Está en la página 1de 16

He decidido pintar la poesa y

para eso necesito de un pintor; el


fotgrafo con su cmara; y la
poetisa que muestra tambin sus
cantos, su amor por el arte, y su
palabra.

Ilustrare los poemas,


los llenare de fotos,
y pensare en los
poetas que pintan
su palabra
iluminada.

El equilibrio
buscare; que nada
sobresalga, que sea
perfecta la poesa al
tema, el tema a la
foto, o a la pintura,
que se vea hablada.

Pero me falta el
pintor, el pintor no
conozco, no conozco
esa mano que pinta,
siguiendo un poema,
o un poema pintado
en un cuadro
iluminado, o sea me
falta el pintor que
con la brocha
escuche mis
palabras.

le pedir a mi Dios que me


ilumine, qu saque su
calidoscopio de colores y
sonreir; vaciare la represa
de emociones como tinta, de
brocha utilizare el papel; en
sueos mi imaginacin me
persigue, la dejare volar a
ver si encuentro ,las ms
bellas palabras escuchadas.

He decidido pintar
de poesa, y pintar
la poesa y buscar
un pintor.

Buscare tambin a
una poetisa, que me
ayude a buscar mis
palabras, que
escuche mi voz, que
lea mi pensamiento
y me pregunte como
encontrare, la
inspiracin.

Por qu este poeta


no tiene pincel de
pintor, solo puede
pintar con la palabra
hablada.
luiscazamora.lcz

Luis Carlos Zamora


Cano
Derechos
Reservados