Está en la página 1de 1

MAGIA MUSICAL

Ahora se puede confirmar


que la vida sin música es un
error. Un estudio de la
Universidad Northwestern
demostró que las personas
con estudios musicales están
mejor preparadas para
entender el habla de sus
interlocutores en un
ambiente ruidoso, por
ejemplo, en un restaurante,
salón de clases o avión.

Esto confirma que la formación musical puede compensar los


efectos nocivos del ruido de fondo y sus implicaciones. “La prueba
apunta a un aspecto pragmático de la magia de la música”, comenta
Nina Kraus, profesora de neurobiología y directora del Laboratorio
de Neurociencias de dicha universidad. La audición del habla en un
ambiente ruidoso es difícil, pero la dificultad es en especial
compleja para los adultos mayores, quienes pueden tener cierto
nivel de sordera y pérdida de memoria.

De acuerdo con el estudio, este segmento social podría beneficiarse


de la reordenación del sistema nervioso que ocurre durante la
formación o entrenamiento del oído. Los resultados apoyan el
potencial terapéutico de la enseñanza musical para la rehabilitación
y su uso como parte de la educación básica, lo cual contribuiría a
acabar con los problemas fundamentales de comunicación.

Fuente: Universidad Northwestern