Está en la página 1de 1

Punto de fluencia

El punto de fluencia mide la fuerza mínima que crea una deformación
permanente en el acero estructural. Como esta medida es bastante fácil de
determinar, el punto de fluencia es un parámetro común observado en las
especificaciones del acero estructural. El punto de fluencia se prueba
determinando la forma de la recta de fluencia. Cuando ocurre la deformación
permanente, esto significa que la estructura atómica y cristalina del acero ha
cambiado. La medida se puede arrojar sobre un diagrama de deformacióncarga que muestre la intersección de la curva correspondiente con la línea de
fluencia. Un valor normal para el acero estructural es del 0,2%.

Resistencia a la tracción
La resistencia a la tracción mide cuánto estiramiento o tracción longitudinal
puede soportar una pieza de acero estructural antes de romperse o deformarse
permanentemente. Esta deformación permanente se conoce como punto de
fractura. El valor se determina dividiendo el área o sección transversal del
acero estructural por la cantidad de carga aplicada al material. La unidad de
medida se expresa en libras por pulgada cuadrada o kilogramos por centímetro
cuadrado. El acero estructural tiene una alta resistencia a la tracción cuando se
lo compara con otros materiales como el hormigón, de modo que resulta en un
excelente material para construcción. La resistencia a la tracción del acero
estructural también es una de las propiedades medidas con mayor frecuencia.

Límite elástico
El límite elástico mide la máxima deformación del material estructural antes de
ser destruido o incapacitado de usar de forma práctica, sin recobrar su posición
funcional. Este límite se mide en el punto de deformación. Para que un material
estructural pase la prueba elástica, cualquier deformación permanente que
resulte de la aplicación de una carga, debe hacer que el material sea aún
funcional para el uso al que está destinado. Si una pieza de acero estructural
es dañada más allá de su límite elástico, incluso si no muestra signos de
destrucción, puede aún tener un daño permanente oculto que comprometa la
integridad del material. La unidad de medida de esta propiedad mecánica se
conoce como módulo de elasticidad de Young, en honor a Thomas Young, un
científico británico del siglo XIX, y se expresa en libras por pulgada cuadrada o
kilogramos por centímetro cuadrado.