Está en la página 1de 10

ARGUMENTO

El empresario de Arizona y un McKay perdido hace mucho tiempo, Gavin
Daniels, ha sido premiado con la custodia exclusiva de su hija adolescente,
Sierra, por un año. Con el fin de encaminar a Sierra por el buen camino
después de un roce con la ley, se dirige a Wyoming buscando el apoyo de su
familia de rancheros... incluso si no está seguro de cuál es su lugar en la
dinámica McKay. Él está preparado para cualquier contingencia: la menos que
entusiasta respuesta por parte de su hija, aprender a dirigir su empresa desde
otro lugar, pero es tomado por sorpresa cuando su nueva compañera de piso,
Rielle, luce mucho más sexy, divertida y atrevida de lo que recuerda.
Rielle Wetzler finalmente ha superado el estigma de tener padres hippies y
ser una joven madre soltera. En los dos años desde que vendió su maltrecho
B&B a Gavin Daniels, se ha vuelto económicamente estable gestionando los
negocios que ama desde casa. Pero ahora Gavin está en Sundance para
reclamar la casa que es suya por derecho. Aunque Rielle sabía que llegaría este
día, no está dispuesta a dejar la casa que construyó para ella y su hija ahora
adulta. Y para complicar aún más las cosas, su libido largo tiempo inactiva, no
está definitivamente lista para vivir con este nuevo Gavin, que no es un
vaquero, pero tiene la actitud de demostrar que es todo un McKay.
Compartir un mismo techo, sus problemas y sus triunfos es demasiada
tentación, y en poco tiempo, Gavin y Rielle están compartiendo una cama.
¿Pero compartir sus corazones y vidas para siempre? Esa es una cuestión
diferente.
Advertencia: Contiene una heroína luchadora e independiente que no
necesita un hombre para cuidar de sus necesidades fuera de la habitación y un
héroe dulce, sexy y mandón que está preparado para el desafío de demostrarle
que estaba equivocada.

Capítulo 1
Agosto...
—Sierra Daniels. Por favor, póngase de pie.
Ella se puso de pie. Lo mismo hizo Gavin.
—¿Quiere decir algo antes de discutir su caso?
Gavin miró los miembros de los tribunales de adolescentes y luego al
magistrado.
—¿Me permite hablar en nombre de Sierra, señoría?
La dura mirada del juez se enfocó en él.
—¿Y usted es?
—Gavin Daniels, Su Señoría. El padre de Sierra.

Estoy de acuerdo en que sería una buena lección para mi hija. Sr. estuve reunido con el juez O'Connor y él me concedió la custodia exclusiva de Sierra a petición de su madre.. Una pausa. —Y para ser honesto. ¿Qué tiene para decir.. El día que mi hija fue detenida el mes pasado. Wyoming? —No en tu vida.—Permiso concedido. El magistrado miró a Sierra. declaró su culpabilidad y el guardia de seguridad recuperó los artículos robados. Ya que no estoy legalmente obligado a vivir en Arizona. retiraré los cargos siempre y cuando no vuelva a tener ningún contacto con la tienda y no tenga incidentes posteriores en los próximos seis meses. que su padre la obligue a trasladarse a Wyoming es suficiente castigo. —¡No me llames así! —Ella estaba pisoteando. —¿Dónde será eso? —Sundance. —Sí. —¿Has terminado? —Preguntó con frialdad. —¡Te odio y nunca nunca nunca te perdonaré por esto! ¿Por qué estás arruinando mi vida? Ahogado silencio llenó el aire. Wyoming. cariño. —¿Y por qué. — Gavin disparó a Sierra una mirada dura cuando ella abrió la boca. Pero respetuosamente solicito que considera una alternativa. Entonces esta infracción será borrada de su registro de menores. Su Señoría. —Puesto que es su primera ofensa. Por el rabillo del ojo vio a Sierra quedarse boquiabierta ante él. . pero Gavin mantuvo su atención en el magistrado. nos mudaremos cerca de la familia. —¿La semana que viene? —Preguntó el magistrado con escepticismo. señor Daniels? —Porque nos estaremos mudando fuera del estado la próxima semana. Daniels? —Entiendo que una pena de servicio comunitario se dicta a menudo en un caso como este. —¿Cambiarás de opinión acerca de que me mude a Ninguna Parte.

Una vez más se había quedado ahí sosteniendo el bolso. Su anuncio en los tribunales de adolescentes había sido como un shock para ella. Se había vuelta hosca y desafiante. No era la primera vez que Sierra había profesado su odio por él. algo que incluso su psicótica madre no había sido capaz de hacer. Fue entonces cuando él supo que ambos necesitaban un cambio drástico. que el mal comportamiento había sido la norma para Sierra desde el comienzo de su primer año. Rompió el toque de queda sin explicación ni disculpa. Allí estaba. le puso Corona XR. Su egocéntrica ex no había considerado cómo sus acciones afectarían a Sierra. El problema era. Se tragó la mitad del whisky de un solo trago.Escuchó sus pasos desvaneciéndose en el suelo de baldosas. cuando Ellen anunció repentinamente que se iría a París con su novio du jour. impotente frente a la puerta de su habitación.. una bendición. La próxima semana estaría viviendo en Sundance. espera.. escuchando a su hija llorar. Dios sabía que su rabieta no estaría completa sin un portazo haciendo temblar la casa. Espera. ni sería la última. La condenada chica estaba haciendo que volviera a beber. que había llamado a Charlie y Vi.. un infierno. Sus notas habían bajado. igual que su madre. Así que Gavin consideró un presagio. Gavin llenó su vaso con hielo. ella firmó para entregar la custodia completa de su única hija por un año. a continuación. Compartir la custodia con su ex esposa significaba que sus intentos de mantener a su hija en el camino correcto eran ignorados en gran medida cuando Sierra se quedaba en casa de Súper Mamá. Capítulo 2 . Evidentemente Ellen no quería responsabilidades parentales estropeando un buen rato en París. Había llamado a Rielle. Mintió acerca de sus planes. Pero su arresto había sido el colmo de los colmos. Si no se mataban primero en el viaje de dieciocho horas a Wyoming. y estos habían contratado un camión de mudanzas. sobre todo después que su ex esposa hubiera llamado el hurto “un pasajero rito adolescente” y excusado el mal comportamiento de Sierra. Después de años de batallas por la custodia. Sí. Slam. contando los segundos..

no tienes que quedarte aquí. Pero tienes que admitir que nunca pensaste que se mudaría aquí permanentemente y se hiciera cargo de la propiedad.—No puedo creer que el hombre te esté lanzando fuera de tu propio dormitorio. —Aprecio la oferta. Rory se dejó caer en la cama. Mi cabaña estará vacía la próxima semana cuando me vaya a la universidad en Laramie. Inútil discutir con su testaruda hija cuando se trataba de sus opiniones sobre la familia McKay. —Sigo diciendo que es una suerte que te hayas quedado como cuidadora y él no debería esperar que tu traslades tus cosas en cualquier momento. —El apellido de Gavin es Daniels. —Lo sé. actúa como un McKay. pero Gavin dijo que se se tomarán un par de días para jugar de turistas. Rielle trasladó una pila de ropa de cama a la cómoda. así que asumo que estarán estableciéndose para entonces. lo cual es irónico. Y no es como si Gavin me esté echando fuera —sus ojos se estrecharon en su hija— tiene todo el derecho de hacerlo porque es el dueño de esta casa.. Rory siguió. —Es culpa mía ya que no me he esforzado en conseguir que Construcciones West comience mis planes de construcción. Si parece un McKay. ya que él es un McKay. Sierra comienza la escuela en una semana. Qué gilipollas. —¿Has conocido a la precoz y preciosa Sierra? Rielle utilizó una almohada decorativa para darle al brazo de Rory.. —¿Él tiene suerte? Te recuerdo que yo tengo suerte y no me atrevería a estar viviendo aquí si no fuera porque Gavin me salvó de la ruina financiera. —¿Cuándo llegarán? —Preguntó Rory. opiniones que ella misma compartía con frecuencia. —Semántica. pero está bien. —Ruina financiera —se burló Rory—. . Rielle ignoró el comentario de Rory y arrastró la caja en la última habitación de la planta principal. Sólo compró los terrenos y edificios para superar a los McKays. Rory despidió su comentario con la mano. —Salieron hoy de Scottsdale. En serio. —Mamá. entonces es un McKay.

pero de alguna manera dudaba que sus muebles de Arizona encajaran con la decoración del oeste. Estoy tan malditamente orgullosa de ti. —Sé que lo estás. desde piezas de tractor oxidado e implementos domesticos de madera antigua a recuerdos de rodeo. La habitación reflejaba su personalidad y filosofía de vida: artículos extravagantes. Y no te quejes porque será impresionantemente divertido. —Casi tengo miedo de preguntar. pero su lado práctico le advirtió que Gavin podría ver una habitación vacía como un movimiento hostil. —No me lo recuerdes. otras no. una versión tamaño gigante de ella en vez de una mini-yo. tiendas de segunda mano y ventas de garaje buscando piezas del oeste. mamá. Su corazón le decía que despejara este espacio porque todo en él era personal. Pero detente o empezaremos a llorar. —Ella la sostuvo un poco más fuerte. muy bien. 1 En español el original 2 Univerdad de Wyoming . Mucha gente por aquí dijo lo mismo sobre ti cuando tenías dieciséis años. ese argumento no va a funcionar. al igual que había hecho un centenar de veces. —Huh-uh. Pusiste una cuerda en mi cuello desde que era una chiquilla. Habrá un montón de lágrimas cuando me vaya. Rory se alzaba sobre ella por veinte centímetros. —Y mira que funcionó. —Rielle se paró frente a Rory y colocó un mechón de su pelo rubio salvaje detrás de la oreja. comprando en subastas. Con metro ochenta y cinco. Orgánicos mezclados con suntuosos. Apoyó el hombro contra el marco de la puerta. Colores vibrantes y patrones de tela escogidos al azar y texturas. Con un poco de imaginación había reutilizado todo. Nunca tuve la oportunidad de meterme en problemas. —Rory la abrazó—. bohemios y viejos elementos entremezclados con nuevos. un puesto en la UWYO 2 mientras trabajabas en tu maestría. Rory. Si Gavin quería reemplazarlo con su mobiliario. Rielle optó por dejar el mobiliario existente en la sala grande de la planta baja. Aurora Rose Wetzler.—Cuidado. Algunas piezas eran de alta gama. —¿Qué? —Terminemos esta mierda porque tengo una sorpresa para ti más tarde. Todavía experimentaba esa misma abrumadora explosión de amor como lo había hecho la primera vez que había acunado ese bebé chillando en sus brazos hace veinticuatro años—. Había pasado meses decorando el salón principal. dejando vagar la mirada. Limpiaron las habitaciones más grandes de arriba. mamacita1. Ojos verdes idénticos a los de Rory contenían su propio brillo diabólico.

—Espero que hagas esas bebidas muy fuertes. Entrar en la cocina reforzó la melancolía de Rielle. trozos de hierba de limón entrelazados en la parte inferior con un trozo de jengibre confitado de color ámbar. Entonces dijo alegremente: —Vengan hasta el bar. —Suena celestial —dijo Ainsley—. La música salía de los altavoces para iPod y ondeaba alrededor de la isla. Rory asomó la cabeza por la puerta giratoria que separaba la cocina del gran salón. —Tu martini está listo. —Ainsley sonrió a Rielle—. Incluso si el cóctel sabía horrible. señoras. Rielle se deslizó en el taburete. Rielle escudriñó las tres copas. justo a tiempo. ella se sentía como si su casa estuviera siendo invadida. la casa estaba llena de vida con Rory en la residencia. vecina. y prueben mi último brebaje. cantando melodías country. —Por el apoyo de los buenos amigos. ella conseguiría una A por la presentación. Platos de aperitivos estaban organizados a través del servicio de bar y comedor. . Rory. Hey.Pero maldita sea. 3 Generalmente es un pedazo de cáscara de cítricos utilizados como adorno de cóctel y para agregar sabor cuando se añade a una bebida mezclada. Ainsley levantó su copa. ¿Estás lista para esto? —¿Lista para qué? Rory juntó los labios. porque he tenido un día asqueroso. ¿De qué es el twist 3? —Jengibre y hierba de limón confitada. Y ahí está. Rory movía la coctelera vigorosamente y llenaba copas de martini de un líquido color amarillo pálido. Un martini de limón con un toque asiático. —¿Estás esperando a alguien más? —Sip. Copas con montura de azúcar. —¿Quién? La puerta se abrió y Ainsley Hamilton entró y se deshizo de sus altos tacones. una rodaja de limón.

Pero fue lo que dijo mi amoroso pero despistado marido lo que te molestó. no cuarenta. —No eres responsable de las estupideces que Ben dice más de lo que eres responsable de la mierda tonta que dicen todos los hombres. —Cada vez suenas más como Ben con cielo esto y cielo lo otro —replicó Rielle. Mamá. —¿Quién va a la ciudad? —Todas. y escucha. Verás. —Me lo tomaré como un cumplido. Malditamente potente. Aparta la animosidad. la doctora Monroe? ¿Tuve que arreglar una cita con un cirujano plástico como parte de esta intervención embarazosa? —Joely tenía planeado venir. —Ainsley inclinó hacia atrás otro trago—. —Sabía que lo tomarías por el lado equivocado. Tomé la receta de un tipo que atiende un bar en Laramie. así que solo tomaré uno. porque es una autoimagen seriamente jodida. Y vamos hablar de tu afirmación de que te ves como una bruja. —Ainsley fue directo a la cara de Rielle—. Sus mejillas se calentaron. —Lo dijiste cuando estabas sobria. Rory. —Entonces. Rory volvió a llenar la copa de Rielle y envió Ainsley una mirada insolente. odiando el recordatorio del comentario de Ben cuando en broma había adivinado su edad de cincuenta. cielo —le recordó Ainsley.Chocaron copas y tomaron el coctel. esta tiene que ser la mejor bebida que hayas hecho nunca — dijo Rielle. —Su cabeza había golpeado tan horriblemente a la mañana siguiente que había tomado literalmente una sucia siesta en su jardín. —Gracias. —¿Todavía eres la chica de las bragas puestas. sobre nuestra discusión en tu cuadragésima fiesta de cumpleaños la semana pasada. pero no puedo tomar todo el crédito. —Uau. la que se hace cargo de todo? . —Se pavoneó—. —Ella puso sus codos sobre el mostrador—. No eres vieja. pero su lengua se agudizó. pero la llamaron para asistir un parto. así que siento la necesidad de arreglarlo. Rielle vació su copa. ¿dónde está tu otra cohorte en el crimen. Rory y yo hablamos. —No puedo ser responsable de nada de lo que dije. hermana. dando otro sorbo. —Es fantástico.. ya que todas ustedes me emborracharon. ¿A menos que vayamos a la ciudad? Rielle frunció el ceño..

Por suerte Ben y Ainsley estaban dispuestos a olvidar el pasado. Habían empezado con el pie equivocado cuando Ainsley había estado involucrándose con Ben McKay. divertida. Sólo sintiéndome idiota por abrir mi boca. —Ella levantó la cabeza—. Le había tomado un par de meses tragarse su orgullo y pedir disculpas. —Te pondremos en manos de Nikki esta noche. —No. Es un asco hacer frente a este estúpido orgullo y la cosa de la edad. —¿Nikki? —Rielle sabía que sus ojos se abrieron cómicamente amplios—. Tenemos que arreglar eso. perdóname. atenta y trabajas más duro que nadie que conozca. volviendo la cara hacia la izquierda y la derecha—. Rory. Pero después que Ainsley defendió a Ben y peleó con ella por la forma en que lo había tratado. Yo lo veo. pero no tengo tiempo para preocuparme con un peinado de fantasía cuando me paso los días cavando en la tierra o sudando en la cocina. ¿Hace cuánto tiempo tu mamá lleva el pelo de esta manera? —Tanto como puedo recordar. Rory lo ve. Rielle se dio cuenta que los había ofendido a ambos. —Por eso exactamente es que necesitas un corte inteligente. —¿Y cómo vamos a hacer eso? Rory sonrió. Rielle permaneció callada y trazó el borde azucarado de su copa de martini.. —Pero no tienes que tratar con esto sola. —¿Mamá? ¿Estás llorando? —Preguntó Rory con un dejo de temor. a menos que lo hayas olvidado por los chupitos de tequila. Es una pena que tu no. Tienes una estructura ósea increíble. —Ainsley se aferró a la barbilla de Rielle. Ahora ella y Ainsley eran mucho más cercanas de lo que Rielle nunca había sido con Ben. Pensamos que quizás si te ayudamos a cambiar tu apariencia externa. —No. Y aquí va el tema del que no quieres oír hablar. Lo escondes en lugar de resaltarlo. No todos los estilos son de alto mantenimiento. —Bueno. ¿Tu amiga que llevaba un Mohawk verde y púrpura en décimo grado? . La optimista Ainsley no se andaba con rodeos y pensar que eso no le había gustado inicialmente de la mujer. —Ella sonrió con picardía—. —Ainsley enganchó un mechón fino del largo cabello rubio de Rielle—. es un estilo anticuado —corrigió Ainsley. Eres bella por dentro y por fuera. —Es un estilo fácil —protestó Rielle. Eres una persona maravillosa.—Al menos hasta que llego a casa y Bennett me hace quitármelas.. entonces podrías verlo y sentirlo. Te has convertido en una de mis mejores amigas desde que me mudé con Ben. dulce.

no debería ser un calvario agregar este cambio en la lista. Creo que tu mamá tiene miedo de lucir caliente y que hombres se fijen en ella. sólo preocupación. nunca lo haría. —No sé si esto sea una buena idea. Tal vez las bebidas reforzaron su coraje. Así que vamos a llevarte rápidamente al salón de belleza y te transformaremos de una chica hippie a una chica moderna. Ya hemos hablado de esto y ha pensado en un corte fresco para ti. cada tijeretazo del camino. —Pero… —¿Sabes qué? —La interrumpió Ainsley—.—Ella ha atenuado el factor de shock. —¿Pelo de espantapájaros? —Repitió Rielle—. Una vez que ella ya no se esconda detrás de todo este pelo de espantapájaros.. Siempre me has dicho que el cambio es inevitable. Estaremos allí. Por ti. El cielo sabía que si la decisión dependiera de ella. ¿Has estado poniendo expectativas en mí que no estés dispuesta a aplicar en ti misma? —¡No! He estado haciendo cambios en mi vida. la verdad es que incluso eso podría ser una mejora. —Bien. ¿En serio. —La mayoría obligados.. Ella jura que este estilo es fácil de manejar y le quitará diez años a tu cara. Es todo este pelo hippie. Ella se bajó del taburete. —Pero no creo que la cara sea el asunto. Ainsley cubrió su brazo alrededor del hombro de Rielle. —Ainsley terminó su bebida—. Pero si termino luciendo como Carrot Top. —Aquí es donde entro yo. —Cielo. —Tienes que hacer esto. —Rory se cernió sobre ella—. Ainsley? Los ojos de Ainsley no contenían ni un poco de malicia. no es que ella fuera a admitir. —Entonces. me las pagarán. . encontrará un hombre.