecerse y se le respondié que habitara cualquier lugar donde fuese acogido por animales salvajes; des- pués de atravesar gran parte de la regin, encontré unos Tobos que estaban devorando pedazos de oveja y que al verlo abandonaron su presa y huyeron. Atamante se asent6 en el lugar, que denomin6 Atamantia, y tomando por esposa a Temisto, hija de Hipseo, engendré a Leu: c6n, Eritio, Esqueneo y Ptoo Sisifo, hijo de Eolo, fund6 Efira, aho- ra llamada Corinto", y se casé con siifo -Mérope, hija de Atlante. De ellos nacié Glauco, quien engendré en Eurimede a Belerofontes, el cual mat6 a la ignifera Quimera™, Sisifo, en el Hades, fue condenado a vol- ‘obra de Dioniso, su madre Néfele se present ante ellos con un carne- fo de oro, hijo de Posidén y Teéfane, para que en else drigleran a Ja Célgude, donde deberian inmolarlo a Ares. AnaNo, Hist. rom. XIL 03, cuenta algo que parece una racionslizcion de la existncia del vellocino dure en Ia Colquide, > Hera odlabe a Ino, hermana de Sémele, por haberse encares: do del culdado de Dioniso, cf I 4, 3 "GF Mada VI 1523; Pausans, IT 1, 1 M3 umro 1 or tear con manos y cabeza una piedra queriendo elevarla, pero ésta, aunque impulsada por él, retrocede “. Su: fre este castigo a causa de Egina, hija de Asopo, pues se dice que cuando Zeus la rapto, Sisifo se lo revelé ‘a su padre, que la andaba buscando. Deyén, que reinaba en Fécide, se ca s6 con Diomede, hija de Juto, y tuvo una hija, Asterodia, ¢ hijos, Eneto, Ac- tor, Filaco y Céfalo —quien despos6 a Procris, hija de Erecteo *; pero mas tarde Eos, enamo- rada de él, lo rapté"™ Pericres ocupé Mesenia y se cas6 con Gorg6fone, hija de Perseo, que le dio hijos, Leucipo, Tindareo e Teario. Pero muchos dicen que Perieres no era hijo de Eolo sino de Cinortas, hijo de Ami- clas"; por tanto de los descendientes de Perieres ha blaremos al tratar del linaje de Atlante. Magnes Magnes se unié a una ninfa nayade y nacieron sus hijos Polidectes y Di tis; éstos colonizaron Sérifos. Salmoneo primero se estableci6 en Tesalia, después fue a Elide y alli fun- do una ciudad ™. Mostré su arrogan- cia queriendo igualar a Zeus y fue cas- tigado por su impiedad: decia que él era Zeus, a quien despojé de las ofrendas al ordenar ‘que los sacrificios se hicieran en su propio honor, y arrastrando de su carro odres secos y calderas de bron- Deyon Salmoneo Cf, Odisea XI 593-600; Psaws, I 5, 1 om Chm, 7 y MAS, 1 0 Sega Hestovo, Teog. 986 ss. y Pausanas, 1 3, 1, fruto de la anion de Bor y Cefalo Fue Faeton. CL Antonino Luzeat, 41; Ovo ‘Met, VIL 700.713; Hitso, Fab. 189 y 270, ef IM 10, 3, "GF, Dioooko, IV 68, 15 Esrvanow, VII 3, 3132, 68 pipuoreca ce, decia que tronaba, y arrojando al cielo antorchas cencendidas, decia que relampagueaba. Pero Zeus lo ful: miné y destruyé la ciudad fundada por él, ast como a todos sus habitantes " Tiro, hija de Salmoneo y Alcidice, que ‘Los hijes de Ti {Ue ctiada por Creteo, hermano de »'Posidon. aquél, se enamord del rio Enipeo, y a Neleo'y Plas menudo se acercaba a su corriente pa- ra lamentarse. Pero Posidon, tomando la figura de Enipeo, se unid a ella, que en secreto dio 1a luz hijos gemelos y los abandoné, Expuestas las criaturas, una yegua de unos yegteros que pasaban gol- pe6 con el casco a uno de los nifios y le hizo una seal morada en la frente, El yegiiero recogid a ambos y los crié, y al de la marca morada (pelion) lo llamé Pelias, y al otro Neleo. Cuando fueron adultos, reconocieron a su madre y dieron muerte a Sidero, madrastra de Ti ro, Pues, al saber que Sidero habia maltratado a su ma dre, la atacaron, ella se refugio apresuradamente en el santuario de Hera y sin embargo Pelias la degollé junto al mismo altar, y en lo sucesivo continué afrentando a la diosa". Mas tarde los dos hermanos se pelearon y Neleo, des- terrado, llegd a Mesenia y fundo Pilos "; casado con Cloris, hija de Anfion, tuvo de ella una hija, Pero, e hi jos, Tauro, Asterio, Pilaén, Deimaco, Euribio, Epilao, Fra- sio, Eurimenes, Evagoras, Alistor, Néstor y Periclime- no —a quien Posidén concedié el poder de cambiar de forma; cuando Heracles arras6 Pilos, mato a Periclime- "Of Hasiooo, Fr 10 y 30; Vtcnio, Em VE S85; Miao, Fab. 61 «El amor de Tiro por el rio Enipeo est narralo en Odisea XI 235.250, sin menctonar la exposition de los ninos. Cf. Luca, Dio {gor marinos 13, Digoono, IV 68, 3. 10 "Por ello Hera odiaba a Peliasy le sugirié la expedicin de los Argonautas. Ct. infra 19, 16 Mie CE Odisea Xi 281 s2; Hestono, Fr 33; Pausnas, IV 2,5 LBRO 1 9 ro, que habia combatido unas veces como let, otras como serpicmie y otras como abeja, ya los restantes hijos de Neleo ™ Solo se salvo Nestor, porque se erie ba entre los gerenios; éste se cas6 con Anaxibia ™, bi jade Cratico, y tuvo hija, Pisidie y Policasta,e hijos, Perseo, Estratic, Areto, Equeftén, Psistrato, Antiloco ¥ Trasimedes, Pelias habité en Tesalia y se cas6.con Anaxibia, hija de Biante, peo segtin algunos con Filomaca, hija de Arr fion, y engendr6 un hijo, Acasto, hija, Pisidice, Pelo pla. Hipdtoe y Alcestis. Greteo funds Yoleo y se casd con Descendentia de Tigo hija de Salmoneo, de la Cual tuv0 Tivo y Crete. hhijgs, Eson, Amitan y Feres "*. Ami- sate abn se establecio en Pilos y se despo- 7 aes s6 con Idémene, hija de Feres, y nacie- ron sus hijos Biante y Melampo. Este vivia en el campo, amo ela encina que se alzaba frente a su casa hicie fan nido unas serpientes, los criados las mataron, ¥€, Fecogiendo lef, quemé a los reptiles, pero aliment® a fs erlas, Cuando crecieron, situadas sobre sus hom bros mientras dormia, le lamieron los oidos ™. Melam- po desperts sobresaltado y se dio cuenta de que com: Prendia las voces de. las aves que. revoloteaban, © Informado por ella predijo a los hombres el porveni. Adquiti6 ademés el arte de interpretar los auspicios y. GL 1L7, 3; Heston, Fr 33 b, 36 y 3; Mada XI 689 28; Pausa sas, VI25, 2-3; Ouro, Met, XIl $423; Hino, Fab. 10, Seguin Ovidio Heracles mato a Periclimeno metamorfoseado en piiaro. "St Seguin Hows4o, Odisea IIL 452, con Euridive hija de Climeno > Che Odieea IX 2583. 1 Dice Ta. H. Gasten, Mio. pa. 52, que ex creencia difundida tanto en ls antguedad como en los tempos modernos que si una ser Piente lame la ofeja de un hombre, éste adqulrré el don de la advina ‘on, El mismo origen se aribuve,segin algunos, alas dotes de avi racion de Héleno y Casandra (c_nota 184 del libro lh. CF eseaio a Avowowo oe Roos, IIIB; escollo a Mada VIL 88 70 BIBLIOTECA tras encontrarse con Apolo cerca del Alfeo, en lo sucesi- vo fue un excelente adivino. Biante pretendié a Pero, hija de Ne- leo. Este, como eran muchos los aspi antes, dijo que la entregaria a quien le levara las vacas de Filaco —guar- dadas en Filace por un perro al que no podia acercarse ni hombre ni fiera, Biante, incapaz de robar las vacas, llamé a su hermano para que le ayu- dara, Melampo le prometié hacerlo y predijo que seria descubierto durante el robo, pero que después de estar prisionero un afio, conseguiria las vacas. Hecha esta promesa, Melampo se dirigié a Filace y, tal como habia vaticinado, fue sorprendido y encerrado bajo vigilancia ‘en una habitacién, Poco antes de cumplirse el afio, es cucha a unos gusanos en lo oculto de un tejado; uno pregunta qué parte de la viga estaba ya carcomida, y otros contestan que faltaba ya poco. Inmediatamente pi did que lo cambiaran de celda y poco después se de rrumbé la otra. Filaco, admirado, reconociéndolo buen adivino, lo desaté y le rogé que le dijese como podria lograr descendencia su hijo Ificlo. Melampo accedié a condicion de obtener las vacas. Habiendo sacrificado y troceado dos toros, Ilamé a las aves. Al llegar un buitre, por él supo que en una ocasién Filaco, mientras castra ba cameros, habia dejado el cuchillo atin ensangrenta- do cerca de Ificlo; el nifio huyé asustado y é! clav6 el cuchillo en la encina sagrada, cuya corteza, creciendo en torno, acabé por ocultarlo. Melampo dijo que si se encontraba, y raspado el orin se le daba a beber a Ificlo durante diez dias, conseguiria un hijo. Enterado de esto por el buitre, Melampo encontré el cuckillo y durante diez dias dio el orin raspado a Ificlo, quien luego engen- dr6 a Podarees "'. Después condujo las vacas a Pilos y EI ganado de Filaco "CE. Epttome 3, 20, upo 1 n tomando a la hija de Neleo se la entregé a su hermano. Por un tiempo vivid en Mesenia, pero cuando Dioniso enlloquecié a las mujeres de Argos, las curé a cambio de una parte del reino y se establecio alli con Bian- te™ De Biante y Pero nacié Talao, y de éste y Lisimaca, hija de Abante, hijo de Melampo, nacieron Adrasto, Par- tenopeo, Prénax, Mecisteo, Aristémaco y Erifile —a la que desposé Anfiarao. De Partenopeo nacié Promaco, que con los epigonos luché contra Tebas ; de Mecis teo, Eurfalo, que fue a Troya"™. De Pronax nacié Li curgo; de Adrasto y Anfitea, hija de Pronax, nacieron hijas, Argia, Deipile y Egialea, e hijos, Egialeo y Cianipo. Feres, hijo de Creteo, fundé Feras en ‘dmeto, hijo de Tesalia y engendré a Admeto y Licur- eres» merido go. Licurgo vivié en Nemea, y casado ‘de Alcetis” con Euridice, 0, segun algunos, con An- fitea, engendré a Ofeltes, llamado mas tarde Arquémoro " Cuando Admeto reinaba en Feras y pretendia a Al- ccestis, hija de Pelias, Apolo estuvo a su servicio ™. Pe: lias habia prometido entregar su hija al que fuera ca- paz de uncir al mismo carro un leén y un jabalf; Apolo lo hizo y'se los entregé a Admeto, quien los llevé a Pe lias y obtuvo a Alcestis ™. Pero en sus bodas al ofre- ‘cer sacrificios se olvidé de Artemis, por eso al abrir el télamo lo encontré leno de serpientes enroscadas; Apo- lo le dijo que aplacara a la diosa, y consiguié de las Moiras que, cuando Admeto estuviera a punto de mo- CL Il 2, 2 Segdn Hestoco, Fr. 131, las hijas de Preto habian| enloquecido por no aceptar los ritos de Dioniso. Su locura consistia fn creerse vacas (ef. Vinrtio, Bucolicas IV 48 ss) Bcc m7. 2 6 GF ada It 65-6, OL M6 & CLL, 4 "CE Hono, Fab. $0 y SH n rammLioTECA rit, pudiera librarse si alguien aceptaba voluntariamen. te ocupar su lugar. Cuando Hlego el dia de su muerte ni su padre ni su madre consintieron en morir por él, pero sf Alcestis ™. Core la envio de nuevo arriba, 0, se ‘gin otros, la rescaté Heracles luchando con Hades ™. De Es6n, hijo de Creteo, y Polimede, hija de Autolico, nacié Jason, que habi- 6 en Yolco, donde reinaba el sucesor de Creteo, elias. A éste, cuando consulté el oraculo respecto al reino, el dios le advirtié que se cuidara del hombre con una sola sandalia™. Al principio no comprendié el orécu- lo, pero si mas tarde. Pues, al ofrecer junto al mar un sacrificio a Posidén, hizo ir alli a Jas6n entre otros mu- cchos. Este, que inclinado a la agricultura vivia en el cam- po, se apresuré a asistir, y al cruzar el rio Anauro, salié con una sola sandalia, perdida la otra en la co, rriente. Pelias, al verlo, records el ordculo y acereéndo- se le pregunt6 qué haria él si estuviese en el poder y le hubieran vaticinado que seria muerto por alguno de los ciudadanos. Jason, 0 por azar, 0 por la célera de Hera a fin de que Medea se convirtiera en un mal para Pelias (pues no honraba a Hera), dijo: «Le encargaria traer el vellocino de oro». Cuando Pelias oy6 esto, le ordené inmediatamente marchar en busca del velloci- no. Este se encontraba en la Célquide, en el bosque de Ares, colgado de una encina y guardado por un dragon insomne ™. Jasin, jo de sm, 9 el vetocino de oro TB Byte episodio ex el argumento de la tragedia de Euatns, A: "of, 6, 2 0 Pelias habia usurpado el trono a Eson (Pamaro, Pit TV 118 ss). OL Seguin Pinpaxo, Pt IV 71.77 Polite habia recibido dos orscu los, uno que le adversa que habria de morit a manos de alguno de los eolidas, y otro que se cuidara del hombre calzado con una sola sandalia, CE AroLono 08 Ropes, 1 5 PCE, Arotowo ve Ropas, It 12681270; 1V 123 ss pro B Enviado a buscarlo, Jasén requirié Ia ayuda de Ar {g05, hijo de Frixo, quien, adiestrado por Atenea, cons- truy6 una nave de cincuenta remos llamada Argo como 1, Atenea puso en la proa un madero dotado de vor, procedente de la encina de Dodona. Cuando estuvo cons. truida la nave, Jason consulté el ordculo y el dios le permitié convocar a los nobles de la Hélade y hacerse a la mar. Los reunidos fueron los siguientes ™: Tifis, hijo de Hagnias, que era el piloto de la nave; Orfeo, hijo de Eagro; Zetes y Calais, hijos de Béreas; Castor y Pé- lux, hijos de Zeus; Telamén y Peleo, hijos de Eaco; He racles, hijo de Zeus; Teseo, hijo de Egeo; Idas y Linceo, hijos de Afareo; Anfiarao, hijo de Oicles; Ceneo, hijo de Corono, Palemén, hijo de Hefesto o de Etolo; Cefeo, hi- jo de Aleo; Laertes, hijo de Arcisio: Autdlico, hijo de Hermes; Atalanta, hija de Esqueneo; Menecio, hijo de Actor; Actor, hijo de Hipaso; Admeto, hijo de Feres; Acas- to, hijo de Pelias; Burito, hijo de Hermes; Meleagro, hi: jo de Eneo; Anceo, hijo de Licurgo; Eufemo, hijo de Po- sid6n; Peante, hijo de Taiimaco; Butes, hijo de Teleonte; Fano y Estafilo, hijos de Dioniso; Ergino, hijo de Posi don; Periclimeno, hijo de Neleo: Augias, hijo de Helios: Ificlo, hijo de Testio; Argos, hijo de Frixo; Eurialo, hijo de Mecisteo; Penéleo, hijo de Hipalmo; Leito, hijo de Aléctor; Ifito, hijo de Naubolo; Ascalafo y Yélmeno, hi- jos de Ares; Asterio, hijo de Cometes; Polifemo, hijo de Elato. Estos, con Jason como navarea, se hi- cieron a la mar y arribaron a Lemnos. Entonces Lemnos no tenia hombres y su reina era Hipsipila, hija de Toante, por lo siguiente: las lemnias no hon: raban a Afrodita y ella les infligio una fetidez que im- ulsé a sus maridos a tomar cautivas de la cercana Los Argonautas legen a la tla ‘de Lemnos Para Ia némina de loe Argonautas, cf Arotowo of RoDAS, I 20227; Pioano, Pit IV 171 se; Homo, Fab con algunas variantes, ™ intioteca ‘Tracia para yacer con ellas. Las lemnias desdeftadas ma- taron a sus padres y maridos; sélo Hipsipila salvo a su padre Toante escondiéndolo, Cuando los Argonautas le- garon a Lemnos, entonces en poder de las mujeres, se tunieron con ellas. Hipsipila yacié con Jason y tuvo jos, Euneo y Nebréfono ™. Desde Lemnos llegaron a la regién de los doliones donde reinaba Cizico. Este los recibio amablemente. Parti ron de alli de noche, e impelidos por vientos desfavorables, sin darse cuenta regresaron a los doliones. Estos, ereyéndolos un ejérci- to de pelasgos (de quienes sufrian frecuentes ataques), trabaron combate durante la noche, sin reconocerse. Los Argonautas mataron a muchos, entre ellos a Cizico, y cuando al amanecer se dieron cuenta, entristecidos, cor taron sus cabelleras y sepultaron a Cizico suntuosamen te'™. Después del sepelio se hicieron a la mar y llega- ron @ Misia, Legada a le region de los Aoliones y muerte tel rey Chaco All dejaron a Heracles y Polfeme. {smo oes tis jo de Fearne, isjan a Heracles rit de Heracles, enviado a buscar agua, Titolo Toe eapado pot las ninfan a cause de tu bellema ™Plifeno, al irl gitar, pensando que unos ladrones to llevaben, fae en pos de Frtonla cada desenvainada, Encontrando a Heracles seit dj) mientras ambos buscaban a Hilas la nave Sanpo. Peliemo funds en Misia la cudad de Clo" y alli reiné, en tanto que Heracles volvié a Argos. Hero- "Cf Arouomo ve Roos, 1607 ss; escolio a Mada VIL 468; Ht ‘imo, Fab, 15; Headooto, VI 138 's Sobre el episodio de los doliones, cf. Arotomto ne RoDas, 1 9954077, Homo, Fab. 16 18 Cf, Arotowto ve Roos, 11207 ss. Teaexro, XIN; Proreeco. 1.20, 17 s2; Atrowno Linenat, 26; Vici, Buclicas VI 43; Hace, Fab 16 "Ch, AroLowo oF Rooas, {1321 se y 1365 a5 pro 1 15 doro dice que Heracles no se embarcé entonces sino que fue esclavo de Onfale: pero segiin Ferecides fue abando- nado en Afetas, en Tesalia, porque la nave Argo dijo que no podia soportar su peso. En cambio Demarato refiere que navegé hasta la Célquide, y Dionisio que fue jefe de Jos Argonautas ™. Desde Misia se dirigieron a la tierra Pots vence a 4 10s bébrices, donde reinaba Amico, “imico, ey hijo de Posidon y de una ninfa bitinia eos bébnices Amico, que era muy fuerte, a los extran- jeros que arribaban los forzaba a un pugilato, y de esta manera les daba muerte. Al llegar Ia Argo, desafio al mejor de los tripulantes, Polux, ele gido para luchar, lo mato de un golpe en el codo; los bébrices se lanzaron contra él, pero los més intrépidos, cogiendo las armas, los pusieron en fuga matando @ muchos Desde alli se hicieron a la mar y Ile garon a Salmideso, en Tracia, donde vi- vvia Fineo, un adivino privado de la vis- ta, Unos dicen que era hijo de Agénor, otros que de Posidén; hay quienes re- fieren que lo habian cegado los dioses por revelar a los. hombres el porvenir; segin otros, Béreas y los Argo- nautas, porque él habia cegado a sus propios hijos, ins tigado por la madrastra de ellos; 0 bien Posidén, por ha: ber mostrado a los hijos de Frixo el camino desde la Colquide a la Hélade ™, demas los dioses le enviaron Fineo » las Harpias 8 AroLoM oe Roots, 11347, dice que Heracles regres® para ‘cumpli ae prusbas impuestas por Eursteo (ef I1 5, 1-12) pero Teo ‘to, XIIL73 s, dice que derpues de haber sido abandonad en Misia Se diigo a ple a la Colguide ‘or NCE, AroLowo we Rodas, II 1s; Teocero, XXIL 27 a8; Howe, Fab 17 Segun Heston, Fr 254, fue cegado por haber mostrado el ex ring a Frixo 0 por haber preferido una larga vida a la facultad de er Avowoxto oe Rapa, I 179-184 y 312316, ¢ Hoan, Fab. 19, dicen Fa 76 IRLIOTECA. a las Harpias ; éstas eran aladas, y cuando la mesa estaba dispuesta para Fineo, abatiéndose desde el cielo, arrebataban la mayor parte de la comida, y el resto lo dejaban lleno de tal hedor que era imposible acercarse. Cuando los Argonautas le consultaron acerea del viaje, dijo que los aconsejaria si lo libraban de las Harpias. Ellos colocaron una mesa con alimentos cerca de él, y las Harpfas de repente descendieron ululando y se apo- deraron de la comida. Los hijos de Béreas, Zetes y Ca- lais, que eran alados , al ver esto, se lanzaron tras ellas por el aire con las espadas desnudas. Estaba pre- dicho que las Harpfas pereciesen a manos de los hijos de Boreas, mientras que éstos moririan si en la perse- cucién no lograran alcanzarlas. Hostigadas las Harpias, tuna cayo en el Peloponeso al rio Tigres, ahora nombra. do Harpis por ella, a la que algunos lamaban Nicétoe, otros Aélopo. La denominada Ocipete, 0 segtin otros toe (para Hesfodo es Ocipode) ", huyendo por la Pro- pontide, alcanzé las islas Equinades, ahora designadas como Estréfades por ella, pues al-liegar alli se volvié (estraphe) y rendida por la fatiga cay6 en la costa con su perseguidor. Apolonio en cambio dice en El viaje de Jos argonautas que fueron perseguidas hasta las islas Estréfades “* pero no recibieron dafo alguno porque juraron no perjudicar més a Fineo. {que por haber revelado alos hombres el porvenr. En excolio ala Od Sea XII 69 xe da como causa de la ceguera de Fineo et echo de que GL cegara a sus propios hijo por intigaion de Ia madrastra ue los scus6 de haber intentado volarla (ef IT 15, 3) Zeus le dio a legit fentee Ia muerte la cequera, "MCF Arotone ne Rooks, 1 176 ss, La descripciin de las He plas esta en Hestooo, Teog. 266269; Vinawse, Ex. IT 225 38: Hana, Fab. 1 "2 “Con alas en la espalda segin Ovioi, Met. VI T1171; en los Pies y en la cabeza segin Hiowo, Fab. 19. 3 Hesfooe, Teog 267, Ia llama Ocipete Mt Arouosto nf Rooks, I 28445, dice que estas isla e Iamaban antes Plota, ‘sins Flotantes upRo 1 n Liberado de las Harpias, Fineo mos tr6 la ruta a los Argonautas y los pre: vino acerca de las Simplégades "*, unas rocas del mar. Estas eran enor. mes y al chocar una contra otra por la fuerza del viento obstruian el paso. Las envolvia una niebla espesa en medio de gran estruendo: ni las aves podian pasar entre ellas, Fineo les dijo que soltaran una paloma entre las rocas y que si la veian cruzar incélu- ‘me navegaran sin miedo, pero que si perecia, no inten- tasen pasar. Oido esto se hicieron a la mar y, al acer. carse a las rocas, soltaron una paloma desde proa, y durante el vuelo el choque de las rocas corté la punta de su cola, Esperando atentos, pues, que las rocas se separaran, con vigorosos golpes de remos y ayudados por Hera lograron pasar, rompiéndose los adornos de popa de la nave. Desde entonces las Simplégades se fi jaron, pues estaba predestinado que si una nave conse guia pasar entre ellas, quedarian inméviles. Los Angonautas Ilegaron a la region de los mariandinos, donde los recibié El poso de las ‘Simeplégades Los Argonautas entre lor ‘mariandinos, cordialmente el rey Lico™. Alli murie- iegada «la ron Idmén el adivino, herido por un ja- Cilguide.” bali, y también Tifis; entonces Anceo se Jasin y Medea encargd de pilotar la nave '. Costeando hasta el Termodonte y el Caucaso, llega- ron al rio Fasis, que esta en la Célquide. Cuando la na- ve hubo fondeado, Jasén se present6 a Eetes, a quien comunieé el encargo de elias y le pidis el vellocino ™ 6 Races “Entrechocantes,llamadas también Planctas 0 “Erran tee y Glaneas o 'Azules. CE Aro.onto oF Rooas, IT 317 25 1s “Ch Arotomto of Ropas, If 720 ss Ham, Fab. 18 9 CL, Arovonto se Ropas, If BSI ss; Hicmo, Fub. 14 y 18 Sobre la llegada de Jasba a la Colqude, presentacién a Fetes y exigencis de éste, cf. Arouomo ve Rooas, 111260 #5 Pio4no, Pl IV 220 e8) Ovtoe, Met, VIL 1158; Hino, Fab. 22. B B Eetes prometid entregarselo si era capaz de uncir él so- lo los toros de pezufas broncineas; eran dos toros sal- vajes, de enorme tamafo, obsequio de Hefesto, que Eetes posela; estaban provistos de pezufias de bronce y arro- jaban fuego por la boca. Le dijo que los unciera y sem- brara dientes de dragén, pues tenfa, recibidos de Ate~ nea, otros tantos como los que Cadmo habia sembrado en Tebas . Mientras Jason cavilaba como uncir los to- ros, Medea se enamoré de él; era una hechicera, hija de Eetes y de la ocednide Idia. Temiendo que los toros destrozaran a Jas6n, prometi6, sin conocimiento de su padre, ayudarle a uncirlos y conseguir el vellocino si juraba tomarla por esposa y levarla en su viaje a la Hélade. Jason consintié y ella le proporcioné una dro- ga, diciéndole que untara con ella el escudo, la lanza, yy su cuerpo cuando se dispusiera a uncir los toros, pues le aseguro que, untado con ella, durante un dia ni el fuego ni el hierro podrian hacerle dafo; le advirtié que tuna vez sembrados los dientes surgirian de la tierra hom- bres armados contra él, y le aconsejé que, viendolos agrupados, desde lejos arrojara piedras en medio, y que, mientras por ello combatieran entre sf, los matara “ Jasén, tras oir esto, untado con la droga llegé al bosque sagrado del templo, buscé a los toros y, aunque lo en- volvieron en llamas, los uncié. Cuando hubo sembrado los dientes, brotaron de la tierra hombres armados; don- de vio muchos juntos, sin ser notado arrojé piedras, y mientras luchaban unos contra otros, se acerc6 y los mat6", A pesar de haber uncido los toros, Eetes no quiso entregarle el vellocino, sino que pretendia que- mar la Argo y dar muerte a sus tripulantes. Pero Me- dea, adelantandose, condujo a Jasén por la noche a don- de estaba Ia piel, y, tras adormecer con una droga al WCE AroLowo 9€ RooAs, I 401 ss, 1176 55 18 GE. Arotow of Roos II 1026 ss "51 CE. Arotowmo ox Roos, I 12461398. pro 1 m dragon que la guardaba, se apoderé de ella y se dirigié a la Argo con Jasén, llevando también a su hermano Apsirto; y con ellos a bordo los Argonautas zarparon durante la noche. Eetes, ante la audacia de Medea, in- 28 ‘egreso de los tenté alcanzar la nave. Medea, al verlo Argonauas cerca, asesiné a su hermano y despe- “int 4@ azado lo arrojé al mar‘. Eetes se retrasé en la persecucion por recoger los pedazos del nifio; entonces emprendié el regreso y enterro los miembros rescatados en un lugar que deno: min6 Tomos ". Envié a gran nimero de colcos en bus: ca de la Argo, amenazandolos con aplicarles el castigo destinado a Medea si volvian sin ella; asi se dispersaron. y buscaron por distintos lugares. Cuando los Argonautas navegaban frente al rio Eri- dano, Zeus, irritado por el asesinato de Apsirto, les en- vié una violenta tempestad que los desvid de la ruta, Al pasar junto a las islas Apsirtides, la nave dijo que no cesaria la célera de Zeus hasta que no llegaran a Ausonia ™ y fueran purificados de su crimen por Cir. ce*. Costearon los paises de los ligures y los celtas, yy, después de atravesar el mar de Cerdea, bordeando la Tirrenia llegaron a Eea y alli suplicaron a Circe y lla los purifice ™. 'S CE, Eunimmes, Medea 186 y 1334, Pero en AroLoNo 0% RODAs, 1V 224 ss, Apsirto, ya advlto, es quien conduce el carro que sale en persecucign de los fugitivos. Mas tarde lega hasta tna isla en la de Sembocadura del Isto (Damubio}, donde lo mata Jason por una maqul facion de Medes (IV 305:474, CE Hino, Fab, 23. "S) Tomos, ‘Fragmentos’ Aunuwo, en Su Carla @ Trajano 6, men clona la existencia del sepulcro de Apsirto en la cluded de Apsaros, fn el Ponto oriental, "Antiguo nombre de itll, derivado de Auson, un hijo de Odi seo y Citce 0 Calipso. 8 “Cl "Arouoxio ve Rooas, IV 576591 "8 CE Arowowio oe Rooas, 1V 659.717, Pasaron junto a las Sirenas, y Orfeo, contrarresténdolas con su canto, pur do contener a los Argonautas ". Sélo Butes nadé hacia ellas, pero Afrodita lo arrebato y lo establecié en Lilibeo. Tras las Sirenas Ja nave topé con Caribdis y Escila y las rocas Errantes ", sobre las cuales se vela elevar- ‘se abundante fuego y humo. Pero Tetis y las demas Ne- reidas a peticion de Hera ayudaron a la nave a pasar entre ellas. Costearon la isla Trinacia, donde estaban, las vacas de Helios, y legaron a Corcira, la isla de los feacios, donde reinaba Alcinoo™. ¥ tos colcos, al no poder encontrar Ia nave, unos se establecieron en los montes Ceraunios, otros yendo a Iliria colonizaron las islas Apsirtides . Pero los que habian llegado a los feacios, encontraron alli la Argo y pidieron a Alcinoo que les entregara a Medea. El rey les contesté que, si ya se habfa unido con Jasén, se la concederia a éste, pero en el caso de que atin fuera virgen, la devolveria ‘a su padre. Arete, esposa de Alcinoo, adelantandose, pro- ‘curé que Medea yaciese con Jasén; entonces los colcos se establecieron entre los feacios, y los Argonautas se hicieron a la mar con Medea Las Sirenas Exile y Carts ‘Hegide ante Tor fecios 15 Cf, AroLoMo 9€ Ropas, IV 891.921; Hiomo, Fab. 14 "CL, Arocono ne Rooas, IV 922 a8, Estas rocas al parecer pue- den identificarse con las ilas Lipa. "oP Ch, AroLomo De Ropas, 1V 964979. "6 CE AroLono ue Rooas, IV 982 ss: Hicimo, Fab. 23 Yet Pugdo, Nat is 1131, sitéa en lila ls alas Apsirides don de Meden maté a su hermano 12¢f, Arotono oe Rens, IV 11061210 BRO 1 31 Navegando de noche los sorprendi6 Los Argonautas una furiosa tormenta, y Apolo, situado on cake » Crete en las cumbres Melantias, relampaguea- Yolco. Muerte ‘de Plies, ba asaeteando el mar. Entonces ellos divisaron una isla cercana y anclando alli la denominaron Anafe, porque ha- bia aparecido (anaphanenai) inesperadamente ®, Erigie- ron un altar a Apolo Egleto™ y, después de ofrecer un sacrificio, se entregaron al festin, y doce servidoras que Arete habia dado a Medea bromearon con los jefes, por 60 es costumbre atin ahora que las mujeres hagan bro- mas en los sacrificios. Desde alli se dirigieron a Creta, pero Talo les impidi6 acercarse; unos dicen que éste era de la raza de bronee, otros que habia sido entregado ‘a Minos por Hefesto; era un hombre de bronce, pero segtin algunos era un toro. Tenia una sola vena que se cextendia desde el cuello hasta los tobillos, y el extremo de la vena estaba cerrado con un clavo igualmente bron: cineo. Talo vigilaba corriendo alrededor de la isla tres veces al dia; por eso también cuando vio acerearse la Argo le arrojé piedras. Murié engafiado por Medea, pues unos dicen que ella lo enloquecié con drogas, otros que abiendo prometido hacerlo inmortal le sacé el clavo y, al fluir todo el icor, murié ™; pero también se dice que perecié al ser flechado en el tobillo por Peante. Después de pernoctar en Creta tocaron en Egina a fin de hacer aguada y surgié una competicién entre ellos por Ia obtencién del agua". Desde alli, navegando en- Tala de la Clladas. En AroLowo ne Ropes, el episodio de la sparicign de esta ila esta situado dspuce de In estancia de los Argo: rautas ea Creta 6" ‘Resplandeciente > Seglin Arocouo bs Roos, IV 16391693, Talo muere porque #¢ hiere en el talon con la arista de una rca, y por la herida fluye st sangre The Segin Arowowo n= Roous, IV 1765-1772, eta competicion de 2 piBLioTEcA tre Eubea y Locride, llegaron a Yoleo, habiendo inverti- do en todo el viaje cuatro meses, Pelias, que no contaba con el retorno de los Argo- nautas, determiné matar a Esén, pero éste pidié darse muerte él mismo, y al ofrecer el sacrificio bebié la san- gre del toro hasta morir °. Igualmente la madre de Ja- s6n, después de maldecir a Pelias, se ahorco dejando lun nifio pequefio, Promaco; pero a éste también lo mato Pelias. Jason a su regreso entregé el vellocino, y que riendo vengarse del dafio sufrido, esperaba el momento propicio. Entretanto navegé con los jefes hasta el Isto y ofrecié la nave a Posidon; luego exhort6 a Medea a que buscase el medio de castigar a Pelias, Esta se diri gi6 al palacio y persuadid a las hijas de Pelias a que despedazaran y cocieran a su padre, prometiéndoles re Juvenecerlo con sus drogas; para convencerlas, a un car nero troceado y cocido lo transformé en cordero, y ellas, engafiadas, hicieron pedazos a Pelias y lo cocieron “. Acasto, con los habitantes de Yolco, enterré a su padre y expulsé de Yoleo a Jason y Medea. Estos Megaron a Corinto y vivieron s durante diez afios, hasta que Creonte, rey de Corinto, prometié dar a su hija Glauce a Jason, quien aban- donando a Medea se casé con ella. Me- 2 Glauce ya sus proves hilos ‘ge @ Atenas dea invocd a los dioses por los que yegresa @ la ‘Bigaide “ —Jas6n habia jurado y, tras reprochar éste muchas veces su ingratitud, envi a la novia un peplo envenenado que al vestirlo la abra- los Argonautas dio origen a la costumbre de rvalizar en una carrera ‘que se clebraba en Egina llevando énforsslenas sobre los bombro. "s! Segin Ovoio, Mer VI 1767, y Regresos Fr 6A y 6B, Eson vi via atin cuando leg la expedicion's Yoleo y Medea lo rejuvenecis, 'se"En Oviow, Met. VIE 297-349; en Pausanas, VII 11,2, Medes, ‘ingiendo enemistad con Jason, se refugiaen casa de Pelias en Hiciwo, Fab. 24, se finge sacerdotisa de Artemis y presenta a Plias antes de que desemberquen los Arganautas pro 1 ry ‘86 con fuego voraz, asi como a su padre que haba acu- dido a socorrerla™, Medea mato a Mérmero y Feres, los hijos tenidos con Jasén, y recibiendo de Helios un carro con dragones alados huyé en él y lego a Atenas, Tambien se dice que al huir abandoné a los nifios atin pequefios, dejandolos como suplicantes en el altar de Hera Acrea'™: pero los corintios los arrebataron de alli y los hirieron mortalmente "! Medea lego a Atenas y alli casada con Egeo, tuvo un hijo, Medo; més tarde, por conspirar contra Teseo, fue expulsada de Atenas con su hijo’. Pero Medo so- jjuzg6 a muchos barbaros y llam6 Media a toda la tierra sometida a él; murié en lucha contra los indos. Medea marché a la Colquide sin darse a conocer, y al saber que Eetes habia sido depuesto por el hermano de éste, Perses, lo mato y devolvi el reino a su padre". sel argumento de la tragedia de Eunoes, Medea. Cf. Hic no, Fab 28; Ove, Met VII 391 as, 0 De las altura _Segun Pausamus, II 3,6 los hijos de Medes fueron lapidados por los corintios por haber sido ells los que levaron los regalo Glauce. SF Cf. Epitome 1 56; Pausuns, IL, 8 " Segin otros autores no fue Medes sino su hijo Medo quien ma 18 8 Perses. CL Dioporo, 1V 56, 1; Hicine, Fab 27 LIBRO Il DESCENDENCIA DE INACO Puesto que ya hemos tratado de la tijs de nace. estirpe de Deucalion, hablemos ahora Last = Bay de la de Inaco. ‘sos teste. °”Océano y Tets tienen un hijo, Inaco de quien reeibe nombre un rio en Ar gos! De éste y Melia, hija de Océano, nacieron Foro- neo y Egialeo. Muerto Egialco sin deseendencia toda la region se denomind Egialea®, En cuanto a Foroneo Feinando en todo lo que después se llamé Pelopeneso, engendré en la ninfa Telédica a Apis y Niobe. Apis trans- formo su poder en tirania y llamé Apia al Peloponeso; por actunt como tirano vioiente fue victim de las intr CE. Pausanins, 1 15, 5: esolio a Bunimoes, Orestes 932. En re lided Inaco es el rio misino es deit, uno de Cantos dioses rio hijos de Océano y Tes hermano, por tanto, desu esposa Melia © Araa, fen Hic), PLA Argolide 0 et Peloponeso 3 A Foranco se le aribuve la organiracin de los hombres en co- smunidad (Pavswuas, 115, 8, y el haber sido el primero en levantar lun aliar en honor de Hera (Hicmo, Fab. 143). Acusiao lo considers primer hombre, segin el autor dela Forémida (Fragmentos de pica arega areica, tad. de A. Bernabe, BCG, Madrid, 1979, pg, 283) dat Concordante con lo que luego se dice de su hija Niobe pro tt 85 gas de Telxion y Telquin; murié sin hijos y fue deifica do con el nombre de Sarapis*. De Zeus y Niobe (la pri mera mortal amada por Zeus) nacié un hijo, Argos. y segiin Acusilao también Pelasgo, por quien los habitan- tes del Peloponeso se Hamaron pelasgos: sin embargo, Hesiodo dice que Pelasgo era autoctono. Pero de éste hhablaremos después*. Argos, obtenida la realeza, dio su propio nombre al Peloponeso, y casado con Evadne, hija de Estrimén y Neera, engendro a Ecbaso, Pirante Epidauro y Criaso —quien hered6 el reino. De Ecbaso nacié Agénor, y de éste, Argos, llamado Panoptes *, pues tenia ojos por todo el cuerpo; dotado de extraordinaria fuerza, maté al toro que asolaba Ar- Yy se vistid con su piel; asimismo, enfrentandose fun satizo que causaba dafios a los arcadios y robaba los ganados, lo mato. Se dice que también dio muerte a Equidna', hija de Tartaro y Gea que raptaba a los caminantes, sorprendiéndola dormida; vengé ademas el asesinato de Apis, matando a los culpables. De Argos Ismene, hija de Asopo, nacié Yaso, quien, segin se cree, fue fo __elpadre de fo, aunque el cronista Cas- tor y muchos de los poetas tragicos afir: man que lo era hija de Inaco*; para Hesiodo y Acusilao era hija de Pirén. A esta lo, sacerdo- tisa de Hera, la sedujo Zeus, pero descubierto por la © Cf. Esau, Sup 240 st Pavsawn, II 5, 7. Apolodoro identi ca este Apis con el dios egipcio Serapis o Saraps. STG. Ilt 8,1. Pelasgo,antepasado de toda una raza, era, segin Hesiodo, como otros herors semejantes,ssuldetonos, es deci, «de all rncido surgido de la misma terrae "El que todo love" CE. Esavito, Sup. 503 ss: Ovo, Mer 1625 5: Vinciio, Em. Vit 790, Hono, Fab. 145. 7° CE Hestoo, Teog. 295 35. 8 CE Hexonoro, 11; Pausaxas, ‘ovo, Met 1 583 383 Hono, Fab. 145, 13 Bsouo, Prom. $89 ss. 86 BIBLIOTECA diosa, tocando a la muchacha Ia transformé en una va- cca blanca’ y jurd que no se habia unido con ella; por ‘eso dice Hesiodo que los perjurios por amor no atraen la colera de los dioses "°, Hera pidié la vaca a Zeus y le puso como guardian a Argos Panoptes, quien segin Ferecides era hijo de Aréstor —aun cuando Asclepiades dice que era hijo de {naco, y Cercope que de Argos e Ismene, hija de Asopo; Acusilao lo tiene por autéctono. ‘Argos até la vaca a un olivo que habia en el bosque de Micenas. Zeus encargé a Hermes que la robara, pero éste, como al delatarlo Hiérace no pudo hacerlo a es- condidas, maté a Argos de una pedrada, por lo que rec bis el sobrenombre de Argifontes ". Entonces Hera en: uun tabano en persecucion de la vaca ", 1a cual pri- mero se dirigié al golfo por ella denominado Jenico, lue g0 a lliria y, habiendo recorrido el monte Hemo, cruz6 el llamado entonces estrecho Tracio y ahora, desde su paso, Bosforo ". Siguié hacia Escitia y la tierra Cime- ria y, después de andar errante por varias regiones, atra vesd a nado muchos mares de Europa y Asia hasta que, finalmente, Jlego a Egipto, donde, recuperada su forma primigenia, dio a luz a un hijo, Epafo, junto al rio Ni- Jo". Hera pidié a los Curetes que lo ocultaran y ellos asi lo hicieron. Zeus al saberlo aniquilé a los Curetes e fo salié en busca de su hijo vagando por toda Siria CE Ovwio, Met 1 611 28; segun Esouto, Supl 291 sx, fue Hera Ta que, para evitar que Zeus se uniera con fo, wransformé a ésta en vaca, pero Zeus entonces adopto la forma de toro "8 "Mestovo, Fr. 124 "8 “Matador de Argos’ Hera recogie los maltples ojos de Argos 1y los puso en las plumas del pavo real (Ove, Met 7223) "CE Esouna, Prom. 889, €81; id. Supl. 308, $81 y S72; Vinctuo, Georg S23; En Orn, et, 1725 8 oun il Io gue Hers "9 Baos-péron, ‘paso de ta vaca MCE Bsquuo, Prom. #86 38d. Supl. 313315; Oviow, Met 1748 ss) Hic, Fab 165 Lanko it 87 {pues le habia sido revelado que alli lo criaba la esposa del rey de Biblos); una vez encontrado Epafo, volvié a Exipto y se cas6 con Telégono, a Ia sazon rey de los egipcios. Erigio una estatwa a Deméter, a quien los egip: cos llamaron Isis —nombre con que tambien designs ron a fo". Epafo fue rey de los egipcios y se des- escendencie de poso con Menfis, hija del Nilo; en su ‘o' dren Yjombre fundé la ciudad de Menfs y en Me fas gendrd una hija, Libia, eponima de ese pints $Exjpto pais De Libia y Posidén, nacieron fgemelos, Agénor y Belo. Agénor marcho ‘a Fenicia donde reind y fue origen de la gran estirpe; por ello diferimos hablar de él". Belo permanecio en Exipto y fue rey; se eas6 con Anquinoe, hija del Nilo, y tuo hijos gemelos, Egipto y Danao, y segun Euripi des ademas Cefeo y Fineo. Belo establecid en Libia a Dango y en Arabia a Egipto —quien también subyugo el pais de los meldmpodes y lo denomind Egipto, como ¢l. De multiples mujeres tuvieron Egipto cincuenta hi jos y Danao cincuenta hijas. Mas tarde, al surgir entre ellos la rivalidad por el trono, Danao, por temor a los hijos de Egipto, construye el primero tina nave con el consejo de Atenea, y embarcando en ella a sus hijas hye, Al arribar « Rodas crigio Ia estatua a Atenea Lin- din", Desde alli marché a Argos, donde Gelinor, en tonces rey le ced el trono; una vez aduefiado del pais llamo dinaos a sus habitantes. Como la tierra estaba yerma, pues Posidén, encolerizado con Inaco por decla- Tar que el pais pertenecia a Hera, habia secado in 1 Cf. Hexoooro, 1 $8 Lucivo, Didlogos de los dioses 3; DowoKo,. 113, § 25,196, 5, Low grlegos denominaron Libia al continente afrcano. chats De Lindos, ciudad de Rods; cf. Hetovoro, H 182 CF Pausanins, IE 1S, 5 88 sumtioTEcA. cluso las fuentes, Déngo envi6 por agua a sus hijas, Una de eliss, Amimone, mientras la buscaba, lanz6 una fle cha a una cierva y alcanz6 a un satiro dormido, el cual desperto y quiso forzarla. Al aparecer Posidén el satiro huyo y Amimone yacié con el dios, quien le revel las fuentes de Lerna® Pero los hijos de Egipto llegaron a Argos, exhortaron a Danao a poner fin s bowides 4 8H enemistad y le pidieron a sus hi: a jas en matrimonio. Danao, aunque des- contiaba de sus propésitos y guardaba rencor por su exilio, consintiéy distribuyé alas mucha chas, Reservaron a Hipermestra, que era la mayor, pa ta Linceo, y a Gorgéfone para Proteo, pues éstos le ha bian nacido a Egipto de una mujer de linaje real, Arg fia. De los restantes, Busiris, Encélado, Lico y Daifron lograron las hijas que Danao habia tenido de Europa: Automate, Amimone, Agave y Esces: éstas le nacieron a Danao de una princesa, pero Gorgsfone Hipermes tra hablan nacido de Elefants. Istro obtuvo a Hipoda Inia, Calcodonte a Rodia, Agénor a Cleopatra, Queto a Asteria, Diocoristes a Hipodamia, Alces a Glauce, Ale ‘menor a Hipomedusa, Hipétoo a Gorge, Euquénor a Ii medusa, Hipolito a Rode; estos diez habian nacido de tina mujer arabe y las doncellas de ninfas Hamadris- das, unas de Atlantea y otras de Febe. Agaptolemo reci bio'a Pirene, Cercetes a Dorio, Euridamante a Farts, Egio a Mnestra, Argio a Evipe, Arquclao a Anaxibia, Me- rnémaco a Nelo; estos sete eran hijos de una mujer fen cia, y las muchachas de una etiope. Los hijos de Tivia © Ck Buwinnes, Fen, 187 ss. Paorenco, It 18, 47°: Lucuno, Did logos marinos 6, Hume, Fa. 169. Pavsawis (IL 37, 1 5) y EsTeason (VI 68), refieren que en Lema habla un arroyo llamado Amimone 1 Como sella Prazen ( pag 140), este nombre. que aparece po «co antes, debe set un error por Filodamia o Cleodamla conjetura de Heya) © por Hipotoe (Wacwen) nko 389, jeron sin sorteo a las hijas de Menfis por la seme janza de sus nombres: Clito a Clite, Esténelo a Estenele, Crisipo a Crisipe; los doce hijos de la ninfa nayade Ca. Tiadne obtuvieron por sorteo a las hijas de la ninfa ni yade Polixo; los hijos eran: Euriloco, Fantes, Peristenes, Hermo, Driante, Potamén, Ciseo, Lixo, Imbro, Bromio, Polictor y Ctonio; y las muchachas: Auténoe, Teano, Elec” tra, Cleopatra, Euridiée, Glaucipe, Antelea, Cleodora, Evi- pe, Erato, Estigne y Brice. Los hijos de Egipto nacidos de Gorge consiguieron las hijas de Pieria; y Perifante obtuvo a Actea, Enco a Podarce, Egipto a Dioxipe, Me nalces a Adite, Lampo a Ocipete, Idmén a Pilarge. Los mds jovenes eran éstos: Idas que recibié a Hipédiee, Dai fron a Adiante (la madre de ellas era Herse), Pandién 4 Calidice, Arbelo a Eme, Hiperbio a Celene, Hipocoris: tes a Hiperipe; la madre de ellos fue Hefestine y la de ellas Crino. Una vez que hicieron el sorteo de los matrimonios Danao celebro un banquete y proporciond cuchillos a sus hijas. Estas degollaron a sus esposos mientras dor ian, excepto Hipemestra, quien salvé a Lineeo porque habia respetado su virginidad ®; por ello Danao la en- cerré manteniendola vigilada. Las otras danaides ente- rraron las cabezas de sus esposos en Lerna y tributaron honras finebres a los cuerpos ante la ciudad. Atenea y Hermes las purificaron por mandato de Zeus, Mas tar Ge Danao unié en matrimonio a Hipermestra y a Linceo y asign6 las restantes hijas a los vencedores de una com: peticion atlética™ 2% Pavsanis, IT 19, 6 dice que Hipermestea fue jusgeda por ha ber desobedecido a su padre y absuels, Segin Sento, Comentarios {la En. X 497, Linceo asesino mas tarde a Danao,yelexclio a Evxin Dts, Hee. 886, tambien las demas Danaides; en cambio, em el escolio 4 Orest. B72 se dice que Linceo consigud ls paz ene Egipto y Danao, 23)” Segin Pavsastas, 124, 2 las eaberas fueron entervadae en Le risa y Los cuerpos en Lemna BCE Pinoano, Pit DCLI2 y 196; Pavsants, 12, 2. AL mori 90 siBLiOTECA. Amimone tuvo de Posidén un hijo, Nauplio, que vivi6 largos afios; reco: rriendo el mar solia atraer con antor- chas a los que encontraba, para matar- los. Ocurrié que también él vino a perecer del mismo modo, Antes de morir, refieren los Uragicos, casado con Climene, hija de Catreo —o, segun el autor de los Nostoi *, con Filira, o aun, a juicio de Cercope, con Hesione—, habia engendrado a Palamedes, Eax y Nausimedonte Nauplio Linceo reino en Argos después de Dé Acrisio y Preto. nag y tuvo de Hipermestra un hijo, Virhiat de" Nbante; de ste y Aplaya, hija de Man: Preeti, nacivon gems, Aevisioy Pre to, Estos se peleaban ya en el vientre materno”, y cuando crecieron se dis- putaron el trono, habiendo sido los primeros en usar escudos durante sus guerras*. Acrisio vencié a Preto ¥y lo expulsé de Argos; Preto llego a Licia, a la corte de Yébates —o, en opinién de otros, a la de Anfianacte—, y se cas6 con su hija, a la que Homero nombra Antea, pero los trigicos Estenebea *. Con la ayuda de un ejér- cito licio, su suegro lo restituyé a su pais y él ocups Tirinto, que los ciclopes le habian amurallado ®. Se re- de Tocura Jas Danas fueron condenadas en el Hades Henar de agus una tina ji in fondo, 3" Ch Epitome 6, 7-1 Los Regresos, poema Epo sobre Ia vuelta de los heroes de Tro- ya (ef, Frogmentor de epica. ed. elt, pigs. 192214). B Lomismo que Esai y Jacob peleaban ya en el claustro mater 1 por e derecho de primogeniturs, Acrsio 9 Preto luchan por el re ro de au padre: ef Tu. GasteR, Milo... ed cit, pag. 214 2° Pausanas, 128, 7. B CLATS. 1 y 1, 1, Mada VI 160. © Seqimn Esteauon, VIIL 1, los ciclopes que construyeron las mu las de las cludades argivas eran siete y procedian de Licia, unre 1 2 partieron luego el territorio argivo y lo habitaron: Acti sio reiné en Argos y Preto en Tirinto™. Acrisio tuvo tuna hija, Danae, de Eurfdice, hija de Lacedemén, y Pre to, de Estenebea, tuvo a Lisipe, Ifinoe e Ifianasa. Cuan. do éstas llegaron a la edad muibil enloquecieron, segin Hesiodo™, por no aceptar los misterios de Dioniso, 0, como dice Acusilao, por haber menospreciado la esta tua de madera de Hera. En su insania andaban errantes por toda Ia region argiva, y después, atravesando Arca dia y el Peloponeso, corrian en el mayor desorden por lugares yermos. Melampo, hijo de Amitaén y de Idome- ne, hija de Abante, que era un adivino y el primero que descubrié la curacion por medio de lustraciones y dro- gas, se brindé para sanar a las muchachas a cambio de la tercera parte del reino. Cuando Preto, rechazo que las curara a tan alto precio, las doncellas enloquecieron ras atin, y con ellas las demas mujeres; pues éstas aban- donaron también sus casas, mataron a sus hijos y mar- charon al desierto. Como la desgracia aumentaba, Preto consintié en pagar lo que se le pedia, pero Melampo s6lo acept6 curarlas si su hermano Biante recibia otro tercio, Preto, temiendo que si se retrasaba la curacién le pidiera atin mas, admitio esas condiciones. Melampo entonces, acompanado de los jévenes més vigorosos, las persiguié con gritos y danzas frenéticas desde as mon tafas hasta Sicién. En el acoso murié la mayor de las hijas, Ifinoe; pero las otras consiguieron recobrar su Iu cidez mediante lustraciones », Preto las unié en matri- De acuerdo con Baosunes, X 4081, Jn dvsion del servtorio 4 ls fundacion de Tiinte fueron fs condiciones pala pa que puso {Reino la lucha entre los hermavox C-tambien Pavesi, I 16, 5"Beveanon, VIN 10 2 rsono, P13 2 Sobre ls locuray curacln de tas Prides, cf. Baoutuoes, X 40112, Heasooro, 1X 6; Esmanon, VII 3, 19; ooo, 1V 68; Pats nn 17,8: 18.8, Onwo, Mer XV 32538, Sega Dodoro y Baguiides Inlogura afecto todas las mujeres arglvas,Cauaco, Himno a Arte ris 284s dice que la curcion se debid ala diosa Artemis 92 BIBLIOTECA ‘monio a Melampo y Biante; més tarde engendré un bi jo, Megapentes. Belerofontes *, hijo de Glauco, hijo de Sisifo, después de matar involunta- riamente a su hermano Deliades —al que algunos llaman Pirén y otros Aleimenes—, ego ante Preto, quien lo purificé. Pero Estenebea se enamord de él y le envid ropuesta para un encuentro; como éste rehusara, ella dij a Preto que Belerofontes le habia hecho proposicio- nes infames. Preto lo creyé y entregé a Belerofontes una carta para Yobates, en la que habia escrito que le diese muerte". Yébates, después de leer la carta, le ordend matar a la Quimera, esperando que la fiera acabaria con él, ya que no era féeil de dominar por muchos y ‘menos por uno: tenfa la parte anterior de le6n, la cola de dragon y en medio una tercera cabeza de cabra por la que arrojaba fuego. Devastaba la regién y destruia los ganados, pues era una sola eriatura con la fuerza de tres animales. Se dice también que la Quimera habia sido criada por Amisodaro, y asi lo asegura también Ho- mero, y que habia nacido de Tifén y Equidna, segiin relata Hesiodo ". Belerofontes, montado en Pegaso, ca ballo alado nacido de Medusa y Posidén, elevandose por los aires, asaeted desde alli a la Quimera *. Después de Belerofontes y le Quimera % “Matador de Belero'. pues seg el escolio Meda VI 155, re ceabia este nambre por haber dad muerte Belero, un tran de Cont. 8 CE Mada VI1SS ss; Hic, Fab. 57; id, As 11 18. Sepin Toe 2s, Ecoles a Licofrn I7, Preto se abstuvo de matat a Belevofonts, Poraue ua antique contre pohbiamatraquenes habia co "Tada XVt 3289, Sepin Heston, Teog. 31920, la Quimera era hij de la Hidra e Lemmas "Sabre el combate de Belerofontes con la Quimera, ef Mada VI 179 4s; Hastono, Teog. 325 i. Fr. 2a y 87; Paoano, limp, XI 9; Paossnas, 4, Hicino, Fab. 57 nko 3 este lance, Yobates le mando combatir contra los séli: mos *, y una vez cumplida esta tarea, le ordené luchar contra las amazonas; y como también las aniquilara, Yo: bates escogis a los licios sobresalientes por su valenti y les encargé que lo mataran tendiéndole una embosca da, Pero cuando todos ellos hubieron sucumbido a ma, nos de Belerofontes, Yobates, admirado de su fuerza, le mostré la carta y lo invité a quedarse junto a él; ade mas de entregarle a su hija Filonoe*, al morir le legs, el reino. Cuando Acrisio-pregunt6 al oréculo como tendria hijos varones, el dios le contesté que de su hija habia de nacer un hijo que lo mataria. Acrisio, temien- do esto, construyé una cémara subte- rramea de bronce y alli encerré a Danae. Pero, segun algunos, la sedujo Preto, a causa de lo cual se suscité una reyerta entre ambos hermanos"; segtin otros, Zeus, transformado en Iluvia de oro, se unié a ella, ca- yendo hasta el seno de Danae a través del techo. Cuan- do mas tarde Acrisio supo que habia dado a luz a Per seo, no creyendo que hubiera sido poseida por Zeus, puso a su hija y al nifo en un arca y la arrojé al mai al arribar el arca a Sérifos, Dictis recogié y erié al nino, El hermano de Dictis, Polidectes, que persco ante las €Fa Tey de Sérifos, se enamord de Dé- ‘Grayas ) las Dae, pero ante la dificultad de yacer con ninjas Medusa ella porque Perseo era ya adulto, con- vocé a sus amigos y con ellos a Per- seo diciéndoles que reunieran regalos de boda para Hi Danae y su jo Perso 1» Pueblo de las montatas fronterias de Lia “© Segun el escolio Pisano, Offmp. XII 84, Anticlea, y segin st excolio Hada VI 188, Casandra, “Los hermanos son Actisto y Preto, ef. supra M2, 1 4 BIBLIOTECA podamia, hija de Enémao*. Al decir Perseo que no vacilaria ni ante la cabeza de la Gorgona, Polidectes pi- did a los demas que buscasen caballos, pero de Perseo no acept6 caballos sino que le ordené traer la cabeza de la Gérgona. Ayudado por Hermes y Atenea, Perseo ‘marché al encuentro de las Fércides, Enfo, Pefredo y Dino; éstas eran hijas de Ceto y Forco, hermanas de las Gérgonas, viejas de nacimiento °. Las tres disponfan de tun solo ojo y un solo diente, que compartian: Perseo los cogié y cuando se los reclamaron dijo que los devol- veria si le indicaban el camino que llevaba hasta las, ninfas, Estas ninfas tenjan sandalias aladas y la kibisis, que al parecer era un 2urrén. Pindaro, y también Hesio- do en el Escudo, dicen de Perseo Toda ta espalda ta cubria ta cabeza de un horrible mons- Gérgona, y la kibisis to rodeaba. lirwo, La kibisis se llama asi porque el vestido y la comida. se depositaban en ella; las ninfas poseian ademas el casco de Hades. Cuando las Forcides hubieron encami- nado a Perseo, les devolvi6 el ojo y el diente, y al llegar ante las ninfas obtuvo lo que buscaba. Cogid la kibisis, ajusté las sandalias a sus tobillos y se calé el yelmo en la cabeza; cubierto con él veia a quien queria, pero era invisible para los demas *, Con una hoz de acero recibida de Hermes Ilegé volando al Océano y sorpren- dié dormidas a las Gérgonas, Esteno, Euriale y Medu- “Bs decir, repalos para conseguir Ia mano de Hipodamia, Ia que aspiraba lambien Polidectes CI. Epitome 2, 4 st ‘oCE Hestono, Teog. 270 ss, que omite a Dino, Esav1o, Prom. 794 ss; Enavostenis, Cetast 22; Ovto, Met IV 774. Hoewo, Ast wn Hastovo, Escudo 223-4 © Sobre la palabra Libis, ‘lforia. que se hace derivar de Kets ‘ha, ‘estar depositadoy ests, "vestido’ ef las notas de Feazen étinas 156-7, C16 2 nro 98 sa, Esta era la nica mortal, por eso Perseo fue enviado, a buscar su cabeza. Las Gorgonas tenian cabezas rodea. das de escamas de dragon, grandes colmillos como de jabali, manos broncineas y alas doradas con las que vo aban; petrificaban a quien las miraba. Persco se detu. vo junto a ellas atin dormidas y, guiada su mano por ‘Atenea, volviendo la mirada hacia el escudo de bronce en el que se reflejaba la imagen de la Gorgona, la deca- ito“. Al cortar la cabeza, surgieron de la Gorgona el caballo alado Pegaso y Crisaor, el padre de Geriéi ést0s los habla engendrado Posidon“*. Perseo guardé la cabeza de Medusa en el talego y emprendio el regre- so. Las otras Gorgonas despertaron de su suc y lo Bersiqieron, pero no podian verlo pues iba cuberi con el yelmo, Llegado a Etiopia, donde reinaba Ce- Lberacin de feo, encontro a la hija de éste, Andro- Andra peda, explesta como Presa para Un Certge de Thonsiruo marino *. Pues Casiopea, a esposa de Cefeo, habla competido en en belleza con las Nereidas y se habia jactado de ser mejor que todas; por ello éstas se encolerizaron y Posi- dén, compartiendo su ira, afligié al pais con un mons truo y una inundacién, Amén revel6 que cesaria la cal CE. Ovino, Mer 1V 7823. “Pegaso, del piego pepe, ‘manantial’, pues regin Heslono, Toor. 283, habia nacido junto lon mananales del eceano:Crsaor, de ebysde, ‘oro’ y dor, “espada’ Cf, Hicmo, Fab 151; Ovi, Met 1V 784 ss; Vi 1920, * Apblodoro omite el viaje de Perseo al pais de Atlante relaado por Ovtow, Met IV 627662. Para el episodio de Persco y Andromeda, Eel propio Ovtno, Met. IV 649-789; Hicwo, Fab. 64s. Ast IL 1 Exarostenes, Cast. 16,17 y 36, De acuerdo con Pausans, IV 38, 9 1 eseolo a Licomox 836, el logar donde se encontraba Andromeda cuan {do fue salvada por Perseo fue loppa o Jafa, en Palestina. Pausanias ‘ademas babla de una fuente proxima al mar cuyas aguas tienen color Dirpurs, porgue all se lave Persea Ia sangre del monstruo 96 piBLIOTECA. midad si Andromeda, la hija de Casiopea, era ofrecida, como alimento del monstruo. Cefeo, obligado a hacerlo por los etiopes, la encadené a una roca. Cuando Perseo, la vio, enamorado de ella, prometié a Cefeo acabar con el cetdceo si una vez rescatada se la otorgaba en matri- monio. Hechos los juramentos en estos términos, Per- seo acechando al monstruo lo mato y liberé a Androme- da. Pero Fineo, hermano de Cefeo, a quien antes habia sido prometida Andromeda, conspiro contra Perseo; é5- te, enterado de la maquinacién, mostrando la cabeza de Ia’ Gérgona a los confabulados los petrificd al instan- te. Al regresar a Sérifos halld a su madre y a Dictis refugiados en los altares a causa de la violencia de Poli- dectes; entré en el palacio donde Polidectes habia reu- nido a sus amigos, y volviéndose les mostré la cabeza de la Gérgona: cada uno de los que miraron quedé pe- trificado en la posicién en que se encontraba. Después de dejar a Dictis como rey de Sérifos, restituyé a Her- mes las sandalias, la kibisis y el yelmo, mientras que Ia cabeza de la Gérgona se la entregé a Atenea. Hermes devolvid aquellas cosas a las ninfas, y Atenea inserté fen medio de su escudo la cabeza de la Gérgona. Algu- nos dicen que Medusa fue decapitada a causa de Ate- nea, pues esta Gérgona habia querido rivalizar en belle- za con ella, Perseo con Danae y Andromeda se Muerte de march6 répidamente a Argos para ver pedersio. a Acrisio, Este al enterarse, temeroso erates del oraculo®, abandoné Argos y se re tir6 a Ia tierra pelasgica. Por entonces Teutdmidas, rey de Larisa, organizaba juegos deport vos en honor de su padre muerto, y Perseo acudié alli con intencién de tomar parte en ellos; cuando competia © Ch Quo, Met V 1249, 1 Se retire al ordculo que le habia advertido que morirt a ma or de un hijo de Danse. Ch 4 1 upko 7 en el pentatlon alcanz6 con el disco a Acrisio en un pie, matandolo al instante. Al comprender que el oracu Jo se habia cumplido, enterré a Acrisio fuera de la ciu- dad y, sintiendo vergiienza de volver a Argos en busca de la herencia de su victima, se dirigié a Tirinto, y por intercambio con Megapentes, hijo de Preto, éste fue rey de los argivos y Perseo de Tirinto, después de haber fortificado Midea y Micenas . Tuvo hijos de Andréme da: antes de ir a la Hélade, Perses, a quien dejé con Cefeo (se dice que de él descienden los reyes de Persia); yen Micenas, Alceo, Esténelo, Heleo, Méstor y Electrién, y una hija, Gorgofone, a la que desposé Perieres “. De Alceo y Astidamia, hija de Pelope —o segtin algunos de Laonome, hija de Guneo, y, segin otros, de Hipénome, hija de Meneceo—, nacieron Anfitrion y una hija, Ana xo. De Méstor y Lisidice, hija de Pélope, nacié Hipétoe. Posidén rapté a ésta y, llevandola a las islas Equinades, se unié a ella y engendrd a Tafio, quien colonizé Tafos y llamé a los habitantes teléboas por haber marchado lejos de su patria; de Tafio nacié un hijo, Pterelao, a quien hizo inmortal Posidén insertandole un cabello de oro en la cabeza. De Pterelao nacieron Cromio, Ti- rano, Antioco, Quersidamante, Méstor y Everes. Electrién se casé con Anaxo, Ia hija de Aleeo, y en- gendré una hija, Alemena”, ¢ hijos, Estratdbates, Gor- g6fono, Filénomo, Celeneo, Anfimaco, Lisinomo, Queri- ‘maco, Anactor y Arquelao; y después de éstos tuvo tam- bien un hijo bastardo, Licimnio, de Midea, mujer frigia CE Pavsanas, 16, 2 © CL Pavsants, LIS, 4'y 16,3 ch AMI, 3 % Apolodoro deriva teléhors de tloa, “lejos, y be, ‘marche * hts, 7, 7 Eunumoes, Heraclidas 210-11, dice que la madre de Alemena era tuna hija de Pélope, llamada en oiras fuentes Lisidice 0 Eunice e.-7 98 iBLIoTECA. De Esténelo y Nicipe, hija de Pélope, nacieron Alcio- ne y Medusa, y més tarde Euristeo, que reiné también en Micenas. Cuando Heracles estaba a punto de nacer, Zeus declaré ante los dioses que el primer descendiente de Perseo reinarfa en Micenas, y Hera por envidia con- vencié a las Ilitias para que retrasaran el parto de Ale- mena, y apresuré el nacimiento del hijo de Esténelo, Euristeo, que asi fue sietemesino Reinando Electrién en Micenas llega selithe de | ron los hijos de Pterelao con algunos Bleetrién contra tafios y reclamaron el reino de Méstor, “une de Su abuelo materno; al no acceder iccrién — Electrién le robaron el ganado, y cuan- do sus hijos trataron de impedirlo, los desafiaron y se mataron unos a otros. Pero de los de Electrién se salvo Licimnio, que era ain pequeno, yy de los de Prerelao, Everes, que estaba guardando las, aves. Algunos tafios escaparon por mar Ilevandose el ganado sustraido y se lo entregaron a Polixeno, rey de los eleos; Anfitridn lo rescat6 de Polixeno y lo condujo a Micenas. Electrién, deseoso de vengar la muerte de sus hijos, entregé el reino a Anfitrién, juntamente con su hija Alemena, haciéndole jurar que la mantendria vir- tia también en plural, tia), hija de Zeus y Hera, es la diosa 4e los partos. Zeus accedio gustoso a hacer el jurament, creyendo {que el que habia de nacer seria su propio hijo Heracles. Segin Ovo, Met 1X 292-323, Lucia lia) retras6 el parto de Alemena sentandose en el umbrat del palacio con los brazos cruzados delante de las rod: Is. Dias despucs una criada se presenta ella dicendo que Alemena habia dado aluy ltl, sorprendida, descruzé los brazos J en ese mo- ‘mento se produjo el parto. En Pavsanns, IX 1, 3, son las Farmdcldes Tas que lmpiden el parto hasta que son engatadas por una hija de Ticesis llamada Histride. Cl Avrowno Linens, 29 7 'Sepun Tn genealgla dada anteriormente (IL, 5), Méstor no era 1! sbuelo matero de los hijo de Pterelao, Las palabras stu abuelo Imaternos son seguramente una interpolacin. Cf nota critica de Fax zen 1 pig. 166. peo 99 gen hasta su regreso, y se dispuso a guerrear contra los teléboas. Pero mientras recogia las vacas, una lo ata 6, y Anfitrién le arrojé una clava que tenfa en las ma nos, la cual, rebotando en los cuernos, fue a parar a a cabeza de Electrién y lo maté. Esténelo se valid de ello como pretexto para expulsar a Anfitrién de todo ‘Argos y aduefarse del trono de Micenas y Tirinto; man- dé llamar a los hijos de Pélope, Atreo y Tiestes, y les entregé Midea, Anfitrién con Alemena y Licimnio leg6 a Tebas, donde, purificado por ebas To corra—Creonte, entregé su hermana Perime ‘de Cadmea. de a Licimnio. Alemena dijo que se ca- Jucha contra os saria con Anfitrion después que fuera safios: Perel? vengada la muerte de sus hermanos *. yy Anfitrién, habiéndoselo prometido, se apresté a luchar ‘contra los teléboas, e invité a Creonte a ayudarle. Este convino en que pelearfa si antes Anfitrién libraba a Cad. mea de la zorra, pues una feroz zorra asolaba la comar. ca®; pero aunque Anfitrién lo intentd, estaba predicho que nadie la cazaria. Al tiempo que la regién era devas. tada, los tebanos cada mes ofrecian el hijo de un ciuda. dano a la zorra, que se hubiera apoderado de muchos de no hacerlo asi. Anfitrién partié hacia Atenas y per: suadié a Céfalo, hijo de Deyoneo, a que, a cambio de una parte del botin de los teléboas, llevase a la caceria el perro que Procris habia traido de Creta, obsequio de Minos“; pues también estaba predestinado que todo lo Anfrion y ‘lemena én (© De acuerdo con Hesfovo, Escudo 1112 y 82 Anftrién no maté Involuntariamente @ Eletsion, sino que ambos se pelearon a causa de unas vaca ONCE Hestono, Escudo 79 as; Euxinoes, Heracles 16-17 © CF Hestovo, Escudo 14 ss. © Este animal era la zorra de Teumeso, al noreste de Tebas. Ct Pasanins, K-19, ANTONIO Lintaat, 41; Ovta, Met, VIE 762 ss rH AS, 100 pinuoTEcA. ‘que éste persiguiera lo alcanzaria, Sin embargo, cuando el perro acosaba a la zorra, Zeus transformé a ambos en piedra. Anfitri6n, teniendo como aliados a Céfalo de Torico, en el Atica, a Panopeo de Focide, a Heleo, hijo de Perseo, de Helos, en la Argélide, y a Creonte de Te- bas, asol6 las islas de los tafios. Mientras vivie Ptere- Jao no pudo conquistar Tafos: pero Cometo, hija de Pte- relao, que se habla enamorado de Anfitrién, arrancé el cabelio dorado de la cabeza de su padre”, y asi, al morir Pterelao, Anfitrion se apoderé de todas las islas; luego dio muerte @ Cometo, regresé con el botin y en ‘rego las islas a Heleo y Céfalo; éstos fundaron ciuda- des a las que dieron sus nombres y las habitaron, ‘Antes de que Anfitrién regresara a Te- bas, Zeus se present6 una noche y, ha- ciéndola durar como tres, yacio con Ale: rmena.en figura de Anftrién y le relat6 lo sucedido con los teléboas *. Cuan- do Ilegé Anfitrion y vio que su mujer lo acogia sin entu- siasmo, le pregunté el motivo, y al decirle Alemena que 2 su regreso la noche anterior ya se habia acostado con ella, Tiresias le aclaré que la unién amorosa habia sido con Zeus. Alemena concibid dos hijos, de Zeus a Hera- cles, mayor una noche que Hficles, habido de Anfitrién Siendo Heracles de ocho meses, Hera, deseosa de ma- tarlo, envi6 dos enormes serpientes a su cama"; Ale- de Heracles © Ete cabello lo hacia inmortal. CF. It 6,5 6 CE Hestooo, Escudo 27°56, sin mencionar la ‘sa noche. Dioooeo, 1V 9, 2, explica la prolongacion del uempo que Zeus emples para engendrar a Heracles en proporeion ala grandera y fuera que éste habria de tener Hay otras versiones sobre Is dura ‘lon de este noche: segi Ovina, Art. 113, 4, Test I 402, la che ‘duro como dos; Lucuno, Didlogos de Jos doses 10, 12, dice que era tana noche equivalente a tres dias completo ‘" Povoano, Nem 1 35, dice que Heracles acababa de nacer cuan o enviaron las serpientes: Teocero, XXIV I, que tela dler meses. (CE tambien Pausanas, 124, 2; Hci, Fab. 30; Vimeo, Em. VIN 2889 uno 1 101 mena Ilamé en su ayuda a Anfitrién, pero Heracles, in corpordndose, las estrangulé con las manos. No obstan te Ferecides dice que Anfitrion, para averiguar cual de los nifios era el hijo de Zeus, puso las serpientes en la cama; y como Ificles huy6 y Heracles se qued6, supo que aquél era su hijo, Anfitrion ensefio a Heracles @ con- ducir el carro, Autélico a luchar®, Eurito a disparar el arco, Céstor a usar Jas armas y Lino a tocar la citara. Este era hermano de Orfeo y, llegado a ‘Tebas, se hizo tebano; Heracles, enfurecido porque lo habia maltratado, lo mato con un golpe de citara” Cuando fue juzzado por asesinato, cit6 la ley de Rada- mantis segtin la cusl quien rechaza a un agresor injusto es inocente, y asi fue absuelto. Pero Anfitrion, por mie- do a que en otra ocasion hiciera lo mismo, lo envio a cuidar los rebafios. Criado alli, superaba a todos en te ‘mao y fuerza; por su aspecto estaba claro que era hijo de Zeus, pues su cuerpo media cuatro codos y tenia bri- lo de fuego en los ojos; no fallaba un disparo, ni de Flecha, ni de lanza. Estando con el ganado, a los diecio- 1 tein det Cho A'i0s, maté all ledn del Citerén que Guerin. Las jas destruia los bueyes de Anfitrion y Tes de Tespio pio, Este era el rey de los tespios, a ‘quien se dirigid Heracles a fin de cazar al leén. Tespio lo hospedé durante los cincuenta dias que said a cazar, y cada noche lo hacia acostarse con tuna de sus hijas (eran cincuenta las que habia tenido de Megamede, hija de Arneo), pues deseaba que todas procrearan hijos de Heracles. Este, creyendo que se unis Educaciin de Heracles: Lino © Harpilic, hijo de Hermes, segin Teserto, XXIV 108, % CE Pauswus, IX 29, 9; Diooono, II 67, 2 % Segun Pausanins, 141, 34 fe Alestoo quien mats al leon, 0 102 pipLiotEca siempre a la misma, yacié con todas”. Cuando hubo cazado al leén, se cubrid con la piel y us6 las fauces Al volver de la caza se encontr6 con unos heraldos enviados por Ergino pa- ra reclamar de los tebanos el tributo, Los tebanos lo pagaban a Ergino por este motivo: un auriga de Meneceo, de nombre Perieres, al arrojar una piedra en el recinto sa- grado de Posidén en Onquesto, hirid a Climeno, rey de los minias; éste fue conducido moribundo a Orcomeno, y antes de expirar suplicé a su hijo Ergino que vengara su muerte. Ergino marché contra Tebas y, después de ‘matar a muchos, pacté con los tebanos, bajo juramen- tos, que habian de enviarle un tributo anual de cien bue- yes durante veinte aos. Heracles, al encontrarse con los emisarios que se dirigian a Tebas en busca del tr buto, los ultrajé; pues cortandoles orejas, narices y ma- nos, se las ato al cuello y les ordeno que llevasen este tributo a Erging y a los minias. Indignado por ello Ergi- no atacé Tebas; pero Heracles, asumido el mando y con armas recibidas de Atenea, mat a Ergino y puso en fuga a los minias, obligindolos a pagar un tributo do- ble a los tebanos ”. Ocurrié que en la batalla murié Anfitrién luchando valerosamente. Heracles recibié de Creonte como premio a su hija mayor Mégara, que le dio tres hijos, Terimaco, Creontiades y Deicoonte ". Creonte entreg6 su hija menor a Ificles, quien ya tenia Heracles y los mings. Magara 3 Pausnts, en IX 27, 6, dice que Heracles yaco con las cincuen ta hijas de Tespio en una sola noche, pero en 1X27, 6, con cutrenta yy nueve, pues una de elas se nego y Heracles la hizo scerdotisa suya GE Diosono, IV 29, 3; Hino, Fab. 162 "CL Pausans, IX 37, 23; Digooro, 1V 10, 35 Para Ptvoano, Ist. 1V 108-107, los hijos de Heracles y Mégara son ocho; para Hieino, Fah 31 y 32, dos, y pura Eunins, Heracles 995 ss, tre, pro 103 un hijo, Yolao, de Automedusa, hija de Alcatoo. Y Rada- mantis, hijo de Zeus, se despos6 con Alemena después de la muerte de Anfitrién y vivio desterrado en Ocaleas de Beocia *. Tras haber aprendido de Eurito ef manejo del arco, Heracles recibié de Hermes la espada, de Apolo el arco y las flechas, de Hefesto una coraza de oro y de Atenea una tunica”; la cla va la habia cortado él mismo en Nemea. Después del combate contra los mi: nias, Hera, celosa, lo enloquecié y He- racles arrojé al fuego a sus hijos habi- dos en Mégara y a dos de Ificles *; por ello se condend a si mismo al exi lio y, purificado por Tespio, marché a Delfos y pregun- 16 al dios dénde deberia vivir. La Pitia entonces lo Ila- mé por primera vez Heracles, pues antes era conocido, por Alcides”, y le dijo que habitara en Tirinto sirvien do a Euristeo doce afios y que realizara los diez traba- jos que le impondrian; y afadi6 que, una vez termina- dos, seria inmortal *. Las armas de Heracles Locura de Heracles Al mori Alemena, cuando los Heraclidas se disponian a ente crarla, Hermes por mandato de 2eus sustituyé el euerpo por una pic dra y lo lleva las alas de los Blenaventurados para que alt Alemena sc casara con Radamantis CF ANTonino Linceat, 33. Reflere PAUSAMs, TX 16,7. que en Tebas no hay un sepulero de Aicmens, porgue. serum los tebanes, fue convertida en piedra al morir; pera en It 1 dice que segin los megarenses, Alemena murio en el camino de Argos a Tebss yen cumpliniento de un orécula ia sepaltaron en Megara ™" Droooka, IV 14, 3, ade, como regalo de los dioses,cabalos e Posiden "CL Drooono, 1V 1, 13, Euminoes, Heracles 987 38. este sltimo sitda In matanza de los hijos despues de los trabajos, e incluye entre tas victimes a, Megara 7 El nombre de Heracles, sein una ctimologia aceptada desde 4a antiguedad, se expicaria como sla gloria de Heras. Aleides, por su buclo Alco, el padee de Anfitrion CE Soeociss, Treguinias 1091-1102; Euxinoes, Heracles 358435; 104 pIBLIOTECR Al oir aquello, Heracles marché a es tabajes Tirinto y cumplié lo mandado por de Heracles’ Buristeo. Este primero le ordené traer aciiuin | \a piel del leon de Nemes, animal in vulnerable nacido de Tifén”. Yendo cen busca del ledn, lego a Cleonas y se hospedé en casa de un jornalero llamado Molorco; cuando éste se dispo- nia a inmolar una victima Heracles le pidid que aguar- dara treinta dias y, si regresaba indemne de Ia caceria, ofreciera el sacrificio a Zeus Soter™, mientras que si moria, se lo dedicara a él como héroe. Una vez en Nemea y habiendo rastreado al leén, primero le dispar6 sus flechas, pero al darse cuenta de que era invulnera- ble, lo persiguié con la maza enarbolada; cuando el leén se hubo refugiado en una cueva de dos bocas, obstruyé tuna, entré por la otra en pos del animal, y rodeandole el cuello con el brazo lo mantuvo apretado hasta que lo estranguld; luego lo cargé sobre sus hombros hasta Cleonas. Encontré a Molorco en el ultimo de los treinta dias dispuesto a ofrendarle una victima por creerlo muerto, y entonces dedic6 el sacrificio a Zeus Soter y Hev6 el leén a Micenas. Euristeo, receloso de su vigor, Te orden6 que en lo sucesivo no entrara en la ciudad sino que expusiera la presa ante las puertas. Dicen que por temor a Heracles habia aprestado bajo tierra una tinaja de bronce para esconderse®, y le sefialaba los rooono, IV 11, 3; 1V 28,4; Hicwo, Fab 30: Ovo, Met. IX 182-198 ‘Vinttio, En. VIII 287300. Los autores presentan algunas diferencias, enel orden en que Heracles llevo a cabo los trabajos % ‘El Teon de'Nemen habia nacido de Ono y Equidna, y habia si do crido por Hera segun Hestooo, Teg. 326 . CE tamblén Soroctss, Trag. 1091 48; Drovoto, IV 11, 34 “salvador En gricgo hay dos verbo distintos para expresur si el sacrf cio se hace en honor de un dios (jen 0 si se hace en honor de tin hévoe fenagidseim) 8°°CE Doro, IV 12, 1 pro 105 trabajos por medio del mensajero Copreo, hijo de Peo pe el eleo. Este Copreo habia matado a ffito y huido Ticenas, donde habiaba despues de purificedo por Eurisce Como segundo trabajo le ordend ma tara la Hidra de Lerna. Esta, cria- a LrLr—C—s——sCN tlilano y destrua el campo y low gana dos La Hides tenia un cuctpo enorme, con nueve cabeza, ocho morale lade conto Inno. fal Heracles monado en un erro gue gulabe Yolo, ego a Lerna'yrelrend lon caballo al descubri le i dra-en una colina, juntos le fuente de Amimone donde a ——rti“C~™—SC—sSC Chas encendidae, y una ver fuera la apreso y domins, tunguc ella se mantavo enroseada en uns de sus ple er pues cuando aplasia un surgian dos Un enorme can, Ero favorecin a lw Hidre mordiendo el pede Her fics El to mato 9 luego pido ayuda a Yolao, quien, después de incendiar parte de un bosque cercano, con foe ttones quem fos cellos de las esberase impldio tue resurpicran.Evitada as su proliferation cor la — Gn rove, crea del camino que través de Lerna cond ce a Eleunte,Abrig el cuerpo de In Hidra y somergie tas fechas en su Bilis". Pero Euristeo dijo que este 1 Hija de Tifén y Equidna segin Hrstovo, Teog. 313 ss. tambien slimentada por Hers. "6 "La Hidra tiene cien cabezas segin Ovi, Met. IX 7; en cam bio, Pavsawins, 37, 4, dice que une soa, 's ‘A cambio de ia ayuda que presto a la Hidra, el cangrcjo fue catasteizado por Hera en la constelacin de Cincer. Cf EnarOstexts, vast. 11; Hroivg, Aste IL 23, ‘En lo sacesvo Ins fechas de Heracles, envenenadas por Ia bi is de la Hidea, productran heridas mortals los hombres iacura bles a los diores. 106 pipuioteca trabajo no seria contado entre los diez porque no habia vencido a la Hidra Heracles solo sino con ayuda de Yolao. Como tercer trabajo le ordené traer Viva a Micenas a la cierva cerinitia”. Tenia cuernos de oro y estaba en Enoe consagrada a Artemis: por eso Heracles no queria ni matarla ni herirla, y la persiguié un aho entero. Cuando la cierva fatigada por el acoso huyé al monte llamado Artemisio, y desde alli al rio Ladén, al ir a cruzarlo, Heracles, flechindola, se apoderé de ella y la transports sobre sus hombros a través de Arcadia. Pero Artemis, acompafada por Apo- lo, se encontré con él, quiso arrebatarsela y le reproché haber atentado contra un animal consagrado a ella". Heracles, alegando su obligacién e inculpando a Euris- teo, aplacé la edlera de la diosa y lev el animal vivo a Micenas, Le cerva Como cuarto trabajo le mand trace EI jabalt vivo el jabali erimantio; este animal crimanitio devastaba Ps6fide, bajando del monte tucha con 1 Que Tlamaban Erimanto™. Heracles, al smuett'ie Gatton atravesar Foloe, se hospedé en casa del entauro Foo, hijo de Sileno y de una ninfa melia®. Este ofrecié a su huésped carne asada, © Cf, Pwoano, Olimp. Il 28 se; Eunnnes, Heracles 375 #8; Dio boro, IV 13, 1; Hino, Fub. 30. Sir W. Ridgeway, citado por Frazer (1 pig 190, supiere que debia de ser un reno hembra, por estar dota sda de cuernos. Su nombre deriva del rio Cerinites, en Acaya © Esa cierea habia sido consagrada a Artemis por Taigte, hij de Atlante, cf. Puoano, Oli. IML 29°30, CE. Soroctss, rag. 1097; Hino, Fab. 30; Drosowo, 1V 12. Re- fiece Pavsanias, VIII 24, 5, que los habitantes de Cumas pose los colmullos del jabali guardados en un tempo de Apolo. “© Ninfa de los fresno, Las ninfas metias nacieron de las gotas 4e sangre de Urano cuando fue mutilado por Crono. CE Hestoo, Teg. ir upRo 107 mientras que él la comia cruda. Cuando Heracles pidié vvino, le dijo que temia abrir la tinaja comin de los cen- tauros; pero Heracles, animandolo, la abrié y no mucho después, atraidos por el olor, acudieron a la cueva de Folo los centauros armados con rocas y abetos. A los primeros que osaron entrar, Anguio y Agrio, Heracles los rechaz6 con tizones, y a los restantes los persiguio a flechazos hasta Malea, Alli se refugiaron junto a Qui rén; que expulsado del monte Pelion por los lapitas se habia establecido cerca de Malea. Al agruparse en tor- no suyo los centauros, Heracles arrojé una flecha que despues de atravesar e] brazo de Elato se clavo en la rodilla de Quirén; Heracles, afligido, corrié hacia él, ex- trajo la flecha y le aplicé un remedio entregado por el mismo Quirén. Este, como la herida era incurable, se retiré a la cueva deseoso de morir alli, pero por su con- dicién de inmortal no lo consiguié hasta que Prometeo se ofrecié a Zeus para ser inmortal en su lugar. Los otros centauros huyeron a sitios diferentes, unos al mon: te Malea, Euritién a Féloe, Neso al rio Eveno. Posidén acogié a los demas en Eleusis y los ocult6 en un monte, Folo arrancé la flecha de un cadaver y se maravillaba de que algo tan pequeho pudiera dar muerte a seres tan grandes; entonces Ia flecha resbalé de su mano y al hincdrsele en un pie lo mato en el acto. Heracles, de regreso a Foloe, encontré a Folo muerto y después de enterrarlo marché a cazar el jabali; cuando con sus gritos lo hubo ahuyentado de un matorral, lo hizo aden- trarse, ya exhausto, en un lugar de nieve espesa, y enla- zado lo condujo a Micenas. 108 BIBLIOTECA ‘Como quinto trabajo Euristeo le or- dené sacar en un dia el estiércol del ga- nado de Augias ". Este era rey de Eli- de, hijo de Helios segiin unos, segtin otros de Posidén, y segiin otros aun de Forbante, y poseia muchos rebanos de ganado. Hera- cles se presenté a él y sin revelarle la orden de Euristeo Ie dijo que sacaria el estiércol en un solo dia a cambio de la décima parte del ganado. Augias, aunque incrédu- Jo, acepté el trato; Heracles, puesto por testigo Fileo, €e] hijo de Augias, abrié una brecha en los cimientos del, establo y desviando el curso del Alfeo y el Peneo, que discurrian cercanos, los encauz6 hacia alli ¢ hizo otra, abertura como desagtie. Al enterarse Augias de que esto se habia realizado por orden de Euristeo, no quiso pa- gar lo estipulado, y ademas nego haberlo prometido, y se manifest6 dispuesto a comparecer en juicio por ello, Cuando los jueces ocuparon sus asientos, Fileo, citado por Heracles, testifico contra su padre, afirmando que éste habia accedido a recompensarlo. Augias, colerico, antes de que se emitiera el fallo desterré de Elide a Fileo y a Heracles. Fileo se dirigié a Duliquio y alli ba- bite ®; Heracles se present en Oleno ante Deximeno, cuando éste se veia forzado a entregar en matrimonio su hija Mnesimaca al centauro Euritién; al requerir su ayuda Dexameno, maté a Eurition, que ya iba en busca de su prometida. Mas Euristeo tampoco acepto el trabajo entre los diez, alegando que se habia hecho por salario. El extalo de Augias % Pavsanins, V4, 910, © CF tad, IL 625 ss. © CF Pausawis, VICTS, f) Hino, Feb 3% Diovoro, 1V 33, 1 uno 1 109 Como sexto trabajo le encarge ahu-« yentar las aves estinfalidas™. En. Ta ciudad de Estinfalo, en Arcadia, habla tn lago llamado Estifalide, oculto por bundante vegetacion, donde se habian refugiado innumerables aves, temerosas de ser presa de tos lobos. Heracles no sabia como hacerlas salir de la espesura, pero Atenea le proporciond unos crétalos de bronce, dadiva de Hefesto,y el entonces, haciendolos sonar en una montafa proxima al lago, espanto a las ares, que incapaces de soportar el ruigoalzaron el we io atemorizadas y de esta manera Heracles las flecho Como séptimo trabajo le impuso traer rim el toro de Creta”. Segin Acusilaa és Ete, fe habia transportado a Europa para Zeus, Segin otros, Posiden lo habia he cho surgir del mar cuando Minos pro- metis ofrendarle lo que saliera del mar: se dice que, admirado de la belleza del toro, Io envio a la manada yen su lugar sacrified otro a Fosidén, por lo cual el figs encolerizado hizo salvaje al toro. Heracles marcho a Creta en su busca, y al pedir ayuda a Minos este le contesté que luchara por apresarlo; una vez capturado tl toro, Heracles lo llev6 a Euristco, quien al verlo lo dejo en libertad. El toro anduvo errante por Esparta y toda la Arcadia, y atravesando el Istmo Ilego a Mara- t6n, en el Atica, donde dafaba a los habitantes *. Las aves cstinflias CE Arotowo ne Rooss, II 1082 ss; Droooro, TV 13, 2; PAUSAwas. Va 2, 6 Cf, Pausasaas, 127, 940, ¥ 10, 9: Donono, 1V 13,4: Hizwo, Fb x, Mas tarde lo matara Tesco; ef: Epitome 1, 54 110 pIBLIOTECA Como octavo trabajo le ordené llevar 8 Micenas las yeguas de Diomedes el tracio, Este, hijo de Ares y Cirene, era rey de los bistones, pueblo tracio muy belicoso, y poseia yeguas antropéfagas. Heracles zarpé con algunos voluntarios y, dominando a los guardianes de los pesebres, condujo a las yeguas en direccién al mar. Cuando los bistones acudieron ar- rmados a rescatar las yeguas, él las encomendé a la cus- todia de Abdero, hijo de Hermes, oriundo de Opunte en Lécride, y favorito de Heracles; pero las yeguas lo mataron arrastrindolo. Heracles en combate con los bis tones dio muerte a Diomedes y obligé a huir a los res tantes "; fundo la ciudad de Abdera junto al sepulero del desaparecido Abdero, y reuniendo las yeguas las en: treg6 a Euristeo. Este las solto y las yeguas se dirigie ron al monte Olimpo donde acabaron devoradas por las fieras. sas vequas de Diomedes Como noveno trabajo ordené a Hera- 1 cinurdn de cles conseguir el cinturén de Hipéli ing Cs Buta era ta reine de las amaao Andioten Rescue nas, que habitaban cerca del rio Ter- de Hesione. modonte, pueblo sobresaliente en la Samedon. 0S guerra, pues practicaban las costum: bres virlles; y cada ver que, a causa de relaciones sexuales, tenian hijos, criaban sélo a las hhembras y les comprimian el pecho derecho para que no les estorbara al anzar la jabalina, mientras que les dejaban el izquierdo para amamantar. Hipélita ostenta- ba el cinturon de Ares, simbolo de su soberania. Hera cles fue enviado a buscar este cinturon porque Admete, Sepin Dioporo, IV 15, 3-4, Heracles dejo que las yeguas devo: raran a Diomedes. Micwo, Fab. 30, habla de caballos, no de yeguas CE, Avotonao ne Ronas, Il 777 se; y 966 se; Droooro, IV 16; Pav suns, V 10, 9) Hono, Fab. 30; Eunmbes, Heracles 408 ss. nro 1 nt hija de Euristeo, deseaba poseerlo. Acompafiado por vo- luntarios se hizo a la mar con una sola nave y arribo a la isla de Paros, entonces habitada por los hijos de Minos, Eurimedonte, Crises, Nefalién y Fiolao. Pero su cedi6 que al desembarcar dos de los tripulantes muri ron a manos de los hijos de Minos; indignado por ello, Heracles al punto los mato, y a los demas los sitié has ta que enviaron mensajeros para pedirle que eligiera a dos en lugar de los asesinados. £1 levanto el cerco, y embarcando a Alceo y Esténelo, hijos de Androgeo, hijo de Minos, arribé a Misia y fue ante Lico, hijo de Dascilo, que le dio hospedaje. Heracles, ayudando a Li- co en su lucha conira el rey de los bébrices, mato a muchos y entre otros al rey Migdén, hermano de Ami co; conquist6 gran parte del territorio de los bébrices y se lo entregé a Lico, quien lo denomind Heracles, Llegado al puerto de Temiscira, se presents ante él Hipolita, le pregunto por qué habia ido y le prometio centregarle el cinturén; pero Hera, bajo la apariencia de tuna de las amazonas, iba y venia entre la multitud di- ciendo que los extranjeros recién Ilegados habjan rapta. do a st reina; asi ellas cabalgaron con las armas hacia la nave. Cuando Heracles las vio armadas, creyendo que se trataba de un engaiio, mats a Hipdlita y Ia despojé del cinturon™; después de pelear con las restantes se hizo a la mar y arribs a Troya Por entonces la ciudad padecia infortunios por la e6- era de Apolo y Posidin. Pues éstos, deseando probar Ja soberbia de Laomedonte, adoptaron forma humana y le propusieron fortificar Pérgamo a cambio de un sa lario; pero una vez que la hubieron fortificado, aquel se nego a pagarles . Por eso Apolo envio una peste y > Seguin Arotowio pe Roos, IL 968, Heracles se apoders de Me- lanipe y's cambio de ella Hipélta le entregd el cinturéa 1M El servicio de estos doses Laomedonte, que duré un ato, sta selatade en Mada VIN 4823 y XXDS81-457, aunque sin expllear ne IRLIOTECA posidén un monstruo marino que, elevado por una ma- tea, arrebataba a los hombres de la planicie. Cuando fos ordculos vaticinaron que cesarian las desgracias si Laomedonte ofrecia a su hija Hesione como alimento del monstruo, él la até a unas rocas del litoral . Heracles, al verla alli expuesta, prometié salvarla a cam: bio de las yeguas que Zeus habfa dado en compensa- ‘ion por el rapto de Ganimedes "*. Laomedonte ace dio a entregarlas y Heracles, matando al monstruo, Iiber6 a Hesione; pero como Laomedonte rehusara cum: plir lo acordado, Heracles lo amenaz6 con guerrear con: fra Troya y_se hizo a la mar™ ‘Arribo a Eno, donde fue hospedado por Poltis, Al em- barcarse en la orilla eniense maté con una flecha a Sar- pedén, insolente hijo de Posidon y hermano de Poltis. Después de llegar a Tasos y someter a los habitantes tracios, cedié la isla a los hijos de Androgeo para que Ja poblasen. Desde Tasos se dirigio a Torone y alli maté ‘a Poligono y Telégono, hijos de Proteo, hijo de Posidon, {que lo habian desafiado a luchar. Luego llev6 el cintu- ron a Micenas y se lo entreg6 a Euristeo. rmotivo, ue, segin los escoios @ {LXE 448 y a Licorton 34, fue fuber eonspirado contra Zeus, Posi construyé fas murallas de la ‘odad mienteas que Apolo se orupe de ls rebatos. Leomedonte, ade fas de negacse' pogatle lo cetipulado, amenazd 2 Apolo con vender: Income exclave ya los dos con cortarles la oreas. Esta defraudacién de Laomedonte 2 lo dioses ents narrada tambien en Viacnso, Geore, {1503 Honacio, Odes 1121-2; Ovo, Met. XI_205 15. Refiere Pinoano, blimp, VIL 30.47, que Baco ayudo alos doses para que se cumpliera Gl eestina de Trova: seria conqulsteda silos doses recibian la ayuda Geum moral en la construccion de las murallas Wo Cr Ovumo, Mer, XL211215; Hicino, Fa. 89, Dooono, IV 42.16 1 Gf Mada V 265267. Segun el Himmo homerico a Afrodita‘V) 210212, Zeus entregd las yeguss a Tros, padre de Laomedonte "Ol CLIl 6,4, El escoho de Tzezes @ Lcornow 34, y el de Il. XX 146 basado en Helinico, cueatan que Heracles se arrojé armado en tas Fauces del cetaeo y, despusde permanecer tres dias en su vientre ousando destrozos, slid completamente celvo. upko 3 Como décimo trabajo le encargé traer de Eritia las vacas de Gerion'™, Eri- tia, ahora llamada Gadir, era una isla situada cerca del Océano; Ia habitaba Gerion, hijo de Crisaor y de la occa nide Calirroe; tenia el cuerpo de tres hombres, fundi dos en el vientre, y se escindia en tres desde las caderas y los muslos. Poseia unas vacas rojas, cuyo vaquero era Euritién, y su guardian Orto, el perro de dos cabezas nacido de Tifén y Equidna"®. Yendo, pues, en busca de las vacas de Gerién a través de Europa, después de matar muchos animales salvajes, entré en Libia y, una vez en Tartetos,ergié como testimonio de ou vaje doe columnas enfrentadas en los limites de Europa y Li- bia. Abrasado por Helios en el trayecto tendid el ar- co contra el dios, y éste, admirado de su audacia, Je proporcioné una vasija de oro en la que cruzé el océa- no ™. Ya en Eritia, pasé la noche en el monte Abas; el perro, al darse cuenta, lo atacé, pero él lo golped con la maza y maté al vaquero Eurition, que habia acudido fen ayuda del perro. Menetes, que apacentaba alli las vacas de Hades, comunicé lo sucedido a Gerion, quien aleanz6 a Heracles cerca del rio Antemunte cuando se as vacas Genoa CE, Heston, Teog. 287.294 y 980.985; Pavsans IE 18,13 y 1V 36,3; Donoko, IV 17-18" Esouo, Agam. 870; Eunnoes, Heracles 423; Vinciuo, Ex. Vi 288; Hic, Fah 30 y 181. Gadirex Cain cf. Estee bow, I 2, 119 5,4 it, Mesove, Teo. 312 de quel pete Ort ana cncueta ca "®' Doro, IV 18,5 y Puno, Nat Hist It 4, Je atibuyen Ia for macién del estrecho de Gibraltar. Las columnas se considers que son ‘las rocas de Calpe (Gibraltar) y Ablla (Ceuta o dos pilares de bronce Conservados en el templo de Heracles en Cadi, "6 Pawasis, en su obea Heracles, rellere que In copa en que He races atravess el Océano era la del So, pero que la recbio de Océano tembarcado en ella raveg® hasta Brita. Cl. Ateneo 469d; Mactons, Se tumales V 21, 16 y 18. 14 pIBLIOTECA levaba las vacas, y, trabado combate, murié de un fle chazo. Heracles embarcé el ganado en la copa, y ha biendo navegado hasta Tartesos, se la devolvi6 a Helios. ‘Tras pasar por Abdera lleg6 a Liguria, donde Ya. lebien y Dercino, hijos de Posidén, intentaron robarle las vacas, pero los mato y siguid a través de Tirre- nia'™, En Regio, un toro descarriado se arrojé de re- pente al mar, y nadé hasta Sicilia despues de atravesar la region llamada por él Italia (pues los tirrenios lla man italus al toro), Hegando al territorio de Erix, rey de los élimos. Erix, hijo de Pasidon, incorpord el toro ‘su propia manada. Entonces Heracles encomend6 las vvacas a Hefesto y se apresuré a ir en busca del toro. Cuando lo enconiré en la vacada de Brix, este dijo que no se lo devolveria a menos que lo venciese en la lucha; Heracles, después de abatirlo tres veces, Io maté y re- cobrando ei toro lo condujo con el resto al mar Jéni- co". Al llegar a las zonas de ensenadas, Hera envio Tor Ghuded del sur de Espa; ef, Esteanon, 4, 3 ve En Liguria Heracles tambien fue stacado por gran numero de Jndigenas con los que rostuvo tan encarnizado combate que s¢ le ter rminaroa las fechas. Como no encantee pledras a roano, hizo una st Plica a Zews, quien hizo eacr del cielo una via de piedras, ¥ con lls Heracles puso en fags a sus enemiges. CL Esraanon, IW 3, 7: hetwo, Ar I Tit" Apolodoro omite el cElebre episodio de Caco que tuvo lugar cen el monte Aventine, en Roma. Caco, uh ser monstruoso que respira tba humo y llamas, robs las vacas a Heracles haciendo que caminaran hacia art para confund Ine huellag, 9 las ocultoen una cveva Cuando Heracles descubrio hurt, atacé a Caco con los peiascos que forma bam la cueva y recupero el ganado, Cf, Paorexco, IV 9, 1-20, Vite, En. VIII 190267, Ovioio, Fastos 1 $8378: Dicooro, 1V 21. 101 Gh, Pausanoss HE 16, 45: Drotono, 1V 23,2: Vinetso, En. V 410-414, Hiei, Fab, 260, Ea Diodoro y Pausaniss la lucha se produjo por todas las vacas,y las condiciones fueron que si ganaba Brix se Quedaria com ells, mienires que s!ganaba Heracles, obtenda el re: to de Erin, Anade Diodoro que frie no estaba conforme con los termi hos del pact, pero que Heracles lo convencio dciendole ques él per meow us tun tébano contra las vacas, que as se dispersaron por las faldas de las montafias de Tracia. Heracles las per- siguio y reuniendo algunas las trasiad6 al Helesponto; las que quedaron alli se hicieron salvajes. Por la dificul- tad de recuperarlas culp6 al rio Estrimén, antes nave gable, y Ilenandolo de piedras lo hizo impracticable. Lle- v6 las vacas a Micenas y las entregé a Euristeo, quien las sacrificé a Hera. Cumplidos los trabajos en ocho afios as manamaz ¥ 301 Mes, al no aceptar Euristeo ni el cies nempendes Gel ganado de Augias ni el de la Hidra, ‘como undécimo trabajo le ordené ha- cerse con las manzanas de oro de las Hespérides "*. Estas manzanas no estaban en Libia co- ‘mo han dicho algunos, sino en el Atlas, entre los Hiper- boreos. Gea se las habia regalado a Zeus cuando se des posé con Hera. Las guardaba un dragon inmortal, hijo de Tifon y Equidna, que tenia cien cabezas y emitia mu: cchas y diversas voces. Con él vigilaban también las Hes. pérides, Egle, Eritfa, Hesperia y Aretusa. Heracles en su viaje lego al rio Equedoro. Cicno, hijo de Ares y Pi- rene, lo desafio a un combate singular. Ares defendia @ Cicno y dirigia la pelea, cuando un rayo arrojado en medio de ambos hizo cesar el combate’. Heracles a través de Hliria se dirigié apresuradamente al rio Erida- ‘dia Ine vacas, tambien perder Is snmortslidad. Brix fue vencido en la lucha y luego desterrado. 1m "Para el episodio de las manzanas de las Hespérides, cf. Aro ‘oxo pe Rooas, IV 1396 ss; Diooono, IV 26; Euxinons, Heracles 394 se; Eearostins, Calas 3, Ovi, Mer 1V 637 sy IX 190; Hicno, ‘sir I; Ad. Fab. 30. Ea cuanto al nimero de is Hesperides hay die frepancia: Hesperia y Aretusa pueden ser una sola lamade tambien esta Eretusn © Hesperitura en los codices. CCL Homo, Fab 31, Como indica Frazer (, pg. 221), este Cie no es distinto del ot Cieno, hijo igualmente de Ares, pero de diferen te madre, a quien da muerte Meracler mss tarde (il 7. 7) 6 BIBLIOTECA no y Mego ante las ninfas, hijas de Zeus y Temis ™. Es- tas lo encaminaron a Nereo, a quien Heracles apres6 mientras dormia y, aunque el dios adopté toda clase de formas, lo até y no lo solt6 hasta que supo por él donde se encontraban las Hespérides y sus manzanas. Una ver informado atravesé Libia. Reinaba alli Anteo, hijo de Posidn, que daba muerte a los extranjeros obli- gandolos a luchar. Forzado a pelear con él, Heracles Jo maté con su abrazo mientras lo mantenia en vilo, pues si tocaba la tierra se vigorizaba, y por ello algunos dije- Fon que era hijo de Gea". Después de Libia eruz6 Egipto, donde reinaba Busi ris, hijo de Posidén y Lisianasa, hija de Epafo, Busiris solia inmolar extranjeros en el ara de Zeus en cumpli- miento de cierto oréculo: desde hacia nueve afos la es- casez afligia a Egipto, y Frasio, un adivino Ilegado de Chipre, habia dicho que cesaria la esterilidad si cada afto se sacrificaba un extranjero a Zeus. Busiris empe26 por degollar al adivino y continud con los extranjeros que llegaban, También Heracles fue apresado y llevado al altar, pero rompiendo las ligaduras dio muerte a Bu- siris y a su hijo Anfidamante ™. A través de Asia llegé a Termidras, puerto de los i dios, y después de desuncir uno de los bueyes del carro de un boyero lo sacrificd y se dio un festin. El boyero, incapaz de defenderse, desde una montafia lo maldijo: por eso también hoy, cuando se ofrecen sacrificios a Heracles, se hacen acompatiados de imprecaciones. 1 Hias de Ia Noche segun Hsiono, Teo. 215.6; de Atlante y de tuna hija de Hespero (hermano de Allante) en Diogono, IV 27 "9 Cf, Powoano, Ist IV 8797; Pavsans, IX 11,6; Dropono, IV 17, 4; Hiowo, Fabs 3 "8. Diobono, 1V 18, 1; IV 27,25; Ovo, Met. 1X 1825; id. Arte de amar 1 647-653; Hicino, Fab. 31 y Se. Isdenares, Busiis 15, ale {que Heracles y Busiris fueran contempordneos. FAZER (pigs. 2248) Siduce varios testimenios que prochan, contra la opin de Herodoto, Ta practiea de sacrficios humanos en Epito. pro 17 A su paso por Arabia maté a Ematién, hijo de Tito- no”. ¥ al llegar, por tierras de Libia, al mar exterior, recibié la copa de Helios; habiendo cruzado al conti- nente opuesto fleché en el Caucaso al aguila, nacida de Equidna y Tifon, que devoraba el higado de Prome- teo', Libero a éste escogiendo como vinculo el olivo, y presenté ante Zeus a Quirén que, aunque inmortal, estaba dispuesto a morir en su lugar. Prometeo habia advertido a Heracles que no fuera €l mismo a buscar las manzanas, sino que enviase a Atlamte, y que sostuviera entretanto la béveda celeste; asi, cuando Ileg6 al pais de los Hiperboreos ante Atlan. te, lo reemplazé, segin el consejo recibido. Atlante, después de coger de las Hespérides tres man: zanas, regres6 junto a Heracles. Y para no cargar de nuevo con el cielo dijo que él mismo Hlevaria las manza- nas a Euristeo, y ordené a Heracles que sostuviera la boveda celeste en su lugar. Heracles accedié, pero con astucia consiguié devolversela a Atlante. Aconsejado por Prometeo lo invité a soportarla mientras él se colocaba una almohadilla en la cabeza. Al oir esto, Atlante dejo las manzanas en el suelo y sostuvo la boveda; entonces Heracles recogié las manzanas y se marché. Algunos di cen que no las consiguié por mediacién de Atlante sino que las cogié él mismo después de matar a la serpiente gue las custodiaba™. Obtenidas las manzanas, las en twegé a Euristeo. Este, tomandolas, las regalé a Hera- 3 CE. Drooono, 1V 27, 3 CE Diaooxo, IV 18, 2: Hino, Fab. 35, 54, ¥ 148, id. Ast I 15 Higino en un pasaje hace durar teins sfos el castlgo de Prome teo, yren otra trelnts mi 8 “CLIT, 4 El olivo ex como una cadena simbilica a que Hera sles se somete por haber liberado a Prometeo. ste, a su ver, lev fen su dedo un anillo hecho de hierro con el que estuvo aprisionado, para no invalidar la promesa de Zeus de no sltarlo nunca "»" Bunimoes. Heracles 594399, 118 rpLioTEca cles, de quien las recibié Atenea, que las devolvié, pues ‘era impio que estuviesen en cualquier otro lugar. ‘Como duodécimo trabajo se le orde- né traer del Hades a Cerbero™. Este tenia tres cabezas de perro, cola de dra- ‘g6n y en el dorso cabezas de toda clase de serpientes. Antes de ir en su busca Heracles se present ante Eumolpo, en Eleusis, con el deseo de ser iniciado™. Entonces a los extranjeros no se les permitia la iniciacién, pero al ser adoptado por Pilio la consiguid. No pudiendo contemplar los miste- rios por no haber expiado la matanza de los centauros, fue purificado por Eumolpo y después iniciado. Al Ile- gar a Ténaro en Laconia, donde estaba la entrada del Hades, bajo por ella. Las almas, al verlo, huyeron, ex- cepto la de Meleagro y la de la Gérgona Medusa". A ésta la atacé Heracles como si estuviera viva, pero Her mes le hizo saber que se trataba slo de una sombra vana. Cerca ya de las puertas del Hades encontr6 a Te- seo, ¥ a Piritoo —quien habia pretendido en matrimo- nio a Perséfone y por ello fue encadenado™. Cuando éstos vieron a Heracles, extendieron las manos como sila fuerza de éste pudiera rescatarlos. Heracles, asien- do a Teseo de la mano, lo levant6, pero al querer alzar a Piritoo la tierra tembl6 y tuvo que soltarlo. También hizo rodar Ia piedra de Ascélafo"®. Para proporcionar sangre a las almas mato a una de las vacas de Hades, Heracles sace @ Cerbero fel Hades "8 En Miada VIL 366-369 se dice que Atenea eyudo a Heracles a sacar el Cerbero del Hades: en Odizen X1 623426, que fue Hades Cerbero, en otras fuentes, poseecincuenta 0 cle caberss, 0 slo tres, "nt. Dronono, 1V 25, 1 28 CE Buoutunes, V S645. Cf. Eptiome I. 2824, Odisea X1 631; AroLomo ve Rooss, I 101 ss Dionono, IV 26, IV 65, 45; Eunlies, Heracles 619; Paveaxs, 11,4 1X3, 5; X 29, 9 Hino, Fab, 79. Sepun Higino, Her 16 8 Teseo y Piritoo, pero segun Diodoro, @ ninguno, bers. 3 upRo 119 por lo que el pastor que las apacentaba, Menetes, hijo de Ceuténimo, lo desafio a luchar. Heracles, cogiéndolo por la cintura, le rompié las costillas, pero a instancias de Perséfone lo dejé. Cuando Heracles pidié el Cerbero ‘a Plut6n, éste le concedié llevarselo si lo dominaba sin, hacer uso de las armas que portaba. Heracles, cubierto con la coraza y con la piel de leon, lo encontré a las puertas del Aqueronte, rodeo con sus brazos la cabeza de la bestia, y aunque lo mordié la serpiente de la cola, no lo solté, oprimiéndolo y ahogandolo, hasta que se hubo rendido. Tras la captura subié de regreso por Tre- 2én™, Deméter transformé a Ascélafo en baho™, y Heracles, una vez mostrado el Cerbero a Euristeo, lo volvio al Hades. Después de los trabajos Heracles Ile g6 a Tebas y entregd Mégara a Yolao. El mismo deseaba casarse: habiéndose enterado de que Eurito, senior de Eca- lia, habia prometido dar su hija Yole ‘a quien lo venciera a él ya sus hijos en el tiro con arco, llegé a Ecalia y a pesar de vencerlos no consiguié el matrimonio". Ifito, el mayor de los hijos, dijo que se entregase Yole a Heracles, pero Eurito y los otros hijos lo rehusaron por temor a que matara a su prole una vex mas *. Yote "3 Pausanas, en IL 1, 2 coincide con Apolodoro en que la subi 4a del Hades fue por Teexén, pero en IL 35, 10 dice que fue por Her rmione. y en IX 38, 5, que por ef monte Lafistio, en Beacia Gf Ono, Met V 558 35 "CE Soroctss, Trag, 240 25 cha 2. 120 ipLioTECA. Poco después Autdlico robé algunas Muerte de fH. vacas en Eubea y Eurito; supuso que ite te Heracles era el autor. Ifito no lo erey6 foci) fue en su busca: encontré a Heracles mmpode daifco cuando volvia de Feras de rescatar a Ja muerta Alcestis para Admeto™, y le pidié que lo acompafara a buscar las vacas. Heracles lo prometié y lo hospedo; pero al enloquecer otra vez precipité a ffito desde las murallas de Tirinto™. Con ‘el deseo de ser purificado del crimen se presento a Ne- leo, rey de los pilios. Al negarse éste por su amistad ‘con Eurito, Heracles se dirigié a Amiclas, donde fue pu rificado por Deifobo, hijo de Hipélito™. Atacado por tuna grave enfermedad a causa del asesinato de Ifito, Iegé a Delfos y pregunté cémo curarse. La Pitia no qui- so responderle y Heracles intent saquear el templo, He varse el tripode e instituir su propio oraculo, Apolo hu: ché con él", pero Zeus lanz6 un rayo en medio de ellos. Ya separados, el ordculo hizo saber a Heracles que cesaria su enfermedad si, vendido, servia durante tes aos y entregaba el precio a Eurito en compensa- cién por el crimen, Cf. 9, 18 (8 Howano, Olle XXI 2230, refiere que Ito salio en busea de doce yeguas que le habian desaparecido y Heracles, despues de haber Te dado aljamiento, lo mato y 1 qued® con las yeguar pero Segun sl escolio a Odisee XX 22, las yeguas habian sido robadss por Ault oy vendidas Heracles. La version que olrece Soroctss, Treg. 262-279, salgo distin: Heracles se venga de ls insultos de Eueitoareojando 1lfto deve una alta roca de Tirinto, CE tambien Dioooto, IV 31, 23, "WP “Cf Dropono, IV 31, 45. Ch Hicowo, Fab. 22; Servo, a En, VII 300 uimro 121 Recibido el ordculo, Hermes vendio erates» % Heracles y lo compré Onfale, hija de Gaui” —Yardano, reina de Lidia, a quien habia dejado el trono su esposo Tmolo al mo- rir™, Burito no acepté la reparacion presentada. Heracles mientras sirvid a Onfale como es clavo, capturé y encadené a los Cércopes en Efeso a Sileo, que en Aulide obligaba a los extranjeros tran seuintes a cavar sus vifiedos, lo maté junto con su hija Jenddoce, después de haber quemado las cepas hasta Ja raiz". Cuando Hlegé a la isla de Délique, al ver el cuerpo de Tearo que yacia en la costa, lo enterré y Ha- m6 Icaria a la isla en lugar de Délique; por ello Dedalo tallé en Pisa una estatua de Heracles ””. Por la noche Heracles, que lo ignoraba, creyéndola viva, la golped con una piedra, Se dice que durante el tiempo que estuvo al servicio de Onfale tuvieron lugar el viaje a la Célaui de'™ y la caza del jabali de Calidén™, y también que Teseo, regresando de Trezén, libré el istmo de malhe- chores DY Gf. Sorveuus, Trag. 247 58: Dior, IV 31, $8; Luciano, Did oges de ls doses 13,2 "Los Cercopes (de Kérkos, cola) eran unos extrafos persons Jes dotados de cola, ladrones y malhechores (xovoRo, 1V 31,7) Seaun, Ovo, Met. XIV 904100, Zeus los transforma en manos, Pero Sepun FFensclos, 3 F 77, fueron translormados en pledras Tbe CE. Conan, Narraciones 17; Diovono, IV 31, 7 "> Paosaoaas, IX 11, 45, habla de wna estatua de Heracles, obra de Dédalo que sun existia en su docs CLT, 16 ss CET 28 We CE MN 16 y Epitome 1 33 122 prBLioTECA Después de la servidumbre, y curado Conquista de de su enfermedad, Heracles se dirigio Trova por a lion con dieciocho naves de cincuen- He gota temos, habiendo reunido un ejéreito de nobles dispuestos a hacer la gue- ra", Al arribar a Tlign encomend6 a Otcles la custo- dia de las naves, y con los otros nobles marché contra la ciudad, Entonces Laomedonte llegé con una muche- dumbre hasta las naves y mato a Oicles en combate, 0 los compafieros de Heracles lo repelieron y fue si- Thad Establecido el eereo, Telamén, abriendo brecha cen la muralla, entro primero, y a continuacién Hera cles. Este, que vio que Telamén lo habia precedido, des rnud6 la espada para atacarlo, pues no queria que nadie fuera considerado superior a él. Telamén, al darse cuenta de ello, reunio unas piedras cereanas y cuando Hera cles le pregunté qué hacia contest6 que estaba erigien- do un altar en honor @ Heracles Calinico ™. ste lo ‘prob, y una vez tomada la ciudad, despues de matar a Laomedonte y a sus hijos excepto a Podarces, entregé a Telamon como premio la hija de Laomedonte, Hesior ne", y-a ella le permitié levarse uno cualquiera de los cautivos. Como eligiese a su hermano Podarces, He racles, dijo que antes debia hacerse esclavo y luego ser rescatado por ella. Ast se puso en venta y Hesione, qui tandose el velo de la cabeza, lo entregé como rescate, Desde entonces Podarces fue llamado Priamo Gh Made V 640643; Droooro, IV 32; Ovioo, Met, XI 213-217, Hace, Fab. 88 12" Vencedor glorioso’ (0 Qf Onions Met XI 215217; Euninnes, Andndm, 796 88: Soro: uss, Ayar 1299-1303 Te Apolodoro deriva el nombre de Priamo de priama, ‘comprar’ tipo 123 Cuando Heracles hubo partido de iterates en TOYA, Hera provocé una fuerte tempes: wide Cos tad, por lo que Zeus, indignado, la col- go del Olimpo'®. Heracles arribo a Cos. Los coos, creyendo que conducia ‘una flota pirata, trataron de impedir el desembarco arro- Jandoles piedras; él se abrié paso, tomé la ciudad du- rante la noche y mato al rey Euripilo, hijo de Astipalea y Posidon. En la batalla Heracles fue herido por Calco- donte, pero Zeus lo aparté y no sufrié dafo alguno. Tras devastar Cos se dirigio a Flegra, llamado por Atenca, y luché al lado de los dioses contra los gigantes ™. Poco después, reuniendo un ejército arcadio y aceptando como voluntarios alos mejores de la Hélade, marché con: tra Augias '”. Este, al enterarse de la guerra preparada por Heracles, desig: 1nd estrategos de los eleos a los siameses Eurito y Ctéa- to, que aventajaban en fuerza a sus contemporaneos y eran hijos de Molione y Actor, o, segun se decia, de Po: sidén. Actor era hermano de Augias. Sucedié que dw: rante la expedicion Heracles enferm, por lo cual pact tuna tregua con los Moliénidas "*. Pero mas tarde ellos, al saber que estaba enfermo, atacaron al ejército cau sando gran mortandad. Entonces Heracles se retird; des- pues, con ocasién de celebrarse los terceros juegos ist- micos, cuando los eleos enviaron a los Moliénidas para Heracles we ch1as we C16 12, CF Drovoko, IV 33,1: Pausanaas, V1, 1D11; V 2,1; VEO, 16 "4 Burto y Ctéao, lamados Molionidas por su madre, 0 Actor: das por su padre, son deseriios unas veces como siamesessimplemen te (escoio # Tliada XXII 638) otras, con dos everposdiferenciados, pero eada uno con dos cabezas, cuatro manos y custo pies (eascibes, 3 F 79 en escolio a Fada XI 708), CE ada M621; XI 708-10 y 780 se XXIL 638 124 participar en los sacrificios, Heracles los mat en una emboscada en Cleonas, y marchando contra Elide se aduen6 de la ciudad. Dio muerte asimismo a Augias y a sus hijos, e hizo volver a Fileo y le entregé el rei no, También instituys los juegos olimpicos, dedico un altar a Pélope y edificd otros seis para los doce dioses Tras la toma de Elide marché con Congurty 2 Pilos ¥, expugnada la ciudad, mato ies’ a Periclimeno, el mas valiente de fos hi jos de Neleo, que en el combate adop taba diversas formas. Maté a Neleo a Sus hijos excepto a Néstor, pues éste era atin joven y se eriaba entre los gerenios, en la batalla también hi 116 @ Hades, que ayudaba a los pilios " Después de conquistar Pilos, luché contra Lacede monia, queriendo vengarse de los hijos de Hipocoon: te. Irritado con ellos por haber combatido al lado de Neleo, se encolerizé ain més porque mataron al hijo de Licimnio. Este contemplaba el palacio de Hipocoon- te cuando un perro moloso salié corriendo y lo acome- {i6; él lo hirié de una pedrada, y los hipocodntidas acu dieron y lo mataron a palos. Para vengar su muerte Heracles reunié un ejército contra los lacedemonios. Al Hegar a Arcadia pidié a Cefeo que se aliara con él, junto con sus veinte hijos. Cefeo, temiendo que los argivos atacaran Tegea sila abandonaba, rehusaba tomar parte '0 Cf, Diosono, IV 33, 34; Pausantas, V3, 15, Cf, Pixoano, Olimp. VI 87 551 X 28 ss Diovono, IV 14, 1: V 64,6; Pausanas, V'7, 9:8, ly 34 Hiewo, Fil 273. Frazer eree error ‘4 Apolodoro ta menciin de un altar dedicado a Pélope, a quien solo podia corresponder una fosa como sacrificadero; cf, Pavsanas, V3, 1 "8! Tambien hirio'@ Ares y a Hera que lucharon a favor de los pilios. CF Hestooo, Escudo 389; liada V 392-400, XI 690695; Pause sus, I 18, 7; VE28, 23; Ovi, Met. XIL 54957; "© CE Dioooko, IV 53, 56: Pavsanns, I 18, 7H 10, 7: VINE S8, 9 BRO tt 125 en la expedicin. Pero Heracles, que habia recibido de ‘Atenea un rizo de la Gérgona en una hidria de bronce, se lo entrego a Estérope, hija de Cefeo, diciéndole que si un ejército avanzaba contra Ia ciudad, levantara tres veces el rizo sobre los muros sin mirar adelante y oc sionaria la fuga de los enemigos’. Hecho esto mar- charon Cefeo y sus hijos. que perecieron en la batalla junto con Ificles, el hermano de Heracles. Este, después de dar muerte a Hipocoonte y a sus hijos. y de someter la ciudad, hizo regresar a Tindareo y le entrego el reino. ‘A su paso por Tegea, Heracles sedu- + jo a Auge sin saber que era hija de Aleo™. Ella dio a luz en secreto un nino y lo deposité en el templo de Ate- nea. Pero al ser afligida la regién por una peste, Aleo entré en el templo y tras indagar descu- brio la maternidad de su hija. Entonces expuso al niio en el monte Partenio, aunque por la providencia de los dioses se salvé: una cierva recién parida amamant6 al nifio y unos pastores lo recogieron y lo llamaron Téle- fo'. Aleo entregé Auge a Nauplio, hijo de Posidén, pa- "Cf, Pavsanes, VIEL 47,5 ‘ot Sepun Auciouwants (Odes. 1416), wn ordculo habia advertdo 1 leo que un hijo de Auge malaria los hermanos de esa; entoncer ‘eo dedice su his al saverdocio de Alenea, Al legar Heracles ebrio ‘iolo a Auge, y su padre se la entrego a Nauplio para que la srrojase al mar. Nauplio lleva Auge y al mio hasta Misi donde el rey Tew tran Ie hizo su espose. Hiab, Fab. 99 ¥"100, frece otra version ‘Teuirante acoge © Auge como una hija, y Téefo, que lego més tarde 4 Misia, ayudé a Teutrante a defender el reino que estabs amenazado Por Ida, el hijo de Afareo, Teutrante lo recompens6 con la mano de Auge, pero ella no queria unin a él y estaba dispuesta a mataro los dises environ un enorme dragon y entonces Auge revelo sus pro- Posilos « Telefo. Este se dponia matari, pero ells invocd a Hers les y la madre y el hijo se reconocieron y regresaron a au patr ‘Seguin Dioooso, 1V 33, 1:12, Teutrante easd a Téefo con una hia uve, De tele, bre’ y élaphos, clera 126 a ra que la vendiera en tierra extraha. Este Ia entregé 4 Teutrante, principe de Teutrania, que la hizo su esposa, Heracles, habiendo llegado a Calid6n, pretendi6 a Deyanira, hija de Eneo, y por conseguirla luché contra Aqueloo metamorfoseado en toro, y le quebro uno de los cuernos ™. Se casé con De- yanira y Aqueloo recobré el cuerno entregando a cam- bio el de Amaltea. Amaltea era hija de Hemonio, y po- seia un cuerno de toro que, segtin Ferecides, tenia el poder de proporcionar en abundancia la comida o bebi- da que se desease Heracles, junto con los Calidonios, Espedicon contre emprendié una expedicion contra los tos tesprores.tesprotos, y tomada la ciudad de Efira, dtuere del de la que era rey Filante, se unio con su hija Astioque, y tuvo un hijo, Tlepé- lemo. Mientras permanecia con étos ordend a Tespio que se quedara con siete de sus hijos y enviara otros tres a Tebas y los cuarenta restantes a la isla de Cerde- fia para colonizaria ™. Después de estos sucesos, estan do en un banguete con Eneo, mat de un manotazo a Eunomo, hijo de Arquiteles, cuando vertia agua en sus manos"; éste era pariente de Eneo. Pero el padre del Deyanira CE, Soractss, Trag. 921; Dioporo, IV 35, 34; Ovni, Met. IX 1-88; Hiowo, Pab. 31, Segun Ovidio el rio se transformé primero en rerpiente y ego en tore "Hay distintas versiones sobre el cuerno de Amalie, Yamado por los latinos Cuerno de la Abundancia, Para algunos es un cuerno fe la cabra Amaltea, o de la cabra con que la ninfa Ameltea habia ‘riado a Zeus para otros es el everno de Aqueloo que Heracles habia Brrancadoy seo habia dado a las ninfas, quienes lo llenaron de ru fs, CE Ovo, Mer IX 85488 id. Pastor V 115.128. Hino, ast 113, y Eaarosrevts, Cast. 13, menclonan el catasterismo de la eabra, "SCE Diooono, 1V 25, 36 "5 CF Dioporo, 1V 36, 2; Pausans, 13, 8 Bete lama al me chacho Ciato unk 127 muchacho, comprendiendo que habia sido un acto invo- Iuntario, se lo perdon6. Con todo Heracles quiso sufrir cl castigo de exilio estipulado en la ley, y determiné aco- xgerse a Ceix, en Traquis. Llego con Deyanira al rio Eve- no, junto al cual se situaba el centauro Neso para cruzar a los viajeros mediante paga, alegando que habia rectbido tal privilegio de los dioses por su recti- tud. Heracles pas6 el rio por si solo y, cuando Neso reclam6 el estipendio, le encargé que transportara a De- yanira. Neso, mientras la cruzaba, intent6 forzarla; al gritar ella, Heracles la oy6 e hirié a Neso con una fle cha en el corazén una vez que hubo salido del rio. Neso, ya moribundo, llamé a Deyanira y le dijo que, si queria un filtro amoroso para retener a Heracles, debia mez clar el semen derramado en tierra con la sangre que fluia de la herida causada por la flecha. Ella lo hizo asi y lo guard6 para si. Mientras atravesaba hambriento la Lucha conra TRIO de los driopes, Heracles se en tos driopes y os contré con Tiodamante que arreaba una “épitasCieno yunta de bueyes, y desatando y de- gollando uno de ellos, lo devoré " Cuando lego a Traquis fue hospedado por Ceix, y ven Gi6 a los driopes. Partiendo de alli mas tarde, se alié con Egimio, rey de los dorios; pues los lépitas, mandados por Corono, luchaban contra él por los limites de la regién ". Egi mio, sitiado, llam6 en su ayuda a Heracles, ofreciéndo- Je a cambio una parte de la tierra. Heracles acudi6, ma t6 a Corono y a otros, y restituyé a Egimio liberada toda la region. También dio muerte e Laogoras, rey de WCF, Soroetss, Treg. $55 a8; Dioooro, 1V 36, 35; Ovni, Met 1% 101-138; Hiewo, Feb. 34; Estmapon, X 2 5 Ws! “CE Cainaco, Hino a Artemis 160 ‘8 CF, Dioporo, 1V 37, 34 128 riauioreca los driopes, junto con sus hijos, durante un banquete gue celebraba en el recinto sagrado de Apolo, pues era un impio y aliado de los lépitas. Al pasar por Itono lo. desafio a combate singular Cicno, hijo de Ares y Pelo- ia, que perecié en la lucha’, En Ormenio, el rey Amintor, armado, le prohibié el paso; al intentar impe- dirselo, Heracles lo maté ™. De nuevo en Traquis reunié un ejército contra Eca- lia, para vengarse de Eurito™, Aliado con los arcadios, los melios de Traquis y los locrios epicnemidios, mato a Burito y a sus hijos y tomé la ciudad ™. Tras sepul- tar a los muertos de su bando, Hipaso, hijo de Ceix, Argio y Melas, hijos de Licimnio, saqueé la ciudad y se llevé a Yole cautiva, Al arribar a Ceneo, promontorio, de Eubea, erigié un altar a Zeus Ceneo. Con el fin de celebrar sacrificios envi6 al mensajero Licas a Traquis cen busca de un hermoso vestide. Por él Deyanira supo de Yole y, temerosa de que Heracles la prefiriese, cre- ryendo que la sangre vertida por Neso era realmente un. filtro amoroso, unté con él la tunica", Vestido con ella, Heracles se disponia a ofrecer el sacrificio, cuam- do, por calentarse la tunica, el veneno de la Hidra em- pez6 a descomponer la piel; Heracles, cogiendo a Licas de los pies, lo despen, y al intentar arrancarse la tink ca, fuertemente adherida a su cuerpo, se desollaba. Alli gido por tal desgracia fue levado a Traguis en una nave. Deyenira, enterada de lo sucedido, se ahore6. He- racles, despues de ordenar a Hilo, su hijo mayor habido 80 Cf, Hesiono, Escudo 57-423; Pxoano, Oli. TH 82; Paussns, 121, 6. Ch. supra nota 113, "ie". Diobono, IV 37. & "5 Por haberle negado la mano de su hija Yoe, f. 11 6,1 se Cf Sorocues, T¥ag. 351-262, 476478; Hino, Fab. 35; Drovono, wars 9" CE. Soroctes, Traq, 756806; Dropoke, IV 38, 1.2; Owe, Mec 1% 136272; Hhoto, Fab. 36 LapRo 1 129 en Deyanira, que desposara a Yole al llegar a la edad adulta, se dirigié al monte Eta, en Traquis; alli formé tuna pira y subiendo a ella ordené prenderle fuego. Co- ‘mo nadie queria hacerlo, Peante, que pasaba en busca de su ganado, la encendié; por eso Heracles le regalé cl arco y las flechas. Se dice que, mientras la pira ar. dia, una nube se situ6 debajo de Heracles, y con true nos lo elev6 al cielo "*. Desde entonces fue inmortal, y reconciliado con Hera se despos6 con su hija Hebe, de la cual le nacieron Alexiares y Aniceto ™. De las hijas de Tespio habia tenido los siguientes hijos: de Procris, Anti leonte e Hipeo (1a mayor tuvo mellizos}; de Panope, Trepsipo: de Lise, Eumedes, de ..., Creonte; de Epilaide, Astianacte; de Certe, Yobes; de Euribia, Polilao; de Patro, Arqué maco; de Meline, Laomedonte; de Clitipe, Euricapis; de Eubote, Euripilo; de Aglaya, Antiades; de Criseida, One- sipo; de Oria, Ladmenes: de Lisidice, Teles; de Menipi de, Entélides: de Antipe, Hipédromo; de Euri... Teleu- tagoras; de Hipo, Cépilo; de Eubea, Olimpo; de Nike, Nicédromo; de Argele, Cleolao; de Exole, Eritrante: de Jantis, Homolipo; de Estratonice, Atromo; de Ifis, Ce leustanor; de Ladtoe, Antifo; de Antiope, Alopio; de Ca lamétide, Astibies; de Fileide, Tigasis; de Escreide, Leu cones; de Antea, ... de Buripile, Arquédico; de Erato Dinastes; de Asopide, Mentor; de Eone, Amestrio; de Ti fise, Linceo; de Olimpusa, Halocrates; de Heliconide, Fa lias; de Hesiquia, Estrobles; de Terpsicrate, Euriopes: de Elaquia, Buleo; de Nicipe, Antimaco; de Piripe, Pa: os ios de Heracles "SCE Sorocuss, Tag. 191 55: Diovoto, IV 38, 38; Ovo, Met 1X 229 ss, El arco y las Flechas de Heracles los heredard Fllocetes de su padre Peane,y serdn ullizados en la guerra de Troya. CE. Eplte mes. 8 "CE Odisea X1 602.604; Hesiovo, Teog, 950985; id. Fr 29; Fun oes, Heraclias 9156; Oviio, Met IX 400 5-9 130 siBLioTECA troclo; de Praxitea, Nefo; de Lisipe, Erasipo; de Tox! crate, Licurgo; de Marse, Buicolo; de Euritele, Leucipo; de Hipécrate, Hipécigo; éstos nacieron de las hijas de Tespio. En cuanto a los demas, Hilo, Ctesipo, Gleno y Onites, de Deyanira, hija de Eneo; Terimaco, Deicoonte y Creontiades, de Mégara, hija de Creonte; Agelao, de ‘quien desciende la estirpe de Creso, de Onfale; Tétalo, de Calciope, hija de Euripilo; Téstalo, de Epicasta, hija de Augias; Everes, de Parténope, hija de Estinfalo; Téle- fo, de Auge, hija de Aleo; Tlepolemo, de Astioque, hija de Filante; Ctesipo, de Astidamfa, hija de Amintor; Pale- mén, de Auténoe, hija de Pireo. Una vez que Heracles se hubo asen- tado entre los dioses, sus hijos se refu giaron junto a Ceix huyendo de Euris- teo, Pero cuando éste exigi6 que se les entregara amenazando con la guerra, por miedo abandonaron Traquis y huyeron por la Héla- de, Perseguidos hasta Atenas pidieron proteccién sen- tandose junto al altar de la Piedad. Los atenienses, por negarse a entregarlos, sostuvieron una guerra con Euris- eo, a quien mataron varios hijos: Alejandro, Ifimedon- te, Euribio, Mentor y Perimedes ™. El propio Euristeo huyé en un carro y cerca de las rocas Escironias, Hilo, que iba en pos de él, lo maté; corte su cabeza y se la centregé a Alemena, que le arrancé los ojos con una lan- zadera" Los Heracles contra Euristeo "7° Apolodoro omite un famoso episodio sucedido durante Ia gue- tra que sostuvieton lor atenienses con Eursteo a eausa de ls hijo {de Heracles: un ordculo habia declarado que los senienses venceian, Si uno de los hijos de Heracles se ofrecia voluntariamente a mori 2s lohino Macara, hija de Heracles y Deyanira,y los atenbensex obtu- ieroa la victoria Cf, Pasa, 12, 6; Eualnoes, Heracidas 40638, S740}, 819-922 "nt Segan Eumiroes, Heraclidas 883366, 928980 y 1030-1055, Yo- lao hizo pristonero a Euriste junto alas rocas Escironiasy fo ilew® BRO 131 Después de la muerte de Euristeo, El ntomo 105 Heraclidas invadieron el Pelopone. de ks Necedes 80 ¥ S€ apoderaron de todas las cituda des”. Un ano después de su regreso se extendié una epidemia por todo el Peloponeso y el ordculo revelé que se debia al prematu ro regreso de los Heraclidas; de ahi que, abandonando el Peloponeso, retrocedieran hasta Maratén, donde ha bitaron. Antes de salir del Peloponeso, Tlepélemo habia matado involuntariamente a Licimnio (pues mientras gol peaba a un criado con el bastén, Licimnio se interpuso), y huyendo con no pocos llegé a Rodas y alli se estable- ‘cid. Hilo, en cumplimiento del encargo de su padre, desposd a Yole y procuraba el regreso de los Heracli: das. Por ello fue hasta Delfos a preguntar como podrian volver, y el dios le contesté que esperasen hasta la ter- cera cosecha, pero Hilo, creyendo que la tercera cose cha significaba el tercer aflo, después de aguardar ese tiempo regresé con el ejército..."* de Heracles al Pe loponeso, donde reinaba Tisameno, hijo de Orestes. De nuevo en combate vencieron los peloponesios y Aristé= ‘maco murié. Cuando los hijos de Cleodeo Iegaron a la edad adulta consultaron al ordculo sobre su retorno, Al darles el dios la misma respuesta que antes, Témeno le reproché que por obedecerle hubiesen sido desafor- tunados; pero el dios replicé que ellos mismos habian sido culpables de sus desgracias, pues no hablan enten- lane Alcmena para su elecuclin. De acuerdo con PIvoano, Pi, IX 79 55, lo mato Yola, no Hilo Ch, Dioporo, IV 58, 1 53 Howsxo iliada 11 653.670) dice que Tlepalemo huyé a Rodas por las amenazas de los demas Heraclias. CE. tambien Pisano, Olinp NI 21; Diooono, IV $8, 7.8 "La laguna podria refers los sucesos relatados por Dioooko, IV 58, 12.y Pausauas, VII 5, [ Hilo penetra en el Peloponeso 8 través el Istmo y muere en combate singular 8 manos de Equemo, rey de Teees. 132 siBLioTECA dido el oraculo, que se referia no al tercer fruto de la tierra sino a la tercera generacion; ademas estrecho sig- nificaba el mar de amplio vientre que se halla a la dere, cha del Istmo". Oido esto, Témeno apresté al ejérci- to y construyé naves en el lugar de Lécride que ahora por ello se llama Naupacto ". Mientras estaba alli el ejercito, un rayo maté a Aristodemo'™”, que dejé hijos mellizos, Euristenes y Procles, nacidos de Argia, hija de Autesion, Sucedié que en Naupacto también cayo la desgracia sobre el ejército: al aparecer un adivino que, poseido por el dios, pronunciaba oraculos, lo con- sideraron un mago enviado por los peloponesios para ruina del ejército, y entonces Hipotes, hijo de Filante, hijo de Antioco, hijo de Heracles, lo mato arrojandole ‘una jabalina ™, Como consecuencia se perdié la flota al ser destruidas las naves, la infanteria sufrio hambre y el ejército se dispers6. Témeno quiso saber la causa de la desgracia y el dios contest que se habia produci do por lo del adivino; le ordené desterrar por diez afios al homicida y servirse como guia de un ser con tres ‘ojos. Asi, desterraron a Hipotes y, buscando al de los tres ojos, toparon con Oxilo, hijo de Andremén, monta: do en un caballo tuerto (pues habia perdido un ojo de un flechazo); Oxilo habia huido a Elide por un asesinato y, despues de pasar alli un afio, regresaba a Etolia. Ellos, descifrando el oréculo, lo hicieron su jefe; cuando se enfrentaron a los enemigos los vencieron en tierra y mar, "TS Al parecer habia una segunda parte del oréculo que les acon sejuba que pasaran al Peloponesa por el estrecho, pero sestrechor no fe referia al Isimo, sino a la entrada del golfo de Corito Tw "Naupscto quiere deci ‘astilleras 190 Aristodemo era hijo de Aristomaco y hermano de Témeno y Cresfontes; lox conguistadores del Peloponeso fueron los tataranietos dde Heracles. CF. Paisanins, Il 18, 7 1m Seguin Pavsasta, Ill 13, 4 ese adino era un acarniense de sombre Carne upro 133 y mataron a Tisdmeno, hijo de Orestes; perecieron tam- bien sus aliados, Panfilo y Dimante, hijos de Egimio, Una vez conquistado el Peloponeso, Reporte del erigieron tres altares a Zeus Patrio en Peleroneie. Jos que ofrecieron sacrificios y sortes- tere rom las ciudades ™. El primer lote fue Grtfones Argos, el segundo Lacedemonia y el ter cero, Mesenia. Trajeron una vasija con agua y determinaron que cada uno arrojase en ella una sefial. Témeno y los hijos de Aristodemo, Procles y Euris- tenes, las arrojaron de piedra, pero Cresfontes, que que ria obtener Mesenia, la echo de tierra. Al disolverse és ta en el agua, no podian sino sacar las otras dos suer- tes. Primero salié la de Témeno y luego la de los hijos de Aristodemo; de este modo Cresfontes obtuvo Mesenia, Sobre los altares donde ofrecieron los sacrificios en contraron signos: los que habian obtenido Argos, un sa po, los de Lacedemonia, una serpiente, y los de Mese nia, una zorra. Acerca de estos signos los adivinos dijeron que los que habian encontrado el sapo debian permanecer en la ciudad (pues este animal no tiene fuer- zas cuando anda); quienes habian hallado la serpiente serian terribles en el ataque, y quienes la 2orra, astutos, Témeno, posponiendo a sus hijos Agelao, Euripilo y Calias, favorecié a su hija Hirneto y a su marido Dei fontes; por ello los hijos buscaron mercenarios para ma- tar a su padre. Pero cometido el crimen, el ejército decidié que el reino correspondia a Himeto y Deifon- tes, En cuanto a Cresfontes, al poco de reinar en Mesenia, murid asesinado junto con sus dos hijos; ocu: 6 el trono Polifontes, que era uno de los auténticos Heraclidas, y obligo a Mérope, mujer de la victima, a casarse con él; mas también él fue asesinado; pues 1 Gf, Pavsaas. WV 3, 35 Cf. Pavshwas, LV 18, 6. "8 GF Pausents, 1 32,3 9 28, 37, "CF Meno, Fab. 13% 134 BIBLIOTECA. Mérope habia entregado a su padre, para que lo criase, a su tercer hijo llamado Epito, quien, ya adulto, regresé ‘en secreto y, matando a Polifontes, recuperé el Feino paterno ™. Cf, Hicino, Fab, 184; Pavsanis, 1V 3, 78 LIBRO IL DESCENDENCIA DE AGENOR (EUROPA) ‘Ya que hemos relacionado la estirpe 1 de Inaco desde Belo hasta los Heracli das, hablemos a continuacién de la de Agénor. Como dijimos ', Libia tuvo de Posidén dos hijos, Belo y Agénor. Belo fue rey de los egipcios y engendré los hijos ya mencio- nados; Agénor marché a Fenicia, donde, casado con Te- lefasa, procreé una hija, Europa, e hijos. Cadmo, Fénix y Cilix; algunos dicen que Europa no era hija de Agénor sino de Fénix?. Zeus, enamorado de ella, se transfor- mé en un toro manso y sobre su lomo la Ilevo por mar hasta Creta’. Unida alli a Zeus, engendro a Minos, Sar- pedon y Radamantis; pero segiin Homero, Sarpedon era hijo de Zeus y Laodamia, hija de Belerofontes *. Cuan- do Europa desaparecié, su padre Agénor envio a los hi: jos en su busea, prohibiéndoles regresar sin ella. Tam Hijos de Agénor Rapto de Europa Vika 2 Asien Miada XIV 3212 y Baoutuoes XVI 29 58. Pero segun Ht ‘ono, Fab 6y 178, Buropa y Cadmo eran hijos de Agénor y Arglope. CE Ovo, Mer II 836875; 1d. Fastos 03-518; Hicino, Fab. 175 Drooot, V'78, 1 wiiada V' 1989, 136 pipiioTEcA bién fueron con ellos su madre Telefasa, y Taso, hijo de Posidén o, segiin Ferecides, de Cilix*. Incapaces de encontrarla tras intensa busqueda, determinaron no vol- ver a su hogar y se establecieron en diferentes regio- nes: Fenix en Fenicia®, y Cilix cerca, y toda la zona ba- jo su dominio, cerca del rio Piramo, la lamé Cilicia, Cadmo y Telefasa vivieron en Tracia; igualmente Taso, tras fundar la ciudad de Taso en una isla cerca de Tra- cia, la habito. Asterio, principe de los cretenses, des- poss a Europa y crié a los hijos de ésta’. Cuando ellos crecieron se pelea: ron por el amor de un muchacho Ila- mado Mileto, hijo de Apolo y Aria, hija de Cléoco. Como el muchacho prefiriese a Sarpedén, lucharon, vencié Minos y los otros huyeron, Mileto de sembarco en Caria y funds alli una ciudad a la que dio su nombre !, Sarpedén se alié con Cilix, que estaba en guerra con los licios, y al repartirse la region reino en Licia’. Zeus le concedis vivir durante tres generacio- nies. Algunos dicen que el objeto de su amor y de su querella habia sido Atimnio, hijo de Zeus y Casiopea. Radamantis legisl6 para los islefios, pero mas tarde hu- yb a Beocia y despos6 a Alemena™; desde su muerte ‘acta como juez en el Hades junto a Minos. Este residié fen Creta, promulgé leyes y se cas6 con Pasifae, hija de Helios y Perseide" —aunque segun Asclepiades, con ijos de Europe 5 De acuerdo con Pavsnuns, V25, 12, Taso también es hijo de Agt Homo, Fab, 178, dice que Fenix se establecio en Africa, > Dyonona, IV 60, 23 Prosanin, VIL 2, 5: AnroxIvo Laenat, 30. pausantas, VIL 3, 7; Drooowo V 79, 3. eral "CE Arotowa © Rooas, II 999; Axronmo Limanas. 41; Patssvts, 1 26,1 IpRO 1H 137 Creta, hija de Asterio—, y engendrd hijos, Catreo, Dew: calion, Glauco y Androgeo, e hijas, Acale, Jenddice, Ariad- na y Fedra; en una ninfa paria, Burimedonte, Nefalién, Crises y Filolao; en Dexitea, Euxantio. ‘Muerto Asterio sin descendencia, Mi- wos y Pasfae MOS quiso reinar en Creta, pero se lo Ei uinotate impidieron. El alegaba que habia reci bido de los dioses el reino; como prue. ba de ello afirmé que le otorgarian lo ‘que pidiese. Mientras ofrecia un sacrificio a Posidén su plic6 que saliera del fondo del mar un toro, prometien- do inmolarlo. Posidén hizo surgir un toro magnifico y Minos obtuvo el reino, pero entonces envi6 el toro @ su vacada y sacrificé otro en su lugar”. Minos fue el primero que ostent6 e} dominio del mar y sometié casi todas las islas . Posidén, irtitado con él por no haber sacrificado el toro, embravecid a éste y 10 hizo objeto del amor de Pasifae. Ella, en su pasion por el toro, tuvo como cémplice a Dédalo, un arquitecto que habia huido de Atenas por asesinato *. Dédalo construyé una vaca de madera sobre ruedas, la vaci6, le cosié alrede- dor la piel de una vaca desollada y, llevandola al prado donde el toro solia pacer, metié dentro a Pasifae; el to- ro llegé y copulé con ella como si se tratara realmente de una vaca”. Pasifae dio a luz a Asterio, el llamado Minotauro, que tenia rostro de toro y lo demés de hom- bre; Minos, advertido por ciertos oraculos, lo encerts y mantuvo custodiado en el laberinto ®. Este, construi- ® CE Droooro, IV 77, 2 ® Sabre la expansion de Minos por el Egoo, ef Hexéooro, 117: Toots, 1. wen 15, "= ‘Se supone qu el motivo de fa vaca de madera aparece por pri mera vez en Los Cretenses, de Euripides, tragedia dela que se conser van algunos fragmentos "6" CE Diowako, IV 77, 15; Ovo, Met, VII IS7-161. De acuerdo 138 siBtioTECA. do por Dédalo, era un recinto de complicados ambages ‘que confundian la salida, Pero de Minotauro, Androgeo, Fedra y Ariadna hablaremos después al referirnos a Teseo" Catreo, hijo de Minos, tuvo tres hi Caeo » jas, Aérope, Climene y Apemésine, y un jus ioe hijo, Altémenes ". Cuando Catreo com- ‘Alemeres Y sulto al oraculo sobre el término de su vida, el dios le contesté que moriria a manos de uno de sus hijos. Catreo oculté la predic- cién, pero Altemenes, que la habia oido, por temor a convertirse en parricida se alejé de Creta con su her- ‘mana Apemésine, y habiendo llegado a un lugar de Ro- das tomé posesién de él y lo Ilamé Cretinia. Desde el monte Atabirio ” contemplé las islas circundantes y, al columbrar Creta, erigié un altar a Zeus Atabirio en re; cuerdo de los dioses patrios ®. No mucho mas tarde se convirtié en el asesino de su hermana, Pues Hermes, que se habia enamorado de ella, incapaz de alcanzarla, ‘cuando huia (ya que lo aventajaba por la agilidad de sts pies), extendio por el camino pieles frescas; Apem6- sine, al regresar de la fuente, resbalé en ellas y fue vior ada, Relat6 lo sucedido a su hermano, pero éste, cre- yendo que lo del dios era una excusa, la maté a patadas. Catreo entregé Aérope y Climene a Nauplio para que las vendiese en el extranjero; Aérope se caso con Pliste- nes, de quien tuvo a Agamenén y Menelao; a Climene Ta despos6 Nauplio, padre de Eax y Palamedes. Tiempo on Hono, Fd. 40, la construccion del laberinto fue iniciativa de Pas ine Sf IS, 79; Epitome {, TAI Gf Drovore, V'58, 1 Este-monte, ain Hamnado as, es el més alto de Rodas y se en cuenira en el cemiro de Ia cadena montafosa que atraviesa lt isl Ch Prvoano, Olimp. VIE 87; Diovoro, V 89. 2 uipRo 139 despues Catreo, que agobiado por la edad deseaba trans- ferir el reino a su hijo Altémenes, fue a Rodas. Al de- sembarcar con los héroes en un lugar desierto de la is: Ta, fueron acosados por unos boyeros que los tomaron por piratas, y aunque Catreo les dijo la verdad los ladri- dos de los perros les impidieron oirlo; mientras los ata- caban lleg6 Altémenes y maté a su padre con una jaba- ina, sin saber quién era, Al comprenderlo, después de orar se precipité a una sima, Deucalién tuvo dos hijos, Idomeneo Mure y | y Creta, y un bastardo, Molo. Glau eaureecon dco, todavia nifio, cuando perseguia a tun ratén cayé en una vasija de miel y murio, Al desaparecer éste, Minos em- prendié una intensa busqueda y consulté con los adivi rnos el modo de encontrarlo. Los Curetes lo informaron de que en sus rebaftos habia una vaca tricolor; quien mejor pudiera describir el color de esa vaca seria tam- bien capaz de devolverle vivo a su hijo. Convocados los adivinos, Poliido, hijo de Cérano, comparé el color de la vaca con la zarzamora®, y obligado a buscar al ni: ho lo encontré por medio de cierta adivinacién. Pero Minos le dijo que debia resucitarlo y lo encerré con el cadaver. Cuando se hallaba sumamente perplejo vio que se acercaba al cadaver una serpiente; le arrojé una pie- dra y la mato, por miedo a que lo matasen a él si algo le sucedia al cuerpo. Llegé otra serpiente y, al ver muerta a la anterior, se alejé y regresé en seguida con una hier: ba que extendié sobre todo el cuerpo de la otra; tan Pronto como le fue colocada la hierba, la serpiente revi ‘Minos. Pode 2 Glauco es hijo de Minos y Pasifae. Cf Ave 8 "How, Fab, 136, refiere que la vaca cambiaba su color dos ve ces al dia, siondo primero blanca, luego roja'y despucs negra 1, 2; Hheno, Fab, 136; 140 susuioTeca ‘vid, Poliido contempl6 aquello admirado y aplicando la 2 misma hierba al cuerpo de Glauco lo resucité®. Minos recobré pues al nifio, pero ni atin asf permitia que Polli- do volviese @ Argos hasta haber ensefiado a Glauco el arte adivinatoria, Poliido asi forzado lo instruyd, pero ‘a punto de zarpar ordené a Glauco que le escupiese en. a boca: Glauco lo hizo y olvide el arte de la adivina- cidn. Hasta aqui mi relato de los descendientes de Europa. DESCENDENCIA DE AGENOR (CADMO) ‘ Muerta Telefasa, Cadmo la enterro, cadmo junde Y después de haber sido hospedado por Tebex Los los tracios se dirigié a Delfos para pre- éspartos’ _guntar por Europa. El dios le contest que no Se ocupase de ella sino que con tuna vaca como gufa fundase una ciudad alli donde el animal cayera agotado. Recibido este oraculo cruzd Fo- cide, y habiendo hallado la vaca en los rebaiios de Pela- gonte, la siguid. Esta, tras recorrer Beocia, se tendio en el actual emplazamiento de Tebas*. Con el deseo de sacrificar la vaca a Atenea envid a varios de sus com: pafieros a sacar agua de la fuente de Ares, pero un dra ‘g6n —nacido de Ares, segin algunos— que custodiaba Ja fuente aniquilé a la mayoria de los enviados ”. Cad- Seguin otra trndicion Fue Asclepio quien resuit6 a Glauco (cf 11 10, 3 Hicino, Fab. 89). 26 CL Ovi, Met IIT 613; Hino, ab 178; Pausaans, IX 12 12 1% 19,4 Bate precisa que Ia vaca tenia tuna seal como el circulo de Ja luna llena en cada sino de sus costados 13'EL dragon era hijo de Ares y de la ErinisTifosa (cf. esc. a So oct, Anti 126) CE. tambien Oviowo, Met, Il 264130; Pasa, IX To, S. En Funes, Fen. 930936, se habla de resentimiento de Ares contra la descendencia de Cadmo por la muerte det dragon pro 14 mo, indignado, dio muerte al dragén y por consejo de ‘Atenea sembrd sus dientes*. Hecho esto, surgievon de la tierra hombres armados a los que llamaron espar- tos. Estos se mataron entre si, unos en pelea involun- taria y otros por desconocimiento, Ferecides dice que Cadmo, al ver brotar de la tierra hombres armados, les arrojé piedras, y ellos, creyendo cada uno que habian sido arrojadas por el otro, comenzaron a pelear. Sobre vivieron cinco, Equidn, Udeo, Ctonio, Hiperénor y Pe- Joro®. Cadmo para expiar su crimen sivié a Ares du- rante un afl perpetuo; este ato equivalia a ocho Despues dela servidumbre, Atenea le Prote de Cadmo. proporcioné el reino y Zeus le dio por wacStmelt. |. esposa a Harmonia, hija de Afrodita y Nine e‘ares,y todos los dioses dejaron el ci: ‘mone’ lo y celebraron las bodas en Ia tie tra eadmea con banguetes e himnos * Cadmo regalé a Harmonia un peplo, y un collar, obra de Hefesto, y segun algunos dadiva suya o, segtin Fere- cides, de Europa, quien lo habria recibido de Zeus » Cadmo tuvo hijas, Auténoe, Ino, Sémele y Agave, y un hijo, Polidoro". Ino se cas6 con Atamante, Autonoe con Aristeo, y Agave con Equién. Zeus enamorado de Sémele yacié con ella a escondidas de Hera. Zeus pro- metié conceder a Sémele lo que le pidiese, y ella, enge fada por Hera, pidio que se le presentase tal como Los dientes que gunrda Atenesserdn sembrados ms tarde por Jasin (19. 23), PEs decir, ‘sembrados’ Cf. Eunioss, Fer. 939 ss. Los nombres de los espartos supervivienes estan tambien en Pauswans, IX 5, 3¢ Hiei, Fab 178, Oviow, Met 11126, dice que s0- brevivieron cinco, pero aslo nombra a Equise, Ch, Pinoano, Pit IT 88 ss; Euninpes, Fen. 822; Pausawas, It 18, 12; Dosono, IV 2, 1; V 48,5 49, 1 "8 'Segun otras versiones Alrodita regal el collar y Atenea el pe plo a Harmonia. CE. Dovoxo, V 68, 8; 49, 1 I GE Hestono, Teog. 978978; Drooowo, IV 2, 1 142 pinLioTEca habia ido al desposorio con la diosa ®. No pudiendo negarse, Zeus lego al tilamo en un carro entre relim- ‘pagos y truenos y lanzé el rayo. Sémele murié de te rror, y Zeus, arrebatando del fuego el feto de seis me- ses, lo cosié en su muslo®. Después de morir Semele las otras hijas de Cadmo divulgaron el rumor de que su hermana habia tenido relaciones amorosas con un mortal y que Zeus la habia fulminado por haberlo ca- lumniado *. A su debido tiempo Zeus deshizo el cosi- do y nacié Dioniso, que fue confiado a Hermes. Este Jo llevé a Ino y Atamante y los persuadié para que lo criasen como a una muchacha. Pero Hera, indignada, Jos enloquecié: Atamante mat6 a su primogénito Learco dandole caza como a un ciervo, € Ino echo a Melicer- tes en una caldera hirviendo y luego arrastrandola con el cadaver de su hijo se arrojé al mar. Ella recibe tambien el nombre de Leucotea, y su hijo el de Palemon; asi los Haman los navegantes, a quienes socorren en las tem- pestades ”. En honor de Melicertes instauré Sisifo los juegos istmicos ™. Zeus eludié la colera de Hera trans- formando a Dioniso en cabrito, y Hermes se lo llevé a las ninfas que habitaban en Nisa, en Asia, a las que después Zeus, catasterizadas, denomind Hiades ”. Hera, bajo Ta apariencia de Beroe, i snciana nodrlan de Sé rele, convence a Sémele para que haga la peicion @ Zeus (Ov Met MIL 273.298, Hucno, Fab. 167 y 179) °C. Diooowo, IV'2, 23; V 52, 2: Evenings, Bac. 13, 610, 8-104, 242.245, 286293, 523599, Henoooro, 146 SCE, Buatnoes, Bac. 27-42 8 Sobre Ino y Atamante ef, Pavsanas, 142, 6 44, 756: TE 1,3 1V 34,4; Hono, Fab 2 y 3; Ooi, Met IV $12S82; id, Fast VIAB1 ss, >" Como un cachorro de leon en Ovni, Met. IV S14 ss Son convertidor en divinidades marinas eon los nombres de Leacotea y Palemén en Ouini, Mer, IV 831-538, Fesos VI S0880 ef Pavsaas, 144, 748; IT, 3: Hino, Fab. 2 1 Algunas versiones anteponen a cranza de Dioniso por las nin fas del Nisa, a la de Ino y Atamante pro 143 De Auténoe y Aristeo nacié un hijo, 4 Acteon, que fue criado por Quirén y ‘acteén —_adiestrado en la caza, y acabé comido por sus propios perros en el Citerén. Seguin Acusilao murié de esta manera pues Zeus se habia enfurecido con él por haber preten: dido a Semele, pero de acuerdo con la opinién general murié por haber visto a Artemis badndose; dicen que Ja diosa inmediatamente lo transformé en ciervo y vol: vid rabiosos a sus cincuenta perros, que al desconocer- lo lo devoraron®. Muerto Acteén, los perros buscaron su amo aullando lastimeramente y en la busqueda Ile- garon hasta la cueva de Quirén, quien models una ima: gen de Acteén para calmar su pena, Los nombres de los perros de Acteén, de los.. Ast ahora, rodeando su hermoso cuerpo como el de un ani (mal, los fuertes perros lo despedazaron. Cerca Arcena, la pri- (mera, después de ella, ta robusta prole, Linceo y Balio, famoso por sus pies, y Amarinto, ¥ a éstos los enumeré claramente por sus nombres, y entonces Acteén perecid por designio de Zeus. Pues tos primeros que bebieron la negra sangre de su lamo fueron Esparto, Omargo y Bores de marcha répida, Estos, los primeros, devoraron a Acteén y lamieron su (sangre, © “Para Ovino, Met. IL 138.252, el motivo del castigo fue que Ac ‘con habia contemplado ala diosa desnuda mientras se bahaba. Este sicoro fen Pausinas, 1X 2, 3) refiere que Artemis lo envuelve en una Diel de ciervo para que lo maten los perros y no pueds casarse con Semele. Segun Eunimoss, Bac. 339 se, el castigo fue debido a gue Ac {econ se haba jactado de er superior Artemis en la cara. CE. tambien ico, Fab. 18; Dioposo, IV at, #4. 144 mBLioTECA después de ellos todos los demds se precipitaron an- [siosos.. Sirva de consuelo para los hombres en los terribles su frimientos Dioniso fue el descubridor de la vid y, enloquecido por Hera, anduvo errante por Egipto y Siria*. Acogido primero por Proteo, rey de los egipcios, ego mas tarde a Cibela, en Frigi alli, purificado por Rea e iniciado en sus rituales “, re- ibid de ella la tnica y marché a través de Tracia contra los indios. Licurgo, hijo de Driante y rey de los edones, que habitaban a orillas del rio Estrimén, fue cl primero que lo ultrajé y expuls6. Dioniso se refugio, en el mar junto a Tetis, hija de Nereo, pero las Bacan- tes y una multitud de satiros que lo seguian fueron apre- sados. De pronto las Bacantes quedaron libres y Licur- 0 se volvié loco por obra de Dioniso. En su demencia, creyendo podar un sarmiento, maté a su hijo Driante ‘golpeandolo con un hacha, y después de mutilarlo reco: br6 la razén. Como la tierra se hiciese estéril, el dios vaticiné que volveria a dar fruto si Licurgo moria. Al ir esto los edones lo Ilevaron atado al monte Pangeo donde por voluntad de Dioniso murié destrozado por caballos *. Viaes de Dionisa. Lieurgo © Estos versos son seguramente una interpolacion de otra fuen te; los nombres de los perros de Actein 10 eoinciden con las (stax fue dan Ovidio e Higine “eCE Dropomo, il 62-63; 1 1, 6:2, $s. © A Dioniso ae le identifies con el dios egipeio Osiris, Cf. Hex: oro, I 42y 146; Diopono, 11, 3: 13, 5; 96, 5: 1V 1, 6 "Rea eb idemtfieada frecuentemente con la diosa frgia Cibeles (ct nota 14 al libro by En Euntines, Bac. 88 5s, 78482, un coro de Imujeres acompatan a Dioniso desde las montaias de Frigis. 1S Sobre cl castigo sufrido por Licurgo hay algunas varlantes as, segtin Howeno, Mada V1 129 6, os doses fo cegaron: Soros, nt. peo 145 Después de recorrer Travia y toda > a #-_- abandonar sus casas y a entregarse al delinio bagutco en el Cheron Pesto, hijo de Agave y Equidn, heredero del reino de Cadmo, intenté impedirlo y, yendo al Citerén para observar a las Bacantes, fue desmembrado por su madre Agave que en un rapto de locura lo confandio con uno Here" Dioniso, una vex que hubo mostrado alos tebenos que tra un dios, we dirgis « Argos. y all de nuevo, al'na recibir veneration, infundio Te locura en las mujeres rr ——S |.) ————— tne de piratas tirrenes, Estes, hablendo embareado, con tl propésito de venderlo paseron de largo. por Naxer Y pusieron rumbo a Asia, pero Dionisoconvit el max iy los vemos en serpicttes 9 Tleno el bareo de yedra rrrC—r——“‘EEC —ri—<—S—~—r=s—s—=s rs mode los hombres comprendieron que era un dios y lo honraron. El rescaté del Hades a su madre, y dandole el nombre de Tione subio con ella al cielo 955 58, dice que Licurgo fue encarcelado por Dioniso en una cuev donde fue distinuyende poco a poco su locus; en Hino, Fab 132, propio rey. furiso, se mule las piernas cuando intentabs podar ‘una vi, “Este brove rlato¢s el argumento de la tragedia de Euainos, canes donde encontramos la descripidn de la atros muerte de Penteo fen el Citeron versos 10431147) Oviow, Mét HI 701-731, presenta a ‘unas diferencias, por ejemplo: a Penteo fo toma su madre por un Jal; en Euripides, por un leon. Cf. tambien Teeesir, XVI: Fab, 184 m2, 2 La historia de Dioniso y los pirates es el fem del Hino ho Imérico @ Dion (VI), CL. Ovi, Met. It 581-686; Htowno, Fab. 134 ‘9 "EL descenso de Dioniso al Hades lo hace ya sea por Trew (Pa ‘ss, 1131, 2) yen Lema por la laguna Alcionia (Pausanns, I 7 85.-10

También podría gustarte