P. 1
Autobiografía II

Autobiografía II

4.64

|Views: 20.079|Likes:
Publicado porgabcor27
Autobiografia profesional
Autobiografia profesional

More info:

Published by: gabcor27 on May 15, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/11/2013

pdf

text

original

Universidad Central de Venezuela. Facultad de Humanidades y Educación.

Comisión de Estudios de Postgrado Área Educación Curso de Especialización en Educación Superior

Materia: Evaluación de Ambientes Integrados de Tecnológicos de Enseñanza y Aprendizaje Autora: Gabriela Delgado C.I.: 14.789.612 Caracas, Abril 2008.

CAPITULO I
Sobre como me inicie en la docencia
Todo comenzó hace diez años cuando yo estudiaba quinto año, período escolar 1997-1998

Como cualquier adolescente de la época, yo tenía muchas dudas sobre cual sería mi futuro profesional, al principio quería ser bionalista, pero luego decidí que quería ser fisioterapeuta ya que me encanta esta parte de la medicina, o licenciada en idiomas modernos, puesto que siento una gran atracción por las lenguas y la cultura extranjera. Pero si de algo estaba segura era de que mi vocación no era la docencia, pues nunca me gusto la forma en que mis compañeros se comportaban con los profesores y yo decía que a mi no me ocurriría lo mismo. Sin embargo, durante el transcurso del año escolar perdí la oportunidad de presentar la prueba en medicina y no quede en la escuela de idiomas modernos por lo que decidí buscar que hacer con mi vida, puesto que no estaba dispuesta a pasar un año entero sin hacer nada, así que revise detenidamente cuales opciones tenia a través de mi prueba CNU y que posibilidades de ingreso a la carrera tenia, una de las opciones que se asimilaba mas a lo que a mi me gustaba era Educación Mención Docencia en Idioma Inglés, que ofertaba la Universidad Nacional Experimental “Simón Rodríguez” del núcleo Palo verde y después de unos cuantos días de indecisión, decidí pues elegir esta opción que aunque no me gustaba en un 100% por la parte docente, al menos me ofrecía una de las oportunidades que yo quería: aprender un nuevo idioma. Una vez que cambie mis opciones en el CNU, solo me quedaba esperar los resultados que saldrían aproximadamente dos meses después de que yo me graduara y de quedar en aquella universidad comenzaría a estudiar al año siguiente que era cuando ellos aceptaban a los bachilleres de nuevo ingreso. Los resultados llegaron más tarde de lo acordado puesto que no salieron en Septiembre como me habían dicho sino en Diciembre y cuando los recibí me encontré con la sorpresa de que en efecto si había sido asignada a esta casa de estudios y que el inicio de

mi carrera estaba pautado para el primer período de Abril de 1.999, ya no me quedaba otra cosa más que esperar pacientemente a que esa fecha llegara. Una vez llegada la tan anhelada fecha (puesto que ya estaba desesperada de pasar tanto tiempo sin estudiar), me encontré con una sorpresa en la universidad, mi cupo no era seguro, tenía que presentar tres pruebas para ver si estaba apta para ser docente, una prueba psicométrica, una prueba psicológica y una prueba de suficiencia en el idioma. Al principio pensé que no quedaría, no tanto por las pruebas psicológicas y psicométrica sino por la prueba de suficiencia de inglés, porque aunque siempre fui buena en inglés el liceo, sabia perfectamente que las bases que traía del mismo no serian suficientes como para pasar una prueba de este estilo. Sin embargo, al final presente mis tres pruebas y afortunadamente las pase todas y comencé a estudiar educación en la fecha prevista. Aunque mi iniciación en la docencia fue una elección conciente y de que no formaba parte de mi vocación profesional, los años en la universidad fueron excelentes, jamás reprobé ninguna asignatura y el estudio del idioma fue lo que mas me gusto de mi carrera, aunque confieso que no fue fácil, nada fácil, pues estudiar inglés para ser profesor exige el triple de lo que se necesita para aprender una segunda lengua, fue una de las mejores experiencias que he tenido y que me dejo buenos y gratos recuerdos así como otros no tan gratos, que formaron parte de mi formación como docente.

CAPITULO II
Sobre mi experiencia docente.

Mi experiencia como docente comenzó algunos años después de iniciada mi carrera, exactamente en el año 2003. Esto se debe a que la universidad cuenta con un convenio de intercambio cultural con el British Council, a fin de que los estudiantes de la mención de inglés tengan la oportunidad de ir a Inglaterra como asistentes de idiomas y de la misma forma llegaba a la universidad un estudiante británico para ayudarnos tanto a nivel académico como a nivel cultural. Como es bien sabido a finales del 2002 y principios del 2003 ocurrió el paro nacional y el consejo británico, decidió sacar a todos sus ciudadanos y por ende nos quedamos sin asistente por un buen tiempo, entonces decidieron tomar a un pequeño grupo de estudiantes avanzados (entre los cuales me encontraba yo) para que cubriéramos esas horas libres que iba a dejar el asistente que se fue y fue así como comencé a dar clases como preparadora dentro de la mención en el curso de inglés III en el período académico 2003-I. El primer día estaba demasiado nerviosa, puesto que yo solamente le llevaba a ese grupo un semestre de diferencia y me parecía una responsabilidad demasiado grande tener que ayudar, orientar y evaluar a personas que estaban casi a mi nivel y que en algunos casos coincidían conmigo en algunas materias. Todo esto represento un reto para mi, puesto que me sentía doblemente evaluada, no solo por parte de la profesora que dictaba la cátedra, sino también por parte de los estudiantes de la misma, el cual era un grupo muy exigente, esto sin añadir que en la universidad una de las carreras mas competitivas es la de inglés, porque todo el mundo piensa que sabe más de gramática o conoce mas vocabulario que el otro o sencillamente cuestionan tu pronunciación, y en algunos casos llegaban hasta el punto de medirse con los asistentes británicos cuya lengua materna era el

inglés. Por esto fue necesario que yo me preparara el triple a la hora de dar una clase, ya que cubrir las exigencias de este grupo no era nada fácil, primero porque allí habían personas con un nivel de inglés excelente, segundo porque ya eran alumnos bastante avanzados y tercero porque siempre tenia que explicarles detalladamente en que se erraban y como podían solucionarlo y para hacer esto tenia que basarme en buenos argumentos, para lo cual tenia que leer y documentarme bastante antes de dar clase. consecutivo como preparadora. En esta segunda oportunidad trabaje como preparadora del curso de idiomas modernos periodo académico 2003-II, cátedra que iba dirigida a otro tipo de estudiantes, en su mayoría de administración y que se dictaba como herramienta de apoyo en la lectura de textos en inglés y por ende las exigencias eran muy diferentes a las del curso anterior. Sin embargo, puedo decir que esta fue una experiencia bastante refrescante en la que sentí que realmente podía enseñar algo libremente y sin tanta presión como en el curso anterior y en el que a la vez aprendí muchas cosas que me fueron muy útiles dentro de mi propia carrera tales como técnicas de lectura y sobre todo como debe estar mas o menos estructurado un curso de inglés con fines específicos, que es muy distinto al inglés que se aprende para ser docente o el que se puede aprender en cualquier academia de idiomas. Paralelamente a las clases de idioma moderno, comencé a trabajar en mi primer colegio (año escolar 2003-2004) y a conocer el trabajo con adolescentes. Este era un plantel privado llamado “Colegio Juan XXIII” donde comencé a enseñar inglés en 7° grado y era la profesora de las tres secciones. Ese día también estaba algo nerviosa porque aparte de mi experiencia en planes vacacionales nunca había estado con adolescentes dentro de un Sin embargo, logre cubrir las demandas del curso y continúe trabajando por otro semestre

salón de clases y muchísimo menos había sido titular de una cátedra y como para completar lucia tan joven que era comúnmente confundida con los estudiantes, hasta el punto que el primer día de clases una de las profesoras que aun no me conocía me mando a mi casa, porque no podía entrar a clase sin el uniforme, jamás olvidare la cara que puso cuando le dije que era la nueva profesora de inglés de 7º , por eso mucha gente no confiaba en mis capacidades docentes, porque pensaban que no podría dominar un grupo, que los representantes me podían coaccionar, etc. De allí que ahora el desafío era doble, primero por la falta de confianza que muchos de los otros colegas profesaban hacia mi, y segundo porque esta era un experiencia muy diferente a las anteriores, puesto que en aquellas era prácticamente la asistente del profesor y ya todo lo que era la planificación e instrumentos de evaluación estaban listos, mientras que aquí me encontraba sola y tenía que comenzar a aplicar todo lo que había aprendido en la universidad sobre planificación y evaluación aparte de que me habían asignado la guiatura de uno de los 7° y ahí si que realmente no tenia ni la mas remota idea de que debía hacer, así que tuve que emplear una dinámica el primer día y posteriormente me fui documentando para ver que tipo de actividades tenia que hacer con los muchahos a fin de que les quedara un aprendizaje que estuviera relacionado con lo que estaban viviendo en ese momento. Esa experiencia con 7º grado fue una de las mejores para mi, pues afortunadamente me fue muy bien con los cursos, aunque uno de ellos era bastante tremendo, pero pude manejar bien la situación con ellos y no tuvimos problemas. Sin embargo, ya casi finalizando el año escolar se presento un problema en el colegio, los muchachos de 1º y 2º de ciencias no terminaban de aceptar al profesor de inglés y después de

hacerle agarrar mas de una molestia el profesor decidió renunciar a las horas y dejo a los cursos sin ningún tipo de nota de las evaluaciones que se habían dado durante el lapso, entonces nos solicitaron a otra profesora y a mi que tomásemos entre las dos esos cursos que le termináramos de dar los objetivos y que diseñáramos un plan de evaluación de emergencia a fin de sacar la nota de ese ultimo lapso, a pesar de que en esta oportunidad me enfrente a un grupo de adolescentes muchos mayores cuyas referencias no eran nada buenas logre darles clase sin ningún tipo de inconveniente, probablemente esto se debía a que ellos querían recuperar su nota y no tenían tiempo para perder lo que me ayudo bastante no solo con su conducta sino también con su disposición para trabajar, así que en términos generales puedo decir que tuve un buen año escolar. Para el período escolar siguiente (2004-2005), decidí continuar dentro de la misma institución, pero esta vez con algunos cambios, le daría clases a otros cursos de 9º, 1º y 2º de ciencias, más II etapa de primaria (4º,5º y 6º).Esta experiencia fue muy distinta a la anterior ya que tenia cursos muy diferentes los mas pequeños en primaria y los mas grandes en bachillerato. Con primaria el trabajo fue excelente, la verdad es que yo me que pensé que nunca podría trabajar con niños pequeños, trabaje bastante cómoda con ellos, puesto que siempre que les llevara una dinámica nueva o le diera la clase de una forma distinta los niños trabajaban de manera excelente y me llevaba sumamente bien con ellos aparte de que aprendían con una rapidez increíble y hasta les gustaba el inglés cosa que no ocurría con bachillerato. Allí si tuve que enfrentar varios inconvenientes en cuanto a los grupos, estos eran grupos bastante difíciles porque eran chicos muy rebeldes a los que realmente les importaba muy poco el inglés, no les gustaba entrar a ninguna clase, hacían caso omiso de lo que les dijera el

profesor, y para completar se sentían orgullosos de la cantidad de profesores que habían desfilado por sus salones porque los hacían renunciar. Aquí también fui guía de un curso de 1º de ciencias y aunque estos también eran alumnos difíciles con ellos no tuve ningún problema y la pase excelente, mas no fue así con 9º y 2º de ciencias, en donde tuve que aplicar “mano dura” como se dice coloquialmente y aunque los grupos se tranquilizaron bastante, no me sentí del todo bien porque no había ganado de ellos respeto sino miedo, por lo que la hora se clase se hacia bastante incomoda y tensa porque ellos ya ni participar en clase querían, entonces fue cuando decidí conversar con ellos y comenzar a negociar , mi propósito era hacerles entender que su educación no dependía de mi solamente como docente sino que ellos también tenían que poner de su parte, de igual manera cite a sus padres y les explique por qué era importante que ellos me ayudaran desde la casa con sus hijos, su papel dentro de la formación de los mismos y desde ese momento si comenzamos a tener una relación mucho más sana, en donde ninguna de las dos partes se sentía irrespetada y aunque de vez en cuando se comportaban de una manera que dejaba mucho que desear en la mayoría de las clases logre lo que me había propuesto, mantener una relación respetuosa y responsable. Mi siguiente año escolar (2005-2006), me ofreció una experiencia laboral completamente rica y nueva para mi, porque ahora trabajaba con tres sistemas distintos: aun continuaba en el Colegio Juan XXIII pero esta vez como profesora de primaria completa, comencé a trabajar en el Colegio “Nuestra Señora de Pompei” en la Alta Florida, como instructora de laboratorio y algunos meses antes del inicio del año escolar había comenzado a dar clases en el CVA de la Trinidad, donde me desempeñaba como profesora de inglés. El trabajo no era nada fácil, puesto que trabajaba en tres sitios diferentes con un alumnado de

necesidades completamente distintas y que por ende merecían una atención diferente y además estaba en pleno trabajo de grado para optar al titulo que actualmente tengo. A pesar de lo estresante de esta experiencia, debo decir que fue lo me más me ayudo a crecer como profesional, puesto que en pocos colegios de Venezuela se utilizan los recursos audiovisuales como medio para la enseñanza del inglés, aparte de que siempre había tenido problemas en el otro colegio porque yo quería dar mis clases en inglés como debe ser y los alumnos se quejaban de que ellos no me entendían, que nunca habían, visto inglés, etc., por lo que me tocaba hablar doble porque siempre explicaba todo en inglés y luego volvía a explicar los aspectos mas importantes en español. Ahora seria diferente, porque el laboratorio de este colegio me permitiría dar las clases en inglés, trabajaría solo con la mitad de grupo de todos los años de bachillerato y todas las secciones (la otra mitad estaría con la profesora de gramática), aprendería a manejar todos lo equipos de un laboratorio de idiomas (consola, cabinas, video beam, VHS y DVD, retroproyector, entre otras cosas) y ahora si podría aplicar realmente todo lo que había aprendido en la universidad y en los talleres sobre la enseñanza del inglés que había hecho y por otra parte estaba el CVA en el que realmente te encontrabas inmerso en el mundo del inglés y en el cual la gente lo aceptaba con mucha naturalidad. Sin embargo, no todo fue perfecto. Los estudiantes del colegio no aceptaron del todo bien que se les hablara todo el tiempo en inglés porque la instructora anterior del laboratorio, solo les hablaba en inglés cuando les ponía los CDS da audio y del resto les hablaba en español y los evaluaba con puros dialogos que les enviaba escritos por Internet. El trabajo este año fue muy duro, puesto que volví a conseguir el rechazo de la mayoría de los estudiantes hacia el idioma y a pesar de que contaba con todo el apoyo de la directiva del colegio y de la otra

profesora de la cátedra, de verdad me costo muchísimo y aun me cuesta un poco hacer que los muchachos participaran activamente en clase y que se acostumbraran a hacer evaluaciones diferentes a los dialogos, pero gradualmente lo fui haciendo hasta que logre que aceptaran un poco mi metodología y termine mi año escolar tranquilamente al tiempo que me graduaba en la universidad. Así trascurrieron esas vacaciones y volvimos a comenzar otro año escolar (2006-2007), aquí seguía trabajando igual en los dos colegios pero ya no estaba en el CVA porque me ofrecieron unas horas en la Universidad Simón Bolívar, como profesora contratada I de los cursos de inglés I e inglés III, y además tenia otra responsabilidad a cargo ya no podía compartir mas a los grupos de 2º de ciencias porque mi compañera de trabajo tuvo que dejar esas horas por causas mayores. Este fue otro año cargado de más experiencias, porque me tocaba darle clases a un grupo de alumnos que venían desde 7º con la misma profesora y que ya estaban acostumbrados a su metodología y a ser compartidos en grupos para ver teoría y laboratorio y ahora me tocaría a mi atenderlos cubriendo ambos aspectos y aunque hubo algo de resistencia al cambio y hubo momentos de tensión, sobrellevamos bastante bien la situación y terminamos el año escolar tranquilamente. Por otra parte, en la universidad el ambiente era completamente distinto, a pesar de que yo llegue igual

hablándoles en inglés y a que ellos no me entendían mucho al principio, los estudiantes pusieron mucho empeño y a la tercera semana de clase ya sabían en como era la metodología, con sus participaban constantemente clase, cumplían

asignaciones y realmente se lograban los objetivos propuestos, no se a ciencia cierta si esto también se debía al régimen de la universidad o si era porque los estudiantes ponían mucho de su

parte, en realidad pienso que fueron ambas, sin embargo, realmente considero que esta fue una experiencia única que me permitió descubrir con cual de los tres niveles me sentía más cómoda trabajando. Esta experiencia se repitió durante el siguiente trimestre, en el que trabaje con inglés II e inglés IV y la experiencia fue igual de grata a la anterior y fue cuando ratifique que me gusta ejercer la docencia a nivel superior muchísimo más que en los otros niveles. Posteriormente la universidad abrió un concurso para optar al cargo de profesor integral y hasta ese entonces trabaje en esa universidad. Para este año escolar (2007-2008) las cosas no están muy distintas en el colegio a como estaban el año pasado, con la diferencia de que los chicos de este 2º de ciencias ya conocen mi forma de trabajo y la han aceptado y se han adaptado sin ningún problema. Sin embargo a nivel de educación superior si estoy experimentando un cambio, comencé a trabajar el pasado mes de Septiembre en la Universidad José María Vargas, dictando los cursos de inglés I e inglés II a distancias, vale acotar que estos son cursos de inglés con fines específicos que van dirigidos a la gente de educación y aunque esta metodología resulto muy nueva e innovadora, estoy dando lo mejor de mi para hacerlo bien aunque se que aun tengo muchas debilidades y que cometo muchos errores, estoy aprovechando esta experiencia la máximo para adquirir la mayor experiencia posible al tiempo que me pongo al día educativa. en cuanto al uso de las TIC dentro del área

CAPITULO III
Sobre mis conclusiones y aportes educativos, a partir de mi experiencia profesional.

De acuerdo a mi experiencia docente relatada brevemente anteriormente, puedo decir que ciertamente que he cometido muchos errores y casi todos mis errores han estado basados en mi nivel de exigencia, que a veces suele ser tan alto con los estudiantes que se que llego a momentos en los cuales interfiero en su proceso de aprendizaje porque les genero mucho stress. Sin embargo, pienso que es importante que ellos cambien su concepción de lo que son los estudios, es necesario que comprendan que mas que un requisito para obtener un certificado o un titulo es algo que les debe quedar para toda la vida, algo que formara parte de su cultura y de su formación social. En el caso específico de la asignatura que yo dicto, si hay un factor común entre los diferentes niveles en los que he enseñado ha sido el gran desinterés por parte de los estudiantes por aprender este idioma dentro del sistema educativo formal. Me parece increíble ver como los alumnos se comportan de una forma dentro del salón de clase y como asumen una actitud completamente distinta cuando se encuentran en un sistema diferente como es el caso de las academias de idiomas, a mi parecer la gente le pone más interés y más corazón a lo que están haciendo no se si es por el tipo de sistema que es menos riguroso o si es porque están pagando y esto los motiva mas o probablemente se deba a que el currículo de esta asignatura no cubre las expectativas de los estudiantes y por eso no le ponen ningún interés. En cuanto a mi aportes personales al sistema educativo, pienso que este lo puedo dar cada vez que trato de dar mejor una clase, cada vez que intento orientar a mis alumnos para que construyan su propio conocimiento, cuando yo misma me supero y busco cada día algo innovador que me ayude a ser mejor profesional y mejor persona. Si bien es cierto que nunca quise

ser docente, y que mi vida como profesional no es más que el producto del azar, me gusta hacer las cosas bien y por eso trato siempre de dar lo mejor de mi para poder contribuir de una u otra forma con el crecimiento educativo de mis estudiantes. En cuanto a esta asignatura, mis expectativas están orientadas hacia la adquisición nuevas formas evaluativas dentro de los ambientes tecnológicos.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->