P. 1
Dignidad Humana

Dignidad Humana

|Views: 7.146|Likes:
Publicado porRafad18

More info:

Published by: Rafad18 on Apr 10, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/18/2013

pdf

text

original

UNIVERSIDAD CATÓLICA SANTO TORIBIO DE MOGROVEJO

La Dignidad Humana

Facultad

:

Ciencias Empresariales

Carrera profesional

:

Administración De Empresas

Docente

:

FALLA ORTIZ, Janeth

Asignatura

:

Comunicación

Alumno

:

Arbulú Diez Rafael Enrique

Ciclo

:

I

1

DEDICATORIA A DIOS:

Ser supremo autor de nuestra existencia quien nos ilumina, guía y encamina a ser mejores cada día y por ofrecernos al regalo más grande.

A los maestros de nuestra prestigiosa universidad a quienes debemos la tecnificación y orientación para la elaboración del presente trabajo monográfico.

2

AGRADECIMIENTO

A Dios por tenerme con vida y con una salud estable, ya que estas dos cosas son muy importantes para seguir adelante.

A mi profesora, por encomendarme este trabajo que va a servir para saber más en el campo filosófico de la persona y la dignidad humana.

El Autor

3

Introducción

El conocimiento de la dignidad humana en la persona como una virtud tiene como finalidad promover el desarrollo de esta en la persona y su relación con la libertad. El presente trabajo acerca de la dignidad humana brinda una visión de la persona, a su vez relacionados con los conceptos de dignidad, la clasificación de esta y destacando la libertad como influencia espiritual en la sociedad. Tiene como objetivos principales dar a conocer conceptos de la persona humana a través de la definición de Boecio, la dignidad personal como tema central y su relación con la libertad. Los contenidos establecidos para alcanzar dichos objetivos constituidos en base teórica indispensable sobre aspectos generales de Dignidad, como: La Persona, la dignidad humana y la posición de la libertad en el mundo. Cada capítulo de este trabajo comprendo un conjunto de definiciones aleccionadas en temas espirituales, en aspectos sociales y relacionados íntimamente con la actualidad del mundo. En conclusión analizaremos en el presente trabajo lo más importante sobre dignidad humana, expresando que es el respeto a sí mismo y a los demás. El Autor

4

Sumario Dedicatoria Agradecimiento Introducción 1. Capítulo I: La persona 1.1 Definición 1.1.1 Definición de Boecio 1.1.2 Derivaciones de la definición de Boecio
1.1.3 Definiciones más actuales

1.2 Reconocimiento de la persona
2. Capítulo II: La dignidad humana

2.1 Historia de la expresión 2.2 Descripción 2.2.1 Naturaleza de la dignidad 2.2.2 Rasgos definitorios de la dignidad 2.2.3 Dignidad en la vida social 2.3 Dignidad humana y libertad 2.3.1 Definición de la naturaleza 2.3.2 Naturaleza de la libertad 2.3.3 Libertad en la vida social 2.4 Grado de la dignidad humana
2.4.1 Dignidad personal inviolable

2.4.2 Dignidad ontológica y dignidad moral 2.4.3 Dignidad relacional Conclusiones Bibliografía Linkografía Índice

5

CAPÍTULO I: La Persona

La Persona 1.1 Definición
6

La persona es definida como un ser racional y consciente de sí mismo, poseedor de una identidad propia. El ejemplo obvio –y para algunos, el único– de persona es el individuo humano. Viene del latín: persōna y este del griego: prósōpon (máscara del actor, personaje). 1.1.1 Definición de Boecio Según Melento, T. esta es tal vez la mas celebre definición de toda la historia del pensamiento, advirtiendo que resulta bastante aceptable. Cuando Boecio describe a las personas como una “substancia individual de naturaleza racional” se esta situando en la tradición aristotélica. En la definición de persona Boecio habla de naturaleza racional en vez de naturaleza intelectual, debido a que se refiere en primer término a la persona humana. Se trata de una diferencia terminológica sin importancia, porque todos entienden que la definición debe referirse al carácter intelectual de la naturaleza. La definición de Beocio incluye el concepto filosófico de substancia, por lo que, a fin de comprenderla debidamente, será necesario entrar en unos pocos tecnicismos filosóficos. El concepto de substancia ―al margen de precisiones filosóficas― es del acervo común; y así, decimos que un asunto o un negocio es de mucha substancia, o que un alimento es muy substancioso. Los filósofos, en cambio, de una manera técnica, contraponen el concepto de substancia al de accidente. También el concepto de accidente ―al margen de precisiones filosóficas― es del acervo común; y así, decimos que alguien sufre un accidente. 1.1.2 Derivaciones de la definición de Boecio

a) Tiene cuerpo y alma. La constitución del hombre se divide en dos: en un cuerpo físico sujeto a las leyes biológicas de todos los seres vivos (nacimiento, nutrición, crecimiento,
7

reproducción y muerte). Y un alma, principio de movimiento de todo ser vivo, qué es diferente al de los demás seres vivos ya que está dotado de inteligencia y voluntad. La inteligencia, es la potencia espiritual del hombre de conocer la verdad, y la voluntad, la potencia espiritual del hombre de buscar o tender al bien. b) Es individual. Según la enciclopedia de la Doctrina Social de la Iglesia dice al respecto; Persona Humana: del latín persona. Es el individuo de naturaleza racional, portador de potencialidades que se desarrollan a través de la vida, en el seno de la familia y de la comunidad. Como individuo, la persona humana presenta dos características fundamentales: • Es distinta de todos los otros miembros de la especie humana, es decir, aunque participe de la misma naturaleza, constituye una totalidad en sí.

Es una unidad, que no puede dividirse sin perecer. Se compone de alma y cuerpo, espíritu y materia, que en ella forman una unidad sustancial, cuya ruptura es la muerte.

c) Es social. El hombre es un ser consciente, racional y libre, y, por eso mismo, es también un ser social, que sólo en la compañía de sus semejantes encuentra las condiciones necesarias para el desarrollo de su conciencia, racionalidad y libertad, características que lo distinguen de los otros animales. Y precisamente por ser consciente, racional y libre, el hombre posee derechos inalienables y deberes morales, mientras el animal sólo tiene instintos y hábitos. De ese conjunto de condiciones que caracterizan a la persona humana: ser consciente, racional y libre, y por lo tanto social, sujeto de derechos y deberes, resulta la misma dignidad absoluta y la misma igualdad esencial para todos los hombres, independientemente de su color, situación socioeconómica, religión o cultura. Es una dignidad absoluta porque no depende de ninguna cualificación, sino basándose en el mero hecho de tratarse de una persona humana, dignidad que le confiere un valor inestimable y la coloca como razón de ser de todas las instituciones sociales, políticas y económicas. Y esa dignidad debe
8

ser respetada, ya sea persona rica, ya sea pobre y sin cultura o bien culta, de esta o de aquella raza, de aquel pueblo o de aquel credo religioso. Aun en el caso en que el hombre se envilezca por el vicio, transformándose en alcohólico, corrupto y criminal, no pierde su dignidad esencial, y a él se debe respeto, lo cual es privilegio de todas las criaturas humanas. El hombre está compuesto y unido por un cuerpo y un alma (que se compone de inteligencia y de voluntad), en donde existe una individualidad que hace diferente a cada ser humano. De la inteligencia y la voluntad se desprenden características esenciales del hombre como la dignidad, la Igualdad y la Libertad. 1.1.3 Definiciones más actuales • En Psicología, persona designa a un individuo humano concreto, abarcando tanto sus aspectos físicos como psíquicos para definir su carácter singular y único.

En Filosofía, en la rama de ética: La cualidad de la sensibilidad es la facultad para percibir e interpretar el estado de ánimo, el carácter y la forma de actuar de las personas, así como la construcción de las circunstancias y los ambientes que en cada momento nos rodean, para interactuar en beneficio de los otros/nosotros. En latín, la palabra "persona" hace referencia a un personaje o máscara.

En Derecho, jurídicamente se define a la persona como todo ente susceptible de adquirir derechos y contraer obligaciones. En el mismo sentido entienden generalmente al concepto la mayoría de los ordenamientos jurídicos actuales; no obstante, el contenido semántico de dicho concepto ha variado considerablemente en distintas épocas y sistemas jurídicos. Así por ejemplo, en la antigua Roma se requería los status de hombre libre, ciudadano y pater familias para ser persona y no se consideraban tal a muchísimos seres humanos (tal es el caso de los esclavos). Actualmente se las clasifica en personas de existencia visible

9

o físicas (ser humano) y personas de existencia ideal o jurídica (como las sociedades, las corporaciones, las fundaciones, el Estado y otras). 1.2 Reconocimiento de la persona Lo radicalmente relevante es ponernos en condiciones de conocer a fondo al ser humano y, previamente, de reconocerlo. No basta con observar la figura externa para llegar a la conclusión de que “algo”, según el modo habitual de hablar, es más bien “alguien”, es decir una persona.

10

CAPÍTULO II: La Dignidad Humana

La Dignidad Humana 2.1 Historia de la expresión

11

La referencia a la dignidad humana es omnipresente en los instrumentos fundacionales del derecho internacional de los derechos humanos nacido luego de concluida la Segunda Guerra Mundial. En tal sentido, se destaca ante todo la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, que invoca en su Preámbulo la “dignidad intrínseca (...) de todos los miembros de la familia humana”, para luego afirmar que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos” (artículo 1°). Con posterioridad, el concepto de dignidad humana fue retomado por los dos Pactos internacionales de derechos humanos de 1966 y por la mayoría de los instrumentos condenatorios de una serie de prácticas directamente contrarias al valor inherente de la persona, tales como la tortura, la esclavitud, las penas degradantes, las condiciones inhumanas de trabajo, las discriminaciones de todo tipo, etc. Asimismo, un gran número de Constituciones nacionales, sobre todo las adoptadas en la segunda mitad del siglo XX, hacen referencia explícita al respeto de la dignidad humana como fundamento último de los derechos enumerados y como la finalidad esencial del Estado de Derecho. En tal sentido, se destaca la Constitución alemana de 1949, que como reacción a las atrocidades cometidas durante el régimen nazi, establece en su artículo 1° que: “La dignidad humana es intangible. Los poderes públicos tienen el deber de respetarla y protegerla”. La dignidad humana, contiene elementos subjetivos, que corresponden al convencimiento de que las condiciones particulares de vida permiten alcanzar la felicidad y de elementos objetivos, vinculados con las condiciones de vida que tiene la Persona, para obtenerla. La ponderación de estos elementos constituye una parte importante de la evolución del derecho Constitucional de la mayoría de los países, así como una de sus mayores discusiones, sobre todo a la hora de sopesar la Dignidad Humana con otros derechos fundamentales. 2.2 Descripción
12

Deriva del latín dignitas, del adjetivo dignus, cuya forma arcaica dec nos revela su origen del verbo decet: decente. Es la actitud de respeto a sí mismo y a los otros, por el reconocimiento que toda criatura humana posee características que la elevan por encima de los otros seres. El respeto a esa dignidad es la garantía suprema del orden social. Melendo, T., afirma en pocas palabras que es el respeto que se tiene en sí mismo y en los demás. Es una estima que se tiene la persona por tener inteligencia y voluntad y que además tiene esa misma estima o respeto para con los demás seres de su misma especie. La dignidad constituye, por tanto, una especie de preeminencia, de bondad o de categoría superior; en virtud de la cual algo destaca, se señala o eleva por encima de otros seres, carentes de tan alto valor. 2.2.1 Naturaleza de la Dignidad La naturaleza de la dignidad humana consiste en conseguir el fin último del hombre; en buscar los medios más eficaces y adecuados para lograr el bien de la persona misma y el bien de las demás personas. 2.2.2 Rasgos definitorios de la dignidad Según Melendo, T., entendemos por dignidad aquella excelencia correlativa a un tal grado de interioridad que configura al sujeto como autónomo. Quien posee intimidad goza de un densidad interna- por llamarla de algún modo, espera de ulteriores puntualizaciones-, en virtud de la cual puede decirse que se sustenta en sí, conquista esa estatura ontológica capaz de introducirlo en la esfera propia supereminente y justo para entregarse. Interioridad, elevación, autonomía: he aquí las tres coordenadas que definen la dignidad de la persona.

2.2.3 La dignidad en la vida social. Para poder desarrollar la dignidad de la persona humana, se necesita de un estado que esté al servicio del hombre y permita a éste una libre elección, hecha a conciencia, en la participación de la vida política del estado. Que el
13

hombre, porque tiene dignidad, pueda escoger a sus gobernantes, pueda tener libertad en el trabajo, en la religión, en la participación económica social, en pocas palabras: que tenga libertad, con responsabilidad individual y social, en su vida.

2.3 Dignidad humana y libertad De la dignidad del hombre se desprenden dos grandes derechos o bienes inherentes a la persona humana; tales son la libertad y la igualdad. 2.3.1 Definición de libertad Del latín libertas, de liber: libre. La libertad es la capacidad del ser racional y consciente de autodeterminarse, ante la multiplicidad de alternativas de opción que se le ofrecen, en cada situación concreta. En este sentido, es un dato inmediato de la conciencia y se identifica con el libre albedrío: todos experimentamos que podemos ser un principio absoluto de acción, actuando o dejando de actuar, actuando de esta o de aquella manera. Es una facultad exclusiva del ser racional, capaz de interiorizar el mundo bajo una gran variedad de aspectos. Según Melendo, T., la libertad es la parte de la voluntad (elemento constitutivo de las personas humanas) de poder elegir entre uno o más bienes. Es la elección del bien que perfecciona, eso es una verdadera libertad: con responsabilidad. 2.3.2 Naturaleza de la libertad La libertad del hombre proviene de la ley natural que es el reflejo de la ley divina. El hombre es libre por naturaleza y libremente tiene la facultad de decidir la elección que más le convenga para su perfeccionamiento.

2.3.3 Libertad en la vida social Aplicada al plano social y político, libertad significa un estado de ausencia de coacción proveniente del grupo, principalmente del poder público. Es libre, en este sentido, el individuo, que puede hacer todo lo que no está prohibido por la
14

ley. En esta acepción, al término se opone tanto a opresión como a libertinaje, porque éste impide a los demás el uso legítimo de esos mismos derechos. El único sentido auténtico de la libertad política dentro de un régimen democrático es el uso responsable de los derechos y el ejercicio consciente de los deberes. En este orden de ideas, importa tener presente la distinción entre libertad teórica y real. La primera es el mero permiso legal para actuar, la segunda exige la creación de estructuras sociales que den realmente a todos la posibilidad de obrar, en el sentido de hacer uso de los derechos del hombre y del ciudadano. No corresponde al estado solamente el deber de otorgar a todos la libertad de enseñanza; debe, además de eso, crear un sistema escolar que pueda atender a todos los que desean ejercer este derecho. 2.4 Grado de la dignidad humana 2.4.1 Dignidad personal inviolable La dignidad del ser humano es inviolable. Su cuidado y protección es obligación de todos los poderes del Estado. Ahora la primera ley de la Constitución del Perú, en el artículo 1 dice:

“La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado.”

Además se afirma que: "La dignidad se basa en el reconocimiento de la persona de ser merecedora de respeto, es decir que todos merecemos respeto sin importar cómo seamos. Al reconocer y tolerar las diferencias de cada persona, para que ésta se sienta digna y libre, se afirma la virtud y la propia dignidad del individuo, fundamentado en el respeto a cualquier otro ser."

2.4.2 Dignidad ontológica y dignidad moral Según Melendo, T. afirma que la dignidad ontológica es la que correspondo a toda persona por el hecho de serlo, por poseer un ser de rango elevadísimo.
15

La dignidad ontológica se refiere al ser. Decir que la persona tiene esta es afirmar que goza de una dignidad y, por lo tanto, es merecedora de un respeto y de una consideración. La dignidad de la persona humana, desde este punto de vista, radica en su ser y no en su obrar. Puede actuar de una forma indigna, pero, a pesar de ello, tiene una dignidad ontológica que se refiere a su ser. Es digno por el verdadero hecho de ser persona. R. Guardini, afirma que “sacrificar la integridad de la persona por un fin cualquiera, incluso el mas elevado, significaría, visto en la realidad, no solo un crimen, sino también una dilapidación. La persona posee una dignidad absoluta. Según Melendo, T. dice que la dignidad moral es la que se le añade cuando actúa en la conformidad con su naturaleza y con su ser, perfeccionándose; a lo que pierde no cuando se atenta contra ella, sino cuando el propio sujeto se comporta de modo que deshace o atenúa su índole de persona.

La dignidad ética o moral existe una dignidad arraigada al ser y al obrar. La dignidad del obrar es la dignidad ética y se refiere a la naturaleza de nuestros actos. Hay actos que dignifican al ser humano, mientras que hay actos que lo convierten en un ser indigno.

La dignidad ética o moral no debe identificarse ni confundirse con la dignidad ontológica. La primera se relaciona con el obrar; la segunda, en cambio, se relaciona con el ser. Hay seres que, por su forma de obrar y de participar en el seno de la comunidad, se hacen dignos de una dignidad moral, mientras que los hay que, por su forma de vivir, son indignos desde un punto de vista moral. Sin embargo, ambos, por el mero hecho de ser personas, tienen una dignidad ontológica. 2.4.3 Dignidad relacional Según Melendo, T. algunos personalistas utilizan esta expresión para subrayar el hecho de que el hombre no alcanza el culmen de su dignidad personal sino
16

en cuanto se relaciona con lo que rodea y, de manera muy eminente y particular, con las restantes personas: solo con ese contacto se enriquece.

CONCLUSIONES

La persona es un ser racional y consciente de sí mismo, poseedor de una identidad propia. Posee a su vez de un cuerpo y alma, es individual y un ser social.

17

La dignidad es el respeto que se tiene en sí mismo y en los demás. Es una estima que se tiene la persona por tener inteligencia y voluntad y que además tiene esa misma estima o respeto para con los demás seres de su misma especie.

• La dignidad propia del hombre es un valor singular que fácilmente puede reconocerse. Lo podemos descubrir en nosotros o podemos verlo en los demás. Pero ni podemos otorgarlo ni está en nuestra mano retirárselo a alguien. Es algo que nos viene dado.

• La libertad es la parte de la voluntad de poder elegir entre uno o más bienes. Es la elección del bien que perfecciona, eso es una verdadera libertad: con responsabilidad.

BIBLIOGRAFÍA • Melendo, T. (2005). Introducción a la antropología: La persona (1a. ed.). Madrid: Copyright. • Melendo, T. y Millán-Puelles, L. (1996) Dignidad ¿una palabra vacía? Pamplona: Ed. Universidad de Navarra

18

LINKOGRAFÍA • http://es.wikipedia.org/wiki/

Índice

La Dignidad Humana Dedicatoria……………………………………………………………………………..2

Agradecimiento………………………………………………………………………...3
19

Introducción…………………………………………………………………………….4

Sumario…………………………………………………………………………………5

CAPÍTULO I: 1.1

La Persona Humana

Definición…………..…………………………………………………………..7

1.1.1 Definición de Boecio..………………………………………………………....7 1.1.2 Derivaciones de la definición de Boecio………………………………….....8 1.1.3 Definiciones más actuales…………………………………………………....9 1.2 Reconocimiento de la

persona……………………………………………...10 CAPÍTULO II: 2.1 2.2 La Dignidad Humana

Historia de la expresión…………………..………………………………....12 Descripción……………………………………………………………..…....12 2.2.1 Naturaleza de la

Dignidad…………………………………………...13 2.2.2 Rasgos definitorios de la dignidad…..……………………………13

2.2.3 Dignidad en la vida social…………………………………………..13

2.3

Dignidad humana y libertad……………………………….………………..14 2.3.1 Definición de libertad…………………………………………14
20

2.3.2 Naturaleza de la libertad……………………………………..15 2.3.3 Libertad en la vida social……………………………………15 2.4 Grado de la dignidad humana………………………………………………….15 2.4.1 Dignidad personal Inviolable…………………………………………………15 2.4.2 Dignidad ontológica y dignidad moral……………………………………….16 2.4.3 Dignidad Relacional…………………………………………………………...17 Conclusiones………………………………………………………………………….1 8 Bibliografía…………………………………………………………………………….1 9 Linkografía.…………………………………………………………………………… 19 Índice………………………………………………………………………………20-21

21

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->