Está en la página 1de 1

PLEGARIA DEL CAMINANTE DEL SENDERO DE LA

VIDA
Dios mío!... Soy un caminante que viajo por el camino que el
destino me ha trazado.
En cada paso que dé, ayúdame a que lo dé en tierra firme.
Hazme levantar los pies para no tropezar. Si encuentro
obstáculos que no sean los que yo mismo me he puesto y si los
hay, prepárame para vencerlos.
Retira de mi mente el pesimismo, llena mi corazón de fe. Dame
palabras de aliento para los que encuentreN el camino. Dame
fuerzas para alentarlos y ayudarlos.
No permitas que mis sentimientos se mancillen por el odio.
¡Dame alegría para saludar el día!
¡Dame paz para recibir la noche!
Retira de mis labios la maledicencia y la mentira, ayúdame a
decir siempre la verdad.
La paz que me das, concédeme compartirla con los que ME
rodean.
¡Dame sabiduría para enseñar!
¡Dame palabras adecuadas para corregir!
Permite Señor que todo lo que me rodea: las plantas, los
animales y la humanidad vean en mí un compañero de viaje, un
hermano y sobre todo un amigo.
Permíteme Señor que donde yo llegue o donde esté, también
llegue y esté la paz.
Permíteme Señor que mis miradas, mis palabras y mis hechos
no sean para herir a nadie sino para consolar, para animar y
sobre todo para enseñar.
Que no tengan motivos para decir que yo he sido su destructor.
Permíteme Señor que en mi camino mi pie no resbale, que esté
firme, que deje una huella impregnada de seguridad, de
altruismo y de fe.
Yo sé que en cielo y en mi conciencia tengo un Padre que me
ama, una Madre que me guía y un Cristo que me salva.
¡¡¡ DIOS !!!
V.M. LAKHSMI